“Ignoraron mi discapacidad”

Karina González Fauerman | Yo También

Viernes 27 de noviembre de 2020

Dos fotografías de José Mariano, en la primera está vestido de negro con un gorro color gris y su brazo izquierdo levantado, viendo hacia la cámara, en la segunda fotografía esta sonriendo y ve directamente a la cámara, tiene puesta una playera para hacer ejercicio y una gorra color gris.
Fotografía: Cortesía José Mariano Rodríguez Balderas

“Ignoraron mi discapacidad”, responde José Mariano Rodríguez Balderas al relatar cómo Total Play hizo caso omiso sobre su condición (sordera), pues al intentar contratar el servicio de internet para su casa y comentarles que no podía contestar por teléfono, le llamaron en repetidas ocasiones para confirmar sus datos, e incluso, le mandaron notas de voz.

“Los contratistas de la empresa me ‘daban el avión’. Les expliqué varias veces que no podía contestar vía telefónica y esto me bajó la moral.

“Calificaría el servicio con un 0, pero los técnicos que finalmente me atendieron fueron muy atentos y respondieron mis preguntas con amabilidad, por lo tanto le doy un 5”, explica José Mariano, quien tiene 38 años y estudió Electrónica Industrial.

Para comunicarse utiliza distintas herramientas como WhatsApp, una libreta para escribir y, sobre todo, lee los labios. Sin embargo, el uso obligatorio de cubrebocas como medida sanitaria ante el COVID-19 le ha complicado lograrlo, ya que no puede escuchar la voz de las personas.

José Mariano no nació con sordera. Entre los tres y los cinco años perdió la capacidad auditiva (la tiene reducida 70 por ciento). Los doctores no saben por qué le sucedió, ya que nadie en su familia presenta esta discapacidad.

“Es importante que la gente tenga una mentalidad abierta y nos entiendan a las personas con capacidades diferentes”, subraya el también oficial de seguridad en la Casa de Moneda de San Luis Potosí.

Denuncian en Twitter

Aunque no cuenta con la ayuda de ninguna institución gubernamental, José Mariano tiene todo el apoyo de sus papás y hermanas quienes a pesar de la distancia (viven en CDMX), se mantienen cerca de él.

Tan es así, que su hermana Jessica, al enterarse de la situación que vivió con Total Play, escribió un tuit para contar lo sucedido. “Mi hermano vive solo y es sordo y @totalplay dice que no puede instalarle el servicio porque todo lo manejan únicamente por llamadas, no son capaces de adaptarse a enviar UN mensaje para que él pueda abrir la puerta y recibir a los técnicos. Qué decepción. #TotalPlayDiscrimina”.

Hasta el momento su mensaje tiene 3,496 likes, 948 retuits y 151 tuits citados.

Esa misma tarde después de haber escrito el mensaje, Total Play respondió:

“Estimada Jessica, como hemos platicado, ten por seguro que la instalación de tu hermano se realizará sin inconvenientes. Tomaremos cartas en el asunto con respecto a la atención que recibieron y todas las medidas necesarias para que esta situación no se presente de nuevo”. Dos días más tarde, instalaron el servicio en casa de José.

CONAPRED fue una de las instituciones arrobadas en el hilo de la conversación y contestó:

“Buenos días, dejamos a su disposición nuestros datos de contacto”. Sin embargo, al intentar consultarlos, le respondieron a Yo También que no están dando entrevistas porque no tienen un titular designado.

Sin ser arrobado, IFT (Instituto Federal de Telecomunicaciones) buscó a Jessica y le explicó que la obligación de las empresas es adaptarse a las necesidades de todas las personas que los contrate, sin importar su discapacidad. Además, le indicaron que existe un reglamento que debe cumplirse, y de lo contrario, la multa puede ser muy alta.

“Tengo todo el derecho de levantar mi inconformidad, aunque sé que no habrá ‘reparación de daños’ hacia mi hermano.

“En Total Play me dijeron que la única manera de validar la información es por es vía telefónica, entonces fungí como medio para realizar este paso. Me preocupa que las personas sordas o con cualquier otra discapacidad no cuenten con alguien que les apoye, pues quedarían totalmente desprotegidas y con servicios mediocres por parte de cualquier prestador”, agrega Jessica y apunta que es prioritario capacitar y sensibilizar a los empleados de cualquier empresa para que puedan atender a PCD.

Respaldo legal

  • En el artículo 1, quinto párrafo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se establece que “Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”.
  • En el artículo 2 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión se especifica que las telecomunicaciones y la radiodifusión son servicios públicos de interés general. En la prestación de dichos servicios estará prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.
  • Según el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad, la discriminación hacia las personas con discapacidad se ha dado por falta de conocimiento de la sociedad sobre esta condición; esto ha impedido que puedan gozar de sus derechos (salud, trabajo, educación, vivienda, transporte y comunicaciones accesibles, justicia, cultura, turismo) y tener una vida plena.

El presente artículo es propiedad de “Yo También“.

González Fauerman, K. (2020). “Ignoraron mi discapacidad”. Yo También. Recuperado el 27 de noviembre de 2020 de: https://yotambien.mx/ignoraron-mi-discapacidad/