Causa confusión entre capitalinos anuncio de vuelta a la normalidad

La Jornada

Ciudad de México. El anuncio del regreso a la normalidad en algunas localidades del país provocó confusión en decenas de capitalinos, quienes prácticamente se volcaron a las tiendas de autoservicio, mercados públicos y calles de sus colonias a comprar su despensa, prepararse para el retorno o pasear a su mascota, porque “la emergencia sanitaria por Covid-19 ya pasó“.

Al igual que Sandy, quien vive en Ecatepec y ayer se trasladó a la colonia Martín Carrera a ver a su abuelita, y Chuy Cárdenas, quien compró su mandado en el tianguis, que registró mayor afluencia respecto de las semanas anteriores, consideraron que “ya superamos el coronavirus“.

El retorno al trabajo está casi casi a la vuelta de la esquina después de lo que anunció la semana pasada el presidente Andrés Manuel (López Obrador), por lo que me preparo para estar listo, añadió el empleado de una tienda de electrónica.

Desde temprano se vio incrementado el flujo de vehículos en vialidades como Circuito Interior, Paseo de la Reforma, Viaducto Río de La Piedad y Eje 4 Norte, y en calles alrededor de mercados o zonas de venta de comida, donde el tema de conversación fue el regreso a la normalidad.

Las observaciones de otras personas de que esa medida aplicaba sólo en 324 municipios del país no eran escuchadas porque, a su decir, el problema del Covid-19 ya lo superamos y ya estamos volviendo a la normalidad, por eso hay tanta gente, afirmó a su vez Esperanza.

También en los mercados o negocios de comida ubicados en las colonias Industrial, Valle Gómez, Cerro Prieto o 7 de Noviembre se observó un mayor número de personas en las calles haciendo sus compras o paseando para distraerse.

Mientras, algunas familias aprovecharon para sacar a su mascota y desestresarnos, pero sin olvidarnos del cubrebocas, porque la emergencia sigue, aunque muchos creen que ya pasó, por el anuncio de regreso de actividades en unos estados, comentó Nadia.

En tiendas de autoservicio, como Chedraui Polanco, se formaron filas de más de 50 personas para ingresar, a diferencia de Cotsco, que está en el mismo complejo, porque “todos estamos comprando uno o dos productos”, comentó Alicia Pérez.

La mujer, quien vive con sus dos hijos y sus padres, explicó que el temor de perder su empleo tras el recorte de personal en su empresa, por la ampliación de la cuarentena, la ha llevado a comprar “sólo lo necesario y hacer rendir el dinero“.

Una situación similar vive José Sánchez, quien compraba su despensa en un tianguis, pero ante su retiro, acudió a la tienda de autoservicio, donde todo está más caro, pero pago con tarjeta de crédito y eso me da un mes de gracia, mientras se reanudan las actividades.

Lola, por su parte, acudió con su esposo e hijos, mayores de edad, a hacer las compras de la semana y distraernos, aunque con el anuncio del Presidente pronto regresaremos a nuestra vida normal, pues después de los estados, seguirá la ciudad, estimó. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *