Desterrar exclusiones, también desde el lenguaje

Redacción | Sem México

—- | Martes 29 de Junio del 2021 | — : —

Sin librarse de la polémica que suele acompañar las discusiones en torno al uso de lenguaje inclusivo, un nuevo debate sobre el tema rescató desde Cuba la necesidad de deconstruir las representaciones sociales patriarcales, machistas y sexistas, que invisibilizan desde el habla y la escritura a diferentes grupos de personas.

Promovido desde el grupo de Telegram AcompaSex y moderado por la filóloga Teresa de Jesús Fernández, coordinadora de la Red de Mujeres Lesbianas y, el intercambio de casi dos horas aludió al lenguaje como herramienta que permite mostrar una realidad más diversa y contribuye también a hacerla más inclusiva.
AcompaSex es un grupo psicoeducativo creado desde el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) y moderado por profesionales de la salud, en el cual se intercambia sistemáticamente sobre temas relacionados con la salud sexual.


“El lenguaje es moderador del pensamiento”, consideró la forista Carla PS. “Nos permite nombrar nuestra realidad y validarla; por lo tanto, lo que no se nombra no existe, y lo que no existe se margina”, aseguró.


Sin embargo, comentó que personas muy cercanas, estudiantes de Filología, están contra el lenguaje inclusivo, debido a los postulados de la Real Academia Española.
“Se preocupan más preocupados por la gramática y el embellecimiento del texto, que por el impacto a nivel subjetivo que genera la omisión del género femenino”, acotó.


En el debate se habló del uso la X, la @ y “es” como expresiones incluyentes, que emergen sobre todo en las redes sociales y son una de las aristas más polémicas y menos aceptadas alrededor del empleo de un lenguaje inclusivo.
Karel Bermúdez, otro participante, opinó que son inútiles los esfuerzos por establecer nuevos modos de comunicarse, pues resultan forzados, complicados y “hasta ridículos, cuando usan formas innecesarias”. No obstante, añadió, ni los que están a favor ni los que están contra decidirán. “El pueblo es quien impone las formas de hablar en su uso corriente”.


“Quienes critican el uso de un lenguaje no sexista e inclusivo se niegan a aceptar la realidad en toda su riqueza y diversidad”, reflexionó Teresa de Jesús Fernández y llamó la atención sobre el hecho de que, cada vez que se deconstruye lo que una cultura de dominación ha impuesto, se evidencia la falta de expresiones que responden a lo que había quedado oculto o estigmatizado.
“La lengua ayuda a construir nuestro pensamiento, a entender y compartir el mundo. Un lenguaje genérico con un marcador masculino como signo, que abarca y denomina a toda la humanidad, convierte al hombre en el estándar positivo y todo lo demás se relega a un nivel inferior”, apuntó.


Al respecto, Carla PS alertó que la economía cognitiva natural en el uso del lenguaje contribuirá a reforzar la tendencia a la omisión. “Si seguimos omitiendo posibles expresiones identitarias, se seguirá invisibilizando la diversidad sexual y, por lo tanto, las vulneraciones en torno a los derechos y a las libertades se siguen limitando a un grupo de personas que forman parte de la norma estandarizada y rígidamente constituida del patriarcado”.


Las y los foristas precisaron que muchas personas que dicen estar contra el lenguaje inclusivo no sexista se oponen únicamente al uso de la E, o de la X y la @, en el caso de los textos escritos, por considerar que dañan el idioma. Frente a esas aseveraciones, hubo coincidencias en que el español tiene muchas formas inclusivas y de lo que se trata es de desempolvar los vocablos genéricos y eliminar el uso de frases con sentido y significado sexistas.


Varios ejemplos ilustraron lo argumentos planteados, como el uso de la frase “reunión de padres” en las citaciones escolares, a las que normalmente suelen acudir las madres. Denominar estas convocatorias así es invisibilizar esa realidad, significaron y convinieron en que tampoco es correcto llamarlas “reuniones de madres”, porque sería ir al otro extremo y desconocer que a esos encuentros asisten abuelas, padrastros, tíos, hermanos; de ahí que lo correcto sea acudir a expresiones como “reunión de familiares o tutores”.


Igualmente, pueden usarse otras expresiones y giros de redacción en favor de la inclusión. Decir, por ejemplo: Miguel y Andrea tienen talento, en lugar de: Miguel y Andrea son talentosos. O: las personas que tengan interés deben, en lugar de los interesados deben…


Recomendaron, además, eliminar el uso de frases como: “Ella es la mujer de Gonzalo”, que implica una relación de pertenencia; además de que no es común que se diga “él es el hombre de María”.


Un lenguaje sexista promueve la superioridad masculina, defendieron varias de las personas participantes, en tanto la forista Elva Elvira señaló que, desde la infancia, se deben enseñar los términos inclusivos no sexistas, para que puedan incorporarse de manera natural al habla cotidiana.


En tanto, Mirtha Leyva abogó por eliminar la exclusión social que generan las actitudes androcéntricas y patriarcales, con raíces en representaciones sociales ampliamente naturalizadas, que conforman estereotipos y mitos.
Para Teresa de Jesús Fernández, “la identidad se establece a través de símbolos; pero, sobre todo, a través del lenguaje”, que de manera decisiva incide en la representación mental que la gente tiene de las personas y los grupos.
“Todo lo que se trasmite en política, cultura, ideología, literatura, conferencias, chismes, juegos de palabras, amor, odio, violencia pasa a través del lenguaje. Hasta que eso no se entienda, seguiremos igual”, remarcó.


Asimismo, dijo que no se trata de una cruzada para excluir la lengua y el léxico existentes, sino de abrirse a la realidad en toda su riqueza y multiplicidad. “Es lo mismo que sucede con los derechos humanos: que se abogue porque todas las personas los tengamos, no elimina los de quienes ya los disfrutan”.
“Creo que, simplemente, hay que ser sensibles a las necesidades de otras personas, promover la empatía”, opinó Carla PS. “No debemos tenerle miedo a los cambios y mucho menos a estos que fomentan la igualdad entre las personas, eliminan las distancias absurdas y fomentan la proximidad, la intimidad y las posibilidades de crecimiento para todas las personas”.

*Texto del servicio de Semlac, sobre medios de comunicación

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Redacción (2021) Desterrar exclusiones, también desde el lenguaje. Sem México. Recuperado el 29 de Junio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/desterrar-exclusiones-tambien-desde-el-lenguaje/

Fundamental las redes de apoyo para las LGBTTTIQ+ en tiempos de pandemia en América Latina

Elda Montiel, SemMéxico

17 de mayo de 2021

  • Vulnerabilidad económica, reconfiguración política del mapa en la región por los gobiernos conservadores.
  • Análisis inicial en tres países realizado por el Fondo Mujeres del Sur en el 17 de mayo

Elda Montiel
SemMéxico, Cd. de México, 17 de mayo 2021.- La crisis desatada por la pandemia del Covid 19 reveló la profunda vulnerabilidad socioeconómica de la comunidad trans/trasvesti en Argentina, Paraguay y Uruguay, países que han tenido avances desiguales en la ampliación de derechos.

La reconfiguración del mapa latinoamericano en términos políticos, con la llegada de gobiernos conservadores de derecha, en estos países plantea incertidumbre en cuanto al avance del pleno reconocimiento de derechos de la población LGBTTTIQ+. Y también la posible sanción de leyes con efecto retroactivo que borren lo conquistado.

La emergencia sumó la tarea asistencial y el desafío de mantener el encuentro mediante redes y streaming, sin que se debiliten los espacios construidos. Dado que el activismo se ha movilizado en los últimos años con demandas sostenidas por mejoras concretas en salud, trabajo, vivienda, educación y una vida libre de violencias.

En un estudio exploratorio realizado para el Fondo Mujeres del Sur (FMS) por Guadalupe Allione Riba, Fidel Azarian, Candela Conmmeres Benejam, Melina Deangeli y Ana Fiol, concluyen que es complejo pensar en una agenda política postpandemia -porque no se avizora el final de la emergencia sanitaria-, aunque les parece claro que mantener las redes de apoyo, aun en su modalidad virtual, la contención afectiva y emocional son las prioridades del momento.

Cabe recordar que el Fondo de Mujeres del Sur (FMS), es una fundación que, desde el 2007, brinda apoyo financiero y acompañamiento a organizaciones que promueven los derechos de las mujeres y personas LBTIQ+, principalmente en Argentina, Uruguay y Paraguay.

Señala el estudio que Argentina y Uruguay son países con claras políticas de reconocimiento de derechos y garantías. En cambio, Paraguay no produjo avances favorables en materia legislativa y cuenta con una oposición activa en movimientos “provida” y “profamilia”. Sus discursos han permeado las cámaras legislativas, impidiendo el tratamiento de leyes de ampliación de derechos.

Mientras los feminismos y organizaciones LGBTTTIQ+ han ganado terreno y logrado, con su activismo, la ampliación de derechos y garantías, también crecen oposiciones con raíz religiosa, aliadas de partidos conservadores, con fuerte apoyo ciudadano y que han alcanzado escaños parlamentarios por medio del voto o por designaciones en reparticiones clave. Estas son las tensiones que atraviesan América Latina

Matrimonio igualitario

Argentina se convirtió en un país pionero en la región al sancionar en 2010 la Ley de Matrimonio Igualitario. Uruguay también tiene Ley de Matrimonio Igualitario y las parejas del mismo sexo pueden adoptar.

Brasil, Colombia y algunos estados en México legislaron normativas similares. Chile ha dado media sanción al proyecto de matrimonio igualitario.

Ya lo dictaminó la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Opinión consultiva, 2017): se debe reconocer el pleno derecho de los vínculos familiares entre dos personas del mismo sexo. De modo que los veinte países que reconocen a la OEA deben aceptar el mandato.

Identidad de Género

En cuanto a la Identidad de Género, la Argentina reconoce legalmente el género autopercibido sin necesidad de cirugías, tratamientos hormonales o médicos de otra índole con una ley aprobada en 2012.

Con otros matices, existen normativas similares en Uruguay, Colombia, Bolivia, Ecuador y Perú. En Venezuela, se requieren diferentes elementos de prueba para el reconocimiento legal.

Brasil –escenario de crecimiento de movimientos conservadores y antiderechos– estableció en 2018 la posibilidad del cambio de nombre en registros civiles para personas transexuales y transgénero mayores de 21 años y sin intervención quirúrgica.

En Paraguay, la autorización al cambio de nombre, aunque establecido en el Código Civil, ocurre en casos excepcionales y es controversial para personas trans.
Belice despenalizó recién en 2016 los actos sexuales consentidos entre personas del mismo sexo.

Tensiones por la diversidad en América Latina

Se advierte que grupos fundamentalistas han calado hondo con sus denuncias descalificadoras de “Ideología de género” ante lo que representa diversidad. Con el permiso de los gobernantes de turno, propagan y legitiman discursos de odio. La presión de estos grupos conservadores se observa en Argentina, con su férrea oposición a la Ley de Educación Integral (ESI) y su participación durante el debate de la ley de interrupción legal del embarazo.

En Brasil, con discurso oficial a favor de la familia tradicional y la designación en puestos clave de religiosxs que proponen hasta “terapias de cura homosexual”.
Uruguay y Paraguay, con algunas diferencias, también muestran estas tensiones. En Uruguay, pese a su alto porcentaje de secularización y con separación de Iglesia y Estado, la llegada de un gobierno conservador empieza a exhibir el crecimiento de grupos -religiosos y laicos- en franca oposición a los feminismos y activismos LGBTTTIQ+.

Paraguay cedió frente a estos grupos al prohibir la circulación de materiales de educación sexual de las escuelas, orden que provino directamente del Ministerio de Educación y Ciencia, cuyo titular entonces (2017) era Enrique Riera

Uno de los grandes desafíos es avanzar hacia un marco legal de plenos derechos de las poblaciones LGBTTTIQ+ y, sobre todo, de las personas travestis y trans en materia de inclusión laboral, previsional y acceso a la salud.

Impacto del Covid 19 en Argentina, Uruguay y Paraguay

En Argentina la restricción de circulación impactó de manera dramática en la población trans/travesti (el 95 por ciento de las mujeres trans ejerce trabajo sexual). Más de 50 mujeres trans/travestis, trabajadoras sexuales de CABA, provincia de Buenos Aires y Córdoba sufrieron intentos de desalojo pese a la prohibición gubernamental de desalojar dispuesta en la pandemia.

Mediante el trabajo de agrupaciones trans/travestis y LGBTTTIQ+ con organizaciones políticas y sociales surgieron alternativas -al contar con maquinaria, materiales y espacios físicos-, como la producción y ventas de barbijos, emprendimientos autogestivos de producción de alimentos y productos de primera necesidad.

En las zonas alejadas a los centros urbanos, a pesar de que no todxs lxs activistas tienen acceso a redes, se realizaron actividades en diversas plataformas y las organizaciones realizaron colectas de dinero y se las hicieron llegar.

En Uruguay las organizaciones LGBTTTIQ+ reconocen que la emergencia no marcó una diferencia en el acceso a la salud; no hay denuncias recibidas por falta de atención de salud sexual y (no) reproductiva, o vinculados a tratamientos de VIH y hormonizaciones. Sí muestran una preocupación extrema por el nuevo ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, conservador y cercano a las fuerzas armadas, firme opositor a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

Los esfuerzos del activismo en pandemia se volcaron a la asistencia material de la
población más vulnerable: ollas populares, entregas de bolsones con alimentos a
personas del colectivo trans/travesti y a otrxs, también vulnerables, no pertenecientes a la comunidad LGBTTTIQ+. Se asistió con fondos de donaciones a compañeros o compañeras trans/travestis para mantener la vivienda y el pago de servicios básicos.

La violencia familiar y de género aumentó en todas las identidades del colectivo. La organización lésbica consultada puso especial acento en la violencia entre lesbianas, que requiere una respuesta estatal: las denunciantes son revictimizadas en las comisarías a las que acuden en busca de protección.

Los discursos de odio en los medios no cesaron durante la pandemia y dos programas de televisión: “El repasador”, por Canal 13 y “El Gran Debate”, de Unicanal, fueron señalados como reproductores de estos discursos y por prestar su espacio a referentes conservadores y fundamentalistas.

Aún en pandemia se consolidaron redes de trabajo entre organizaciones, algunas
con espacios de Argentina vinculados a los derechos laborales de las trabajadoras
sexuales. Las organizaciones lésbicas continuaron su trabajo con espacios de comunicadoras feministas y con la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (CODHEUPY); siguieron con las presentaciones judiciales por el derecho a visitas íntimas para lesbianas privadas de su libertad. Hubo actividad en centros culturales con personal de la música invitados e invitadas.

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

Montiel, E. (2021). Fundamental las redes de apoyo para las LGBTTTIQ+ en tiempos de pandemia en América Latina. SemMéxico. Recuperado el 18 de mayo de 2021, de https://www.semmexico.mx/fundamental-las-redes-de-apoyo-para-las-lgbtttiq-en-tiempos-de-pandemia-en-america-latina/

Senado aprueba reforma a favor de lenguaje incluyente

Elda Montiel, SemMéxico

16 de marzo de 2021

SemMéxico. Cd. de México. 16 de marzo 2021.- El pleno de la Cámara de Senadores aprobó por unanimidad con 87 votos a favor, dos en contra y una abstención, la reforma constitucional que sustituye el lenguaje jurídico sexista por un lenguaje incluyente.

Las modificaciones legislativas eliminan las palabras “varón y mujer” de los artículos 30 y 34 de la Constitución y las sustituyen por el concepto de “personas”.  

Estas reformas fomentan la igualdad de género al eliminar las frases de la Constitución que discriminan, muy sutilmente a las mujeres, consideraron las y los legisladores. 

Con estos cambios, se dispone que son mexicanos por naturalización las personas extranjeras que contraigan matrimonio con personas mexicanas, que tengan o establezcan su domicilio dentro del territorio nacional y cumplan con los demás requisitos que al efecto señale la ley. 

Son ciudadanas y ciudadanos de la República las personas que, teniendo la calidad de mexicanas, reúnan, además, los requisitos correspondientes. 

La legisladora priista Claudia Ruiz Massieu Salinas consideró necesario actualizar los conceptos, a partir de los cuales, se interpretan la nacionalidad y la ciudadanía de las y los mexicanos. “Tenemos la enorme responsabilidad de vigilar que el texto constitucional sea consistente con las realidades vigentes, propias de una sociedad en constante evolución”.  

Mientras que la senadora morenista, Bertha Alicia Caraveo Camarena, expresó que utilizar términos como “varón”, deben ser eliminados de la Constitución, si es que se aspira a consolidar un Estado de derecho más justo, incluyente y democrático. 

