La participación paritaria cambió el panorama, urge la igualdad en el Congreso y el contrapeso democrático

  • Analizan la paridad legislativa, sus  impactos, sus retos y desafíos: urge una alianza entre todas las mujeres
  • Conminan a una  reforma en materia de parlamento abierto, proponen mujeres políticas en Seminario

Micaela Márquez  | Sem México

Ciudad de México | Julio del 2021 | — : —

¿Por qué unas diputaciones  tienen mayor poder que otras? ¿Para qué sirve que  las  mujeres estén en la toma de decisiones? Urgente una alianza entre mujeres para lograr o devolver al congreso su papel de contrapeso,  la igualdad dentro del Congreso ¿cómo?, abatir las jerarquías impuestas,  donde las ideas de igualdad puedan impactar, hacer la diferencia y mejorar la democracia con  mayor equilibrio.

Todos estos  temas candentes  se analizaron estos días en la Cámara de Diputados, con legisladoras, especialistas, legisladoras por llegar y representantes del consejo  del Instituto Nacional Electoral,  ante  la creciente elección de mujeres en todo el país, donde algunos congresos locales ya son paritarios y habrá 7 siete  mujeres  estarán  gobernando simultáneamente.

Sí, reafirmó Martha Tagle Martínez,  el panorama cambió. La diputada de Movimiento Ciudadano exaltó a la paridad;  urge una verdadera alianza entre mujeres, dijo a su vez la experimentada Amalia García Medina  ex gobernadora de Zacatecas, la magistrada Janine Madeline Otálora Malassi dijo que al impacto jurídico de la paridad, se suma su contribución a la mejora de la vida ciudadana.

La diputada perredista Verónica Juárez Piña, coordinadora de su partido en la Cámara, señaló los temas de las diferencias y la concentración de poder en la Junta de Coordinación Política; Flavia Freidenberg, de la OEA  sugirió mejorar los sistemas de información, para tener una cuenta y seguimiento  de iniciativas.

Los dichos

El avance de las mujeres en la paridad de género y en el espacio de toma de decisiones ha sido muy importante en los últimos años, dando como resultado que por segunda ocasión se tendrá un Congreso de la Unión  paritario y siete mujeres estarán gobernando al mismo tiempo,  fueron temas destacados  entre quienes participaron  en el Seminario “El Congreso de México necesita. Una reforma urgente”.

La diputada Martha Tagle Martínez, integrante de la LXIV Legislatura de la Paridad de Género, dijo que nadie  puede decir que no se ha dado  cuenta que ha cambiado la configuración del Congreso y que tiene que ver con la paridad, que incluso habrá varios congresos locales que tendrán más mujeres que hombres, y que es importante que el Congreso retome su papel de contrapeso como representación política de la ciudadanía.

Janine Madeline Otálora Malassis, magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), destacó que la agenda de género y la paridad tienen un impacto jurídico y no solo en el bienestar de las mujeres sino en toda la ciudadanía porque está íntimamente relacionadas a la cultura de la igualdad y el respeto a la dignidad humana.

Refirió que desde que tenemos el derecho al voto en México, el 98 por ciento de los gobernadores electos han sido varones, solo el dos por ciento han sido mujeres en las gubernaturas y además entre una y otras  hubo muchos años,  periodos sumamente largos.  

Carla Astrid Humphrey Jordán, consejera de número  del Instituto Nacional Electoral (INE), indicó que en este proceso electoral una novedad fue la aprobación de la reforma de paridad total,   un avance importante. Así  junto a la jefa de gobierno de la Ciudad de México y las recién electas seis gobernadores en los  comicios del 6 de junio estarán 7 mujeres gobernando sus estados simultáneamente.

Respecto a la reforma en materia de violencia política dijo que esta aplica e incide para las mujeres que están ejerciendo cargos públicos. No solo las autoridades electorales sino todas las autoridades en este país están obligadas a combatir la violencia política en razón de género y hay que detonar estas vías para que otras soberanías actúen en este tema.

Amalia García Medina, diputada federal electa por Movimiento Ciudadano  para la LXV legislatura, expresó que al hablar de que es tiempo de las mujeres la pregunta es “para qué queremos paridad, para qué queremos estar donde se decide, en el Legislativo, y qué cambios traerían en la vida de las mujeres”. Planteó crear alianzas entre mujeres que se encuentran en ámbitos de decisión, la academia, la sociedad, en los distintos poderes, para avanzar en asuntos fundamentales.

Flor Dessiré León Hernández, presidenta del Instituto de la Mujer del Estado de Morelos, afirmó que el Congreso señaló que en el caso de las legislaturas que empezarán en septiembre, la agenda de las mujeres indígenas debe estar presente, ser tomada en cuenta y hacerla una realidad. Que los presupuestos pongan los ojos en políticas de prevención y alertas de violencia de género, porque  esto, en  los congresos locales será  fundamentales.

A su vez, Flavia Freidenberg coordinadora del Observatorio de Reformas en América Latina del Instituto de Investigaciones Jurídicas, de la UNAM, y de la Organización de Estados Americanos, pidió que en cada congreso donde hay  unidades de igualdad, se amplíe la  información y así  poder “articular e identificar las iniciativas en las que tenemos que apoyar técnicamente a las legisladoras en los estados para mejorar esa legislación”.

Por otra parte, con el tema ¿Por qué unos Diputados tienen mayor poder que otros? se realizó el análisis del papel que desempeña la Junta de Coordinación Política y los grupos parlamentarios, y cómo fortalecer al Congreso de la Unión y las decisiones políticas que se pueden tomar.

La diputada Verónica Juárez Piña, coordinadora del grupo parlamentario del PRD Señaló que hace 47 años México consagró en su texto constitucional el principio de la igualdad ante la ley entre hombre y mujeres, así todas las personas en nuestro país constitucionalmente gozamos de los mismos derechos y obligaciones.

“Este principio se traslada por vía de la representación a quienes ostentan el mandato a la ciudadanía para ejercer el cargo de diputadas y diputados, y aunque en la teoría todas y todos los legisladores somos pares, aquí se ha expresado que existen diferencias”. 

A su vez, la periodista Ivonne Melgar Navas, de Grupo Imagen Multimedia, señaló que la reforma de fondo se trata de que todos en el Congreso tengan el mismo poder como representantes de los electores. Planteó que la Cámara de Diputados debe recuperar el papel de la Auditoría Superior y la vigilancia del presupuesto, porque hay un retroceso en la fiscalización; recobrar su facultad de investigación.

Mariana Niembro Martínez, directora de Borde Político, indicó que se debe avanzar en fortalecer al Congreso como contrapeso y es urgente una reforma en materia de parlamento abierto, que quiere decir más transparencia, espacios de participación, e innovar procesos y plataformas tecnológicas que tengan más comunicación con la ciudadanía.

El Congreso debe revalorar la representación proporcional

Por otra parte, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello indicó que, de acuerdo con los cómputos distritales del INE, la próxima legislatura volverá a ser paritaria, pues estará integrada con 248 mujeres legisladoras y 252 hombres. Además, indico que de las 500 curules que integrarán la LXV Legislatura, 152 fueron por reelección.

Abundó que el congreso debe revalorar la representación proporcional, ya que esta ha sido clave para la transición política, es decir, permitió transitar de un régimen autoritario que caracterizo al siglo XX a uno democrático.

Abundó que es necesario avanzar hacia un esquema donde la proporción de votos recibidos de las distintas fuerzas políticas y la proporción de escaños sean similares.

Ante una eventual reforma electoral dijo que es fundamental conocer que el 52.6 por ciento del total de votantes potenciales emitieron un voto diferenciado en favor de una nación con división y equilibrio de poderes. Subrayo que ninguna fuerza política puede dar por asegurado ni el triunfo propio ni el rechazo de los contrarios. 

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Micaela Márquez  (2021). La participación paritaria cambió el panorama, urge la igualdad en el Congreso y el contrapeso democrático. Sem México. Recuperado el 26 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/la-participacion-paritaria-cambio-el-panorama-urge-la-igualdad-en-el-congreso-y-el-contrapeso-democratico/

Apostar por masculinidades libres de violencia

Ruy Félix | Desinformémonos

—- Viernes 9 de Julio del 2021 | — : —

A los varones se nos cuestiona desde hace tiempo, y una reacción común es deslegitimar y desacreditar los cuestionamientos. Nos ponemos a la defensiva y atacamos a quienes cuestionan nuestro género: “El violador no soy yo; jamás he violado a nadie”. Pero,¿reaccionamos con el intelecto o con el hígado?; es decir, ¿entendemos qué se nos cuestiona?, ¿conocemos la diferencia entre violación y abuso sexual o lo que implica la violencia de género y el acoso? Creo que no nos detenemos a pensar y considerarlas razones de fondo. Reaccionamos por lo que creemos porque no nos hemos permitido conocer. Necesitamos darnos la oportunidad de cuestionarnos y ver qué es lo que no entendemos. ¿Qué es ser hombre? Como decía San Agustín sobre el tiempo: “Si nadie me pregunta[…], lo sé, pero si me lo preguntan y quiero explicarlo, ya no lo sé”. A muchos hombres nos pasa así.

Soy un varón chilango a mitad de los 30 que ha comenzado a cuestionar la forma en que vive su masculinidad. Tengo 36 años, ya fui así 36 años, no quiero seguir mi vida violentando. Me he dado cuenta de que mi idea de masculinidad ha hecho que me juzgue y me ha generado muchas inseguridades.

Así fue mi proceso. Cuando me permití cuestionarme, identifiqué acciones que no me agradaban. Algunas siempre me incomodaron pero las había normalizado: como hacer bullying a los hombres que mostraran vulnerabilidades y aspectos “femeninos”, las pláticas entre amigos sobre las mujeres y su intimidad o el hecho de usar la homosexualidad como insulto o para menospreciar a alguien. Buscando entender más, encontré a otros hombres que también cuestionaban su noción de masculinidad. Uno es Edmundo Castelán —sociólogo de la UAM— quien creó, en octubre de 2019, #HombresNecios, un círculo de reflexión para varones.

Castelán narra en entrevista que el proyecto surgió por su propia necesidad, al darse cuenta de que ejercía, inconscientemente, acciones machistas y no las quería en su vida. En el círculo, ha reconocido similitudes entre los asistentes. Por ejemplo, el momento clave que los hace cuestionar su manera de vivir la masculinidad. Comúnmente es a través de una mujer: “por lo menos el 80 por ciento de los hombres llega a este espacio por sugerencia de alguna mujer, porque alguien les platicó, los invitó o les pidió asistir”, dice. No pocas veces, comenta, es a través de la pareja, pues ellas indican que el varón niega que ejerce machismo. Otro fenómeno que se da es el abandono del grupo: muchos comienzan a ir y, de un momento a otro, dejan de hacerlo. Edmundo piensa que puede ocurrir cuando se reencuentran con algún suceso pasado o con sus propias verdades. En el feminismo a esto lo llaman heridas de la masculinidad hegemónica.

Sandra Escutia, filósofa y profesora de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien ha trabajado las masculinidades y estudiado su historia desde 2014, explica que los “estudios sobre las masculinidades son una nueva vertiente de teorización que surge en los años 90”. La postura teórica de las masculinidades indaga, entre otras cosas, en las relaciones y dinámicas entre los hombres, sus mandatos y su persona. Aclaró que el “objeto de investigación de los estudios de género no son los hombres ni las masculinidades, sino las dinámicas culturales y de poder. Cuando se habla de dinámicas socioculturales se habla del androcentrismo y relaciones del heterosexismo”. Pero,¿qué significa esto?

En los estudios se indaga sobre cómo las relaciones dentro de nuestra sociedad tienen como base el entendimiento del hombre heterosexual. Es decir, todo gira en torno a la mirada masculina-heterosexual, por eso las personas homosexuales han tenido que luchar por sus derechos, legitimidad y dignidad. Lo mismo las mujeres, quienes históricamente han mantenido luchas para conseguir los derechos que les han sido negados. En otras palabras, todo lo que no es hombre o heterosexual, históricamente ha sido marginado y con base en luchas ha buscado salir de tal marginación. Pa’ pronto: somos machos, así nos educaron y así hemos construido nuestra historia y nuestra cultura. Sobre estas dinámicas, Sandra señala que “los hombres no tienen claras las dinámicas que hay entre ellos y tampoco se dan cuenta que estas relaciones de género no solamente se dan con las mujeres. Que deben cumplir tantas cosas que en realidad lo que está en riesgo es la forma en que los hombres son hombres […] No se están dado cuenta que son educados para ser sujetos en permanente confrontación, violencia y guerra; y que eso no es algo propio de ellos, que se puede transformar.”

Esto lo he identificado desde que asistí a los círculos de Edmundo y los talleres de Sandra: el conflicto es permanente. No necesito demostrar que soy mexicano, estudiante, ni otra cosa, pero la necesidad de demostrar mi masculinidad es constante y esto pasa con la mayoría de los varones. Permanentemente reafirmamos que somos heteros, bien hombres, y no permitimos que se dude ni cuestione eso, si es necesario —como menciona Sandra— lo demostramos con violencia. Es algo que, inconscientemente, a solas, nos estamos exigiendo también. Nos ha vuelto incapaces para reconocer nuestra vulnerabilidad, mostrarnos ajenos a la valentía o a la certeza, o simplemente, para exponer nuestras flaquezas y sensibilidad, pues “no es de hombres”. ¿Tan inseguros estamos de nuestra «hombría»? Las reacciones excesivas que tenemos cuando ésta se pone en duda parece confirmarlo. Quizá, por ser una imposición externa, muchas de sus premisas nos son completamente ajenas. Esto podría confirmar la premisa de que la masculinidad es frágil. Además, se legitima en un reconocimiento externo y no por una seguridad interior.

En el círculo algunos rostros se hicieron familiares, otros no se dieron la oportunidad. Algunos se sentían incómodos porque, es verdad, resulta incómodo enfrentarse con algunos hechos. No cualquiera renuncia a las formas tradicionales de concebir lo masculino, cuando esto implica un ejercicio de poder. ¿Quién, voluntariamente, renuncia a sus privilegios? Al ser un círculo abierto y plural se expresan diferentes vivencias y formas de ser hombre. Muchos fueron violentados y otros violentaron. Esto es lo incómodo, pues algunos relatos te señalan a ti y no es cómodo que te señalen como el violentador: de tu madre, tu hermano, tu novia o de ti mismo. O por el contrario, algunos relatos pueden hacerte entender que has sido víctima de abusos o violencia, y reconocerse como víctima tampoco resulta agradable. Quizá algunos recuerdan cosas que han escondido u olvidado a la fuerza.

En octubre de 2019, cuando Edmundo decidió formar Hombres Necios, creó una página en Facebook. Las primeras semanas los asistentes no llegaban a diez, pero en poco tiempo se triplicaron. Comenzó en un pequeño espacio cerrado, pero la capacidad fue superada y el círculo se trasladó al espacio público. Se volvió un círculo urbano sin puertas que pudieran cerrarse: abierto a todo aquel que quisiera escuchar y ser escuchado. La intención de Edmundo era crear un espacio donde los hombres pudieran cuestionarse y conectar con dudas, desacuerdos e inquietudes. La necesidad de hablar y ser escuchados era evidente, asistían de Xochimilco, Ajusco, Iztapalapa y varios sitios del Estado de México., como Ciudad Nezahualcóyotl y Ecatepec. Para Castelán es importante hablar desde las emociones, pues pocas veces lo hacemos y tal vez ni siquiera sabemos hacerlo. Sin duda, hablar desde el sentir es una forma en que se merman algunos mandatos de la masculinidad hegemónica.

