La violencia obstétrica en México la mayor en la región, urgen acciones: Miguel Ángel Mancera Espinosa

*El senador perredista lanza punto de acuerdo para que el Senado llame a cuentas a Salud y gobiernos estatales

Tres de cada 10 mujeres se enfrentan a regaños, burlas e, incluso, esterilización sin consentimiento durante el embarazo, parto o puerperio, advierte Mancera Espinosa  

Libertad  López | Sem México

Ciudad de México | Julio del 2021 | — : —

Tres de cada 10 mujeres en México viven violencia obstétrica, enfrentan  negligencia médica durante el embarazo, parto o puerperio, y son objeto de  prácticas como la esterilización sin consentimiento, regaños, burlas, discriminación e, incluso, a la negación del tratamiento que requieren.  

 Así lo dijo  el senador perredista  Miguel Ángel Mancera Espinosa, quien presentó un punto de acuerdo para solicitar a la Secretaría de Salud y a sus homólogas en las 32 entidades federativas, que capaciten al personal médico y administrativo de los centros de salud, a fin de prevenir y erradicar este tipo de violencia.   

El legislador del PRD llamó a garantizar, en todo momento, el respeto a los derechos humanos de las mujeres y a establecer mecanismos para denunciar estos casos, darles adecuado seguimiento y pronta solución.

 
Mancera Espinosa destacó que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, el maltrato físico o verbal sólo es otra modalidad de las formas de violencia en la atención obstétrica.

Además de la práctica injustificada de cesáreas, en nuestro país, de las 3.7 millones de mujeres a las que se les practicó este procedimiento quirúrgico, el 10.3 por ciento no fue informada de la razón y al 9.7 por cierto no le pidieron su autorización para realizarla.  

Según un estudio de la UNAM, la Ciudad de México tiene el mayor índice de casos de violencia obstétrica, con el 30.5 por ciento, seguida por el Estado de México, Querétaro, Aguascalientes, Coahuila, Tlaxcala, Yucatán, Jalisco, Morelos e Hidalgo con 25 por ciento.


En el punto de acuerdo, que fue turnado a la Segunda Comisión, el senador reconoció que en México existen mecanismos de denuncia de este tipo de agresiones, pero aún no se cuenta con un enfoque de Derechos Humanos para la atención de las quejas, por lo que podríamos asegurar que las mujeres se encuentran en una situación de vulnerabilidad jurídica.  

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Libertad  López (2021) La violencia obstétrica en México la mayor en la región, urgen acciones: Miguel Ángel Mancera Espinosa. Sem México. Recuperado el 20 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/la-violencia-obstetrica-en-mexico-la-mayor-en-la-region-urgen-acciones-miguel-angel-mancera-espinosa/

California indemnizará a personas con discapacidad por esterilización forzada

Al menos 600 víctimas de esta práctica podrían recibir 25 mil dólares; California se suma a iniciativas que ya se dan en estados como Virginia y Carolina del Norte. Pero la práctica sigue siendo, para muchas mujeres con discapacidad en el mundo, una violación sistemática.

Fotografía de una protesta femenina con imágenes difuminadas al fondo, en donde aparecen tres mujeres al frente, una niña de tez blanca, cabello castaño oscuro, ojos café oscuro, con expresión seria, sostiene un letrero que dice “Change Now” en traducción es “Un cambio ahora”, a su lado derecho aparece una mujer de tez morena con lentes oscuros sobre su cabeza en forma de diadema, lleva puesta una blusa de color verde y una gabardina de color beige, sostiene un letrero que dice “Need Change”, cuya traducción sería “necesitamos un cambio”, a lado izquierdo de la niña aparece otra mujer de tez blanca, cabello rubio con el puño arriba en señal de victoria.

Katia D’Artigues | Yo también

—– | Lunes 17 de Julio del 2021 | — : —

California, en Estados Unidos, ya prepara un fondo de unos 7.5 millones de dólares para reparar el daño que se le hizo, durante el siglo pasado, a por lo menos 600 mujeres y hombres con discapacidades físicas y psicosociales víctimas de esterilización forzada, con aproximadamente 25 mil dólares cada una.

Se calcula que sólo en Estados Unidos, bajo la influencia del movimiento conocido como “eugenesia” fueron esterilizadas al menos 60 mil personas sin su consentimiento. En California al menos, bajo la Ley de eugenesia promulgada en 1909 se esterilizaron a más de 20 mil personas. 

En un nota publicada por el New York Times Service y retomada por Reforma, se cuenta la historia de Leonard Bisel, ahora de 88 años, quien a sus 15 años fue esterilizado contra su voluntad. Comenta que se despertó en medio de la operación: “Fue muy doloroso. Y el médico comentó que me callara”. Bisel, quien en sus formularios médicos estaba etiquetado como “aburrido” actualmente vive en Selah, Washington, se casó, adoptó dos hijas y ahora tiene seis nietos. 

La mayoría de estos procedimientos, que ahora están claramente prohibidos y considerados violatorios de derechos humanos, sucedieron en instituciones donde personas con discapacidad vivían. No estaban obligadas, legalmente, a tener consentimiento de la persona.

Estas indemnizaciones, que sólo falta que apruebe el gobernador de la entidad, Gavin Newsom (quien, por cierto, enfrentará un referéndum revocatorio) siguen a otros esfuerzos similares en otros estados como Virginia y Carolina del Norte. 

En el siglo XX al menos treinta y dos estados de ese país tenían algún programa financiado por el Gobierno Federal que esterilizaba a la fuerza no sólo a personas con discapacidad sino a migrantes, personas afrodescendientes, Latinas, asiáticas, nativos americanos o pobres u otras etiquetadas como “indeseables” so pretexto de la salud pública. 

¿Qué es la eugenesia?

Nacida a finales del siglo XIX e inicios del XX, la eugenesia fue un movimiento político e ideológico que predicaba que se debería buscar una mejora cualitativa, biológica y natural de la población. Quien primero la bautizó así (y que quiere decir “ciencia del buen nacer») fue Sir Francis Galton, científico británico quien, por cierto, era primo de Charles Darwin. 

Según esta nota de la BBC que explica todo el movimiento eugenésico (con fotos y documentos de Estados Unidos de la época), Hitler habría aprendido de Estados Unidos la eugenesia que propondría con el Holocausto. 

“La guía del laboratorio explica que «a finales del siglo XIX y principios del XX hubo una tendencia a la reproducción selectiva. Si un humano era considerado indigno de pasar su herencia a generaciones futuras, era esterilizado contra su voluntad».

La esterilización por eugenesia fue legal durante décadas en Estados Unidos y avalada hasta por su Suprema Corte de Justicia en la discusión de Bucks vs. Bell en 1927. Puedes revisar un resumen del caso aquí.

Carrie Buck era una joven internada en una colonia estatal de Virginia para personas con epilepsia y “débiles mentales”. Su super intentente, John Bell, quería impedir que tuviera hijos. La Corte votó 8 a 1 a favor de esterilizarla; incluso dijeron que no sólo era constitucional hacerlo sino que sería irresponsable no hacerlo. 

Fotografía a blanco y negro de protesta con imágenes difuminadas, al frente una mujer afroamericana de cabello crespo, con anteojos sobre su rostro, sostiene un letrero que dice: “sterilization of mothers violates U.N. Charter Art. 25, Secc. I y II. Vote NO House Bill” cuya traducción es “La esterilización de las madres viola la Carta de las Naciones Unidas, Artículo 25, Secc. I y II. Vota NO al proyecto de ley de la Cámara”.
Protesta eugenésica en los años 70. Crédito: Southern Studies Institute

¿Ya se terminó la esterilización forzada?

Aunque la esterilizacón forzada está considerada una violación de derechos humanos, sólo en 15 códigos penales de México está prohibida, como dice este documento Grupo de Información en Reproducción Elegida, GIRE http://informe2015.gire.org.mx/#/esterilizacion-forzada

Aunque hay un caso de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que la prohíbe (el caso María Mamérita vs. Peru) de apenas 2003, todavía se documentan casos en diversos países del mundo y hasta en Estados Unidos, donde se investiga la esterilización de 34 mujeres migrantes este año, por ejemplo.

En un informe de 2017, la entonces relatora sobre los derechos de personas con discapacidad de la ONU, Catalina Devandas, presentó un informe sobre los derechos sexuales y reproductivos de mujeres con discapacidad y consideró que la esterilización forzada aún es una “violencia sistemática” en diversas partes del mundo.

En un informe alternativo presentado ante la ONU y elaborado por distintas organizaciones de la sociedad civil en 2015 se denunciaron casos de esterilización forzada a al menos 40% de 51 pacientes  con discapacidad psicosocial a intelectual en hospitales psiquiátricos de la Ciudad de México. 

Fotografía de Mamérita Mestanza, una mujer de edad adulta, tez morena, cabello color negro, lleva puesto un sombrero de paja, sueter de color azul agua y sonríe frente a la cámara. A su costado derecho aparece una lona de protesta color blanca con la frase “Contra su voluntad” en letras color rojo.
Mamérita Mestanza, un caso emblemático en Perú por la política pública del Programa de Anticoncepción Quirúrgica Voluntaria (AQV), implementado por el gobierno de Alberto Fujimori. Fuente: cejil.org

EL presente articulo es propiedad de Yo también.

Katia D’Artigues (2021) California indemnizará a personas con discapacidad por esterilización forzada. Yo también. Recuperado el 12 de Julio del 2021 en: https://www.yotambien.mx/actualidad/california-indemnizara-a-personas-con-discapacidad-por-esterilizacion-forzada/

SCJN afirma que la esterilización no consentida constituye violencia obstétrica

Hoy se discutió el caso de Sonia a quien con engaños y amenazas el IMSS hizo firmar un consentimiento para una OTB

* GIRE celebra la resolución del máximo tribunal mexicano

Redacción | Sem México

Ciudad de México | Jueves 27 de Mayo del 2021 | — : —

Por unanimidad, la Primera Sala de la Corte concluyó que, conforme a los parámetros del derecho nacional e internacional vigentes, Sonia fue víctima de una esterilización no consentida como una forma de tortura y fue víctima también de violencia de género, violencia obstétrica y de tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Así lo da a conocer GIRE quien celebró la sentencia del máximo tribunal de justicia en México, ejemplo de que se puede juzgar con perspectiva de género y de la importancia que tiene el Poder Judicial en la defensa de los derechos, esperamos que abone a construir propuestas para resolver un problema estructural como lo es la violencia obstétrica.

Hoy se discutió en la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el caso de Sonia, a quien, en 2017 personal del IMSS, con engaños, amenazas y condicionándole la atención médica, hizo firmar un consentimiento para que le realizaran una Oclusión Tubaria Bilateral (OTB) como método anticonceptivo permanente.

Con el acompañamiento de GIRE, Sonia presentó una queja ante la CNDH y una demanda de amparo, ambos en contra de las instituciones que la atendieron y que se encuentran adscritas al IMSS. En ambas instancias se reclamó la esterilización no consentida a la que fue sometida y que vulneró sus derechos a la integridad personal, a la salud, a la libertad y autonomía reproductiva, a su proyecto de vida, a la información y a una vida libre de violencia.

El proyecto de sentencia discutido hoy en la Corte analizó todas las constancias que obran en el expediente y, empleando la perspectiva de género, señaló que ni Sonia ni sus familiares dieron su consentimiento previo, libre, pleno e informado para que se le practicara la OTB.

Asimismo, determinó que, debido a la naturaleza y consecuencias de la OTB como método anticonceptivo permanente, el personal médico tenía un deber reforzado de recabar el consentimiento informado ؅-con todos sus requisitos— de Sonia. Este deber no sólo se incumplió, sino que la vulneración a sus derechos a la salud, a la integridad personal, a la libertad y autonomía reproductiva, y a la información en el acceso a los servicios de salud reproductiva se agravó por la actitud engañosa, coercitiva e inductiva de las autoridades responsables.

SEM/sj

El Presente articulo es propiedad de Sem México.

Redacción (2021) SCJN afirma que la esterilización no consentida constituye violencia obstétrica. Sem México. Recuperado el 27 de Mayo del 2021 en: https://www.semmexico.mx/scjn-afirma-que-la-esterilizacion-no-consentida-constituye-violencia-obstetrica/

La importancia de la empatía de especialistas en la primera visita ginecológica de las adolescentes

Que las revisen, reten o hagan sentir expuestas y juzgadas, son los principales temores que tienen las adolescentes según nos contaron lectoras y miembros co-responsables. Cuanto más informadas y temprano lleguen a esa primera consulta, mejor, sostienen las especialistas

Stella Bin, Red/Acción (@redaccioncomar), recuperado de Lado B

16 de mayo de 2021

Lado B
*Ilustración de portada: Red Acción

No hay un momento, ni una edad precisa que indiquen que una niña o adolescente debe ir por primera vez a la ginecóloga o ginecólogo. Pueden ser bebés, niñas, adolescentes o mujeres adultas. Sin embargo, de cómo cada una viva esa primera experiencia dependerá en gran parte que siga consultando de manera preventiva por su salud o tenga tanto temor a que pasen años antes de volver a una consulta ginecológica.

Por eso, nos pareció importante visibilizar estas experiencias e indagar en los derechos que tienen niñas y adolescentes durante esta visita.

Fernanda tiene 24 años, vive en la ciudad de Buenos Aires, y recuerda que la primera vez que fue a una ginecóloga tenía 7 u 8 años. La llevó su papá por un estudio que tenían que hacerle. “Me sentí horrible, la doctora tuvo cero tacto y sentí miedo de ir a otra consulta por mucho tiempo”, nos adelanta por Instagram Fernanda, cuando invitamos en esa red social a que nuestras lectoras y miembros co-responsables nos contaran sus experiencias.

“Tanto fue así que mi mamá y mi papá buscaron otras profesionales para que me atendieran. Por ocho años acepté ir, pero que no me tocaran. A los 16 recién empecé a relajarme y a entrar sola porque prefería hablar de mis relaciones sexuales sin que mis padres se enteraran detalles”, explica Fernanda.

20201104_primera_visita_ginecologica_comentarios_2-1.jpg
Foto: Red Acción

También en Instagram, Irina nos relató una vivencia diferente: “Me sentí súper acompañada, cómoda, contenida, me despejó muchas dudas. Hoy, si bien me atiendo con otra ginecóloga, ella sigue siendo mi médica de consulta”. Irina es chaqueña, tiene 23 años y su mamá la llevó a la ginecóloga a los 11, cuando menstruó por primera vez.

Recuerda que fue para conversar y que la ayudara a entender ese cambio natural, pero crítico a la vez. Y las preguntas que aparecieron fueron: “¿Qué pasa si me mancho en la escuela? ¿Qué hago cuando me duele mucho? ¿Puedo tomar algo por el dolor? A veces uno solo necesita que le digan que lo que siente es normal”, concluye Irina.

Entre la información y el miedo

adolescentes
Foto: Fundación Kaleidos

Si bien las ginecólogas consultadas reconocen que niñas y adolescentes están cada vez más informadas, en su gran mayoría llegan a la consulta con mucho miedo a ser revisadas, a ser juzgadas, a que las reten. Y, a veces, ese miedo se hace realidad.

Enterados de la nota que estábamos produciendo, desde la Fundación Kaleidos y más precisamente en el Programa Jakairá decidieron dedicar su último encuentro semanal virtual a conversar sobre esta primera visita ginecológica.

Jakairá es un programa de atención gratuita que desarrolla e implementa estrategias integrales de trabajo con adolescentes en general y específicamente con adolescentes que son madres/padres y sus hijos/as.

En ese sentido, seis chicas de entre 17 y 21 años, que viven en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense y que fueron madres adolescentes, compartieron sus experiencias. Para ellas, la primera o segunda consulta ya fue por el embarazo que estaban transitando.

20201104_primera_visita_ginecologica_comentarios-1.jpg
Foto: Red Acción

Con distintas realidades familiares, estas jóvenes “están en situación de vulnerabilidad en cuanto a la vivienda, algunas son víctimas de violencia de género y muy pocas trabajan o emprenden”, explica Gabriela Elizondo, trabajadora social y coordinadora de Jakairá.

En cuanto a la consulta ginecológica, ellas reconocen que tienen mucha vergüenza o miedo a que las reten. Juana (nombre de fantasía que usamos para resguardar su identidad) contó que fue por primera vez a las 17 años y el ginecólogo la retó porque no había consultado antes. “A partir de ahí odie a los médicos y me costó volver”, sostuvo.

En general, explica Gabriela, “las juzgan por la desinformación que tienen. Pero a veces, tienen familias muy cerradas, conservadoras, y llegan a esa primera visita solas, a escondidas. A veces, los profesionales se olvidan o no se preocupan por conocer todo lo que atravesó esa adolescente para llegar a esa consulta”.

Para muchas jóvenes, poder ir con una amiga las tranquiliza. Más aún si pueden estar con ellas en la consulta. Otras valoran ir con su madre siempre que tengan un tiempo donde pueden conversar con la ginecóloga en privado.

¿Un consejo para las adolescentes? “Vayan bañadas y con ropa interior limpia”, repiten las madres jóvenes. Para ellas, “la consulta está muy limitada al cuerpo”, explica Gabriela.

Qué puede pasar en la primera consulta

adolescentes
Vilma Rosciszewski en una teleconsulta con un juego sobre la menstruación Foto: Red Acción

Vilma Rosciszewski es ginecóloga especializada en adolescentes y atiende a pacientes de la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires en los ámbitos público y privado. Además de dar información y recomendaciones desde su cuenta de Instagram @ginecoyvos.

“En general, a la primera consulta, llegan después de tener relaciones sexuales, que en Argentina es a las 14 o 15 años aproximadamente. Porque las madres creen que hay que ir en ese momento. Lo ideal es que vengan antes, que una pueda construir una relación de confianza, dar información preventiva y de cuidado de la salud”, dice Vilma.

Ese primer encuentro, detalla Vilma, “es una charla de confianza, amorosa”. Donde se le hace una historia clínica, se repasa el calendario de vacunas, se le pregunta por antecedentes familiares de enfermedades —para este tipo de datos es importante poder hablar con la madre—, explicamos cuestiones relacionadas con la higiene vulvar y el ciclo menstrual —que es bastante común que en los primeros tres años sea irregular y provoque mucho dolor—.

Puede ser que la primera consulta sea porque la mamá ve que la niña se está desarrollando y la lleva. “‘Me trajo esta’, responde cuando le pregunto por qué vino”, cuenta Sandra Vázquez, ginecóloga infantojuvenil y directora ejecutiva de FUSA.

En esos caso, sigue Sandra, “una tiene que armar la consulta, a veces sacando a la mamá del consultorio, explicándole a la adolescente que cualquier cosa que nos cuente de su intimidad no la vamos a revelar, que hay un secreto profesional que uno va a respetar”.

En esas consultas también se suelen abordar temas como los hábitos alimentarios, entornos, su actividad sexual, si tiene amigos, etc…

Es importante, destacan las ginecólogas, que las chicas sepan que a menos que exista un dolor o un malestar que lo amerite no se les pide que se desnuden. “En la primera consulta tratamos de no ser invasivas. A veces les pedís que se acuesten vestidas sobre la camilla y le vas pidiendo autorización para cualquier revisación. Cuando las primeras consultas son así, vienen toda la vida relajadas”, afirma la directora de FUSA.

20201103-SandraVazquez-1.jpg
Sandra Vázquez / Foto: FUSA

Respecto a si pueden asistir solas o necesitan venir acompañadas, la ginecóloga Estela Pristupin, quien también brinda información sobre salud sexual en su cuenta de Instagram @ginecoinclusiva, explica que “por ley una adolescente mayor de 13 años puede asistir a la consulta sola y puede tomar decisiones de salud que no sean invasivas (como ponerse un DIU o un implante subdérmico). Y después de los 16 años, el Código Civil le permite tomar decisiones por temas de salud como puede ser una operación, ligarse las trompas, etc.”.

Estela también explica que a veces esa primera consulta se da a través de la Línea de Salud Sexual (0800 222 3444), que ayuda informando y orientando sobre muchos temas. Uno muy común, puntualiza la médica, “es la interrupción legal del embarazo. En esos casos, se comunica a la paciente con un equipo de ILE (Interrupción Legal del Embarazo) del sector público de la región en la que vive”.

Las dudas más comunes

20201103-EstelaPristupin-1.jpg
Estela Pristupin en su consultorio / Foto: Estela Pristupin

Cuando la conversación distendida entre profesional y paciente se produce, las profesionales coinciden en que aparecen dudas o preocupaciones que los y las ginecólogas deben escuchar, orientar, aclarar y nunca juzgar.

“Suelen dudar de si su cuerpo es normal. Se preguntan si sus mamas son demasiado grandes o pequeñas, o por qué no son iguales. Y lo mismo con su vulva, creen que no es normal, que los labios internos son muy grandes o que no les gusta el color —cuando la vulva no es rosa y lisa; es decir, cuando no se parece al ideal de perfección que proponen las imágenes a las que ellas acceden—. Yo les explico que las vulvas son como las caras, son todas diferentes”, dice Estela.

Otro tema que aparece es la depilación. Estela explica: “Está de moda que todas se depilen pero tienen que saber que el vello tiene una función, es un filtro para los gérmenes, retiene humedad que mantiene el equilibrio de la vulva, y funciona como colchón a golpes. Además, cuando la vulva está expuesta, la piel se seca y endurece”.

También, sigue Estela, “vienen con dudas sobre si depilarse la vulva o no, sobre si están sanas, si se contagiaron alguna enfermedad y, si se cuidan, dudan si son fértiles”.

Ahora, en pandemia, hay situaciones y síntomas que se han agregado a las cuestiones que mencionó Estela. “Cambios en el peso, en los ciclos menstruales, en el humor, en las rutinas (se acuestan tarde y se levantan tarde) o en la convivencia. También más depresión y más intentos de suicidio”, lista Sandra.

Y si bien es muy común que las adolescentes tengan ciclos irregulares, explican las profesionales, ahora son más frecuentes. “Las hormonas son muy fluctuantes en situaciones de estrés, como el actual. Y a esto hay que explicárselo porque cuando entienden esto, se hacen una ecografía y esta sale bien, comienza a bajar el nivel de ansiedad y de estrés”, aclara Sandra.

Los cambios de hábitos son otras cuestiones a las que las médicas deben estar atentas. “Hoy muchas chicas tienden a ser veganas o vegetarianas, por ejemplo. Y tenemos que saber las consecuencias buenas y malas de eso. Las vegetarianas suelen tener más anemia por lo que requiere estar atentas a que si menstrúan mucho volumen puede tener una anemia más profunda”, explica Sandra.

Las ginecólogas también buscan aggiornarse en el uso de la telemedicina y las consultas virtuales, espacios donde las adolescentes y jóvenes se sienten muy cómodas. De hecho, durante la pandemia FUSA lanzó un servicio de teleconsulta a todo el país, para ginecología y psicología, a través de la web.

Las ginecólogas concuerdan en que cuando las adolescentes tienen acceso a una buena Educación Sexual Integral (ESI) en las escuelas, llegan más informadas y tranquilas. De hecho, para Vilma, entre los temas que se incorporaron a las consultas en los últimos años están: “La copa menstrual, la higiene menstrual pensada desde el impacto ambiental, que las mujeres también llevan preservativos y la lectura de contenidos de ESI”.

adolescentes
Foto: Vilma Rosciszewski mostrando una copa menstrual en su Instagram @ginecoyvos

Hoy, pacientes y profesionales coinciden en que un médico o una médica no pueden dar por sentado que se puede hacer cualquier cosa con la paciente. Pedir el consentimiento para cada intervención empodera a las niñas y adolescentes. Ellas tienen el derecho a que se les explique antes de hacerles algo, de tal manera que comprendan qué les van a hacer exactamente.

***

Esta historia fue publicada originalmente por Red Acción de Argentina. Republicada con permiso, como parte de la Primera Edición de la Red de Periodismo Humano.

*Ilustración de portada: Red Acción

“El presente artículo es propiedad de Red Acción de Argentina, recuperado de Lado B

Bin, S. (2021). La importancia de la empatía de especialistas en la primera visita ginecológica de las adolescentes. Lado B. Recuperado el 17 de mayo de 2021, de https://www.ladobe.com.mx/2021/05/la-importancia-de-la-empatia-de-especialistas-en-la-primera-visita-ginecologica-de-las-adolescentes/

CDH de la CDMX reconoce labor de parteras durante la pandemia

Foto archivo/ Afp

Laura Gómez Flores  | La Jornada

Ciudad de México | Miércoles 5 de Mayo del 2021 | 17:56pm

La CDHCM señaló que durante la emergencia sanitaria por Covid-19, los sistemas de salud se han visto limitados para brindar otros servicios, más allá de atención a quienes contraen la enfermedad, por lo que reconoció el valor de la práctica profesional de las parteras que, aún en circunstancias adversas, siguen acompañando los embarazos hasta su término.

Sus conocimientos y el apoyo emocional que brindan durante el embarazo, parto y durante el periodo de lactancia, sobre planificación familiar y recuperación postparto, hacen de su trabajo un servicio integral que enaltece las condiciones de dignidad con las que debe ser atendido un parto, señaló.

El acceso a la formación académica sobre la reproducción humana fue exclusivo para los hombres durante mucho tiempo, y el conocimiento empírico fue transmitido por generaciones de mujeres sin tener reconocimiento formal, aunque en 2003, se realizó la primera celebración del Día Internacional de la Matrona o Partera.

Destacó que, en México, Elena Knapp es considerada la primera partera acreditada en el año 1873 y desde entonces su campo de estudio se ha ampliado a las áreas de obstetricia, anatomía y fisiología, teratología, higiene, enfermedades especiales de mujeres y de la niñez temprana, entre otros.

Mencionó que, en nuestro país existen más de 20 mil parteras tradicionales, 100 parteras profesionales egresadas y 16 mil 684 licenciadas en enfermería y obstetricia; sin embargo, 80 por ciento de todos los partos son atendidos solo por personal médico en formación, lo que da lugar a prácticas deshumanizadas y violentas en razón de género.

El presente articulo es propiedad de La Jornada.

Laura Gómez Flores  (2021) CDH de la CDMX reconoce labor de parteras durante la pandemia. La Jornada. Recuperado el 5 de Mayo del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/notas/2021/05/05/capital/cdh-de-la-cdmx-reconoce-labor-de-parteras-durante-la-pandemia/