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Martí Batres Guadarrama, dijo que el lenguaje anacrónico y sexista debe ser sustituido, por uno acorde con la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, reconocido en las convenciones internacionales en la materia. 

Para el senador Martí Batres Guadarrama, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales se pronunció a favor de usar un lenguaje que esté acorde con la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres reconocido en las convenciones internacionales.

Precisó que la redacción en la que se habla de los derechos de mujeres y hombres que utilizan los términos de varón y mujer, expresan una forma sutil de discriminación por la connotación que se le da al termino varón como un hombre respetado, de buena fama, valiente y esforzado.

El legislador panista, José Alfredo Botello Montes, consideró que el cambio de términos propuesto en el dictamen, también es discriminatorio para las mujeres, ya que parece que se busca desaparecer la palabra mujer del texto constitucional. 

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

Montiel, E. (2021). Senado aprueba reforma a favor de lenguaje incluyente. SemMéxico. Recuperado el 17 de marzo de 2021, de https://www.semmexico.mx/?p=33295

Modificar el uso del lenguaje para incluir a las niñas en la ciencia

En el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, la Dra. María del Carmen García Aguilar, de la BUAP, habló sobre la importancia de eliminar estereotipos de género para el fortalecimiento de la mujer en la ciencia

Lado B (@ladobemx)

25 de febrero de 2021

Allison Madrid | @allison_madrid

“Siento que mi destino es servir a la verdad, es decir, a la ciencia y abrir el camino a las mujeres, porque es lo mismo que servir a la justicia”. Con esta cita de Sofía Kovalevskaya, la primera mujer matemática en obtener una cátedra universitaria en 1884, la Doctora María del Carmen García Aguilar, de la Dirección Institucional de Igualdad de Género BUAP, empezó la conferencia “La necesidad de nuevos referentes simbólicos y del uso del lenguaje incluyente para el fortalecimiento de la educación de las niñas”.

La intervención de la Doctora García Aguilar —realizada en el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia— no sólo se centró en el ámbito de la ciencia, también abordó el cómo las mujeres seguimos luchando por un mayor reconocimiento dentro del mundo escolar, académico e intelectual. 

Al respecto, la académica identificó tres aspectos fundamentales para potenciar el desarrollo social y formativo de las niñas, jóvenes y mujeres: el lenguaje incluyente, el cambio de referentes imaginarios simbólicos, y el desplegar el orden simbólico de la madre a través de la sororidad y el llamado affidamento. Dicho término, acuñado por un colectivo de feministas italianas, es entendido como la práctica social entre mujeres que permite que encuentren en sí mismas la fuente de su valor.

El lenguaje como creador de referentes simbólicos

Las consecuencias de la falta de lenguaje incluyente se pueden ver desde la infancia. De acuerdo con la ponente, los niños y las niñas desde temprana edad tienen la capacidad de aprender que todo en su entorno puede ser nombrado: las personas, los animales, las plantas, etcétera. Las niñas, en particular, saben también cuándo la palabra ‘niño’ o ‘niños’ sí las involucra y cuándo no; por ejemplo, saben que sí se les alude cuando se usan frases como “el Día del Niño”, pero que probablemente no están siendo incluidas cuando alguien dice “ese juego es para niños”. Los niños, a su vez, nunca dudan que se refieren a ellos en ambos casos.

García Aguilar denomina esto como el aprendizaje de invisibilizarse, de no estar presente y dar paso al otro, representado por el niño. Asimismo, agregó que este aprendizaje lo arrastramos por el resto de nuestra vida si es que no hay quien nos nombre. Es aquí donde entra el valor del lenguaje incluyente. 

niñas en la ciencia
Foto: Polina Tankilevitch

Si desde la infancia hasta la vida profesional, las mujeres son nombradas, reconocidas y valoradas, esto contribuirá a que los imaginarios infantiles cambien, pues —explica la Doctora— el lenguaje es un factor fundamental en la construcción de referentes culturales. De lo contrario, si solo usamos un lenguaje masculino, las niñas “no solo aprenden a subsumirse en este [lenguaje], sino que se acostumbran a estar invisibilizadas en los discursos e imágenes”. 