¿Qué es la masculinidad hegemónica y qué son los mandatos?

Es la masculinidad tradicional, la que nos enseñaron desde niños y nos forjó como hombres, lo que hoy entendemos como hombre tiene mandatos contundentes: “los hombres no lloran ni usan el color rosa”, y desde niños nos lo dejan claro. Nuestro conflicto con las emociones es consecuencia de estos mandatos, pues no sabemos asumirlas ni trabajarlas. El hombre, estadísticamente, suma más muertes violentas y también es quien ocasiona la mayor parte de estas muertes.

Para Sandra y Edmundo es importante señalar que no se trata de nuevas masculinidades, sino de “masculinidades disidentes” libres de violencia. La masculinidad ha cambiado a lo largo del tiempo, y seguirá cambiando, porque es una creación cultural, no una condición natural. Nosotros decidimos su dirección y debe ser sana, que no necesite estar afirmándose, no implique violencia y no vea la feminidad como negativo.

Además de Hombres Necios hay muchos otros grupos que han comenzado a cuestionar la masculinidad tradicional promoviendo su disidencia. Un par de ellos son:


*Este trabajo fue producido por un estudiante del Taller de Periodismo de Investigación del plantel Tezonco de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM).

El presente articulo es propiedad de Desinformémonos.

Ruy Félix (2021) Apostar por masculinidades libres de violencia. Desinformémonos. Recuperado el 9 de Julio del 2021 en: https://desinformemonos.org/apostar-por-masculinidades-libres-de-violencia/

“Mujeres invisibles para la medicina”

Carlota García Sánchez | Sem México

—- | Miércoles 7 de Julio del 2021 | — : —

La jornada ha reflexionado sobre el libro “Mujeres invisibles para la medicina” escrito por Carmen Valls Llobet, directora del Programa Mujeres, Salud y Calidad, y que ahonda sobre la realidad pandémica y las diferentes formas en que afecta a la salud de las mujeres y hombres.

El surgimiento del coronavirus ha venido acompañado de nuevos riesgos para toda la sociedad, sin embargo, como señala la médica y directora del Programa Mujeres, Salud y Calidad, Carmen Valls Llobet, es importante tener presente que esos riesgos no siempre se manifiestan de la misma manera en hombres y en mujeres. Un claro ejemplo está en que los contaminantes ambientales acarrean muchos más cambios en las hormonas de las mujeres que en las hormonas de los hombres.

La médica ha querido compartir pinceladas de su libro “Mujeres invisibles para la medicina”, en el que sobre todo ha puesto hincapié en la importancia de analizar los datos con perspectiva de género, dado que no solo se observarán los resultados sino también se podrían estudiar las condiciones sociales, las normas o las creencias que sitúan a las mujeres y hombres en una situación especial, siendo siempre la de poder en el hombre.

La primera ola del COVID-19 sufrida en nuestro país refleja unas cifras de contagio superiores en mujeres; concretamente, explica, ellas alcanzaron el 56% de contagios frente a los hombres, sin embargo, el mundo entero creía que el coronavirus afectaba más a los hombres, dado que solo se ponía el foco en las muertes: “se olvidaba que la muerte es el estado final antes viene el contagio”. ¿Por qué las mujeres fueron las más afectadas? La respuesta es fácil, la mayoría de profesiones en primera línea estaban y están ejercidas por mujeres por razones de género; sanitarias, cuidadoras, limpiadoras… “Eran las primeras que cuidaban en las residencias o que se enfrentaban al virus casi sin protección, literalmente con bolsas de basura”.

La ponente no ha dejado de insistir en la necesidad de ofrecer datos desagregados por sexo para así, dice, ; “evitar los eteriotipos falsos ya que estudiar a hombres no es estudiar a las mujeres. De esa forma no se estudian patologías exclusivas de ellas”. Por ejemplo, una de las últimas investigaciones que se ha llevado a cabo en ratones machos y hembras tiene que ver con la posibilidad de modificar el shock postraumático tras sufrir un accidente, una guerra, una violación etc. Las conclusiones del estudio son positivas para los hombres pero negativas para las mujeres, dado que la taketina resultaba totalmente un éxito en hombres pero, desgraciadamente, en mujeres no sólo no funcionaba sino que consolidaron el miedo en sus cerebros, o sea tenía el efecto inverso al procurado.

Por todo ello, es importante saber distinguir y ser consciente de la diferencia biológica que hay entre hombres y mujeres, así como informar de manera separada en cualquier estudio.

Otro asunto poco estudiado tiene que ver con la morbilidad por menstruación, tanto por la amenorrea (ausencia de menstruación) como por sangrar más de 80 cm3, tener ovario poliquístico, síndrome premenstrual o miomas (tumores en el útero). En toda Europa el 16% de las mujeres sufre anemia y el 75% falta de hierro.

Coronavirus en mujeres

El coronavirus no sólo ha desatado las diferencias sociales entre hombres y mujeres sino también las biológicas. La inmunidad que se genera tras haber sufrido la enfermedad no tiene la misma respuesta en ellas que en ellos. Carmen Valls Lllobet explica que es malo tener poca inmunidad pero también lo es tener demasiada, lo ideal es una inmunidad moderada.

Según cuenta, las mujeres tienen mejor inmunidad porque poseen mejores defensas contra las infecciones pero ocurre que, tras pasar la enfermedad, ellas tienen más posibilidad de tener covid persistente que los hombres. El covid persistente ocurre cuando ha dejado secuelas en el organismo durante bastante tiempo, por ejemplo puede provocar artritis, dejar dañadas las glándulas salivares, problemas de corazón, obstrucción de los vasos sanguíneos, fatiga, etc.

Por eso, una vez, más explica que es importante estudiar el cuerpo de la mujer y el cuerpo del hombre de forma separada.

La médica no olvida mencionar el aumento de llamadas y consultas en internet de mujeres víctimas de violencia física, sexual o psicológica que ha persistido durante el confinamiento.

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Carlota García Sánchez (2021) “Mujeres invisibles para la medicina”. Sem México. Recuperado el 7 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/mujeres-invisibles-para-la-medicina/

Desaparición de mujeres se concentra en 5 estados; en Edomex ocurre una cada 12 horas

La trata con fines sexuales sería una de las principales causas de las desapariciones de menores y jóvenes. Mientras que en Tamaulipas quienes más desaparecen son hombres, en Puebla y Edomex son mujeres jóvenes.


Itxaro Arteta | Animal Político

—- | Martes 6 de Julio del 2021 | — : —

A Dulce nadie la ha vuelto a ver desde 2012, cuando fue secuestrada en un poblado de Tamaulipas. A Viridiana nunca la encontraron después de irse de campamento a Tenango del Valle, Estado de México, con su marido, cuyo cadáver apareció a los pocos días, también en 2012. Karina desapareció en la semana que anunció que se iba a vivir con un supuesto novio al que acababa de conocer en 2016 en Tehuacán, Puebla.

Lo que estas jóvenes tenían en común, además de estar en sus 21 años de edad, era vivir en tres de los estados que, junto con Jalisco y Nuevo León, concentran el 50% de las mujeres que han desaparecido en la última década en México.

Pero mientras que Tamaulipas, con una fuerte presencia de grupos del crimen organizado, tiene la tasa de desaparecidos más alta del país y la cantidad de hombres es más de tres veces superior a la de mujeres, en Edomex y Puebla ellas representan el 46% y 45% del total de personas que están sin localizar.

Esa proporción rompe también con el promedio nacional, que es de 24%, de acuerdo con el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y no Localizadas (RNPDNO), que recopila la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) y del que Animal Político extrajo la información de los últimos 10 años mediante casi mil descargas manuales de datos.

De ese periodo, hay poco más de 14 mil mujeres que están desaparecidas en todo el país, es decir, cada día se le ha perdido la pista a 4 mujeres. Del total, casi 6 mil son menores de edad, 1.5 al día.

https://www.animalpolitico.com/

En cambio, la madre de Viridiana Morales Rodríguez, Angélica Rodríguez, no ha dejado de buscarla viva, aunque se cumplen los mismos nueve años de ausencia. Ha perseguido pistas desde Morelos, su lugar de residencia, por Edomex, donde fue la desaparición, y otras entidades como Michoacán, Jalisco o estados del norte, donde le han dicho que van a parar mujeres que caen en manos de redes de trata de personas. Su búsqueda la ha llevado a recorrer prostíbulos, hablar con personas encarceladas y hurgar hasta en centros de rehabilitación de adicciones —los llamados Anexos—, de los que el gobierno no tiene control.

Cuando su hija desapareció en el Estado de México, era una situación que apenas empezaba a crecer en la entidad: solo hay 58 registros de mujeres que no volvieron a casa, en 2013 se duplicaron y tres años después casi se triplicaron, hasta tocar su punto máximo en 2017, con 416 desaparecidas.

Hoy en día es la entidad con más mujeres no localizadas en números totales: hasta el 30 de junio de 2021 acumula 2 mil 72 casos.

Aunque las cifras oficiales muestran una caída atípica en 2019, ya que solo reportó 16 casos en todo el año, y en 2020 registró 118, en los últimos seis meses ya se cuentan el triple: van 358 mujeres de las que no se sabe dónde están. Una desaparecida cada 12 horas.

Esta situación ha llevado a que desde hace dos años sea la única entidad con una declaratoria de Alerta de Género exclusivamente por desapariciones, que se sumó a una Alerta anterior por violencia feminicida, la primera declarada en el país.

Trata de personas, la hipótesis oficial

La madre de Karina Alducín —que también pide reservar su nombre— está segura de que a su hija se la llevó una red de tratantes que opera en Tehuacán, Puebla, para explotarla sexualmente.

Cuando no supo de ella, se movilizó de inmediato, publicó anuncios y expuso en medios el nombre del antro al que la pareja de Karina le dijo que había ido sola. Así que el personal del bar la llamó y le facilitó los videos de seguridad, en los que se ve que la joven se fue con él. Pero la Fiscalía, cuenta, se quedó con la copia que era para ella y luego le dijo que no tenían ningún video de prueba.

Lo peor fue que la familia empezó a recibir amenazas, por lo que huyó a otro estado, desde donde ha tratado que el caso se vuelva del fuero federal y que se investigue a los funcionarios locales involucrados. Sin embargo, van a cumplirse cinco años en agosto y la carpeta de investigación ha ido y venido sin dar pistas de dónde está Karina, al grado de que piensa recurrir a instancias internacionales por la falta de acción de autoridades mexicanas.

Cuando a ella se le perdió la pista, Puebla atravesaba una ola de desapariciones de mujeres: entre 2016 y 2018 se tiene registro de 643 que ya nadie volvió a ver, el 70% de las casi mil mujeres que actualmente siguen sin ser halladas.

Hasta ahora, el gobierno federal ha reconocido como hipótesis principal para la mayoría de ausencias femeninas la trata de personas. Así lo expusieron en Palacio Nacional en abril pasado, durante el último informe sobre personas desaparecidas, y el 25 de noviembre, Día contra la Violencia de Género, tanto el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, como la titular de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), Karla Quintana.

“En todos estos datos de las mujeres que están reportadas como desaparecidas, la hipótesis principal es la trata de personas; esta hipótesis tiene que ser corroborada con información que nos tienen que dar y que todavía esta pendiente de entregar las diferentes Fiscalías y Procuradurías estatales, sin embargo, en casos de mujeres y niñas recuperadas, la hipótesis indica este delito”, señaló Quintana en noviembre.

En entrevista con Animal Político, Quintana reitera esa hipótesis y asegura que están tratando fortalecer un mecanismo de búsqueda de mujeres que ya existía, el Protocolo Alba. Esta guía, nacida en 2003 en Ciudad Juárez, Chihuahua, por los constantes feminicidios, establece que los tres órdenes de gobierno tienen que coordinarse para empezar a buscar de inmediato con policías, y luego continuar la investigación ministerial. Pero actualmente ni siquiera es igual para todo el país.

“¿Qué estamos haciendo? Ya tenemos algunos meses trabajando en mesas con Conavim (la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres) y con diferentes Comisiones de Búsqueda locales, sobre todo trayendo la experiencia de varias comisionadas de Búsqueda que antes trabajaban el Protocolo Alba, también de varios estados, para poder armonizar, porque tú sabes que uno de los retos que tenemos en materia de búsqueda de mujeres en general y de niños y niñas en particular, pues es la homologación tanto de Alerta Ámber como del Protocolo Alba, y la amplitud, digamos, está muy difuso en quién hace qué”, señala.

Una de las dificultades para buscar, por ejemplo, en prostíbulos, es que se requiere una orden judicial que depende de las Fiscalías. Karla Quintana lamenta que en todo el proceso de crear un Protocolo para la Búsqueda de Niñas, Niños y Adolescentes, la Fiscalía General de la República (FGR) nunca aceptó tener un acercamiento con la CNB.

Y es que otra razón que hace pensar en la hipótesis de la trata con fines sexuales es que la mayoría de mujeres que desaparecen son muy jóvenes o adolescentes. A principios de la década pasada, las menores de edad eran el 30% del total de desaparecidas, pero a partir de 2015 empiezan a superar el 45%.

El activista Juan Martín Pérez, que dirigía la Red por los Derechos de la Infancia (Redim), explica que entre más chicas, más fácil es para los tratantes engancharlas a partir de un enamoramiento o de aislarlas de sus redes sociales y familiares, además de que el mercado sexual las prefiere niñas y así son más rentables. Asegura que esto es parte de las dinámicas de una guerra, donde los grupos armados —tanto criminales como el Ejército— buscan prostitutas o esclavas sexuales.

“El perfil en términos de niñas, niños y adolescentes, como tú puedes ver son esencialmente víctimas mujeres, de 14 a 17 años de edad, además bastante georreferenciado la desaparición: Valle de México, el Bajío, parte de Tamaulipas, Puebla, que en realidad corresponden a las ya conocidas redes de trata, desde muchos años antes de la guerra, incluso. Hay un corredor de trata que viene desde Tlaxcala, Puebla, Estado de México, Morelos, Ciudad de México, y alcanza ahora hasta Guanajuato, en general no llegaba tan lejos, era más hacia el centro. Entonces lo que nosotros vemos es que en realidad el crimen organizado cuando encontró que la trata de personas era un gran negocio, no solo para reclutar, sino también en el caso de las chicas adolescentes para esclavitud sexual, se estalló mucho la desaparición”, asegura.

Violencia machista: la desaparición como antesala del feminicidio

El 15 de mayo pasado, el esposo de Reyna González denunció que había desaparecido y logró rastrear que el último lugar al que había ido fue la casa de un hombre mayor que la acompañaba a hacer compras para su negocio. Cuando la policía fue a revisar, se destapó la más reciente historia de un presunto feminicida serial en México: Andrés “N”, de 72 años, tenía en el sótano de una casa de Atizapán, Edomex, restos humanos, objetos de uso femenino y una lista de 29 nombres, posibles víctimas de hasta tres décadas atrás.

Lo que se confirmó en cuestión de días fue que además de Reyna, estaban los restos de Flor Nínive y Rubicela Gallegos, que habían sido reportadas como desaparecidas en 2016 y 2019.

María Salguero, analista de datos que ha creado mapas para georreferenciar desapariciones de mujeres y feminicidios, recuerda que ha habido varios de estos casos a los que rápidamente se denomina como “monstruos”: tan solo en Edomex, el de Toluca, Óscar “N”, que cayó en 2019 por desaparecer y matar a tres mujeres; y el de Ecatepec, Juan Carlos “N”, detenido en 2018 con su pareja por posiblemente 20 feminicidios.

La desaparición para ellos fue solo la manera de ocultar sus asesinatos, porque sin cuerpo no hay delito, explica, y lo que les permitió además reincidir sin que se hiciera justicia para las víctimas.

“Si te fijas son varios, ¿y por qué son varios? Porque asesinaron desde la primera vez y vieron que no hubo consecuencia. Eso es lo que sucede. Y eso que no hay sanción, pues la impunidad crece”, señala.

“También se da dentro del ámbito familiar: hay veces que asesinan a la pareja y ocultan el cuerpo, lo inhumano clandestinamente, hay muchos casos así”, agrega.

La secretaria técnica del mecanismo de seguimiento a la Alerta de Género de Edomex, Yuritzi Castañeda, afirma en entrevista que la desaparición de mujeres sí tiene importantes diferencias con la de hombres, desde las causas, los efectos, y el proceso de revictimización que suele vivir la familia por estereotipos machistas.

Recuerda que el problema de las desapariciones en México empezó a crecer a partir de 2006, cuando inició la llamada guerra contra el narco, pero considera que mientras los casos de hombres están más relacionados al crimen organizado, en los de mujeres se ven otros factores que apuntan a una violencia estructural.

“Aunque sí hay cierto grupo de desaparición de mujeres que tiene que ver con el narcotráfico, la verdad es que la mayoría tiene que ver con otro tipo de violencia que sufren las mujeres, que tiene que ver más allá de esto, con esta violencia cotidiana de acoso, de hostigamiento, de violencia física, de violencia psicológica, etcétera. Y bueno, que puede ser esta antesala al feminicidio”, señala.

En Nezahualcóyotl, uno de los 95 municipios donde se han creado Células de Búsqueda para hacer rastreos especializados, la coordinadora Yuritzi Hernández de la Rosa se ha topado con casos así: uno de los más recientes, el de Andrea, una joven de 21 años encontrada muerta después de haber sido torturada en un cuarto de hotel el pasado 29 de marzo.

Su presunto asesino estuvo en esa misma oficinita detrás del Palacio Municipal denunciando la desaparición de la joven porque la mamá de ella lo obligó a reportarla. Ella de inmediato pensó en el cuerpo que habían hallado en el hotel, y aunque primero no tenían elementos para aprehenderlo, cuando la Fiscalía obtuvo las primeras pruebas, ahí mismo él confesó que la había golpeado hasta que terminó por matarla.

“En los hombres tenemos una ruta de que puede ser un alcoholismo, puede ser una adicción, algún padecimiento psiquiátrico, o algún delito, también. Pero en las mujeres tenemos que fijarnos si es una problemática de que son víctimas de violencia, o de que fueron desaparecidas por su compañero de vida, porque también eso nos ha pasado: los asesinos vienen a reportarlas como desaparecidas y son los feminicidas, ellos son los que asesinan a las mujeres. Y los agresores, los feminicidas vienen descaradamente aquí a levantar el reporte”, cuenta.

En 2020 se tiene registro de 2 mil 73 mujeres desaparecidas en todo el país, tan solo 10 menos que el peor año que se había tenido, 2017. Y en 2021 ya va la mitad de esa cifra, con mil 26 casos. Un problema que pese a la creación de Comisiones de Búsqueda Nacional y locales no da señales de ceder.

Este proyecto fue apoyado por Microsoft y el Centro Knight para el Periodismo en las Américas de la Universidad de Texas en Austin, como parte de una iniciativa de capacitación y financiamiento de periodismo de datos.

El presente articulo es propiedad de Animal Político
Itxaro Arteta (2021) Desaparición de mujeres se concentra en 5 estados; en Edomex ocurre una cada 12 horas. Animal Político. Recuperado el 6 de Julio del 2021 en: https://www.animalpolitico.com/2021/07/desaparicion-mujeres-estados-casos-feminicidio/

El país no podrá avanzar si deja a las mujeres fuera de las decisiones: Osorio Chong

  • Diplomado en el Instituto Belisario Domínguez sobre Violencia Política de Género
  • Renuncias y simulaciones las trampas de los partidos políticos: Diva Gastelum

Elda Montiel | Sem México

Ciudad de México | Miércoles 30 de Junio del 2021 | — : —

El senador Miguel Ángel Osorio Chong expresó que la democracia sin mujeres no es democracia y reconoció que el país no podrá avanzar si deja a la mitad de la población fuera de las decisiones.

El presidente del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República reconoció que no basta tener un marco jurídico de avanzada si se sigue obstaculizando a las mujeres para llegar a los puestos de decisión que tal parece que corren una carrera de obstáculos cuando compiten con los hombres y ellos parecen que compiten en los 100 metros planos.

En el conversatorio sobre “Los avances legislativos y la agenda futura para la igualdad de género” en el marco de la presentación del Diplomado on line sobre “Violencia Política en Razón de Género” que impartirá el Instituto Belisario Domínguez (IBD) en colaboración con el Instituto por los Derechos Humanos y la Igualdad Sustantiva (IDHIS) del 4 de agosto al 13 de septiembre del 2021.

Osorio Chong reconoció que a las mujeres no las dejan participar porque no están inscritas, porque se cuestiona su capacidad o las ponen en un distrito perdedor, y las amenazan para que no se postulen, las agreden, las ofenden por las redes y todos estos obstáculos son actos de violencia.

“Injustamente las inhiben para privilegiar a los hombres”, acotó el legislador.

Señaló que de acuerdo a los datos reportados del Instituto Nacional Electoral (INE) la violencia en las recién pasadas elecciones aumento en 40 por ciento en relación a los comicios del 2018, y fueron asesinadas 15 candidatas o aspirantes a candidatas, por lo que debemos repudiar y condenar esta situación.

La violencia es un problema compartido que se replica en todo el territorio nacional, principalmente en los municipios, por lo que se requiere de un esfuerzo conjunto del Estado, los tres poderes, de los órganos de gobierno, de la sociedad en su conjunto y los partidos políticos.

Expresó que hay que pasar de la igualdad formal a la igualdad real, de la igualdad en las leyes a la igualdad en la práctica por lo que destacó tres líneas de acción.

Concientizar a los partidos políticos, servidores públicos y candidatos y candidatas sobre los que constituye la violencia de género, erradicar el machismo no solo en el hogar y las calles sino también en la política incluyendo a los congresos.

Llevar las reformas a lo local, ya que el 85 por ciento de los delitos se cometieron a nivel municipal, “tenemos que entender cómo funciona este flagelo e implementar acciones específicas”.

Por último, visibilizar a las víctimas y a los agresores para que todo tipo de violencia incluyendo la que se disfraza de bromas o es importante este diplomado para quienes quieren ser agentes de cambio, las habilidades analistas para identificarlas y los mecanismos ya existentes

Las causas de las mujeres no son causas aisladas son y deben ser una causa común, cuando una mujer avanza nadie retrocede, avanzamos todas y todos, acotó Osorio Chong.

La senadora Kenia López Rabadán, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República expresó que es necesario visibilizar la violencia política en razón de género para una correcta identificación, investigación y sanción.

Enfatizó que la LXIV Legislatura, la legislatura de la paridad marca un antes y un después, pero todavía falta muchísimo para materializar los derechos humanos de las mujeres en términos económicos, de salud, y en términos políticos.

Mientras la senadora Martha Lucía Micher Camarena, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Senado, destacó los avances legislativos en materia de igualdad de las mujeres, por lo que, resultado del proceso electoral del 6 de junio, tenemos 6 gobernadoras y serán 7 en total con la jefa de la Ciudad de México, y 246 legisladoras.

Resaltó que estos avances son fruto de la lucha feminista en nuestro país y que lo que se requiere es un cambio cultural, un cambio de conciencia de género. Que se entienda que no se puede ejercer ninguna violencia hacia las mujeres, no es un derecho humano es un requisito para la democracia y crecimiento prospero de la sociedad. 

Celebró los esfuerzos por realizar un diplomado y señalo que este tipo de acciones son clave para avanzar en el logro de la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres y en la construcción de una democracia genérica que, hoy más que nunca contribuya a lograr un país solidario, justo e igualitario.

Alejandra Mora, secretaría técnica de la Comisión interamericana de Mujeres de la OEA (CIM/OEA) señaló que hay que recordarles a las jóvenes “que nadas se nos ha dado hemos peleado mucho por cada derecho, sobre todo los derechos políticos”.

Precisó que “la violencia no es más que el instrumento para que regresarnos a la casa”.   En 95 años de existencia de la Comisión Interamericana hay muchas acciones afirmativas, la Convención Belén do Para, generamos un instrumento que sigue operando en la región para seguir avanzando a esta nueva ola de la paridad.

Diva Adalmira Gastelum Bajo, presidenta del Instituto por los Derechos Humanos y la Igualdad Sustantiva, sobre el proceso electoral 2021 expresó que la llegada de las gobernadoras es oxígeno para la lucha de las mujeres, sin embargo, en las presidencias municipales no están llegando.

Advirtió que hay que estar alertas a las nuevas formas de violencia, como las renuncias a las que denomino trampa de los partidos políticos  y se preguntó si este fenómeno de la renuncia de candidatas es para evitar una sanción o multa.

También se refirió a la sustitución familiar, cuando el hombre no puede llegar al cargo entonces aparece la esposa, la hija. Finalmente se refirió a que el Instituto Nacional Electoral debe tener más dientes para una acción preventiva más consistente que la red de candidatas.

Felicitó a la LXIV Legislatura por lograr la reforma de la violencia política de género que ahora es un derecho pero que no hay que dejarlo en el papel, las mujeres no son de papel, las mujeres quieren estar en la mesa de dirección, finalizó.

EL presente articulo es de Sem México.

EL da Monitiel (2021) El país no podrá avanzar si deja a las mujeres fuera de las decisiones: Osorio Chong. Sem México. Recuperado el 2 de Junio de