Miles de indígenas mostraron respaldo a autodefensas de Pantelhó, Chiapas

“Nuestra lucha no es política, sino por la vida”, explicaron miles de indígenas de 86 comunidades del municipio que se reunieron en las cañadas de Pantelhó. Reiteraron que construyeron las autodefensas armadas porque los narcotraficantes asesinaron a más de 200 personas «y las autoridades los protegieron”

Chiapas Paralelo

  Ángeles Mariscal | Pie de Página

PANTELHÓ, CHIAPAS | Martes 20 de Julio del 2021 | — : —

La comunidad San José Buenavista Tercero, ubicada en las cañadas de Pantelhó, se convirtió en el centro de reunión de indígenas tsotsiles y tseltales que decidieron armarse para detener el asedio del crimen organizado, que durante años, han vivido.

“Fue de apoco que fuimos pensando, que nos fuimos juntando para hablar de lo que sufríamos”, explicó Jeremías Pérez. Él y su familia fueron algunas de más de 3 mil 500 personas que la mañana del domingo 18 de julio recorrieron a pie -algunos en pequeñas camionetas- las veredas y caminos de esta tierra fértil y paradisiaca, que se había convertido en una tierra acosada por el crimen organizado.

Las historias de terror que vivieron se cuentan por cientos. Uno de los comandantes de las autodefensas explicó que sus agresores, personas que aún ocupan cargos en la presidencia municipal de Pantelhó, le secuestraron a su hija cuando tenía 4 años.

Vestido con ropa de estampado camuflado en colores verde olivo, con una pistola tipo escuadra que le cuelga en la cintura, y una radio a través del cual se comunica, el comandante no puede evitar que a través del pasamontañas, se note como se le nublan los ojos al recordar ese evento.

El asesinato del exdirector de la organización Las Abejas de Acteal, Simón Pedro Pérez, el pasado 5 de julio, fue lo que los hizo salir a la luz para tratar de expulsar a sus agresores de la cabecera municipal de Pantelhó, lugar donde habían encontrado refugio; pero la historia de la conformación de lo que ahora se conoce como “Autodefensas del Pueblo El Machete” viene de muchos meses atrás.

Fueron analizando su situación, hicieron visitas a autoridades del gobierno del estado, y entregaron diversos documentos pidiendo su intervención para detener a sus agresores; la última carta de auxilio fue la del 26 de junio pasado.

Querían solucionar el acoso del crimen por la vía pacífica, porque personas como Simón Pedro y otras se resistían a que la vía armada fuera la solución. Pero no obtuvieron una respuesta de las autoridades que les indicara que debían abandonar el camino de las autodefensas.

Contrario a ello, integrantes del crimen organizado les fueron matando a varias de sus autoridades comunitarias y otros líderes de la región. Uno de ellos fue Enrique Pérez Pérez, emboscado a principios de este año, cuando se encontraba en su parcela. Él fue uno de los fundadores de las autodefensas y, en su honor, este domingo colocaron en el centro de la reunión una lona con su imagen.

Así que de a poco, en silencio, cooperaron del dinero que iban obteniendo por la venta de café; compraron armas, uniformes, se entrenaron, diseñaron el logotipo de su organización, que ahora luce estampado en las camisetas negras que portan,  en la lona que colocaron a la entrada de San José Buenavista Tercero, y en el centro del poblado donde fue la reunión a la que representantes de las comunidades de Pantelhó asistieron para manifestar su apoyo a las autodefensas.

Nuestra lucha no es política, sino por la vida”, pueblo de Pantelhó. / Foto: Chiapas Paralelo

A San José Buenavista Tercero llegaron desde las primeras horas de este domingo 18 de julio. Mujeres con sus trajes tradicionales de las etnias tseltal y tsotsil, hombres de manos callosas y piel curtida por el trabajo en el campo se fueron colocando alrededor de la cancha de basquetbol que ocupa el centro del poblado. Sumaron más de 3 mil 500 personas provenientes de las 86 comunidades de Pantelhó.

Nunca el centro de este pequeño poblado había reunido tantas personas, este día solo cupieron colocándose en los techos de la escuela y en el de algunas construcciones cercanas. Era importante que manifestaran de manera pública su respaldo a las “Autodefensas del Pueblo El Machete”. En la reunión, también reiteraron su decisión de expulsar por su cuenta a personas que las han asediado, personas involucradas con el crimen organizado.

Invitaron como testigos a periodistas; y para que no hubiera duda de que su lucha no es contra el gobierno mexicano, que no es política, sino “por la vida”, también convocaron a autoridades del gobierno federal, que en la reunión estuvo representado por Josefina Bravo, titular de la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México de la Secretaría de Gobernación.

Luego de acomodarse y presentarse, su primera acción fue hacer una oración en sus lenguas maternas. El sonido de los rezos y plegarias inundó el lugar y se tornó en una energía que vibraba.

No se necesitó una traducción para entender algunas palabras relacionadas con su petición a “Dios Padre”, “Dios Madre”, para que la violencia acabe y que los narcotraficantes abandonen esta actividad y encuentren el camino de la vida. Al anciano que guió la oración se le quebró la voz, y de algunos de los ojos de los presentes salieron lágrimas.

Esta región tiene la fuerte influencia de las enseñanzas del obispo Samuel Ruiz García, quien conformó lo que se conoce como “iglesia autóctona”, reconoció los saberes y las creencias de los pueblos originarios, y crearon Iglesia y pueblo una doctrina emancipadora que les permitió cuestionar las situaciones de injusticia en las que viven, y luchar “por la construcción del reino de Dios en la tierra”.

En la región hay ahora personas de diferentes cultos religiosos, pero que conservan la guía de las doctrinas emancipadoras, lo que les permitió organizarse para conformar las autodefensas, sin importar la religión que profesan. Hoy todas las personas reunidas rezaron juntas.

Después, una de las mujeres líderes leyó la petición de las 86 comunidades del pueblo de Pantelhó. Identificaron con nombre y apellido a quienes ubican como sus agresores, muchos y muchas de ellas incrustadas en el aparato de gobierno municipal.

“Bajo la coordinación de la alcaldía cuentan con la participación del crimen organizado los policías municipales y las policías sectoriales, tal es la razón que de nada ha servido para exigir justicia”, señalaron.

“Durante estos años todas las comunidades han recibido temores, sin el derecho a vivir en paz, sin seguridad, sin justicia (…) por esta razón se levantó el grupo de autodefensas del pueblo indígena, con el fin de defender la vida y el derecho de nuestros hermanos”, señala su comunicado.

Ahí informaron que no reconocen a las autoridades electas el 6 de junio pasado, porque también las acusan de pertenecer al crimen organizado; anunciaron que el próximo 1 de octubre elegirán a sus nuevas autoridades por el sistema de usos y costumbres; y que las autodefensas se mantendrán hasta que termine el acoso y presencia de los grupos criminales.

Luego de dar su palabra, le dieron la voz a Josefina Bravo. La funcionaria reconoció que la región de Pantelhó forma parte de un corredor del crimen organizado que opera en Chiapas.

Dijo que va a impulsar el diálogo, que se van a investigar las denuncias, y que respeta las decisiones de las comunidades que organizaron su grupo de autodefensa.

Este trabajo fue realizado por CHIAPAS PARALELO, que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar el original.

El presente articulo es propiedad de Pie de página.

  Ángeles Mariscal (2021) Miles de indígenas mostraron respaldo a autodefensas de Pantelhó, Chiapas. Pie de Página. Recuperado el 20 de julio del 2021 en: https://piedepagina.mx/miles-de-indigenas-mostraron-respaldo-a-autodefensas-de-pantelho-chiapas/

Una pandemia que evidenció y exacerbó desigualdades en acceso a la salud para mujeres

El Observatorio Género y COVID en México presentó su informe “Nos cayó el 20”, en el cual (entre muchos otros temas) muestra cómo grupos vulnerables de mujeres enfrentan obstáculos en el ejercicio de su derecho a la salud

Lado B
*Foto de portada: Marlene Martínez

Allison Madrid Perry | LadoB

—– | Julio del 2021 | — : —

Con la pandemia por COVID-19 se evidenciaron y empeoraron ciertas desigualdades estructurales hacia las mujeres, de acuerdo con el informe “Nos cayó el 20”, elaborado y publicado por el Observatorio de Género y COVID en México.

En este se detallan las diversas maneras en las que la pandemia ha afectado a las mujeres en México. En su apartado de salud, se explica que algunos de los principales factores que impiden el acceso a su salud son: la falta de información en lenguas indígenas, la omisión de las mujeres con discapacidad intitucionalizadas, así como la falta de seguimiento a la pandemia dentro de los centros penitenciarios y la discriminación hacia las mujeres migrantes.

Elaborado por grupos de activistas y organizaciones de la sociedad civil, el reporte afirma que las mujeres “nos hemos enfrentado a una serie de desigualdades exacerbadas por las acciones u omisiones de los gobiernos en turno, que afectan de forma desproporcionada a las mujeres en todas sus diversidades”.

Estos diversos grupos de mujeres (indígenas, migrantes, con discapacidad y privadas de su libertad), de acuerdo con Natalí Hernández, directora del Centro de Análisis, Formación e Iniciativa Social (Cafis), históricamente han sido discriminados y “enfrentan una desventaja estructural frente al resto de la ciudadanía que tiene más acceso a servicios en general, para informarse, para acceder a clínicas, o a recursos económicos para gestionar su salud”.

Hernández agregó que, cuando empezó la pandemia, “la alarma se prendió en muchos sentidos pero en particular desde las organizaciones de la sociedad civil”, quienes sí buscaron identificar las diversas formas de violencia que este contexto específico podría recrudecer contra poblaciones específicas. En cambio, de acuerdo con la directora de Cafis, este interés no ha sido replicado por las instancias de gobierno.

Por otro lado, de acuerdo con el informe, “muchos centros de salud se transformaron para la atención centralizada en COVID-19 y, por miedo al contagio, miles de mujeres dejaron de acudir a estos y a clínicas especializadas”, limitando así su acceso a servicios de salud. 

Acceso a la salud para mujeres migrantes

De acuerdo con Hernández, garantizar la salud de las personas en México siempre ha sido un reto para las autoridades y, por lo tanto, no fue tan sorprendente que durante la pandemia se agravaron problemas que ya existían.

El informe “Nos cayó el 20” explica que gran parte de estos problemas se debe a a fallas estructurales y sistémicas basadas en la discriminación con razón de género, raza, estatus migratorio, condición física o mental, etcétera. 

En el caso de mujeres migrantes —quienes, de acuerdo con el informe, representan el 22 por ciento en los flujos migratorios irregulares—, una dificultad particular ha sido que “muchas están de tránsito o muchas han salido de sus países y llegan al estado de Puebla sin una base de documentos oficiales y esto les dificulta acceder a estos servicios”, explica Hernández.

De igual forma, el reporte informa que los procesos migratorios de las mujeres son distintos a los de sus pares hombres, pues “muchas viajan con sus hijas e hijos y sus familias, incluso embarazadas”. 

La situación también se agrava al considerar que, según el Observatorio de Violencia de Género en Medios de Comunicación (Ovigem), dentro de las estaciones migratorias no se llevan a cabo correctamente las medidas sanitarias y de distanciamiento social, además de que falta personal médico que atienda su salud.  

Además, aunque según el informe de “Nos cayó el 20”, en abril de 2020 se emitió el Protocolo de actuación para la prevención y atención de casos sospechosos y confirmados de COVID-19 en las Estaciones Migratorias y Estancias Provisionales del Instituto Nacional de Migración, no se ha implementado de forma adecuada, y “existe poca transparencia de las Secretarías de Salud (federal y estatales) sobre las acciones que ha llevado a cabo en seguimiento al Plan Operativo de Atención a la Población Migrante ante COVID-19”.

Asimismo, si las mujeres migrantes no pueden continuar su paso hacia su destino o volver a su país de origen, también se limitan sus posibilidades de recibir la vacuna dentro de México por el requisito de un documento de identidad. 

Para que el Estado mejore el acceso a la salud de estas mujeres, el estudio recomienda incluir la perspectiva de género en las estrategias y planes relacionados con el combate a la pandemia, transparencia en la rendición de cuentas al respecto y garantizar el acceso gratuito y oportuno a la vacuna contra COVID-19, en igualdad de condiciones que las personas nacionales.

Mujeres indígenas

Coyomeapan1

Foto: Marlene Martínez

Por otro lado, en el caso de las mujeres indígenas, las cuales son cerca de 4 millones en todo el país, según el Censo de Población y Vivienda 2020, el estudio “Nos cayó el 20” identificó que su acceso a los servicios gratuitos de salud ha disminuido. 

Una de las causas más preocupantes de esta situación es que se impide su derecho a la información, específicamente la relacionada a la pandemia, pues además de que llega a cuentagotas, no cuenta con pertinencia cultural ni contextual; no existe información oficial sobre qué hacer en las comunidades después de tener la enfermedad o qué hacer cuando ocurre un fallecimiento. 

“Desde la prevención el sistema de salud queda a deber, no hay espacio médico cercano para realizarse estudios, hay ausencia de protocolos y mecanismos para atender a pacientes graves y su traslado a los hospitales, así como métodos para atender la garantía del derecho lingüístico, entre otros”, se lee en el estudio.

Y es que, si bien Hernández identifica que en Puebla hubo esfuerzos por parte de las organizaciones de la sociedad civil para hacer difusión en redes sobre la información que se generaba desde las instituciones, era difícil hacer llegar esta información a comunidades donde no hay acceso a internet.

Otro factor importante es el tiempo total que las mujeres de estas comunidades destina al trabajo no remunerado de los hogares, el cual ha aumentado considerablemente a raíz de la contingencia; esto “merma su salud y las excluye de espacios claves de participación”, de acuerdo con el informe. 

En este caso, las recomendaciones al Estado por parte del Observatorio de Género y COVID son garantizar su participación en la generación de esquemas y mecanismos para hacer frente a la pandemia, asegurar el acceso igualitario a la atención médica, cuidados e insumos para personas y comunidades indígenas, y garantizar el derecho a la información y tecnología para las personas que hablan una lengua indígena.

Discriminación por omisión

En el caso de mujeres con discapacidad, el estudio descubrió, a través de solicitudes de información realizadas por “Disability Rights International” (organización internacional que se dedica a la promoción y protección de los derechos de las personas con discapacidad), que las autoridades tienen poca información sobre el acceso a la salud de mujeres institucionalizadas con alguna discapacidad durante la pandemia. Y no solo eso, sino que en algunas respuestas incluso niegan su responsabilidad al respecto.

De las más de 60 solicitudes realizadas, solo 14 instituciones psiquiátricas respondieron. Estas dan cuenta de 800 personas con discapacidad institucionalizadas, de las cuales 134 resultaron infectadas al momento de la solicitud de información, de este número las mujeres representan el 66 por ciento.  

Sin embargo, el número de pruebas que realizaron fueron muy pocas, y solo cinco instituciones afirmaron haber recibido presupuesto extra para atender la pandemia. 

De acuerdo con el estudio, el Estado debe detener las nuevas admisiones en instituciones que reciben personas con discapacidad para evitar el hacinamiento, y cambiar la estrategia por una para crear viviendas y apoyos en la comunidad lo antes posible, así como priorizar la vacunación de todas las personas con discapacidad que vivan en cualquier entorno de institucionalización.

Otro grupo que tiende a ser invisibilizado son las mujeres privadas de la libertad, ya que, según el informe, de las 3 mil 169 personas privadas de la libertad con COVID-19, han habido 245 decesos; sin embargo, se desconoce cuántos decesos son de mujeres.

Igualmente, durante 2020, familiares de las mujeres no tuvieron conocimiento sobre las condiciones de salud al interior de los centros de reclusión, pues durante los meses de abril y septiembre de 2020, los centros federales suspendieron completamente las visitas. 

En estos casos, se recomienda que las secretarías de salud, federal y de las entidades estatales de seguimiento “a la situación dentro de los centros de reclusión para generar información veraz, pública y constante sobre las personas afectadas”, además de asegurar medidas de mitigación, prevención y tratamiento dentro de centros penitenciarios que sigan los máximos estándares de derechos humanos, sin que se traduzcan en generación de pánico o quiebre de sus relaciones humanas.

***

Si quieres ingresar al informe completo da clic aquí. Si quieres ingresar a la página del Observatorio de Género y COVID, da clic aquí.

El presente articulo es propiedad de LadoB.

Allison Madrid Perry (2021) Una pandemia que evidenció y exacerbó desigualdades en acceso a la salud para mujeres. LadoB. Recuperado el 20 de Julio del 2021 en: https://www.ladobe.com.mx/2021/07/una-pandemia-que-evidencio-y-exacerbo-desigualdades-en-acceso-a-la-salud-para-mujeres/

Ser “Orgullo Muxe” es respetar y que te respeten: Luis “Peineta”

Texto Y Fotos: Diana Manzo / Istmo Press

Diana Manzo | Desinformémonos

—- | Martes 29 de Junio del 2021 | — : —

Luis Alonso Celaya “Peineta” es un muxe zapoteca que vive su sexualidad en plenitud, a los siete años de vida descubrió que tenía un cuerpo de hombre y con gustos de una mujer, y hoy a sus 63 años de edad, es un “orgullo muxe”.

En el Istmo de Tehuantepec de donde es originario, se le llama Muxe a las personas de la diversidad sexual, para referirse a los homosexuales, transgénero y transexuales se les conoce como “Muxe” y a las lesbianas como muxe nguiu’.

“Peineta” tiene un puesto de tlayudas en el mercado municipal de Unión Hidalgo, Oaxaca, de donde es originario, pero su vida ha tenido distintas facetas, desde ser un contorsionista del circo “Soley” a trabajar en un cabaret en diversas partes de México.

De complexión delgada,  pelo oscuro y piel morena, Luis es un muxe con muchos atributos; con mucho orgullo se maquilla los labios y ojos; él no busca ser mujer, solo pide respeto a su sexualidad.

“Yo no busco querencia, busco respeto, y eso da más, ese es el orgullo muxe, respetar y que me respeten, por fortuna ha sido así, de Luis solo los rencorosos hablan mal, pero la mayoría sabe que soy trabajador de lunes a domingo, para mi, no hay día de descanso”.

En un pequeño espacio de su vivienda, hay un espejo y un mueble donde los maquillajes se acumulan, hay desde labiales de varios colores, en especial los tonos rojos y oscuros  hasta sombras luminosas.

Es todo un ritual el que ejerce Luis para darle vida a Peineta, y no se trata de que tenga doble identidad, no, sino, es simplemente que la gente ya lo ubica así, con sus labios rojos, sus cadenas, pulseras y anillos de acero.

Para Luis, el cambiarse de nombre o de género no le quita la identidad muxe, porque todos sus sueños se han cumplido, tal y como los planeó cuando decidió salir de su casa a los 15 años de edad  y mejorar sus condiciones de vida.

“Yo conozco de todo, trabajé en un circo, en un cabaret, de mesera, hice show, me aplaudieron, ya gocé y ahora sigo trabajando en mi puesto de tlayudas, gracias a Dios la gente me quiere, me respeta y me reconoce”.

El respeto es su mayor virtud, y lo practica a diario, así se ha ganado la simpatía y el reconocimiento de la población, de quienes solo recibe muestras de halago.

