En pandemia, mujeres víctimas de violencia se quedaron sin apoyos suficientes de gobierno

Los programas que implementó el gobierno fueron el otorgar créditos. Pero no ajustó sus programas de atención ante la COVID-19.

Lizbeth Padilla y Arantza Ocampo, Animal Político

23 de marzo de 2021

Jesús Santamaría

Aunque durante la pandemia de COVID-19 la violencia de género contra las mujeres aumentó en México, el gobierno federal no implementó medidas o programas específicos para atender a estas víctimas, sino que continuó con los que ya tenía y los nuevos esfuerzos se centraron en medidas económicas como otorgar créditos, coinciden organizaciones e incluso la titular de Inmujeres.

“Sin duda hizo acciones el gobierno pero estas acciones no quiere decir que sean efectivas, ni oportunas, ni dirigidas efectivamente a atender la problemática”, explica a Animal Político Wendy Figueroa, directora de la Red Nacional de Refugios (RNR). 

“En términos de respuesta a la pandemia para las mujeres se hicieron cosas que había que hacer, dijo Nadine Gasman, titular del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) al cuestionarla sobre las acciones que implementó el gobierno para atender a las mujeres.

Entonces enumera dos campañas: “Igualdad desde casa” donde promovía la repartición del trabajo del hogar para romper estereotipos y el reforzamiento en la atención del 911 para recibir llamadas de emergencia ante un hecho violento. 

“ Y eso que se dice fácil implicó también una mayor vinculación con las instancias municipales y estatales de las mujeres de tal manera que la referencia fuera una referencia significativa”, explica sobre el número de emergencia.

El Imnujeres también lanzó en mayo de 2020, la muy cuestionada campaña “Cuenta hasta 10”, que pedía al agresor contar hasta 10 antes de agredir a su víctima. Esta campaña fue presentada como parte de las estrategias para prevenir la violencia contra las mujeres, pero muestra a una a punto de ejercer violencia contra un adulto mayor.

Wendy Figueroa califica a esta campaña como “terrorífica y revictimizante”, pues carecía de perspectiva de género y centraba la responsabilidad de “detener” las violencias en las mujeres.

“El tema es que cuando no se tiene desde gobierno una mirada intersectorial, una mirada con enfoque de género, va a ser difícil identificar que era evidente, ni siquiera a la mitad de la pandemia, sino en cuanto llegara el COVID-19 a México iba a incrementarse potencialmente las situaciones de violencia, porque ya había sucedido en otros países y eso sigue reflejando la mirada tan corta y tan miope que se tiene en nuestro país”, explica Figueroa.

Y los números demuestran que no se necesitó esperar a la mitad de la pandemia, pues a un mes de que el gobierno presentó la Jornada Nacional de Sana Distancia – entre marzo y abril – y pidió a los mexicanos quedarse en casa para evitar la propagación del virus, la violencia en los hogares se incrementó.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) en abril se recibieron 21 mil 722 llamadas relacionadas a violencia contra la mujer, lo que representó un aumento del 42% respecto al mismo mes del año anterior.

Mientras que la RNR reportó que entre enero y mayo de 2020 brindó 7,975 atenciones a través de sus redes sociales y líneas telefónicas, lo que representa un aumento de 48% respecto al año anterior.

En su informe, “Violencias contra las mujeres, niñas y niños en 2020: datos y testimonios”, la RNR califica al año pasado como uno de los más violentos contra las mujeres, pues el número de rescates durante el año pasado creció 300% con relación a lo registrado en 2019.

De acuerdo con la RNR, los estados con el mayor número de casos fueron: Ciudad de México, Estado de México y Puebla. Las tres, entidades que a la fecha se mantienen en semáforo epidemiológico rojo y con medidas de confinamiento.

Acciones enfocadas en créditos

Nadine Gasman destaca los créditos para trabajadoras del hogar, a la palabra y para microempresas; la capacitación de mujeres en materia de comercio electrónico y que el gobierno adelantó a los beneficiarios de los programas sociales la ayuda económica como una respuesta del gobierno para las mujeres ante la pandemia.

“Pero también los programas prioritarios y adelantar a la gente el dinero también fue muy importante porque los apoyos que se dan desde el gobierno estaban ahí adelantados, no tenían la zozobra de ‘no llegará a la beca’, ‘no llegarán a la pensión’ y eso es muy importante para la mayoría de la gente en México. Y además lo que se hizo a nivel federal, todo el tema de los créditos a la palabra, los créditos solidarios, también tenían mucha claridad de que había que buscar y crear condiciones para que las mujeres pudieran participar”, detalla Gasman.

De acuerdo con el Rastreador Global de Respuestas de Género, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y que recopila las medidas adoptadas por los países de Latinoamérica, México adoptó tres acciones con perspectiva de género para ayudar a las mujeres frente al impacto del COVID, dos fueron económicas: Otorgar créditos para apoyar a micronegocios y trabajadoras del hogar; junto con organizaciones la Secretaría de Gobernación lanzó el programa “Ella Hace Historia”, cuyo objetivo es ofrecer educación financiera a las emprendedoras. 

Ninguno de ellos atiende de manera directa a las víctimas de violencia de género. Además de que había requisitos que no todas las mujeres podían cumplir para accedera a los créditos. 

En el caso de los créditos para trabajadoras del hogar, la interesada debía estar dada de alta en el IMSS bajo esta modalidad. Al inscribirse el instituto verificaría si era sujeta de crédito. 

El Programa de Apoyo Financiero para Microempresas Familiares, conocido como Crédito a la Palabra, de la Secretaría de Economía, también contemplaba ayuda a mujeres solidarias, es decir quienes tenían un negocio. Para acceder a ellos las mujeres debían estar dadas de alta ante el SAT, contar un CURP, cuenta bancaria y firma electrónica. 

Acciones existentes solo se continuaron 

Si bien es cierto que el gobierno federal continuó con las acciones para atender a las mujeres, no ha adaptado éstos a las necesidades que creó la pandemia.

El pasado 8 de marzo, Día de la Mujer, durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, la titular de Inmujeres habló de las acciones que se han realizado durante los dos años desde el Inmujeres.

Ahí, la única referencia que hubo a la pandemia de COVID-19 y sus efectos fue que el confinamiento permitió valorar la importancia del cuidado, tarea socialmente asignada a las mujeres, por ello, la titular del Inmujeres dijo que se debía “impulsar un cuidado que permita que más mujeres puedan desempeñar un trabajo remunerado hacia la autonomía económica y el crecimiento del país”

Gasman también habló del Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres (PROIGUALDAD) 2020-2024, el cual establece seis objetivos estratégicos para los próximos cuatro años: autonomía económica, salud y bienestar, cuidados, no violencia, participación igualitaria de las mujeres en todos los ámbitos y la construcción de entornos seguros y en paz.

El Inmujeres señala que el PROIGUALDAD se realizó con las opiniones de más de 4 mil mujeres del país aportadas a través de una consulta nacional realizada entre julio y septiembre de 2019, mucho antes de la pandemia. 

El programa fue presentado en septiembre de 2020, a senadoras. Para entonces la pandemia y sus efectos llevaban seis meses afectando al país.

Durante esa presentación, la senadora del PRI, Claudia Ruiz Massieu, comentó que el programa tendría que ajustarse a la nueva realidad de las mujeres tras la pandemia

“El PROIGUALDAD se construye previo a la pandemia y la verdad es que hoy en esta nueva realidad lo que vemos es que por la pandemia se han ahondado estas brechas de desigualdad. Tendra que ajustarse la instrumentación del proigualda por la pandemia”, agregó. Esta desigualdad se refleja en que se genera una mayor carga en el tema de cuidados para las mujeres de niños y ancianos que por la pandemia se encuentran en casa.

La titular del Inmujeres respondió que “hemos estado trabajando durante la pandemia en todas estas reuniones a las que hacía alusión hablando no solo del PROIGUALDAD y los planes de acción sino en el aquí y el ahora, adaptándolos, viendo las cosas que parecían importantes y ahroa se han vuelto urgentes”.

Destacó que la pandemia ha permitido poner en la agenda temas como el cuidado. “La normalidad de antes no era una buena normalidad para las mujeres, la nueva normalidad tiene que haber aprendido de haber estado confinados con cuidados con esta carga terrible para las mujeres”.

La violencia aumenta en el mundo

México no fue el único país en el que la violencia de género aumentó. Antes de 2020, en países de la región de América Latina y el Caribe, una de cada cuatro mujeres había experimentado alguna clase de violencia física o sexual ejercida por su pareja.

A nivel global la situación no era mejor, 243 millones de mujeres y adolescentes (entre 15 y 49 años) habían sido víctimas de violencia física, o bien, sexual a manos de su pareja en 2019.

La ONU Mujeres ha aseverado que el virus SARS-CoV-2 golpeó tres veces a las mujeres: por la salud, por la violencia doméstica y por cuidar a otros.

Según reportes del organismo, el número de llamadas a las líneas telefónicas de asistencia se ha quintuplicado en algunos países. Esto como consecuencia del incremento de las tasas de violencia de pareja provocado por la pandemia de COVID-19.

Si nos centramos en países específicos, Colombia es uno de los que van a la delantera, con un aumento de 103% en llamadas de emergencia, pero le precede México,  con cerca del 191%, según datos del CIDE.

Los  aumentos  tanto  de  llamadas como feminicidios se reportan en países como Argentina, Brasil, España, y el Reino Unido. Por otro lado, la ONU informó que en Italia y Francia se dieron casos de bajas en sus llamadas por violencia de género, la razón: a las mujeres se les dificultaba más pedir ayuda durante el confinamiento.

A su vez, las búsquedas por Internet de ayuda contra la violencia se han multiplicado exponencialmente. Como ejemplo, en los primeros meses de la pandemia, subieron 650% las consultas online al número de atención a víctimas en España, según datos del gobierno.

Si se llegasen a registrar disminuciones en las denuncias de violencia doméstica la respuesta estaría en que las mujeres pasan 24 horas del día con sus agresores.

“Este año 2020, debido a una falta de perspectiva de género y planificación en las medidas tomadas contra la pandemia de COVID-19 a nivel global, la violencia de género se ha incrementado de forma significativa en todo el mundo”, informó ONU Mujeres.

Hasta septiembre de 2020, 48 países habían integrado la prevención y respuesta a la violencia contra las mujeres y niñas en sus planes de acción contra la COVID-19. 

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo  29 países de la región aprobaron 177 medidas para atender a las mujeres. El 64% de las medidas refuerzan servicios, 23% son campañas de sensibilización.

Por otro lado, 121 países adoptaron medidas para fortalecer los servicios prestados a las mujeres sobrevivientes de violencia durante la crisis global. Pero la ONU señaló que estas acciones deberían intensificarse. 

*Los testimonios fueron recabados por la Red Nacional de Refugios en su informe “De los discursos a los hechos”.

Con información de Itxaro Arteta.

“El presente artículo es propiedad de Animal Político

Padilla, L. y Ocampo, A. (2021). En pandemia, mujeres víctimas de violencia se quedaron sin apoyos suficientes de gobierno. Animal Político. Recuperado el 24 de marzo de 2021, de https://www.animalpolitico.com/2021/03/pandemia-mujeres-victimas-de-violencia-sin-apoyos-de-gobierno/

Inaceptable discurso indolente y descalificador de AMLO

Redacción, SemMéxico

05 de marzo de 2021

  • Organizaciones dan a conocer posicionamiento por la justicia y los derechos humanos de todas las mujeres y niñas en México
  • No más silencio institucional, demandan

SemMéxico, Cd. de México, 4 de marzo, 2021.- De inaceptable fue calificado el discurso indolente y descalificador, del presidente Andrés Manuel López Obrador, ante la violencia que cada día se ejerce en México, donde cada día 10 mujeres y niñas son asesinadas.

Así lo refiere un pronunciamiento que la Red Nacional de Refugios, Las del Aquelarre Feminista, la Red Nacional de Refugios y las organizaciones, colectivas, feministas y ciudadanas dieron a  dio a conocer hoy, en el que señalan el Jefe de Estado confunda las denuncias de violencias de género con campañas partidistas negras o que deslegitime el movimiento feminista, que históricamente ha exigido a todos los gobiernos justicia y respeto a nuestros derechos, etiquetándonos por levantar la voz de conservadoras.

“Ante esas declaraciones vemos con urgencia la necesidad de señalar y exigir que se actúe sin dilación para eliminar la violencia institucional, que se convierte en el instrumento más poderoso que atenta contra la dignidad y los cuerpos de mujeres, niñas y adolescentes.

“Hoy, hacemos un enérgico y contundente llamado al Presidente de México, a las 32 entidades federativas y a todas las Instancias que integran el Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres a garantizar la dignidad y el derecho de todas las mujeres, niñas y adolescentes a una vida libre de violencias, a través de la coordinación de esfuerzos, instrumentos, políticas públicas, servicios y acciones afirmativas e intersectoriales con perspectiva de género, derechos humanos e interculturalidad”. 

En el pronunciamiento solicita que instancias y comisiones encargadas de dar atención a mujeres víctimas de violencias de género (Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, Secretaría de Gobernación, Comisiones Estatales y Fiscalías, Centros de Justicia, entre otras) generen diagnósticos e indicadores que permitan medir la calidad y eficiencia de la atención, restitución de derechos, y el acceso a la justicia integral, a través de datos estadísticos desagregados por género, homologados y con perspectiva de género. 

Se pide la inmediata publicación del Protocolo Nacional de Atención Integral a Niñas, Niños y Adolescentes en Condición de Orfandad por Feminicidio, que aunque ya fue presentado mediáticamente, ya que continuamos sin poder conocer dicho documento.

Que las instancias encargadas de expedir órdenes de protección a mujeres víctimas de violencias implementen estrategias de seguimiento, a fin de corroborar que dichas medidas hayan salvaguardado la integridad física y psicológica de las víctimas.

Que las instituciones de gobierno actúen con eficacia y eficiencia a favor de las mujeres y de las niñas conforme a derecho, comprometiéndose a cumplir sus obligaciones estipuladas en la LGAMVLV, debido a que, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en los últimos dos años, el 59% de las instancias gubernamentales NO cumplieron con sus responsabilidades en materia de género.

Que todas las instituciones de gobierno estatales y municipales garanticen el derecho a la información, comunicando de forma clara, a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, las denuncias y sanciones aplicadas a personas funcionarias públicas. 

Asimismo, con el objetivo de promover una ciudadanía informada, solicitamos la creación de una área especializada a nivel nacional encargada de la investigación de delitos cometidos por personas servidoras públicas, con un enfoque de perspectiva de género, derechos humanos e interculturalidad, en donde se informen las denuncias, sanciones administrativas y judicializadas, con datos desagregados por sexo y tipos de delito, entre ellos los que afecten la dignidad y derechos humanos de todas las mujeres y aquellos que obstruyan el acceso a la justicia de delitos de violencias de género. 

Se garantice la reforma realizada el 13 de agosto de 2020 al artículo 73 de la Ley General de Transparencia para que juezas/es y magistradas/os publiquen todas sus sentencias, a fin de revisar y evaluar con perspectiva de género el ejercicio de sus funciones, siempre en apego a los estándares internacionales de Derechos Humanos, porque cada sentencia, cada amparo y cada actuación que realizan son claves en materia de justicia para las víctimas y sus familias o sobrevivientes. 

Hoy como cada día, levantamos la voz por las mujeres y niñas asesinadas, por las madres y las familias víctimas de feminicidios y desapariciones, por las mujeres que aún se encuentran en peligro y no han sido escuchadas, por las mujeres y niñas que permanecen en casa con sus agresores y no han podido ser rescatadas… ¡porque exigimos que paren de matarnos! 

Y terminan con la expresión:

¡No queremos más feminicidios bajo el cobijo del silencio del Gobierno y el pacto patriarcal que se insiste en negar! ¡Ni una más! 

#8M2021 #AnteLaIndolenciaDelEstadoNosotrasPrimero #EntreNosotrasNosOrganizamos #NoNosVanACallar 

Link para firmar: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSeG46k4YpFtbIBVbfPfaeOheQAR97R7setEmQ2qYtuKVHUsQw/viewform

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

Redacción. (2021). Inaceptable discurso indolente y descalificador de AMLO. SemMéxico. Recuperado el 05 de marzo de 2021, de https://www.semmexico.mx/?p=32664

Inexistentes políticas públicas que atiendan la violencia contra las mujeres mayores

Soledad Jarquín Edgar, SemMéxico

12 de febrero de 2021

  • El maltrato es común y se agudizó con la pandemia de Covid 19, RNR
  • Son desalojadas de sus viviendas o confinadas a una habitación

SemMéxico, Cd. de México, 11 de febrero, 2021.- Las mujeres de la tercera edad son más vulnerables, por lo que es plausible que se abra una carpeta de investigación por la violencia ejercida en contra de una señora de 99 años ayer en esta ciudad, pero lo que se requieren son espacios de atención y políticas públicas para ellas y que hasta hoy son inexistentes, dijo Wendy Figueroa Morales, directora general de la Red Nacional de Refugios (RNR).

En entrevista para SemMéxico refirió que durante los primeros meses de la pandemia, entre marzo y junio, atendieron al menos cinco mujeres de la tercera edad que fueron expulsadas de sus hogares por su hijos e hijas, y dieron seguimiento de manera telefónica a otras que fueron confinadas en sus propias casas por parte de sus familiares por la pandemia o que fueron abandonadas.

Todas las mujeres de la tercera edad tendrían que estar protegidas por políticas públicas, lo que no sucede hasta hoy, por ello apuntó que el hecho de que ayer se viralizara un caso concreto, debe dar pie a reflexionar sobre lo que están pasando muchas otras mujeres de la tercera edad.

“No sólo las han sacado de sus casas porque no aparecen en la herencia tras la muerte de sus esposos, no tenían los documentos que acreditaban la propiedad o porque son consideradas “población en riesgo” no por su salud sino porque las familias consideran que podrían ser una carga económica en caso de enfermarse de Covid 19, por lo que han sido confinadas a una habitación, otras y, es frecuente que lo digan, son despojadas de la pensión que reciben del gobierno.

Sobre el caso de las cinco mujeres desalojadas de sus viviendas, dos de ellas llamaron a la Red solicitando apoyo, tres más fueron reportadas por sus vecinas o redes de apoyo, pues para no perder sus pertenencias se habían instalado en el espacio público del edificio donde vivían.

Ellas mismas o sus vecinos habían solicitado ser atendidas por las autoridades de la Ciudad de México. La respuesta fue que “regresaran a sus casas”, porque era importante que no se expusieran por la pandemia y no les dieron seguimiento alguno. Después como Red hicimos las denuncias correspondientes, pero no hay ninguna respuesta, afirma Figueroa Morales.

Sostiene que muchas de ellas sufren violencia dentro de sus hogares y el problema es que no hay mecanismo de protección ni políticas públicas desde la perspectiva de género, es decir mecanismos gubernamentales que asuman su tutoría.

Hasta hoy, dos de esas mujeres mayores siguen ingresadas en refugios, es decir, hace ocho meses, no pueden incorporarlas porque por su edad requieren del acompañamiento de otras personas. De esta forma, dice, la Red Nacional de Refugios hace lo que debería hacer el Estado.

“Así como hace llamadas de exploración para la vacuna contra el Covid 19 y que las personas adultas mayores se registren de la misma manera tendrían que hacer ese rastreo para preguntarles si sufren violencia”, afirma la directora de la RNR.

Por ello, reitera que, aunque es lamentable lo sucedido a la señora de 99 años, de quien se viralizó un video donde es maltratada presuntamente por uno de sus hijos, ojalá que el hecho sirva para poner en el centro la falta de políticas públicas para personas mayores y se hagan acciones para garantizar la protección de sus derechos.

Investigación anuncia Sheinbaum

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo dijo que darán seguimiento al caso de agresión de una mujer de 99 años de edad por parte de uno de sus hijos, hecho que ocurrió este miércoles en una colonia de la alcaldía Tlalpan, por lo cual ya se abrió una carpeta de investigación.

Las estadísticas

La Organización Mundial de la Salud señala que una de cada 10 personas mayores ha sido víctima de malos tratos y lamentablemente es un hecho que se conoce hace poco tiempo, derivado muchas veces a que es ocultado por las familias

“Desde una perspectiva gerontológica, se han definido diferentes tipos de maltrato contra las personas mayores:

Maltrato físico.  Acto no accidental que provoca daño corporal o deterioro físico.

Maltrato psicológico.  Actos verbales o no verbales que generen angustia, desvalorización o sufrimiento.

