Encanto y tragedia de las mujeres Afromexicanas

Tlachinollan | Desinformémonos

——- | Martes 27 de Julio del 2021 | — : —

En el informe de la conferencia mundial contra el racismo, la discriminación racial,  la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, realizada en Durban, Sudáfrica en septiembre de 2001, la ONU  “reconoció que la esclavitud y la trata de esclavos, en particular la trata transatlántica, fueron tragedias atroces en la historia de la humanidad, no sólo por su aborrecible barbarie, sino también por su magnitud, su carácter organizado y, especialmente, su negación de la esencia de las víctimas”.  Catalogó que la esclavitud y la trata de esclavos como un crimen de lesa humanidad y que son una de las principales fuentes y manifestaciones de racismo y discriminación racial. Resaltó que los africanos y afrodescendientes, así como los asiáticos y los pueblos indígenas, fueron víctimas de esos actos y continúan siéndolo por sus consecuencias. Manifestó que el colonialismo profundizó estos tratos, al grado que formaron parte de las políticas de exterminio en América Latina. Lamentó que los efectos y la persistencia de estas estructuras y prácticas que aún prevalecen en nuestros países, sean la causa primordial de las desigualdades sociales y económicas.

Lo más grave es que estas acciones tienen repercusiones fatales en las esferas de la educación, salud, vivienda, mortalidad infantil y la esperanza de vida, entre los pueblos Afromexicanos e Indígenas, a causa de la discriminación racial, el desprecio por el color de la piel y la xenofobia, que persiste en los poderes públicos y que se reproduce en amplios sectores de la sociedad. No se reconoce su aporte cultural y su contribución al desarrollo de la humanidad, como pueblos con historia y con amplia presencia en diferentes latitudes.

Es un imperativo ético que todos los países de América y todas las demás zonas de la diáspora africana reconozcan la existencia de su población de origen Africano y sus contribuciones económicas, políticas, culturales y científicas que han hecho. Deben reconocer sus derechos a la cultura y a la propia identidad; a participar libremente y en igualdad de condiciones en la vida política, económica y cultural; a tener, mantener y fomentar sus propias formas de organización, su modo de vida; su idioma, su cultura y su religión. Al uso, disfrute y conservación de sus bienes naturales de su hábitat, y a respetar sus tierras que por centurias han conservado.

Ante la multiplicidad de luchas que han proliferado en varios continentes, un grupo de mujeres afrodescendientes de 32 países de América Latina y el Caribe, se reunieron el 25 de julio de 1992, en República Dominicana, con el fin de visibilizar sus luchas, su resistencia y trazar algunas estrategias para enfrentar el racismo y el sexismo, como las expresiones más cruentas de la violencia que padecen. En ese marco el 25 de julio se formalizó como el día internacional de la mujer Afrolatina, Afrocaribeña y de la Diáspora.

Con motivo de esta conmemoración la Red Iberoamericana de Organismos y Organizaciones contra la Discriminación (RIOOD) manifestó que “aún persisten miradas y prácticas discriminatorias que estigmatizan a la mujer afro, herederas de la historia de violencia perpetrada. Su sometimiento de género se suma a la situación de precariedad y exclusión a la que fueron sometidas, invisibilizadas y excluidas, generando una situación de múltiple vulnerabilidad en su colectivo”.

En México se ha logrado dar un paso importante con el reciente reconocimiento constitucional del Pueblo Afromexicano, que se oficializó el 10 de agosto del 2019, como parte de la composición pluricultural de la nación. Esta incorporación implica saldar la deuda que el gobierno de México tiene con esta población que enfrenta graves problemas marginación, pobreza, salud, educación, falta de oportunidades de empleo, así como discriminación y racismo.  Para que esta reforma tenga consistencia debe pasar a las constituciones locales, también se requiere redactar las leyes reglamentarias en cada entidad y modificar la estructura del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas o que se forme un Instituto propio para la población afromexicana.

Tomando como referencia los datos del INEGI, de 2015, se tiene un registro de un millón 381 mil 853 personas que se consideran afrodescendientes. Representan el 1.2 por ciento de la población nacional, siendo 705 mil mujeres y 677 mil hombres. La concentración de su población se da en los estados de Guerrero con el 8.6 por ciento, seguido de Oaxaca con el 4.7 por ciento, Baja California Sur con el 3.3, Yucatán con el 3.0 por ciento, Quintana Roo con el 2.8 y Veracruz con el 2.7 por ciento. Guerrero es el estado que sobresale por el mayor número de población afromexicana que registra 303 mil 923 personas, seguido de el estado de México con 296 mil 264, Veracruz con 215 mil 435 y Oaxaca con 194 mil 474 habitantes. Es importante resaltar que la población Afro se encuentra distribuida en los 32 estados de la república. La entidad que menos población cuenta es de 10 mil 416 personas que se reconocen como afromexicanas. Los municipios que tienen un alto porcentaje de población Afro son: Cuajinicuilapa con el 79.9; Copala con el 58.7; Juchitán con 53.8; Florencio Villareal con 51.4 y Marquelia con 43.1, todos ubicados en la costa chica de Guerrero.

La tenacidad con la que han luchado mujeres y hombres del pueblo Afro ha dado resultados tangibles. Su reconocimiento en la constitución no es una concesión graciosa de las dos cámaras, forma parte de un movimiento que está marcado por el racismo y la discriminación, por parte de los gobiernos criollos y mestizos, que en todo momento han considerado, tanto a la población indígena como Afro, como inferiores e irracionales. Han justificado el despojo de sus territorios ancestrales, han pisoteado sus derechos básicos y los han excluido del presupuesto público. A pesar de la riqueza natural que posee la población Afro, han quedado relegado como principales actores del desarrollo regional. Las tierras que conforman sus ejidos en la práctica las poseen caciques ganaderos, como pasa en Cuajinicuilapa, donde la población Afro se desempeña como peón o vaquero de los patrones, que no son Afros, sino mestizos. Las relaciones que se establecen están marcadas por el color de la piel. Los súbditos son los afros, aunque en realidad sean los dueños de las tierras ejidales. En la práctica se reproduce una relación de explotación por parte de quienes tienen el poder político y económico. Lo mismo sucede con la población indígena, forma parte del estamento social más bajo y por lo mismo es víctima del engaño, despojo y explotación económica.

