Latinoamérica: Afrofeministas, unidas en la historia y la resistencia

 Lirians Gordillo Piña | Sem México

La Habana, Cuba | Martes 27 de julio de 2021 | — : —

La vida de las mujeres negras y mestizas de América Latina y el Caribe expresa una historia común de discriminación, resistencias y aportes sociales.

«No me di cuenta de que era negra hasta que fui a la escuela y mis maestros y compañeros me decían negra con desprecio, de una manera racista y discriminatoria», recuerda Massay Crisanto, de Honduras.

Crisanto fue una de las participantes en el panel «Mujeres negras: resistiendo para vivir. Marchando para transformar», organizado por la Marcha Mundial de las Mujeres (MMM) en Brasil.

La MMM es un movimiento mundial que reúne a colectivos y organizaciones feministas y de mujeres de todo el mundo. Fundada en 1996, la organización declara su lucha contra el patriarcado, la violencia contra las mujeres y la pobreza que genera el capitalismo.

El panel, transmitido en las redes sociales digitales, se dedicó al Día Internacional de la Mujer Afrolatina, Afrocaribeña y de la Diáspora que se celebra el 25 de julio. Desde 1992 se conmemora la fecha para llamar la atención sobre las realidades de las mujeres afrodescendientes, su historia y la necesidad de promover políticas públicas que ayuden a mejorar su calidad de vida y a erradicar el racismo y la discriminación.

Las participantes en el encuentro virtual reconocieron una historia de discriminación común que se ha expresado en las violencias sobre sus cuerpos, la expropiación de sus territorios, la explotación laboral y la invisibilización de sus aportes a lo largo de la historia.

«A esto se une el encarcelamiento de los hombres negros, el exterminio de la juventud negra y la hipersexualización de las mujeres negras. Prácticas que se mantienen hoy. Las balas perdidas encuentran siempre los mismos cuerpos, que son, en general, los de nuestros hijos», afirmó Juliana Mittelbach, de Brasil.

Mittelbach es enfermera, coordinadora de la Red de Mujeres Negras del Estado Paraná e integrante de la MMM. Durante su intervención, denunció la complicidad entre colonialismo, racismo, capitalismo y patriarcado.

«El capitalismo es un sistema que explota al pueblo y que tiene en su raíz el mantenimiento de las desigualdades con la explotación, la desvalorización, la aceptación y naturalización de la historia de esclavización. Por tanto, la población negra es una población subvalorada y puede estar en el mercado de reserva, en los peores lugares de trabajo», dijo la activista.

A partir del reconocimiento crítico de esta realidad, la MMM apuesta por una lucha interseccional contra todas las opresiones. A decir de Mariana Lacerda, de la MMM en Brasil, «no podemos darnos el lujo de renunciar a ninguna de estas luchas».

«Tenemos que intervenir en la actividad cotidiana combatiendo el racismo, en la búsqueda de una vida digna a partir de políticas públicas que puedan promover la igualdad racial. Tenemos que buscar un proyecto de sociedad antipatriarcal, antirracista y anticapitalista. Ese es el gran desafío, tener que actuar en todos esos frentes asegurando la supervivencia, a la vez que luchamos por un nuevo proyecto de sociedad», agregó Mittelbach.

Cuba, entre la historia y la transformación

La filósofa Analoy Lafargue compartió avances y desafíos de las mujeres afrodescendientes en Cuba, en representación de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

Lafargue reconoció la fortaleza de contar, desde 1961, con una organización de mujeres para impulsar la igualdad de género y la emancipación de las cubanas, a la vez que identificó vacíos y desafíos para las afrodescendientes en la nación del Caribe.

Las políticas a favor de la igualdad de género en el país impactaron positivamente en las afrocubanas, pero las investigaciones han develado que la pobreza en Cuba tiene rostro de mujer negra; ellas son mayoría entre las madres solteras jefas de hogar; están sobrerrepresentadas en el sector informal de la economía y enfrentan problemáticas como el embarazo adolescente.

Frente a estos problemas, la máster en Estudios Caribeños identificó, como una contribución, la existencia de afrofeminismos en el país y convocó a realizar acciones específicas en función de la diversidad de experiencias y realidades que viven las mujeres cubanas.

Lafargue destacó la necesidad de socializar la historia de lucha de las mujeres negras de los siglos XIX y XX. Propuso crear espacios de reflexión para generar conciencia racial y de género, de sororidad y empatía ante las diferencias y con compromiso social responsable.

En particular, planteó como un reto actual «representar con voz activa, agenda propia y articulada con la lucha antirracista, las necesidades emergentes de las mujeres afrodescendientes».

Necesitamos romper con la visión institucional de que todas las mujeres somos iguales, dijo.

«Sí, ‘somos iguales ante la ley, no iguales ante la vida’. Ello significa romper las barreras ideológicas de lo común heredado de la sociedad occidental, muy bien asumido por las sociedades occidentalizadas negando la realidad de sociedad fragmentada en la que hemos sido constituidos», reflexionó la activista cubana.

En Cuba existen el Programa Nacional contra el Racismo y toda discriminación, y el Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres, dos plataformas gubernamentales que, según la especialista, son fundamentales para luchar contra las desigualdades desde la interseccionalidad.

«Desde la imbricación comprometida y responsable de las plataformas nacionales creadas para hacerle frente al racismo, las discriminaciones y todas las formas de la violencia, con el acompañamiento del Estado y gobierno cubanos, las mujeres afrodescendientes con provecho de nuestras facultades podremos, en mayor o menor medida, enfrentar los desafíos históricos, sistémicos, sistemáticos, estructurales y emergentes que problematizan y condicionan nuestras vidas», concluyó la activista.

El presente articulo es propiedad en Sem México.

Lirians Gordillo Piña (2021) Latinoamérica: Afrofeministas, unidas en la historia y la resistencia. Sem México. Recuperado el 27 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/latinoamerica-afrofeministas-unidas-en-la-historia-y-la-resistencia/

Más mujeres en los cargos no significa que tengan agendas que resuelvan los problemas de género, afirma académica

CIMACFoto: Samantha Bushman

Anayeli García Martínez  |  Cima Noticias

Ciudad de México | Lunes 26 de Julio del 2021 | — : —

Esperar que las mujeres cumplan con todas las expectativas del movimiento feminista es un doble criterio de discriminación porque no existen esas expectativas hacia el trabajo legislativo de los hombres, afirmó la académica y coordinadora de la Red De Politólogas “No Sin Mujeres”, Flavia Freidenberg.

En el seminario “El Congreso que México necesita. Una reforma urgente” que realizó la Cámara de Diputados el 21 de julio, la investigadora expuso que no todas las legisladoras son iguales ni tienen los mismos intereses, pero además hay que considerar que en ocasiones enfrentan el dilema de mantener la disciplina partidaria o promover temas relacionados con las mujeres.

Al explicar cómo construir una democracia paritaria, Freidenberg señaló que las mujeres de la política tienen que defender sus agendas o ajustarlas con lo que el partido les pide y con lo que el movimiento de mujeres espera de ellas. “Más mujeres en los cargos entonces no significa más mujeres con agendas que resuelvan los problemas de las mujeres”, destacó.

De acuerdo con sus investigaciones, desde 1988 hasta 2021 en México se han elegido 6 mil diputadas y diputados, de los cuales  mil 590 han sido mujeres. Tras la elección del 6 de junio, en la Cámara de Diputados habrá 248 mujeres ocupando casi la mitad de los 500 espacios disponibles y más de 11 congresos tendrán mayoría de mujeres.

La investigadora señaló que “presencia, no significa agenda”, por ello advirtió que esperar que las mujeres cumplan con todas las expectitvas es un doble criterio de discriminación porque no existen esas expectativas hacia el trabajo legislativo de los hombres. Además, agregó ser feminista es una elección.

De las mujeres, dijo, se espera que hagan “revoluciones contra el orden divino, contra el orden patriarcal”, pero no se espera lo mismo de los hombres. No se espera que ellos hagan revoluciones porque se da por sentado y naturalizado que el poder está masculinizado. Sin embargo destacó que a las mujeres si hay que pedirles que trabajen por la igualdad.

La experta en representación política de las mujeres en México mencionó que no todas las mujeres tienen poder porque las instituciones están generalizadas. “Hay normas, hay prácticas que reproducen el predominio masculino”. 

Ejemplo de que las mujeres llegan a los cargos, pero no siempre obtienen poder es que ellas no lideran las comisiones claves, no consiguen desarticular los puntos de veto, es decir, no consiguen que sus iniciativas sean dictaminadas y no obtienen apoyo de las dirigencias partidistas para impulsar sus propuestas.

Freidenberg expuso que para hacer frente a esta situación es necesario construir parlamentos sensibles al género, centros de estudios y unidades de género que ayuden a la diputadas a hacer mejores diagnósticos y mejores políticas públicas, más legisladoras en órganos de decisión dentro de los congresos y más bancadas de mujeres.

21/AGM/LGL

El presente articulo es propiedad de Cima Noticias.

Anayeli García Martínez  (2021) Más mujeres en los cargos no significa que tengan agendas que resuelvan los problemas de género, afirma académica. Cima Noticias. Recuperado el 26 de Julio del 2021 en: https://cimacnoticias.com.mx/2021/07/26/mas-mujeres-en-los-cargos-no-significa-que-tengan-agendas-que-resuelvan-los-problemas-de-genero-afirma-academica

Delitos de homicidio a feminicidio: FGJCDMX

Delitos de homicidio a feminicidio: FGJCDMX

Luis Benítez | ContraReplica

—– | Martes 20 de Julio del 2021 | — : —

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) informó que la principal causa de feminicidios en la capital se debe a una escalada de violencia, sobre todo en el primer círculo de las mujeres.
De acuerdo con la dependencia hay alrededor de 50 carpetas de investigación que han sido reclasificadas como feminicidios ya que desde un principio se investigaron como homicidios dolosos.
“Las personas han sido detenidas por policías de investigación por un delito diverso, como narcomenudeo, y la agencia 50 será la encargada de hacer la imputación correspondiente por feminicidio, y contar por la tarde con las órdenes de aprehensión, para ejecutarlas”, expresó.
Laura Borbolla Moreno, titular de la Coordinación General de Investigación de Delitos de Género y Atención a víctimas de la FGJCDMX mencionó que la mayoría de los feminicidios son cometidos por el círculo más cercano de la víctima como parejas sentimentales, familiares, amigos y/o vecinos, incluso mencionó maestro y conserjes de escuelas.
“Esta es una constante, son los factores que intervienen y afecta en la violencia contra las mujeres”, aseguró Borbolla en conferencia de prensa. Asimismo, detalló que, desde la publicación de la Ley Olimpia en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el pasado junio ya se investigan mil 400 denuncias.
La funcionaria también comentó que en las últimas tres semanas se han vinculado a proceso 78 agresores sexuales de los cuales 29 ya fueron vinculados a proceso por violencia familiar, 31 de ellos por abuso sexual, 10 por violación, cinco por acoso, uno por violentar la intimidad sexual, otro por trata de personas y solo uno por feminicidio.
La FGJCDMX ha explicado que esta reclasificación de los delitos de homicidio doloso a feminicidio es con la finalidad de dar un acceso a la justicia a las víctimas.“La fiscalía especializada en este tema lo que ha realizado es la reclasificación de varios homicidios dolosos cometidos en contra de mujeres, entonces que son de otros años y se están actualizando o reclasificando este año, las cifras podrían decirse en términos generales son de incremento”; explicó Borbolla Moreno.
El domingo por la tarde diversos colectivos feministas se manifestaron en el Zócalo capitalino por el feminicidio de Susana Garrido, maestra de secundaria quien fue asesinada en abril por su exesposo, Jehu Carlos, en la alcaldía Magdalena Contreras.

EL presente artículo es propiedad de Contrareplica.

Luis Benítez (2021) Delitos de homicidio a feminicidio: FGJCDMX. ContrReplica. Recuperado el 20 de Julio del 2021 en: https://www.contrareplica.mx/nota-Delitos-de-homicidio-a-feminicidio-FGJCDMX-202120710

Reeducar a los hombres para enfrentar la violencia contra las mujeres: iniciativa camaral

Los marcos legales se quedan cortos para hacer justicia y garantizar la no repetición: diputada Tagle Martínez 

Se debe reconocer el feminicidio como emergencia nacional: diputada Briceño Zuloaga

Foro de análisis sobre la iniciativa en materia de trabajo reeducativo con hombres que ejercen violencias

Sara Lovera | Sem México

Ciuda de México |  Jueves 15 de Julio del 2021 | — : —

 Los marcos legales y de políticas se han quedado cortas para  integrar medidas necesarias para nombrar a los hombres que ejercen violencia contra las mujeres, hacer justicia y garantizar su no repetición, afirmó la diputada Martha Tagle Martínez, de Movimiento Ciudadano.

Así lo dijo ayer, cuando comenzaron  los trabajos del foro virtual para la presentación y análisis del Proyecto de Iniciativa legislativa en materia de trabajo reeducativo con hombres que ejercen violencias contra las mujeres.

Muy elocuente se  preguntó cuál es la responsabilidad masculina, “pues son ellos los que están sobrerrepresentados en las estadísticas como responsables de violencia en hogares, violencia sexual, feminicidios, y nosotras no podemos seguir respondiendo por ellos”. 

La iniciativa a conocer y discutir, dijo Martha Tagle Martínez explicó que  propone armonizar criterios de trabajo reeducativo con hombres que han ejercido violencia contra mujeres y niñas y responder a su complejidad. 

Se busca una transformación individual y colectiva que vaya más allá de la sanción legal y punitiva, y al mismo tiempo permita un proceso de transformación social que inicie desde los hombres. 

Añadió que la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia contempla esta medida, pero hay inconsistencias, vacíos y posibilidades de mejora para hacerla efectiva. 

Agregó que “la realidad mexicana ha comprobado ser violenta contra las mujeres en este país” y se manifiesta como expresión de las desigualdades sociales basadas en el género; además, las violencias contra mujeres y niñas configuran un abanico de espacios y culturalidades que evidencian la falta de seguridad y justicia.  

Expresó que a inicios de 2020 había 13 entidades federativas con Declaratorias de Alerta de Género por parte de la Secretaría de Gobernación, y para este año aumentaron a 18. La Red Nacional de Refugios informó que la violencia familiar alcanzó cifra récord en mayo de 2021 con casi 24 mil casos. En junio de este año el Consejo Nacional de Población reportó que 88.2 por ciento de las víctimas de violencia en los hogares fueron niñas y adolescentes.  

Además, dijo, en 2020 se alcanzó una cifra récord de delitos sexuales con más de 54 mil casos reportados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y en los primeros cinco meses de 2021 los feminicidios aumentaron 7.1 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.  

Indicó que el recrudecimiento de las violencias se ha advertido desde hace varios años, “por eso nos esforzamos en crear leyes, políticas públicas y presupuestos para cambiar de manera estructural las condiciones que posibilitan las violencias, pero frente al poder hegemónico y en medio de la pandemia, vemos con preocupación que la situación ha empeorado y nuestros esfuerzos no son suficientes”.

Se debe reconocer el feminicidio como emergencia nacional

La diputada Wendy Briceño Zuloaga (Morena), presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, señaló que debe haber una responsabilidad del Estado en estos temas, y las mujeres hemos señalado que se debe reconocer el feminicidio como emergencia nacional y colocarlo como una prioridad que atraviese todas sus acciones, instituciones y presupuestos. 

Expresó que es necesario discutir y poner en el centro “al machismo potencialmente feminicida, o al sistema patriarcal como esa emergencia que debemos discutir para empezar a atenderla en consecuencia”.  

Reconoció que se ha avanzado a través de los años, se ha generado conocimiento, debate, discusiones presupuestales, en todo lo que tiene que ver con la progresividad de derechos de niñas y mujeres, pero “necesitamos ahondar ahora en otras discusiones para avanzar socialmente”. 

Indicó que en la Legislatura que está por terminar  se buscó colocar sobre la mesa de las discusiones fundamentales los avances impostergables de las mujeres y visualizarlos, “pero cuando hablamos de violencias y generadores de las violencias, es un tema en el que ha faltado discusión”. 

Consideró que  se ha avanzado “en los temas de las mujeres”, pero se deben poner sobre la mesa las dificultades que ha entrañado la discusión sobre género, para avanzar usando todas las problemáticas, incluida la discusión sobre las masculinidades.

Contenido de la Iniciativa 

Sobre la iniciativa, el director general de Género y Desarrollo, AC (Gendes), Mauro Vargas, dijo que se define el trabajo reeducativo con hombres que ejercen violencia contra las mujeres como un proceso reeducativo, en el marco de la prevención primaria, mediante el cual los agresores trabajan para erradicar creencias, prácticas y conductas que posibilitan, justifican y sostienen el ejercicio de las violencias contra las mujeres.  

Señaló que la prevención implica procesos educativos con los niños en diferentes ámbitos de la sociedad y sectores del Estado, para propiciar la articulación de esfuerzos y que cualquier violencia cese y se garantice la no repetición, “pero no podemos hacerlo si los hombres no asumen sus procesos y su responsabilidad individual y colectiva, más allá de la que se le determine como parte de un debido proceso”. 

Participación de especialistas 

En la Mesa 1: Principales retos para la inclusión del enfoque en masculinidades en política pública, en el marco de la transversalidad de la perspectiva de género y de los liderazgos y narrativas de resistencias al cambio social, Katia Chávez León, consejera consultiva de Gendes, se refirió a los retos de la incorporación de las masculinidades en las políticas públicas y cómo lograr cambios estructurales. 

En la gestión administrativa, dijo, los retos son ejecutar recursos económicos y humanos en las instituciones, con capacitación especializada. Expresó que se deben desagregar datos para estudiar patrones y desarrollar políticas públicas basadas en evidencia; continuar con diálogos para institucionalizar acciones relevantes y cambiar paradigmas y estructuras que permitan el reconocimiento de masculinidades positivas. 

Pablo Navarrete Gutiérrez, consultor en derechos humanos y género, destacó que la reforma “descargará a las mujeres de responsabilidades y colocará la responsabilidad que nos toca a los hombres”, e incorporará el enfoque de masculinidades en las políticas de igualdad y combate a la violencia.

Propuso generar una política de Estado que se haga cargo del tema de las masculinidades y asignar recursos en un anexo del presupuesto y determinar quién la va a diseñar y coordinar, “porque se necesita la rectoría del Estado en estos temas”.

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Sara Lovera (2021) Reeducar a los hombres para enfrentar la violencia contra las mujeres: iniciativa camaral. Sem México. Recuperado el 15 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/reducar-a-los-hombres-para-enfrentar-la-violencia-contra-las-mujeres-iniciativa-camaral/

Violencia simbólica, la base de todos los tipos de violencia

Yanet Angélica Tamayo | Sem México

Querétaro | Jueves 15 de Julio del 2021 | — : —

Hace unos días me congratuló saber que una mujer a quien reconozco y admiro por su inteligencia y capacidad de empatía en temas de impartición de justicia fue nombrada jueza, posición que fue bien obtenida por su larga trayectoria dentro del poder judicial.

Sin embargo, hubo un detalle que llamó particularmente mi atención, debido a una serie de comentarios derivados de la filiación que esta tiene con una autoridad de mayor rango, la cual no es reciente, ya que ambos son un matrimonio que se a dedicado por años a la carrera judicial y quienes han contendido dentro del ámbito jurisdiccional por los puestos que hoy ostentan. 

La cuestión resulta algo compleja de explicar, debido a que implica hacer un análisis respecto de cómo se puede limitar a una persona por el estatus civil que ocupa en una posición social y laboral. 

El problema que expongo, no radica en exponer la relación filial de esta persona, ni mucho menos invisibilizar la trayectoria laboral que le permitió acceder aún puesto que históricamente ha sido socialmente asignado a hombres. 

Si no, los argumentos que un pequeño grupo de personas realizaron cómo resultado del nombramiento de la nueva juez, los cuáles sugerían la renuncia de esta mujer a sus aspiraciones y a su larga trayectoria profesional, para darle la oportunidad a su cónyuge de desarrollarse laboralmente sin incurrir en actos de nepotismo y corrupción, pues ella al ser mujer y esposa debería separarse de dicho ámbito.  

Y esto, nos lleva a considerar cómo es que las estructuras sociales a través de las cuáles nos desenvolvemos como individuos y como colectivo, imponen límites simbólicos que pretenden o restringen los derechos, ideales y aspiraciones de un determinado grupo, en este caso en específico el de las mujeres.

Colocándolas en una desventaja que es susceptible de ser reforzada por complejas prácticas sociales, prejuicios y sistemas de creencias, que son avaladas por el orden social y en ocasiones por las instituciones.

Situaciones que colocan a hombres y mujeres en distintos escenarios sociales, económicos y éticos, las cuáles los enfrentan en una competencia para acceder a oportunidades de desarrollo y de consecución de sus planes de vida, en donde lamentablemente las mujeres terminan posicionadas socialmente en un segundo plano. 

Y es precisamente esto, lo que han reflejado los comentarios hechos por ese grupo, que simbolizan esa violencia sutil e imperceptible que no utiliza la fuerza física, pero que es permitida y aceptada por personas que buscan imponer y reproducir relaciones de poder jerarquizadas por estereotipos de género.

Esta violencia simbólica al ser tan sutil, es fácil de colarse en todos los espacios tanto privados como públicos, de ahí que no sea raro que se reproduzcan en instituciones como la familia, el ámbito laboral y en los medios de comunicación.

Y es especialmente este último, el que ha sido utilizado por la sociedad de manera individual y colectiva para emitir imágenes, mensajes y “valores” que refuerzan estereotipos de género y determinan los pensamientos, percepciones y acciones de las personas dentro del grupo social al que pertenecen.

Lo que sigue contribuyendo a fortalecer estructuras sociales que favorecen la discriminación, los prejuicios negativos y por ende la desigualdad.

El tipo de violencia simbólica como la que han pretendido ejercer en el caso en comento, cuando se ejerce especialmente en un ámbito público como lo es el laboral, impide que las mujeres sean protagonistas de sus propias trayectorias vitales, al negarles el reconocimiento y oportunidades para su desarrollo, ya que al exhibir sus identidades sociopersonales como anormales y perjudiciales para la sociedad, las colocan en una subordinación social que facilita la generación de violencia.

Por ello, es muy importante ser consientes de la forma en la que interactuamos en lo individual y colectivo, si bien nuestras relaciones sociales están medidas por relaciones de poder, esto no implica que las mismas puedan ser modificadas.

La simple empatía y el reconocimiento de que todas las personas tienen habilidades y potencialidades propias, distintas a las de los demás, permitirá reinventar las estructuras institucionales y los modelos sociales establecidos.

El presente articulo es propiedad de Sem México

Yanet Angélica Tamayo (2021) Violencia simbólica, la base de todos los tipos de violencia. Sem México. Recupereado el 15 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/violencia-simbolica-la-base-de-todos-los-tipos-de-violencia/