Por si fuera poco, en las ocasiones en que sí hay imágenes de mujeres profesionistas, como por ejemplo a través de la publicidad, estas siguen ancladas a los estereotipos comerciales que imperan: mujeres jóvenes, blancas y delgadas; es decir, mujeres que puedan parecer agradables al espectador. Las mujeres son representadas diferente a los hombres, no porque lo femenino sea diferente a lo masculino, sino porque el espectador ideal es masculino.

Para la ponente, el reto no termina ahí, pues este proceso de invisibilización se extiende a una falta de mujeres en diversas disciplinas, como lo son la ingeniería, filosofía, literatura, etc.  

Affidamento y sororidad

De igual forma, la Doctora en filosofía aseguró que el asumir un lenguaje diferenciado incluyente tiene que ver con el reconocimiento simbólico de otras facetas de las mujeres, como la materna. El uso del lenguaje masculino ha rezagado e invisibilizado la faceta materna de las mujeres, el usar un lenguaje incluyente que a su vez genera nuevos referentes simbólicos, es la clave para rescatar esos saberes femeninos que han forjado la historia y el mundo con su ser y hacer. 

Y que solo así es que se dará el llamado affidamento, un proceso que es posible gracias a la sororidad, dicho de otro modo, al percibirnos como iguales entre mujeres para poder aliarnos, no juzgarnos entre nosotras, compartir y sobre todo cambiar nuestra realidad. 

Para esto es necesario —entre otras cosas— incluir temas de autocuidado al conversar con otras mujeres, generar una red de seguridad entre nuestras compañeras, amigas y alumnas, manteniéndonos en comunicación y teniendo planes de contingencia. 

De acuerdo con García Aguilar, si no ejercemos estos aspectos “no avanzaremos nada, ni individual, ni colectivamente. Depende de nosotras convertir la utopía de ayer engendrada por nuestras madres y abuelas simbólicas y reales, para darle un nuevo sentido a la realidad”.

*Foto de portada

“El presente artículo es propiedad de Lado B

Lado B. (2021). Modificar el uso del lenguaje para incluir a las niñas en la ciencia. Lado B. Recuperado el 01 de marzo de 2021, de https://www.ladobe.com.mx/2021/02/modificar-el-uso-del-lenguaje-para-incluir-a-las-ninas-en-la-ciencia/

RAE asegura que el uso de la “e” en el lenguaje inclusivo es innecesario y ajeno

RAE rechaza el uso de la E en el lenguaje inclusivo

Mientras Tanto en México

Dic 14, 2020 12:03

La RAE  ha fijado su postura al rechazar expresiones como “todxs”, “todes” o “tod@s” por considerarlas “innecesarias”

La Real Academia Española (RAE) aseguró que el uso de la E en el lenguaje inclusivo es innecesario, ya que la variante del masculino gramatical “cumple esa función como término no marcado de la oposición de género”.

Así lo dio a conocer la RAE, en su cuenta de Twitter, luego de que una usuaria le preguntara lo siguiente: “¿Decir chiques o todes a cambio de chicos y todas es un idiotismo?. 

“El uso de la letra ‘e’ como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario, pues el masculino gramatical (’chicos’) ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género”, respondió.

“No pretendemos en modo alguno inventar nada. Somos testigos y notarios de cómo hablan los hispanohablantes. La Academia modifica términos cuando no se usan en el habla ordinaria”, es el pronunciamiento que prevalece en la RAE respecto al idioma. 

En ese sentido, la Real Academia ha explicado en diversas ocasiones que el ingreso de una nueva nominación o palabra al diccionario, por ejemplo, depende de un proceso social de uso, en el que desde el espacio observan y suman de ser necesario.

Por ejemplo, este años ingresaron al diccionario de la Real Academia de la Lengua Española las palabras COVID, provida y finde, entre otras, que se impusieron por uso constante en el habla y medios de comunicación.

“Primero se analiza el uso y el lugar donde se utiliza que debe ser en la práctica totalidad del mundo hispanohablante. Después pasa a una de las comisiones del pleno de la Academia para estudiar su definición. Posteriormente se manda a América para que lo estudien las 22 academias hermanas. Y finalmente se aprueba por la Academia y se incorpora al diccionario. Somos puros testigos o notarios de cómo hablan los hispanohablantes”, explicó Santiago Muñoz Machado, director de la RAE, en noviembre pasado.

Fue en el 2018 cuando la RAE presentó el primer manual de estilo del idioma español, que tuvo como finalidad servir de guía práctica para resolver todas aquellas dudas surgidas de la evolución que en los últimos años han experimentado ciertas cuestiones ortográficas, fonéticas o gramaticales y que suscitan confusión o polémica acerca de su uso.

Desde aquel entonces, la RAE fijó su postura al rechazar expresiones como “todxs”, “todes” o “tod@s” por considerarlas “innecesarias”, explicando que las palabras en masculino “pueden abarcar el femenino en ciertos contextos”, detalló el sitio Infobae. 

Cabe mencionar que aunque en redes sociales es cada vez más frecuente el intercambio de una vocal por la letra “x” o con una “e” para evitar usar el género masculino para referirse a ambos sexos, el entonces director de la RAE Darío Villanueva expresó: “El problema es confundir la gramática con el machismo”.

No obstante, en el 2019, Muñoz Machado, durante el último Congreso de la Lengua, en Córdoba, Argentina, aseguró que de ser necesario, revisarán su postura para incorporar los modismos del lenguaje inclusivo.

“El presente artículo es propiedad de Mientras Tanto en México.

Mientras Tanto en México. (2020). RAE asegura que el uso de la “e” en el lenguaje inclusivo es innecesario y ajeno. Mientras Tanto en México. Recuperado el 15 de diciembre de 2020 de: https://www.mientrastantoenmexico.mx/rae-asegura-que-el-uso-de-la-e-en-el-lenguaje-inclusivo-es-innecesario-y-ajeno/

RAE incorpora pronombre “elle” y “transfobia” a su Observatorio de palabras

El sitio de la institución cultural incluye una sección llamada “Observatorio de palabras” en la que por primera vez aparecen términos como “porfa”, “videollamada”, “influencer” y “ciberataque”.

RAE incorpora pronombre
RAE incorpora pronombre “elle” a su Observatorio de palabras (Shutterstock).

MILENIO DIGITAL | Milenio

Ciudad de México  | Martes 27 de Octubre del 2020 | 18:23:28

La sociedad está en constante cambio y, con ello, la forma en la que nos expresamos. En los últimos años, académicos y activistas han denotado la importancia del uso de un lenguaje inclusivo y no sexista. Bajo este panorama, la Real Academia Española (RAE) cumple un papel fundamental en el empleo de nuevos términos como es el caso del pronombre “elle”. 

Hace casi una semana, la RAE dio a conocer el nuevo diseño de su página web que cuenta con una interfaz más visual. En el sitio se incluye una sección llamada “Observatorio de palabras” en donde por primera vez se contempla el uso de “elle” y otras palabras.

Tras la aparición de “elle” en los buscadores del sitio web, comenzaron a surgir las dudas sobre si la RAE ya aceptó el uso de estas palabras. 

A través de su página web la RAE aclara que estas palabras aún no forman parte del diccionario, pues la “información es provisional”, es decir, que el uso de estos términos aún no es reconocido por la institución ni son contemplados en obras académicas, pero están siendo estudiadas y podrían añadirse en un futuro. 

Otros términos en el Observatorio de la RAE

Además del pronombre “elle”, también puedes encontrar en el buscador los siguientes términos: “transfobia”, “bot”, “porfa”, “videollamada”, “influencer”, “loguear”, “ciberataque” y “cruzazulear”.

¿Qué es el Observatorio de palabras?

Es un espacio que puedes encontrar en la página oficial de la RAE y en donde se indican las definiciones de determinadas palabras (como los mencionados anteriormente); sin embargo, la institución señala que “la presencia de un término en este observatorio no implica que la RAE acepte su uso”. 

El Observatorio de palabras “ofrece información sobre palabras (o acepciones de palabras) y expresiones que por el momento no aparecen en el diccionario, pero que han generado dudas: neologismos recientes, extranjerismos, tecnicismos, regionalismos, etc.”, indica la RAE.

MILENIO DIGITAL (2020) RAE incorpora pronombre “elle” y “transfobia” a su Observatorio de palabras. Milenio. Recuperado el 27 de Octubre del 2020 en: https://www.milenio.com/cultura/rae-incorpora-pronombre-elle-observatorio-palabras