Abuso sexual. Cualquier contacto sexual no consentido.

Abandono.  Descuido u omisión en la realización de determinadas atenciones o desamparo de una persona que depende de otra por la cual se tiene alguna obligación legal o moral. Es una de las formas más extremas del maltrato y puede ser intencionada o no.

Explotación financiera.  Uso ilegal de los fondos, la propiedad o los recursos de la persona adulta mayor.

Maltrato estructural. Se manifiesta en la falta de políticas sociales y de salud adecuadas, la inexistencia, el mal ejercicio y el incumplimiento de las leyes; la presencia de normas sociales, comunitarias y culturales que desvalorizan la imagen de la persona mayor y que resultan en su perjuicio y se expresan socialmente como discriminación, marginalidad y exclusión social”, revela un comunicado del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores.

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

Jarquín Edgar, S. (2021). Inexistentes políticas públicas que atiendan la violencia contra las mujeres mayores. SemMéxico. Recuperado el 12 de febrero de 2021, de https://www.semmexico.mx/?p=31749

2020, el año más violento para las mujeres y niñas: RNR

Redacción, SemMéxico

21 de diciembre de 2020

* El incremento de atenciones creció hasta en un 48 %

* Durante noviembre cada hora una mujer se comunicó́ a la RNR para pedir apoyo 

SemMéxico, Cd. de México, 21 de diciembre, 2020.- Este año es considerado por la Red Nacional de Refugios (RNR) como el más violento en contra de mujeres y niñas, en los nueve meses de confinamiento sanitario por la pandemia de la Covid 19, de marzo a noviembre, atendió más de 38 mil llamadas telefónicas o mensajes en redes sociales, además de atenciones directas en los espacios de la Red.

Estas acciones realizadas representan, con respecto al año anterior, un incremento del 48 por ciento, señala la RNR, que advierte la gravedad de la violencia familiar que afecto a niñas y niños durante el mismo periodo.

En un comunicado de prensa se explica el incremento del 39 por ciento del número de llamadas telefónicas o solicitudes de ayuda a través de redes sociales a causa de la violencia familiar, porcentaje representa 12 mil 856 atenciones.

79 por ciento fueron hechas por mujeres. El mayor incremento del año fue en marzo cuando esas solicitudes de ayuda se incrementaron hasta en un 80 por ciento, mes en el que inició el confinamiento, con respecto a lo sucedido en 2019.

En el mes de noviembre cada hora una mujer se comunicó́ a la RNR para pedir apoyo ante una situación de violencias: el 33.73 por ciento sufrió́ violencia física, 28.87 por ciento psicológica y el 19 por ciento aseguró haber sufrido todos los tipos de violencias, observándose un aumento en las violencias sexual y patrimonial a partir del mes de septiembre. 

El 63 por ciento de las mujeres que llamaron fue víctima de violencias por parte de sus esposos o parejas. El 83 por ciento de las mujeres, que es la mayoría de los casos en los que se sabe la edad, se encuentran en un rango de 21 a 40 años. Asimismo, durante los meses de octubre y noviembre cuatro de cada cien mujeres reportaron intentos de feminicidio, además de las violencias en contra de niñas y niños.

De las atenciones especializadas brindadas durante el mes de noviembre, el 51 por ciento fueron de la Ciudad de México y el Estado de México; seguidos del 19 por ciento de Veracruz, Hidalgo, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Nuevo León, Chiapas y Michoacán.

“Las mujeres víctimas de violencias han sido testigas de la impunidad, la violencia institucional y la revictimización, quienes ante la ausencia de respuesta gubernamental han recurrido a organizaciones de la sociedad civil en busca de acompañamiento especializado, aquel que el Estado no les ha podido ofrecer. 

“Datos de la RNR reflejan que dos de cada 10 mujeres que se comunicaron a la RNR reflejaron que sus hijas e hijos fueron víctimas de violencias durante el confinamiento, representando el 41 por ciento, es decir, dos mil 492 niñas y niños reflejan haber vivido algún tipo de violencia dentro de los espacios que deberían son seguros, sus casas”.

Atenciones directas en los espacios de la RNR

En los más de 70 espacios de prevención, atención y protección de la RNR se ha identificado que el 29.07 por ciento de niñas y niños han sufrido violencia física en sus hogares: el 29.45 por ciento de violencia psicológica; 22.25 por ciento económica, mientras tres de cada 200 infantes han vivido agresiones sexuales en sus casas.

Durante este periodo de confinamiento más de 800 niñas y niños han sido víctimas de violencia sexual por algún integrante masculino de su núcleo familiar.

Los Refugios y Centros de Atención Externa han estado operando ininterrumpidamente durante el confinamiento, atendiendo las violencias machistas y previniendo feminicidios, siendo incluso considerados como servicios esenciales por parte del gobierno, sin embargo, no se les han designado recursos suficientes en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 (PEF2021). 

Se incrementan los ingresos de familias en 53 %

Durante los últimos nueve meses, los espacios de atención y protección de la RNR han incrementado sus ingresos de familias un 53 por ciento, brindando atención integral especializada y gratuita a 25 mil 225 mujeres, niñas y niños, lo equivalente a ocupar dos veces y media el Auditorio Nacional.

El 87.59 por ciento de los agresores fueron sus esposos, novios o exparejas y en el 12 por ciento de ellos tenían vínculos militares o políticos; el 28 por ciento usan armas de fuego y el 27 por ciento cuenta con antecedentes penales, reflejo de las fallas en el sistema de justicia, de las violencias sistémicas y estructurales que junto con la impunidad perpetúan las violencias machistas y de género.

El mismo presupuesto para 2021

Pese a esa realidad la respuesta gubernamental ha sido etiquetar el mismo recurso designado en el PEF2020: 405 millones de pesos para el 2021, “celebrándose” que el presupuesto no se hubiera disminuido, sin embargo, es importante hacer un análisis desde la perspectiva de género y desde las realidades, mantener el mismo presupuesto, significa no solo que no hay un incremento sino que hay una disminución, invisibilizándose la inflación, las necesidades y demandas específicas que la pandemia trae en las vidas de las mujeres, niñas y niños víctimas de violencias.

Además del no reconocimiento de la inversión realizada por las Organizaciones de la Sociedad Civil para hacer frente a estas necesidades extraordinarias como las Casas de Emergencia, Casas de Transición, generación de empleos y demás acciones no contempladas por el gobierno en turno.

Violencia exponencial, 2020 el año más violento

Durante el 2020 las violencias contra las mujeres se han incrementado de forma exponencial y afirman que 2020 ha sido el año más violento para las mujeres y niñas, “reflejo de un Estado de derecho ausente, colocándonos en la primera línea de actuación las Organizaciones de la Sociedad Civil, las feministas y defensoras de derechos humanos quienes hemos implementado acciones creativas para cubrir el abandono y los obstáculos del sistema patriarcal que avasalla nuestro país”.

Por último, la Red Nacional de Refugios reafirma su compromiso en pro del derecho a una vida libre de violencias para todas las mujeres y niñas en todas sus diversidades.

Exigieron al Estado mexicano, las 32 entidades federativas y todas las instituciones que lo conforman a cumplir con su obligación de garantizar la vida, dignidad y seguridad de las mujeres, niñas y niños en México, a exigir hechos y acciones y no más simulaciones.

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

Redacción. (2020). 2020, el año más violento para las mujeres y niñas: RNR. SemMéxico. Recuperado el 22 de diciembre de 2020, de https://www.semmexico.mx/?p=30097

Gobierno aumenta recursos para el Tren Maya y los reduce para Refugios

Anayeli García Martínez, CIMAC Noticias

Ciudad de México, 28 de agosto de 2020

CIMACFoto: Samantha Bushman

Ciudad de México. Este año el presupuesto destinado a la operación de Refugios y Centros de Atención Externa para mujeres víctimas de violencia representó 0.3 por ciento del total del gasto público para la igualdad; en contraste, los recursos para el Tren Maya aumentaron 13 veces.

Esta es una de las conclusiones del informe “De los discursos a los hechos”, realizando por la Red Nacional de Refugios, donde se detalla la falta de políticas de gobierno para atender la violencia contra las mujeres antes, durante y después de la pandemia de COVID-19.

