“Contagiado, tuve que ir por incapacidad al IMSS”

Luis Carlos Rodríguez González, ContraRéplica

23 de diciembre de 2020, 01:14

“Contagiado, tuve que ir por incapacidad al IMSS”

Javier trabaja para una empresa de paquetería en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Ahí se contagio de Covid-19. Desde entonces ha tenido que batallar con los síntomas como calentura, dolor de cabeza y garganta…y con la burocracia del IMSS, para poder obtener sus incapacidades médicas y con una merma en su salario, ya que a pesar de haberse infectado en su centro laboral, el médico del instituto no lo catalogó así y con ello sólo le pagarán 60% de sus percepciones.

No es un caso aislado. Una decena de sus compañeros de trabajo que se han contagiado en las últimas semanas han recibido el mismo trato y son obligados a asistir contagiados a las diversas clínicas a entregar el documento con la prueba de positivo a Covid-19.

El joven empleado de 25 años de edad empezó con síntomas hace unos días y el domingo 13 de diciembre se hizo la prueba del Covid-19. Como la mayoría de los mexicanos que se han contagiado tuvo que pagar por la misma 1,200 pesos para que se la entregaran el mismo día. “Salí positivo y de inmediato le dije a mi esposa que también se la realizara. Ella también dio positivo. Mis dos hijos de 2 y 4 años no se las hicimos, pero no tienen síntomas”.

El lunes, se comunicó a su trabajo para informar de su contagio. Le dijeron que llamara al IMSS, entrara a la plataforma digital o fuera a su clínica para solicitar sus incapacidades.

“Ahí empezaron los problemas y mi desesperación. En la aplicación IMSS Digital sólo tienes tres intentos por día, pero es inoperante. Todos los intentos que realicé durante tres días fueron cancelados cuando ya estaba a punto de terminar con un largo cuestionario, ahí te preguntan por los síntomas que presentas para que te dieran la incapacidad. Pero todas las veces los rechazó”, narró Javier.

La otra alternativa que te da el IMSS es ir a la clínica que te corresponde a tramitar las incapacidades. En la primera cita no puede ir ningún familiar a realizarlo, es decir, tiene que ir la persona contagiada por Covid-19 a formarse, esperar horas, con el riesgo de contagiar a más personas.

“El jueves 17 llegué temprano a la Clínica 76 del IMSS en Ecatepec. Ingresé a la improvisada sala de espera y había muchísima gente, la mayoría enfermos por Covid y que estaban esperando pasar a consulta para ser revisados y que comprobaran, a pesar de que todos traíamos el resultado del laboratorio, que teníamos el virus”, agregó.

Javier no se sentía tan mal de salud. “Pero me daba temor de que veía personas tosiendo, estornudando, con evidentes síntomas de malestares físicos y me dio miedo que me fueran a contagiar aún más y saliera de ahí más afectado”.

Se formó en la fila para entregar el carnet y una vez que lo entrego se fue a la sala de espera. Las recepcionistas-enfermeras solo toman signos vitales muy rápido. Después te regresan a la sala de espera, donde hay que estar entre 2 y 3 horas hasta que te llamen al consultorio que te corresponde.

En la Clínica 76 del IMSS, donde la sala de espera está a la intemperie y solo hay una carpa a la entrada de los consultorios. “Por fin, después de casi 4 horas de que llegué, entré a consulta y ahí me tomaron la oxigenación, la temperatura y la presión”.

En la Clínica 76 del IMSS, donde la sala de espera está a la intemperie y solo hay una carpa a la entrada de los consultorios. “Por fin, después de casi 4 horas de que llegué, entré a consulta y ahí me tomaron la oxigenación, la temperatura y la presión”.

“Es prácticamente un trámite burocrático, porque el médico no te pregunta cómo estas, ni te receta nada. En la incapacidad no subrayó que era riesgo de trabajo. Le pregunte por qué. No me respondió nada”, comentó.

Saliendo del consultorio, la recepcionista te recuerda que la incapacidad es por solo 3 días y me dijeron que tenía que regresar el lunes por la otra. “Si no puedes venir, puedes mandar a un familiar cercano a tramitarla. Hay que pasar a la ventanilla para entregar la documentación”.

“Antes de irme, insistí en información, si me iban a pagar el 100% de mi salario, pues me contagié en mi centro de trabajo. El encargado del módulo me respondió molesto que no, que sólo me correspondía el 60% del salario porque estaban clasificando el Covid-19 como enfermedad general y no como enfermedad de trabajo”.

De acuerdo a la Ley del IMSS, en su artículo 41 “Riesgos de trabajo son los accidentes y enfermedades a que están expuestos los trabajadores en ejercicio o con motivo del trabajo. También, se considerará accidente de trabajo el que se produzca al trasladarse el trabajador, directamente de su domicilio al lugar del trabajo, o de éste a aquél.

“En la empresa donde trabajo nos dan cubrebocas, careta, gel anti bacterial y guantes. Nos han protegido, pero estamos en contacto con los clientes, con los pasajeros, además de los traslados de la casa al trabajo, pero el IMSS no quiere reconocer eso y nos pagará solo el 60 por ciento del por sí bajo salario”, concluyó Javier, quien pidió omitir sus apellidos.

“El presente artículo es propiedad de ContraRéplica

Rodríguez González, L. (2020). “Contagiado, tuve que ir por incapacidad al IMSS”. ContraRéplica. Recuperado el 23 de diciembre de 2020, de https://www.contrareplica.mx/nota–Contagiado-tuve-que-ir-por-incapacidad-al-IMSS-2020231242