Los municipios y las comunidades de la costa Chica, a pesar de que se encuentran asentadas en tierras fértiles y cuentan con un gran litoral que forma parte de la riqueza natural de Guerrero, las familias viven en condiciones deplorables; no todos tienen acceso a la educación básica, persiste la deserción escolar y un alto índice de analfabetismo en adultos mayores. Son escasos y precarios los servicios de salud. Las viviendas no cuentan con los servicios básicos de agua, luz, drenaje. Muchos pisos son de tierra y varias casas no están construidas con material duradero. Las actividades del campo son para subsistir con muchas carencias económicas. A pesar de que hay un gran potencial pesquero, las ganancias son nimias entre los pescadores, que no tienen forma de comercializar a gran escala los productos del mar. La población mestiza que ha disputado el poder político es la que se ha beneficiado del presupuesto público y la que se ha apropiado de las mejores tierras destinadas para la ganadería. En la costa Chica se han afianzado los cacicazgos en las cabeceras municipales que tienen el control del comercio, el transporte público, los productos agrocomerciales, la ganadería y la precaria infraestructura turística. En buena medida la población afro se encuentra desorganizada, dispersa en sus luchas, dependiente de los líderes políticos y subordinados a los cacicazgos regionales. Ha sido muy difícil que los jefes y jefas de familia encuentren empleos seguros y bien remunerados. No encuentran en el campo una forma de vivir dignamente y la población que vive de la pesca no le reditúa su actividad, por la competencia local que tiene un reducido número de clientes.

A pesar de que es una región que ha sabido pelear en coyunturas políticas, aún no se han podido liberar del poder caciquil y del clientelismo político que ejercen los líderes de los partidos políticos. La reivindicación de sus derechos como pueblo Afro ha alcanzado resonancia nacional por el gran aporte cultural de los pueblos y de personas que han logrado vencer los obstáculos del racismo para dar la pelea en el plano político y en el ámbito de los derechos humanos. La presencia de las mujeres afros en varios espacios nacionales y estatales, reivindicando su identidad, proyectando su historia y su riqueza cultural, así como el importante papel que desempeñan en la vida comunitaria, han mostrado el encanto de la cultura afro y su trascendencia nacional e internacional para el reconocimiento de su trabajo específico como mujeres afromexicanas que están abriendo brecha en la lucha por el reconocimiento de sus derechos, en su aporte al movimiento feminista, en su lucha tenaz que de manera cotidiana libran contra el racismo y la discriminación, que forma parte de la violencia institucionalizada y de la tragedia que padecen aún por la violencia feminicida.

Publicado originalmente en Tlachinollan

El presente articulo es propiedad de Desinformémonos.

Tlachinollan (2021) Encanto y tragedia de las mujeres Afromexicanas. Desinformémonos. Recuperado el 27 de Julio del 2021 en: https://desinformemonos.org/encanto-y-tragedia-de-las-mujeres-afromexicanas/

Cardumen Lab: un antídoto audiovisual contra el racismo en México

Cardumen Lab tiene el propósito de explicar los mecanismos del racismo sistemático que afecta, especialmente, a las comunidades afromexicanas, y al mismo tiempo propone reflexiones sobre cómo combatirlo

Gustavo Escalante (@fumandoplanetas), Lado B

22 de abril de 2021

Lado B
*Foto de portada: cardumenlab | Instagram

Con el propósito de ser un espacio para la creación artística y la difusión de proyectos con enfoque antirracista e inclusivo nació hace cinco años el proyecto Cardumen Lab, una comunidad virtual fundada por el cineasta afromexicano André Lo Sánchez, a la que se han sumado más de treinta artistas de distintas disciplinas. 

La idea inicial del proyecto fue unir el talento de distintos artistas para crear una comunidad donde, con total libertad, se pudiera experimentar con ideas creativas—a manera de un laboratorio—, para posteriormente llevarlas a cabo con la participación de toda la comunidad. El objetivo era unir distintos talentos a fin de crear un todo más grande, así como sucede con los cardúmenes de peces, contó el fundador del proyecto a LADO B. 

Cardumen Lab se dedica a producir proyectos audiovisuales de carácter artístico, pero también se ocupa de promocionar el arte a través de las redes sociales, especialmente aquel hecho por artistas afrodescendientes, de igual forma busca visibilizar a las comunidades afromexicanas, cuestionar el racismo sistemático que impregna nuestra sociedad y promover redes de apoyo para la generación de nuevas ideas entre artistas.

Con cortometrajes, documentales, series fotográficas, videoreseñas sobre arte y productos de entretenimiento, un podcast y recientemente un canal de videos en Tik Tok acerca del racismo, Cardumen Lab muestra que en nuestra sociedad existen asuntos por resolver respecto a la segregación racial y la inclusión. 

A decir del director del proyecto, en la cotidianidad de las y los mexicanos no se reconoce que existen prácticas racistas que ponen en desventaja a ciertos sectores de la población, como las comunidades afrodescendientes, de ahí la importancia de trabajar los proyectos de Cardumen con un enfoque antirracista. 

El mestizaje como disfraz del racismo

Cardumen Lab
Foto: cardumenlab | Instagram

André Lo Sánchez afirma que el racismo en México está disfrazado por un discurso de estado-nación basado en el mestizaje, que sostiene la idea de que la sociedad debe ser entendida como algo homogéneo —pues al creer que todos somos mestizos se niega la existencia de la diversidad étnico-racial— y no como un todo diverso.

A través de chistes sobre el color de la piel, estereotipos asignados a las personas afrodescendientes, frases dogmáticas como «trabajar como negro», discursos audiovisuales que niegan la existencia de las personas de color, modelos aspiracionales basados en arquetipos de belleza blanca y actitudes discriminatorias, se esconden prácticas racistas que atraviesan todas las esferas de la vida cotidiana. 

Los elementos anteriores se han normalizado y conforman un racismo sistemático —es decir, que penetra en todo nuestro sistema social— que se refleja en relaciones de poder verticales basadas en la idea de que hay personas superiores a otras por su color de piel; dichas prácticas generan violencia y opresión hacia grupos vulnerables, afirma André Lo Sánchez. 

Al respecto, en México, el 56 por ciento de las personas afromexicanas opinan que sus derechos no son respetados, según datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación (Enadis) 2017 elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en colaboración con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el estado de Puebla el panorama también es desfavorable, pues, según la Enadis, esta es la entidad donde más prevalece la discriminación en razón de tono de piel, manera de hablar, aspecto físico, forma de vestir, sexo, edad y orientación sexual; le siguen los estados de Colima, Guerrero, Oaxaca y Morelos. 

El racismo sistémico afecta a todos los grupos sociales que estén fuera del canon establecido por el discurso del mestizaje y por la supremacía del color de piel. Estos sectores se vuelven ajenos y periféricos a un sistema que busca directa o indirectamente suprimirlos mediante prácticas discriminatorias.

Visibilizar a las personas afromexicanas es reconocer su existencia. En este ámbito se están logrando avances sustanciales, como la inclusión de la categoría de autoadscripción como persona afromexicana en el Censo de Población y Vivienda 2020 del Inegi y el reconocimiento constitucional de los pueblos afromexicanos, pero el camino para intervenir el problema apenas comienza, por ello Cardumen Lab apuesta por la difusión de arte e información que contribuya a avanzar en las soluciones.

Desaprendiendo el racismo en YouTube y Tik Tok

Cardumen Lab
Foto: Cardumen Lab | Facebook

Desde videos sencillos pero precisos para señalar prácticas discriminatorias difundidos en Tik Tok, hasta documentales que retratan la historia de vida de las personas afromexicanas, Cardumen Lab apuesta por el formato audiovisual para combatir el racismo.

André Lo Sánchez afirma que los contenidos audiovisuales son una gran oportunidad para educar a la población interesada en desaprender el racismo o en conocer sobre la diversidad que hay en nuestro país; no obstante, comenta, esta responsabilidad le corresponde al Estado, no a la comunidad afromexicana, que a falta de herramientas educativas provistas por las instituciones públicas —como libros de texto que hablen de la historia negra y la diversidad— ha tenido que asumir el rol de educar.

El proyecto más reciente de Cardumen Lab es una especie de antídoto audiovisual para hacer frente al racismo llamada «El kit básico antirracista», un video que explica la esencia del racismo, los métodos por los cuales se ha normalizado, sus consecuencias y una serie de herramientas para combatirlo.       

El director de Cardumen Lab considera que hay tres herramientas fundamentales —explicadas en el kit— para hacer frente al racismo: la visibilización, la empatía y el cuestionamiento.

Ser empáticos con las causas de las demás personas conlleva entender sus luchas, pero también tomar conciencia de la situación de vida de cada persona y tratar de entender desde la individualidad del otro, sin reducirlo a una categoría racializada.

El cuestionamiento es un proceso complejo que inicia con uno mismo y que se expande hacia el exterior, compartió con LADO B André Lo Sánchez, pues para el artista antes de poder cuestionar al sistema debemos aprender a cuestionarnos como personas, cuestionar nuestras acciones y sus consecuencias, nuestros comportamientos. 

Cuando uno se cuestiona «comienza a tener un poco más claro quién es y qué desea de la vida y cómo se desea manejar ante ella», explica Lo Sánchez. El cuestionamiento interior nos permite cuestionar la información que nos llega del exterior, los mensajes audiovisuales, la publicidad, los discursos, las opiniones y, a partir de ahí, hacer un análisis de las implicaciones que tienen los mensajes que recibimos y las narrativas que los sustentan.

El ejercicio del cuestionamiento constituye el eje fundamental del contenido de Cardumen Lab en YouTube, pues es la plataforma donde difunden una serie de reseñas sobre productos artísticos y de entretenimiento, dedicadas a visibilizar las creaciones de las y los artistas afrodescendientes y también a cuestionar las representaciones mediáticas que se hacen de las comunidades y personas afro.

Trascender el discurso de la visibilización

Representar a las comunidades afromexicanas es incluirlas, pero la representación no debe quedarse estancada en una imagen de vulnerabilidad, explicó el artista afromexicano, más bien debe tender hacia una imagen empática que comunique más allá de los problemas que afectan a las comunidades racializadas; la representación debe aprender a contar las historias de las personas negras, pues contar las historias va más allá de contar los problemas.

Respecto al reto que implica trascender el discurso de la visibilización, los medios masivos de comunicación juegan un rol importante, pues los mensajes que transmiten generan un impacto en la realidad que representan a sus audiencias, por tal motivo los medios deben aprender a representar con responsabilidad y nosotros debemos aprender a cuestionarlos, indicó el director.

El próximo proyecto de Cardumen Lab pretende trascender el reto de contar historias sobre las personas afrodescendientes, y será un largometraje impulsado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) y el «Fondo Miradas 2021» creado por la organización de cine Ambulante y Netflix.

El filme que llevará el nombre «Las historias de mi gente» seguirá la historia de seis jóvenes afrodescendientes que residen en México, ellos contarán cómo tejen sus sueños, luchas e identidades en un país que evita hablar de racismo, discriminación y exclusión. Se espera que el largometraje se estrene a finales de año.

***

Puedes conocer el trabajo de Cardumen Lab en sus redes sociales en FacebookInstagramYouTubeTwitter y Tik Tok.

Si te interesa saber más sobre cómo combatir el racismo puedes revisar el Kit Básico Antirracista que elaboró Cardumen Lab.

*Foto de portada: cardumenlab | Instagram

“El presente artículo es propiedad de Lado B

Escalante, G. (2021). Cardumen Lab: un antídoto audiovisual contra el racismo en México. Lado B. Recuperado el 23 de abril de 2021, de https://www.ladobe.com.mx/2021/04/cardumen-lab-un-antidoto-audiovisual-contra-el-racismo-en-mexico/

Apoyadas en proyectos productivos menos del 0.02 por ciento de mujeres indígenas y afromexicanas, informa el INPI

Elda Montiel, SemMéxico

11 de marzo de 2021

Para las CAMIS, 71 mil pesos mensuales, más programas con perspectiva de género

Según el último Censo de población, habría al menos 5 millones de mujeres originarias en el país

SemMéxico. Ciudad de México, 11 de marzo 2021,- El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) aseguró que si hay las actividades en beneficio de las mujeres indígenas y afromexicanas. Que se hizo una  inversión  de 29 millones 78 mil 659 pesos para que las 35 Casas de la Mujer Indígena y Afromexicana, es decir 71 mil pesos mensuales o 2 mil 365 pesos diarios. Eso, dice el INPI es para que operen y sirvan a sus propósitos en este año.

Durante la emergencia sanitaria por el virus SARS-COV 2 (COVID-19) las comunicadoras indígenas y afromexicanas, informa el INP se  ha mantenido la labor  de informar oportunamente a sus comunidades sobre diversos temas de salud en  lengua materna, a través del Sistema de Radiodifusoras Culturales Indígenas (SRCI) que cuenta con una audiencia diaria de 16 millones de personas. 

Este Instituto, en el marco del Día Internacional de la Mujer, hizo un balance de actividades para las mujeres indígenas y afromexicanas. Afirmó, no obstante, que el total de personas indígenas apoyadas en materia de fortalecimiento económico durante la presente administración, el 59.58 por ciento fueron para ellas. 

Dice que el INPI apoyó  solamente a  20 mil ,896 mujeres para el desarrollo de proyectos productivos y económicos, lo que significa menos del 0.02 por ciento de toda la población femenina  indígena y afromexicana; esos proyectos incluyen  los de  turismo de naturaleza y medio ambiente, que, afirma, les permiten la generación de ingresos y  empoderamiento económico bajo un enfoque de sustentabilidad y perspectiva de género. .- 

Por otra parte, dentro del Programa de Apoyo a la Educación Indígena (PAEI) del INPI, las reglas de operación de este año señalan que en las Casas y Comedores Comunitarios del Estudiante Indígena y en los Comedores Universitarios, el padrón de beneficiarios se debe integrar de manera paritaria con el 50 por ciento de mujeres y hombres. 

Del mismo modo, en los apoyos complementarios para la Educación Superior, Maestría y Apoyo a Titulación, las Oficinas de Representación vigilan que exista una proporción similar de beneficiarios, para garantizar así la equidad de género.  De número de beneficiarias, el INPI no informó.

Con el propósito de contribuir al ejercicio de los derechos económicos de las mujeres indígenas y afromexicanas, durante la presente administración se han implementado diversas acciones afirmativas con Proyectos Económicos con Impacto Comunitario, en los cuales se determina que al menos el 51 por ciento de los comités de seguimiento deberán estar integrados por mujeres con derecho a voz y voto en la toma de decisiones

Para el ejercicio fiscal 2021, las reglas de operación del Programa para el Bienestar Integral de los Pueblos Indígenas (PROBIPI) establecen lineamientos específicos para la implementación y el ejercicio efectivo de los derechos fundamentales de las mujeres indígenas y afromexicanas, en los ámbitos comunitarios y regional, así como en materia de prevención de violencia de género. 

Para la instrumentación de Planes de Justicia Integral las reglas de operación estipulan apoyos emergentes para familias, con énfasis en la mujer indígena y afromexicana, así como de sus procesos organizativos y acciones para el ejercicio de sus derechos. No dice cómo. 

En la actualidad existen 35 Casas de la Mujer Indígena y Afromexicana que son espacios donde las mujeres de las propias comunidades brindan atención y apoyo con pertinencia cultural, lingüística y perspectiva de género, en materia de derechos, prevención de violencia, derechos sexuales y reproductivos; así como atención médica, refugio y asesoría legal a víctimas de violencia. A quienes se les disminuyó el 50 por ciento de sus recursos.

Asimismo, mediante promotoras de derechos de las mujeres el INPI busca incidir a nivel comunitario en los temas de derechos e igualdad de género, con una perspectiva cultural, mediante el desarrollo de acciones de asesoría y capacitación en diferentes temática. 

El SRCI mantiene una programación con enfoque de género y el 43 por ciento de su personal son mujeres indígenas y afro mexicanas; mientras que 29 de las 35 lenguas indígenas que se transmiten en las estaciones se difunden a través de las voces de comunicadoras. Desde el 2007 transmite la serie “Mujeres indígenas que hacen radio” (RED MIRA) con temas enfocados a la igualdad de género, liderazgo, desarrollo profesional, participación política y desarrollo integral.   

Desde que fue creado en diciembre de 2018 el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), asegura emprende acciones afirmativas, impulsa programas y destina recursos públicos con perspectiva de género, para promover los derechos humanos, económicos y culturales; así como el acceso a la salud y a una vida libre de violencia de las mujeres indígenas y afromexicanas. 

Reforma Constitucional 

Por otra parte, se precisó que las mujeres indígenas son sujetos de derechos público, individual y colectivo por lo que deben de gozar de protección y garantías contra cualquier forma de discriminación y violencia, lo cual se ha puesto de manifiesto en todos los foros realizados para la Reforma Constitucional y Legal sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y Afromexicanas en 2019, la cual, en su momento será presentada al Poder Legislativo.  

Es por ello que el INPI participa de manera activa en el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres establecido en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, y trabaja de manera transversal con las diferentes instancias de gobierno, para la prevención, protección, sanción y erradicación de toda forma de discriminación y violencia contra las mujeres indígenas. 

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

Montiel, E. (2021). Apoyadas en proyectos productivos menos del 0.02 por ciento de mujeres indígenas y afromexicanas, informa el INPI. SemMéxico. Recuperado el 12 de marzo de 2021, de https://www.semmexico.mx/?p=33170

El Fondo Guadalupe Musalem tiene 25 años impulsando a jóvenes indígenas, rurales y afromexicanas de Oaxaca en estudios de bachillerato y universitarios

Redacción, SemMéxico

28 de enero de 2021

  • Este día inició una campaña de  procuración de fondos 2021 llamado “Sí a la educación de las mujeres”.
  • Tiene la meta de reunir 2 millones 300 mil pesos para continuar con esta acción transformadora para las jóvenes, que de otro modo no podrían estudiar

SemMéxico, Oaxaca, Oax., 27 de enero 2021.- El Fondo Guadalupe Musalem, de la Casa de la Mujer, Rosario Castellanos en esta capital informo que con esta fecha inicio una   campaña de procuración de fondos, denominado  “Sí a la educación de las mujeres”.

Informó que su  objetivo es reunir 2 millones 300 mil pesos para apoyar la educación de 25 jóvenes mujeres en  su educación de  bachillerato, y a  11 universitarias, provenientes de comunidades indígenas, rurales y afromexicanas de Oaxaca. Y puedan acceder al ciclo escolar 2021-2022.

Según el contexto de la campaña, este año tiene  el nombre de la feminista oaxaqueña y defensora de los derechos humanos de las mujeres, Guadalupe Musalem Merhy (†),  y es una tarea  de apoyo a las jóvenes del campo oaxaqueño que cumple  26 años y así ha beneficiado hasta ahora con la contribución de personas generosas a 158  jóvenes que logran realizar estudios de bachillerato y a 51 de ellas en algún tramo de sus estudios universitarios.

Beatriz Ávila Curiel, presidenta del FGM  dijo que en 2021, el fondo afronta esta tarea  con mucha esperanza, para  seguir apoyando a muchas jóvenes que a pesar de los nuevos obstáculos, como el acceso a la tecnología han seguido estudiando. Y pidió que las personas asistentes al lanzamiento de esta nueva iniciativa,  ayuden a reunir la meta de este año. 

En reunión virtual, estuvo  la voz melodiosa y bella de  Lila Downs, que por más de 20 años, ha participado activamente con el compromiso de sumar esfuerzos para seguir brindando educación a mujeres talentosas.

La cantante dijo que “este Fondo es un ejemplo de cómo se pueden lograr sueños para estudiantes con escasos recursos, a través de la música hemos comunicado muchas cosas, agradezco poder compartir con todas las jóvenes de todos los tiempos para que juntas y juntos de nuestras manos podamos seguir caminando y logrando la libertad y la felicidad para estas jóvenes becarias”, puntualizó.

Diana Zárate Arreola,  ex becaria del FGM, hoy  pedagoga con experiencia como docente de educación media superior expresó: “Ser egresada del FGM es para mí un honor, este año en tiempos de pandemia la educación en comunidades rurales se vuelve difícil porque es poco posible acceder a la educación, sin embargo gracias a esta beca podemos hacerlo. Hoy hablo por todas las mujeres que ya cumplimos nuestros sueños pero también por las que esperan una oportunidad para hacerlo, te invito a que te sumes a esta causa y a que contribuyas para que mujeres con enormes cualidades y valores, puedan continuar con sus estudios”.

Por más de 10 años, la doctora Martha Patricia Ponce Jiménez ha sido donante de este proyecto educativo y ella dijo que  “Me sumé al FGM debido a que confío a ojos cerrados de su compromiso con las mujeres, en la pasión, la integridad y la ética. Sus logros son muchos, entre ellos su permanencia a lo largo de 25 años”.

Aplaudió  la atención personalizada, la formación integral y el seguimiento de las becarias, así como la  responsabilidad,  transparencia en el manejo de los fondos recaudados, los medios para informar, transparentar y rendir cuentas públicamente.

También el fondo de becas, promovido por las seguidoras de Guadalupe Misalén, hizo  posible la deducibilidad de impuestos en México y Estados Unidos., dijo la también investigadora del CIESAS – Unidad Golfo.

La beca que reciben las estudiantes incluye el acompañamiento de una tutora, capacitaciones de formación integral, que debido a la contingencia se realizan de forma virtual; servicio médico y psicológico,  vivienda para quienes realizan estudios universitarios en la ciudad de Oaxaca, apoyo económico mensual, y otras cosas.

La maestra Clarisa Toledo Luis compartió su tiempo y experiencia como tutora. Destacó que este  Fondo  ha conseguido una  labor transformadora de mujeres.

Las personas que deseen hacer llegar sus donativos podrán hacerlo mediante depósito bancario, cheque, transferencia o PayPal. Los donativos son deducibles de impuestos (Aplican condiciones para cada país). Cuenta Banamex 7005 4686887, Clabe 00261070054686887-6, Fondo Guadalupe Musalem A.C. A través de la liga https://fondoguadalupemusalem.safechkout.net/donaciones.

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

Redacción. (2021). El Fondo Guadalupe Musalem tiene 25 años impulsando a jóvenes indígenas, rurales y afromexicanas de Oaxaca en estudios de bachillerato y universitarios. SemMéxico. Recuperado el 28 de enero de 2021, de https://www.semmexico.mx/?p=31200

Suena la radio-revista colaborativa Canto de Cenzontles

Redacción | La Coperacha

Lunes 18 de enero de 2021

Periodismo de abajo - Desinformémonos

Las historias de pueblos originarios y afrodescendientes se comparten a más de 600 emisoras públicas.

Las historias surgidas desde los pueblos originarios y afrodescendientes, sus cosmovisiones, luchas y enseñanzas, llegan a la radio pública a través del Canto de Cenzontles, una revista colaborativa impulsada por organizaciones y radios comunitarias.

La radio revista se presentará de manera oficial el martes 19 de enero a las 11 horas a través de un pánel virtual con Radio Educación y se podrá participar a través de las redes sociales de Canto de Cenzontles. En dicha emisora sonará todos los miércoles a las 6:30 horas (1060 de AM y 96.5 FM para CDMX).

Sin embargo, un primer Canto de Cenzontles ya se escuchó el 28 de noviembre de 2020 en las emisoras XHGES-FM 94.5 de Culiacán, XHMZS-FM 93.9 de Mazatán y XHLMS-FM 92.5 de Los Mochis, Sinaloa. Abordó temas de soberanía alimentaria, defensa del territorio maya ante la soya transgénica, una leyenda indígena producida en un taller de radio infantil, así como la receta del atole agrio.

Arturo Espinoza, de Boca de Polen, así como Aukwe Mijarez, radialista wixarika, fueron quienes dieron voz a ese primer programa colaborativo elaborado por organizaciones como Boca de Polen, Ojo de Agua, SURCO A.C, Japexunk, Morras Chambeando, REDES AC, Voces Mayas en Red, La Coyotera Radio, Subterráneos, Radio Nahndiá, Didza Kieru Radio, Bëë Xhidza, Radio Aire Zapoteco, Radio Tosepan Limakxtum y La Coperacha.

Suena la radio-revista colaborativa Canto de Cenzontles - Desinformémonos

A través de un convenio de colaboración entre las organizaciones y la Red México (Red de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturales de México), el Canto de Cenzontles se comparte a más de 600 emisoras, en 31 estados de la República y una audiencia estimada en 25 millones de personas.

El convenio fue el resultado de mesas de trabajo convocadas por la UNESCO como parte del proyecto “Diseño de políticas públicas para apoyar a las radios indígenas y comunitarias en México e incorporar contenidos indígenas en los medios de comunicación públicos y comerciales”. 

En aquellas mesas, la comunicadora Guadalupe Blanco Méndez de radio Nahndiá compartió la idea de tener un espacio como la Hora Nacional pero hecho por medios indígenas y con la obligación de los medios no comunitarios a difundirlo. Ante esa propuesta, Teresa Velázquez, representante de Red México abrió la posibilidad de difundir los contenidos comunitarios.

El programa, de 30 minutos, se escuchará semanalmente y abordará además temáticas de género con enfoque comunitario, culturas vivas de México, la expresión de niñas, niños y adolescentes, cultura de paz, géneros disidentes y grupos minorizados.

“El presente artículo es propiedad de La Coperacha

Redacción (2021). Suena la radio-revista colaborativa Canto de Cenzontles. La Coperacha. Recuperado el 19 de enero de 2021 de: https://lacoperacha.org.mx/suena-radio-revista-colaborativa-canto-cenzontles/

Ante olvido y agresiones, indígenas mexicanos en NY realizan encuentro

Luis Carlos Rodríguez (luis.rodriguez@contrareplica.mx), ContraRéplica

22 de diciembre de 2020, 01:42

Ante olvido y agresiones, indígenas mexicanos en NY realizan encuentro

La Red de Pueblos Transnacionales en Nueva York, que aglutina a alrededor de 250 mil indígenas, en su mayoría mexicanos, realizó el pasado fin de semana la Primera Asamblea de Pueblos Originarios, donde solicitó a los gobiernos de México y de esa ciudad apoyos en materia económica, de salud, repatriación de cadáveres, entre otros.

A menos de 10 grados centígrados y en medio de una nevada, migrantes de Guerrero, Puebla, Michoacán, Oaxaca, afromexicanos, de Ecuador, Bolivia y Guatemala, se reunieron en Parque Union Square, en Manhattan, donde entregaron al Consulado de México en Nueva York, así como a autoridades y asambleístas neoyorkinos, un manifiesto.

Mixtecos, amuzgos, tlapanecos, purépechas, zapotecas, otomís, mazatecos, nahuas, entre otros, también enviaron una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador donde les exponen la grave situación que enfrentan, no sólo por el desempleo que dejó la pandemia, el desalojo de sus viviendas, la falta de apoyos de su gobierno y el de Nueva York, así como frecuentes casos de discriminación y agresiones.

De acuerdo con la Red de Pueblos Transnacionales, en Nueva York, cerca de 250 mil indígenas mexicanos de Puebla, Guerrero, Morelos, Oaxaca y Michoacán, entre otros estados, sobreviven a las secuelas de la pandemia del Covid-19 en medio del desempleo, sin ingresos para alimentarse y pagar renta, con el temor de ser desalojos de sus viviendas y aterrorizados por el fantasma de las deportaciones que alienta el presidente Donald Trump.

En la misiva exponen que a pesar de ser considerados esenciales durante la pandemia, al trabajar como cocineros, repartidores de comida, limpieza de hospitales, entre otras actividades, carecen de seguridad social, seguro de desempleo y viven en medio del temor de ser deportados por la política migratoria, así como en medio del rechazo y de la discriminación laboral, social y diversos servicios asistenciales.

“Presidente López Obrador, durante la pandemia emprendimos cada quien las medidas de seguridad de subsistencia, pero lamentablemente fueron miles los contagiados y cientos los muertos, por haberse expuesto, porque tenían que ocuparse a trabajar para el sustento diario de ellos y los suyos, contados los fallecidos que pudieron repatriarse con la cooperación y el apoyo solidarios, por lo que de varios continúan sus restos en este país extranjero y no hay fecha para su repatriación y sepultura en México”.

Denunciaron que a ello se suman atropellamientos intencionales de quienes trabajan en el reparto de comida en bicicleta y agresiones en contra de la comunidad indígena migrantes, todo ello sin el apoyo consular, jurídico, sin intérpretes de las lenguas originarias, lo cual provoca impunidad.

Todo ello a pesar de las millonarias contribuciones en remesas que los mexicanos, indígenas envían a sus estados, municipios y pueblos, donde ese dinero es lo que mantiene económicamente a las regiones.

Ante ello, Saúl Quitzet, indígena oriundo de la Montaña de Guerrero, dijo a ContraRéplica que se solicitó al gobierno mexicano “que las personas de los pueblos originarios tengamos una línea de comunicación directa con el Consulado en Nueva York en casos de que sean víctimas de agresiones.

Asimismo, la repatriación de los connacionales indígenas de manera gratuita, apoyo para visa humanitaria para los familiares de las personas de los pueblos originarios, para las víctimas de accidentes para que puedan pedir o reclamar una indemnización.

El integrante de la organización indígena Ti Toro Miko dijo que este encuentro de los pueblos indígenas mexicanos en Nueva York es histórico. Señaló que “ni siquiera los paisanos, los mexicanos, los indígenas que llegaban enfermos a hospitales eran atendidos. No existe un compromiso serio para que haya intérpretes y traductores en hospitales”.

“El presente artículo es propiedad de ContraRéplica

Rodríguez, L. (2020). Ante olvido y agresiones, indígenas mexicanos en NY realizan encuentro. ContraRéplica. Recuperado el 22 de diciembre de 2020, de https://www.contrareplica.mx/nota-Ante-olvido-y-agresiones-indigenas-mexicanos-en-NY-realizan-encuentro2020221251

Torturan y asesinan a cuatro indígenas nahua en Guerrero

Redacción Desinformémonos

21 de diciembre de 2020

Ciudad de México | Desinformémonos. Este sábado fueron hallados en la carretera Chilapa – Tlapa los cuerpos de cuatro indígenas nahuas que formaban parte del Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata(CIPOG-EZ).

«Fueron torturados y torturadas, atados de las manos y les dieron el llamado ‘Tiro de gracia’», denunció el CIPOG-EZ, que precisó que las cuatro víctimas habían desaparecido desde el 18 de diciembre. 

El Consejo Indígena indicó que la desaparición, tortura y asesinato de sus cuatro integrantes sucedió a un mes de que rompieran el cerco narco-paramilitar en la zona y de que miles de indígenas nahua recuperaran la movilidad en su territorio.

Responsabilizó de la violencia al gobierno municipal de Chilapa de Álvarez, al gobierno estatal de Héctor Astudillo Flores y al presidente Andrés Manuel López Obrador. «Los tres niveles de gobierno saben perfectamente lo que sucede en Chilapa, pero hacen sus negociaciones en vez de terminar con el crimen organizado», declaró.

«No es vida lo que estamos viviendo. Pero ya comienzan a cobrarse la cuota de sangre, porque nos quieren esclavos y nos quieren sometidas y sometidos», agregó.

A continuación el comunicado completo:

Al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional

Al Congreso Nacional Indígena CNI

Al concejo Indígena de Gobierno CIG

A los pueblos de Guerrero, México y el mundo

A la sexta Nacional e Internacional

A las Redes de Apoyo al CNI-CIG

A los Medios de Comunicación Libres, Honesto y Autónomo.

Nosotros, nosotras mujeres, hombres, abuelos, abuelas, niños y niñas del Concejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata (CIPOG-EZ), que somos los pueblos Na savi, Me pháá, Ñamnkue, Nahua, Afromexicano y Mestizo, del estado de Guerrero, estamos nuevamente levantando nuestra voz, con rabia y dolor. El día de ayer 19 de Diciembre del 2020, al medio día fueron encontradas asesinadas nuestras hermanas María Agustín Chino, Amalia Morales Guapango, y nuestros hermanos José Benito Migueleño y Miguel Migueleño.

Todas y todos indígenas Nahua de la comunidad de Alcozacan, municipio de Chilapa de Álvarez, nuestros hermanos y hermanas desaparecieron desde el día viernes 18 de Diciembre. Ayer al medio día sus cuerpos fueron encontrados en su propia camioneta en la carretera Chilapa – Tlapa. Fueron torturados y torturadas, atados de las manos y les dieron el llamado «Tiro de gracia». 

Justamente se cumple un mes que rompimos el cerco narco-paramilitar, el 18 de Noviembre, miles de indígenas Nahua volvimos a recuperar la movilidad en nuestro territorio. 22 comunidades cercadas por el grupo narco-paramilitar «Los Ardillos» decidimos decir ¡Ya Batsa! porque no es vida lo que estamos viviendo. Pero ya comienzan a cobrarse la cuota de sangre, porque nos quieren esclavos y nos quieren sometidas y sometidos.

Nos atrevimos a denunciar al Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, de la 4T, Alejandro Encinas. Quien solo vino a sembrar división y compra de conciencias, justamente en Alcozacan donde el 17 de enero del 2020, fueron asesinados 10 compañeros en esa masacre. Y ahora lejos de llegar la justicia solo nos envían más muerte, y nos mandan sus señales de Guerra. Encinas y López Obrador, ustedes no son diferentes al PRI, ustedes se han convirtiendo en aquello que simularon combatir.

Hoy y en los tiempos que vienen, nos seguirán asesinando, sobre nuestros cadáveres se va a construir ese México en el que nuevamente estorbamos. Pero ya no podemos continuar en la esclavitud, aquí en la montaña baja de Guerrero el COVID-19 es lo de menos, nos están asesinando, así, como animal. Sin que nadie escucha, sin que nadie hace nada. Nuestro ¡Ya Basta! continuara y costara más sangre, porque ninguna lucha por la verdadera libertad y la justicia ha sido tersa, nunca en la historia a los pueblos nos han regalado nuestra libertad.

Hacemos responsables de los asesinatos de María Agustín Chino, Amalia Morales Guapango, José Benito Migueleño y Miguel Migueleño; al gobierno Municipal de Chilapa de Álvarez a cargo Jesús Parra García del PRI, al gobierno Estatal de Héctor Astudillo Flores del PRI, a la presidencia de la república a cargo de Andrés Manuel López Obrador de MORENA. Los tres niveles de gobierno saben perfectamente lo que sucede en Chilapa, pero hacen sus negociaciones en vez de terminar con el crimen organizado. 

Celso Ortega Jiménez es el mando operativo de «Los Ardillos» y Bernardo Ortega Jiménez es el mando político, la policía ministerial de Chilapa de Álvarez, como ya lo habíamos denunciado, son parte del problema y la Guardia Nacional lo sabe todo esto, después de tanto tiempo en el lugar solo están espiando nuestra organización en vez  de desmantelar la delincuencia organizada.

Nuestros promotores estatales continúan recibiendo amenazas de muerte y la intimidación en las comunidades de base del CIPOG-EZ, CNI-CIG, está cada vez más recio. Ahora el asesinato nuevamente y nuevamente la impunidad por parte de las autoridades, solo nos deja ver sus complicidades. Por eso Encinas se niega a brindar medidas cautelares, por eso la CNDH no mando ninguna visita a registrar las violaciones a los Derechos Humanos en Chilapa y las 22 comunidades que han sufrido el cerco narco-paramilitar.

Hermanas y hermanos que no nos han dejado solos, ayúdenos a crecer esta palabra y que se sepa lo que hace la 4T y su aliado el PRI en Guerrero. Que nuestras muertes no queden en la sombra del «progreso», que nuestra sangre siembre el camino de la libertad para nuestros pueblos. Nosotros, nosotras nos estaremos movilizando y reiteraremos nuestro decidido ¡Ya basta! Nuestra lucha es por la vida y por la libertad, no queremos ser esclavos del crimen organizado, ni moneda de cambio de malos gobiernos disfrazados.

  ATENTAMENTE:

Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata(CIPOG-EZ)

Regiones: Costa Chica, Costa Montaña, Montaña Alta y Montaña Baja de Guerrero, 

Organización Campesina de la Sierra del Sur (O.C.S.S.).

¡Alto a la Guerra paramilitar contra las comunidades Zapatistas del EZLN!

¡Alto a la Guerra narco-paramilitar contra las comunidades indígenas del CNI-CIG!

¡Justicia para todos nuestros presos, asesinados y desaparecidos del CNI-CIG! 

¡Nunca más un México sin nosotr@s!

“El presente artículo es propiedad de Desinformémonos

Redacción Desinformémonos. (2020). Torturan y asesinan a cuatro indígenas nahua en Guerrero. Desinformémonos. Recuperado el 21 de diciembre de 2020, de https://desinformemonos.org/torturan-y-asesinan-a-cuatro-indigenas-nahua-en-guerrero/

Afromexicanos, entre pobreza y discriminación

Luis Carlos Rodríguez G., ContraReplica
luis.rodriguez@contrareplica.mx

13 de octubre de 2020, 00:30

Afromexicanos, entre pobreza y discriminación

“Somos la parte africana de México que nadie quiere reconocer. Claro que hay discriminación, la principal que ni siquiera se nos reconoce como pueblos afrodescendientes, afromexicanos. Somos el México negro desaparecido de los mapas, de la historia, de los programas sociales, después de casi 500 años nos van a contar en un censo”.

Belisario tiene 22 años, es egresado de la carrera de hotelería del Conalep y es originario de Punta Maldonado, municipio Cuajinicuilapa, en la Costa Chica de Guerrero. Trabaja como mesero en un hotel gran turismo de Punta Diamante. Cualquier otro con sus estudios sería por lo menos supervisor, recepcionista o subgerente.Aquí nadie se acuerda o no me dice por mi nombre a pesar de que lo tengo pegado en la camisa. “Negro, negrito, mulato, prieto. No importa soy orgulloso de mi piel negra, de mis raíces, de mi historia, de mi pueblo”, dijo a ContraRéplica.

El presidente del Comité Ciudadano en Defensa de Naturalizados y Afromexicanos, Wilner Metelus, dijo que este 12 de octubre no hay nada que celebrar en el llamado Día de la Raza, pues persiste el racismo por el color de la piel en México no sólo en la sociedad, sino en empresas y en el gobierno federal y estatales.Comentó que el racismo prevalece en el campo laboral donde “incluso gente con licenciatura, con maestría o doctorado tiene dificultades para entrar en algunas empresas e incluso en universidades, ello por el color de su piel. En la televisión mexicana casi no hay presencia de afromexicanos, los ponen en ocasiones como personajes de relleno o cómicos. Ese es el racismo silencioso, pero presente desde hace siglos. México es un país racista”, apuntó.

Denunció que es común que, en los aeropuertos, terminales de autobuses y carreteras mexicanas se detenga, se interrogue e incluso se deporte a personas afrodescendientes mexicanas que por el color de su piel son confundidos con extranjeros, con africanos, con caribeños.

Alejandro Graciano, afrodescendiente oriundo de la Costa de Guerrero y maestro en literatura hispana por la Universidad de Sonoma, California, quien reside en Estados Unidos, comentó que cuando ha regresado a México de vacaciones, tiene que enfrentar el acoso, interrogatorios en aeropuertos por parte de policías y agentes de migración que tiene que ver con el color de su piel, por lo que en sus últimos viajes ha optado por “camuflajearse” para que no parezca mexicano o afromexicano.

“Cuando llegó al Aeropuerto en la Ciudad de México o en Acapulco, con ropa adecuada para evitar el racismo de policías y agentes migratorios, como es una playera que diga ‘Universidad de Boston’ o una gorra que señale que vengo o soy de Estados Unidos. Es como mágico, porque te tratan mejor, disminuye el tema racista a diferencia si me pongo con una playera que diga ‘Tequila’ o ‘México’ o el calendario azteca. Hay una aceptación y una vibra de la gente más favorable”, señaló.

El Centro de Estudios Espinoza Yglesias (CEEY) en su informe Movilidad Social en la CDMX 2019, señala que “en la Ciudad de México —en donde las oportunidades son más iguales—, el tono de piel pesa más del doble para determinar los logros de las personas que en cualquier otra región del país”.

Por sus costumbres y tradiciones, ¿se considera usted afromexicano, negro o afrodescendiente?”, es la pregunta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) preguntó por primera vez en la historia de México para contabilizar a este sector de la población.

De acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015 del Inegi un millón 381 mil 853 mexicanos se consideran afrodescendientes; de ellos 676 mil 924 hombres y 704 mil 929 mujeres, lo cual asciende a 1.2 por ciento de la población total del país.

Las costas de Oaxaca, Guerrero, Veracruz, pero también otros estados como Coahuila es donde se concentra la mayor parte de la población afromexicana y que por más de 500 años han sobrevivido bajo el racismo, discriminación, apodos y todo tipo de exclusiones en el ámbito social, laboral y escolar.

“El presente artículo es propiedad de ContraRéplica

Rodríguez G., L. (2020). Afromexicanos, entre pobreza y discriminación. ContraRéplica. Recuperada el 13 de octubre de 2020, de https://www.contrareplica.mx/nota-Afromexicanos-entre-pobreza-y-discriminacion2020131038

Indígenas y afromexicanos en Guerrero exigen reconocimiento de sus usos y costumbres

Redacción Desinformémonos

19 de septiembre de 2020

Foto: Salvador Cisneros / El Universal

Ciudad de México | Desinformémonos. Alrededor de mil 500 mixtecos, amuzgos, tlapanecos, nahuas y afromexicanos de Guerrero exigieron al congreso del estado aprobar la iniciativa de Reforma Constitucional, presentada el 10 de diciembre del año pasado, para el reconocimiento de sus usos y costumbres, sus territorios, la Policía Comunitaria, entre otros elementos.

Los indígenas y afromexicanos se reunieron desde la región de la Costa y La Montaña de Guerrero para protestar en Chilpancingo hasta las instalaciones de la sede del poder Legislativo estatal, en donde fueron recibidos por la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Si no se aprueba la reforma, “se la verán con los pueblos el 2021, se podría analizar si los pueblos permiten la instalación de las urnas”, dijo Taurino Reyes Leyva, coordinador de la casa de Justicia de Espino Blanco, municipio de Malinaltepec, en la Montaña Alta de Guerrero.

Los pueblos indígenas y afromexicanos también exigieron que se deseche la ley presentada por el gobernador estatal Héctor Astudillo Flores y aprobada en la legislatura anterior, la cual desconocía a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de la Montaña y Costa Chica de Guerrero (CRAC-PC).

Con información de La Jornada

“El presente artículo es propiedad de Desinformémonos

Redacción Desinformémonos. (2020). Indígenas y afromexicanos en Guerrero exigen reconocimiento de sus usos y costumbres. Desinformémonos. Recuperada el 21 de septiembre de 2020, de https://desinformemonos.org/indigenas-y-afromexicanos-en-guerrero-exigen-reconocimiento-de-sus-usos-y-costumbres/

Si eres una persona migrante o chicana que reside o trabaja en California y quieres contarnos sobre tu experiencia durante la pandemia de la Covid-19, te invitamos a contestar el siguiente formulario: https://forms.gle/WsvgX5ssfwjZWuCH7