Ordenan proteger restos de mamuts en Santa Lucía

RUBÉN MOSSO, MILENIO

Resolución judicial. El INAH deberá informar también si la edificación del nuevo aeropuerto afecta investigaciones.

Descubren más de 130 restos de mamuts en Santa Lucía. (Especial)
Descubren más de 130 restos de mamuts en Santa Lucía. (Especial)

Un juez federal ordenó al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) delimitar el área donde realizan trabajos de investigación, recuperación y restauración de vestigios paleontológicos para evitar que la maquinaria que se utiliza en las obras de construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en la Base Aérea Militar de Santa Lucía en el Estado de México, destruya sus hallazgos.

La resolución también señala que el INAH deberá informar al juez si la construcción de la terminal aérea le está impidiendo ejecutar su proyecto de investigación de fósiles para determinar qué medidas se deben adoptar.

Juan Carlos Guzmán Rosas, juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa del Primer Circuito, otorgó una suspensión a un quejoso que demandó que se protejan los trabajos y hallazgos; sin embargo, rechazó frenar las obras de construcción que se realizan en la base aérea militar.

El juzgador puntualizó que el INAH debe informar si la construcción de la infraestructura aeroportuaria le impide ejecutar su proyecto de investigación; asimismo, si dichas obras afectan o no la identificación, investigación, recuperación, rescate, protección, restauración, rehabilitación, vigilancia y custodia de los fósiles relacionados con los mamuts encontrados, en términos de la Ley Orgánica que le rige, así como la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos. Los restos fueron localizados durante los trabajos que realizan expertos del INAH desde abril de 2019 debido a que la zona donde será edificado el aeropuerto está ubicada en lo que fue el lago Xaltocan, por lo que se tenía certeza de que había fauna pleistocena, que data de 35 mil años antes de nuestra era.

Al inicio de los trabajos, el Instituto Nacional de Antropología e Historia comisionó a tres arqueólogos con asistentes; sin embargo, al paso de los estudios incrementó el número de expertos y actualmente laboran 31 arqueólogos, cada uno con su equipo de trabajo y tres restauradores.

HALLAZGOS

En las últimas semanas el instituto informó sobre el hallazgo de restos de 60 mamuts en los terrenos de la base aérea, donde se construye el aeropuerto Felipe Ángeles.

7 de cada 10 que perdieron su empleo por la pandemia son jóvenes

ERNESTO MÉNDEZ, Excelsior

La Alianza Jóvenes con Trabajo Digno dio a conocer que la mayor parte se concentra en el sector servicios y turismo, principalmente en Quintana Roo, Nayarit y la Ciudad de México.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), durante mayo se perdieron 344 mil 526 empleos formales, que sumados con los despidos de marzo y abril, la cifra supera el millón de empleos perdidos.
Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), durante mayo se perdieron 344 mil 526 empleos formales, que sumados con los despidos de marzo y abril, la cifra supera el millón de empleos perdidos.

CIUDAD DE MÉXICO. El 70 por ciento de los mexicanos que se quedaron sin empleo por la pandemia del Covid-19 son jóvenes de hasta 29 años de edad, lo que representa un riesgo, no sólo para su desarrollo personal, sino para las familias, las comunidades y el país en su conjunto.

En conferencia de prensa virtual, la Alianza Jóvenes con Trabajo Digno dio a conocer que la mayor parte de estos casos se concentran en el sector servicios y turismo, principalmente en los estados de Quintana Roo, Nayarit y la Ciudad de México.

“A los primeros que corrieron en esta pandemia fue a las y los jóvenes; de los empleos formales registrados ante el IMSS que se perdieron en marzo, el 70 por ciento fueron de jóvenes de hasta 29 años de edad, la pérdida de empleos es gravísima para todos, pero más para jóvenes que ya tenían un mayor nivel de desempleo desde antes de esta emergencia”, advirtió Andrea Méndez, directora de Fundación Forge México.

La brecha de desempleo para jóvenes se hizo más grande, ya que la tasa de desocupación en el mes de abril para este sector de la población creció a 41 por ciento, mientras que para los no jóvenes se colocó en 28 por ciento.

Daniela Dorantes, directora de Servicios a la Juventud señaló que desde antes de la emergencia sanitaria las condiciones de trabajo para los jóvenes ya eran adversas con trabajos más precarios.

“Antes del Covid-19 y de esta crisis económica la mayoría de las y los jóvenes que trabajaban carecían de salario suficiente, de contrato estable, afiliación sindical, además muchos padecen de subempleo y muchos otros en contraste tenían jornadas laborales excesivas”, detalló.

El 67 por ciento de los jóvenes ocupados carecían de un ingreso suficiente para cubrir el costo de la canasta básica para una familia de dos personas, 31.61 por ciento carecían de afiliación a la seguridad social por su trabajo; el 7 por ciento estaba subempleado; 25 por ciento tenía jornadas laborales excesivas por encima de 48 horas a la semana y el 43 por ciento no contaba con prestaciones.

María Ayala, integrante de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza destacó que el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que brinda una beca por 12 meses a los beneficiarios para adquirir experiencia, no crea empleos y no es suficiente, por lo que la sociedad civil está dispuesta a cooperar con el gobierno federal para la generación del millón 200 mil empleos que se requieren cada año y recuperar todos los que se han perdido por el Covid-19.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), durante mayo se perdieron 344 mil 526 empleos formales, que sumados con los despidos de marzo y abril, la cifra supera el millón de empleos perdidos.

Victoria para ‘dreamers’: Trump no puede rescindir DACA, determina Corte Suprema

Aristegui Noticias, Redacción AN / SH

El programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia protege de la deportación y permite trabajar a las personas que ingresaron ilegalmente a EU siendo menores de edad.

Foto: Reuters

La Corte Suprema de Estados Unidos dio un revés a

la política antiinmigrante del presidente Donald Trump, pues hoy se pronunció contra su intento de poner fin al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), el cual protege de la deportación a cerca de 700 mil jóvenes, conocidos como “Dreamers”, quienes ingresaron ilegalmente a Estados Unidos siendo niños.

La votación fue de 5 a 4, con el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, emitiendo el quinto voto decisivo que buscaba unir las alas liberales y conservadoras de la Corte.

NPR destaca que Roberts y los cuatros jueces liberales de la Corte dijeron que la decisión del Departamento de Seguridad Nacional de rescindir DACA fue arbitraria y caprichosa bajo la Ley de Procedimiento Administrativo.

El fallo asegura que el gobierno no dio una justificación adecuada o suficiente para poner fin al programa federal. No obstante, apunta a que la administración Trump podría volver a intentarlo al ofrecer una explicación más detallada de su acción.

En septiembre de 2017, el presidente Trump ordenó al Departamento de Seguridad Nacional poner fin al programa iniciado en 2012 durante la administración de Barack Obama al catalogarlo como “ilegal”.

DACA es un programa con requisitos estrictos que permite a los jóvenes traídos a los Estados Unidos como niños solicitar un estatus temporal que los protege de la deportación y les permite trabajar. El estado tiene una duración de dos años y es renovable, pero no proporciona un camino hacia la ciudadanía.

En una disidencia, el juez Clarence Thomas, junto con los jueces Samuel A. Alito y Neil M. Gorsuch, dijo que la mayoría había sido influenciada por la simpatía y la política.

“La decisión de hoy debe ser reconocida por lo que es: un esfuerzo por evitar una decisión políticamente controvertida pero legalmente correcta”, escribió el juez Thomas. “El tribunal podría haber dejado en claro que la solución que buscan los encuestados debe provenir del poder legislativo”.

Tras darse a conocer la noticia, el presidente Trump no tardó en atacar la decisión y en un mensaje a través de Twitter aseguró que este tipo de decisiones desde la Corte Suprema son “disparos de escopeta en la cara de personas que se enorgullecen de llamarse republicanos o conservadores“.

“Necesitamos más jueces o perderemos nuestra Segunda Enmienda y todo lo demás. ¡Vota Trump 2020!“, agregó el mandatario.

Previo al anuncio, Trump dijo en una entrevista para Fox que la Segunda Enmienda, aquella que permite a los ciudadanos estadounidenses poseer y portar armas, corría peligro de desaparecer en caso de que el demócrata Joe Biden llegara a la presidencia el próximo noviembre.

El fallo de la Corte este jueves es el segundo en la semana que representa un fuerte golpe a la administración Trump.

El primero tuvo lugar el pasado lunes, cuando el tribunal dictaminó que los trabajadores homosexuales y transgénero estaban protegidos por una ley histórica de derechos civiles. El presidente del tribunal Roberts también fue mayoría en esa decisión.

Transportistas se manifiestan en Chilpancingo; piden apoyo económico

Héctor Briseño y Sergio Ocampo, corresponsales La Jornada

Chilpancingo. Luego de concentrarse más temprano en el bulevar Vicente Guerrero y en la caseta de peaje de La Venta, en la Autopista del Sol, unos 500 concesionarios y chóferes de taxis colectivos amarillos de Acapulco, viajaron hacia Chilpancingo, y protestan afuera de las oficinas del Palacio de Gobierno en esta capital, para demandar al gobierno federal y estatal que les otorguen los programas del Créditos a la Palabra; despensas, y que termine el programa Hoy No Circula, que rige en ese centro turístico.

Los trabajadores del volante llegaron en caravana a Chilpancingo, a bordo de más de 500 taxis colectivos y locales hasta el Palacio de Gobierno, en donde demandaron una audiencia con el gobernador Héctor Astudillo Flores.

Entrevistado durante la protesta, Federico Macías Pérez aseguró que en Acapulco al menos el 60 por ciento de los cerca de 10 mil transportistas, no han podido laborar normalmente debido a la pandemia de Covid-19, lo que ha provocado pérdidas económicas de hasta un 70 por cierto en sus percepciones económicas.

Denunció que la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, se ha negado a atender sus demandas, principalmente se le pidió cancelar el Hoy No Circula, además de que sólo les entregó una despensa en los casi tres meses que van de la cuarentena por el coronavirus.

Insistió en que al gobierno estatal le solicitaron la suspensión del pago de licencias, placas de circulación y que les otorgue vales de gasolina. Y al gobierno federal, en este caso al delegado Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, que sean beneficiados con 25 mil pesos que da el programa Créditos a la Palabra, para paliar un poco la situación de crisis económica en que se encuentran los choferes de Acapulco .

Antes, en la primera manifestación realizada en el puerto, el dirigente transportista Omar Reyes Campos reprochó que “no hemos recibido ningún apoyo de ninguna autoridad”, y advirtió que debido a la crisis económica generada por el Covid-19 y la falta de atención del gobierno, podría registrarse un levantamiento armado.

Finalmente, Federico Macías confirmó que en el puerto de Acapulco, varios de sus compañeros resultaron contagiados de Covid-19, aunque no mencionó el número de casos positivos, ni las defunciones por el virus.

México, bajo la lupa por manejo contra la pandemia de Covid-19

Forbes Staff, Junio 16, 2020 5:55 pm

México tiene la séptima cifra más alta de decesos relacionados al Covid-19 en el mundo, y una de las tasas de pruebas más bajas entre las principales economías.

Reuters.- México decidió atravesar el brote de coronavirus insistiendo en que podría vencer a la pandemia sin pruebas masivas, pero a medida que las muertes aumentan tras salir lentamente de dos meses de confinamiento, tanto los partidos de oposición como los aliados del presidente han roto con la estrategia gubernamental.

La cara visible de la lucha contra la epidemia en el país, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, evitó repetidamente las pruebas masivas argumentando que se hizo un mejor uso de los recursos para, entre otras cosas, incrementar el número de camas para los pacientes del virus.

Sin embargo, a medida que aumentan las muertes y los casos, el funcionario ha venido posponiendo su estimación de cuándo la pandemia llegará a su punto máximo, lo que llevó a los estados controlados por la oposición a realizar más pruebas para ver hasta qué punto se ha propagado el virus.

Incluso, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha insinuado que avala el aumento de los tests.

“¿Cómo puedes terminar una cuarentena si no tiene datos claros y el número de muertos continúa al alza?”, se preguntó Lorena Villavicencio, diputada de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), cuyo líder en el Senado, Ricardo Monreal, figura entre quienes han pedido más pruebas.

La incertidumbre sobre la pandemia ha ayudado a galvanizar a la oposición, debilitada tras las elecciones de 2018 que entronizaron a López Obrador en el poder.

Y el uso cada vez mayor de instalaciones médicas privadas para aumentar la capacidad de pruebas ha significado que los datos federales de coronavirus ya no reflejan completamente la situación en México.

Con más de 17,500 muertes, México tiene la séptima cifra más alta de decesos relacionados al Covid-19 en el mundo, y una de las tasas de pruebas más bajas entre las principales economías.

El 3 de junio, dos días después de que comenzó una salida gradual del confinamiento, México registró su mayor número de muertes diarias, 1,092, que autoridades achacaron a una actualización de muertes previas no registradas.

A la mañana siguiente, López Obrador recordó que la estrategia del gobierno fue ideada por López-Gatell y el secretario de Salud, Jorge Alcocer.

“La conducción de todo el proceso para enfrentar la pandemia quedó en manos de ellos”, dijo. “No fueron los políticos los que decidieron sobre el qué hacer. Todas las etapas las fueron diseñando ellos, nos ajustamos todos a sus recomendaciones”.

Pero ya desde antes, los estados gobernados por la oposición en el norte y centro de México trabajaron para compartir información, incluso, con el sector privado.

En abril, los ejecutivos de la automotriz coreana Kia en la ciudad norteña Monterrey pusieron en contacto a funcionarios del estado Nuevo León con médicos surcoreanos que ya habían atendido la pandemia en su país.

Más tarde, Nuevo León trajo a colegas de los estados vecinos de Tamaulipas y Coahuila a las sesiones de entrenamiento.

México no proscribe, pero no alienta pruebas

Con ayuda del sector privado, los estados Nuevo León y Coahuila han realizado más de 40,000 pruebas y confirmado 3,000 casos no reportados por las cifras federales, según registros oficiales.

El recuento federal omite algunos datos de pruebas privadas porque incluyen en su cuenta a los portadores asintomáticos, dijo José Luis Alomía, director de epidemiología de la Secretaría de Salud de México.

La semana pasada, el recuento federal sobrepasó las 12,000 pruebas por día por primera vez, triplicando las cifras de principios de mayo, cuando algunos países europeos estaban testeando a un ritmo de 100,000 pruebas diarias.

Foto: Presidencia.

Ciudad de México, una de las más pobladas del mundo y administrada por el oficialista Morena, también está probando más para ayudar a rastrear casos y aislar a los portadores asintomáticos, dijo la secretaria de Salud local, Oliva López.

“Estamos tomando alrededor de 1,000 pruebas diarias y queremos incrementar a 2,700”, dijo a Reuters. “Podemos llegar a ese número en el transcurso de un mes. Es la meta”.

López-Gatell, sin embargo, insiste en que lo importante no es la cantidad de pruebas, sino cómo se usan.

“No existe ninguna conexión científica, lógica, automática, entre el número de pruebas y el éxito del control (del virus)”, aseguró la semana pasada el epidemiólogo de 51 años.

Pero ese no es exactamente el mensaje que ha enviado la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni su brazo en el continente, la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Inicialmente, la burocracia federal tardó en dejar que las instalaciones de salud privadas evaluaran, dijo Guillermo Torre, rector de TecSalud, el sistema de salud de la Universidad Tecnológica de Monterrey: “(Conseguir) el sello que te permite hacer las pruebas fue una verdadera molestia”, opinó.

Sin embargo, el doctor José Ignacio Santos, secretario del Consejo de Salubridad General (CSG), el ente que se encarga de diseñar la política de salud del país, defendió la estrategia gubernamental de realizar menos tests.

“México no está proscribiendo el uso de pruebas, no está alentándolas”, dijo a Reuters.

Modelo Centinela

La estrategia inicial de México fue utilizar el llamado Modelo Centinela establecido en 2006 para rastrear enfermedades similares a la influenza estacional a través de una red de 475 estaciones de monitoreo.

El modelo, explicó López-Gatell, permitió a México hacer proyecciones con datos parciales como una “encuesta de opinión”.

Pero la estrategia no fue diseñada para el nuevo virus, ni esas estaciones pudieron dar una visión general representativa de México, opinó el exsecretario de salud Salomón Chertorivski.

Imagen: Mohamed Hassan/Pixabay.com

“Si deseas monitorear una nueva pandemia en tiempo real, simplemente te brinda información muy limitada”, dijo.

Argumentando que el mapeo exhaustivo no era realista, López-Gatell se ha centrado en conservar las instalaciones médicas para los más necesitados y alentar al público a autoaislarse.

Eso ha ayudado a controlar la saturación hospitalaria, pero también significa que algunas personas no pueden obtener ayuda hasta que es demasiado tarde, dicen los críticos. El gobierno ha negado tales afirmaciones.

Daniel Díaz, secretario de Salud del estado de Guanajuato, dijo que la estrategia también pasó por alto a los portadores asintomáticos, que representaron uno de cada cinco casos en su estado. Muchos de ellos no tomaron en serio el distanciamiento social hasta que se les hizo la prueba, sostuvo.

“Ya estamos entre los primeros lugares del mundo en contagios y en muertes y eso no es honroso y debe tener responsabilidades”, opinó el senador Germán Martínez, de Morena. “El presidente dejó todo en manos de científicos y los científicos dejaron todo al garete”.