Ni una lengua menos: Alejandra Frausto

Jesús Alejo Santiago, Milenio

Ciudad de México, 16 de julio de 2020, 04:22:37 am

“Se educa en cerca de 7 mil distintas, por qué conformarnos con menos”, dijo la secretaria de Cultura.

La protagonista de ‘Roma’ en la reunión de febrero pasado. (Secretaría de Cultura)
La protagonista de ‘Roma’ en la reunión de febrero pasado. (Secretaría de Cultura)

Durante dos días se reunieron en el Complejo Cultural Los Pinos, 27 y 28 de febrero pasado, con la intención de sentar las bases de lo que será el Decenio de Acciones para las Lenguas Indígenas. Se congregaron alrededor de 700 voces, la mayoría hablantes, guardianes de las lenguas, pero también especialistas y funcionarios encargados de impulsar la concreción de las ideas.

Así fue como se produjo la Declaración de los Pinos (Chapoltepek), Construyendo un Decenio de Acciones para las Lenguas Indígenas, concebida como una herramienta para generar cambios estructurales en todo el mundo, a fin de preservar, revitalizar y promover las lenguas originarias.

“La Unesco y toda la comunidad internacional buscan atender el reto de la preservación de las lenguas indígenas de una forma holística, por eso se han designado mecanismos para estrechar el trabajo intersectorial de todos sus componentes y sabemos que grandes convenciones están apoyando este proceso, como la Convención de 2003, sobre Patrimonio Inmaterial, o la de 2005 acerca de la Diversidad de las Expresiones Culturales”, a decir de Frédéric Vacheron, representante de la Unesco en México.

Durante el lanzamiento oficial del documento, que se realizó ayer de manera virtual, se enfatizó que no solo se contemplan los principios generales, sino las medidas específicas y las principales metas del decenio internacional de las lenguas indígenas, que comenzará el 1 de enero del 2022, donde se plantean distintos aspectos en donde la lengua es eje central, como una forma de proteger a las mismas culturas.

“Se imagina en cerca de siete mil lenguas, se canta en cerca de siete mil lenguas, se ama en cerca de siete mil lenguas… se educa en cerca de siete mil lenguas en el mundo, por qué conformarnos con menos. Por eso, hoy, ni una lengua menos, ni un hablante menos”, enfatizó la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, durante la ceremonia de lanzamiento de la Declaración, que se puede descargar desde la página de la Unesco en español, inglés y francés.

Entre los puntos abordados en el documento se encuentran la protección del patrimonio cultural —incluidas las danzas, lugares sagrados y rituales—, la creación de políticas sociales incluyentes que combatan la discriminación, el fomento de la economía creativa con dimensión social, la garantía a la memoria histórica y, sobre todo, poner a las comunidades y su agenda en el centro de la política lingüística.

EVITAR PÉRDIDAS

Bajo esa perspectiva, Yalitza Aparicio, embajadora de Buena Voluntad de la Unesco para los Pueblos Indígenas aseguró que está en las mismas comunidades evitar “que la pérdida de las lenguas indígenas en el mundo sea aún más grande, ya que podemos perder riquezas esenciales”.

“Sabemos que el decenio ayudará a aumentar la conciencia mundial sobre la importancia de estas lenguas y que, a la par, va a ayudar a que se movilicen más recursos. Durante mucho tiempo se ha denigrado a las comunidades indígenas, sin ser conscientes de la sabiduría que éstas representan, debido a la falta de interés y de conocimiento hacia ellas. Podemos contribuir a la construcción de un mundo mejor a través de ellas”, destacó la actriz.

Ante hablantes y representantes de organismos mexicanos e internacionales, Yalitza Aparicio habló de la importancia de la educación en las comunidades indígenas, por lo cual llamó a generar más material escolar en lenguas indígenas, “para que nuestros niños crezcan leyendo y escribiendo en los idiomas que los rodean, y que la oportunidad de incluir en su desarrollo las lenguas sea más avanzado”.

Y para poder transmitir éstas riquezas es necesario contar con oportunidades, “que nos tomen en cuenta verdaderamente”, destacó la embajadora de Buena Voluntad de la Unesco.

Y ADEMÁS LA IMPORTANCIA DE LA DIVERSIDAD

El subdirector general adjunto de Comunicación e Información de la Unesco, Moez Chakchouk, afirmó que “la actual pandemia de covid-19 ha tenido un impacto desproporcionado en las comunidades indígenas, y ha destacado una vez más la importancia de la diversidad lingüística, incluso en tiempos de crisis”. De acuerdo con el funcionario, “hay una necesidad urgente de llamar la atención sobre la pérdida crítica de lenguas indígenas, para preservarlas, revitalizarlas y promoverlas, y tomar medidas tanto a nivel nacional como internacional, como se establece en la Declaración de Los Pinos”.

“El presente artículo es propiedad de Milenio

Alejo Santiago, J. (2020). Ni una lengua menos: Alejandra Frausto. Milenio. Recuperado el 16 de julio de 2020, de https://www.milenio.com/cultura/arte/ni-una-lengua-menos-alejandra-frausto

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *