Ssa: sin el virus, zonas de Oaxaca y Chiapas por las estrategias comunitarias

Ángeles Cruz Martínez |La Jornada

 México, Ciudad de México | Martes, 14 jul 2020 07:12

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, insistió en que la velocidad de transmisión del coronavirus va en descenso, %u201Ceso no quita que siga aumentando, pero a una velocidad menor%u201D. Dijo que el indicador seguirá disminuyendo hasta llegar a cero. A partir de ahí empezará el descenso en el número de casos nuevos, lo cual se prolongará hasta el mes de octubre. 

Con datos de la semana 27 (del 28 de junio al 4 de julio), el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, presentó de manera general la situación de la pandemia de Covid-19 en cada una de las entidades de la República. Utilizó mapas de cada una, donde con diferentes colores se distinguen los municipios que tienen mayor o menor transmisión del virus.

Precisó que con eso atendía la instrucción que por la mañana dio el presidente Andrés Manuel López Obrador. Aunque sólo dio datos de lo ocurrido en junio y no puntualizó cuáles son las nueve entidades donde se registra el mayor contagio y de las que hizo referencia López Obrador en su mensaje del pasado domingo, difundido a través de su cuentas en redes sociales.

Por la mañana, el titular del Ejecutivo ofreció que el subsecretario daría esta información, pero no ocurrió así. Por el contrario, lo que indican los datos es que la pandemia está activa en todo el país.

Sólo en Oaxaca y Chiapas hay una gran cantidad de municipios donde no hay circulación del virus debido a estrategias de acción comunitaria que han logrado proteger a las personas. En Guerrero, en los municipios de La Montaña tampoco hay contagios. En cambio, en Acapulco y Zihuatanejo se reporta la mayor cantidad de afectados y como se ha difundido, existe el riesgo de que la entidad regrese al color rojo del semáforo de riesgo de Covid-19.

Respecto a Michoacán, López-Gatell resaltó que el gobierno estatal puso en marcha un programa de atención comunitaria, y con el uso de la tecnología resuelve problemas de salud con telemedicina. Además funciona un centro de inteligencia en salud, el cual, dijo, ha sido ejemplo de lo que se puede hacer en el país.

Debido a que en la conferencia de prensa dejaron de presentarse los números que dan cuenta del comportamiento de la pandemia, sólo están disponibles en Internet hasta las 20 horas. Los de ayer señalan que los casos confirmados aumentaron en 4 mil 685 –el domingo fueron 4 mil 482–, con lo que el acumulado llegó a 304 mil 435.

El número de defunciones aumentó en 485 (276 el día previo), con lo que hasta ahora han perdido la vida por esta causa 35 mil 491 personas.

El subsecretario insistió en que la velocidad de transmisión del coronavirus va en descenso, pues cada día el porcentaje de aumento es menor respecto del día previo. Ayer fue de 1.4 por ciento.

Añadió que el indicador seguirá disminuyendo hasta llegar a cero. A partir de ahí empezará el descenso en el número de casos nuevos, lo cual se prolongará hasta octubre.

“El presente artículo es propiedad de La Jornada

Cruz Martínez, Ángeles (2020). Ssa: sin el virus, zonas de Oaxaca y Chiapas por las estrategias comunitarias. La Jornada. Recuperado el 14 de Julio de 2020 de: https://www.jornada.com.mx/ultimas/politica/2020/07/14/ssa-sin-el-virus-zonas-de-oaxaca-y-chiapas-por-las-estrategias-comunitarias-9003.html?fbclid=IwAR0yGUtaGW7XrLMR0T6-Z-Y_r3qSnzUp2OTXKTMyXCmwnQnYDHIU-R3Plzw

El sismo en Oaxaca deja 10 fallecidos y daños en 97 municipios

El coordinador nacional de Protección Civil, David León, actualizó este miércoles algunas cifras del sismo que sacudió a una decena de entidades y particularmente a las costas de Oaxaca: la magnitud del movimiento fue de 7.4, acumula hasta ahora 2,060 réplicas y ha dejado 10 víctimas mortales.

“Desafortunadamente, 10 personas han perdido la vida y 97 municipios tienen alguna afectación, son menores las afectaciones para el tipo de sismo que tuvimos”, dijo el funcionario federal en una entrevista con la emisora Radio Fórmula.

León indicó que la magnitud del sismo fue ajustada de 7.5 a 7.4 por el Servicio Sismológico Nacional (SSN), igual que el epicentro, que fue a 12 kilómetros de Crucecita.

De las víctimas mortales, precisó, dos son mujeres y ocho hombres. Agregó que ninguna comunidad quedó incomunicada después del sismo.

Los municipios oaxaqueños que más resultaron afectados son los de la zona de la Costa, Sierra Sur, Istmo y Valles Centrales, según informó horas antes el gobernador Alejandro Murat.

La mañana de este miércoles, durante el informe de la tercera sesión del Consejo de Protección y Seguridad, las autoridades del estado habían reportado el fallecimiento de siete personas (dos mujeres y cinco a hombres), así como 11 heridos, de los cuales cinco requirieron hospitalización.

El gobierno del estado reportó que el número de monumentos históricos con daños ha ascendido a 62 —cuatro presentan daños severos—, los cuales se encuentran uno en la Costa, dos en la Sierra Norte, 11 en la Sierra Sur, 18 en el Istmo y 30 en Valles Centrales.

El informe oficial da cuenta de 14 centros de salud con daños menores y uno con daños severos. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó a su vez que ya quedó restablecida la comunicación terrestre en las carreteras federales que resultaron dañadas.

En cuanto a la infraestructura educativa de Oaxaca, se reportan daños en 15 escuelas de nivel básico y en 44 de nivel medio y superior; otro de los daños reportados fue el colapso de los sistemas de drenaje del Espinal y de Juchitán.

Exigen justicia por adolescente baleado por policía en Oaxaca

Familia, vecinos y amigos marcharon el viernes por la tarde exigiendo justicia para Alexander Martínez, el joven mexico-estadounidense de 16 años que murió de un disparo en la cabeza en Acatlán de Pérez Figueroa, al este de México, cuando la policía municipal le interceptó mientras iba en moto con amigos.

“Venimos en caravana del pueblo al municipio (de Acatlán) con el apoyo de la gente que nos dice que sigamos adelante”, explicó telefónicamente a The Associated Press Teodoro Martínez, padre del fallecido.

Martinez indició que fueron recibidos por Raúl Ernesto Salcedo, secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, que se trasladó a esa zona fronteriza con el estado de Veracruz con motivo del suceso. El gobernador, Alejandro Murat, se comprometió días antes a que el crimen no quedara impune.

“No voy a descansar así tenga que mover cielo, mar y tierra, van a pagar los culpables, y no queremos más policía criminal en esta región”, había dicho Martínez el jueves por la tarde frente a la tumba de su hijo.

El joven, nacido junto a su hermano en Carolina del Norte de padres que habían emigrado de forma irregular, se había criado la mayor parte del tiempo en México aunque había visitado a su padre en Estados Unidos en varias ocasiones.

Desde el año pasado vivía con la madre en una comunidad de Acatlán, de donde el martes por la noche salió en su moto con unos amigos a comprar refrescos para celebrar un cumpleaños cuando se encontraron con una patrulla con las luces apagadas que se atravesó de golpe y comenzó a dispararles, contó Virgina Gómez, la madre del fallecido.

Cuando Gómez llegó al lugar vio a su hijo “botado, ensangrentado, nadie lo levantaba, con la moto encima”.

“Yo me puse como loca”, recuerda, máxime cuando una mujer le contó que vio cómo un policía había colocado un arma en la mano del chico, sugiriendo que se habría alterado la escena. Las autoridades municipales no les dieron ni el pésame pero en su cuenta de Facebook aseguraron que la policía no actuó “de mala fe”.

La fiscalía de Oaxaca estaba el viernes a la espera de presentar ante el juez al único detenido, un agente local a quienes acusarán de homicidio y lesiones ya que otro joven quedó herido y el viernes se encontraba todavía hospitalizado, según este departamento.

El fiscal Ruben Vasconcelos había indicado a AP la víspera que el adolescente murió de un disparo “frontal y directo” y que aunque “en el parte de la policía se habla de que fue un accidente (…) nosotros no creemos eso”.

Acatlán de Pérez Figueroa está sumido en la inseguridad y la violencia. Casi fronterizo con el estado de Veracruz es zona de tránsito de droga y de migrantes donde operan diversos grupos del crimen organizado y donde la policía local genera suspicacias.

La fiscalía de Oaxaca investiga, además, a varios de agentes municipales por el presunto uso excesivo de la fuerza en un suceso de mediados de mayo que se saldó con seis sospechosos muertos.

Los jóvenes temen a la corporación desde hace tiempo. “Sale uno con miedo de que no te vayan a confundir. Nada es como antes, si sales por la noche la policía te va pagar, le golpean a uno, te quitan las motos, nos corretean”, contaba Gerardo Castillo, de 16 años y cuyo cumpleaños iban a festejar el martes.

Por eso la familia de Martínez ha recibido toda la solidaridad de sus vecinos. “El pueblo está enojado, el pueblo aclama justicia por Alexander”, decía su madre tras el entierro.

Ese enojo fue, a juicio del padre, lo que hizo que toda la comunidad desafiara a la pandemia fundiéndose en abrazos durante los homenajes y el entierro de “El Chander”, como apodaban al joven cuyo sueño era jugar en la selección mexicana.

La familia transmitió ese enojo el viernes al secretario de Seguridad oaxaqueño al pedirle que también se esclarecieran los casos de desaparecidos que hay en el pueblo, contó Teodoro Martínez.

“Esta muy mal que por ser policías se sientan intocables”, lamentaba Alexis Martínez, el hermano de la víctima que pudo estar junto a Alexander hasta el final porque la pandemia le había impedido regresar a Estados Unidos en abril para comenzar a trabajar allí con su padre.

“Que todos ellos estén tras las rejas pero unas rejas en Estados Unidos, no aquí en México, porque aquí no se cumple la ley como se debe”, deseó el joven de 19 años.

Su padre, angustiado porque dejó todo su dinero y casa en Carolina del Norte para acudir al entierro y no puede regresar porque no tiene visa, confía en que las autoridades cumplan sus promesas y dice que el consulado de Estados Unidos se mantiene pendiente del caso. Pero alertó: “Les damos poco tiempo para que aclaren esto”.