En el documento se explica que este 2020 los subsidios a Refugios, que se incluyen en el Programa de Salud Sexual y Reproductiva, fueron 405 millones de pesos, lo que representa 0.3 por ciento del total del Anexo 13, de Erogaciones para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, el apartado del Presupuesto de Egresos de la Federación que concentra todos los programas dirigidos a cerrar las brechas de desigualdad. 

El monto para atender la violencia de género por medio de estos centros es mínimo considerando el incremento de casos de violencia familiar durante la emergencia sanitaria. En este año la Red ha documentado un aumento en los casos de mujeres que requieren un lugar seguro para vivir.

Por ejemplo, en los 5 primeros meses de la pandemia, los Refugios y sus Centros de Atención Externa tuvieron un aumento en las atenciones de 68 por ciento, en comparación con el mismo periodo del año 2019. Esta situación se puede incrementar tras el regreso a la nueva normalidad, señala el informe elaborado por la directora de la Red, Wendy Figueroa Morales y la consultora Cecilia Toledo Escobar.

En este análisis se critica que ante los escasos recursos que la Cámara de Diputados asignó este año a los derechos de las mujeres y las niñas, se suma la ausencia de políticas públicas para erradicar las violencias, y además durante la crisis generada por la pandemia el gobierno decidió profundizar la austeridad republicana en el gasto público.

También se menciona que el 18 de febrero del 2020 oficialmente se notificó que el presupuesto etiquetado de “Subsidios para Refugios y Centros de Atención Externa de Refugios para mujeres víctimas de violencia” pasó de la Secretaría de Salud (Ramo 12), en donde había estado desde hace años, al Indesol (Ramo 20), quien desde ese momento ha sido la instancia encargada del presupuesto a través del “Programa presupuestario de apoyo para Refugios especializados para mujeres víctimas de violencia de género sus hijas e hijos”.

A pesar de que en el decreto de austeridad publicado en marzo por el gobierno federal se incluyeron los Refugios como servicios esenciales, esto no se retomó en el decreto publicado en abril y por tanto no se consideró como uno de los programas prioritarios. Con esta contracción, en el informe se menciona que “lo que no se nombra no existe”, por ello la Red Nacional de Refugios junto con Amnistía Internacional México y Equis Justicia para las Mujeres solicitaron al gobierno dar claridad al respecto.

En este escenario, mientras los Refugios recibieron un magro presupuesto, los recursos asignados a la construcción del Tren Maya son de 2 mil 500 millones de pesos y para 2021, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público pretende solicitar al Congreso la autorización de un presupuesto de 26 mil 730 millones de pesos, es decir, 9.7 veces los recursos asignados, y que representa un incremento nominal de más de 900 por ciento.

Por otro lado, al revisar los recursos que se aprobaron para el Anexo 13, la Red detalla que los programas con mayor peso, al recibir una bolsa más grande, fueron el de “Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores”, con 38 por ciento del total del gasto para la igualdad; le siguió el de “Jóvenes Construyendo el Futuro”, con 12 por ciento, y “Sembrando Vida”, con 8 por ciento.

Sin embargo, son programas de transferencias directas en donde se otorga dinero a las personas beneficiarias para acceder a servicios de educación, de salud, medicamentos, etcétera, y no garantizan beneficios específicos para las mujeres y sus derechos.

A pesar de los índices de violencias contra las mujeres, niñas y niños, así como la agudización de las desigualdades que ha traído la enfermedad de COVID-19, la postura del gobierno ha sido solicitar incrementos para el aeropuerto de Santa Lucía y la construcción del Tren Maya, criticó en su informe la Red Nacional de Refugios.

20/AGM/LGL

“El presente artículo es propiedad de CIMAC Noticias

García Martínez, A. (2020). Gobierno aumenta recursos para el Tren Maya y los reduce para Refugios. CIMAC Noticias. Recuperada el 31 de agosto de 2020, de https://cimacnoticias.com.mx/2020/08/28/gobierno-aumenta-recursos-para-el-tren-maya-y-los-reduce-para-refugios

Si eres una persona migrante o chicana que reside o trabaja en California y quieres contarnos sobre tu experiencia durante la pandemia de la Covid-19, te invitamos a contestar el siguiente formulario: https://forms.gle/WsvgX5ssfwjZWuCH7