Combinación de coronavirus e influenza, nuevo reto para la salud: López-Gatell

El subsecretario Hugo López Gatell dijo que ante estos retos de nuevos brotes se plantean una cuarentena selectiva y mantener la red de emergencia de hospitales para atender a enfermos de covid-19.

Hugo López-Gatell informe diario sobre covid-19 mayo. (Especial)
Hugo López-Gatell informe diario sobre covid-19 mayo. (Especial)

MILENIO – BLANCA VALADEZ

Las evidencias científicas demuestran que en el mes de octubre México podría enfrentar un reto mayor por la circulación de dos virus, el de la influenza y el nuevo coronavirus, que podrían elevar a 15 por ciento los casos contagiados graves, aseguró Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

“En octubre de 2020, cuando empiece la temporada de influenza, existe la posibilidad de que tengamos un regreso de covid-19 con una mayor intensidad y esta podría representarnos retos que requieran aplicar modelos de cuarentena, pero de forma selectiva y regionalizado”. 

En la presentación del informe epidemiológico, López-Gatell refirió que la circulación de los dos virus requerirán de contención del virus a través de la cuarentena, pero de manera local, es decir, no serán a nivel nacional.

“Hay que mantenernos en alerta. Al salir del confinamiento y empecemos a recuperar la nueva normalidad, ésta nos lleve a que haya contagios, brotes y que tengamos que tener acciones de contención centradas en personas o de mitigación comunitaria parecidas a las que hemos tomado.

“Difícilmente las plantearíamos a nivel nacional, porque hemos llegado al agotamiento de este recurso dado a los impactos tan negativos que causa sobre la economía, sobre la sociedad, y en todo caso seríamos más selectivos hacia aquellas comunidades que pudieran empezar con transmisiones de difícil control”.

En el Día de las Madres, en la que el funcionario federal respondió preguntas de mujeres con hijos, López-Gatell explicó que un ejemplo de rebrote y de recontagios es Wuham, China, donde las autoridades sanitarias de aquel país han reportado casos de personas que se volvieron a infectar cuando ya se creía que podrían haber generado inmunidad.

Por ello, dijo, el gobierno federal considera la posibilidad de mantener este sistema de operación de red de emergencia creada por el covid-19 ante posibles nuevas olas de contagios. Esto abarcaría el sistema de salud público y no los establecimientos temporales para atender a pacientes.

La red es necesaria, reconoció, porque instituciones como el ISSSTE se encuentran rebasadas en su capacidad para atender a sus propios afiliados, y hacer frente a emergencias. Situación que requiere de una red hospitalaria que resuelva esa capacidad de respuesta.​

López-Gatell también refirió que aunque “el dinero no nos sobra, pero tampoco nos falta”, se seguirá con el puente entre México y China para seguir comprando equipo de protección, inclusive, superar las 12 millones de piezas de marcaras N95.

El funcionario federal respondió a diversas preguntas, entre estas, aclaró que la jornada nacional de vacunación jamás se interrumpió y siguen disponibles en los centros de salud. “Lleven a sus hijos a vacunarse, siguiendo la cartilla de vacunación. Ninguna ha sido interrumpida, todas están ahí en tiempo y forma”, exhortó.

Hubo una madre, Eva López, que realizó en zapoteco su pregunta sobre la forma de comunicarse con el personal de salud cuando no hablan español.

López-Gatell respondió que los médicos deben de erradicar prácticas discriminatorias y hacer un esfuerzo para tratar de comunicarse con pacientes monolingüe, inclusive, ya están trabajando para traducir los protocolos y las medidas de salubridad en 12 lenguas indígenas para repartirlas en estas zonas. Su derecho a la salud se debe de garantizar.

A la pregunta de si el personal de la salud debe de alejarse de sus hijos en cumplimiento de su trabajo, López-Gatell refirió que la evidencia científica, hasta ahora, revela que los menores son menos susceptibles de enfermarse y, de hacerlo, serían manifestaciones leves, no graves. Sólo si recomendó alejarse de los adultos mayores.

También refirió que el gobierno federal se está preparando para que cuando las personas empiecen a retomar su cotidianidad tengan acceso a personal de salud mental por las secuelas que pueda dejar el confinamiento.

La emergencia sanitaria, explicó, obliga a las autoridades sanitarias a corregir las deficiencias en salud mental para que las personas que desarrollen estrés postraumático por el largo confinamiento, fallecimiento de un familiar, enfrente problemas de duelo, encuentren personal capacitado para atender a esa población vulnerable que puede tener crisis y ataques de ansiedad. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *