Restaura Biden derechos a homosexuales y transgénero anulados por Trump

Durante una Marcha por la Unidad e Igualdad de la comunidad LGBTI, frente a la Casa Blanca, el 11 de junio de 2017.
Durante una Marcha por la Unidad e Igualdad de la comunidad LGBTI, frente a la Casa Blanca, el 11 de junio de 2017. Foto Ap

Ap  | La Jornada

Washington | Lunes 10 de Mayo del 2021 | 10:18am

Estados Unidos protegerá a las personas homosexuales y transgénero contra la discriminación sexual en el área de salud, anunció el lunes el gobierno de Joe Bien, revocando una política de la administración de Donald Trump de diluir los derechos legales de esa comunidad en el campo de atención médica.

La acción del Departamento de Salud y Servicios Humanos afirma que las leyes federales que prohíben la discriminación sexual en la atención médica también protegen a los gays y transgénero. La administración Trump había definido “sexo” como el género asignado al nacer, dejando sin protección legal a las personas transgénero.

“El miedo a la discriminación puede llevar a las personas a renunciar a los cuidados, lo que puede tener consecuencias negativas para la salud”, dijo el secretario de Salud, Xavier Becerra, en un comunicado. “Todos, incluidas las personas LGBTQ, deberían poder acceder a la atención médica, sin discriminación o interferencia, punto”.

Becerra dijo que la política de la administración Biden alineará al Departamento de Salud con una decisión histórica de la Corte Suprema que estableció que las leyes federales contra la discriminación sexual en el trabajo también protegen a los homosexuales y transgénero.

La acción del lunes significa que la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Salud investigará nuevamente las quejas de discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género. Hospitales, clínicas y otros proveedores médicos podrían enfrentar sanciones por violar la ley.

Esta medida básicamente restablece la política establecida durante la ley de salud conocida como Obamacare —que impulsó el expresidente Barack Obama— y que prohibía la discriminación sexual en la atención médica, incluyendo a los gays y transgénero. Dicha política se basaba en una amplia comprensión de la sexualidad moldeada por el sentido interno de una persona de ser hombre, mujer, ninguno o una combinación.

El presente articulo es propiedad de La Jornada.

Ap  (2021) Restaura Biden derechos a homosexuales y transgénero anulados por Trump. La Jornada. Recuperado el 10 de Mayo del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/notas/2021/05/10/sociedad/restaura-biden-derechos-a-homosexuales-y-transgenero-anulados-por-trump/

Arranca en EU reunificación de familias migrantes separadas

Familia migrante en la frontera de El Paso, Texas.
Familia migrante en la frontera de El Paso, Texas. Foto Afp / Archivo

AFP  | La Jornada

Washington | Lunes 3 de Mayo del 2021 | 17:19pm

Estados Unidos va a comenzar a reunir esta semana a algunas familias migrantes separadas durante el gobierno del expresidente republicano Donald Trump, anunció este lunes el secretario de Departamento de Seguridad Interior (DHS), Alejandro Mayorkas.

Mayorkas indicó que cuatro madres que huyeron de “situaciones extremadamente peligrosas en sus países de origen” van a ser reunidas con sus hijos tras haber sido separados en la frontera entre Estados Unidos y México.

Mayorkas celebró este avance después de que el gobierno de Joe Biden estableciera un equipo especialmente dedicado a rastrear a las familias y reunirlas, encabezado por el propio secretario.

“El grupo de trabajo ha realizado un progreso crítico en unos pocos meses y va a seguir trabajando sin descanso para darle a las familias la oportunidad de reunirse y sanar”, indicó Mayorkas, que es el primer latino y el primer inmigrante en encabezar este Departamento que se ocupa -entre otras tareas- de la seguridad en la frontera.

La política de Trump de “tolerancia cero” a la inmigración irregular comenzó a ser aplicada en 2017 y fue anunciada formalmente en 2018. Mediante la separación de las familias -en su mayoría centroamericanos huyendo de la violencia- el gobierno republicano buscaba disuadir a los migrantes de que emprendieran el viaje al norte.

Joe Biden anunció que va a subir a 62 mil 500 la cuota anual de refugiados que admitirá el país, después de que su decisión de mantener el mínimo de 15 mil marcado por el gobierno anterior generara una ola de críticas.

El presente articulo es propiedad de La Jornada.

AFP (2021) Arranca en EU reunificación de familias migrantes separadas. La Jornada. Recuperado el 4 de Mayo del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/notas/2021/05/03/mundo/arranca-en-eu-reunificacion-de-familias-migrantes-separadas/

Señalan a Pompeo por violaciones éticas cuando era Secretario de Estado

Mike Pompeo, ex secretario de Estado de EU está inmerso en una campaña para ser el candidato republicano a la presidencia de EU en 2024.
Mike Pompeo, ex secretario de Estado de EU está inmerso en una campaña para ser el candidato republicano a la presidencia de EU en 2024. Foto Afp

AFP | Forbes

Washington | Viernes 16 de Abril del 2021 | 20:46pm

El ex jefe de la diplomacia estadunidense, Mike Pompeo, y su esposa Susan asignaron tareas personales a agentes pagados con dinero de los contribuyentes, una violación ética mencionada en un informe del inspector general del Departamento de Estado presentado este viernes.

Estas acusaciones son el resultado de investigaciones internas que desataron una animada polémica cuando el ex presidente Donald Trump destituyó, en mayo de 2020, a petición de Pompeo, por entonces su secretario de Estado, al inspector general que acababa de abrir esta investigación.

Pero las indagaciones continuaron, incluso después de la llegada a la Casa Blanca del demócrata Joe Biden, en enero pasado.

Y su resultado llega en momentos en que Pompeo está inmerso en una campaña con miras a postularse a la candidatura republicana para las elecciones presidenciales de 2024.

No pasa un día sin que el ex secretario de Estado ataque al gobierno de Biden.

La oficina del inspector general constató que Pompeo y su esposa encargaron en más de cien oportunidades “tareas de naturaleza personal” a un “agente reclutado en base a criterios políticos y a otros funcionarios del gabinete del secretario de Estado”, indica el informe.

“Estos pedidos no cumplen con las normas éticas del Departamento de Estado” y del gobierno de Estados Unidos, dijo el inspector, cuyos servicios se encargan de monitorear de manera independiente el ejercicio del poder por parte del titular de la diplomacia.

El año pasado, Pompeo calificó estas sospechas como “locas”, acusando al inspector que abrió la investigación, Steve Linick, de ser un “actor nefasto”.

De acuerdo al informe, la pareja pidió a un “consejero” que paseara a su perro y que hiciera más de 30 reservas en restaurantes para comidas privadas, como un brunch dominical en la Cheesecake Factory.

Susan Pompeo también pidió a los empleados del Departamento de Estado que se encargaran de adquirir obsequios para sus anfitriones cuando fueran invitados a la casa de un reportero de televisión o de un comentarista político.

Además, el inspector señaló que el hijo de la pareja, Nick Pompeo, se había beneficiado de un descuento normalmente reservado para el personal del gobierno en una habitación de hotel cuando había acompañado a sus padres a un partido de futbol americano presentado como un viaje oficial.

Sin embargo, el informe no recomienda ninguna medida punitiva contra Mike Pompeo, quien recientemente fue reclutado por el canal conservador Fox News como comentarista político.

El exsecretario de Estado, el más leal al expresidente republicano de los ministros trumpistas, ha sido acusado repetidamente por los demócratas de utilizar su cargo para obtener beneficios políticos, organizando por ejemplo cenas con personalidades y donantes conservadores en el Departamento de Estado.

El presente articulo es propiedad de la Jornada.

AFP (2021) Señalan a Pompeo por violaciones éticas cuando era Secretario de Estado. La Jornada. Recuperado el 16 de Abril del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/notas/2021/04/16/mundo/senalan-a-pompeo-por-violaciones-eticas-cuando-era-secretario-de-estado/

Preocupa a Joe Biden el tráfico de niños a través del Muro

AFP cruzando el muro.jpg
Foto/AFP

Redacción Sin Fronteras | La Jornada

Nuevo México | Jueves 1 de Abril del 2021 | — —

El tráfico de niños menores de edad a través de la frontera, ha disparado las alarmas de la patrulla fronteriza, pero también del partido demócrata que ven en este tipo de acciones a la desesperada un obstáculo creciente para hacer realidad una reforma migratoria justa y comprensiva como ha prometido el presidente, Joe Biden.

Las imágenes filtradas por personal de la patrulla fronteriza a distintos medios, en el momento en que dos niñas ecuatorianas de tres y cinco años son lanzadas sobre la valla fronteriza de cuatro metros que marca la frontera entre Estados Unidos y México en medio de la noche, sólo ha servido para agitar el debate en contra de una reforma migratoria y a favor de mantener la política de cero tolerancia impulsada por el hoy ex presidente, Donald Trump.

“El martes en la noche un agente en Santa Teresa que utilizaba una cámara tecnológica observó a un traficante lanzando a dos menores por una barrera fronteriza de 14 pies de alto (4 metros)”, informó ayer  la patrulla fronteriza en un comunicado.

El operador de la cámara alertó a agentes de un retén que se dirigieron a la remota localidad donde ocurrió el incidente. Las imágenes fueron casi de inmediato filtradas a medios como Breibart News, uno de los enclaves de la extrema derecha.

“Al presidente le preocupa este tipo de incidentes y por ello nosotros hemos insistido en los mensajes que hemos dirigido a la región para tratar de advertir a los habitantes de Centroamérica que este no es el momento de venir a Estados Unidos. Exponen a sus hijos a graves riesgos y peligros cuando los ponen en manos de traficantes de menores”, aseguró Jean Psaki, la portavoz de la Casa Blanca al abordar este caso de menores de edad que fueron abandonados en una zona desértica de Nuevo México.

Según informó la patrulla fronteriza, las niñas fueron transportadas a una estación de CBP en Santa Teresa, en Nuevo México, para ser evaluadas por personal médico y luego fueron llevadas a un hospital que las dio de alta y actualmente están en custodia de ese organismo.

“Estoy consternada por la forma en la que los traficantes arrojaron vilmente a menores inocentes de una barrera de 14 pies la noche pasada”, dijo la jefa de la sección fronteriza de El Paso, Gloria I. Chavez.

Chavez señaló que los agentes estadounidenses están trabajando con las autoridades en México para identificar a los responsables.

“Si no fuera por la vigilancia de nuestros agentes utilizando tecnología móvil, estas dos hermanas de muy tierna edad habrían quedado expuestas a las rudas condiciones del desierto durante horas”, agregó.

Estados Unidos enfrenta un fuerte aumento en las llegadas a la frontera de migrantes, principalmente centroamericanos que dicen huir de la pobreza y la violencia en sus países, con un promedio reciente de casi 500 niños no acompañados que cruzan cada día.

El gobierno del presidente Joe Biden enfrenta crecientes presiones para gestionar la situación en la frontera y albergar a los menores no acompañados.

Según estadísticas oficiales, el martes el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) tenía a su cuidado 12.918 niños migrantes, mientras que CBP albergaba a 5.285.

con material de agencias

El presente articulo es propiedad de la Jornada.

Redacción Sin Fronteras (2021) Preocupa a Joe Biden el tráfico de niños a través del Muro. La Jornada. Recuperado el 1 de Abril del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/sin-fronteras/2021/04/01/preocupa-a-eu-el-trafico-de-ninos-no-acompanados-a-traves-del-muro-278.html

Crisis Migratoria

1616368794687.jpg
Foto agencias

Jorge Durand | La Jornada

Ciudad de México | Lunes 29 de Marzo del 2021 | — —

La crisis migratoria vuelve al primer plano nacional e internacional y todos los sectores involucrados, menos uno, han salido perjudicados.

Lo que desató las alarmas es el nivel de aprehensiones que reporta cada mes la patrulla fronteriza. En mayo pasado fueron retenidos cerca de 100 mil migrantes, una cifra muy elevada y fuera de lo normal, y se estima que a fines de marzo podría llegar a 170 mil.

Un poco más de la mitad son personas mayores de edad y en este grupo se incluye a un buen grupo de migrantes mexicanos, pero también hay familias y menores no acompañados de origen centroamericano. Estos últimos se han ido incrementando en los meses recientes, fueron detenidos 5 mil 500 en enero, 9 mil 300 en febrero y en lo primeros 20 días de marzo ya se habían contabilizado a 11 mil. Por su parte, en cuanto a los grupos familiares, fueron detenidas 32 mil personas, aunque propiamente no son capturadas, sino simplemente se entregan a la patrulla fronteriza y solicitan refugio, al igual que los menores no acompañados

Varias razones explican este incremento. La política migratoria de Trump, brutalmente represiva, ciertamente operó como un factor disuasivo. A esto hay que añadir el cierre de fronteras por la pandemia, que dificultó el tránsito de los migrantes. Estos dos elementos, que operaron como factores disuasivos, se liberaron a comienzos de año, con la llegada de las vacunas y el cambio de gobierno en Estados Unidos.

Al mismo tiempo, el mensaje de Joe Biden de una reforma migratoria y un cambio radical en la política de refugio fue interpretado como un signo de apertura, que fue aprovechado por las mafias que trafican personas migrantes para inducir su salida.

El principal perjudicado por al crisis migratoria puede ser el gobierno de Joe Biden, lo que había ganado con el manejo de la pandemia puede perderlo con un mal manejo de la crisis migratoria. No es fácil, pero resulta alentador que quieran ir a la raíz del problema. Y no poner un parche más, como se hizo en 2014 con Obama y en 2019 con Trump.

En segundo lugar, México también se vio afectado por la crisis migratoria. La pandemia era una excusa perfecta para contener el flujo migratorio, pero ciertamente relajaron los controles y provocaron un incremento notable de migrantes en tránsito que se dirigen a Estados Unidos. La reacción de la Casa Blanca ha sido clara, al enviar una delegación de alto nivel, con Roberta Jacobson a la cabeza. Pero en el futuro la relación con la nueva administración demócrata depende del manejo que tenga México con respecto al tema migratorio. En tres meses pasaron por el territorio mexicano 25 mil menores de edad no acompañados y nadie se dio cuenta.

La relación con la administración Biden dependería de cómo México coopere para paliar la crisis migratoria. De hecho, antes de que llegara la delegación, ya se habían puesto las pilas en el Instituto Nacional de Migración. Pero la apuesta del presidente estadunidense es ahora mucho mayor, al encargar a Kamala Harris el asunto migratorio.

En tercer lugar, también se verán afectados los migrantes mismos. No es un momento adecuado para emigrar. Todavía no se ha puesto en marcha, al cien por ciento, la economía estadunidense, existe mucho desempleo entre la población migrante radicada en Estados Unidos y la llegada de parientes podría complicar su situación.

Tampoco es seguro que los recién llegados puedan encontrar trabajo, el sistema de refugio en Estados Unidos, a diferencia de otros, no otorga beneficios y ayudas, simplemente se recarga en los familiares o contactos que los migrantes tienen en ese país.

Para los migrantes no acompañados, que no tengan parientes, el panorama también es incierto y nada promisorio. Tendrán que quedarse en centros de confinamiento o en familias sustitutas que reciben dinero por acoger a personas sin hogar. Un panorama muy poco halagador. Más allá del shock que significa para un joven abandonar su escuela, el barrio, la familia, los amigos, deben enfrentarse a otra cultura, otro idioma, otras reglas del juego.

Pero quizá el saldo negativo más importante sea el peligro que ronda en torno de la reforma migratoria. Once millones de migrantes han esperado más de 20 años por una reforma integral y compasiva, como la que propone Biden. La crisis abona a polarizar las posiciones y dificultar las negociaciones en el Congreso y el Senado. La mayoría precaria de los demócratas no es suficiente para lograr un avance en ese sentido.

En realidad, los únicos beneficiarios de la crisis migratoria son las mafias de traficantes de personas. El tráfico de drogas, de armas y de personas es de los negocios más redituables que existen en el mundo. Pero sólo se combate el tráfico de drogas, el de armas nunca le ha preocupado a Estados Unidos y tampoco el de personas.

Si se quiere hacer algo para superar la crisis, se debe empezar por combatir a los traficantes, desmantelar sus redes, sus casas de seguridad, sus vínculos con las policías, aplicar la extinción de dominio a unidades de transporte, hoteles y casas donde los esconden, combatir la extorsión que se hace a través de los sistemas de transferencia y procesar a los traficantes.

Hay que criminalizar a los criminales, no a los migrantes.

El presente articulo es propiedad de La Jornada.

Jorge Durand (2021) Crisis Migratoria. La Jornada. Recuperado el 30 de Marzo del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/sin-fronteras/2021/03/28/crisis-migratoria-539.html

EU encarga a Harris tratar con México y CA control de flujo migratorio

Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos.
Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos. Foto Ap

David Brooks, corresponsal  | La Jornada

Nueva York | Miércoles 24 de Marzo del 2021 | 20:36

La vicepresidenta Kamala Harris se encargará de dirigir los esfuerzos de Estados Unidos con México y Centroamérica para controlar el flujo migratorio, un tema que ha regresado el centro del debate político en Washington a pesar de que no existe una crisis migratoria en la frontera suroeste de Estados Unidos.

Expertos denuncian que republicanos antimigrantes y buena parte de los medios han promovido una narrativa empíricamente falsa que ha detonado un debate tanto dentro del país como en las relaciones bilaterales con México y Centroamérica, llevando a que algunos concluyan que la crisis migratoria está en Washington, no en la frontera.

Aunque el gobierno de Joe Biden ha rechazado calificar como crisis el incremento del flujo migratorio y sobre todo el de menores de edad no acompañados, republicanos incluyendo al ex presidente Donald Trump y el actual líder de la minoría en la cámara baja entre otros -además de varios medios nacionales-, han logrado imponer esa narrativa y hasta definirla como la “crisis fronteriza Biden”.

Fue en este contexto que Biden anunció hoy que su vicepresidenta Harris (hija de migrantes) coordinará el esfuerzo estadunidense para controlar el flujo migratorio y subrayó que “esta oleada que estamos manejando empezó con el último gobierno, pero es nuestra responsabilidad manejarla de manera humana….”.

La tarea de Harris, declaró, es supervisar los esfuerzos diplomáticos estadunidenses con México y los países del triángulo del norte (Guatemala, El Salvador, Honduras) sobre asuntos migratorios y promover a la vez una estrategia de largo plazo para abordar “las causas de fondo” de la migración, y “ya estamos hablando sobre ello con México; ella ya lo ha hecho”.

Harris agregó que hay múltiples factores detrás de la migración y “mientras estamos claros en que la gente no debe venir a la frontera ahora… tenemos que abordar las causas a fondo”. Para ello, dijo, “colaboremos que México y otros países” del hemisferio, y en particular con el gobierno y organizaciones civiles en Guatemala, Honduras y El Salvador.

Desde un inicio, el gobierno de Biden ha reiterado que la solución al flujo inmigrante “irregular” no tiene solución en la frontera, sino que es necesario abordar los “problemas de fondo” sobre todo en Centroamérica y México como también a través de una reforma migratoria integral en Estados Unidos.

Pero durante las últimas semanas, el gobierno de Biden perdió el control de la narrativa y a la vez no se preparó lo suficiente para impulsar el giro en la política migratoria sobre todo en la frontera, y con ello se volvió vulnerable a la manipulación del tema por fuerzas antimigrantes y se ganó las críticas de agrupaciones defensoras de migrantes por su manejo, hasta ahora poco efectivo, de los menores de edad no acompañados.

Fue en ese contexto político en que Biden se encontró a la defensiva y en el cual se despacharon delegaciones de funcionarios a la frontera suroeste y esta semana a México y Guatemala y hoy se designó a Harris.

¿Crisis?

Pero según expertos, las dimensiones del flujo en la frontera hoy día aún son mucho menores al pico registrado en 2019, no son sorprendentes, y están muy por abajo (a la mitad) de los flujos a mediados de 2000 como durante la presidencia de Barak Obama en 2014 que sí llegaron a dimensiones de crisis.

De hecho, el incremento del flujo se inició en abril de 2020 cuando Trump ordenó expulsar a todo inmigrante interceptado en la frontera bajo el pretexto de la pandemia. Hoy día se sigue expulsando de inmediato a por lo menos un 72 por ciento de todos los interceptados cruzando la frontera -las cifras cuentan el número de expulsiones y no de individuos, o sea muchos (algunos cálculos son de un 30 por ciento) de los expulsados son la misma persona intentando cruzar múltiples veces, según un análisis el American Migration Council, la cual descarta que esta coyuntura “es única o sin precedente” al recordar las “oleadas” en  2014, 2016, 2018 y 2019

El Southern Poverty Law Center señala que no hay ninguna evidencia de que el mensaje de la Casa Blanca influya en los flujos, ya que durante el mensaje antimigrante de Trump se incrementaron dramáticamente los flujos. A la vez, Efrén Olivares, subdirector legal del proyecto de inmigración de la organización, señaló que “la gente no huye de sus hogares porque hay un nuevo presidente… lo hacen porque no tienen otra opción y frecuentemente porque su país de origen se ha deteriorado como resultado de décadas de políticas intervencionistas de Estados Unidos”.

La Oficina en Washington para America Latina (WOLA) ha documentado cómo los flujos empezaron a elevarse mucho antes de la llegada de Biden. El gobierno de Trump presidió sobre los flujos más grandes de migración en la frontera EU-México desde mediados de los dos mil”, reportó, algo que continuó durante sus últimos meses.

WOLA señala que dado que la abrumadora mayoría de los que migrantes que cruza son expulsados de inmediato, el nivel de los migrantes detenidos hoy día está muy por debajo del nivel de 2019, [la mejor serie de gráficas sobre el fenómeno: https://defenseassistance.org/files/wola_migration_charts.pdf].

“El influjo actual no es ni una emergencia de salud pública ni una amenaza a la seguridad nacional”, concluyó el Washington Post en un editorial, señalando que los mayores riesgos del incremento en el flujo migratorio “son políticos -para demócratas obligados a defender las políticas fronterizas de este gobierno…. y humanitarias para los menores no acompañados”.

“No es tanto una crisis en la frontera como una crisis de migración en Washington por la falta de voluntad política para abordar un sistema podrido”, resumió el corresponsal en la frontera del Dallas Morning News Alfredo Corchado para resumir el momento.

En espera

Varias de estas organizaciones y expertos critican la falta de preparación del nuevo gobierno de Biden y la ausencia de opciones más efectivas para atender el flujo en la frontera, pero señalan que el problema inmediato es resultado de las políticas antimigrantes de Trump que desmantelaron gran parte de la infraestructura y programas para atender a los menores de edad y solicitantes de asilo que llegan a la frontera.

El gobierno de Biden no deja de repetir que heredó un sistema de migración en la frontera “cruel” y caótico, y que el reconstruir programas y procesos efectivos tomará tiempo y por lo tanto solicita paciencia.

Desde que llegó Biden a la Casa Blanca se anunció un giro en la política migratoria incluyendo cancelar el programa “quédate en México” para decenas de miles de solicitantes de asilo que fueron obligados a esperar sus casos del lado mexicano de la frontera bajo un programa impuesto por Trump. Al igual, se anunció que sería prioridad reunificar familias inmigrantes con los hijos separados por órdenes del gobierno anterior y a la vez se ordenó que aunque se continuaría “removiendo” a todo inmigrante que interceptado cruzando la frontera, los menores de edad serían admitidos y sus casos atendidos incluyendo buscar reunirlos con familiares en Estados Unidos.

Pero por ahora los migrantes en camino, los solicitantes de asilo y los menores de edad que huyen de sus países se encuentran relegados, otra vez más, a ser piezas en un juego político en el cual no tienen voz ni voto y esperando que sus aliados en Estados Unidos logren cambiar el tablero.

El presente articulo es propiedad de La Jornada.

David Brooks, corresponsal (2021) EU encarga a Harris tratar con México y CA control de flujo migratorio. La Jornada. Recuperado el 24 de Marzo del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/notas/2021/03/24/mundo/harris-encargada-de-eu-para-trabajar-tema-migratorio-con-mexico-y-ca/

El número de niños migrantes en la frontera se ha triplicado en dos semanas: NYT

AP Niño en cruce Río Bravo 2.jpg
Foto/AP

Redacción Sin Fronteras | La Jornada

Houston | Miércoles 10 de Marzo del 2021 | — —

Las detenciones en la frontera de Estados Unidos han aumentado desde que Biden asumió el cargo el 20 de enero. El número de niños migrantes no acompañados detenidos a lo largo de la frontera sur se ha triplicado en las últimas dos semanas a más de 3,250 llenando instalaciones similares a cárceles mientras la administración de Biden lucha por encontrar espacio para ellos en refugios, según documentos obtenidos por el diario The New York Times.

“Más de 1.360 de los niños han sido detenidos más allá de las 72 horas permitidas por la ley antes de que un niño deba ser trasladado a un refugio, según uno de los documentos, con fecha del 8 de marzo. Las cifras destacan la creciente presión sobre el presidente Biden para abordar el aumento número de personas que intentan cruzar la frontera con la creencia de que les dará más bienvenida que el expresidente Donald J. Trump.

“Los niños están detenidos en instalaciones, administradas por la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, que fueron construidas para adultos. La agencia fronteriza ha sido objeto de críticas generalizadas por las horribles condiciones en sus centros de detención federales, en los que los niños están expuestos a enfermedades, hambre y hacinamiento”, señaló el diario neoyorkino.

Según la ley, el gobierno federal está obligado a trasladar a los niños no acompañados dentro de los tres días de las instalaciones fronterizas a los refugios administrados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos, donde se los retiene hasta que son colocados con un patrocinador. Los funcionarios de Seguridad Nacional a menudo han señalado las demoras de Salud y Servicios Humanos para recoger a los niños como una razón para la detención prolongada.

“Hasta el viernes pasado, cuando el gobierno levantó las restricciones, los albergues administrados por Salud y Servicios Humanos se encontraban a capacidad reducida debido a la pandemia. Los albergues para niños migrantes están a 13 días de la “capacidad máxima”, según los documentos. Los datos muestran el estrés en el sistema diseñado para retener a los niños migrantes mientras Biden intenta cumplir una promesa de campaña de ser más compasivo con los migrantes durante una pandemia mundial”, añade el reporte.

Las reglas son diferentes para los niños no acompañados, quienes, en lugar de ser devueltos, son puestos bajo custodia, lo que obliga a la administración a encontrar un espacio para ellos. En enero se encontraron más de 5.800 niños no acompañados en la frontera, un aumento de más de 1.000 desde octubre de 2020.

En este contexto, México ha instado a Washington a ayudar a detener el flujo proporcionando ayuda para el desarrollo en Centroamérica, de donde provienen la mayoría de los migrantes, impulsados ​​por una crisis humanitaria.

“Ven a Joe Biden como el presidente migrante, y muchos sienten que van a llegar a Estados Unidos”, dijo el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador sobre Biden la mañana después de una reunión virtual entre ambos el 1 de marzo.

“Tenemos que trabajar juntos para ordenar el flujo, porque no se puede de la noche a la mañana enfrentar este asunto”.

Detalles previamente no reportados en informes internos, basados ​​en testimonios y recopilación de inteligencia, afirman que los grupos delictivos están diversificando los métodos de trasladar y captar clientes ante las medidas estadounidenses que “incentivarán la migración”.

Las detenciones en la frontera entre Estados Unidos y México en febrero alcanzaron niveles no vistos desde mediados de 2019, y fueron las más altas para ese mes en 15 años, según mostraron datos informados por Reuters.

Entre las medidas estadounidenses que a México le preocupa que estarían alentando la migración se encuentran un trato más humanitario para las víctimas de las pandillas y la violencia, la agilización del ingreso de indocumentados en el sistema legal y la suspensión de los acuerdos de la era Trump que deportaron a cientos de personas a Centroamérica.

Las políticas mexicanas recientes también están fomentando la migración, según una evaluación, que detectó posibles incentivos en medidas como ofrecer vacunas para el COVID-19 a los migrantes y otorgar más protecciones a niños indocumentados.

