Ciberacoso, el victimario silencioso, un software de vigilancia que venden en Internet de manera abierta y es una forma de espionaje

Venessa Rivas, SemMéxico

04 de mayo de 2021

  • El fenómeno se abordó  Consejo de Género de la OEM, como  un delito en crecimiento y  la necesidad de reconocerlo ya qué  se incrementó la pandemia
  • La Ley Olimpia abrió la puerta al debate y el involucramiento de instancias pero hay un largo camino aún por recorrer

Venessa Rivas

SemMéxico, El Heraldo de Chihuahua OEM,  Cd. de México 4 de mayo, 2021.- México se encuentra en el top ten de los países con alta incidencia del delito de ciberacoso o violencia digital, donde las niñas y mujeres son las principales víctimas. Actualmente, se ha detectado que 7 de cada 10 jóvenes han sufrido abuso en línea, situación que crece con el confinamiento a causa de la pandemia por el virus SARS CoV2.

Durante 2019, se registraron 67 mil 500  hombres y mujeres usuarios digitales afectados; para 2020 disminuyó a 53 mil 870 debido al confinamiento derivado de la contingencia sanitaria por el Covid-19, sin embargo, conforme se han recobrado las actividades en los países, el ciberacoso va en crecimiento.

El tema fue abordado por el Consejo de Género de la Organización Editorial Mexicana (OEM), presidido  por la directora general editorial Martha Ramos Sosa, y  en cuyas sesiones participan las y los directores de 47 espacios de prensa de la OEM. La sesión del consejo  se realizó el jueves pasado con la participación de Judith Tapia, Gabriela Ramírez, Sandra Muñoz, Leslie Jiménez, Éricka Mercado y José Enrique Juárez, representantes de organizaciones de la sociedad civil y de la Fiscalía General de la Ciudad de México.

Quienes participaron  coincidieron en que el punto de quiebre en este delito es la denuncia, la cual es importante para facilitar  que los acosadores reciban la sanción correspondiente y para ello, lo primero es reconocer la gravedad del problema que de lo virtual, que ataca la autoestima y la dignidad de la víctima, porque puede parar del mensaje  virtual a  franca violencia. Aunque la Ley Olimpia abrió su reglamentación, falta mucho camino que recorrer.

Las tics de aliadas a enemigas

La tecnología ha ayudado a que las personas se mantengan interconectadas, sobre todo en esta época de pandemia y como en todo, el mal uso de esa herramienta la hace cruzar la frontera de aliada a enemiga.

“Hay que reconocer que la tecnología y los medios de comunicación brindan a los acosadores posibilidades ilimitadas de espiar a sus víctimas”, resaltó Judith Tapia, gerente de ventas del Mercado de Consumo E-Commerce de la empresa Kaspersky México.

La máster en investigación de mercado señaló que el stalkerware es un software de vigilancia que generalmente venden en Internet de manera abierta y es una forma de espionaje, que se usa contra las mujeres y está asociado con la violencia de género.

A la compañía de ciberseguridad Kaspersky le preocupa esta situación –puntualizó— al igual que a diversas organizaciones de la sociedad civil, ya que lo consideran una forma de mantener el control pues el acosador mantiene una vigilancia permanente de su víctima.

Explicó que se usa para espiar de forma remota a otra persona desde su propio dispositivo, es usado en casos de acoso y abuso de mujeres. Se instala de manera manual, es decir, el acosador debe tener acceso al teléfono de la víctima para instalar el software espía y así tiene acceso a fotos, videos y todo lo que comparte en redes sociales.

“Aunque la aplicación está enfocada al control parental y laboral, ahora se usa para acoso a mujeres o parejas, sin que la víctima haya dado su consentimiento o sepa que está siendo vigilada”.

Resaltó que en algunos casos el ciberacoso puede desembocar en violencia física, sin dejar de mencionar que las empresas de estas aplicaciones pueden ser hackeadas y los datos de las víctimas pueden ser accesibles a cualquiera.

Judith Tapia mencionó que México se encuentra entre los primeros 5 países en el mundo con más uso de stalkerware, sólo después de Rusia, Brasil, Estados Unidos e India. Después se encuentran Alemania, Irán, Italia, Reino Unidos y Arabia Saudita.

En el 2019, México se posicionó en séptimo lugar, para el 2020 subió al quinto, de acuerdo con Kaspersky. Tendencia que enciende focos rocos y lo recomendable es advertir las señales de alerta que pueden detectarse en el teléfono porque este software ocupa mucho espacio: El aumento injustificado en el uso de datos; la carga de la batería se consume rápidamente; la lentitud de las aplicaciones y, revisar la configuración de los permisos en los temas de privacidad.

Tapia resaltó que si las mujeres sospechan que son víctimas es posible eliminar ese programa, pero si lo encuentran hay que tomar precauciones para que el acosador no pueda actuar en su contra y es mejor buscar asistencia específica en alguna organización civil. Pueden ingresar al https://stopstalkerware.org/es/

Tan destructivo como en la vida real

“No podemos minimizar el ciberacoso”, destacó Gabriela Ramírez del Centro de Información ONU México y consejera permanente de la OEM.

“Durante la crisis de la Covid-19, todos están usando más el Internet y por ende, se convierten en víctimas potenciales de amenazas, acoso y ofensas sexuales; este tipo de violencia de género en línea es tan destructiva como en la vida real”.

Ramírez subrayó que el entorno de internet ha facilitado que se cometan actos de violencia sin consecuencias, donde las mujeres son las principales víctimas de la violencia en línea, sobre todo quienes a través de redes expresan su opinión, entre ellas periodistas y políticas. Ante ello se hace necesario dotar a niñas y mujeres de información para que sepan cómo proteger su identidad.

“Una de las repercusiones más importantes es la autocensura, ya que a través de los ataques se busca mantener a las mujeres silenciadas, incluso muchas abandonan las plataformas tras sufrir algún ataque y sufren consecuencias psicológicas, físicas, sociales y sexuales”.

La funcionaria de la ONU refirió el informe de “Ditch the Label” en el cual se establece que 7 de cada 10 jóvenes en el mundo han sufrido abuso en línea por cuestiones de estereotipos y prejuicios. Uno de cada 3 se ha autolesionado, uno de cada 10 ha intentado suicidarse, uno de cada 2 no lo cuenta porque cree que no va a pasar nada, nadie les va a creer, sienten vergüenza, tienen miedo y no saben dónde buscar apoyo.

“El discurso de odio está presente todos los días en todas las plataformas y desde los medios se debe informar de la protección y de las herramientas que proporcionan plataformas como Instagram y Facebook que tienen guías contra la intimidación”.

Las morras en defensa

La abogada y activista Leslie Idalia Jiménez Urzúa señaló que en los últimos años se han incorporado figuras jurídicas para visibilizar la violencia de género, donde el Campo Algodonero en Ciudad Juárez fue un caso emblemático que abrió la puerta para la tipificación del feminicidio.

La especialista legal dijo que la sentencia del Campo Algodonero habla de la violencia estructural que se vive en el Estado mexicano y las incorporaciones legales que se han hecho, no han sido desde el punto de vista feminista.

“Lo que tenemos que hacer es empezar a cuestionarnos qué tipo de derecho penal queremos para nosotras. ¿Uno que busque un castigo sin razón o uno que busque la reparación integral del daño?”

Jiménez apuntó que el tema de la violencia digital es uno de los que más se han polarizado, por lo que es necesario que las instituciones encargadas de la procuración de justicia y los medios de comunicación, se replanteen el trato que deben recibir las víctimas de este delito a fin de evitar revictimizaciones.

En su trayectoria ha acompañado a víctimas de violencia digital y es increíble que agentes o ministerios públicos no sepan ni qué es Instagram, los alcances de Facebook, lo que habla de la urgente necesidad de la capacitación no sólo con la sensibilidad de género, “cambiar el chip” sino de los alcances tecnológicos y cómo afectan a las personas.

Por su parte, Sandra Muñoz del Frente por la Sororidad pidió darle seguimiento a la Ley Olimpia, caso que puso el tema de la ciberdelincuencia sobre la mesa y en lo cual, México tiene 20 años de atraso.

La Ley Olimpia generó algunas reformas en el Código Penal de la Ciudad de México, que se engloban en los delitos contra la intimidad, en el artículo 81 se refiere a quien grabe audio, filme o elabore imágenes y/o videos de contenido sexual íntimo de una persona sin su consentimiento o mediante engaño.

Es un avance pero aún muy limitado, enfatizó Muñoz al indicar que en la Cámara de Diputados no hay siquiera un consenso en la perspectiva del delito, si bien el tema ya está ahí y está por emitirse un primer esbozo.

Al respecto, José Enrique Juárez Cienfuegos, director de Información e Inteligencia Cibernética de la Fiscalía General de la CdMx informó que al estar tipificado el ciberacoso y la ciberdelincuencia se aspira a una atención integral, aunque todavía falta capacitación en la materia y contemplar múltiples formas del acoso virtual y sus implicaciones.

A su vez, la agente especializada Éricka Mercado Zárate, ministerio público y responsable de delitos contra la intimidad ponderó que la contención psicológica a las víctimas es fundamental para que siga el proceso sin sentir culpa y las instancias salvaguarden su integridad porque el punto de partida es denunciar.

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

Rivas, V. (2021). Ciberacoso, el victimario silencioso, un software de vigilancia que venden en Internet de manera abierta y es una forma de espionaje. SemMéxico. Recuperado el 05 de mayo de 2021, de https://www.semmexico.mx/?p=34959

En un año aumentó 79% la violencia digital en Puebla: Ovigem

Las principales víctimas son mujeres, la mayoría de entre 15 y 24 años de edad; y la agresión más común es el acoso, revela informe

Allison Madrid (@allison_madrid) y Mely Arellano (@melyarel), Lado B (@ladobemx)

29 de abril de 2021

Lado B
*Foto de portada: Olga Valeria Hernández

Allison Madrid | Mely Arellano

@allison_madrid @melyarel

La violencia digital en Puebla aumentó 79 por ciento de 2019 a 2020, de acuerdo con el Observatorio de Violencia de Género en Medios de Comunicación (Ovigem), con base en datos de la Fiscalía General del Estado; y es Puebla el municipio en el que se registró el mayor número de víctimas, representando el 75% del total.

El informe titulado “Acercamiento a la violencia digital contra las mujeres en Puebla”, realizado por el Ovigem y el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado de Puebla (CCSJP), destaca que en el 91 por ciento de las Carpetas de Investigación (CDI) abiertas por el delito de violación a la intimidad sexual, que es como está tipificada la violencia digital, las víctimas son mujeres. 

“Dejaron de asistir a la escuela, dejaron de trabajar, pensaron en renunciar al trabajo, dejaron de hacer lo que les gustaba, eliminaron sus cuentas de redes sociales o plataformas digitales (…) se alejaron de sus personas cercanas, dejaron de salir”, relató Samantha Páez, directora del Ovigem, sobre algunas de las consecuencias que viven mujeres víctimas de violencia digital.

Según el informe, cuyo objetivo es reconocer y nombrar las nuevas formas en las que se manifiesta la violencia digital, “tanto para el delito de violación a la intimidad sexual como para el de ciberacoso, en la gran mayoría de los casos las víctimas fueron mujeres”.

En cuanto al delito de violación a la intimidad sexual, la mayoría de las denuncias (47%) presentadas de diciembre de 2018 al 22 de abril de 2020, corresponden a adolescentes y jóvenes de 15 a 24 años; y también en los casos de ciberacoso denunciados en el mismo periodo, el 44%, la mayoría fueron de adolescentes y jóvenes de la misma edad.

Este dato revela que la violencia digital afecta sobre todo a menores, y sucede en 28 municipios del estado, 22 de los cuales tienen la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres.

El informe señala que, de acuerdo con las denuncias recibidas por el CSSJ sobre violencia digital, “en un mismo acto de violencia a través de las tecnologías se interrelacionan diversas agresiones: en el 38% de los casos identificamos dos tipos de agresiones, en el 31% tres agresiones distintas y en el 31% restante identificamos una sola forma de agresión”, siendo el ciberacoso la forma de agresión más común.

En todos los casos documentados por el CSSJ los agresores eran hombres: el 23% de los casos eran desconocidos y en el 77% conocidos. 

La presentación del informe contó con la participación de Samantha Páez y Tonalli Pérez, de la Dirección de Análisis de la Violencia de Género Mediática y Digital del Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del Estado; al igual que Agneris Sampieri, integrante de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) e Ixchel García, de Luchadoras.

Distintas formas de violencia digital

violencia digital
Foto: ROBIN WORRALL | Unsplash

Una de las herramientas presentadas en el informe tiene que ver con la creación de un listado de agresiones que las mujeres pueden vivir a través de las tecnologías, el cual fue elaborado por Social TIC, Luchadoras y APC e incluye 13 distintas violencias identificadas que son:

  1. Acceso no autorizado (intervención) y control de acceso. 
  2. Control y manipulación de la información. 
  3. Suplantación y robo de identidad. 
  4. Monitoreo y acecho. 
  5. Expresiones discriminatorias. 
  6. Acoso. 
  7. Amenazas. 
  8. Difusión de información personal o íntima sin consentimiento. 
  9. Extorsión.
  10. Desprestigio.
  11. Abuso y explotación sexual relacionada con las tecnologías. 
  12. Afectaciones a canales de expresión.
  13. Omisiones por parte de actores con poder regulatorio.

Tomando en cuenta la diversidad de violencias que incluye la violencia digital, no es sorprendente que el Módulo de Ciberacoso del Inegi reportara que 9.4 millones de mujeres mayores de 12 años usuarias de Internet fueron víctimas de este delito en 2019. 

Ni que a la par destaque la baja frecuencia con la que se denuncia el ciberacoso a las autoridades, ya sea escolares, laborales o judiciales. Tonalli Pérez relacionó este problema con “la falta de un marco normativo claro y eficiente pero también de algún modo con las omisiones por parte de los reguladores que pueden solucionar o sancionar la violencia en línea”.

Ixchel García, por su parte, agregó que “más leyes no es igual a más justicia”, ya que gran parte de las legislaciones aprobadas hoy en día en relación a contenido íntimo, ciberacoso y violencia digital siguen teniendo contenido problemático y machista que revictimiza.  Y que es necesario cuidar desde el lenguaje que se utiliza hasta la forma en que se implementan, ya que “las autoridades siguen fallando” en la atención a las víctimas. 

Percepciones distintas de acceso a la justicia

Durante la presentación del informe, Samantha Páez destacó los resultados obtenidos durante un evento realizado en febrero del año pasado, organizado en conjunto con Luchadoras, donde diversas mujeres compartieron sus historias de violencia digital siendo la más destacada el acoso. 

Sin embargo, de acuerdo con Páez lo que más destaca de este evento fue la variedad de necesidades que presentaban las víctimas. Ya que para algunas el acceso a justicia tenía que ver con un derecho a la verdad, de saber quién las había agredido; para otras significó orientación jurídica, una disculpa por parte del agresor, apoyo moral, escucha activa, etcétera. 

Ante lo cual Páez afirmó que “no todas las personas tienen el mismo sentido de justicia, no todas tienen la misma necesidad para reparar, y entonces cuando vemos esta amplitud de necesidades podemos ver qué podemos hacer desde los distintos ámbitos”. 

***

La #Línea Ciudadana de apoyo en casos de violencia digital es 2223 099 099, cualquier persona que necesite ayuda puede marcar. El informe completo se puede consultar aquí.

*Foto de portada: Olga Valeria Hernández

“El presente artículo es propiedad de Lado B

Madrid, A. y Arellano, M. (2021). En un año aumentó 79% la violencia digital en Puebla: Ovigem. Lado B. Recuperado el 29 de abril de 2021, de https://www.ladobe.com.mx/2021/04/en-un-ano-aumento-79-la-violencia-digital-en-puebla-ovigem/

Exigen aprobar “Ley Olimpia” en todo México antes de que termine el periodo legislativo

Aline Espinosa Gutiérrez | CIMAC Noticias.

Martes 27 de abril de 2021

Imagen cortesía de Ana Celina Araiza

Ciudad de México. Defensoras de Derechos Humanos e integrantes de colectivas feministas exigieron el día de ayer, que las y los legisladores de la Cámara de Diputados descongelen la iniciativa sobre violencia digital antes del 30 de abril para que ésta pueda ser discutida en la agenda y con ello se apruebe la Ley Olimpia a nivel nacional antes de que termine el periodo legislativo.

En conferencia virtual, integrantes del “Frente por la Sororidad”, organización que trabaja contra la violencia digital hacia mujeres, demandaron que las y los legisladores traten la iniciativa de violencia digital con el fin de que la Ley Olimpia sea votada como máximo el 29 de abril, previo al cambio de legislatura y así ésta pueda estar vigente en los 32 estados de la República. 

Recordaron que la violencia digital afecta a las mujeres y niñas de distintas formas las cuales antes no eran nombradas, pero gracias al impulso de las mujeres, estas agresiones fueron identificadas y descritas en la “Ley Olimpia”, llamada así por Olimpia Coral Melo, mujer originaria de Huauchinango, Puebla, quien busca desde 2017 castigo a su agresor, luego de que éste divulgó un video sexual de ella sin su consentimiento., por lo que desde 2018 ha trabajado para que se reconozcan los delitos contra la intimidad sexual en el Código Penal de su estado y luego en el resto de las entidades del país. 

Expresaron que pese a que Puebla es la primera entidad en castigar el delito de violencia digital, sus autoridades siguen sin trabajar de manera efectiva para erradicarla ya que a la fecha no hay cifras del número de víctimas que la viven, quienes siguen buscando el acompañamiento de organizaciones. 

Ante ello, recalcaron que han tomado las riendas de las obligaciones que el gobierno poblano evade. Desde sus propios espacios y herramientas están trabajando para supervisar sitios web y así generar cifras sobre violencia digital. “Si no hay  aprobación, habrá revolución”, resaltaron.

“Ayer estaba monitoreando un sitio de pornografía el cual tenían videos no consentidos de mujeres poblanas, 6 videos de ellos sumaban más de un millón de reproducciones ¿Cuántos videos más de este tipo están en otras páginas? En otro estudio se encontró los perfiles de Twitter de personas que pasaban “packs”, serie de imágenes con contenido sexual, 84 por ciento de esos perfiles pertenecían a hombres de entre 18 y 24 años de edad”, expusieron. 

Este contexto demuestra que la aprobación de la “Ley Olimpia” en el país es necesaria para que exista mayor presión hacia las autoridades mexicanas y éstas desarrollen acciones afirmativas y metodologías para medir este problema que afecta principalmente a las mujeres. En 29 estados del país, dijeron, es vigente esta ley por lo que  ya debería ser una realidad en todo México. 

De acuerdo con la Secretaría de Gobernación (Segob) algunos estados donde la Ley Olimpia está vigente son Aguascalientes, Baja California Sur, Chiapas, Coahuila, Durango, Guanajuato, Guerrero, Estado de México, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Veracruz, Yucatán, Zacatecas, Tlaxcala, Jalisco, Colima, Baja California, la Ciudad de México, entre otros. 

La “Ley Olimpia” comprende una serie de modificaciones al Código Penal y a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia con el objetivo de sancionar a quien grabe, divulgue, comparta, distribuya o publique imágenes, videos, audios o fotografías con contenido sexual sin el consentimiento de la víctimas y además, castiga el delito contra la intimidad, en su modalidad de internet. 

Todas estas demandas las enviaron a los correos electrónicos y redes sociales de las y los legisladores de la Cámara en días previos, para solicitar que integren la iniciativa en “la agenda legislativa de este periodo ordinario y no se deje para después, ya que sólo falta turnar la votación de la iniciativa al pleno de la legislatura, porque el dictamen ya fue revisado y aprobado por la Cámara de Senadores, el pasado 15 de abril”, refirieron. 

“Es injusto esperarlos hasta que acaben sus campañas políticas, sus reelecciones y sus intereses personales para que aprueben nuestra reforma. Es injusto que minimicen nuestra petición. Las mujeres no somos para sus partidos políticos un botín de votos. Somos sujetas de derechos”, agregaron. 

Advirtieron que de negarse a su petición, quitarían a las mujeres la oportunidad de poseer un sustento jurídico federal que les ayudará, al menos, a enfrentar sus agresores con la ley en la mano. “Lo que no se nombra, no existe. Aspiramos a reconstruir también el algoritmo y las redes sociodigitales que se benefician de nuestro cuerpos”, añadieron. 

A la par de este evento, algunas defensoras de DH e integrantes del Frente por la Sororidad visitaron la sede de Morena, la sede del Partido del Trabajo y la sede del Partido de Acción Nacional en la CDMX, las cuales intervinieron con pintas y leyeron sus denuncias para que a las y los políticos de estos partidos no se les olvide votar en favor de la Ley Olimpia. 

En distintos estados del país más defensoras y mujeres de la sociedad civil se manifestaron por redes sociales bajo los hashtag #ViolenciaDigital, #LeyOlimpia y #NosLaDeben y también de manera presencial en recintos legislativos para apoyar la protesta y exigir la aprobación de la ley en todo el país, en particular en los estados de Tabasco, Aguascalientes y San Luis Potosí, donde aún no es vigente el delito de violencia digital.  

21/AEG/LGL

“El presente artículo es propiedad de CIMAC Noticias“.

Espinosa Gutiérrez, A. (2021). Exigen aprobar “Ley Olimpia” en todo México antes de que termine el periodo legislativo. CIMAC Noticias. Recuperado el 28 de abril de 2021 de: https://cimacnoticias.com.mx/2021/04/27/exigen-aprobar-ley-olimpia-en-todo-mexico-antes-de-que-termine-el-periodo-legislativo

Violencia digital afecta libertad de expresión de jóvenes

Aline Espinosa Gutiérrez | CIMAC Noticias.

Miércoles 14 de abril de 2021

celulares_CésarMartínezLópez
CIMACFoto: César Martínez López

Ciudad de México. Las mujeres y niñas que son víctimas de violencia digital no deben ser culpadas. “Ninguna busca, induce ni provoca las agresiones que se realizan contra ellas. Su vida, libertad e integridad debe ser respetada en todos los espacios. Cuando ellas dicen “no es no””, declaró la académica de la Federación Mexicana de Universitarias (FEM), Ydila Pérez Fernández Ceja durante el conversatorio “Violencia digital y Ciberacoso”.

Este evento virtual fue organizado por personal del Museo de la Mujer como parte del programa: Jóvenes hacia la Investigación en Humanidades y Ciencias Sociales, de la Coordinación de Humanidades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con el fin de promover las actividades de investigación entre el estudiantado.

En opinión de Fernández Ceja la ciberviolencia contra las mujeres y niñas representa un obstáculo para su acceso seguro a las comunicaciones e información digital, afecta su libertad de expresión y les genera consecuencias psicológicas, emocionales y sociales como estrés, ansiedad, ira, fatiga, aislamiento y paranoia continua.

La ciberviolencia, explicó, se puede mostrar de diversas formas como: el ciberbullying (acoso psicológico), sexting (mensajes sexuales), stalked (perseguir, acechar y acosar de forma compulsiva a una persona), grooming (acoso de una persona adulta hacia una niña o adolescente con el propósito de establecer una relación de control emocional), shaming (actos que tienen como objetivo avergonzar a la víctima) y doxing (publicación de información privada sin el consentimiento de la persona). 

Algunos otros ejemplos, agregó, son la difusión de imágenes o videos personales sin el consentimiento de la persona a través de cualquier plataforma digital como son las redes sociales (principal medio), teléfonos móviles, mensajes de texto, correos electrónicos, chats, videos, páginas web y videojuegos.

Datos del Informe “Violencia en Línea contra las Mujeres en México” del colectivo Luchadoras, revelaron que la falta de estadísticas oficiales representa un reto para conocer la dimensión de la violencia en línea contra las mujeres, sin embargo, una de las cifras más cercana es que en 2015, casi 9 millones de mexicanas vivieron ciberacoso.

De esta agresión contra las mujeres, dice el informe, 86.3 por ciento fue realizada por personas desconocidas y 11.1 por ciento eran conocidos, de los cuales 5.9 por ciento eran amigos, 4.5 por ciento compañeros de clase o de trabajo, 2.2 por ciento eran pareja o expareja y 2.3 un familiar.

La también abogada del Instituto de Jurídicas de la UNAM detalló que las plataformas digitales proporcionan muchas posibilidades a las y los usuarios. Una de ellas, es abrir cuentas bajo nombres e información falsa, esto permite que los agresores ataquen desde el anonimato, lo que les ofrece una condición de poder sobre sus víctimas.

La creación de la “Ley Olimpia”, resaltó, es un avance para condenar estas agresiones que antes no eran visibles y defender el derecho de las mujeres y niñas a una vida libre de violencia en todos los espacios. Esta ley, agregó, fue llamada así por Olimpia Corral Melo, mujer originaria de Huauchinango, Puebla, quien luchó por castigar a su agresor desde el 2017, luego de que éste divulgó un video sexual de ella.

Olimpia no salió de su casa por 8 meses e intentó suicidarse en 3 ocasiones. Más tarde, la joven, quien en ese entonces tenía 19 años, impulsó que se reconocieran los delitos contra la intimidad sexual en el código penal de su estado, en 2018, luego en otros 11 estados, uno de ellos la Ciudad de México.

La Ley Olimpia es vigente en Aguascalientes, Baja California Sur, Chiapas, Coahuila, Durango, Guanajuato, Guerrero, Estado de México, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Veracruz, Yucatán, Zacatecas, Tlaxcala, Jalisco, Colima y Baja California.

Olimpia Correal Melo, añadió, es una defensora que junto a  otras mujeres crearon el “Frente Nacional para la Sororidad” con el objetivo de tratar casos y prevenir la violencia digital. “Su nombre ya no se asocia más a ese video, sino a esta ley mexicana. Olimpia se dio cuenta que ella nunca fue la culpable de las agresiones que recibió”, dijo.

Antes de esta ley, dijo, se cuestionaba a las mujeres “¿De qué vas a denunciar a tu exnovio? ¿Cuál es el delito concreto que cometió? No existía nada en el Código Penal”, por lo que es necesario supervisar la forma en cómo se está aplicando la ley con el fin de que este tipo de obstáculos sean erradicados.

La importancia de esta ley, contó, es que reconoce la violencia sexual y el ciberacoso relacionados con las tecnologías y exige que se creen mecanismos de capacitación para que las autoridades adopten nuevas formas de acceso a la justicia frente a estos delitos.

Recordó que a casi dos meses de haber entrado en vigencia la Ley Olimpia en la Ciudad de México hubo un detenido. Un hombre de 21 años, quien tomó fotos a una joven en los baños de la UNAM. Éste fue detenido por vigilantes de la institución, presentado ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Sexuales y llevado al Ministerio Público. Su caso sigue en proceso.

De acuerdo con el artículo 179 del Código Penal se impondrá de 4 a 6 años de prisión y de 500 a 1000 unidades de medida “a quien haciendo uso de medios de radiodifusión, telecomunicaciones, informáticos, o cualquier otros medios de transmisión de datos, contacte a una persona menor de 18 años de edad, a quien no tenga capacidad de comprender el significado del hecho… y le requiera o comparta imágenes, audio o video de actividades sexuales explícitas, actos de connotación sexuales o le solicite un encuentro sexual”, describe.

Esta pena se agravará el triple cuando la amenaza consiste en “difundir, exponer, distribuir, publicar, compartir, exhibir, reproducir… mediante materiales impresos, correo electrónico, mensaje, redes sociales o cualquier medio tecnológico; imágenes, audios o videos con contenido sexual íntimo de una persona sin su consentimiento u obtenido mediante engaño”, estipula el artículo 209 del Código Penal.

Otro caso, añadió, es la sentencia contra Fernando “N”, exestudiante universitario de la Universidad Autónoma de Coahuila, quien vendió “packs” (paquete de dos o más imágenes con contenido sexual) de alrededor 800 mujeres en redes sociales. Éste fue denunciado por compartir esas imágenes sin el consentimiento de las víctimas. Tras la entrada en vigor de la Ley Olimpia en este estado fue sentenciado a 3 años en la cárcel.

La abogada llamó a que las y los jóvenes denuncien estos delitos y se informen para que sean conscientes que compartir fotos con contenido sexual de otras personas sin su consentimiento amerita un delito, pues transgrede su derecho a la intimidad sexual y muchos otros. Recalcó que es necesario estar pendiente de cómo avanza la aplicación de la Ley Olimpia en todo el país.

El informe “Justicia en trámite. El limbo de las investigaciones sobre violencia digital en México” de Luchadoras, registró que en los últimos tres años anteriores a 2020, se abrieron 2 mil 143 carpetas de investigación en 18 estados del país por el delito de difusión de imágenes íntimas sin consentimiento. De estas carpetas, 84.46 por ciento de las víctimas fueron mujeres.

21/AEG/LGL

“El presente artículo es propiedad de CIMAC Noticias“.

Espinosa Gutiérrez, A. (2021). Violencia digital afecta libertad de expresión de jóvenes. CIMAC Noticias. Recuperado el 16 de abril de 2021 de: https://cimacnoticias.com.mx/2021/04/14/violencia-digital-afecta-libertad-de-expresion-de-jovenes

Denuncian feministas que reformas sobre violencia digital ponen en riesgo a las víctimas

La Redacción | CIMAC Noticias.

Viernes 16 de abril de 2021

Foto: Citlalli López Velázquez

Ciudad de México.– Feministas de organizaciones civiles, de la academia, abogadas y defensoras de Derechos Humanos denunciaron que las Comisiones de Igualdad de Género y Justicia de la Cámara de Diputados no escucharon sus observaciones y propuestas en la elaboración del dictamen de reforma sobre violencia digital contra las mujeres.


Este jueves 15 de abril las comisiones de la Cámara de Diputados aprobaron una reforma a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y al Código Penal Federal para incorporar la violencia digital e imponer sanción de 3 a 6 años de prisión, que puede aumentar dependiendo de si el agresor es cónyuge, concubinario o tiene una relación sentimental, afectiva o de confianza con la víctima.

En respuesta, las organizaciones de la sociedad civil difundieron una carta pública donde advirtieron que la redacción del dictamen hace una definición errónea de este concepto, otorga facultades desproporcionadas al Ministerio Público y pone a las víctimas en riesgo de revictimización.

Es por esto que organizaciones como Artículo 19, Conectadas, Laboratorio Feminista de Derechos Digitales, Luchadoras, R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales, Red de Abogadas Violeta, entre otras, llamaron al pleno de la Cámara de Diputados a evitar la aprobación de un dictamen que no garantiza el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.

El dictamen, avalado con 17 votos de la Comisión de Justicia, y 25 a favor y uno en contra de la Comisión de Igualdad de Género, agrega un artículo Cuarto Ter, denominado “de la violencia digital y mediática” a la Ley General, y adiciona un Capítulo Dos, llamado “Violación a la intimidad sexual”, al Código Penal Federal. Las organizaciones expusieron siete observaciones.

La primera fue que la definición de violencia digital contra las mujeres contenida en el dictamen no corresponde con las múltiples manifestaciones de este fenómeno, por lo que es erróneo nombrarla como tal.


Dijeron que organismos, organizaciones e instituciones vinculadas con la defensa de derechos digitales, nacionales e internacionales, consideran que la violencia digital contra las mujeres incluye por lo menos hackeo, suplantación, vigilancia, acoso, hostigamiento, reclutamiento, prácticas denominadas como doxing y stalking, y la difusión de discurso de odio sexista, entre otras.


La segunda observación fue que el dictamen aprobado solamente contempla un tipo de violencia digital, relacionado con violaciones a la privacidad, lo que hace engañoso para las propias mujeres víctimas de violencia digital publicitar la aprobación de una reforma que no incluye varias de las conductas de las que son víctimas cotidianamente y ver frustrado su acceso a la justicia.

Explicaron que el Poder Legislativo ha desaprovechado la oportunidad de ofrecer a las mujeres una definición integral de violencia digital, que encuadre estas otras conductas, y deja a las mujeres víctimas de violencia digital que no opten por acudir a la vía penal sin mecanismos ni herramientas alternativas de reparación. Como tercera observación señalamos que, en el espíritu de la Ley General, el dictamen debía incluir una definición que permita desarrollar una política pública integral para la atención y la prevención de la violencia digital, así como la garantía del pleno acceso a la justicia con la debida diligencia, la sanción y reparación del daño que no se remitiera exclusivamente al ámbito judicial.

Las defensoras consideraron que con la actual redacción no se incorporó la participación de instituciones como el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y la Secretaría de Educación Pública (SEP) en una política integral, a pesar de que la mayor parte de los perpetradores son hombres adolescentes y jóvenes. Dicha propuesta fue eliminada de la redacción final del dictamen.

El cuarto punto de preocupación fue que el dictamen aprobado le otorga facultades desproporcionadas al Ministerio Público sobre Violencia Digital y Violencia Mediática. Esto es preocupante, dijeron, porque en México, un país con un nivel de impunidad de 98 por ciento, el sistema penal no es idóneo para la reparación del daño a las víctimas.

Expusieron que el dictamen no contempla justicia ni reparación a las mujeres que no deseen acudir a la vía penal; una labor que se ha hecho desde las organizaciones de la sociedad civil, académicas, abogadas y defensoras, y no desde las instituciones. Las organizaciones también advirtieron que la violencia digital no se reducirá con el simple hecho de crear tipos penales.


La quinta observación es el riesgo de que la definición de violencia digital incluida en el dictamen representa en la creación de un doble tipo penal. La Ley contra la Trata ya sanciona la misma conducta establecida en el dictamen, pero con una pena más alta, lo que significa que el dictamen aprobado beneficia a los agresores y no a las víctimas.

La sexta observación, señalaron, es que el tipo penal aprobado en el dictamen no incluye salvaguardas para proteger la evidencia ni para evitar actos arbitrarios por parte de las autoridades, lo que puede dar pie a remociones de contenido no relacionadas con la difusión de imágenes íntimas sin consentimiento.

Para las mujeres que enfrentan este tipo de violencia digital, señalaron, las herramientas de reporte en plataformas digitales suelen ser el primer y a veces el único mecanismo para recuperar el control de sus contenidos. 
Es por esto que la remoción de contenido injustificada por parte de instancias gubernamentales y burocráticas podría implicar un riesgo al tratarse de procesos lentos, abusivos e ineficaces, e incluso se podría eliminar evidencia que podría servirle a la víctima en caso de que decida emprender un proceso legal.

Finalmente, expusieron una séptima observación al destacar que el dictamen aprobado pone en riesgo de revictimización a las mujeres víctimas de difusión de imágenes íntimas sin consentimiento, porque alude al consentimiento como mecanismo de impunidad de los agresores, lo que deja en ellas la carga de la prueba.

Consideraron que es contraproducente apostar a la vía punitivista, sin considerar una definición amplia de violencia digital ni mecanismos de acceso a la justicia y reparación del daño. Las fallas en el sistema de justicia en México, en particular en casos de violencia contra las mujeres, tienden a desincentivar la denuncia. Los procesos resultan tardados y revictimizantes e implican costos económicos y emocionales.

Esta evidencia, agregaron, está en el informe de la colectiva Luchadoras,“Justicia en trámite. El limbo de las investigaciones sobre violencia digital en México”, publicado en 2020, que señala que en tres años se han abierto 2 mil 143 carpetas de investigación en 18 estados del país por el delito de difusión de imágenes íntimas sin consentimiento. El 83 porcino de las carpetas siguen en trámite ─algunas por más de tres años─ y sólo 17 por ciento de las carpetas iniciadas encuentran alguna forma de conclusión a través de alternativas de justicia.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) en 2019, solamente se denunció o inició carpeta de investigación por 6.8 por ciento del total de delitos en el país. La Envipe indica que entre las razones para no denunciar delitos ante las autoridades, destacan la pérdida de tiempo con 31.7 por ciento y desconfianza en las autoridades con 17.4 por ciento dentro de las atribuibles a la autoridad.

Por estas razones, hicieron un llamado al pleno de la Cámara de Diputados a evitar la aprobación de un dictamen que no garantiza el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y retomarlo en el siguiente periodo legislativo, con la garantía de atender las observaciones de organizaciones, abogadas, activistas, académicas y demás mujeres.

21/AGM/LGL

“El presente artículo es propiedad de CIMAC Noticias“.

La Redacción (2021). Denuncian feministas que reformas sobre violencia digital ponen en riesgo a las víctimas. CIMAC Noticias. Recuperado el 16 de abril de 2021 de: https://cimacnoticias.com.mx/2021/04/16/denuncian-feministas-que-reformas-sobre-violencia-digital-ponen-en-riesgo-a-las-victimas

Difunden fotos íntimas de mujer indígena; en lugar de apoyarla, IMSS la despide

Brenda Torres, Cultura Colectiva

08 de abril de 2021, 09:29

difunden fotos intimas de mujer indigena y en lugar de apoyarla con ley olimpia ¡imss la despide
Foto de portada: Unsplash.

La CNDH emitió una recomendación al IMSS porque consideró que no resolvió el caso con perspectiva de género.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió una recomendación al director del IMSS, Zoé Robledo, por el despido de una mujer indígena luego de que personal de un hospital en Oaxaca difundiera fotos íntimas de ella.

En la recomendación 11/2021 se señala que se vulneraron los derechos y la intimidad de la mujer indígena trabajadora del IMSS-Bienestar.

difunden fotos intimas de mujer indigena y en lugar de apoyarla con ley olimpia ¡imss la despide 1
Foto de portada: Unsplash.

Le solicitaron renunciar

La mujer fue destituida de su cargo como gestora de calidad en el Hospital Rural de San Ildefonso Villa Alta, Oaxaca del IMSS el 27 de septiembre de 2019, después de que el delegado del IMSS-Bienestar en Oaxaca, solicitó a la víctima su renuncia o cambiar de adscripción, al señalar que circulaban sus fotos íntimas. 

Por este caso, el instituto inició un procedimiento administrativo y se le notificó a la mujer la “pérdida de confianza” por las fotografías difundidas.

difunden fotos intimas de mujer indigena y en lugar de apoyarla con ley olimpia ¡imss la despide 2

Sin perspectiva de género

De acuerdo con la CNDH, el IMSS no resolvió el caso con perspectiva de género, además, consideró que “la acusación estuvo sesgada de estereotipos y violencia de género hacia las mujeres, al enfatizar detalles que aparecen en las fotografías como la vestimenta, además, el circular las imágenes exhibiendo el cuerpo de las mujeres tiene la finalidad de humillar, sentir vergüenza y causar una invasión en su intimidad”.

En la recomendación, la CNDH obliga al director del IMSS a capacitar en materia de violencia de género y ética profesional al personal administrativo y operativo del Hospital Rural del IMSS-Bienestar, así como implementar un Protocolo de Prevención y Atención a Casos de Violencia Digital para las mujeres trabajadoras del instituto.

difunden fotos intimas de mujer indigena y en lugar de apoyarla con ley olimpia ¡imss la despide 3

Se le imputó una responsabilidad administrativa

“La CNDH observó que, contrario a investigar la procedencia de las fotografías, se imputó a la mujer una responsabilidad administrativa, y a pesar de que desde el 2019 se sabía de la circulación de las fotografías, no se activó ningún protocolo de atención para casos de violencia digital, en perjuicio de la víctima”, expuso la la comisión en un comunicado.

La comisión defensora de los derechos humanos estableció que el IMSS tuvo que realizar una investigación interna para esclarecer dónde se originó la circulación de las imágenes, quienes las conservaron y cómo les dieron difusión ya que la violencia digital está tipificada como un delito en el estado de Oaxaca.

Foto de portada: Unsplash.

“El presente artículo es propiedad de Cultura Colectiva

Torres, B. (2021). Difunden fotos íntimas de mujer indígena; en lugar de apoyarla, IMSS la despide. Cultura Colectiva. Recuperado el 09 de abril de 2021, de https://news.culturacolectiva.com/mexico/difunden-fotos-intimas-de-mujer-indigena-imss-la-despide-oaxaca/

Aumenta violencia digital en confinamiento por pandemia

Estas conductas no siempre se sancionan y las autoridades correspondientes no están capacitadas para recibir denuncias de este tipo, señala activista

Alba Espejel | El Sol de Puebla

29 de marzo de 2021

Foto: Cuartoscuro

Karen siempre tuvo su cuenta de Instagram pública, pues creía que en esta red social no había peligro, pero al inicio de la contingencia sanitaria empezó a recibir mensajes de personas que no conocía, le decían cosas obscenas en sus fotografías y recibió imágenes de hombres desnudos.

Ella no fue la única que se sintió agredida en los medios digitales, pues de acuerdo con Samantha Páez Guzmán del Observatorio de Violencia de Género en Medios de Comunicación (Ovigem), la violencia digital aumentó durante el confinamiento por la pandemia, en el 2019 recibieron nueve solicitudes de orientación por este tema, en 2020 fueron 18 y en lo que va del año ya llevan otras 18.

En entrevista con este medio, Páez Guzmán, compartió que esta cifra es preocupante, principalmente porque esta práctica no siempre se sanciona y las autoridades correspondientes no están capacitadas para recibir denuncias de este tipo.

“Es una tendencia que se ha visto a nivel nacional, el aumento de la violencia digital en la pandemia (…) Creemos que tiene que ver con que ahora la socialización se trasladó a lo digital, pero también tiene que ver con una práctica poco sancionada y que, por tanto, está siendo una forma nueva de ejercer violencia”, comentó.

Cada caso tiene una historia, por ejemplo, una mujer ingresó a su cuenta en la plataforma Zoom y de repente empezaron a poner imágenes pornográficas, también hay chicas que son amenazadas por sus ex parejas o pretendientes a través de sus cuentas, les dicen que si no salen con ellos mostrarán fotografías íntimas o en sus publicaciones les ponen que son “unas putas”. Posteriormente algunas de ellas, han visto sus fotos circulando en grupos de redes sociales.

También han recibido mensajes de hombres que les dicen que las quieren conocer, que las van a ir a buscar a sus casas, que quieren tener un encuentro sexual y aunque se niegan, ellos insisten. Esto ha pasado con personas desconocidas y personas que conocen, pero que no son de su círculo social.

Un caso más fue de una mujer que por cuestiones laborales tuvo que dar acceso a un trabajador de su empresa en su equipo y esta persona encontró imágenes personales y empezó a distribuirlas entre los demás empleados.

Para finalizar, opinó que en Puebla falta capacitar a los agentes de ministerio público para que puedan atender estos casos, ya que muchos de ellos no conocen los delitos sexuales-digitales, principalmente en el interior del estado, en donde se niegan a recibir las denuncias. Por ello, el próximo mes arrancarán una campaña informativa para que las mujeres sepan cómo denunciar este tipo de actos.

“Piensan que no es un delito, que el delito contra la intimidad sexual y ciberacoso no son delitos y lo que hacen es decirles: eso no va a proceder y entonces, nosotras creemos que en esas agencias aún no saben que eso sí es delito y que sí se puede denunciar”, concluyó.

“El presente artículo es propiedad de El Sol de Puebla

Espejel, A. (2021). Aumenta violencia digital en confinamiento por pandemia. El Sol de Puebla. Recuperado el 30 de marzo de 2021, de https://www.elsoldepuebla.com.mx/local/aumenta-violencia-digital-en-confinamiento-por-pandemia-puebla-6534911.html#

Chidas en línea: navegar libres de violencia machista

En 2019, 2 millones 731 mil 312 adolescentes y jóvenes de entre 12 y 19 años sufrieron algún tipo de violencia digital. Este año, el estudio “Chidas en línea”, un proyecto feminista, ha documentado y analizado las consecuencias de la violencia digital en las adolescentes mexicanas, así como qué pueden hacer para combatirla

Lado B (@ladobemx)

25 de marzo de 2021

*Foto de portada: LADO B
Allison Madrid | @allison_madrid

“[En México] cada minuto, cinco adolescentes y jóvenes son víctimas de violencia digital”, explicó la periodista Sonia del Valle con base en datos obtenidos en el Módulo de Ciberacoso del Inegi del 2019. Este y otros datos se retoman en “Chidas en línea: Un estudio del impacto de la violencia digital contra las adolescentes en México”. 

De acuerdo con el reporte, gran parte del problema es que, si bien es cierto que las adolescentes han crecido habitando el espacio digital y sabiendo manejar los distintos medios y redes sociales, a veces desconocen que estos también son espacios de derechos humanos en los que pueden habitar libres de violencias. Asimismo, no tienen las herramientas suficientes para identificar cuándo están siendo violentadas o cómo pueden defenderse  y protegerse, dejándolas en una constante posición de vulnerabilidad. 

De acuerdo con Chidas en línea, esto último se debe a que no existe una educación integral en ningún nivel educativo que tome en cuenta protocolos de prevención y/o atención ante las agresiones digitales. Tampoco se llevan a cabo campañas de sensibilización por parte de las escuelas, ni por parte del Estado para ayudar a mitigar y sobrellevar sus efectos.

Otro factor tiene que ver con el contexto actual de pandemia, pues el estudio menciona que el cierre masivo de espacios públicos, escuelas y lugares de trabajo propició que la presencia online creciera exponencialmente en distintas redes sociales y plataformas digitales para la educación en línea y la organización laboral; Facebook la red más utilizada por mujeres, pasando en promedio 89 minutos diarios en ella. 

Adolescentes no denuncian por miedo a repercusiones sociales y familiares

Del total de jóvenes encuestadas (403), sólo 257 respondieron a la pregunta de si habían pedido apoyo después de ser violentadas en línea, de ellas, únicamente el uno por ciento solicitó ayuda a la policía cibernética, fiscalía o algún instituto de la mujer; 29 por ciento acudió a amigas para pedir apoyo; 26 por ciento habló con su familia, El seis por ciento con su pareja y otro seis por ciento con las autoridades escolares. El 30 por ciento, no pidió ningún tipo de apoyo. 

La falta de denuncias radica en “la poca fe en el sistema de justicia en México; el exceso de burocracia y lo costoso que es conseguir un abogado; miedo a la revictimización por parte de las autoridades, o a que la autoridad difunda las fotos íntimas a medios de comunicación; que terceras personas (policías, jueces, ministeriales, personal de la policía y fiscalía) vean el contenido íntimo”, como se lee en el reporte.

Su edad también constituye un factor importante al hablar de denuncias, ya que al ser menores de edad, para denunciar deben de ir acompañadas de madre, padre o tutor; sin embargo, en muchas ocasiones las jóvenes no se acercan a denunciar por miedo al castigo y por desconocimiento de los protocolos de denuncia. 

Mujeres de 17 años, las más vulneradas

Foto: Freepik

Dentro de los distintos tipos de violencias analizadas en este estudio (acoso, expresiones discriminatorias, campañas de desprestigio, amenazas, difusión de material íntimo sin consentimiento y abuso sexual relacionado con las tecnologías) las encuestas mostraron que las jóvenes de 17 años fueron las más afectadas.

Asimismo, de acuerdo con el estudio, las violencias que más afectan a las adolescentes son el acoso, que representa el 18 por ciento del total; le siguen las expresiones discriminatorias con un 14 por ciento; las campañas de desprestigio, el acceso y control no autorizado de sus redes, así como las amenazas, representaron el siete por ciento cada una.

