Joven de Tlacotepec suplica ayuda para localizar a su hija, sustraída por su ex pareja.


Bernardo Torres


Chilpancingo, Guerrero.- La Joven María Elena Campos García, originaria de la comunidad de Los Hoyos, en la Sierra del Municipio de Tlacotepec suplicó ayuda a las autoridades y organizaciones, para localizar a su hija de dos años, quien fue sustraída por su ex pareja, Edilberto Espinoza Morales.
La menor de dos años, responde a nombre de Carmen Giselle Espinoza Campos, y fue sustraída el pasado 14 de enero, llevada primero a la comunidad del Amate, luego a la cabecera municipal de Heliodoro Castillo, y presumiblemente podría encontrarse en Nopaltepec, en el Estado de México, de donde es originario el probable infractor.
María Elena Campos, expuso ante los medios de comunicación que ese domingo, 14 de enero, el padre de la menor acudió a visitarla como lo hacía por lo menos cada ocho días, pues en ningún momento se le había prohibido tener acercamiento con su hija.
“En un descuido mío, entre a la casa, y minutos después me percaté que ya no estaban, pensé que habían ido a la tienda como lo hacía en otras ocasiones, aunque me preocupé porque esta vez no me avisó”, explicó la madre.
De inmediato salió a buscarlos a la tienda, donde le informaron que no los habían visto, los buscó en el centro del pueblo, pero no había rastro de ninguno, y posteriormente le dijeron que con la ayuda de un vecino se la habían llevado hacia la comunidad de El Amate, a más de una hora de distancia.
En la localidad dijo no hay ningún medio de transporte público, por lo que no tuvo la forma de ir en busca de manera inmediata, y fue hasta el día siguiente que se trasladó a Tlacotepec, que se encuentra a tres horas de camino, para interponer una denuncia ante las autoridades.
En el Ayuntamiento, le dijeron que no podían hacer nada, y que se trasladara a Chilpancingo para hacer la denuncia ante el Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado (FGE), u otras instancias encargadas de búsqueda de menores, y sólo le apoyaron con su pasaje.
Ya en Chilpancingo, acudió al Ministerio Público, donde expuso su caso, pero le dijeron que como no contaba con acta de nacimiento—porque no había sido registrada— y tampoco el acta de alumbramiento no podían hacer nada, y e papá de la menor estaba en todo su derecho.
Fue ante la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar  de la FGE, donde recibió la misma respuesta, por lo que decidió hacer público el caso toda vez que se le han cerrado las puertas, y el documento requerido no ha sido entregado por la Secretaría de Salud a la partera que la ayudó a dar a luz en su comunidad.
María Elena, explicó que ella de separó de su pareja desde que tenía tres meses de embarazo, porque sufría de violencia psicológica, y a pesar de eso llegaron al acuerdo verbal de que podría ver a su hija cada ocho días.
Señaló que ha tenido contacto con algunos familiares de su ex pareja, algunos le dicen que si lo vieron pero que no le dieron asilo para evitar meterse en problemas, y otros que no saben nada, por lo que su paradero sigue siendo incierto.
La joven pidió la ayuda de cualquier instancia que se encargue de localizar a personas desaparecidas, y si alguien tiene información que se la proporcione, ya que teme por la integridad física de su hija.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *