México supera las 50 mil muertes por COVID-19; casos suben a 462 mil

Los contagios acumulados por COVID-19 en México llegaron este jueves a 462 mil 690 y los decesos a 50 mil 517 al sumarse seis mil 590 casos y 819 muertes notificadas en las últimas 24 horas, indicaron las autoridades sanitarias.

Hugo López Gatell, subsecretario de Salud, detalló que 506 mil 252 test arrojaron un resultado negativo al virus, y que al momento se tienen 87 mil 973 pacientes como sospechosos que están esperando los resultados de laboratorio para saber si son o no positivos.

Asimismo, resaltó que en el país ya se han recuperado 308 mil 848 pacientes de la infección por el coronavirus; un aproximado de 46 mil 861 forman parte de la pandemia activa.

La red hospitalaria del país reportó una ocupación de 13 mil 652 camas generales para pacientes no graves, lo que correspondería al 43 % de las 31 mil 558 de que dispone el país para atender a los enfermos.

Además, México tiene 10 mil 562 camas de terapia intensiva para enfermos graves que necesitan ser intubados y la ocupación actual es del 38 %, un total de tres mil 987, explicó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

En México es incierto un regreso a clases para el 10 de agosto

El subsecretario de Educación Básica, Marcos Bucio, informó a diputados que es incierto el regreso a clases el 10 de agosto, como está previsto para cursos de regulación antes del inicio del nuevo ciclo escolar. Señaló que ante lo que llamó la nueva realidad, la Secretaría de Educación Pública (SEP) está impartiendo cursos en Facebook para que las maestras y maestros conozcan todas las herramientas digitales para poder dar clases en forma virtual. “Vamos regresar a la nueva realidad, esto implica que todo cambió, por eso estamos con Facebook, con Google, que no les cuesten los celulares (a los maestros), porque no tenemos la certeza todavía de que regresemos el 10 de agosto”, explicó en la sesión a distancia con diputados de la Comisión de Educación. Reiteró lo dicho por el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, de que las clases presenciales serán posibles sólo hasta que haya semáforo verde en las entidades.

“Se regresará en cuanto no haya un solo riesgo en el salón de niños y maestros, eso significa que debe estar completamente en verde el Estado, el Municipio, y si no, no hay regreso a clases, no vamos a exponer nunca, por ningún motivo, la salud de los niños y niñas y los maestros”, explicó el subsecretario en la reunión.

Explicó que en conjunto, las secretarías de Educación y de Salud están distribuyendo una guía a los comités técnicos escolares de las 200 mil escuelas del País para explicar las medidas que se deben instrumentar en el retorno a clases.

“En la operación de las escuelas estamos sugiriendo que se haga (el cubrebocas) con un paliacate, un paliacate casero, con ligas; que no se necesita gel en las escuelas, la Secretaría de Salud nos ha dicho que es más poderoso agua y jabón, tiene que haber agua y jabón y no mezclarse con cloro”, mencionó.

Señaló que la dotación del agua o de los cubrebocas, que puedan ser los pañuelos caseros, deberán ser responsabilidad de las autoridades estatales y municipales.

México, bajo la lupa por manejo contra la pandemia de Covid-19

Forbes Staff, Junio 16, 2020 5:55 pm

México tiene la séptima cifra más alta de decesos relacionados al Covid-19 en el mundo, y una de las tasas de pruebas más bajas entre las principales economías.

Reuters.- México decidió atravesar el brote de coronavirus insistiendo en que podría vencer a la pandemia sin pruebas masivas, pero a medida que las muertes aumentan tras salir lentamente de dos meses de confinamiento, tanto los partidos de oposición como los aliados del presidente han roto con la estrategia gubernamental.

La cara visible de la lucha contra la epidemia en el país, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, evitó repetidamente las pruebas masivas argumentando que se hizo un mejor uso de los recursos para, entre otras cosas, incrementar el número de camas para los pacientes del virus.

Sin embargo, a medida que aumentan las muertes y los casos, el funcionario ha venido posponiendo su estimación de cuándo la pandemia llegará a su punto máximo, lo que llevó a los estados controlados por la oposición a realizar más pruebas para ver hasta qué punto se ha propagado el virus.

Incluso, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha insinuado que avala el aumento de los tests.

“¿Cómo puedes terminar una cuarentena si no tiene datos claros y el número de muertos continúa al alza?”, se preguntó Lorena Villavicencio, diputada de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), cuyo líder en el Senado, Ricardo Monreal, figura entre quienes han pedido más pruebas.

La incertidumbre sobre la pandemia ha ayudado a galvanizar a la oposición, debilitada tras las elecciones de 2018 que entronizaron a López Obrador en el poder.

Y el uso cada vez mayor de instalaciones médicas privadas para aumentar la capacidad de pruebas ha significado que los datos federales de coronavirus ya no reflejan completamente la situación en México.

Con más de 17,500 muertes, México tiene la séptima cifra más alta de decesos relacionados al Covid-19 en el mundo, y una de las tasas de pruebas más bajas entre las principales economías.

El 3 de junio, dos días después de que comenzó una salida gradual del confinamiento, México registró su mayor número de muertes diarias, 1,092, que autoridades achacaron a una actualización de muertes previas no registradas.

A la mañana siguiente, López Obrador recordó que la estrategia del gobierno fue ideada por López-Gatell y el secretario de Salud, Jorge Alcocer.

“La conducción de todo el proceso para enfrentar la pandemia quedó en manos de ellos”, dijo. “No fueron los políticos los que decidieron sobre el qué hacer. Todas las etapas las fueron diseñando ellos, nos ajustamos todos a sus recomendaciones”.

Pero ya desde antes, los estados gobernados por la oposición en el norte y centro de México trabajaron para compartir información, incluso, con el sector privado.

En abril, los ejecutivos de la automotriz coreana Kia en la ciudad norteña Monterrey pusieron en contacto a funcionarios del estado Nuevo León con médicos surcoreanos que ya habían atendido la pandemia en su país.

Más tarde, Nuevo León trajo a colegas de los estados vecinos de Tamaulipas y Coahuila a las sesiones de entrenamiento.

México no proscribe, pero no alienta pruebas

Con ayuda del sector privado, los estados Nuevo León y Coahuila han realizado más de 40,000 pruebas y confirmado 3,000 casos no reportados por las cifras federales, según registros oficiales.

El recuento federal omite algunos datos de pruebas privadas porque incluyen en su cuenta a los portadores asintomáticos, dijo José Luis Alomía, director de epidemiología de la Secretaría de Salud de México.

La semana pasada, el recuento federal sobrepasó las 12,000 pruebas por día por primera vez, triplicando las cifras de principios de mayo, cuando algunos países europeos estaban testeando a un ritmo de 100,000 pruebas diarias.

Foto: Presidencia.

Ciudad de México, una de las más pobladas del mundo y administrada por el oficialista Morena, también está probando más para ayudar a rastrear casos y aislar a los portadores asintomáticos, dijo la secretaria de Salud local, Oliva López.

“Estamos tomando alrededor de 1,000 pruebas diarias y queremos incrementar a 2,700”, dijo a Reuters. “Podemos llegar a ese número en el transcurso de un mes. Es la meta”.

López-Gatell, sin embargo, insiste en que lo importante no es la cantidad de pruebas, sino cómo se usan.

“No existe ninguna conexión científica, lógica, automática, entre el número de pruebas y el éxito del control (del virus)”, aseguró la semana pasada el epidemiólogo de 51 años.

Pero ese no es exactamente el mensaje que ha enviado la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni su brazo en el continente, la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Inicialmente, la burocracia federal tardó en dejar que las instalaciones de salud privadas evaluaran, dijo Guillermo Torre, rector de TecSalud, el sistema de salud de la Universidad Tecnológica de Monterrey: “(Conseguir) el sello que te permite hacer las pruebas fue una verdadera molestia”, opinó.

Sin embargo, el doctor José Ignacio Santos, secretario del Consejo de Salubridad General (CSG), el ente que se encarga de diseñar la política de salud del país, defendió la estrategia gubernamental de realizar menos tests.

“México no está proscribiendo el uso de pruebas, no está alentándolas”, dijo a Reuters.

Modelo Centinela

La estrategia inicial de México fue utilizar el llamado Modelo Centinela establecido en 2006 para rastrear enfermedades similares a la influenza estacional a través de una red de 475 estaciones de monitoreo.

El modelo, explicó López-Gatell, permitió a México hacer proyecciones con datos parciales como una “encuesta de opinión”.

Pero la estrategia no fue diseñada para el nuevo virus, ni esas estaciones pudieron dar una visión general representativa de México, opinó el exsecretario de salud Salomón Chertorivski.

Imagen: Mohamed Hassan/Pixabay.com

“Si deseas monitorear una nueva pandemia en tiempo real, simplemente te brinda información muy limitada”, dijo.

Argumentando que el mapeo exhaustivo no era realista, López-Gatell se ha centrado en conservar las instalaciones médicas para los más necesitados y alentar al público a autoaislarse.

Eso ha ayudado a controlar la saturación hospitalaria, pero también significa que algunas personas no pueden obtener ayuda hasta que es demasiado tarde, dicen los críticos. El gobierno ha negado tales afirmaciones.

Daniel Díaz, secretario de Salud del estado de Guanajuato, dijo que la estrategia también pasó por alto a los portadores asintomáticos, que representaron uno de cada cinco casos en su estado. Muchos de ellos no tomaron en serio el distanciamiento social hasta que se les hizo la prueba, sostuvo.

“Ya estamos entre los primeros lugares del mundo en contagios y en muertes y eso no es honroso y debe tener responsabilidades”, opinó el senador Germán Martínez, de Morena. “El presidente dejó todo en manos de científicos y los científicos dejaron todo al garete”.

Ya ni Zacatecas: todo México se encuentra en semáforo rojo en la emergencia de COVID-19

La Secretaría de Salud confirmó este viernes que todo el país se encuentra en rojo en el semáforo epidemiológico de COVID-19.

Esto significa, de acuerdo con las normas de la nueva normalidad, el nivel máximo de alerta por la emergencia sanitaria del nuevo coronavirus.

Hasta la semana pasada, Zacatecas era la única entidad que no estaba en rojo.

El semáforo epidemiológico se rige por cuatro indicadores generales. Dos indicadores de proporción: porcentaje ocupación hospitalaria y porcentaje de positividad al virus. Y dos indicadores de tendencia: tendencia de casos hospitalizados y tendencia del síndrome COVID-19.

Mientras uno de los cuatro indicadores esté en rojo, el semáforo seguirá en ese color para la entidad analizada.

Por ejemplo, Zacatecas tiene un indicador de cada uno de los colores. El de ocupación hospitalaria es el más leve (en verde), pues se ubica en 9 por ciento.

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, ya había adelantado más temprano este viernes que la capital nacional seguirá en semáforo rojo la siguiente semana.

Hasta este viernes, en México se registran 13 mil 170 muertes y 110 mil 26 casos confirmados de COVID-19.

Descuidaron enfermedades por covid: OMS

Pandemia. En el mundo dejaron sin tratamiento total o parcial a pacientes con cáncer, hipertensión y diabetes; México, entre los cinco países de América con más contagios en 24 horas.

Los recursos financieros y humanos se reorientaron para atender la pandemia.  (AP)
Los recursos financieros y humanos se reorientaron para atender la pandemia. (AP)

MILENIO

Una encuesta con 155 países miembros de la Organización Mundial de la Salud reveló que la emergencia sanitaria por covid-19 dejó sin tratamiento total o parcial a pacientes con cáncer, hipertensión, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

El organismo informó que esos pacientes “no han recibido servicios de salud y los medicamentos que necesitan desde que comenzó la pandemia”, debido a que los recursos financieros y humanos se reorientaron para atender la emergencia”.

La encuesta abarca un periodo de tres semanas de mayo y confirma que el impacto es global, aunque los países de bajos ingresos son los más afectados.

“El principal hallazgo (de la encuesta) es que los servicios de salud han sido interrumpidos parcial o completamente en muchos países”.

Más de la mitad (53 por ciento) de países encuestados interrumpieron parcial o completamente los servicios para el tratamiento de hipertensión; 49 por ciento, de diabetes y sus complicaciones; 42 por ciento, de cáncer, y 31 por ciento, las emergencias cardiovasculares.

“Esta situación es motivo de preocupación, porque las personas que viven con estas enfermedades no transmisibles (ETN) tienen un mayor riesgo de enfermedad grave y muerte relacionada con covid -19”, aseguró Tedros Adhanom, director de OMS.

De acuerdo con la encuesta, 94 por ciento de países aceptaron que el personal médico que trabajaba en el área de las ENT fue reasignado parcial o totalmente para apoyar la emergencia. Esto generó que se aplazaran de forma generalizada los programas públicos de atención de enfermedades como diabetes, hipertensión, cáncer de mama y de cuello uterino, entre otras.

“Las razones más comunes para suspender o reducir esos servicios fueron la cancelación de los tratamientos planificados, disminución en el transporte público disponible y falta de personal, porque los trabajadores de la salud fueron reasignados para apoyar los servicios covid-19″.

“En uno de cada cinco países que informaron sobre esta interrupciones, una de las principales razones para suspender los servicios fue la escasez de medicamentos, diagnósticos y otras tecnologías”, reveló la OMS.

La recomendación del organismo es que los países “encuentren formas innovadoras de garantizar que los servicios esenciales para las ENT continúen, incluso mientras luchan contra la cepa pandémica”.

Asimismo, se informó que a escala mundial, dos tercios de los países informaron que habían reorientado los servicios de ENT a sus planes nacionales de preparación y respuesta de covid-19; entre las naciones de altos ingresos la cifra fue de 72 por ciento y entre los países de bajos ingresos fue de 42 por ciento.

Los servicios para tratar enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y padecimientos respiratorias crónicos fueron los que más frecuentemente reorientados para combatir la pandemia, en contraste con los servicios dentales, de rehabilitación y actividades para dejar de fumar, que no se incluyeron tan ampliamente en los planes de respuesta.

La encuesta revela también que 17 por ciento de países comenzó a asignar fondos adicionales para incluir la provisión de servicios de ENT en su plan nacional covid -19.

Entre los países que suspendieron total o parcialmente la atención de las enfermedades no transmisibles, seis de cada 10 utilizan la telemedicina (asesoría por teléfono o internet) para reemplazar las consultas en persona. En los países de bajos ingresos esta cifra es de 42 por ciento.

Las ENT matan a 41 millones de personas cada año, lo que equivale a 71 por ciento de las muertes a escala mundial.

“Lejos de estar estable” México se encuentra entre los cinco países que han reportado más casos de covid-19 en las últimas 24 horas, informó el director ejecutivo para Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan.

“Cinco de los 10 países del mundo que informaron el mayor número de casos en las últimas 24 horas están en América: Brasil, EU, Perú, Chile y México. Los países que informaron los mayores aumentos son Brasil, Colombia, Chile, Perú, México, Bolivia, y estamos viendo que mientras los números son exponenciales, en algunos países están teniendo que trabajar muy duro para entender la escala de infección”.

En rueda de prensa sobre la situación del nuevo coronavirus, el especialista de la OMS afirmó que actualmente los esfuerzos se deben enfocar en proteger a la región centro y sur de América, pues “claramente la situación está lejos de ser estable”.

Alerta en Congo por brote de ébola

El gobierno de Congo declaró un nuevo brote de ébola en Mbandaka, provincia de Ecuador (noroeste), mientras sigue activa la epidemia de la enfermedad en el noreste del país.

“Puedo confirmar que tenemos una nueva epidemia de ébola en Mbandaka”, capital de Ecuador y zona ya afectada en 2018 por el ébola, afirmó el ministro de Sanidad, Eteni Longondo.