Aprueban en Oaxaca, creación de registro estatal de niñas, niños y adolescentes en orfandad por feminicidio

La LXIV Legislatura del Congreso de Oaxaca, reformó la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de Oaxaca, para establecer la obligatoriedad del Estado para que, por conducto de la Secretaría Ejecutiva del Sistema de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca (SE-SIPINNA), cree, actualice y administre el Registro estatal de niñas, niños y adolescentes en estado de orfandad a consecuencia del asesinato de sus madres.

Jaime Guerrero | Pagina 3

OAXACA, Oax | Julio del 2021 | — : —

El registro estatal de niñas, niños y adolescentes en estado de orfandad a consecuencia del asesinato de su madre tiene como objeto integrar un padrón que contenga información de menores de edad victimas indirectas del asesinato de su madre a fin de garantizar sus derechos y de generar políticas públicas con enfoque de derechos humanos.

Dicho registro estatal tambien, deberá atender el interés superior de la niñez, encaminadas a satisfacer las necesidades de alimentación, educación, atención medica y psicológica.

Mediante un artículo transitorio segundo,  establece que el Poder Ejecutivo contará con un plazo de 90 días, una vez publicada la reforma en el Periódico Oficial del Estado, para emitir los lineamientos para determinar e integrar la información del registro estatal. 

En el tercero transitorio, se estableció que el Ejecutivo del Estado, deberá asignar una partida presupuestal en el presupuesto de egresos del ejercicio fiscal correspondiente para la creación y operación del registro.

La reforma contempla como medidas de protección la implementación de un conjunto de acciones, programas y actividades institucionales orientadas a reconocer, proteger, garantizar, resguardar los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes conforme a su interés superior, dirigidas a la prevención, atención, asistencia, restitución y reparación.

La finalidad es salvaguardar el libre goce y pleno ejercicio de sus derechos.

Respecto a la infancia y adolescencia en situación de calle, la modificación especifica que las autoridades estatales y municipales deberán habilitar espacios de alojamiento para este sector.

La reforma establece que las autoridades estatales y municipales en el ambito de su competencia y atendiendo el interés superior niñas, niños y adolescentes en situación de calle con la finalidad de lograr la reinserción familiar y social, además dictaran medidas especiales de protección para garantizar sus derechos.

Asimismo, la Procuraduría Estatal de Protección y las Procuradurías de Protección Municipales implementarán acciones de asistencia y protección para atender a este sector poblacional, con la finalidad de que sus derechos sean plenamente reconocidos y garantizados.

El presente articulo es propiedad de Pagina 3.

Jaime Guerrero (2021) Aprueban en Oaxaca, creación de registro estatal de niñas, niños y adolescentes en orfandad por feminicidio. Pagina 3. Recuperado el 21 de Julio del 2021 en: https://pagina3.mx/2021/07/aprueban-en-oaxaca-creacion-de-registro-estatal-de-ninas-ninos-y-adolescentes-en-orfandad-por-feminicidio/

Inclusión en la industria del juguete, más que un juego de niñas y niños

Asesoría de expertos en diseño de prótesis y sillas de ruedas fueron parte fundamental para el equipo que participó en la creación de nuevos modelos para la colección de una de las muñecas más icónicas del mundo, la Barbie

Fotografía de siete muñecas de la colección Barbie Fashionistas, en la que se aprecia la diversidad de modelos por tonos de piel y cabello, pero también donde ya se aprecia a Barbie usuaria de silla de ruedas y a otra de las muñecas con una prótesis en la pierna. La primera de la muñecas tiene un vestido estampado verde y blanco y cabello largo color miel, la segunda piel morena y cabello corto rizado color negro; la tercera, es la Barbie en una silla de rueda moderna, completamente a escala y en color azul, le sigue otra muñeca con cabello largo color café; en seguida está la muñeca con prótesis en la pierna izquierda, ella tiene el cabello al hombro, color oscuro y lleva un vestido corto, color azul cielo; le sigue el Ken con bermudas gris y playera amarilla, y al final otra muñeca de cabello largo y negro.

Ivett Rangel | Yo También

—- | Lunes 12 de Julio del 2021 | — : —

¿Aún crees que Barbie es una muñeca delgada de piel blanca, ojos azules y cabello rubio? 

Quizá no has dado un vistazo a la colección Fashionistas, en la que Barbie, además de tener cinco versiones de cuerpo, entre ellas “petite” y “curvy”; también tiene 22 tonos de piel, incluso con vitiligo; 94 colores de cabello, luce increíble en color lavanda o tipo afro, y con 13 colores de ojos, ya no solo azules. 

Y destacan especialmente las Barbies con discapacidades físicas, en sillas de ruedas o con prótesis. 

De acuerdo con Entrepreneur, las ventas de la muñeca Barbie se dispararon en 2020, sus acciones aumentaron su valor en un 50 por ciento y Wall Street augura años de crecimiento para Mattel, empresa propietaria de la muñeca.

Fotografía de cuatro de los modelos de la colección Barbie Fashionistas. La muñeca rubia está de pie a un costado, con su brazo izquierdo doblado y posa su mano en la cadera, lleva puesta una falda con estampado animal print y una playera de color negro con la palabra "Rock" en ella; en el centro, en una silla de ruedas moderna, en color negro, rojo y plateado, una modelo de piel oscura, con cabello muy largo, color café y rizado, sostiene con unos lentes rosa en su cabeza, como si fueran una diadema y lleva un vestido de colores a rayas horizontales. A su derecha están dos modelos varones, uno de piel oscura con un conjunto de playera y short color lila y una par de figuras geométricas de colores pastel y otro muñeco de cabello rubio y tes blanca, lleva puesta una sudadera rojo con azul y un short color azul. Los cuatro modelos llevan atuendos de moda en colores fosforescentes y alegres. (Foto: Barbie Mattel).
Otros modelos de la colección donde se aprecia la diversidad e inclusión que son ya elementos claves de la icónica muñeca.

Y fue Mattel la que confirmó que los modelos inclusivos son los que han registrado un mejor desempeño que otras líneas. De hecho, durante 2020 el número uno en ventas fue la Barbie que viene con una silla de ruedas.

La línea Barbie Fashionistas se lanzó en otoño de 2016 y, tres años después, integró la primera muñeca en silla de ruedas y otra más con una prótesis. 

La colección 2021 incluye dos Barbies en silla de ruedas y, ahora, también un Ken. 

Barbie Fashionistas, de acuerdo con Mattel, tiene como propósito reflejar con mayor exactitud el mundo que las niñas ven a su alrededor y es su manera de apostar por la diversidad e inclusión. 

“Durante 60 años, Barbie ha sido un reflejo de la cultura y de la moda y estamos enfocados en evolucionar para seguir siendo la línea de muñecas más diversa en el mercado. La adición de las muñecas con discapacidades físicas representa una mejor manera en la que los niños ven el mundo. 

“Nuestro compromiso con la diversidad es clave a la hora de diseñar y estamos orgullosos de que las niñas de hoy conozcan una imagen diferente de la marca”, contó en su momento Kim Culmone, vicepresidenta de diseño de Barbie.

Para lograr las figuras con discapacidad, el equipo de Barbie trabajó de la mano de expertos del UCLA Mattel Children’s Hospital y de especialistas en el diseño de sillas de ruedas para crear un accesorio más apegado a la realidad. 

Imagen en donde se aprecian dos de los principales personajes de la colección Fashionistas. La muñeca Barbie, rubia y con cola de cabello, lleva un vestido de hombro caído, color azul, estampado, corto y con botines azules. Mientras Ken, a la izquierda, es un usuario de silla de ruedas. Viste pantalón oscuro, botines negros, y una camisa que combina un estampado a cuadros, en color rojo, amarillo y blanco, con las mangas azul claro. Ken sostiene en sus manos una guitarra. En la imagen también aparecen tres perritos de diferentes tonalidades de color café, uno de ellos se encuentra junto a una fogata. Y hay una tienda de campaña atrás de Barbie. Hay también una mochila al lado de la silla de ruedas de Ken y un banquito color rosa con una linterna de gas color naranja a lado de la pierna derecha de Barbie. (Fotografía: Barbie Mattel).
Ken en silla de ruedas es otro de los modelos de la colección que ha sido bien recibida por niñas y niños.

En cuanto al diseño de la pierna de prótesis, Mattel trabajó en 2019 con Jordan Reeves, una niña de entonces 12 años, cofundadora de la Fundación Born Just Right, que busca soluciones para que los niños con discapacidades vivan la vida de una manera más alegre.

La empresa también ha explicado que busca que los niños vean las historias que pueden encontrar en el mundo que les rodea y, así, redefinir lo que significa «parecerse a Barbie».

Barbie Fashionistas cuenta con más de 175 looks, y se ha posicionado como la línea de muñecas más diversa e inclusiva en el mundo.

El presente artículo es propiedad de Yo También.

Ivett Rangel (2021) Inclusión en la industria del juguete, más que un juego de niñas y niños. Yo También. Recuperado el 12 de Julio del 2021 en: https://www.yotambien.mx/actualidad/inclusion-en-la-industria-del-juguete-mas-que-un-juego-de-ninas-y-ninos/

Datos señalan los impactos negativos de la COVID-19 en mujeres y niñez desplazadas por la fuerza

Redacción | Sem México

Nueva York | Jueves 8 de Julio del 2021 | — : —

La pandemia de coronavirus ha tenido un impacto perjudicial en la vida de millones de personas refugiadas y desplazadas internas, pero las consecuencias para las mujeres y la niñez desplazadas han sido especialmente devastadoras: desde un mayor riesgo de violencia doméstica y sexual, hasta un aumento de matrimonios infantiles.

Una nueva visualización de datos (‘COVID-19: amenazas para mujeres y niñez desplazadas’) es la cuarta parte de una serie que examina cómo la crisis de COVID-19 ha empeorado las condiciones de las comunidades desplazadas. Presenta datos de las operaciones humanitarias en todo el mundo que muestran cómo el deterioro de las condiciones socioeconómicas, el confinamiento y el cierre de escuelas han amenazado la seguridad y el bienestar de mujeres y niñez desplazadas.

ACNUR, junto con otros organismos de la ONU y organizaciones no gubernamentales, alertaron sobre las consecuencias potencialmente catastróficas de la COVID-19 para mujeres y niñas refugiadas y desplazadas desde el principio del brote. Ahora hay datos que respaldan algunos de esos primeros temores. Por ejemplo, el 89 por ciento de las operaciones que se enmarcan en el Clúster de Protección Global – una red de ONG y Agencias de la ONU liderada por ACNUR que ofrece protección en situaciones de desplazamiento interno – señalaron a finales del año pasado que la violencia de género era un riesgo grave o extremo.

Otros datos sugieren el grado en que la COVID-19 ha perturbado la infancia de la niñez refugiada y desplazada interna, poniendo en peligro su salud y seguridad, así como sus perspectivas futuras. El número de operaciones de ACNUR que informan de abusos a niñas y niños desplazados por parte de sus cuidadores se duplicó con creces en 2020; al mismo tiempo, aumentaron los informes sobre un mayor número de familias desplazadas que recurren a forzar a sus hijos a casarse, las separaciones de niños de sus padres y la proporción de solicitudes de asilo presentadas por la niñez no acompañada.

A pesar del aumento de los riesgos de violencia contra las mujeres y la niñez desplazadas durante la pandemia, están gravemente subfinanciados los programas para protegerlas y apoyar a quienes han sobrevivido a violencia y abusos. Mientras tanto, la preocupación por el contagio de la COVID y las restricciones de movimiento han obligado a ACNUR a adaptar muchos de sus programas de protección a la infancia y de violencia de género. En muchos lugares, esto ha implicado un cambio hacia el apoyo en línea y el asesoramiento a distancia. También ha puesto de manifiesto el papel fundamental que desempeñan las personas refugiadas voluntarias y el personal comunitario, en particular las mujeres.

“Más de un año después de la crisis, está claro que la COVID-19 ha hecho retroceder años de avances en materia de igualdad de género y protección infantil, y seguirá afectando a las mujeres y a la niñez desplazadas en el futuro. Es necesario actuar ahora para mitigar estos impactos”, comentó la Alta Comisionada Auxiliar para la Protección, Gillian Triggs.

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Redacción (2021) Datos señalan los impactos negativos de la COVID-19 en mujeres y niñez desplazadas por la fuerza. Sem México. Recuperado el 8 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/datos-senalan-los-impactos-negativos-de-la-covid-19-en-mujeres-y-ninez-desplazadas-por-la-fuerza/

Niños y niñas llevan sobre sus hombros los desafíos de las violencias: experto

Dra. Luz María Moreno Medrano, directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la IBERO y coordinadora del número LI-2 de la RLEE.

Ibero Prensa | Desinformémonos

—– | Viernes 25 de Junio del 2021 | — : —

Docentes y estudiantes dialogan acerca de ‘¿Qué sentido tiene hablar de violencia en educación?’, con motivo de la presentación virtual del número LI-2 de la Revista Latinoamericana de Estudios Educativos, dedicado a ese tema.

Sobre los hombros de los niños y niñas se están poniendo los desafíos de las violencias, simbólicas, materiales, económicas, laborales, de género y  de la diversidad sexual, señaló el Dr. Ernesto Treviño, académico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, al participar en el diálogo ¿Qué sentido tiene hablar de violencia en educación?, organizado por la Universidad Iberoamericana Ciudad de México con motivo de la presentación del número LI-2  de su Revista Latinoamericana de Estudios Educativos (RLEE), dedicado a ese tema.

En su alocución, dijo que el número LI-2 de la RLEE da en el núcleo de uno de los desafíos que permanentemente se tienen en América Latina, el de los distintos tipos de violencias, que se materializan muchas veces en las situaciones educativas, pero que también superan  a las escuelas y al sistema educativo.

Una de las cosas que le llamó la atención en esta publicación fue el caso de las escuelas en Colombia, donde “se ve el camino de la selva como un camino de tristeza, de olvido, porque es el camino por el cual se ve partir a los compañeros, a los amigos, a los padres; y al mismo tiempo representa un gran sacrificio por parte de los niños, de los jóvenes, de las familias, un sacrificio de separación que es violento también”.

Una separación que además es necesaria, porque como algunos de los jóvenes dicen, es para no seguir siendo jornalero, para no tener que reproducir la situación de mis padres, refirió Treviño.

La Dra. Mercedes Ruiz Muñoz, investigadora del Departamento de Educación de la IBERO y editora Académica de la RLEE, subrayó que este número lleva a reflexionar acerca de la educación, la violencia, la paz, la compasión, el juego, la esperanza y, sobre todo, “la posibilidad de construir comunidad para dar acogida a todas y todos en un mundo tan cambiante, tan desafiante y en un contexto de violencia”.

Pero, ¿tiene caso hablar de violencia en la educación?; el Dr. Juan Carlos Silas Casillas, coordinador del Campo Estratégico de Acción en Modelos y Políticas Educativas del Sistema Universitario Jesuita (CEA-MOPE), cree que sí, que tiene mucho sentido, “sobre todo porque la vida cotidiana se ha enfrascado en este fenómeno de la violencia”.

Él, quien considera que habría que empezar a ver a la violencia y a la convivencia como antónimos, comentó que México es un país complejo, lleno de inequidades, asimetrías, tensiones e impunidades, que trastocan la vida de las personas y la relación que se da entre ellas.

Es así que la educación, que promueve aprendizajes significativos, “necesariamente deberá proponer vías para la prevención de la violencia”, e incluso en un entorno como el mexicano podría proponer vías para una gestión de los impactos de la violencia.

Para la Dra. Luz María Moreno Medrano, directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) de la IBERO, hay que identificar cómo se nombra a las distintas opresiones, para poder, en este número de la revista -que ella coordinó-, hablar de cuándo es violencia ocasionada por el narcotráfico, por la cuestión migratoria, por el racismo, cuándo es despojo y cuándo es violencia de género.

“En la medida en que podemos nombrar y visibilizar estos mecanismos, pues también nuestro reto, creo, desde la investigación educativa, es saber cómo investigar, cómo acercarnos a estos contextos que son tan complejos”.

¿Qué sentido tiene hablar de violencia en educación?

Agustín Solano, estudiante de doctorado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), comentó que en el artículo Hacer escuela entre silencios. Docentes de telesecundaria en contextos de narcotráfico, que escribió en coautoría con la Mtra. Flor Trujillo Reyes, profesora de la Universidad Pedagógica Nacional-Ajusco, se analiza lo que ocurre en espacios escolares en zonas rurales de Guerrero.

En su trabajo tomaron como referente los testimonios de profesores que laboran en esas instituciones donde coinciden la escolarización y la guerra contra el narcotráfico -desatada desde 2006-. Los entrevistados mencionaron que a lo largo de sus años de servicio el narcotráfico ha estado presente en las zonas rurales, por ello conocen y asumen las condiciones de violencia que circunscriben su trabajo, el silencio -que modela su interacción con los estudiantes- y su posición como educadores ante los diversos acontecimientos que observan.

La escuela y la comunidad forman parte de una violencia sistemática que se reproduce constantemente y que va disminuyendo la voz y la autoridad pedagógica de los docentes al realizar su labor educativa”, subrayó Solano.

Agregó que hablar de la violencia en su artículo tiene que ver con visibilizar los efectos de la guerra contra el narcotráfico en las escuelas y entre miembros de la comunidad educativa, principalmente los docentes. “El sentido que tiene el hablar de la violencia en la educación, para el caso de nuestro artículo, es mostrar cómo da forma a las experiencias educativas. Al mismo tiempo, mostrar cómo los docentes asumen su trabajo de enseñar y no renuncian a seguir haciendo escuela”.

Colombia

La colombiana Yuri Páez, alumna de Doctorado en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), consideró que vale la pena reflexionar cómo la violencia ha tocado la educación, por ejemplo, con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa; los 14 mil niños, niñas y jóvenes retenidos por Estados Unidos en la frontera con México en el último año, muchos de ellos viajando solos desde sus países de origen.

Los mil 159 niños, niñas y jóvenes víctimas de minas antipersonas y restos explosivos en Colombia entre 1990 y 2016, muchos de esos restos dejados en inmediaciones de las instituciones educativas; los 160 millones de niños y niñas que trabajan en el mundo; y los mil 76 docentes que han  sido asesinados, los más de mil 800 desplazados, los 50 desparecidos, los 70 exiliados y los más de seis mil amenazados en Colombia en el periodo de 1985-2016.

En este contexto realizó una investigación en 2018-219 en dos escuelas rurales en Colombia -de lo que habla su artículo-, que tiene como centro la pregunta, cómo hacer escuela en espacios atravesados por conflictos que potencialmente amenazan el trabajo de la institución escolar.

Encontró que la violencia ha estado asociada a la precariedad o la ausencia del Estado. Esto quiere decir que la presencia de actores armados -guerrillas, organizaciones paramilitares y el ejército nacional-, además de los ataques a las infraestructuras, amenazan todo el tiempo el trabajo escolar de maestros, estudiantes y comunidades y, sobre todo, el proceso de paz firmado en 2016.

En ese marco, Yuri Páez recopiló el testimonio de niños, niñas y adolescentes en las zonas de conflicto armado en Colombia, algo, dijo, necesario para pensar la escuela en medio de ese entorno.

El también colombiano Esteban Morales, estudiante de doctorado de la Universidad de British Columbia, añadió que educar sobre paz y violencia se volvió algo indispensable, pues se ve a la educación como una herramienta esencial para transformar y construir culturas, estructuras y prácticas de paz, que lleven a las sociedades a ser mejores.

En este sentido, se deben entender las posibilidades que brinda la educación sobre la paz y la violencia de tres formas: como un proceso de construir paz; como una filosofía, una manera de ver el mundo; y como una pedagogía, una forma de relacionarse en el aula.

Resaltó que lo que ocurre en las comunidades también acontece en las aulas, por lo que hablar de violencia en los salones es una estrategia para procesar colectivamente lo que está pasando, para entender mejor, para generar soluciones entre todos y prepararse para un mejor futuro. Eso, en Colombia, significa hablar de porqué su comunidad ha sido tan golpeada por los impactos armados e intentar hacer algo al respecto. “Preparar a los estudiantes para esto es en sí un valor de la educación para la paz”.

Lo que pasa en el aula, agregó, también tiene consecuencias directas e indirectas en la comunidad, porque el potencial transformador de la educación para la paz no es exclusivo de las aulas, sino que permea a los padres de familia, a los vecinos, a los amigos; porque hablar de paz es siempre una  forma de relacionarse con el otro.

En contraposición, dijo que “no tiene sentido hablar de violencia y paz en la educación” cuando se pretenden imponer definiciones y prácticas de paz que violentan a las comunidades. Por ejemplo, cuando el Estado no busca entender las violencias particulares de las comunidades y cómo a ellas les gustaría vivir la paz, sino que pone sus definiciones de paz y violencia; o cuando el docente y el directivo no buscan entender la realidad de los estudiantes, sino enseñar desde una visión del conflicto que no tiene nada que ver con lo vivido.

Educar para la paz y en las violencias tiene sentido por su potencial de transformar comunidades, hacia dentro del aula y hacia fuera en las comunidades, pero sólo tiene sentido si nos preocupamos por escuchar la realidad de nuestros estudiantes, y no cuando buscamos imponer nuestra paz estática”.

Escuela y acuerdos

Por su parte, la Dra. Cimenna Chao Rebolledo, coordinadora de la Especialidad en Educación Socioemocional de la IBERO, mencionó que: “La escuela es un lugar de encuentros y desencuentros, un lugar para aprender a tomar acuerdos, aprender a convivir y a lidiar con las diversidades que nos distinguen, pero que a su vez nos conforman como sociedad y como comunidad escolar”.

Hablar entonces de violencia en el contexto escolar se debe a que puede suceder que en el desencuentro se genere violencia, ya sea incitada por la violencia heredada del contexto sociocultural, que puede condicionar las formas de pensar y de actuar.

O bien, puede que la violencia surja como un impulso al no poder regular las acciones ante estímulos que despiertan emociones conflictivas intensas, como ira, enojo, cólera, miedo, angustia o desprecio. “En cualquier caso, la escuela es el espacio para educar dichas reacciones, de manera que se puedan transformar en respuestas reflexivas, reguladas y asertivas.

Comentó que en 2019 la prueba PISA arrojo que en México 23% de los estudiantes reportaron haber sufrido bullying al menos una vez en la escuela; resultados que fueron mejores a los del 2014, donde 32% de los estudiantes reportaron lo mismo. Esto indica que las acciones pedagógicas emprendidas desde la escuela para combatir la violencia dan buenos resultados, sobre todo, si se trabaja en pos de la construcción de competencias emocionales que permitan desde el lugar de convivencia e interrelaciones que es la escuela, atender de manera preventiva la violencia.

“La escuela debe asegurar, dentro de su labor educativa, el bienestar integral de su comunidad, enseñando a orientar las emociones de manera productiva, a negociar de manera equitativa, justa y proactiva los conflictos, y llevando el diálogo y el juego…a los espacios de convivencia, como herramienta para la construcción de paz y bienestar”.

Además de las personas citadas, en la presentación del número LI-2  de la RLEE también tomaron parte la Dra. Hilda Patiño Domínguez y la Dra. Ximena González Grandón, directora y académica del Departamento de Educación de la IBERO, respectivamente; la Mtra. Flor Trujillo Reyes, docente de la Universidad Pedagógica Nacional-Ajusco; y la Mtra. Alejandra Luna Guzmán, de Gestión Editorial de Revistas Académicas Arbitradas del Departamento de Educación de la Iberoamericana, universidad jesuita de la Ciudad de México.  

Lee aquí el número LI-2  de la Revista Latinoamericana de Estudios Educativos (RLEE)

Este material se comparte con autorización de la Ibero

El presente articulo es propiedad de Desinformémonos.

Ibero Prensa (2021) Niños y niñas llevan sobre sus hombros los desafíos de las violencias: experto. Desinformémonos. Recuperado el 25 de Junio del 2021 en: https://desinformemonos.org/ninos-y-ninas-llevan-sobre-sus-hombros-los-desafios-de-las-violencias-experto/

Los abusos sexuales a niños y niñas en escuelas de la SEP

LA CADERA DE EVA | Sem México

—- | Viernes 4 de Junio del 2021 | — : —

Desde 2001, la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia (ODI) ha detectado 18 colegios donde se han cometido abusos sexuales a niños y niñas

En siete estados de la República Mexicana se identificaron casos de abuso sexual de niños y niñas en escuelas pertenecientes a la SEP, tanto en planteles públicos y privados, según el informe«Es un secreto». La explotación sexual infantil .

La forma de operar de los abusadores era en grupo, los infantes eran abusados por varias personas, obligados a tocar a otros de sus compañeros y presenciar actos sexuales entre adultos; hasta la fecha no ha habido una resolución del caso, de acuerdo con descripciones del estudio.

El lunes 31 de mayo le preguntaron al presidente en «la mañanera» sobre el informe y dijo que la secretaria de Seguridad Ciudadana informaría, lo que no ha sucedido. Ya publicado el informe, Delfina Gómez, titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) fue a la mañanera a hablar del regreso a clases y, entre otras cosas, dijo: «la escuela es el único espacio que pueden tener nuestros niños de una lucecita que pueden ver durante el día», no dijo nada del tema.

ABUSOS DE NIÑOS Y NIÑAS

Los abusos contra niños y niñas se han denunciado en siete entidades federativas, Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Baja California, Morelos, San Luis Potosí y Oaxaca.  Desde 2001, la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia(ODI) ha detectado 18 colegios donde se han cometido abusos sexuales a niños de forma organizada.

Cabe destacar que niños, niñas y adolescentes de contextos muy diversos son víctimas de este tipo de delitos. Sin embargo, resulta evidente que la vulnerabilidad en el contexto inmediato genera mayor riesgo. 64.8% de las víctimas en casos de explotación sexual en línea son niñas, el 31.1% niños, y en 4.15% de las imágenes se encuentran niñas y niños, de acuerdo con registros internacionales.

En la actualidad, la explotación sexual infantil se trata de un problema de enormes dimensiones, la cual genera enormes ganancias económicas. En el 2010 se reportó que tan solo en Me´xico, la explotacio´n sexual de nin~os y nin~as generaba 24 mil millones de do´lares anuales, por encima de la venta de armas y por debajo del narcotráfico, de acuerdo en el estudio.

Los casos identificados por la ODI son distintos a miles de casos de abuso sexual. Se han identificado patrones delictivos marcados por acciones organizadas entre varios adultos y perpetrados de manera masiva dentro de un plantel escolar.

Los comportamientos documentados podrían ser indicativos de que algunas escuelas han sido capturadas para la comisión de delitos de explotación sexual en línea.

La mayoría de los abusos se dieron en espacios visibles como el baño, la dirección, el salón, el patio y el cuarto de drenaje. Los niños mencionaron que hubo otros compañeros o adultos presentes mientras fueron agredidos.

OLEADA DE DENUNCIAS

En 2011 la entonces Procuraduría General de la República contactó a la ODI para dar seguimiento a denuncias de víctimas de menores de 3 y 5 años edad, de una escuela preescolar pública en Iztapalapa, la cual se ha identificado como Andrés Oscoy.

Se encontraron más de 30 casos de niños y niñas que habían sido abusados. De las declaraciones se encontró que 19 niños y niñas habían sido abusados por 10 personas dentro de plantel, lo preocupante fue que tantas personas dentro de la escuela fueran las agresoras.

Las agresiones se dieron en cinco lugares dentro de la escuela. 12 de los niños y niñas describen ser agredidos por más de un adulto de manera simultánea.

LAS AGRESIONES

Se reportó que dentro de la escuela Andrés Oscoy, en Iztapalapa, 13 de los niños se refirieron a tocamientos y actos de violación equiparada. Tres sufrieron violación. 11 de los niños y niñas describen haber sido golpeados, algunos narran que adultos se exhibían ante un grupo de alumnos o que exhibían la agresión en contra de un pequeño frente al grupo. Varios describen actos sexuales entre adultos que toman lugar durante la agresión.

Los infantes también narraron abusos extremos ejercidos con violencia. Algunas de las víctimas dijeron ser amarrados o amordazados y una niña dijo haber sangrado.

Los niños dijeron que los abusos se desarrollaban en el marco de los juegos. también, dijeron haber sido perpetrados con jeringas con agua, popotes o papeles sucios incluso manchados con excremento.

«Estas dinámicas resultarían incluso difíciles de creer y podrían ser entendidas como errores de interpretación. Sin embargo, no puede obviarse la consistencia entre los dichos de diversos niños y niñas de entre 3 y 4 años de edad. Niños y niñas describen ser ahorcados u obligados a lastimar a otros compañeros y compañeras. 5 niños y niñas refieren ser grabados o fotografiados», revela el estudio.

Una de las victimas de 5 años, de la escuela Andrés Oscoy habló de prácticas ritualistas, uso de disfraces y puestas en escena. Los agresores le dijeron a la menor que no era querida y no podía confiar en sus padres.

Actualmente, las afectaciones de la menor son graves incluyendo los periodos de ausencia o disociación  y tiene una necesidad compulsiva por escupir, con una constante sensación de asco.

Otro de los casos que llevó la DOF fue de una escuela a la que nombró «Escuela B». los niños y niñas dijeron ser llevados fuera  de la escuela donde eran abusados. Los investigadores que elaboraron el estudio mencionaron que pensar que fueron sacados era un mecanismo de defensa. Sin embargo, varios ser refirieron a este  hecho.

Lo niños y niñas dijeron ser obligados a tocarse entre ellos, algunos presenciaron la exhibición de un adulto incluso observar actos sexuales entre adultos.

ALTERACIONES

Los niños y niñas presentaron alteraciones preocupantes, un gran número de víctimas manifestó un comportamiento sexualizado compulsivo o anormal para la etapa de desarrollo. Algunos comenzaron a golpear a otros niños y niñas; comenzaron a orinar pese a tener control de esfínteres y tener pesadillas.

CÓMO ACOMPAÑAR A LOS MENORES

Jacqueline L’Hoist Tapia señala en su columna que debemos estar al pendiente de los niños y niñas, no nos dirán de forma directa si son víctimas de abuso sexual, ya que sus abusadores legan a decirles que es un juego, les meten miedo, les dicen que sus padres están de acuerdo, porque quienes abusan de ellos saben que tiene entre tres y cinco años y no saben que están viviendo abuso «ni si quiera conocen la palabra».

La ODI, la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia, dice que la mejor forma de lograr que un niño o niña cuente si le ha pasado algo, es transmitiendo mensajes de protección.

Con cuatro ideas clave para que puedan hablar sin temor:

-Si te pasó algo que no te gusta y me cuentas, yo te voy a creer.

-Si te pasó algo que no te gusta y me cuentas, yo te puedo proteger.

-Cuando pasan cosas que lastiman entre un adulto y un niño/a, nunca es culpa del niño/a. -Hay personas que cuentan mentiras a los niños/as para asustarles, pero lo que les dicen no es verdad. Y si después de esto sospechas que esté viviendo abuso, contáctate con dispensariodi.com.

¿Por qué sucede esto en nuestro país?

Las escuelas en México carecen de supervisión efectiva, de acuerdo con el estudio, el cual documenta que los casos sucedían en múltiples escuelas, donde los niños sufrían violencia de forma cotidiana, lo que resulta insostenible que fuera oculto.

«La práctica institucionalizada por la SEP de proceder con una investigación interna ante la denuncia de delitos graves, hace difícil distinguir entre la omisión y el encubrimiento», reporta el ODI.

Pese a que las fiscalías locales y a nivel federal se conocen los casos, no se han investigado de forma adecuada.

Además, los padres y madres carecen de información adecuada sobre cómo hablar con hijos e hijas para detectar posible violencia sexual.

Los niños y niñas carecen de información y medios accesibles para denunciar violencia. Los casos documentan patrones reiterados de que los niños y niñas eran severamente amenazados. Silenciados por el temor, manifestaban lo que estaba sucediendo a través de su comportamiento.

El presente articulo es propiedad de Sem México.

LA CADERA DE EVA (2021) Los abusos sexuales a niños y niñas en escuelas de la SEP. Sem México. Recuperado el 4 de Junio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/los-abusos-sexuales-a-ninos-y-ninas-en-escuelas-de-la-sep/

Niños y niñas, capaces de hacer investigación sobre ellos mismos

Pedro Rendón, IBERO recuperado de Desinformémonos

18 de mayo de 2021

Los niños y niñas son capaces de hacer investigación educativa sobre ellos mismos, por ellos mismos, y en calidad de ‘coinvestigadores’ pueden conseguir que alrededor de ellos se promuevan sus propias iniciativas, dijo la Dra. Heidi Fritz Macías, académica de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

El anterior fue uno de los hallazgos de Fritz en su investigación El proceso de amistad y la cultura de pares en el preescolar. Un estudio de caso donde los niños son coinvestigadores (con la cual se tituló del Doctorado Interinstitucional en Educación), en la que hizo uso del ‘método mosaico’; que consiste en el empleo de una diversidad de estrategias que permiten recuperar la voz de los niños/as, para escucharlos en su vida diaria, oír sus experiencias y ver su protagonismo como “expertos y ciudadanos activos en su realidad”.

Para no perder la riqueza del mundo en el que viven las niñas y niños (NN), desconocido para los adultos que hacen investigación educativa, quienes utilizan el método mosaico permiten a los infantes comunicarse y expresar lo que sienten y piensan, porque es más fácil preguntarles a ellas/os qué les interesa, qué les gusta y qué quieren aprender, “a estarlo tratando de identificar o interpretar nosotros como adultos”.

Después de escuchar “de viva voz” la experiencia de pequeños y pequeñas de tres y cuatro años de edad, como  protagonistas de su propia realidad, para entender cómo construyen el proceso de amistad, Fritz concluyó que ésta incluye seis elementos básicos -modelo explicativo desarrollado por ella en su investigación-: autenticidad, iniciativa, cooperación, diversión, complicidad y afectividad; que se dan en un contexto de confianza, respeto, empatía y resolución de problemas.

Para conocer el sentir, pensar y experiencias de las NN, no sólo de manera oral (entrevistas y conversaciones), la investigadora también se comunicó con ellos por medio de las herramientas de las que se disponen en el método mosaico: fotografías, videos, dibujos, sociogramas, esquemas, mapas y recorridos a sus lugares de interés, que los propios pequeños le proporcionaban y a través de los cuales le demostraron que “son capaces de hablar de su realidad y de su mundo”.

Al permitirles tener iniciativa, protagonismo y proponer soluciones a sus propias vidas, las NN se comienzan a involucrar en las situaciones cotidianas que los impactan y los impelen, lo que los hace personas muy situadas en su realidad, críticas y proactivasque, por ejemplo, en la investigación de la académica de la IBERO derivó en que las niñas y niños solicitaran a sus autoridades escolares que les llevarán a conocer una agencia de noticias -lo que ocurrió-, por el interés y gusto que les despertó usar grabadoras y cámaras para hacer entrevistas durante la investigación de Fritz.

Esta democratización y “emparejamiento de poderes” en la investigación educativa que usa el método mosaico implica respetar el derecho de todos los niños y niñas a participar en las decisiones que los involucran; ser bien tratados, protegidos y a que su estado emocional sea respetado; a saber para qué sirven los datos que se están recabando; a conocer los avances y los resultados de la investigación; a estar de acuerdo o no con la interpretación del investigador/a y a que la dé a conocer; y a decidir en qué momento quieren dejar de participar.

Niños/as constructores de cultura con capacidad de agencia

Al dar un contexto, previo a la participación de Fritz, el Dr. Marco Antonio Delgado Fuentes, docente de la Universidad de Derby (Reino Unido), dijo que en el giro posmoderno la investigación cualitativa en educación fue integrando las voces étnicas, las de las mujeres, las de la diversidad sexual y las de otros grupos que se fue entendiendo que formaban parte de la sociedad y que no habían estado propiamente representadas en la investigación; empero, en esta tendencia de la investigación cualitativa no se consideró a los niños y niñas (NN).

Sin embargo, los NN son capaces de construir cultura y tienen su propia cultura infantil. Y es que los NN hablan, intercambian opiniones y logran niveles de desarrollo más altos que cuando están solos; por eso es importante recuperar sus voces, lo que se logra con el método mosaico, un enfoque que busca destacar la voz de los niños, “pero no solamente como una forma de investigar a los niños sino, sobre todo, es una forma de investigar con los niños”, como sujetos activos que están realizando investigación.

En el enfoque posmoderno de Dahlberg y Moss se concibe a los niños como capaces de tener un pensamiento crítico, y cuando se les da la oportunidad, pueden construir cosas más allá de las expectativas que los adultos tienen cuando formulan su pensamiento acerca del preescolar, de la educación inicial (primaria), “pero que normalmente cuando estamos en ambientes muy prescriptivos, como la educación formal, lo que hacemos es que coartamos la posibilidad creativa de los niños; por lo menos en las escuelas”.

Las voces de los NN son cruciales, importantes y permiten tomar decisiones que han revolucionado la forma en la que se entiende cómo aprenden. Entonces, tener la posibilidad de escuchar lo que los niños están haciendo, es reconocer “que lo que podemos ofrecerles es mucho más amplio cuando lo hacemos junto con ellos”.
 
Es así que la sociología, la psicología y la etnografía han colaborado en la construcción de la imagen de un niño con capacidad de agencia, constructor de cultura, que comprende, interactúa y transforma el mundo en que habita. Esta noción está ya influyendo en la forma en la que se investiga a, y con los niños, en asuntos de sus vidas cotidianas, ya sea en las escuelas o en otros espacios.

En el método mosaico, los principios para trabajar con niños en el marco investigativo incluyen una variedad de métodos, para adaptarse a sus formas comunicativas, pues mientras los adultos siguen privilegiando el lenguaje, los niños, incluso quienes están en el periodo de adquisición del lenguaje, pueden comunicar cosas a través de dibujos, de fotografías, de representaciones de diversos tipos, y eso es lo que conforma precisamente al enfoque mosaico.

Es así que, concluyó Delgado: “La participación de los niños y familias en la investigación han generado nuevos temas en la construcción de una imagen de los niños activa, capaz y comprometida con sus compañeros. Existe ya cierta evidencia de que los servicios educativos, sociales y de salud pueden mejorarse y adaptarse a las necesidades de los niños”.

Este material se comparte con autorización de la IBERO

“El presente artículo es propiedad de la IBERO, recuperado de Desinformémonos

Rendón, P. (2021). Niños y niñas, capaces de hacer investigación sobre ellos mismos. Desinformémonos. Recuperado el 19 de mayo de 2021, de https://desinformemonos.org/ninos-y-ninas-capaces-de-hacer-investigacion-sobre-ellos-mismos/

Tribunal Supremo debe defender suspensión de operación de granja con 49 mil cerdos en la Península de Yucatán

Earth Justice | Biodiversidad LA

Martes 11 de mayo de 2021

Grupos conservacionistas, científicos, médicos y expertos en salud pública presentaron hoy un escrito legal en la Suprema Corte de Justicia de la Nación de México apoyando los reclamos constitucionales planteados por niñas y niños mayas, que se oponen a la aprobación y operación de una granja industrial de animales en la Península de Yucatán.

Foto: Greenpeace
Tribunal Supremo de México debe defender suspensión de operación de granja con 49 mil cerdos en la Península
 de Yucatán, exigen expertos en salud pública y conservacionistas

La demanda cuestiona la decisión de las autoridades mexicanas de permitir la operación industrial de 49 mil cerdos en un área ecológicamente sensible cerca del pueblo maya de Homún. La decisión de permitir la instalación masiva, a pesar de los riesgos para la calidad del aire, el agua y la salud humana, viola el derecho de las niñas y los niños mayas a un medio ambiente sano, así como la autonomía como pueblo indígena, según dice la demanda.

El caso, que ha resultado en la  suspensión de la operación de las instalaciones, está programado para ser escuchado por la Suprema Corte de México a finales de este año.

“La contaminación derivada de las granjas porcinas industriales ya ha degradado de manera desproporcionada enormes extensiones de tierra y agua de comunidades indígenas en la Península de Yucatán”, dijo Alejandro Olivera, representante en México del Centro para la Diversidad Biológica. “Agregar otra mega granja abrumará este frágil ecosistema con excrementos y gases nocivos de animales”.

El escrito amigo de la corte” presentado hoy, detalla evidencia científica sustancial sobre los daños graves e irreversibles a la salud humana y el medio ambiente asociados con las operaciones industriales de granjas porcinas. Estos daños incluyen la contaminación del agua, incluidos los cenotes, la emisión de contaminación atmosférica nociva, la propagación de patógenos peligrosos y la contribución al cambio climático.

Algunas de las personas que se unen al escrito de amigo de la corte” también son autores de la literatura científica citada en el escrito.

“Numerosos estudios científicos proporcionan evidencia de que las operaciones industriales de cerdos liberan contaminantes a las comunidades vecinas, donde afectan la salud y la calidad de vida de los vecinos. Tales operaciones se han asociado con aumentos en los síntomas respiratorios y de asma, presión arterial, estrés y ansiedad entre los residentes que viven cerca”, dijo la Dra. Jill Johnston, profesora asistente de Medicina Preventiva en la Facultad de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California, quien se unió al escrito de amigo de la corte”.

Las operaciones de granjas industriales de animales son contaminantes notorios. Se espera que la operación de esta granja en particular genere más de 272 millones de kilogramos de orina y heces cada año, más de lo que genera toda la población humana de Tijuana. Ese desperdicio se almacenará en pozos descubiertos y luego se eliminará en campos cercanos, una práctica empleada por muchas granjas industriales de animales en los Estados Unidos.

“La Península de Yucatán se ve frecuentemente afectada por huracanes, lo que probablemente hará que los pozos de desechos de esta instalación se desborden”, dijo la Dra. Ana María Rule, profesora asistente de salud e ingeniería ambiental y directora del Laboratorio de Evaluación de Exposición de la Universidad Johns Hopkins que se unió al amigo de la corte”. “Ya ha sucedido en los Estados Unidos varias veces en los últimos años, y no hay razón para creer que no sucederá en el ecosistema más frágil y único de la península de Yucatán”.

De hecho, como se documenta en el informe de Greenpeace  La carne que está consumiendo el planeta, el crecimiento desenfrenado de las operaciones industriales porcinas ya ha degradado el aire, el suelo y el agua de la península de Yucatán. Esos daños se agravarán si se permite que la instalación en cuestión funcione sin tecnología avanzada de gestión de residuos.

“La ganadería industrial pone en riesgo nuestra salud y la salud del medio ambiente. Este tipo de producción intensiva está cerca de los centros de población y las ciudades, lo que genera una mayor exposición a las enfermedades. Por eso debemos buscar una transición del modelo agroindustrial, hacia una producción agroecológica, sustentable y saludable que respete los ciclos de la naturaleza y garantice el respeto a los derechos de las personas”, dijo Viridiana Lázaro, campañista de Agricultura y Alimentación de Greenpeace México.

La Península de Yucatán alberga cuatro sitios protegidos por la Convención de Ramsar, un tratado intergubernamental que protege humedales espectaculares: Laguna de Términos, Reserva Estatal Geohidrológica Anillo de Cenotes, Parque Estatal Lagunas de Yalahau y Reserva de la Biosfera Ría Celestún.

La  Reserva Estatal Geohidrológica Anillo de Cenotes, ubicada en Homún en un sitio de importancia ecológica y mundial, es especialmente vulnerable a la contaminación de la operación de la granja. Los cenotes de la reserva son el hogar de especies amenazadas y en peligro de extinción, incluidos tres peces: la brótula ciega mexicana, la anguila ciega de cenote y el topote aleta grande.

Los cenotes también brindan áreas de descanso para las aves acuáticas durante su migración hacia el sur, y hábitat vital para especies nativas como la tortuga de caja yucatana, la salamandra lengua de hongo yucateca, la golondrina yucateca y la chara yucateca.

“El derecho mexicano e internacional requiere que las autoridades apliquen el principio precautorio, y el mensaje del principio precautorio es claro: debemos detener los riesgos inaceptables antes de que ocurran daños”, dijo Guillermo Zúñiga Martínez, abogado de Earthjustice. “Las operaciones industriales porcinas envenenan a los trabajadores y las comunidades, y amenazan el entorno único de Península de Yucatán. Las autoridades no deben esperar a que los niños se enfermen antes de reconocer lo que todos saben que es verdad: que es necesaria tecnología avanzada de tratamiento de desechos para proteger a las personas y el medio ambiente, y esta instalación debe adoptar una tecnología funcional avanzada antes de que se reanuden las operaciones”.

El mes pasado, el Centro para la Diversidad Biológica y Greenpeace México presentaron una petición formal a las autoridades mexicanas exhortándolas a respetar el derecho soberano de las comunidades indígenas conforme a la legislación mexicana y los derechos humanos básicos, incluida la autodeterminación y la consulta, sobre la concesión de permisos y la operación de explotaciones porcinas industriales en los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

Las organizaciones solicitaron al gobierno que aceptara una denuncia popular de 21 comunidades mayas que, solicitan una moratoria sobre todas las aprobaciones de nuevas operaciones de granjas cerdos industriales y expansiones de operaciones existentes, hasta que se respeten y resuelvan los derechos del pueblo maya y el daño continuo a la calidad del aire y el agua, la biodiversidad y la salud humana.

“Una extensa investigación científica ha documentado que las operaciones de confinamiento de cerdos a escala industrial que utilizan pozos de desechos y disposición en tierra pueden contaminar las aguas subterráneas, contaminar las aguas superficiales y emitir gases peligrosos al aire”, dijo Kelly Hunter Foster, Abogada Senior de Waterkeeper Alliance. “Está bien establecido que estas prácticas obsoletas representan amenazas sustanciales para las personas y los recursos naturales”.

Earthjustice presentó el escrito de hoy en su propia representación y en nombre del Centro para la Diversidad Biológica, Coastal Carolina Riverwatch, Greenpeace México, Waterkeeper Alliance y los expertos Larry Baldwin, Dr. Lawrence Cahoon, Dr. Meghan Davis, Dr. Mike Fliss, Dr. Jill Johnston, Dr. Robert S. Lawrence, Bob Martin, Dr. Arbor JL Quist, Dra. Ana María Rule, Dr. Kendall Thu, Dr. D’Ann Williams y Dr. Sacoby Wilson.

El Centro para la Diversidad Biológica es una organización nacional de conservación sin fines de lucro con más de 1.7 millones de miembros y activistas en línea dedicados a la protección de especies en peligro de extinción y lugares silvestres.

Greenpeace es una organización ambiental global, política y económicamente independiente que busca cambios en las políticas públicas, prácticas corporativas y cultura, para enfrentar las amenazas del cambio climático y detener la pérdida de biodiversidad a través de campañas disruptivas para incentivar la acción de la gente.

Earthjustice es la principal organización de derecho ambiental sin fines de lucro. Ejercemos el poder de la ley y la fuerza de la asociación para proteger la salud de las personas, preservar los lugares magníficos y la vida silvestre, promover la energía limpia y combatir el cambio climático. Estamos aquí porque la tierra necesita justicia.

Waterkeeper Alliance es un movimiento global que une a más de 350 grupos de Waterkeeper en todo el mundo y centra la acción ciudadana en los problemas que afectan a nuestras vías fluviales, desde la contaminación hasta el cambio climático. El movimiento Waterkeeper patrulla y protege más de 2.75 millones de millas cuadradas de ríos, lagos y costas en América, Europa, Australia, Asia y África.

Fuente:  Earthjustice

“El presente artículo es propiedad de Biodiversidad LA“.

Earthjustica (2021). Tribunal Supremo debe defender suspensión de operación de granja con 49 mil cerdos en la Península de Yucatán. Biodiversidad LA. Recuperado el 17 de mayo de 2021 de: https://www.biodiversidadla.org/Noticias/Tribunal-Supremo-debe-defender-suspension-de-operacion-de-granja-con-49-mil-cerdos-en-la-Peninsula-de-Yucatan

Aumentan a 200 los palestinos muertos en Gaza, entre ellos 59 menores

Palestina Libre, recuperado de Desinformémonos

17 de mayo de 2021

Los palestinos muertos en Gaza tras una semana de ataques israelíes, ascendieron este lunes a 200, entre ellos 59 menores, informó el Ministerio de Sanidad del Gaza.

Pese a los intensos bombardeos sobre la franja de esta madrugada, el Ministerio solo informó, de momento, de una víctima mortal más que la pasada noche, además de los 1.305 palestinos que fueron heridos desde el lunes por el intercambio de fuego. Testigos en la franja aseguraron que la aviación israelí llevó a cabo más de un centenar de ataques a lo largo de todo el enclave, hogar de más de dos millones de palestinos, que causaron fuertes explosiones y un pánico generalizado durante toda la madrugada.

La aviación también atacó carreteras y calles principales y destruyó viviendas e infraestructuras, la mayoría de las cuales se concentraban en la ciudad de Gaza, el norte y el sur del enclave. Las ambulancias y la defensa civil enfrentaron grandes dificultades de acceso y de movimiento para atender a los heridos.

Fuente: www.elperiodicodearagon y agencias

Publicado originalmente en Palestina Libre

“El presente artículo es propiedad de Palestina Libre recuperado de Desinformémonos

Palestina Libre. (2021). Aumentan a 200 los palestinos muertos en Gaza, entre ellos 59 menores. Desinformémonos. Recuperado el 17 de mayo de 2021, de https://desinformemonos.org/aumentan-a-200-los-palestinos-muertos-en-gaza-entre-ellos-59-menores/

El Consejo Ciudadano y su apoyo a mamás con fatiga por pandemia de Covid-19

ContraRéplica

09 de mayo de 2021, 13:56

El Consejo Ciudadano y su apoyo a mamás con fatiga por pandemia de Covid-19
Imagen: Cuartoscuro

El Consejo Ciudadano Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México ha brindado apoyo a las madres capitalinas que han presentado algunos problemas durante la pandemia de Covid-19, como la fatiga. De acuerdo con datos del organismo, entre marzo de 2020 y abril de este año se ha brindado apoyo por fatiga emocional a 197 mujeres.

Ante la fatiga pandémica y los nuevos roles que trajo consigo el confinamiento, las madres mexicanas han sabido sobreponerse y ajustar sus necesidades, principalmente de salud mental, comentó el presidente de la institución Salvador Guerrero Chiprés.

“Este agotamiento emocional está relacionado con cuatro factores: las madres o encargadas de la crianza se han visto rebasadas por los roles de educadoras y de cuidadoras, además de enfrentar, en muchos casos, el desempleo y también su papel de esposas”, dijo el presidente del organismo.

Las mujeres que contactaron al Consejo manifestaron sentirse desbordadas, cansadas, desorientadas y sin tiempo para ellas mismas, con un significativo impacto en su estado de ánimo. Los datos indican que una de cada tres madres tiene entre 31 y 45 años de edad, y tres de cada cinco llamadas proceden de la Ciudad de México.

El 58% de las mamás que buscaron ayuda de las y los psicólogos del Consejo manifestaron agotamiento por el cuidado de los hijos, 17% por las atenciones que han dedicado a adultos y 16% por las labores del hogar.

Además, en los primeros cuatro meses de este año 309 mamás han solicitado al Consejo Ciudadano apoyo psicológico para sus hijos, principalmente por ideación suicida, problemas de conducta, adicciones, agresividad, ansiedad y fatiga pandémica.

El 42% de las madres tienen entre 36 y 50 años, y además de la CDMX, llaman del Estado de México, Veracruz, Guanajuato, Guerrero y Morelos, principalmente.

Se aconsejó crear redes de apoyo para las madres dentro del hogar, como el establecimiento de horarios y roles de cuidado y educación entre todos los integrantes.

El Consejo Ciudadano ofrece apoyo psicológico gratuito, 24/7, a cualquier sitio del país a través de la Línea Mujer y Familia y el Chat de Confianza, ambos con número 55 5533 5533.

Imagen: Cuartoscuro

“El presente artículo es propiedad de ContraRéplica

ContraRéplica. (2021). El Consejo Ciudadano y su apoyo a mamás con fatiga por pandemia de Covid-19. ContraRéplica. Recuperado el 11 de mayo de 2021, de https://www.contrareplica.mx/nota-El-Consejo-Ciudadano-y-su-apoyo-a-mamas-con-fatiga-por-pandemia-de-Covid-19-20219535

‘Familias indígenas, o comen, o le ponen saldo al celular para las clases de los niños’

Las clases en línea y a través de la televisión son un reto para las comunidades indígenas. Muchas familias no tienen dinero para comprarse una TV ni para recargar el saldo del celular.

Manu Ureste (@ManuVPC), Animal Político

09 de mayo de 2021

Jesus Santamaría

Roberto Cruz

Maestro indígena mazahua, 65 años

Este año de pandemia ha sido un gran reto y también una gran desesperación. Porque, la mera verdad, nadie estaba preparado para esto tan terrible que estamos viviendo. Y los maestros tampoco, claro. No estábamos preparados ni académicamente para dar clases a distancia, ni tampoco tenemos la infraestructura educativa necesaria. 

Mire, yo soy de una comunidad de habla mazahua que se llama San Antonio Metepec, en el municipio mexiquense de San Felipe del Progreso. La comunidad está ahí por una lomería llamada ‘El Cerro de la Luna’, y es una zona donde, por lo regular, no hay buena cobertura telefónica, ni Internet. De hecho, muy pocas personas tienen una televisión. Por eso, lo de las clases por la televisión no ha funcionado. Porque muchas familias no tienen dinero para comprarse una. Y las pocas que sí tienen el aparato, pues los niños prefieren ver caricaturas a estar viendo las clases. Eso es así. Máxime, si los padres tienen que salir a buscar trabajo y los chavos se quedan solos en casa. 

El trabajo de su servidor consiste en recorrer las comunidades rurales donde, de plano, muchos padres no tienen acceso a un celular, computadora, o televisión, y les voy dejando hojas impresas con el material didáctico. Luego le pregunto a los niños cuáles son las dudas que anotaron en sus cuadernos y también le pregunto a los padres. Aunque, bueno, los padres tampoco es que puedan ayudar mucho a sus hijos: la mayoría no sabe resolver operaciones matemáticas, ni pueden ayudarles con el desarrollo de la comprensión lectora, porque no saben leer ni escribir. Son analfabetas. Y eso también ha sido un gran problema en esta nueva educación a distancia.

Además, a muchos padres tampoco les interesó esto de la educación a distancia. A algunos porque de plano les valió. Y a otros porque están muy ocupados tratando de ver cómo le hacen para salir adelante en pandemia. 

Por eso muchas familias llegan y me dicen: ‘Mire profe, o le pongo saldo al teléfono para las clases del niño, o le doy de comer a mi familia. No podemos hacer más’. Y en esos casos, ¿qué les dices? Yo trato de convencerlos de que tienen que hacer un esfuerzo todavía mayor para que sus hijos sigan estudiando, para que no abandonen la escuela. Pero tampoco puedo reprocharles nada a esas personas, porque muchos no tienen para comer. 

Y sí, todos sabemos que es obligación del Estado y del municipio respaldar la educación de la comunidad, del pueblo. Pero, la realidad es que cada uno tiene que buscarse la vida, mijo. Y los maestros también.

Te pongo un ejemplo: nadie nos apoya para hacer los recorridos por las comunidades. Somos nosotros, con dinero de nuestra bolsa, los que asumimos esos gastos. E igual pasa con el servicio de Internet y de teléfono para dar las clases: lo tenemos que pagar los profesores, como también pagamos las hojas y las copias para que los niños hagan sus tareas y estudien.  

Lamentablemente, a pesar de todo ese esfuerzo, sí está habiendo muchos niños que dejaron la escuela. Son niños que, en su mayoría, se quedaron solos porque sus padres, agricultores y comerciantes ambulantes, no dejaron de salir a buscar trabajo y a tratar de sobrevivir. Y esto ha provocado que se expongan mucho más al virus, porque por la falta de ventas se tienen que estar moviendo a otras localidades y el riesgo de contagio es mayor. Y claro, muchas de esas personas ya murieron.

Ahí tengo el caso de Jocelyn, una niña mazahua de ocho años que está en segundo grado. Ella perdió a buena parte de su familia. De hecho, solo le quedó la mamá, que apenas va saliendo del virus. Como ya te imaginarás, son niños que se quedan muy lastimados psicológicamente y que, además, se quedan en una incertidumbre todavía mayor porque el sustento de sus casas ya no está. 

En casos cómo este, tú como maestro tampoco puedes exigirle nada. Al contrario, tienes que ayudarlos, darles tu solidaridad, ser más comprensivo, y tratar de que vayan haciendo poco a poco las tareas para que no se queden muy rezagados y no terminen por abandonar la escuela. 

Ahora, la pandemia no solo ha afectado a los alumnos. También a los maestros nos ha pegado muy duro. Yo mismo, tu servidor, he perdido a veinte integrantes de mi familia por ese maldito virus. ¡Veinte! En un solo día llegué a perder a cuatro de un jalón. Fue algo terrible. 

Al menos ya tenemos la vacuna, ¡bendito Dios! Y a las personas de la tercera edad de la comunidad ya se la están aplicando. Aunque eso tampoco es suficiente para regresar a las clases presenciales, como quieren nuestras autoridades. Porque la mayoría de los padres de familia aún no están vacunados, los niños tampoco, y los profesores mucho menos. 

La mera verdad, hay mucha preocupación entre los maestros por este tema. Porque claro que queremos volver a la normalidad, pero primero está la salud de uno, de su familia, y también la de los niños. Y pues tampoco se trata de regresar como sea, por mucho que cuando te ven por la calle lo primero que te dicen desesperados los padres es: ‘¿Cuándo regresan las clases? ¡Ya no aguanto más a estos chamacos en casa!’.

No se crea, yo también le tengo miedo al virus, cómo no. Tengo 65 años y uno nunca sabe cómo va a reaccionar el cuerpo a esa edad. 

Imagínese, yo empecé a dar clases allá por 1972; soy de la primera generación de maestros indígenas en el Estado de México. En aquel entonces no había pandemia, pero también eran tiempos muy duros. Tenía que ir de comunidad en comunidad a dar clases, y ni carreteras de concreto había. Así que me aventaba kilómetros caminando bajo el sol y el frío para llegar a los pueblitos, donde no había ni luz eléctrica. Y mi infancia no fue mucho más fácil: iba descalzo a la escuelita con un lapicito de un cuartito, que casi ni se podía agarrar. Mis hermanos y yo vivíamos con mi madre en un cuartito, y nos tapábamos del frío con costales porque la cobija no alcanzaba para todos. 

He batallado mucho, la verdad. Aunque aún me siento con fuerza para seguir apoyando a los jóvenes. Porque, precisamente, por eso soy maestro: para ayudar a los demás. Y por eso creo que este virus, con todo y que ha traído mucho dolor, nos está enseñando una gran lección: que debemos ser más solidarios y humanos con los que tienen dificultades para salir adelante. 

De que aprendamos bien esta lección dependerá el futuro de nuestros jóvenes. 

“El presente artículo es propiedad de Animal Político

Ureste, M. (2021). ‘Familias indígenas, o comen, o le ponen saldo al celular para las clases de los niños’. Animal Político. Recuperado el 10 de mayo de 2021, de https://www.animalpolitico.com/2021/05/familias-indigenas-comen-saldo-celular-clases-ninos/