El sector automotriz de EU pide a su Gobierno apresurar a México y que abra fábricas el 12 de mayo

Piden la autorización expresa a México para que las empresas productoras de autopartes en el país reabran sus operaciones el 12 de mayo. Foto: AP

La agrupación del sector manufacturero estadounidense MEMA solicitó al Secretario de Estado, Mike Pompeo, pedir a México la reapertura de fábricas por la interdependencia en la cadena productiva.

Desde el 30 de marzo México decretó la emergencia sanitaria, que significó el parón de industrias no esenciales, entre las que se encuentra el sector automotriz.

SIn Embargo

Ciudad de México, 6 de mayo (SinEmbargo).- En medio de el punto más álgido de contagios del nuevo coronavirus en México, la industria manufacturera de autopartes y motores estadounidense requiere de la reactivación de la industria en México, debido a la dependencia productiva. Desde el 30 de marzo México decreto la emergencia sanitaria por la COVID-19, que dejó sin operar industrias que no sean prioritarias, como la automotriz.

La Asociación de Manufacturera de Automotores y Equipos (MEMA por sus siglas en inglés) pidió en una carta a Mike Pompeo, Secretario de Estado de Estados Unidos, pedir la autorización expresa a México para que las empresas productoras de autopartes en el país reabran sus operaciones el 12 de mayo, seis días antes de que el sector manufacturero de equipo original (OEM, en inglés) estadounidense reanude operaciones.

En una misiva MEMA destacó la interdependencia con las empresas manufactureras mexicanas para el desarrollo del mismo sector en EU. El Presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió en su conferencia de prensa matutina del martes al tema y expresó que el Gobierno federal ya analiza los escenarios para el reinicio de la operación del sector automotriz.

“Ningún sector tiene cadenas de suministro más complejas ni ofrece más empleos directos que la fabricación de automotores, que emplea a más de 871 mil personas en todo Estados Unidos. Sin piezas de México, será prácticamente imposible para las plantas de ensamblaje de vehículos motorizados de EU reiniciar”, planteó MEMA en el documento.

El mandatario mexicano reconoció la interdependencia de la industria. Expresó que hay una relación estrecha entre las empresas de la cadena productiva con Estados Unidos e incluso con Canadá. El Gobierno mexicano ha planteado la posibilidad de reiniciar operaciones en esta rama productiva el 17 de mayo, además de en los sectores de la minería y la construcción.

Tenemos pensado iniciar en algunas partes el día 17 de este mes y a finales en el país”, dijo. “Estamos conscientes de la interrelacion que hay con producción y comercio con Estados Unidos, México es el principal socio comercial de Estados Unidos, y están eslabonadas cadenas productivas”, puntualizó.

El Presidente López Obrador reconoció las pérdidas en la industria automotriz y dijo haber recibido peticiones para abrir con anticipación las labores. “Requieren cuando menos tres días previos” a que se realice la reapertura de la cadena en Estados Unidos, que ocurrirá el 18 de mayo, de acuerdo con la carta que MEMA envió a Pompeo.

MEMA agradeció al esfuerzo del Gobierno estadounidense para “alentar a México a establecer como industria esencial” el sector, en línea con sus aliados económicos en el T-MEC. Además reconocieron el trabajo del Embajador Christopher Landau en el tema “crítico” para la industria automotora y la cadena de suministro. Además aplaudieron la labor de los Departamentos de Comercio, Defensa y la Oficina del representante comercial de Estados Unidos.

“En nombre de las mil compañías miembros de MEMA en este sector crítico, le insto a usted y a su equipo para abogar por una fecha de reapertura de fabricación de piezas de vehículos de motor en toda la industria en México el 12 de mayo de 2020”, requirió a Pompeo Bill Long, presidente y CEO del conglomerado empresarial.

Expresaron que la medida se requiere debido a que seis días antes sería un paso “esencial” para que la producción de equipos originales reinicie el 18 de mayo. Recomendaron que la reapertura se realizara con cambios que contemplen el distanciamiento social que permita mayor higiene en las plantas.

“Entendemos los problemas de salud pública que enfrenta México” y por ello mencionaron que la industria colabora con México para la fabricación de equipo de protección personal (caretas, lentes y cubrebocas) para ayudar a mitigar la pandemia, así como los equipos ventiladores utilizados para las personas enfermas.

“La industria continúa trabajando sin descanso para planificar el regreso de nuestra mano de obra en México y la reapertura segura de instalaciones en todo el país”, expresaron. “La comunidad de fabricación de piezas de vehículos en EU y América del Norte está lista para reiniciar y nosotros estamos comprometidos con generar confianza en nuestra capacidad de reabrir nuestras plantas de manera segura”, afirmó MEMA.

La misiva adelantó que los retrasos en la reapertura de las instalaciones aumentarían el riesgo de liquidez para los proveedores. Además, alertaron que esto podría arriesgar la entrada de inversión de capital a largo plazo, así como el empleo en la región.

El sector automotriz mexicano ha expuesto que un millón de empleos dependen directamente de la producción y más de 3.6 millones de mexicanos son beneficiarios indirectos. Además, esta actividad aporta el 3.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

El pasado 8 de abril, el Presidente informó que el Grupo de los Diez le solicitó autorizar reactivar el sector automotriz. “Ya tienen conocimiento de que un día se va a abrir la rama automotriz en Estados Unidos para seguir produciendo, que nosotros a partir de ahí autoricemos de tres a cinco días abrir aquí para que les dé tiempo de echar a andar sus plantas y embonar, establecer, la cadena de producción con Estados Unidos. Le dije sí a ese planteamiento”, dijo en su conferencia matutina.

Leave a Reply