La insoportable levedad de Inmujeres

Bárbara Anderson | Yo también

Viernes 18 de septiembre de 2020

Nadine Gasman tiene muchos flancos que vigilar, muchos programas
transversales que cubrir desde la perspectiva de género y cada vez menos recursos.
¿Realmente están las mujeres con discapacidad entre sus prioridades?

Fotografía de Nadine Gasman

El lunes 14 de septiembre, la asociación International Women Forum capítulo México (de la que formó parte) invitó a Nadine Gasman, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Inmujeres, a platicar sobre los planes del organismo para los siguientes meses en cuestiones de género. Entre las asistentes y socias estaba Mercedes Juan, ex secretaria de Salud durante el sexenio pasado y luego también titular del Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad (CONADIS) hasta diciembre de 2018. Fue la última responsable de esta institución que sigue sin un titular responsable a cargo.


Su pregunta fue puntual:

¿Qué acciones tienen en marcha para apoyar a las mujeres con discapacidad y sobre todo me gustaría saber si se logró seguir distribuyendo la Cartilla de Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos de las personas con discapacidad que impulsamos desde mi gestión en Conadis?


Las mujeres con discapacidad son de los programas prioritarios para Inmujeres, de los temas más importantes. No tengo ninguna información de esa Cartilla, pero voy a preguntar y la voy a rescatar. Yo siempre digo que puedo hacer lo que hago porque estoy en un Instituto que siempre ha sido dirigido por mujeres capaces y muy comprometidas con la igualdad.

La cartilla que no conoce Gasman se comenzó a elaborar a inicios de 2018 y fue un trabajo coordinado por Inmujeres, organizaciones de la sociedad civil, Conadis y la academia. El documento completo se publicó en agosto de ese año.
Esta Cartilla de Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos de las personas con discapacidad busca ayudar a potencializar el pleno goce de los derechos humanos de mujeres y hombres con discapacidad, y coadyuvar a la igualdad desde una perspectiva de género.


“La sexualidad es un eje primordial en todas las etapas del ciclo de vida del ser humano. El ejercicio y disfrute pleno de la misma es fundamental para el bienestar físico, mental y social. Partiendo de esta premisa es indispensable garantizar en su totalidad la libre expresión y ejercicio de la sexualidad de las personas con discapacidad, toda vez que es un derecho”, reza el documento final.

A finales de ese mes, en su reporte de resultados Indesol publicó que se entregaron 132 cartillas a 25 organizaciones de la sociedad civil y a personal del Indesol. A inicios de 2019 hasta se creó la versión Braille de este documento


En su reporte de actividades de 2019 -ya en este sexenio y con Gasman como titular-, Inmujeres publicó que “en septiembre se realizó la Segunda Reunión Ordinaria del Grupo Promotor de la Cartilla de Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos de las Personas con Discapacidad. 


“Este encuentro tuvo como objetivo abonar en la generación de condiciones para el ejercicio efectivo de los derechos sexuales y reproductivos de las personas en situación de discapacidad, mediante una ruta de trabajo a corto y mediano plazo. El Instituto presentó una propuesta con tres vertientes: 
i) difusión de la cartilla mediante herramientas accesibles, tales como el lenguaje de señas, la síntesis de voz y/o el sistema Braille;

ii) acceso al directorio de servicios y herramientas institucionales encargadas de proporcionar información sobre la cartilla y

iii) capacitación a las y los servidores públicos que brindan atención a las personas en situación de discapacidad en materia de los derechos que promueve la cartilla. La propuesta será revisada por las instituciones que conforman el Grupo y enviarán sus comentarios a fin de iniciar con su implementación”. 

Luego de este texto escrito en ‘potencial’ no existió tal revisión de la propuesta de implementación de un documento que ya había sido publicado un año antes. 
Tampoco hay datos disponibles de este 2020 sobre cuántas cartillas se hayan distribuido o algún mecanismo de comunicación para información de que sí existe, que está en línea y hasta en formatos accesibles (algo que no siempre ocurre). 
En un año de confinamiento donde aumentaron las cifras de violencia y feminicidios en el país (5.7% versus 2019), el presidente Andrés Manuel López Obrador en sus conferencias mañaneras insistió en varias ocasiones que ‘tiene otros datos’ y  que este gobierno es el que más se ha preocupado por las mujeres. En el caso de las mujeres con discapacidad en Yo También hemos documentado que no es así, incluso la propia Gasman había llamado la atención a mujeres con discapacidad que viven violencia una “asignatura pendiente” en este mayo.

¿Con qué datos cuenta el presidente para decir esto?, le pregunté antes de que terminara su conferencia. 

El presidente se refiere en realidad a que en este gobierno hay más planes que nunca enfocados específicamente para las mujeres, incluso la pandemia los ha dejado al descubierto.

La falta de un responsable en Conadis, la aún acéfala Conapred y la vaguedad de las acciones y apoyos a las mujeres con discapacidad desde Inmujeres son una trinidad que solo generará más injusticias y más invisibilidad en esta minoría.

Los derechos que promueve la Cartilla
1. Derecho a una vida libre de discriminación. 

2. Derecho a la igualdad entre mujeres y hombres. 

3. Derecho a la autonomía, a la integridad y a una vida libre de violencia. 

4. Derecho a la libertad, autodeterminación y libre desarrollo de la personalidad. 

5. Derecho a manifestar la identidad sexual, la expresión e identidad de género, la orientación y preferencia sexual de forma libre y autónoma. 

6. Derecho a la educación integral de la sexualidad en lenguas, lenguajes y con recursos acordes a las necesidades de las personas con discapacidad y sus familias. 

7. Derecho a la información científica sobre sexualidad, en lenguas, sistemas, formato y tecnologías acordes a los requerimientos de las personas con discapacidad. 

8. Derecho al respeto de la intimidad y la privacidad sexual. 

9. Derecho al ejercicio libre, placentero e informado de la sexualidad. 

10. Derecho a la atención de la salud sexual y salud reproductiva acorde a los requerimientos específicos de las personas con discapacidad. 

11. Derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el ejercicio de la maternidad, la paternidad, la adopción y reproducción asistida. 

12. Derecho a establecer relaciones afectivas y sexuales, al noviazgo y a elegir su estado civil, así como la expresión pública y privada de los afectos. 

13. Derecho a la participación, consulta e incidencia en las políticas públicas sobre salud, sexualidad, reproducción y bienestar.

“El presente artículo es propiedad de Yo también

Anderson, B. (2020). La insoportable levedad de Inmujeres. Yo También. Recuperado el 21 de septiembre de 2020 de: https://yotambien.mx/la-insoportable-levedad-de-inmujeres/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *