Asesinatos, amenazas y renuncias marcan las campañas políticas de las mujeres

Imagen retomada del INE

Anayeli García Martínez  | Cima Noticias

Ciudad de México | Viernes 28 de Mayo del 2021 | — : —

A una semana de que se celebre la jornada electoral, el domingo 6 de junio, tres candidatas a cargos de elección fueron asesinadas, 109 presentaron quejas por ser víctimas de violencia política y 38 hombres fueron registrados como agresores de mujeres en el ámbito político.

En esta elección, la más grande en México por la cantidad de cargos a elegir (20 mil 500 cargos), el 15 de febrero de este año fueron asesinadas la exalcaldesa priista de Cosoleacaque, en el estado de Veracruz, Gladys Merlín Castro, y su hija Carla Enríquez Merlín, quien de acuerdo con medios locales aspiraba a conseguir el apoyo de Morena para obtener una candidatura para ocupar la presidencia municipal donde vivía.

Unos días después del doble crimen, el 20 de marzo, fue asesinada Ivonne Gallegos Carreсo, candidata a la presidencia municipal de Ocotlán de Morelos, en el estado de Oaxaca. Los medios locales reportaron que la política fue invitada por la alianza “Va por Oaxaca”, integrada por PRI, PAN y PRD, para participar en el proceso electoral, pero analizaba ser candidata independiente. En este caso, antes de ser asesinada, la política presentó una denuncia por violencia política ante el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).

El crimen más reciente de una candidata ocurrió el 25 de mayo, cuando Alma Rosa Barragán, postulada por Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Moroleón, en el estado de Guanajuato, fue asesinada por un grupo armado durante un mitin de campaña. Antes del ataque ella denunció públicamente que trataban de desprestigiarla al acusarla de estar relacionada con lavado de dinero.

Aunque se tiene información de estos tres casos, de acuerdo con la consultora Etellekt, en total seis mujeres que aspiraban a cargos públicos fueron asesinadas en este proceso electoral y 155 mujeres relacionadas con la política fueron agredidas, según sus registros, hasta mayo de 2021.

Además de estos crímenes, otras mujeres que hicieron campaña arropadas por partidos políticos también fueron amenazadas. Por ejemplo, Alejandra Lagunas Rodríguez, candidata a la presidencia municipal de Xochitepec, en el estado de Morelos, renunció a su postulación y cambió de domicilio, después de recibir amenazas de muerte vía telefónica y por redes sociales.

Otras mujeres que aspiraban a cargos públicos, pero que abandonaron sus intenciones debido a amenazas de muerte, fueron la candidata del PT a la alcaldía de Cuichapa, en el estado de Veracruz, Érika Cortés; y la abanderada del PRI para encabezar el municipio veracruzano de Mixtla de Altamirano, Francisca Morales, cuyo esposo fue asesinado en abril de este año. Además, la candidata de Morena, a encabezar este último municipio, Norma Estela Hernández Sánchez, también denunció amenazas, pero fue la última que continuó con su campaña.


Aunque el 27 de mayo la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, afirmó en una reunión virtual de trabajo con la jefa de Gobierno, la gobernadora y gobernadores que “en casi la totalidad de los municipios, distritos electorales, federales y locales, y en las 32 entidades federativas, prevalecen condiciones de paz, tranquilidad y confianza para que las campañas concluyan sin mayores contratiempos”, la violencia política sigue presente.    

El 23 de mayo la candidata por el partido estatal Chiapas Unido a la presidencia municipal  de Cintalapa, Alejandra Aranda, fue retenida por pobladores de la comunidad, junto con su hijo menor de edad y su equipo de campaña. Aranda fue intimidada supuestamente porque su esposo, que fue alcalde de ese municipio, no cumplió sus promesas de campaña. La política estuvo incomunicada alrededor de 24 horas hasta que fue liberada.

Registro de agresores

En este proceso electoral también se han presentado denuncias de violencia contra mujeres que ya ejercen un cargo público. Es el caso de la regidora quinta del Ayuntamiento de Perote, en el estado de Veracruz, Angelina Zavaleta Córdoba, quien fue reportada como desaparecida el pasado 23 de mayo. La funcionaria fue localizada con vida este 27 de mayo en el ejido Tepetzilera, en aquel municipio.

Previo a su desaparición, la regidora denunció ante las autoridades electorales que fue víctima de violencia política por parte del alcalde y algunos regidores, quienes fueron incluidos en el Registro Nacional de Personas Sancionadas en Materia de Violencia Política contra las Mujeres en Razón de Género. De acuerdo con esta base de datos, hasta el mes de mayo, hay 38 hombres registrados como agresores de mujeres en el ámbito político.

El más reciente informe del Instituto Nacional Electoral (INE) sobre violencia política en razón de género, indica que en marzo el organismo conoció 55 quejas de violencia política de género, en abril la cifra llegó a 73 y para mayo fue 108. Es decir, entre abril y mayo se duplicaron las quejas y denuncias de violencia política contra las mujeres en razón de género. El INE sólo atendió 35 quejas porque las otras 73 las remitió a otras autoridades locales.

Este informe, que se realiza para cumplir con las reformas en materia de violencia política, vigentes desde abril de 2020, también menciona que 21 casos fueron remitidos a los partidos políticos, dos a Morena, uno al PAN, dos a Movimiento Ciudadano y uno del PRI, por tratarse de asuntos que deben resolverse al interior de las agrupaciones políticas. Las estadísticas del INE dan cuenta además de que las solicitudes de medidas cautelares se duplicaron para pasar de 10 en abril a 19 en mayo.

La violencia denunciada por funcionarias, militantes de partido, candidatas a diputadas federales y a gobernadoras va desde amenazas, agresiones físicas, obstaculización de las funciones del cargo, hasta negativas para otorgarles licencias sin goce de sueldo para contender por un puesto de representación popular. Además, durante las campañas se presentaron quejas de candidatas que denunciaron ser amedrentadas para abandonar sus aspiraciones políticas, recibir manifestaciones misóginas, impedimento para colocar propaganda electoral y discriminación para participar en encuestas y sondeos.

En tanto, en la próxima jornada electoral las mujeres competirán para buscar ganar la preferencia del electorado para ocupar las 15 gubernaturas, 500 diputaciones federales, mil 63 diputaciones locales  de 30 congresos locales y mil 926 presidencias municipales, además de cargos edilicios.

21/AGM/LGL

El presente articulo es propiedad de Cima Noticias.

Anayeli García Martínez  (2021) Asesinatos, amenazas y renuncias marcan las campañas políticas de las mujeres. Cima noticias. Recuperado el 28 de Mayo del 2021 en: https://cimacnoticias.com.mx/2021/05/28/asesinatos-amenazas-y-renuncias-marcan-las-campanas-politicas-de-las-mujeres