Ciudadanos de Chichihualco toman las calles para exigir paz y seguridad

Bernardo Torres


Leonardo Bravo, Guerrero.- Cientos de ciudadanos de Chichihualco, municipio de Leonardo Bravo, enclavado en la Sierra de Guerrero, tomaron la calles de esta cabecera para lanzar un grito de auxilio al Gobierno Estatal y Federal, para que se garantice La Paz y la seguridad.
Al mediodía, las principales calles de este poblado se llenaron de personas vestidas de blanco, algunas con globos y la mayoría con pancartas “queremos paz en el municipio”, decían la mayoría, así como exigencias de seguridad a los tres niveles de gobierno.
Esto, luego de los recientes enfrentamientos que se han registrado en la parte alta del municipio, en las localidades de Carrizal de Bravo y El Balzamar, donde se han registrado balaceras entre corporaciones policiacas y grupos armados.
Tras la marcha, el presidente municipal de Leonardo Bravo, Ismael Cástulo Guzmán, emitió un mensaje, donde llamó a los presidentes municipales de los municipios vecinos a unir fuerzas y exigir a la federación detenga la confrontación entre los grupos de la delincuencia organizada que están tomando los pueblos como rehenes.
Dijo, que tiene conocimiento de que han sido tomadas por la autodenominada policía comunitaria de Tlacotepec, las localidades de Carrizal de Bravo, El Balzamar y la Soledad, y pretenden avanzar a hacia la cabecera municipal.
Aunque hasta ahora, las autoridades estatales han negado que existan enfrentamientos en dichas localidades, el alcalde expuso, que decenas de familias de han empezado a desplazar desde Carrizal y El Balzamar, algunos a esta cabecera y otros a diferentes lugares de la entidad.
En la marcha participaron ciudadanos de Chichihualco, líderes de colonias, quienes coincidieron con el alcalde en que los municipios aledaños deben sumarse a la exigencia de seguridad ante el Gobierno Federal.
Al igual que lo expresaron en días pasados los desplazados de 12 comunidades, la ciudadanía teme una incursión armada en la cabecera municipal que pondría en riesgo a las familias, niños, jóvenes y adultos, y provocar una mayor crisis de seguridad y desplazamiento forzado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *