Aguacateros: a dos fuegos, entre cárteles y autodefensas

Luis Carlos Rodríguez (luis.rodriguez@contrareplica.mx), ContraRéplica

05 de febrero de 2021, 01:47

Aguacateros: a dos fuegos, entre cárteles y autodefensas

Productores de aguacate de Uruapan y otros 21 municipios enfrentan desde hace más de 15 años el acecho de la delincuencia, de los cárteles de la droga que cobran “derecho de piso” e “impuestos de exportación” con las amenazas cumplidas de quema de huertas, empacadoras, secuestros; pero también la creación de “autodefensas” que cobran protección “voluntariamente a fuerza” y exigen que se les compre armamento.

En vísperas del SuperBowl en Tampa, Florida, y con la tradicional fiebre por la venta de aguacate y guacamole en Estados Unidos, los productores mexicanos enfrentan no sólo el acecho de la delincuencia, sino también los bajos precios, de alrededor de 18 pesos el kilo de fruta de exportación, la competencia desleal de aguacateros de Jalisco y Colima, así como el abandono del gobierno de Silvano Aureoles.

“Aquí en Ario de Rosales nos están obligando a apoyar a un grupo antidelincuencial según para protegernos de los cárteles, pero los que organizan son de otro grupo antagónico. Nos exigen a quienes tenemos huertas cifras que van de los 10 mil a los 100 mil pesos, dependiendo de las hectáreas de nuestras propiedades, así como exigen que les compremos armas de alto calibre, como cuernos de chivo y R-15, además de exigir que nuestros peones participen en barricadas”.

Dijo a ContraRéplica el dueño de una huerta en ese municipio, quien pidió no publicar su nombre por temor a represalias. “Aquí y en todos los municipios y pueblos donde hay huertas de aguacate ya no sólo es el cobro de piso, las extorsiones, las amenazas de quemar huertas y empacadoras, los secuestros, sino también muchos de esos líderes de criminales ya están metidos en el negocio”.

Comentó que por medio de prestanombres o de agricultores de la zona, estos grupos ya están utilizando la industria del aguacate para el lavado de dinero. “Aquí hay una mezcolanza de cárteles, de grupos, desde Los Viagra, que la Nueva Familia Michoacana, que el Cártel Jalisco. Estamos a varios fuegos, ya no sabemos quién nos extorsiona. Todo con el silencio y complacencia del gobernador Silvano Aureoles y obviamente del gobierno federal. Acá no llega ni el Ejército ni la Guardia Nacional, pero que tal presumen las exportaciones del aguacate al Super Bowl”.

Otros productores exponen que en zonas como Tancítaro lo mismos aguacateros se han organizado para autodefenderse de los delincuentes; el municipio de Peribán está dominada por el Cártel Jalisco Nueva Generación; en Tierra Caliente, como son Tepalcatepec y Buena Vista están en disputa entre Los Viagras y los de grupos jaliscienses.

José trabaja en una empacadora en Uruapan y también ha sido víctima del cobro de impuestos de “exportación” de los cárteles. “Aquí todos le tenemos que entrarle y sino pues queman huertas, empacadoras o secuestran lo mismo a los directivos que a los familiares. Es el caso de uno de la empacadora estadunidense Calavo Growers, cuyo administrador, un gringo, ya ha sido secuestrado dos veces”.

Expuso que los cobros por protección o también por cortar o empacar. “Te cobran un porcentaje por kilo o por tonelada, más si es aguacate de exportación. Pagamos empacadores, productores y hasta los cortadores o peones. Es el mismo esquema delincuencial de los tiempos de la Familia Michoacana. 15 años después, nada ha cambiado, estamos peor, porque el precio que el año pasado era para la fruta de exportación en entre 70 y 90, ahora están en 16 o 17 pesos. Ha sido el peor año”

“Es tal el descaro, la forma en que operan estas empresas criminales, que hasta agrónomos contratan y los mandan a tus huertas para asesorarte: Te dicen oye tus arboles necesitan abono de tal marca y hasta ellos te los venden o te recomiendan cuándo cortar y hacen el cálculo de tus ganancias, para cobrar su extorsión”.

A mediados del 2020, en una empacadora de Tinguindín, fue quemada porque los propietarios se negaron a la extorsión. Algunos han contratado a policías estatales o municipales para que protejan el trayecto de las huertas a las empacadoras, para evitar robos y as altos.

“El presente artículo es propiedad de ContraRéplica

Rodríguez, L. (2021). Aguacateros: a dos fuegos, entre cárteles y autodefensas. ContraRéplica. Recuperado el 05 de febrero de 2021, de https://www.contrareplica.mx/nota-Aguacateros-a-dos-fuegos-entre-carteles-y-autodefensas2021524