El cinco por ciento sufrió monitoreo y acecho; mientras que violencias como el control y manipulación de información, suplantación o robo de identidad y afectaciones a sus canales de expresión significaron el cuatro por ciento cada una; al mismo tiempo, la difusión de información personal y de contenido íntimo sin consentimiento, extorsión, desprestigio, abuso sexual relacionado a la tecnologías y omisiones por parte de actores con poder regulatorio, sumaron un 18 por ciento en conjunto (tres por ciento cada violencia).

Tristemente las consecuencias no son únicamente sociales, las personas que viven estas situaciones sienten ansiedad, tristeza, se pueden enfermar del estómago, o incluso dejar de comer debido a secuelas emocionales. 

De las chicas encuestadas, 68 por ciento reportó haber sufrido consecuencias emocionales; por otro lado, el 14 por ciento cerró sus redes sociales; el cinco por ciento dejó de asistir a sus clases y tan solo el uno por ciento incrementó su seguridad. 

Empoderamiento feminista digital: tomando consciencia y dejando la culpa atrás

Foto: Anna Shvets | Pexels

“Me hubiera encantado saber de la existencia de algún programa escolar o de gobierno. En esta situación [de violencia digital] la única que me pudo ayudar fui yo misma investigando, hasta encontrar al feminismo y a personas como ustedes que me ayudaron a comprender que lo que me pasó no fue mi culpa”, comentó Julia, de 13 años, de San Luis Potosí.

Para muchas adolescentes el acercamiento al feminismo les ayudó a superar la situación de violencia que estaban viviendo; posteriormente, también pasaron por un proceso de autoeducación en el tema, además de preguntarse si en el futuro ayudarían a otras mujeres que pudieran a pasar por una situación similar. 

Impulsado por la comunicadora y tallerista ciberfeminista Candy Rodríguez, la activista Angélica Contreras, la investigadora Mariana Ramos y la economista Daniela Bernal, Chidas en Línea surgió a partir de que las tres notaron que se hablaba muy poco acerca de cómo las adolescentes manejan las agresiones digitales en México.

Con base en esto, las autoras concluyeron que el acercamiento al feminismo dentro de las escuelas es de suma importancia, tanto para la capacitación de las autoridades al tratar estos casos, como para el empoderamiento de las jóvenes, la creación de redes de apoyo y la recapacitación de aquellas que han sido agresoras anteriormente. 

Una encuesta online, entrevistas y el análisis de las cifras recabadas después del estudio dieron paso a confirmar un proyecto, que destaca algunas propuestas hechas por las mismas jóvenes que participaron en la investigación para crear lo que en el reporte llamaron “empoderamiento feminista digital”.

El empoderamiento feminista digital se refiere al proceso que las adolescentes viven, desde el momento en el que identifican lo que les está sucediendo o sucedió, hasta que pueden enunciar que no fue su culpa, y concluye con la toma de acciones para prevenir que no se vuelvan a repetir las agresiones, además de compartir su experiencia con otras mujeres para evitar que les suceda algo parecido.

Para las jóvenes, espacios como Chidas en línea, son lugares seguros e indispensables para poder compartir sus historias. Una de ellas comentó que se le haría “padre que hubiera más espacios así, abiertos, y que el público los conozca; antes no había conocido un lugar seguro para compartir mi historia. Me gustaría que fueran más públicos estos sitios feministas y que hubiera más información sobre violencia digital”.

Las propuestas incluyeron también una policía cibernética más activa, campañas de prevención y sensibilización tanto para adolescentes como para escuelas, familiares y autoridades gubernamentales, así como varias exhortaciones hacia otras chicas para que no sientan culpa. 

Para consultar el proyecto completo haz clic aquí.

*Foto de portada: LADO B

“El presente artículo es propiedad de Lado B

Lado B. (2021). Chidas en línea: navegar libres de violencia machista. Lado B. Recuperado el 26 de marzo de 2021, de https://www.ladobe.com.mx/2021/03/chidas-en-linea-navegar-libres-de-violencia-machista/

Suman 302 denuncias por violencia de género en el IPN

José Antonio Román, La Jornada

01 de octubre de 2020, 09:57 am

En sesión del Consejo General Consultivo del IPN, se informó que durante la pandemia han fallecido 111 miembros de la comunidad politécnica a causa del Covid-19, para quienes se guardó un minuto de silencio. Foto José Carlo González / Archivo

Ciudad de México. El Instituto Politécnico Nacional (IPN) reportó haber recibido en los últimos años un total 302 denuncias por violencia de género, de las cuales en 92 de ellas se han levantado actas administrativas y dado vista al Órgano Interno de Control. En 13 casos se ha rescindido la relación laboral con el personal implicado.

En sesión del Consejo General Consultivo de esa casa de estudio, se informó también que durante la pandemia han fallecido 111 miembros de la comunidad politécnica a causa del Covid-19, para quienes se guardó un minuto de silencio, mientras que para el personal médico y de manera especial a los jóvenes internos en sedes clínicas, se expresó un reconocimiento.

Al presentar un segundo informe de atención a casos de violencia de género en el IPN, la secretaria general de esa casa de estudio, Guadalupe Vargas Jacobo, indicó que de las 302 denuncias formales, 173 ya fueron atendidas, mientras que 129 se encuentran en proceso. De las resueltas, hay 20 en donde los implicados se han puesto a disposición de la Dirección de Capital Humano, 12 más han sido cambiados de funciones como medida preventiva y 35 remitidos a la Comisión de Honor, por tratarse de alumnado.

Recordó que en los primeros meses de este año, en 36 unidades académicas se realizaron “tendederos” de denuncia por violencia de género, donde se recabaron 2 mil 639 señalamientos de los cuales 58 de ellos terminaron en denuncia formal y 685 formaron parte de una denuncia de hechos presentada ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, en el que se elaboraron acuerdos de antecedentes conforme al protocolo, además de que se intensificaron cursos de capacitación en violencia de género, principalmente a docentes.

En la sesión realizada de manera virtual, la primera que se realiza en el presente ciclo escolar, se presentaron diversos informes, entre ellos el de infraestructura y equipamiento 2020, en las unidades académicas de nivel medio superior, nivel superior y centros de investigación, así como de resultados sobre el semestre pasado.

“El presente artículo es propiedad de La Jornada

Román, J. (2020). Suman 302 denuncias por violencia de género en el IPN. La Jornada. Recuperada el 02 de octubre de 2020, de https://www.jornada.com.mx/ultimas/sociedad/2020/10/01/suman-302-denuncias-por-violencia-de-genero-en-el-ipn-6426.html

Si eres una persona migrante o chicana que reside o trabaja en California y quieres contarnos sobre tu experiencia durante la pandemia de la Covid-19, te invitamos a contestar el siguiente formulario: https://forms.gle/WsvgX5ssfwjZWuCH7