Guardia Nacional desmintió destitución de una de sus altos mandos por corrupción.

Patricia Rosalinda Trujillo Mariel, Coordinadora Operativa de la Guardia Nacional, fue acusada de irregularidades en la adquisición de software a través de una observación hecha por la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Conforme a dicho organismo, el aparato fue adquirido el pasado 3 de junio de 2018, época en la que el titular del Ejecutivo lo ocupaba Enrique Peña Nieto y en la que el artefacto fue empleado con fines de espionaje y monitoreo de usuarios en redes sociales.En cuanto al proveedor del servicio, la ASF detectó a la supuesta empresa local conocida como comercializadora Diozoal S.A. de C.V., al igual que a la empresa de origen israelí Cyberglover LTD en la que se adquirió un programa operativo que no contaba con control de seguridad y al que la ASF reportó como deficiente.

El gasto total ubicado por la Auditoría Superior de la Federación fue de 480 millones de pesos, el cual sobrepasaba el valor del costo real por mucho, ya que el precio más alto es equivalente a 20 millones de pesos. Igualmente se señaló que por parte de la Policía Federal, de la que Patricia Rosalinda Trujillo Mariel en ese entonces era jeft de la División Científica, no se realizó ningún comparativo de costos en el mercado, ni ningún tipo de investigación al respecto.

Con base en los señalamientos hechos por el mencionado órgano técnico de investigación, supuestamente el 25 de febrero se ordenó la destitución de la Coordinadora Operativa de la Guardia Nacional, que había quedado asentada en la circular 099/2020 de la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República.

Sin embargo, aunque la auditoría continúa con el seguimiento a la investigación, el martes 3 de marzo la Guardia Nacional reafirmó como Coordinadora a Patricia Rosalinda Trujillo Mariel, además de asegurar que no había sido destituida como se había confirmado en diferentes medios en días pasados.

Se señaló que conforme a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC) y la GN Rosalinda Trujillo continúa activa en las funciones correspondientes a su cargo, además de subrayar que su separación había sido un supuesto.Ambas instituciones hicieron hincapié en que las investigaciones en relación al software continuarían por parte de la ASF, sin que por el momento ello implique la separación del cargo del citado alto mando de la GN:

“Es preciso reiterar que la Guardia Nacional en todo momento coadyuvará con la Auditoría Superior de la Federación en las investigaciones que se realizan en la extinta Policía Federal, con el único compromiso de combatir la corrupción, así como refrendar los procesos de transparencia y rendición de cuentas”.

Tras el comunicado, el puesto de la Comisaria General se mantiene activo con Trujillo cumpliendo sus funciones al interior de la corporación.

Lo que causó confusión fue que durante varios días circuló información en la que se aseguró que la Coordinadora Operativa había sido destituida por cargos de corrupción casi inmediatamente después de que se entregó el reporte de la ASF y se hizo público en los medios de comunicación.

Ante el escándalo de corrupción, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval comunicó que el móvil de la Comisaria sería revisado y que, en caso de ser necesario, se tomarían cartas en el asunto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *