¿Qué debe considerar México para la estrategia de vacunación?

Valentina González | Desinformémonos

Lunes 7 de Diciembre de 2020

El Dr. Francisco Becerra, exsubdirector de la Organización Panamericana de la Salud (PAHO, Pan American Health Organization) señaló que, en la definición de la estrategia de vacunación contra la COVID-19, México debe tomar consideraciones como quiénes serán las personas en vacunarse primero, cuándo y en dónde. Saber si se cuentan con los suministros médicos necesarios que se han demandado de forma acelerada por la pandemia, así como contar con el personal de salud capacitado para aplicarla.

De acuerdo con el especialista, si varias vacunas van a llegar a México, es importante definir qué áreas van a iniciar la aplicación, en dónde y cómo se hará, es decir, tener una estrategia logística y operativa; porque si se empieza con una vacuna que requiere de dos dosis en un lugar, es importante asegurarse que esa población no reciba otra o una región se quede sin cobertura.

“Estas son el tipo de situaciones que los gobiernos deben considerar porque si no hay consistencia en las áreas y en las vacunas que se van a aplicar nos enfrentaremos a problemas como no tener la cobertura inmunológica necesaria para cubrir a nuestra población”, compartió Becerra.

Al participar en la conferencia El mundo después de la vacuna del COVID-19: el camino hacia la nueva normalidad, organizada por la Dirección de Egresados y Desarrollo Profesional de la IBERO en su capítulo UK, el médico compartió que la llegada de una vacuna es una de las formas que puede poner fin a la fase aguda de la pandemia, si no es que la única en este momento que, además, ayudará a reconstruir las economías.

Respecto a los retos y riesgos de una vacuna contra el COVID-19, agregó que se deben centrar en que no es una carrera política, económica o ideológica, sino un problema de salud global y como tal se debe enfrentar. Es decir, no se debe vacunar por vacunar, pues se debe demostrar su inmunogenicidad y seguridad a corto y largo plazo “porque si vas a tener respuesta inmune corta no tendrá el efecto a largo plazo que se requiere para cortar la transmisión”.

Añadió que el precio es un factor que se debe considerar, pues debe ser lo suficientemente barata para que todos los países puedan tener acceso. Es decir, deben ser distribuidas y administradas de manera simultánea en todo el mundo; de otra forma, no se va a cortar la transmisión a nivel global.

“Debe llegar a todos los países bajo principios de equidad, tanto a países ricos, de mediano ingreso y a los más pobres, que son los que pudieran tener problemas al no tener la capacidad monetaria para comprar las vacunas que necesitan”, agregó el médico.  

Respecto a quién se vacunará primero, el médico se preguntó si la vacuna contra el COVID-19 ampliará la brecha de inequidades para el acceso. Contestó que es algo que, quizás, muchas personas en una posición privilegiada olvidan, a pesar de que la inequidad es una realidad en México y a nivel global; por lo cual, esta situación puede ampliar la distancia.

Asimismo, mencionó las consideraciones éticas y de equidad, pues se habla de que el personal médico y paramédico debe ser el primero en vacunarse porque sus integrantes son los que están en mayor riesgo por estar en la primera línea de contacto; así como las personas mayores de 60 años, con mayor riesgo de enfermarse y fallecer. Estos planteamientos se deben considerar.

En relación a las consideraciones que tienen que ver con investigación-producción, señaló que es importante tomar en cuenta cuál es la capacidad instalada de los laboratorios y la liberación de los lotes de las vacunas, porque “no es de ya está la vacuna y el registro sanitario, sino de tengo la capacidad de producción suficiente de los millones de dosis que voy a requerir para liberarlas, y la capacidad en mi laboratorio de que salga con los controles necesarios”.

Habló de la importancia de mantener una red de frío adecuada y confiable, pues, por ejemplo, en el caso de la vacuna de Pfizer, ésta requiere de temperaturas de -80º C, lo cual habla de un grave problema porque no todos los países cuentan con congeladores o ultracongeladores de ese nivel, cuyo costo es de 200 mil dólares, y sólo hay algunos pequeños en instituciones de investigación en donde se guarda el plasma.

Al respecto, puso en duda si los países están preparados para recibir la vacuna, pues tiene que ser transportada del laboratorio, al aeropuerto, al avión y al país, para que se hagan el internamiento a bodegas y, posteriormente, se distribuya; por lo que es importante mantener y no romper la cadena de frío.

El acceso a las vacunas

Covax, el mecanismo conocido formalmente como Centro de Acceso Global a Vacunas COVID-19, es una colaboración global para acelerar el desarrollo, fabricación y distribución equitativa de nuevas inyecciones. Está formada por Gavi, la Alianza por las Vacunas; la Coalition for Epidemic Preparedness Innovations (CEPI) y la Organización Mundial de la Salud.

“Su rol principal es atraer socios e incrementar las oportunidades para las poblaciones de los países participantes para tener acceso a las vacunas de una manera rápida, equitativa y segura. Hay varias formas de participar, una de ellas es con autofinanciamiento participando en el mecanismo: pueden solicitar de 10 a 50% de dosis de vacunas para cubrir a su población. La cantidad que paguen será el número de dosis que adquirirán”, explicó.  

Hasta el momento, hay más de dos mil millones de dólares ya en el mecanismo, y se requieren 5 mil millones para 2021. El fin de semana pasado, el G20 ofreció una donación para alcanzar lo necesario para la vacunación.

“Se requeriría tener dosis para al menos 20% de la población global. Hay un amplio portafolio de potenciales vacunas que facilitará que pueda haber varios laboratorios candidatos para llegar a varios lugares y que ofrecen el envío de vacunas en cuanto estén listas”, explicó.

Añadió que otros mecanismos fuera de Covax como los acuerdos bilaterales entre los gobiernos y productores de las más de 200 vacunas en estudio. México está en ambos mecanismos, con Covax y varios acuerdos bilaterales con adelantos monetarios, con cartas de intención y de crédito listas, que son importantes porque abren distintas posibilidades, pero también traen algunos riesgos.

Este material se comparte con autorización de la IBERO

“El presente artículo es propiedad de Desinformémonos

González, V. (2020). ¿Qué debe considerar México para la estrategia de vacunación? Desinformémonos. Recuperado el 7 de Diciembre de 2020 de: https://desinformemonos.org/que-debe-considerar-mexico-para-la-estrategia-de-vacunacion/