La criminalización de la protesta en el 8M

Angélica Jocelyn Soto Espinosa | CIMAC Noticias.

Martes 9 de marzo de 2021

Ciudad de México.- Luego de las manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y el gobierno de la Ciudad de México desprestigiaron y criminalizaron en sus discursos la protesta social.  

Desde las ocho de la noche del 8 de marzo, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CDMX) ofreció una conferencia de prensa para informar sobre el saldo que dejó la protesta feminista de ese día.  

En lugar de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum –quien no dio declaraciones durante toda la jornada–, la encargada de la Subsecretaria de Desarrollo Institucional de la SSC, Maricela Figueroa, reportó la participación de al menos de 20 mil manifestantes durante el trayecto del Monumento a la Revolución hasta el Zócalo capitalino. 

La funcionaria aseguró que el objetivo del operativo policial que se desplegó ayer fue para “garantizar la libre manifestación de las ciudadanas, más aún cuando se trata de una causa tan legítima como los derechos de las mujeres”.

Escobedo habló de la revisión y detención ilegal que hizo la policía capitalina por más de tres horas a un grupo de manifestantes –sin precisar cuántas– en la estación Hidalgo del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STCM), pero dio a entender que las mujeres se habrían negado todo ese tiempo a entregar los palos y otros objetos que supuestamente se encontraron en su poder y que –aseguró– ponían en peligro la seguridad de las manifestantes.  

La funcionaria señaló que previamente se había advertido que en el caso que se identificara la portación de bombas molotov, martillos, palos o cualquier objeto o arma se solicitaría que se entregaran. 

Al respecto de la confrontación que se suscitó en el Metro Hidalgo para exigir la liberación de las mujeres detenidas –durante la cual se formó una valla policial y se lanzaron gases y petardos contra la protesta–, el gobierno capitalino aseguró que se identificó la infiltración de hombres que agredieron a las manifestantes. 

Y con respecto a los actos del Zócalo, la funcionaria dijo que “un grupo de personas en actitud violenta” intentaron quitar las vallas metálicas ubicadas frente al Palacio Nacional, aventaron petardos, bombas molotov e intentaron prender fuego en repetidas ocasiones. Escobedo aseguró que las policías utilizaron únicamente extintores para evitar un incendio mayor y disuadir los actos de violencia. Agregó que más de 10 policías resultaron heridas en este hecho y algunas requirieron hospitalización, pero no informó así el saldo de las manifestantes lesionadas.

Cimacnoticias, presente en la marcha, pudo constatar que además de los extintores, el cuerpo policiaco esparció gas lacrimógeno contra las manifestantes. El nivel de gas fue tal, que llegó varios metros dentro de la plancha del Zócalo y alcanzó a las personas que no participaban en los actos de protesta. Por ejemplo, como también observó esta agencia de noticias, el gas impactó a un bebé de menos de un año de edad que estaba en el carrito de una vendedora de agua. El menor de edad logró recuperarse, entre la angustia de la madre, casi 20 minutos después y gracias al auxilio de un grupo de manifestantes que estaban en la zona.  

La mañana de este 9 de marzo, López Obrador también hizo referencia a la presunta agresión contra las policías frente al Palacio Nacional y aseguró que las manifestantes intentaron quemar a las policías. También pasó un extracto del video. 

“Ante una causa tan noble que es la defensa de los derechos de la mujer, no llenan el Zócalo, porque hay muchas mujeres, millones de mujeres que defienden la causa de la igualdad de las mujeres, pero ¿de esa manera, ¿de esa forma? (…) no es la violencia el camino, no es eso el camino, hay muchísimas otras formas de manifestación y de protesta”, dijo. 

El titular del Ejecutivo insistió en que la protesta de ayer fue orquestada por los “conservadores” y no por las feministas, y que el objetivo es debilitar al gobierno. “Todo esto a nuestros opositores les afecta, yo ni debería decirles, pero bueno, no se le puede negar un consejo a nadie, no les va bien toda esta estridencia (…) hay muchos infiltrados con otros propósitos: lo que quieren es debilitar al gobierno, debilitar al presidente ”, detalló. 

Cuestionado sobre el gas lacrimógeno, las violaciones al protocolo de seguridad por parte de la policía y las agresiones de policías contra manifestantes, López Obrador respondió “yo no comparto ese punto de vista”, y agregó: “yo creo fue una provocación (…) fue un acto de provocación abierto, descarado. No era una manifestación en el centro del Zócalo con un templete donde hablan las mujeres pidiendo respeto, que se castigue el machismo, que no se permitan los crímenes a las mujeres, no. Era martillo, martillo y marro, gasolina y fuego, eso fue lo que predominó no sólo aquí, en toda la marcha, en todo el paso”.

“Entonces, no fue una agresión de parte de la autoridad hacia quienes protestaron. Yo creo que fue una provocación abierta. Incluso, lo de los gases eran los extinguidores para apagar el fuego (…) mucha falsedad, mucha hipocresía, mucha manipulación”, agregó.   

A pesar de que el gobierno capitalino contabilizó un mínimo de 20 mil manifestantes, López Obrador aseguró que había “muy pocas” manifestantes en la plancha del Zócalo.

El Presidente celebró nuevamente que se haya puesto el muro metálico frente al Palacio porque “fue evidente que querían vandalizar el Palacio Nacional. Si no se pone el muro, se hubiese puesto en riesgo a mucha gente, tanto a las que protestaron, hombres también, como siempre provocadores, infiltrados”

López Obrador también agradeció y felicitó a “los encargados de la seguridad en la ciudad, de manera especial a las mujeres policías, que resistieron estoicamente agresiones y que no cayeron en la provocación, que puedo decir que fueron agredidas y no se agredió”. 

“También aprovecho para decir que afortunadamente se pudo evitar el acoso, que no se cayó en la trampa de la violencia el día de ayer, y que se resistió frente a la provocación”, expresó el mandatario. 

Y agregó: “esto yo creo que muestra con claridad que somos distintos, que no somos represores, que se garantizan las libertades, se evita la confrontación, se evita la violencia y vamos a seguir adelante con el proceso de transformación del país”

21/AJSE/LGL

“El presente artículo es propiedad de CIMAC Noticias.”

Soto Espinosa, A. J. (2021). La criminalización de la protesta en el 8M. CIMAC Noticias. Recuperado el 10 de marzo de 2021 de: https://cimacnoticias.com.mx/2021/03/09/la-criminalizacion-de-la-protesta-en-el-8m