Es transparente  y cae bien, Luis vive su vida alegre y contento, para él, la satisfacción más grande es disfrutar con sus  amigos y que lo elogien por su perseverancia.

Quienes lo conocen, saben  que a pesar de los años, Peineta  es una persona muy trabajadora, que vive sin estereotipos ni máscaras.

Tener trabajo y salud son sus prioridades, todos los días desde hace 30 años elabora sus tlayudas, no hay una sola noche que Luis “Peineta” no venda, y eso se lo debe a sus clientes, quienes lo esperan ansiosamente para disfrutar este platillo que aunque no es originario del Istmo, sí del estado de Oaxaca.

De sus amigos y amigas habla poco, al igual que del amor, que asegura ha tocado a su vida y lo ha disfrutado con placer.

Ser muxe y estar enamorado para Luis no es pecado. Él ejerce su sexualidad plena y sin tabúes, digan lo que digan.

“Lo que no mata, fortalece”: La discriminación.

La historia familiar de Luis se parece a la de muchos muxes del Istmo de Tehuantepec, que también como él vivieron discriminación de su parte de sus progenitores, a Luis su padre no lo quiso por ser muxe, en cambio, su madre, lo amo hasta su muerte.

“De mi madre tuve todo su amor y comprensión, fue una mujer que siempre me apoyó en todo y de mi parte, les di todo a ambos, pero mi padre nunca me quiso, siempre que podía me decía muchas cosas, pero no le guardo rencor, lo que no mata, fortalece y veme aquí, feliz y orgulloso de ser muxe”.

Cuenta que a los 15 años dejó su hogar y se fue a trabajar, y siempre procuró apoyar a su familia, inclusive tiene dos hijos, que crió  a raíz de la  muerte de su hermana.

“Amo a mi familia aunque ellos no me quieran, les respeto y lo que pido ahora es salud para seguir elaborando mis tlayudas, ya mis clientes saben donde ubicarme, ya me conocen y sí de repente sale un show, lo hago, me gusta la música, me gusta bailar, me gusta mover mi cuerpo, eso es la vida”.

La  música a todo volumen llama la atención de los comensales, las tlayudas de “Peineta” ya se ofertan, y mientras los prepara, el cuerpo se mueve al ritmo de la música, la boina negra en la cabeza y el mandil no faltan, Luis ya está listo para “triunfar” una noche más porque el  show aunque ya no haya brillantina ni escenario,  debe continuar.

Publicado originalmente en Istmo Press.

El presente articulo es propiedad de Desinformémonos.

Diana Manzo (2021) Ser “Orgullo Muxe” es respetar y que te respeten: Luis “Peineta”. Desinformémonos. Recuperado el 29 de Junio del 2021 en: https://desinformemonos.org/ser-orgullo-muxe-es-respetar-y-que-te-respeten-luis-peineta/

Décadas de progreso podrían desaparecer en América Latina, donde las mujeres son las primeras afectadas: PNUD

Informe sobre Desarrollo Humano: el trabajo no remunerado y el cuidado pone a las mujeres en un permanente  juego desigual 

Ser mujer afrodescendiente o indígena en Brasil, Ecuador y Guatemala tiene menor probabilidad de salir de la pobreza, sentencia 

Elda Montiel, II parte  | Sem México

Ciudad de México | Viernes 25 de Junio del 2021 | — : —

Los países de América Latina y el Caribe se encuentran atrapados en un círculo vicioso entre una alta desigualdad y un bajo crecimiento económico exacerbado por la pandemia del COVID 19, donde las mujeres son las primeras afectadas. 

Más allá del ingreso, otras formas de desigualdad persisten obstinadamente, como las brechas de género en participación laboral y horas de trabajo no remunerado, dedicadas a actividades de cuidado, continúan poniendo a las mujeres en un campo de juego desigual. 

Las personas LGBT+ continúan sufriendo discriminación en el colegio y en el mercado laboral y son víctimas de violencia más frecuentemente que personas de otros grupos. 

Las minorías étnicas continúan sin reconocimiento como agentes económicos y políticos activos y rezagadas en el acceso a los servicios básicos, incluida la salud y la educación.

Advierte el Cuarto Informe Regional de Desarrollo Humano 2021 “Atrapados: Alta Desigualdad y Bajo Crecimiento en América Latina y el Caribe”, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), dado a conocer esta semana. 

El Informe detalla que décadas de progreso podrían desaparecer, ya que una larga lista de “buenas políticas” adoptadas por los países dan lugar a políticas fragmentadas con perspectivas a corto plazo, que en algunos casos profundizan las distorsiones existentes.  

Aunque la reducción generalizada de la desigualdad de ingresos (medida por las encuestas de hogares) a principios de la década de 2000 es de celebrar, esta tendencia se estancó en la década de 2010 y había comenzado a revertirse en algunos países incluso antes del inicio de la pandemia del COVID 19.

Brecha salarial de género

Las brechas de género en la oferta de trabajo vienen disminuyendo. Este informe no ignora que se ha avanzado y que las mujeres participan actualmente en el mercado de trabajo mucho más que hace tres décadas. Como región, sin embargo, América Latina y el Caribe están lejos de avanzar para estar donde debería estar. 

La participación laboral de las mujeres es en promedio 32 por ciento menor que la de los hombres, pero para las mujeres que se encuentran entre el 20 por ciento más bajo de la distribución del ingreso, es 42 por ciento menor. 

Del mismo modo, las mujeres dedican en promedio 16 por ciento menos horas semanales que los hombres al trabajo remunerado, pero las que se encuentran en el 20 por ciento más bajo de la distribución del ingreso dedican un 24 por ciento menos. 

Las mujeres participan menos que los hombres en la fuerza laboral y, cuando lo hacen, trabajan menos horas remuneradas que los hombres, pero dedican mucho más tiempo por semana que los hombres a tareas domésticas y de cuidado. 

Además de la dependencia económica y la mayor exposición a la violencia doméstica que conlleva la baja participación laboral de las mujeres y el menor número de horas de trabajo remunerado implican un enorme desperdicio de capital humano, costoso para la sociedad.

Las brechas de género en el desempleo son las mayores. El desempleo de las mujeres es, en promedio, un 36 por ciento mayor que el de los hombres. Sin embargo, las mayores brechas no son las del 20 por ciento más bajo de la distribución, sino las del 20 por ciento siguiente, y disminuyen con los ingresos a partir de ese momento.

Del Informe destacan datos como:  

Las brechas de género en participación laboral disminuyen con la educación y son mucho menores para las mujeres que han completado educación terciaria. Las brechas en horas de trabajo remunerado también disminuyen con la educación, aunque no tanto como la participación laboral, y la formalidad aumenta.

Las mujeres tienen mayores tasas de desempleo que los hombres, además si cuentan con mayor nivel de educación es mayor que para las personas que han completado solo la primaria. 

No todas las encuestas nacionales de hogares contienen información sobre las horas dedicadas al trabajo no remunerado.

En el caso de Colombia y México las encuestas nacionales de hogares muestran similitudes.  En Colombia, las mujeres dedican en promedio 3,9 horas de trabajo no remunerado a la semana por cada hora que dedican los hombres. 

La relación entre las horas de trabajo no remunerado de las mujeres y los hombres es mayor para las mujeres que se encuentran en la cola inferior de la distribución del ingreso y disminuye a medida que el ingreso es más alto, tal vez porque las mujeres de los hogares más ricos pueden disponer de ayuda remunerada. Para México, la relación es ligeramente inferior, pero la historia es la misma. 

Las brechas de género son menores a mayor nivel de ingreso de los hogares, y las mujeres más pobres se enfrentan a las peores desigualdades.  

Las brechas en horas de trabajo remunerado también aumentan con el número de hijos Esta es una de las razones por las que el acceso a servicios de cuidado de calidad es fundamental y debe ser una prioridad de la política pública.

Personas LGBT+

Medir el tamaño de la población LGBT+ es difícil, pero las estimaciones disponibles sugieren que entre el 11 por ciento y el 19 por ciento de la población se considera parte de ella. Aunque no hay estudios de este tipo para la región, está claro que los países no podrán poner fin a la desigualdad e impulsar el crecimiento económico sin erradicar la marginación de sus personas LGBT+.

42 millones de indígenas en América Latina

Las mujeres indígenas y afrodescendientes por lo general no estánbien cubiertas por los sistemas de protección social y tienden a recibir beneficios de pensión más bajos o a no recibirlos en absoluto. Experimentan una mayor vulnerabilidad económica y exposición a las crisis, muestran niveles más bajos de acceso a la educación y logros educativos, y suelen habitar los territorios más empobrecidos y subdesarrollados institucionalmente.

En América Latina, el PNUD ha determinado que ser una persona afrodescendiente o indígena en Brasil, Ecuador y Guatemala está relacionado con una menor probabilidad de salir de la pobreza. Lo que es peor, las poblaciones indígenas y afrodescendientes de la región han sido durante mucho tiempo objeto de invisibilidad estadística.

El Banco Mundial estimo que en 2010 América Latina albergaba aproximadamente 42 millones de indígenas pertenecientes a 780 grupos étnicos diversos, y representaba el 8 por ciento de la población. Las mismas estimaciones sugieren que el 14 por ciento de los que viven en la pobreza y el 17 por ciento de los que viven en la pobreza extrema son indígenas.

134 millones de personas afrodescendientes

América Latina es el hogar de aproximadamente 134 millones de personas afrodescendientes, que representan el 21 por ciento de la población, y también experimentan adversidades significativas.

Este grupo de la población sufre las privaciones más severas en términos de acceso a los servicios del Estado y en las condiciones básicas de vida, y es más vulnerable a la mortalidad infantil y materna, al embarazo adolescente, a las enfermedades de transmisión sexual y a otras afecciones de salud, que dan una pista acerca de las dificultades devastadoras que han enfrentado estas comunidades durante la pandemia del COVID-19.

En cinco (de seis) países latinoamericanos con datos disponibles para 2018, la pobreza y la pobreza extrema eran más frecuentes entre la población afrodescendiente, afectando especialmente a quienes vivían en zonas rurales y a las mujeres.

Brechas de género en la informalidad 

Las brechas en informalidad son las menos relevantes de las brechas de género en el mercado de trabajo. No porque la informalidad laboral no sea relevante, sino porque es un fenómeno tan extendido en la región que sobrepasa la dimensión de género.

La brecha de género en informalidad es pequeña y, en promedio, a favor de las mujeres. También muestra que las condiciones cambian a lo largo de la distribución del ingreso y que las mujeres que se encuentran entre el 60 por ciento más bajo, en promedio, trabajan en condiciones ligeramente más informales que los hombres. 

Las múltiples crisis de la pandemia del COVID-19 han pesado más sobre los que ya se habían quedado atrás, exacerbando aún más las desigualdades a lo largo de 2020 y 2021.

Paridad en educación inicial

La educación en América Latina se ha convertido en una historia de igualdad de género, más que de desigualdad. Los hombres y las mujeres han accedido a la escolaridad a ritmos comparables en América Latina. Las mujeres tenían una pequeña desventaja en las cohortes más antiguas, pero alcanzaron la paridad en la década de 1970 y superaron a los hombres en la década de 1980.

La investigación ha documentado el cierre de la brecha de género en América Latina en los niveles iniciales de educación desde la década de 1980 y el cambio a favor de las mujeres a partir de ese momento. Sin embargo, el análisis detallado por país muestra considerable heterogeneidad entre países. 

Bolivia muestra una brecha persistente que favorece a los hombres en todas las cohortes, y Brasil presenta una ventaja creciente entre las mujeres desde las cohortes de 1940.

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Elda Montiel, II parte  (2021) Décadas de progreso podrían desaparecer en América Latina, donde las mujeres son las primeras afectadas: PNUD. Sem México. recuperado el 25 de Junio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/decadas-de-progreso-podrian-desaparecer-en-america-latina-donde-las-mujeres-son-las-primeras-afectadas-pnud/

Indigenismo, violencia y despojo: entre la lucha por la autonomía indígena y el acoso neoliberal

Educa Oaxaca | Desinformémonos

——– | Jueves 24 de Junio del 2021 | — : —

El Colegio de San Luis AC presentó el pasado 22 de junio el libro «Indigenismo, violencia y despojo. Entre la lucha por la autonomía indígena y el acoso neoliberal» sobre las políticas gubernamentales hacia los pueblos indígenas y la violencia que históricamente las ha acompañado.

El 21 de junio del año pasado hubo una matanza en la comunidad ikoots de San Mateo del Mar, en la región del istmo oaxaqueño, cuyo resultado fue de 15 personas asesinadas. Esto después de una serie de agresiones impunes hacía la comunidad que desde hace años se oponía al autoritarismo gubernamental.

A partir de estos hechos, comenzó a construirse el libro que lleva por título “Indigenismo, violencia y despojo: entre la lucha por la autonomía y el acoso neoliberal”, compuesto por cinco ensayos, una serie de fotografías y un poema sobre el tema.

Como el nombre de la obra indica, se ocupa de las políticas gubernamentales hacia los pueblos indígenas, la violencia que históricamente la ha acompañado, para someter a todos aquellos que se les oponen y con su actitud descubren que atrás de ellas se parapetan los planes de despojo a los pueblos indígenas para favorecer los intereses de los dueños del capital.

El libro, coordinado por el Dr. Francisco López Bárcenas, fue presentado ayer por Diana Manzo, Irma Pineda Santiago, Luis Hernández Navarro y López Bárcenas. Es una “lectura obligada para todo aquel interesado en conocer los movimientos populares en Oaxaca y la compleja relación que existe con las reformas de régimen político propuestas por el gobierno de la 4T”, afirma el coordinador de la publicación.

El libro fue coeditado por El Colectivo Editorial. Pez en el Árbol, EDUCA A.C. y Casa Editorial. La Casa de las Preguntas.

Mira la presentación del libro a continuación:

https://www.facebook.com/watch/?v=1112873942556280

Este material se comparte con autorización de Educa Oaxaca

Educa Oaxaca (2021) Indigenismo, violencia y despojo: entre la lucha por la autonomía indígena y el acoso neoliberal

Comunidad otomí logra expropiación de predio en la colonia Roma

Foto: Cuartoscuro

Redacción | Desinformémonos

Ciudad de México | Viernes 18 de Junio del 2021 | — : —

La comunidad otomí residente de la Ciudad de México informó que el pasado 17 de junio logró la expropiación del predio ubicado en la calle de Zacatecas 74, colonia Roma, a seis meses de que se publicaron las dos Declaratorias de Utilidad Pública.

En un comunicado informativo, la comunidad aclaró que el Decreto Expropiatorio que se hizo público el pasado jueves “no responde a la buena voluntad del gobierno que encabeza Claudia Sheinbaum y su Cuarta “Transformación, sino que es resultado de la necedad de nuestra comunidad, la lucha, la resistencia y rebeldía de los hombres, mujeres y niños que integramos la comunidad indígena otomí residente en la Ciudad de México”.

Dejaron claro que la expropiación “se la arrancamos con legítimos derechos al gobierno local y federal” y “muy a pesar del olvido, discriminación y desprecio” que mostraron las autoridades de la Ciudad de México con su “indiferencia” al no presentarse a las mesas de trabajo que la comunidad otomí convocó para discutir “sobre lo más esencial para nuestras vidas”: salud, trabajo, educación, vivienda, cultura, democracia, libertad y justicia, entre otros.

La expropiación se logró a más de ocho meses de que la comunidad otomí tomó las instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y la renombró “Casa de los Pueblos”. Concluyeron que el logro “sólo es un paso de muchos que habremos dar, porque nuestra lucha es por la vida”.

A continuación el comunicado completo:

Al CCRI-CG del EZLN
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
Al Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno
A su Vocera María de Jesús Patricio Martínez
A la Sexta Nacional e Internacional
A las Redes de Resistencia y Rebeldía
A los Pueblos del mundo
Al Pueblo de México
A la prensa Nacional e Internacional
A los medios de comunicación, independientes, alternativos o como se llamen.

Hermanas y hermanos, tod@s.

En medio de la peor crisis de salud pública que enfrenta la humanidad, provocada por la Pandemia del COVID 19 y el sistema capitalista, el pasado 12 de Octubre, la Comunidad Indígena Otomí residente en la CDMX, después de haberlo acordado en nuestras asambleas con hombres, mujeres y niñ@s, decidimos desafiar al sistema capitalista, es decir, tomamos las Instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, para nosotros “Casa de los Pueblos”, o mejor conocida como la #TomaDelINPI.

Desde este espacio de encuentro, de resistencia y de rebeldía, convocamos al Gobierno de la Ciudad, concretamente a Claudia Sheinbaum y al Gobierno Federal a través de Adelfo Regino, titular del INPI, para establecer Mesas de Diálogo y discutir sobre lo más esencial para nuestras vidas: salud, trabajo, educación, alimentación, vivienda, cultura, democracia, libertad y justicia, entre otros temas, sin que hasta la fecha se hubiera logrado algo de nuestras propuestas. Claudia Sheinbaum, nunca se presentó. Denunciamos indiferencia, desprecio y discriminación para nuestra comunidad.

Muy a pesar de todo ese olvido y desprecio, por nuestra necedad, por nuestra rabia, por nuestra resistencia y por nuestra rebeldía, pero sobre todo por toda esa solidaridad recibida de distintos colectivos, organizaciones, hombres y mujeres de buen corazón, queremos anunciarles que: (pongan mucha atención)

NOS CHINGAMOS AL ESTADO Y

AL GOBIERNO DE LA CDMX

Con Resistencia y Rebeldía, arrancamos la Expropiación de

Zacatecas 74, Col. Roma. Alcaldía Cuauhtémoc

Pues con fecha 17 de junio de 2021, mediante la Gaceta Oficial No. xxx del Gobierno de la Ciudad, y después de 6 meses de haber publicado las dos Declaratorias de Utilidad Pública, finalmente el día de hoy, se hace público el Decreto Expropiatorio del inmueble ubicado en la Calle de Zacatecas 74, Col. Roma. Alcaldía Cuauhtémoc. ESTO NO RESPONDE A LA BUENA VOLUNTAD DEL GOBIERNO QUE ENCABEZA CLAUDIA SHEINBAUM Y SU CUARTA “TRANSFORMACIÓN”. LA PUBLICACIÓN DEL DECRETO ES RESULTADO DE LA NECEDAD DE NUESTRA COMUNIDAD, ES RESULTADO DE LA LUCHA, DE LA RESISTENCIA Y REBELDÍA DE LOS HOMBRES, MUJERES Y NIÑOS QUE INTEGRAMOS LA COMUNIDAD INDÍGENA OTOMÍ RESIDENTES EN LA CDMX. ESTA EXPROPIACIÓN SE LA ARRANCAMOS CON LEGÍTIMOS DERECHOS AL GOBIERNO LOCAL Y FEDERAL.

COMPAÑER@S, ESTE LOGRO SOLO ES UN PASO DE MUCHOS QUE HABREMOS DE DAR, PORQUE NUESTRA LUCHA ES POR LA VIDA

Atentamente.

NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN NOSOTR@S
POR LA RECONSTITUCIÓN INTEGHRAL DE NUESTROS PUEBLOS
ZAPATA VIVE, LA LUCHA SIGUE!
SAMIR VIVE, LA LUCHA SIGUE
VIVA EL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL
VIVAN LAS AUTONOMÍA DE LOS PUEBLOS
PORQUE VIVOS LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!!
VIVA EL #CNI, VIVA EL #CIG, VIVA EL #EZLN
NO LOS MEGAPROYECTOS DE MUERTE!!

DESDE LA TOMA DEL INPI

COMUNIDAD INDÍGENA OTOMÍ RESIDENTE EN LA CDMX, INTEGRANTE DEL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA Y DEL CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO

Ciudad de México a 17 de junio de 2021

El presente articulo es propiedad de Desinformémonos.

Redacción (2021) Comunidad otomí logra expropiación de predio en la colonia Roma. Desinformémonos. Recuperado el 18 de Junio del 2021 en: https://desinformemonos.org/comunidad-otomi-logra-expropiacion-de-predio-en-la-colonia-roma/

Por racismo y burocracia el gobierno niega pasaportes a indígenas zapatistas

Ilustración: Caterina Segantin

Redacción Desinformémonos | Desinformémonos

Ciudad de México | Martes 15 de Junio del 2021 | — : —

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) denunció, que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) les negó el pasaporte a varios miembros de su organización que forman parte de la delegación que viajará a Europa por vía aérea para sostener encuentros con otras organizaciones sociales.

En una carta dirigida a una asociación civil, subcomandante Galeano acusó de racistas y burócratas a los funcionarios de la SER, pues los indígenas zapatistas “cumplen todos los requisitos que se exigen, hacen el pago estipulado, viajan desde sus comunidades (en Chiapas) hasta las oficinas (en la Ciudad de México) de la mal llamada ‘Secretaría de Relaciones Exteriores’ y, con todo y la pandemia, hacen cita, fila, esperan su turno y… se les niega el documento”.

Galeano calificó como indignantes los obstáculos “del supremo gobierno y su burocracia ignorante, necia y racista. Porque podría pensarse que es sólo burocracia, que te toca la mala suerte de topar con alguien que piensa que tiene poder porque está detrás de una ventanilla, un escritorio, una oficina. Pero no, es también algo más y se podría sintetizar así: racismo”.

Con toda la documentación entregada, narró el ex jefe militar zapatista, “el problema es que, a ojos de la burocracia de la SRE, el color de la piel, el modo de hablar, la forma de vestir y el lugar de procedencia es lo que cuenta. ‘Al sur del metro Taxqueña, todo es Centroamérica’”.

Ante la presión e indignación de sectores de la sociedad civil y la divulgación en redes sociales de la situación, desde la presidencia se dijo que el canciller Marcelo Ebrard recibió la orden de agilizar los trámites correspondientes.

A continuación la carta íntegra:

11 de Junio del 2021.

Al Colectivo “Llegó la Hora de los Pueblos”.

México.

Hermanas, hermanoas y hermanos:

Reciban tod@s un abrazo… bueno, varios. Queríamos mandarles un saludo… ok, varios, y, aprovechando el vuelo de estas letras, solicitarles un apoyo.

Resulta que, para la Travesía por la Vida Capítulo Europa, se ha decidido que cumplamos los requisitos legales para poder llegar, con nuestro oído y nuestra palabra, a las tierras que Marijose habrá de rebautizar en unos pocos días. Dentro de unas horas (tomando como referencia el día y la hora en que les escribo –madrugada del 11 de junio del 2021- ), ese desafío delirante llamado “La Montaña”, tocará tierras europeas en las llamadas Islas Azores, de Portugal. Ahí estarán unos días para luego dirigirse al destino marcado: Vigo, Galicia, Estado Español. Después saldrá un grupo aerotransportado.

El así llamado “Escuadrón 421” va con sus papeles en regla. Es decir, tienen doble pasaporte: el oficial mexicano y el llamado “pasaporte de trabajo zapatista”, que expiden las Juntas de Buen Gobierno cuando una compañera, compañero o compañeroa sale del territorio zapatista a hacer un trabajo para nuestros pueblos. Acá decimos que va de “comisión”. En otra ocasión hablaremos de ese “pasaporte zapatista”, ahora quisiéramos hablarles del oficial.

Ya antes nos hemos referido, en escritos y pláticas, a eso que llamamos “el calendario y la geografía”. Bueno, pues nuestra geografía se llama “México”. Y, para nosotras, las comunidades zapatistas, esto no es sólo una palabra. Es, en sentido zapatista, una geografía. Cuando decimos que somos “mexicanos” señalamos que compartimos historias con otros pueblos originarios hermanos (como quienes se agrupan en el Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno). Historias, es decir: dolores, alegrías, rabias, agravios, luchas. Pero no sólo con los pueblos originarios de esta geografía, también con individuos, grupos, colectivos, organizaciones y movimientos que coinciden con nosotros, los pueblos zapatistas, en sueños y, claro, en pesadillas.

Quiero decir con esto que a nosotras, las comunidades zapatistas, no sólo no nos avergüenza decir que somos mexicanas, nos enorgullece. Porque ese orgullo no nos nace mirando hacia arriba y a sus historietas, sino mirando, escuchando y hablando con el México de abajo, sus vidas y sus muertes. No es mi despropósito el hacer un recuento, así sea apresurado, de lo que vive y lucha en ese México. Cada quien tiene sus modos, sus propias historias, sus derrotas y victorias, su mirar y explicar su mundo, su mirarse y explicarse. Pero miramos que hay algo común, una especie de raíz, o trama, o columna vertebral… debe haber una forma de decirlo en lenguaje cibernético… ¿una matriz o matrix? Bueno, pues es en esa raíz común que nos identificamos.

Oh, yo sé que a más de una, uno, unoa, le preocupará si lo que digo es una versión “zapatista” del nacionalismo. No, eso nos da pereza a veces, enfado otras, y siempre preocupación. No me refiero a un nacionalismo. En los nacionalismos se esconden, por ejemplo, desigualdades y, ojo, relaciones criminales. En los nacionalismos confluyen el criminal y la víctima, el Mandón y el mandado. Algo tan perverso como “te destruyo pero lo hago por tu bien porque somos compatriotas”. Algo como el sentido maligno que se da a “lo humano”, por ejemplo al señalar que tanto hombres como mujeres son seres humanos. Voy a dejar de lado el hecho de que se olvide que hay quien no es ni mujer ni hombre y, al ser innominado, ya no es “un ser humano”. En ese sentido de “lo humano” se olvida la relación de dominio que hay entre hombres y mujeres. No escribiré un rollo sobre el patriarcado, su genealogía y su crimen enloquecido actual; hay entre ustedes quien sabe más de eso y lo explica mejor de lo que yo podría.

¿Es posible referirse a la humanidad sin caer en la trampa de una igualdad hipócrita? Nosotras pensamos que sí, y es refiriendo la humanidad a las ciencias y las artes, Pero no sólo. También a sentimientos, pensamientos y propuestas básicas: el sentido de la justicia, de la moral y la ética (que el finado compañero Don Luis Villoro explicaría mejor de lo que yo intentara siquiera), la fraternidad y otras cosas que no detallaré (pero ustedes siéntanse en la libertad de hacerlo). Por ejemplo, yo agregaría el baile –música y canciones incluidas-, y el juego, pero no me hagan mucho caso.

En fin, de detalle en detalle se irán abriendo las diferencias, las distancias, los desacuerdos. Pero, en sentido inverso, se podría encontrar algo común: a eso llamamos nosotros “humanidad”.

Entonces, cuando decimos que los pueblos zapatistas somos “mexicanos” y que nos enorgullece el serlo, nos referimos a esa matriz común con lo otro que lucha en esta geografía atrapada entre el río Bravo y el Suchiate, con el mordisco que le dio el mar de oriente y la alargada curva que el mar de occidente le forjó en el talle, e incluyendo el brazo solitario que bordea el llamado “Mar de Cortés”. Agreguen ustedes la historia real, la de las geografías vecinas y…

Bueno, basta de rollo. El asunto es que nuestra delegación aerotransportada está en el trámite de sus pasaportes. Y digo “trámite” por delicadeza, porque es como un infierno, uno que se alimenta en silencio y llega a verse como “normal”.

Porque resulta que nuestras compañeras, compañeros y compañeroas cumplen todos los requisitos que se exigen, hacen el pago estipulado, viajan desde sus comunidades hasta las oficinas de la mal llamada “Secretaría de Relaciones Exteriores” y, con todo y la pandemia, hacen cita, fila, esperan su turno y… se les niega el documento.

Son indignantes los obstáculos del supremo gobierno y su burocracia ignorante, necia y racista.

Porque podría pensarse que es sólo burocracia, que te toca la mala suerte de topar con alguien que piensa que tiene Poder porque está detrás de una ventanilla, un escritorio, una oficina. Pero no, es también algo más y se podría sintetizar así: racismo.

¿Las razones? Bueno, hay una fundamental y, claro, sus derivadas: hay en el gobierno un ambiente de histeria mal disimulada. Acorde con su compromiso con el gobierno estadunidense, de detener el flujo de migrantes de Centroamérica, para los gobiernos federal, estatal y municipales, todo lo que no sea rubio, de ojos claros y proceda de más al sur de Puebla, es centroamericano. Para las esquizofrénicas autoridades gubernamentales, cualquier centroamericano lo primero que hace es: sacar su acta de nacimiento, su credencial del INE o sus constancias de identidad con fotografía (que es un documento oficial porque lo expide el municipio), y de origen en la cabecera oficial, su fe de bautismo, las actas de nacimiento de sus padres o herman@s mayores, copias de los INE´s de ell@s, constancias de municipio autónomo y de Junta de Buen Gobierno, testigos presenciales con identificación oficial, etcétera. Con todo eso cumplido, se rechaza su petición del documento al que todo mexicano tiene derecho para salir y entrar a territorio nacional.

Sí, todos esos papeles se presentan, pero el problema es que, a ojos de la burocracia de la Secretaría de Relaciones Exteriores, el color de la piel, el modo de hablar, la forma de vestir y el lugar de procedencia es lo que cuenta. “Al sur del metro Taxqueña, todo es Centroamérica”.

Tanto bla, bla, bla de derechos y reconocimiento de nuestras raíces, y etcétera –incluidos perdones hipócritas pedidos sobre la tierra a destruir-, pero la población originaria, o indígena, sigue siendo tratada como extranjera en su propia tierra. Y peor en la Ciudad de México, que se supone “progresista”. Ahí, una señora, burócrata de la Secretaría de Relaciones Exteriores, rechazó la credencial del INE con un despectivo “ésa no sirve para nada, sólo para votar”, y le exigió a la compañera, de más de 40 años de edad, habitante de la Selva Lacandona, su certificado de secundaria, para comprobar que no era guatemalteca. La compañera alegó: “pero yo vivo de la tierra, soy campesina, no tengo estudios de secundaria”. La burócrata, altanera y prepotente: “pues no estudian porque no quieren”. “Pero vengo desde Chiapas”, insiste la compañera. “No me importa. A ver, el que sigue”, responde la burócrata.

¿Se excita la burocracia gubernamental al maltratar a indígenas? ¿Es la prepotencia su afrodisíaco? “Ya vine, querid@, hoy retaché a una pinche india y traigo muchas ganas”, dirán entornando los ojos con coquetería.

Para probar si era racismo y no sólo burocracia, mandamos a un compañero “blanco y barbado” a sacar su pasaporte. Le entregaron el mismo día y sin pedirle nada más allá de su acta de nacimiento, su identificación con fotografía y comprobante de pago, que son los requisitos legales.

Y no sólo eso: la Secretaría de Relaciones Exteriores retiene el pago que han hecho tod@s l@s compas a quienes se les niega el pasaporte con pretextos y requisitos que ni siquiera están en su página de internet. Ha de estar muy dura la austeridad si es que tienen que despojar a los indígenas de sus dineros.

A un compañero (más de 60 años de edad) lo cuestionaron: “¿No será que quieres ir a Estados Unidos a trabajar?” El compa respondió: “No, ahí toca luego, en otra vuelta. Ahorita nos toca Europa”. El funcionario, cual Tribunal Federal Electoral, se lavó las manos y lo mandó a otra ventanilla. Ahí le dijeron: “Eso está muy lejos y es caro el viaje, no puede ser que tengas el dinero necesario porque eres indígena. Tienes que traer el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito. El que sigue”. A una compañera le dijeron: “A ver, canta el himno”. Y la compañera se arrancó con el “ya se mira el horizonte”. Rechazada. Ella me dijo apenada: “creo que es porque lo canté con ritmo de cumbia y no como corrido ranchero. Pero es que la cumbia es más alegre. Los corridos rancheros son de pura matazón de mujeres. Si te llamas “Martina” o “Rosita”, pues ya valiste”.

Mismo en la Ciudad de México: Dos compañeras, lengua tzeltal, de la Selva Lacandona. Caminan desde su pueblo hasta donde toman un camión de redilas a la cabecera municipal; de ahí en transporte público hasta San Cristóbal de Las Casas; de ahí otro a Tuxtla Gutiérrez; de ahí otro más hasta la Ciudad de México; hacen el pago del pasaporte por 10 años “porque recorrer el mundo va a tardar”; se presentan en una oficina de la SRE; hacen fila con cubre bocas, careta y sana distancia; entran y presentan sus papeles; les toman la fotografía; esperan afuera a que las llamen para entregarles el pasaporte; las llaman y les dicen “está mal una letra de tu apellido” y “tu hermano tiene otro apellido materno”; la del hermano: “es que así son los pinches hombres y mi papá anduvo de cabrón”; la de la letra “es que el que hizo el acta no sabe la diferencia escrita entre la “s” y la ´z´”; en ambos casos l@s funcionari@s: risas burlonas y “tienes que regresar y traer más comprobantes de que eres mexicana”; ellas “pero vivo hasta Chiapas”; la SRE: “no te entrego hasta que traigas eso”. Las compañeras regresan en sentido inverso, llegan a su pueblo, actualizan y juntan más comprobantes de que son mexicanas. Nuevo viaje a la Ciudad de México. Otra vez cita, fila con cubre bocas, careta, sana distancia. Ventanilla. Alta funcionaria de la Secretaría de Relaciones Exteriores: “ahora hay que esperar a que comprobamos que sí son mexicanas”. Las compas: “pero traje lo que me dijeron”. La SRE: “pero tenemos que comprobar que sí son ciertos los papeles, entonces vamos a preguntar en Registro Civil de su municipio y su estado”. Las compañeras: “¿Cuánto tarda?”. La SRE: “10 días o un mes, ahí te vamos a avisar”. Las compañeras esperan 10 días y nada. Se regresan. Pasa un mes y nada. Otros 30 días y nada. Vuelven a ir a la Ciudad de México. Mismo periplo. La SRE: “no han respondido, sigan esperando”.

Y ahí están las dos compañeras. Empezaron sus trámites en marzo y es el mes de… junio.

-*-

Si tienen tiempo, hagan ustedes esto: imaginen que nacieron con la piel oscura, que son de ascendencia indígena y que son de algún estado del sureste mexicano. Ahora vean los requisitos para obtener el pasaporte: acta de nacimiento, identificación oficial con fotografía, o cédula profesional, o título profesional, o cartilla militar liberada, o credencial del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, o credencial de servicios médicos de una institución pública de salud; y comprobante de pago.

Y aún cuando ustedes tengan cualquiera de, o todos, estos requisitos, si es de piel oscura, habla muy otro, y se viste “como la India María” (textual de una funcionaria de la SRE), se va a enfrentar con algo como: “no, necesitas traer tus calificaciones del kínder, de la primaria, secundaria, preparatoria –CCH no, los de ahí son grillos-, diplomado, curso de superación personal en NXIVM, y una carta de buena conducta del prefecto de disciplina”.

Del INE no hay mucho qué decir. Ocupado como estuvo el gran jefe Tatanka (el buen Jairo Calixto dixit –oh, oh, sí, yo leo también la prensa fifí-) en simular que es una persona decente, y los ladridos de Murayama, ni siquiera se dieron cuenta de que sus “oficinas” en Chiapas cerraron desde antes del 1 de febrero, a pesar de que se había dicho que del 1 al 10 de febrero se podía acudir sin cita. Perdimos así la oportunidad de mandar más delegados en La Montaña. Y el INE refrendó la actitud racista que tuvo frente a Marichuy.

Y creo que, entre tantas entrevistas que dieron y dan a medios, neoconservadores y neoliberales, para defender “su independencia” (já), no se han percatado que la credencial del INE es, también, una identificación oficial y, al negarla o cerrar, le niegan ese derecho a cualquier ciudadan@, o lo que sea que quiera decir eso de “ciudadanía”.

Lo paradójico de todo esto, es que, es@s indígenas a quienes les niegan el INE e el pasaporte, están luchando también por la vida de es@s burócratas que creen que sirven “a la Nación Mexicana” rechazando lo que les viene en gana, desde su pequeño trono detrás de una ventanilla, sólo por el placer de decirle “no” a quien consideran inferior porque tiene otro color de piel, otra lengua, otra cultura, otro modo, y cuyos ancestros estuvieron en estas tierras desde mucho antes de que los criollos se independizaran de los ibéricos y los relevaran en la opresión sobre los pueblos originarios.

-*-

Entonces el apoyo que les pedimos es que platiquen entre ustedes a ver si se puede hacer algo. Por ejemplo: que le den un curso de vergüenza a los burócratas de la SRE; que le digan al señor Marcelo Ebrard que entendemos que, por la austeridad, no tenga paga para su campaña con miras al 2024, pero que robarle a los indígenas el costo del pasaporte y quedárselo sin darles su documento, pues, ¿cómo les diré sin ser grosero?… pues es de sinvergüenzas. ¿O tal vez los quiere para comprarse sus abrigos modelo “Neo de Matrix”? O que, con el dinero que están reteniendo por los pasaportes negados, tomen un curso de género, tolerancia e inclusión. O de plano regálenles unos libros de historia para que entiendan cuál es el lugar de los pueblos originarios en esta geografía.

Somos mexicanos, aquí nos tocó nacer, vivir, luchar y morir. Ni modos. Si hubiéramos caído en la Unión Americana, o en Belice o Guatemala, Honduras o El Salvador, Costa Rica o Nicaragua, pues igual estaríamos orgullosos de esas geografías… y estaríamos denunciando a sus respectivos gobiernos por burócratas, racistas e ignorantes, que es lo que hacemos con el actual de México y su “Secretaría de Relaciones Exteriores”.

En fin, no se me ocurren muchas opciones, pero tal vez a ustedes sí. Ahí lo vean y nos dicen.

Mientras tanto, les mandamos (todoas, todas, y todos) un gran abrazo que, aunque a la distancia, no deja de ser sincero y fraterno.

Desde algún lugar del Planeta Tierra

Sup. Galeano

El presente articulo es propiedad de Desinformémonos.

Redacción Desinformémonos (2021) Por racismo y burocracia el gobierno niega pasaportes a indígenas zapatistas. Desinformémonos. Recuperado el 15 de Junio del 2021 en: https://desinformemonos.org/por-racismo-y-burocracia-el-gobierno-niega-pasaportes-a-indigenas-zapatistas/

Asesinan a Beatriz Cano, comunicadora indígena del Cauca

Foto: Futuros Indígenas

Colombia Informa | Desinformémonos

—— | Martes 8 de Junio del 2021 | — : —

La mujer recibió tres impactos de bala cuando el vehículo en el que se desplazaba fue atacado por hombres que emprendieron la huida luego de haberse cobrado la vida de dos patrulleros de la Policía Nacional.

Beatriz Cano, comunicadora indígena del Tejido de comunicaciones de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, es otra de las víctimas de la incursión armada ocurrida en Santander de Quilichao el pasado 4 de junio y que dejó en su momento dos policías y dos indígenas muertos.

Cano, de 34 años, falleció a causa de las heridas propinadas por tres impactos de bala recibidos en dicho ataque. Su deceso ocurrió en horas de la tarde del 7 de junio en la clínica Valle del Lili de Cali, donde previamente se le diagnosticó un cuadro de muerte cerebral.

La noticias de su muerte fue compartida en Twitter por Martha Peralta Epieyú, dirigente del Movimiento Alternativo Indígena y Social MAIS, y por el congresista Feliciano Valencia.

Éste último escribió:

Con profunda tristeza despedimos hoy a Beatriz Cano, comunicadora y madre, guerrera de voz dulce que fue silenciada por las balas de quienes nos han declarado la guerra. Mi solidaridad con su familia y amigos

Valencia, quien fue exconsejero del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) ha sido uno de los líderes políticos más comprometidos en las denuncias contra ataques a la vida de indígenas en Colombia.

Los hechos

Dados a conocer por el Tejido de Defensa de la Vida y los Derechos Humanos, el ataque armado se presentó después de las nueve horas del pasado 4 de junio, cuando atacantes que se desplazaban en una camioneta negra abrieron fuego contra las instalación policial ubicada en la zona urbana del municipio de Santander de Quilichao.

En el cruce de disparos fue impactada una Jeep de servicio público en la que se desplazaban varios comuneros indígenas que se dirigían a la vereda San Pedro, en cercanías de la cabecera municipal.

Entre las primeras víctimas se encontraban una mujer de 54 años de nombre Aleida Perafán, habitante de Vilachí y un joven de 21 años llamado Juan David Guegue, autoridad u’kawe’sx del resguardo de Munchique los Tigres. Ambos murieron en el hospital de Santander de Quilichao.

Según el comunicado emitido por el Tejido de Defensa de la Vida y los Derechos Humanos entre las personas heridas se encontraban cuatro comunicadores heridos: César Galarza, Beatriz Cano y su hija Ayelén Guetio de cinco años de edad, así como el comunero Floresmiro Tróchez.

Por la gravedad de las heridas de Cano y su hija, ambas fueron remitidas a Cali para ser tratadas en la clínica Valle del Lili; en Santander, permanecieron César Galarza, con heridas en las piernas, y el comunero Tróchez.

Por parte de la Policía Nacional, las víctimas fueron María Isabel Angulo Ribera y Carlos Giovanny Delgado Jiménez, dos patrulleros que recibieron impactos con arma de fuego.

El ataque armado fue atribuido a la disidencia de las Farc, frente Dagoberto Ramos, que hace presencia en el sur de Colombia.

El ministro de Defensa, Diego Molano, lamentó las bajas de los patrulleros y ordenó las respectivas investigaciones:“Rechazamos cualquier atentado o afectación que tenga la Policía Nacional. Lamentamos que esta mañana dos patrulleros en Santander de Quilichao fueran asesinados por un fusil, presuntamente, por las disidencias de las Farc”.

El Tejido de Defensa de la Vida y los Derechos Humanos exigió el cese el fuego a los actores armados cuya presencia altera la región.

Beatriz Cano se desempeñaba como comunicadora comunitaria con un destacado trabajo en Radio Payumat, que contaba con el respaldo de las comunidades indígenas del suroccidente de Colombia.

Al momento de cierre de esta nota, se espera parte de salud de su hija, Ayelén Guetio de cinco años de edad, víctima del acto armado del 4 de junio.

Publicado originalmente en Colombia Informa.

El presente articulo es propiedad de Desinformémonos.

Colombia Informa (2021) Asesinan a Beatriz Cano, comunicadora indígena del Cauca. Desinformémonos. Recuperado el 8 de Junio del 2021 en: https://desinformemonos.org/asesinan-a-beatriz-cano-comunicadora-indigena-del-cauca/

Frente a la represión y el despojo contra los pueblos, otomís convocan al Encuentro de Resistencias y Rebeldías

Redacción Desinformémonos | Desinformémonos

Ciudad de México | Lunes 7 de Junio del 2021 | — : —

La comunidad otomí residente en la Ciudad de México convocó a un Encuentro de Resistencias y Rebeldías en la toma del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) para denunciar «los despojos, los dolores y las rabias que el sistema capitalista impone», así como para reivindicar las luchas por el territorio y la vida que encabezan los pueblos originarios.

El objetivo, explicó la comunidad, «es reiterar que mientras allá arriba nos reprimen, nos encarcelan, nos torturan, nos asesinan y nos desaparecen, acá abajo nuestra lucha es por la vida».

Los otomís indicaron que algunos de los temas e interrogantes que se plantearán en el Encuentro serán el balance frente a la explotación, el despojo, la represión y el desprecio que impone el capitalismo y el gobierno federal; dónde están los derechos humanos mientras se militariza el país y se incrementa el número de presos, desaparecidos y asesinados; y qué significa para las luchas de resistencia y rebeldía la gira zapatista por Europa y el resto del mundo.

«Este Encuentro tiene también como objetivo construir una agenda común, colectiva según nuestros calendarios y geografías, que nos permitan seguir resistiendo y seguir organizándonos, como semilleros que somos, de frente al Capitalismo y al Patriarcado, y frente a una ‘tranformación’ que nunca llegará», explicaron los otomís es un comunicado.

Señalaron que entre los invitados al Encuentro estarán María de Jesús Patricio, Marichuy, vocera del Concejo Indígena de Gobierno; Teresa Castellanos, activista y defensora de Huexca contra el Proyecto Integral Morelos (PIM); Liliana Velázquez, activista contra el PIM y compañera del defensor asesinado Samir Flores; así como los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, entre otros.

El Encuentro se realizará el próximo 9 de junio a las 11 horas en las intalaciones del INPI, que desde el 12 de octubre de 2020 fueron tomadas por la comunidad otomí frente a la falta de atención de las autoridades hacia sus demandas de vivienda y vida digna.

Toma del INPI, Encuentro de Resistencias y Rebeldías, 9 de junio de 2021 |  Enlace Zapatista

A continuación el comunicado completo:

Al CCRI-CG del EZLN
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
Al Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno
A su Vocera María de Jesús Patricio Martínez
A la Sexta Nacional e Internacional
A las Redes de Resistencia y Rebeldía
A los Pueblos del mundo
Al Pueblo de México
A los medios de comunicación, independientes, alternativos o como se llamen.

Herman@s tod@s

Miramos y escuchamos un mundo enfermo en su vida social, fragmentado en millones de personas ajenas entre sí, empeñadas en su supervivencia individual, pero unidas bajo la opresión de un sistema dispuesto a todo para saciar su sed de ganancias, aún y cuando es claro que su camino va en contra de la existencia del planeta Tierra.
Sexta parte: UNA MONTAÑA EN ALTA MAR. Subcomandante Insurgente Moisés.
México, octubre del 2020.

Compañer@s y colectivos de las muy distintas Resistencia y Rebeldías que luchan por la vida según sus calendarios y geografías, les saludamos deseando se encuentren bien y siempre con ese gran espíritu de lucha, al mismo tiempo, agradecemos su participación y hacemos de su conocimiento la siguiente:

INVITACIÓN

PORQUE NUESTROS SUEÑOS NO CABEN EN SUS URNAS,
TAMPOCO NUESTRXS MUERTXS, PRESXS Y DESAPARECIDXS
ENCUENTRO DE RESISTENCIAS Y REBELDÍAS
Sede: #TomaDelINPI. 9 de junio de 2021, 11:0 Hrs. Av. México-Coyoacán, 343, Col. Xoco. Benito Juárez

Compañer@s tod@s, frente a la simulación hecha gobierno, ¿cuál es el balance frente a la Explotación, Despojo, Represión y Desprecio que impone el Capitalismo y la “Cuarta Transformación”?; ¿qué expectativas tienen los movimientos de resistencia y rebeldía que luchan en defensa de la Madre Tierra, el Territorio y la Vida?; ¿dónde están los Derechos Humanos, mientras se militariza el País, se incrementa el número de Presxs y Desaparecidxs e incluso asesinadxs?; ¿por qué la la criminalización de la protesta social es la respuesta a las luchas por educación, salud, trabajo, alimentación, vivienda, democracia, libertad y justicia e imposición de megaproyectos?; ¿qué significa para nuestras luchas de resistencia y rebeldía, la Gira Zapatista por Europa y el Resto del mundo?

Compañer@s. El objetivo de este ENCUENTRO es, que las distintas resistencia y rebeldías nos encontremos y denunciemos los despojos, los dolores, las rabias que el sistema capitalista impone; pero, sobre todo reiterar que mientras allá arriba nos reprimen, nos encarcelan, nos torturan, nos asesinan y nos desaparecen, acá abajo nuestra Lucha es por la Vida y la Travesía por la Vida, Va.

Este Encuentro tiene también como Objetivo, construir una agenda común, colectiva según nuestros calendarios y geografías, que nos permitan seguir resistiendo y seguir organizándonos, como semilleros que somos, de frente al Capitalismo y al Patriarcado, y frente a una “tranformación” que nunca llegará.

Dicho evento se llevará acabo el día miércoles 9 de junio a partir de las 11:00 Hrs. En la sede conocida como la #TomaDelINPI, ubicado en Av. México Coyoacán 343, Col. Xoco. Benito Juárez. Así mismo, les informamos que el evento será presencial y para el caso de quienes no puedan asistir, podrán hacerlo de manera virtual. Por lo que adjunto al presente sirvanse encontrar las liga correspondidnte: https://meet.jit.si/encuentroderesistencias

Dinámica del Encuentro: Por la mañana iniciaremos con la participación de l@s invitad@s. Por la tarde y después de la comida: Conclusiones y una agenda común y colectiva frente al Despojo y la Represión del Sistema Capitalista.

Nota: 11:30 Hrs. estarán citados los medios de comunicación para tomar nota de las denuncias de nuestras rabias y dolores, pero también de nuestra convicción de lucha por la vida. Debido a la contingencia de la Pandemia, que no cede, aunque en los próximos días nos digan que ya estamos en #SemáforoVerde, nosotr@s no bajamos la guardia y será necesario, para participar, traer, cubrebocas.

Atentamente.

¡Zapata Vive y Samir Viven, La Lucha Sigue!
¡Frente al despojo y la represión, la Solidaridad!
Por la reconstitución integral de nuestros Pueblos
Viva el Congreso Nacional Indígena, CNI-CIG
Viva el Ejército Zapatista de Liberación Nacional
Viva el Escuadrón 421, Semilleros de Resistencia y Rebeldía
La Travesía por la Vida, Va

Desde la Toma del INPI, Comunidad Indígena Otomí residente en la CDMX
e integrante del CNI-CIG, en Resistencia y Rebeldía

Mayor información comunícate al correo:
comunicacionotomi@gmail.com, o llamar al tel. Cel. 55 5453 7569

PD. Se adjunta la lista de nuestr@s Invitad@s

PORQUE NUESTROS SUEÑOS NO CABEN EN SUS URNAS,
TAMPOCO NUESTRXS MUERTXS, PRESXS Y DESAPARECIDXS
ENCUENTRO DE RESISTENCIAS Y REBELDÍAS
Sede: #TomaDelINPI. 9 de junio de 2021, 11:0 Hrs. Av. México-Coyoacán, 343, Col. Xoco. Benito Juárez

INVITAD@S

María de Jesús Patricio Martínez, MariChuy, Vocera del CNI-CIG
Compañer@s del Plantón de BONAFONT, Puebla.
Teresa Castellanos, Plantón de HUEXCA, Morelos,
Compañer@s del Plantón del Pozo, Santiago Mexquititlán, Querétaro
Compañer@s de la Resistencia contra el INTEROCEÁNICO, ISTMO, Oaxaca
Compañer@s de la Resistencia contra el Tren Maya, Peníncula, Yucatán
Articulación por la vida, los valles centrales contra la Minería, Oaxaca
Padres y Madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero
Estudiantes de la Normal Rural de Mactumactzá, Chiapas
Liliana Velázquez, Esposa de Samir Flores, Amilcingo, Morelos
Frente de Pueblos en defensa de la Tierra y el Agua, MPT
Compañer@s de 12 Pueblos Originarios de Tecamac, Estado de México
Compañer@s de la resistencia Mexicali Resiste, BCN
Doña Fili, Pedregales de Coyoacán, CDMX
Coordinación Metropolitana Anticapitalista y Antipatriarcal con el CIG, CDMX
Comunidad Indígena Otomí residente en la CDMX, CDMX

Mayor información comunícate al correo:
comunicacionotomi@gmail.com, o llamar al tel. Cel. 55 5453 7569

El presente articulo es propiedad de Desinformémonos.

Redacción Desinformémonos (2021) Frente a la represión y el despojo contra los pueblos, otomís convocan al Encuentro de Resistencias y Rebeldías. Desinformémonos. Recuperado el 7 de Junio del 2021 en: https://desinformemonos.org/frente-a-la-represion-y-el-despojo-contra-los-pueblos-otomis-convocan-al-encuentro-de-resistencias-y-rebeldias/

Denuncian opacidad y discriminación en la Comisión de Amnistía para personas indígenas y con discapacidad

 *Equis Justicia junto con otras organizaciones y defensoras de los derechos humanos denuncian y rechazan las exigencias de la Comisión de Amnistía en los casos de las personas indígenas y con alguna discapacidad ya que obstaculizan su acceso a la justicia

Elda Montiel | Sem México

Ciudad de México | Sábado 5 de Junio 2021 | — : —

Con exigencias ilegales de documentación durante el análisis de las circunstancias y contextos de marginación de los solicitantes la Comisión de Amnistía en los casos de las personas indígenas y con alguna discapacidad obstaculizan el acceso a la justicia.

Precisa, Equis Justicia que estas exigencias vulneran los derechos y contravienen lo establecido en la Constitución y las Convenciones Internacionales contra las personas privadas de la libertad injustamente.

Refiere que son visiones racistas y capacitistas para las personas indígenas o con discapacidad el actuar de la Comisión de Amnistía, la instancia encargada de revisar y aprobar la solicitud de amnistía de las personas privadas de la libertad injustamente.
A raíz de la solicitud de información que hicieran a la Secretaría de Gobernación encontraron alarmante que frente a las solicitudes de personas que refieren ser indígenas se les solicita anexen el certificado de nacimiento en el que aparezca el nombre de los padres o carta de alguna autoridad tradicional reconocida y validada por la comunidad indígena, en la cual constaté la pertenencia del solicitante.

En el caso de las solicitudes de las personas con alguna discapacidad solicitan un examen médico como única forma de acreditar la condición de discapacidad.
La Comisión ha determinado declarar como reservada y confidencial la información relativa a las resoluciones que nieguen o concedan la amnistía e inclusive la información estadística desagregada como: género, edad, delito, centro penitenciario de privación de libertad.

Afirma Equis Justicia que estos criterios son violatorios de los derechos de las personas indígenas y con alguna discapacidad, porque la amnistía no se da por el simple hecho de pertenecer a cualquiera de estos grupos poblacionales, sino analizando los supuestos previstos en la Ley como circunstancia y contextos de marginación, exclusión y discriminación, derivaron en violaciones al debido proceso o en la impartición de justicia sin perspectiva de igualdad.

Además, precisa que es responsabilidad de la Comisión de Amnistía realizar este análisis.
También señala que es reiterada la opacidad y discrecionalidad de la Comisión de Amnistía porque impiden a la ciudadanía vigilar su actuación, así como a las y los solicitantes para conocer el estado en que se encuentra su solicitud.
Respecto a las personas indígenas, señala que es inaplicable el criterio de autoadscripción, que está contemplado en el artículo 2 Constitucional, así como en el apartado 2 del Convenio 169 de la OIT, y los artículos 3, 4, 9 y 32 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Además la prevalencia de estereotipos y criterios capacitistas que perpetúan el estigma social sobre la discapacidad como enfermedad, en lugar de reconocer los obstáculos y barreras del entorno que la originan, violando con ello la Convención de los Derechos de Personas con Discapacidad.

Al rechazo de Equis Justicia se sumaron las siguientes organizaciones: Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas; Documenta, análisis y acción para la justicia social A.C.; Red Iberoamericana de Expertos en Derechos de Pueblos Indígenas; Red Nacional de Abogadas Indígenas; Artículo 20; Autocultivo Medicinal en México; Centro Interdisciplinario de Derechos, Infancia y Parentalidad A. C; Centro Profesional Indígena de Asesoría, Defensa y Traducción, A. C. (CEPIADET); Colectivo Hazme Valer, del Estado de México; Comisión Mexicana de Defensa y promoción de los derechos humanos; Derechos sin Barreras; ECOZINE Feminista; EducArt Educación, Arte y Trabajo A. C.; Elementa DDHH A.C.; Familias y Retos Extraordinarios; Fundación Mexicana de Reintegración Social, Reintegra AC; Hacia la vida digna para todas las personas, ReverdeSer Colectivo A.C.; Instituto de Justicia Procesal Penal, AC; Instituto Internacional de Justicia Restaurativa y Derecho; Instituto RIA, AC; Interculturalidad, Salud y Derechos AC (INSADE); Intersecta Organización para la Igualdad, A.C.; Justicia Transicional en México; La Boussole; Libertad justicia y paz; México Unido Contra la Delincuencia (MUCD); Mujeres Libres México; Organización Comunitaria por la Paz OCUPA
Como personas firmantes: Abigail Velasco, Alejandra Martínez Rodríguez, Alejandra Nuñez, Alexandra Rodríguez, Alicia Escamilla Jaime, Angélica María Ospina Escobar, Ariadne Lamont, Artemisa Cabrera Luque, Claudia González Ramos, Edith Olivares Ferreto, Emma Obrador Garrido Domínguez, Francisca Pou Giménez, Hayde Hernández Reverte, Haydeé Gómez Avilés, Ignacio Muñoz Silva, Jazmín Maldonado Martínez, Jimena Candano Conesa, José Manuel García Vallejo, Lydia Valle Conde, Maria Teresa Fernández Vázquez, Natalia abigail Sánchez Rodríguez, Nora Robledo, Pablo Gonzalez Cuevas, Paola Zavala Saeb, Patricia Torres Sandoval, Paz Mateos Cruz, Rebeca Calzada, Sandra Patricia Véliz Clara, Sandra Mayeli Valenzuela Márquez, Sara granados, Tatiana Alfonso, Vianney Fernández Villagómez, Violeta Maltos Rodríguez, Zara Snapp.

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Elda Montiel (2021) Denuncian opacidad y discriminación en la Comisión de Amnistía para personas indígenas y con discapacidad. Sem México. Recuperado el 7 de Junio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/opacidad-y-discriminacion-en-la-comision-de-amnistia-para-personas-indigenas-y-con-discapacidad-denuncian-equisjusticia/