Por publicación tardía del Proigualdad 2020-2024, se queda sin presupuesto

Guadalupe López García, SemMéxico

22 de diciembre de 2020

  • Lo emite el gobierno federal, a más de dos años de haber entrado en funciones. El motivo del retraso: su detención en Hacienda
  • Sigue sin publicarse el programa para erradicar la violencia contra las mujeres

SemMéxico, Ciudad de México, 22 de diciembre, 2020.- A dos años y 21 días de que el gobierno federal actual entrara en funciones, este día aparece publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Decreto por el que se aprueba el Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres 2020-2024, sin presupuesto alguno, luego que por más de un año estuvo detenido en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En tanto, el Programa Integral para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (PIPASEVM) 2019-2024 sigue estancado en Hacienda, sin que las autoridades hayan explicado el motivo de esta situación. El Proigualdad está “a un paso” de que se publique y el PIPASEVM “a tres”, afirmó en días pasados la comisionada nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, Fabiola Alanís Sámano. 

La Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres­ (LGIMH) establece la Política Nacional en Materia de Igualdad entre mujeres y hombres, con seis objetivos, a través de tres instrumentos que deberán quedar instalados en cada administración federal: el Proigualdad, la Observancia y el Sistema Nacional (artículo 18, fracciones I, II y III). Instruye al gobierno federal asignar un presupuesto para dicha política, la cual debe ser replicada en los niveles de gobierno estatal y municipal.

No obstante, en el artículo Segundo transitorio del Decreto de hoy, se estipula que el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) ejecutará y coordinará la ejecución del Proigualdad con cargo a su presupuesto aprobado (el cual en este año fue recortado en 75 por ciento). Agrega que las dependencias y entidades que tengan a su cargo acciones puntuales previstas en dicho Programa también asumirán su costo. 

El Proigualdad cuenta con seis objetivos prioritarios, 37 estrategias prioritarias y 267 acciones puntuales. Los seis objetivos son 1) Potenciar la autonomía económica de las mujeres para cerrar brechas históricas de desigualdad; 2) Generar las condiciones para reconocer, reducir y redistribuir los trabajos domésticos y de cuidados de las personas entre las familias, el Estado, la comunidad y el sector privado; 3) Mejorar las condiciones para que las mujeres, niñas y adolescentes accedan al bienestar y la salud sin discriminación desde una perspectiva de derechos. 

Asimismo, 4) Combatir los tipos y modalidades de violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes, preservando su dignidad e integridad; 5) Posicionar la participación igualitaria de las mujeres en la toma de decisiones en los ámbitos político, social, comunitario y privado, y 6) Construir entornos seguros y en paz para las mujeres, niñas y adolescentes.

Como lo informó SemMéxico, el 20 de noviembre de 2019, la presidenta del Inmujeres, Nadine Gasman Zylbermann, había presentado los “avances” del Proigualdad 2019-2024, el cual se integraba por seis ejes, 37 estrategias y 250 acciones, derivadas de los foros estatales de consulta en los que participaron unas 5,000 mujeres, y anunció que se presentaría en enero de 2020. 

En las diferentes actividades institucionales de este año en las que han participado la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, la titular del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), Luz Rosales Esteva, así como Gasman y Alanís, se mencionaba al Proigualdad con los seis objetivos establecidos. Como no se aclaraba que era necesario su publicación en el DOF, se daba por entendido que ya estaba vigente, lo que generó varias confusiones; incluso, en las mismas dependencias federales.

En cuanto al PIPASEVM, el 18 de septiembre de 2019, durante la XVIII sesión extraordinaria del Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, se había aprobado, después de que se realizaron cuatro foros regionales de consulta. De este plan, poco se hablaba en las actividades institucionales. 

En el suplemento Todas, del 14 de diciembre de 2020, Gasman señaló que “El Proigualdad es un compromiso de Estado y cada institución ha identificado cómo construir soluciones específicas a las necesidades de las mujeres y acelerar el cambio ahora. El Proigualdad no es un programa más, es una auténtica ruta para un cambio sustantivo en la realidad de las mujeres y las niñas en México, que impactará significativamente en el desarrollo del país”. Tampoco se aclaró que no había sido publicado.

La publicación del Inmujeres y el Grupo Milenio establece que para 2021, en el Anexo 13 del Presupuesto de Egresos de la Federación, las “Erogaciones para la Igualdad entre Mujeres y Hombres” se incrementaron en 24% más que en 2020, al pasar de 103,518 millones de pesos a 128,354 millones de pesos. Se aclaró que esas asignaciones presupuestarias también están “en el presupuesto total del Gobierno de México, como parte de la responsabilidad de transversalizar la perspectiva de género en los planes y programas presupuestarios para dar una respuesta integral a las necesidades de las mujeres y las niñas”.

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

López García, G. (2020). Por publicación tardía del Proigualdad 2020-2024, se queda sin presupuesto. SemMéxico. Recuperado el 23 de diciembre de 2020, de https://www.semmexico.mx/?p=30174