Un funcionario mexicano familiarizado con los desarrollos migratorios, que habló bajo condición de anonimato, dijo que el crimen organizado comenzó a cambiar su modus operandi “desde el día en que Biden tomó posesión” y ahora exhibía niveles de sofisticación “inéditos”.

Eso incluye informar a los clientes sobre las últimas reglas de inmigración, usar la tecnología para burlar a las autoridades y camuflar las operaciones de tráfico de migrantes como agencias de viajes, mostraron las evaluaciones.

“El migrante se vuelve un bien”, dijo el funcionario, argumentando que ahora son tan valiosos como las drogas para los carteles. “Si un paquete de drogas se pierde en el mar, se pierde. Si se pierden migrantes, estamos hablando de seres humanos”.

La Secretaría de Seguridad, la de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de Migración de México no respondieron a las solicitudes de comentarios para esta historia. La Casa Blanca y el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense no contestaron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Las mayores concentraciones de migrantes en las zonas fronterizas han alentado a los carteles a reclutar a algunos como mulas de la droga y a secuestrar a otros por dinero, dijo César Peniche, fiscal general de Chihuahua, el estado con el tramo más largo de la frontera con Estados Unidos.

Tanto la política mexicana como la estadounidense deberían ser más claras para no estimular la inmigración ilegal, sostuvo en diálogo con Reuters.

México ha elogiado a Biden por ofrecer un camino hacia la ciudadanía a millones de residentes estadounidenses de origen mexicano y por hacer retroceder las políticas de la era Trump que enviaron a los solicitantes de asilo estadounidenses de regreso al sur de la frontera para esperar sus audiencias judiciales.

REDES SOCIALES

Para evitar ser detectados, los migrantes ahora a menudo viajan en grupos pequeños en lugar de en caravanas y cada vez siguen rutas más peligrosas y menos transitadas, dijo el funcionario mexicano.

Al comunicarse a través de redes sociales como Facebook, WhatsApp, Instagram y YouTube, los traficantes actualizan a los migrantes sobre los puntos de control inminentes, cuándo pueden saltar los trenes de carga, dónde alojarse y cómo navegar por las leyes de inmigración, agregó el funcionario.

Para facilitar su paso, los traficantes aconsejan a los clientes centroamericanos que presenten denuncias ante las autoridades diciendo que han sido víctimas de extorsión o, en el caso de los hombres jóvenes, que han enfrentado amenazas de muerte por parte de pandillas, según muestran las evaluaciones.

Y, como en años anteriores, se les pide a los migrantes que traigan niños para facilitar la solicitud de asilo.

La inteligencia mexicana muestra que los costos de tránsito de los que trafican varían ampliamente. Una evaluación dijo que un menor centroamericano no acompañado podría obtener un pasaje a la frontera de Estados Unidos por alrededor de 3,250 dólares. Para los viajeros africanos, en cambio, la tarifa fue de 20,000 dólares. Los asiáticos también deben pagar más.

Una evaluación detalló las preocupaciones de que podría haber una afluencia significativa de migrantes de fuera de la región (el Caribe, Asia, África y Medio Oriente) a medida que las restricciones fronterizas provocadas por el coronavirus comienzan a disminuir.

Incluso cuando los mexicanos celebran la cancelación de Biden de los trabajos en el muro fronterizo de Trump, algunos funcionarios dicen que es hora de que México vuelva a una idea que el gobierno planteó en 2019: mejorar la infraestructura a lo largo de su propia frontera sur con Guatemala.

“México en cada oleada de migrantes gasta más de lo que costaría esto”, dijo otro funcionario. “Debemos de hacerlo.”

con información del NYT y agencias

El presente articulo es propiedad de La Jornada

Redacción Sin Fronteras (2021) El número de niños migrantes en la frontera se ha triplicado en dos semanas: NYT. La Jornada. Recuperado el 10 de Marzo del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/sin-fronteras/2021/03/10/el-numero-de-ninos-migrantes-en-la-frontera-se-ha-triplicado-en-dos-semanas-nyt-4434.html

Regularizar a migrantes, billonaria veta para economías de EU y México

AFP Los Inmortales en los campos de cultivo.jpg
Foto/AFP

David Brooks | La Jornada

Nueva York | Miércoles 3 de Marzo del 2021 | — —

Una reforma migratoria integral en Estados Unidos podría brindar billones de dólares adicionales al PIB de Estados Unidos y México, según una nueva investigación pero, en el corto plazo, el tema bilateral de mayor urgencia para el gobierno de Joe Biden es el apoyo del vecino delsur para controlar los flujos de personas en movilidad, pues podrían detonar otra crisis en la frontera y una pesadilla política para la Casa Blanca.

Si la reforma integral propuesta por Biden en su primer día en Washington y ahora sometida al Congreso –el proyecto de Ley de Ciudadanía de Estados Unidos de 2021– es aprobada e implementada, generará enormes beneficios económicos a las dos naciones.

El análisis elaborado por el Centro de Integración y Desarrollo Norteamericano (NAID, por sus siglas en inglés) de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) concluye que la propuesta Ley de Ciudadanía generaría más de 3 billones de dólares en PIB adicional a lo largo de una década, como resultado de un incremento en productividad e ingreso brindados por la regularización y naturalización de la población inmigrante indocumentada (unos 11 millones) más los nuevos flujos de personas en movilidad reglamentada.

El doctor Raúl Hinojosa-Ojeda, director del NAID, señaló en entrevista con La Jornada que el informe preliminar (el final será presentado en el Senado en Washington en un par de semanas) indica que sólo con la regularización y ciudadanía de los denominados trabajadores esenciales indocumentados, se generarían 1.5 billones en PIB adicional a lo largo de 10 años. Del total de los 7.8 millones de empleados sin documentos, 77 por ciento son oficialmente trabajadores esenciales.

A la vez, agregó Hinojosa-Ojeda, la investigación calculó que la remesas a México y a los tres países del llamado Triángulo del Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras) como resultado de los ingresos superiores de los beneficiados de una reforma, que incluye tanto la regularización como a nuevos inmigrantes con documentos, podría alcanzar un total de más de un billón de dólares a lo largo de una década.

Si son utilizados con programas de inclusión financiera en programas de ahorros e inversión podría generar unos 100 mil millones de dólares de inversión en las comunidades que envían migrantes.

No obstante, la prioridad en la coyuntura actual para el gobierno de Biden en la relación binacional es el control de los flujos migratorios indocumentados. Aunque se abordó la migración en la reunión entre los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden el lunes, no se han ofrecido mayores detalles sobre lo que se discutió en ese tema (como otros), más allá de esa palabra tan repetida que ya no se sabe qué significa: la cooperación.

Fuentes oficiales en Washington y expertos han subrayado que la gran preocupación inmediata de Biden es evitar una crisis migratoria en la frontera, lo cual sirvió de pretexto al gobierno de Donald Trump para promover sus políticas antimigrantes que el nuevo gobierno intenta desmantelar.

Se registra un incremento dramático de personas detenidas en la frontera –según datos oficiales de la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza–, llegando a los niveles más altos en una década, unos 78 mil en enero. De ellos, 80 por ciento han sido expulsados.

Aunque el gobierno de Biden está desmantelando el llamado programa Quédate en México para solicitantes de asilo, canceló la construcción del muro, busca reducir el número de deportaciones desde el interior del país y está impulsando su programa para reunificar a las familias que fueron separadas bajo órdenes de Trump, aún está usando la medida del magnate que permite expulsar casi de inmediato a todos los indocumentados interceptados al cruzar la frontera bajo el pretexto del control de la pandemia.

Sin embargo, a diferencia del gobierno anterior, no está usando esa medida para expulsar a menores de edad no acompañados. Pero eso está generando otro problema sobre qué hacer con el alza dramática en el número de esos menores que están cruzando la frontera –cientos cada día– y se esperan miles más, la mayoría llegando desde Centroamérica. De hecho, se reporta que el gobierno está contemplando que se requiere espacio para albergar 20 mil menores más.

Pero al reabrir algunas instalaciones para alojar a los menores de edad, el gobierno de Biden se enfrentó a un coro de críticas por usar de nuevo los viejos centros de detención, aunque ahora no se llaman igual y aparentemente han sido mejorados. Las autoridades estadunidenses ha insistido en que hacen lo mejor posible bajo las condiciones que heredaron mientras intentan desmantelar las políticas crueles de Trump, y reiteran que todo esto tomará tiempo y, por lo tanto, pide paciencia.

Sin embargo, para frenar o por lo menos disminuir esos flujos, sobre todo los provenientes de Centroamérica, Biden necesita que México continúe con algunas de las políticas de control fronterizo que se vio obligado a implementar bajo presión de Trump, incluyendo el despliegue de tropas de la Guardia Nacional a las fronteras. Ambos gobiernos señalaron el lunes que para abordar estos temas se requiere de mayor cooperación. Aún no se anuncia con exactitud lo que representa.

El presente articulo es propiedad de La Jornada.

David Brooks (2021) Regularizar a migrantes, billonaria veta para economías de EU y México. La Jornada. Recuperado el 4 de Marzo del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/sin-fronteras/2021/03/03/regularizar-a-migrantes-billonaria-veta-para-economias-de-eu-y-mexico-6695.html

Campamento de migrantes en México se vacía, mientras surgen nuevas carpas en la frontera

AFP migrantes a la espera de ingresar a EU.jpg
Foto/AFP

Redacción Sin Fronteras | La Jornada

CIUDAD DE MÉXICO | Lunes 1 de Marzo del 2020 | — —

Las autoridades mexicanas esperan que la mayoría de los solicitantes de asilo que viven en un importante campamento en la frontera puedan ingresar a Estados Unidos a fines de la próxima semana, según una fuente del gobierno mexicano.

El campamento de migrantes en Matamoros, México, justo al otro lado del río desde Brownsville, en Texas, alberga actualmente a poco menos de 700 migrantes, según la agencia de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR).

La mayoría son solicitantes de asilo que han estado esperando en México mientras sus casos pasan por los tribunales de Estados Unidos bajo un programa implementado por el expresidente Donald Trump.

Hace una semana, la administración del presidente Joe Biden comenzó a permitir que los miembros del programa de Protocolos de Protección al Migrante (MPP) ingresaran a territorio estadounidense para continuar con sus casos judiciales.

La portavoz de ACNUR, Silvia Garduño, dijo que 27 personas cruzaron la frontera desde México el jueves y 100 el viernes, y que la agencia espera continuar con este ritmo en los próximos días.

La fuente del gobierno mexicano, que habló bajo condición de anonimato, dijo a Reuters que el objetivo era que 500 migrantes en el campamento de Matamoros ingresaran a Estados Unidos para fines de la próxima semana.

Las autoridades mexicanas no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) remitió a Reuters a una declaración del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que dice que el proceso de registro “se hará lo más rápido posible”.

En Matamoros, los solicitantes de asilo expresaron optimismo.”¡Nos acaban de dar la noticia de que mañana nos vamos!”, dijo el solicitante de asilo hondureño Josué Cornejo en un video grabado dentro del campamento el viernes por la noche, que también muestra a su esposa e hijas secándose las lágrimas.

Pero a medida que una ciudad de tiendas de campaña comienza a vaciarse en el noreste de México, otra ha surgido en el otro lado del país.

En Tijuana, los migrantes alentados por la noticia de que a algunos solicitantes de asilo se les permitía ingresar a Estados Unidos comenzaron a acampar cerca del puerto de entrada de El Chaparral, al otro lado de la frontera con San Diego, California.

Los defensores dicen que se han levantado unas 50 carpas en los últimos días.

Biden, un demócrata, está equilibrando la presión de los defensores de la inmigración para relajar las políticas de línea dura de su predecesor con la preocupación por el aumento del número de migrantes que llegan a la frontera entre Estados Unidos y México en medio de la pandemia de coronavirus.

Para manejar un aumento anticipado en los cruces, CBP dijo en un comunicado el viernes que planeaba abrir una instalación en Eagle Pass, Texas.

Los planes para el nuevo lugar se producen después de que CBP anunció el 9 de febrero la apertura de otra instalación temporal en Donna, Texas, para manejar el procesamiento fronterizo mientras se renueva el centro permanente de la agencia en McAllen.

Según la ley estadounidense, los niños que llegan a la frontera sin sus padres o tutores legales deben ser trasladados rápidamente de las sedes de la patrulla fronteriza a refugios administrados por el gobierno y supervisados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

“No hay buenas opciones aquí”, dijo Biden a periodistas el viernes. “Las únicas otras opciones son enviar a los niños de regreso, que es lo que hizo la administración anterior”.

La mayoría de los migrantes atrapados en la frontera, incluidas familias y solicitantes individuales de asilo adultos, siguen siendo expulsados rápidamente en la frontera bajo una norma sanitaria de la era Trump vigente desde marzo pasado.

Con información de Reuters

El presente articulo pertenece a La Jornada

Redacción Sin Fronteras (2021) Campamento de migrantes en México se vacía, mientras surgen nuevas carpas en la frontera. La Jornada. Recuperado el 2 de Marzo del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/sin-fronteras/2021/02/28/campamento-de-migrantes-en-mexico-se-vacia-mientras-surgen-nuevas-carpas-en-la-frontera-8900.html

En polémica decisión, EU reabre instalación en Texas para niños migrantes

afp niños frontera MX US.jpg
Foto/AFP

Redacción Sin Fronteras | La Jornada

HOUSTON (AP) | Jueves 25 de Febrero del 2021 | — —

En una polémica decisión, el gobierno del presidente estadounidense Joe Biden ha reabierto una instalación para albergar a hasta 700 adolescentes migrantes luego de que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México sin compañía de alguno de sus padres, lo que representa una señal de la creciente preocupación sobre el trato que reciben los menores bajo custodia del gobierno.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) informó el lunes que los primeros adolescentes llegaron a la instalación ubicada en Carrizo Springs, Texas, que hace dos años fue convertida en un centro de detención durante el gobierno de Donald Trump.

La instalación ha estado cerrada desde julio de 2019.

Precisamente, el hecho de que el centro de detención de Texas sea la misma instalación donde los políticos demócratas acusaron a la administración Trump de poner “niños en jaulas” durante un aumento similar en los cruces fronterizos, obligó ayer a la Casa Blanca a salir al paso de una tormenta de criticas:

“No se trata de niños enjaulados”, dijo Psaki a los periodistas. “Esta es una instalación que se inauguró y que seguirá los mismos estándares que otras instalaciones [de Salud y Servicios Humanos]”.

Psaki agregó: “Estamos en una circunstancia en la que no vamos a expulsar a menores no acompañados en la frontera… Necesitamos encontrar lugares que sean seguros, bajo los protocolos COVID, para que los niños estén, donde puedan tener acceso a educación, salud y servicios mentales, de acuerdo con sus mejores intereses “.

Psaki dijo que las instalaciones se operarían de acuerdo con las pautas para mitigar la propagación del coronavirus.

Hace dos años, Carrizo Springs tenía una carpa de gran tamaño que funcionaba como comedor y zona de asambleas, mientras que los menores eran albergados en dormitorios con literas y mesas. La reapertura de la instalación incluye algunos cambios implementados por la pandemia de coronavirus.

El HHS opera instalaciones de alojamiento a largo plazo para niños migrantes que son detenidos por la Patrulla Fronteriza. Sus 7.100 camas están ocupadas casi por completo, lo que provocó que la agencia reabriera la instalación de Carrizo Springs. En tanto, unos 700 menores se encuentran bajo custodia de la Patrulla Fronteriza, que ha reabierto una instalación en el sur de Texas y en general mantiene detenidos a los inmigrantes en estaciones que no están equipadas para albergar niños.

El Centro de Procesamiento de la Patrulla Fronteriza en McAllen —de donde surgieron las imágenes que mostraban a migrantes detenidos, y fueron compartidas en todo el mundo cuando el gobierno de Trump separó a las familias en la frontera— está cerrada por remodelaciones, durante las cuales se retirarán unas enormes jaulas hechas con malla metálica.

Durante el gobierno de Trump, los demócratas criticaron fuertemente instalaciones como la de Carrizo Springs y otras ubicadas en Tornillo, Texas, y Homestead, Florida, por su alto costo —un estimado de 775 dólares por niño al día— y por los riesgos de detener a niños migrantes en campamentos que no están sujetos a los mismos requisitos que las instalaciones habituales.

El HHS dijo que abrir la instalación de Carrizo Springs proporcionará las camas necesarias para retirar a los menores de las estaciones de la Patrulla Fronteriza y, eventualmente, colocarlos con patrocinadores.

con información de agencias

El presente articulo es propiedad de La Jornada.

Redacción Sin Fronteras (2021) En polémica decisión, EU reabre instalación en Texas para niños migrantes. La Jornada. Recuperado el 25 de Febrero del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/sin-fronteras/2021/02/24/en-polemica-decision-eu-reabre-instalacion-en-texas-para-ninos-migrantes-1708.html