Especialistas estiman que se perderán 693,000 empleos ante la contracción

Más de 90% de los encuestados por el Banco de México prevé que el clima de negocios en los próximos seis meses empeorará; consideran que no es un buen momento para realizar inversiones.

Especialistas estiman que se perderán 693,000 empleos ante la contracción

Yolanda Morales – EL ECONOMISTA

Los principales factores que limitarán el crecimiento de la economía son la debilidad del mercado externo y la economía mundial, así como la incertidumbre por la situación económica interna, concuerdan especialistas del sector privado consultados por el Banco de México (Banxico).

Este contexto motivará una contracción de 7.27% en el PIB mexicano este año, según sus previsiones, que propiciará la pérdida de 693,000 empleos, con lo que la tasa de desempleo se ubicaría en 5.75%, desde 4.78% prevista en la encuesta pasada. Para el 2021, estiman la creación de alrededor de 369,000 puestos de trabajo y una tasa de desempleo de 4.82 por ciento.

De acuerdo con la encuesta divulgada por el Banxico, 92% de los 38 especialistas consultados prevé que el clima de negocios en los próximos seis meses empeorará.

Advierten que actualmente no es buen momento para realizar inversiones, y esta previsión se refuerza con su pronóstico de que, este año, el país captará 19,241 millones de dólares en Inversión Extranjera Directa (IED), que es la entrada estimada más baja de capitales productivos, al menos en los últimos 24 meses.

No obstante el contexto planteado, las expectativa de inflación que tienen los analistas en abril es de datos favorables. La media de los analistas anticipa que este año el INPC registrará una variación de 2.83%, un pronóstico que puede verse impactado por el efecto del tipo de cambio en los precios de productos importados.

Anticipan que, al cierre del año, el dólar cotizará en 23.36 pesos por unidad, desde 22.27 pesos por billete verde del mes previo.

Respecto a las encuestas previas, se observa que los especialistas tienen hoy el panorama más negativo registrado desde agosto del 2009, en el pico de la Gran Recesión, cuando previeron que el PIB se contraería 7.2 por ciento.

La expectativa de la caída en el PIB del 2020 es más profunda que la que previeron los mismos especialistas consultados hace un mes, que estaba en 3.99%, y es el segundo mes consecutivo donde anticipan una contracción.

Debilidad interna, otro dique

En este entorno, los especialistas anticipan que, en el año 2021, la actividad económica registrará una recuperación promedio de 2.52%, superior a 1.88% pronosticado por ellos mismos el mes pasado.

De los analistas encuestados, 38% considera que son las condiciones externas el determinante del menor desempeño del PIB, y al desagregarlas 26% ubica a la debilidad del mercado externo y la economía mundial como obstáculos para crecer.

En un segundo bloque de factores que podrían convertirse en un dique para el crecimiento, identifican la debilidad del mercado interno, con 14% de las respuestas, así como la incertidumbre por la política interna, con 9% de las menciones.

De acuerdo con los analistas, este panorama motivará que la tasa de interés se ubique en 4.82% al cierre de este año. Es decir, anticipan que el Banxico continuará recortando el rédito hasta en 120 puntos base en lo que resta del año, y prevén que será en el 2022 cuando regresarán la tasa a niveles de 5.24 por ciento.

En lo referente a las finanzas públicas y por el lado del déficit, prevén que se ubique en 3.90% como proporción del Producto Interno Bruto (PIB).

Asimismo, estiman que el año entrante la inflación estará en 3.51%, con un tipo de cambio promedio de 23.03 pesos por dólar, desde 21.96 pesos por unidad de la encuesta previa.

En la misma encuesta, destacan: “Es importante recordar que estos resultados corresponden a las expectativas de los consultores entrevistados y no condicionan de modo alguno las decisiones de la Junta de Gobierno del Banco de México”.

La encuesta, aplicada entre 38 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero, fue levantada entre los días 23 y 29 de abril, con la economía sumando casi cuatro semanas de confinamiento.

En el primer trimestre del año, la economía mexicana se contrajo 2.4%, según cifras preliminares del Inegi, la mayor contracción en 11 años.

Se espera que el impacto completo del confinamiento en la economía se refleje en el PIB correspondiente al segundo trimestre del año.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *