Mercado laboral en México es una fábrica de pobreza

Hasta 96% de la población, en los estados del país, está marginada del empleo formal; o tiene un trabajo precario y mal pagado, que le impide alimentar a su familia

El ingreso de millones de trabajores no alcanza ni para comprar dos canastas básicas de alimentos / Foto: Cuartocuro

MARIO MENDOZA ROJAS | Publimetro

—- | Julio del 2021 | — : —

El mercado laboral en México “es una fábrica de pobreza”, donde 66 millones de personas, equivalentes a 88% de la población en edad de trabajar; están “marginadas de un empleo formal”, que les ofrezca ingresos para alimentar a su familia.

Así lo señaló el coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, Rogelio Gómez Hermosillo, quien refirió que las cifras del Inegi muestran que entre 73% y 96% de los habitantes del país, en condiciones de laborar, enfrentan dicha realidad.

Señaló que Nuevo León es la entidad “menos mal” en dicha materia, con una tasa de trabajo formal de 26.6%; contra 73.4% que está desempleadano puede trabajar porque está al cuidado de su familia o tienen una ocupación carente de Seguro Social e ingresos insuficientes para comprar dos canastas alimentarias.

Refirió que, del lado contrario, están Puebla y Morelos, donde apenas 4.9% y 3.8% de la población en edad de trabajar tiene empleo formal; mientras 95.1 y 96.2% enfrenan condiciones de precariedad o pobreza.

Mercado formal y precarización

Al presentar el Ranking de Trabajo Digno en México, Gómez Hermosillo explicó que al contrastar los indicadores mencionados, Puebla es el mercado laboral con los peores resultados; debido a que por cada persona con trabajo formal; existen 11 más en precariedad.

Detrás, apuntó, se ubicaron Guerrero, Morelos, Tlaxcala y Chiapas; donde por cada empleado en la formalidad; existen 10, 9, 8.3 y 8 personas más que no disponen de las condiciones laborales mínimas y su ingreso no alcanza a cubrir los gastos básicos de su hogar.

En tanto, que Nuevo León es el estado con la menor desproporción de trabajo formal y precario; con un índice de 1.4%, que implica que por cada 100 empleados contratados bajo los términos de ley, hay 1.4 en precariedad laboral.

Aunque esto último no exime a la entidad de que alrededor de 73% de su población en edad de trabajar está fuera del mercado laboral formal; en desempleo, sin trabajar por cuidar a su familia o por hacer quehaceres domésticos; además de sus habitantes en precariedad.

Mayor exclusión laboral

Los estados con mayor exclusión laboral: desempleados, que no pueden trabajar o que esperan una oportunidad de trabajo:

  • Chiapas: 38.5%
  • Tabasco: 37.9%
  • Veracruz: 37.8%
  • Hidalgo: 37.7%
  • Estado de México: 35.9%

Trabajadores formales

Entidades con las tasas más bajas de empleo formal:

  • Morelos: 3.8%
  • Puebla: 4.9%
  • Guerrero: 5.4%
  • Tlaxcala: 6.2%
  • Estado de México: 6.6%  

Precarios vs formales

Las entidades con la mayor desproporción entre trabajo formal y precario: 

  • Puebla: 11.2%
  • Guerrero: 10.4%
  • Morelos: 9.5%
  • Tlaxcala 8.3%
  • Chiapas: 8.0%

EL presete articulo es propiedad de Publimetro.

MARIO MENDOZA ROJAS (2021) Mercado laboral en México es una fábrica de pobreza. Publimetro. Recuperado el 21 de julio del 2021 en: https://www.publimetro.com.mx/mx/noticias/2021/07/20/mercado-laboral-mexicano-fabrica-de-pobreza.html

Foro Igualdad Generación busca crear 80 millones de empleos decentes y reducir la pobreza extrema de las mujeres

Ofrece ONU Mujeres reducir pobreza a 85 millones de mujeres y niñas

Las mujeres jóvenes abandonan la escuela para ir a trabajar 

Elda Montiel  | Sem México

Ciudad de México | Viernes 2 de Julio del 2021 | — : —

No es posible que las mujeres y las niñas sigan trabajando tres veces más y no compartan esas responsabilidades que son de todas y todos, expresó Nadine Gasman Zylberman, presidenta del Instituto Nacional de la Mujeres en París en el Foro Generación Igualdad.

A nombre de la Coalición de Justicia y Derechos Económicos expreso su satisfacción de haber lanzado la Alianza Global de los Cuidados en colaboración con ONU Mujeres a fines de marzo en México.

Señaló que el objetivo de la Alianza es poner en la agenda pública la necesidad avanzar hacia sociedades de cuidado, cuya importancia se evidencio después de la pandemia, por lo que realmente hay que invertir, reconocer, redistribuir los cuidados en una corresponsabilidad de gobierno, sector privado, sociedad civil y filantropía. 

En cinco años se busca crear hasta 80 millones de empleos decentes en el sector y que se reduzca en 85 millones el número de mujeres y niñas que viven en la pobreza señala ONU Mujeres en datos sobre la Coalición de Justicia y Derechos Económicos. 

 Mediante las acciones de transformar la economía de los cuidados; aumentar el trabajo y el empleo decentes; inclusión financiera de las mujeres y el control sobre los recursos productivos, y establecer planes macroeconómicos con perspectiva de género. 

Se busca cambiar con estas acciones:  

Actualmente 740 millones de mujeres en todo el mundo trabajan en la economía informal, donde prevalecen la inseguridad laboral, los bajos salarios y las duras condiciones y horas de trabajo.

Que durante tres décadas se ha mantenido la brecha de género en 31 por ciento, que ante los efectos económicos del COVID-19 se proyecta que 47 millones más de mujeres caerán en la pobreza extrema. 

Las mujeres jóvenes (entre 15 y 29 años) tienen tres veces más probabilidades de estar fuera de la fuerza de trabajo y de no ir a la escuela que los hombres jóvenes.

Mientras que el 71 por ciento  de la población mundial carece de acceso a la protección social, las mujeres se ven particularmente en desventaja en los sistemas de protección social, con lo que registran menores tasas de cobertura y niveles de prestaciones sustancialmente inferiores.

Una encuesta efectuada en 18 países muestra que el COVID-19 ha intensificado la carga de trabajo de las mujeres en el hogar, y casi la mitad de todas las mujeres que viven con sus hijos en el hogar declaran que dedican más de cinco horas diarias al cuidado infantil.

La discriminación contra las mujeres es más si son indígenasMaría Noel Vaeza

María Noel Vaeza, directora regional de ONU Mujeres para la Américas y el Caribe dijo que la pandemia no ha creado la desigualdad en nuestra región, pero si la vino a profundizar lamentablemente.

Esta desigualdad enlaza con una profunda discriminación que aún existe contra las mujeres y contra las mujeres indígenas aún más.

En el marco del evento virtual “Crisis y oportunidades: mujeres indígenas ante la pandemia” abundó que las mujeres indígenas tienen un rol fundamental en la defensa del medio ambiente, que cobra un relieve especial en el contexto de la crisis y la prevención de futuras pandemias. 

Yeleny Melody Juárez, activista representante de las niñas lideran, de Guatemala expresó que “Nuestros gobiernos y tomadores de decisiones necesitan acepta que muchas veces las mujeres indígenas llevan el sustento a las familias, por eso deben incluirse en los planes y políticas públicas”.

Mientras que Tarcila Rivera Zea, presidenta de Chirapaq, centro de culturas indígenas del Perú demandó “queremos que la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres sea una realidad en esta generación”. 

Sabina Orellana Cruz Ministra de Culturas, Descolonización y despatriarcalización de Bolivia, expuso que “la madre tierra te da las medicinas para luchar contra las enfermedades, las mujeres indígenas lo sabemos y lo utilizamos para cuidar a nuestras comunidades.  

El presente articulo es propiedad de Sem México

Elda Montiel  (2021) Foro Igualdad Generación busca crear 80 millones de empleos decentes y reducir la pobreza extrema de las mujeres. Sem México. Recuperado el 3 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/foro-igualdad-generacion-busca-crear-80-millones-de-empleos-decentes-y-reducir-la-pobreza-extrema-de-las-mujeres/

Escuelas normales crearán coordinación nacional para visibilizar sus demandas

Redacción | Desinformémonos

Ciudad de México | Martes 29 de Junio del 2021 | — : —

Normalistas de 30 planteles públicos y rurales acordaron la creación de una coordinación nacional que visibilice las demandas de las escuelas normales y su importancia “para educar a los más pobres de México”.

“Lo único que pedimos son condiciones dignas para instruirnos y vivir en el internado, donde todas las actividades son comunitarias. Se olvidan de que somos hijos de campesinos que no ganan más de 70 o, cuando mucho, 80 pesos al día”, explicó Martín, estudiante de la Escuela Normal Rural de Mactumactzá, Chiapas, durante el segundo Encuentro Nacional de Escuelas Normales, en la Ciudad de México.

Las demandas de los normalistas se centran en condiciones dignas dentro de los planteles y un alto a “todo acto de hostigamiento y la represión” contra quienes exigen mejoras escolares y un trato justo para los estudiantes.

De acuerdo con el secretario general de la Sección 9 de la Ciudad de México, Pedro Hernández Morales, ya se estructuró un plan de trabajo para crear la coordinación de normales, “por lo que se acordó un brigadeo que llevarán a cabo los propios alumnos para fortalecer este proyecto”, así como una asamblea estudiantil.

Durante el Encuentro los normalistas también exigieron la “libertad absoluta” de sus compañeros de Mactumactzá, quienes se encuentran en libertad condicionada y permanecen sujetos a proceso penal luego de la represión del 18 de mayo, cuando protestaron en las carreteras de Chiapas para que los trámites escolares fueran de manera presencial.

El presente articulo es propiedad de Desinformémonos.

Redacción (2021) Escuelas normales crearán coordinación nacional para visibilizar sus demandas. Desinformémonos. Recuperado el 29 de Junio del 2021 en: https://desinformemonos.org/escuelas-normales-crearan-coordinacion-nacional-para-visibilizar-sus-demandas/

Décadas de progreso podrían desaparecer en América Latina, donde las mujeres son las primeras afectadas: PNUD

Informe sobre Desarrollo Humano: el trabajo no remunerado y el cuidado pone a las mujeres en un permanente  juego desigual 

Ser mujer afrodescendiente o indígena en Brasil, Ecuador y Guatemala tiene menor probabilidad de salir de la pobreza, sentencia 

Elda Montiel, II parte  | Sem México

Ciudad de México | Viernes 25 de Junio del 2021 | — : —

Los países de América Latina y el Caribe se encuentran atrapados en un círculo vicioso entre una alta desigualdad y un bajo crecimiento económico exacerbado por la pandemia del COVID 19, donde las mujeres son las primeras afectadas. 

Más allá del ingreso, otras formas de desigualdad persisten obstinadamente, como las brechas de género en participación laboral y horas de trabajo no remunerado, dedicadas a actividades de cuidado, continúan poniendo a las mujeres en un campo de juego desigual. 

Las personas LGBT+ continúan sufriendo discriminación en el colegio y en el mercado laboral y son víctimas de violencia más frecuentemente que personas de otros grupos. 

Las minorías étnicas continúan sin reconocimiento como agentes económicos y políticos activos y rezagadas en el acceso a los servicios básicos, incluida la salud y la educación.

Advierte el Cuarto Informe Regional de Desarrollo Humano 2021 “Atrapados: Alta Desigualdad y Bajo Crecimiento en América Latina y el Caribe”, del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), dado a conocer esta semana. 

El Informe detalla que décadas de progreso podrían desaparecer, ya que una larga lista de “buenas políticas” adoptadas por los países dan lugar a políticas fragmentadas con perspectivas a corto plazo, que en algunos casos profundizan las distorsiones existentes.  

Aunque la reducción generalizada de la desigualdad de ingresos (medida por las encuestas de hogares) a principios de la década de 2000 es de celebrar, esta tendencia se estancó en la década de 2010 y había comenzado a revertirse en algunos países incluso antes del inicio de la pandemia del COVID 19.

Brecha salarial de género

Las brechas de género en la oferta de trabajo vienen disminuyendo. Este informe no ignora que se ha avanzado y que las mujeres participan actualmente en el mercado de trabajo mucho más que hace tres décadas. Como región, sin embargo, América Latina y el Caribe están lejos de avanzar para estar donde debería estar. 

La participación laboral de las mujeres es en promedio 32 por ciento menor que la de los hombres, pero para las mujeres que se encuentran entre el 20 por ciento más bajo de la distribución del ingreso, es 42 por ciento menor. 

Del mismo modo, las mujeres dedican en promedio 16 por ciento menos horas semanales que los hombres al trabajo remunerado, pero las que se encuentran en el 20 por ciento más bajo de la distribución del ingreso dedican un 24 por ciento menos. 

Las mujeres participan menos que los hombres en la fuerza laboral y, cuando lo hacen, trabajan menos horas remuneradas que los hombres, pero dedican mucho más tiempo por semana que los hombres a tareas domésticas y de cuidado. 

Además de la dependencia económica y la mayor exposición a la violencia doméstica que conlleva la baja participación laboral de las mujeres y el menor número de horas de trabajo remunerado implican un enorme desperdicio de capital humano, costoso para la sociedad.

Las brechas de género en el desempleo son las mayores. El desempleo de las mujeres es, en promedio, un 36 por ciento mayor que el de los hombres. Sin embargo, las mayores brechas no son las del 20 por ciento más bajo de la distribución, sino las del 20 por ciento siguiente, y disminuyen con los ingresos a partir de ese momento.

Del Informe destacan datos como:  

Las brechas de género en participación laboral disminuyen con la educación y son mucho menores para las mujeres que han completado educación terciaria. Las brechas en horas de trabajo remunerado también disminuyen con la educación, aunque no tanto como la participación laboral, y la formalidad aumenta.

Las mujeres tienen mayores tasas de desempleo que los hombres, además si cuentan con mayor nivel de educación es mayor que para las personas que han completado solo la primaria. 

No todas las encuestas nacionales de hogares contienen información sobre las horas dedicadas al trabajo no remunerado.

En el caso de Colombia y México las encuestas nacionales de hogares muestran similitudes.  En Colombia, las mujeres dedican en promedio 3,9 horas de trabajo no remunerado a la semana por cada hora que dedican los hombres. 

La relación entre las horas de trabajo no remunerado de las mujeres y los hombres es mayor para las mujeres que se encuentran en la cola inferior de la distribución del ingreso y disminuye a medida que el ingreso es más alto, tal vez porque las mujeres de los hogares más ricos pueden disponer de ayuda remunerada. Para México, la relación es ligeramente inferior, pero la historia es la misma. 

Las brechas de género son menores a mayor nivel de ingreso de los hogares, y las mujeres más pobres se enfrentan a las peores desigualdades.  

Las brechas en horas de trabajo remunerado también aumentan con el número de hijos Esta es una de las razones por las que el acceso a servicios de cuidado de calidad es fundamental y debe ser una prioridad de la política pública.

Personas LGBT+

Medir el tamaño de la población LGBT+ es difícil, pero las estimaciones disponibles sugieren que entre el 11 por ciento y el 19 por ciento de la población se considera parte de ella. Aunque no hay estudios de este tipo para la región, está claro que los países no podrán poner fin a la desigualdad e impulsar el crecimiento económico sin erradicar la marginación de sus personas LGBT+.

42 millones de indígenas en América Latina

Las mujeres indígenas y afrodescendientes por lo general no estánbien cubiertas por los sistemas de protección social y tienden a recibir beneficios de pensión más bajos o a no recibirlos en absoluto. Experimentan una mayor vulnerabilidad económica y exposición a las crisis, muestran niveles más bajos de acceso a la educación y logros educativos, y suelen habitar los territorios más empobrecidos y subdesarrollados institucionalmente.

En América Latina, el PNUD ha determinado que ser una persona afrodescendiente o indígena en Brasil, Ecuador y Guatemala está relacionado con una menor probabilidad de salir de la pobreza. Lo que es peor, las poblaciones indígenas y afrodescendientes de la región han sido durante mucho tiempo objeto de invisibilidad estadística.

El Banco Mundial estimo que en 2010 América Latina albergaba aproximadamente 42 millones de indígenas pertenecientes a 780 grupos étnicos diversos, y representaba el 8 por ciento de la población. Las mismas estimaciones sugieren que el 14 por ciento de los que viven en la pobreza y el 17 por ciento de los que viven en la pobreza extrema son indígenas.

134 millones de personas afrodescendientes

América Latina es el hogar de aproximadamente 134 millones de personas afrodescendientes, que representan el 21 por ciento de la población, y también experimentan adversidades significativas.

Este grupo de la población sufre las privaciones más severas en términos de acceso a los servicios del Estado y en las condiciones básicas de vida, y es más vulnerable a la mortalidad infantil y materna, al embarazo adolescente, a las enfermedades de transmisión sexual y a otras afecciones de salud, que dan una pista acerca de las dificultades devastadoras que han enfrentado estas comunidades durante la pandemia del COVID-19.

En cinco (de seis) países latinoamericanos con datos disponibles para 2018, la pobreza y la pobreza extrema eran más frecuentes entre la población afrodescendiente, afectando especialmente a quienes vivían en zonas rurales y a las mujeres.

Brechas de género en la informalidad 

Las brechas en informalidad son las menos relevantes de las brechas de género en el mercado de trabajo. No porque la informalidad laboral no sea relevante, sino porque es un fenómeno tan extendido en la región que sobrepasa la dimensión de género.

La brecha de género en informalidad es pequeña y, en promedio, a favor de las mujeres. También muestra que las condiciones cambian a lo largo de la distribución del ingreso y que las mujeres que se encuentran entre el 60 por ciento más bajo, en promedio, trabajan en condiciones ligeramente más informales que los hombres. 

Las múltiples crisis de la pandemia del COVID-19 han pesado más sobre los que ya se habían quedado atrás, exacerbando aún más las desigualdades a lo largo de 2020 y 2021.

Paridad en educación inicial

La educación en América Latina se ha convertido en una historia de igualdad de género, más que de desigualdad. Los hombres y las mujeres han accedido a la escolaridad a ritmos comparables en América Latina. Las mujeres tenían una pequeña desventaja en las cohortes más antiguas, pero alcanzaron la paridad en la década de 1970 y superaron a los hombres en la década de 1980.

La investigación ha documentado el cierre de la brecha de género en América Latina en los niveles iniciales de educación desde la década de 1980 y el cambio a favor de las mujeres a partir de ese momento. Sin embargo, el análisis detallado por país muestra considerable heterogeneidad entre países. 

Bolivia muestra una brecha persistente que favorece a los hombres en todas las cohortes, y Brasil presenta una ventaja creciente entre las mujeres desde las cohortes de 1940.

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Elda Montiel, II parte  (2021) Décadas de progreso podrían desaparecer en América Latina, donde las mujeres son las primeras afectadas: PNUD. Sem México. recuperado el 25 de Junio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/decadas-de-progreso-podrian-desaparecer-en-america-latina-donde-las-mujeres-son-las-primeras-afectadas-pnud/

Salvan remesas a hogares más pobres

Braulio Carbajal, La Jornada

22 de marzo de 2021, 07:28

Según el Banco de México, durante 2020 las remesas totalizaron 40 mil 607 millones de dólares, 11.4 por ciento más en comparación con los 36 mil 439 millones de dólares enviados en 2019. El Banco Mundial estima que en 2021 caerán.
Según el Banco de México, durante 2020 las remesas totalizaron 40 mil 607 millones de dólares, 11.4 por ciento más en comparación con los 36 mil 439 millones de dólares enviados en 2019. El Banco Mundial estima que en 2021 caerán. Foto Luis Castillo / Archivo

Ciudad de México. Las remesas, que en 2020 alcanzaron un monto sin precedente, se han convertido en un auténtico salvavidas para las familias mexicanas con menores ingresos, pues de acuerdo con estimaciones del Banco de México (BdeM) llegan a representar hasta 40 por ciento de sus ingresos totales.

Según un análisis del banco central, en el primer quintil de la población, que es la de menores ingresos del país, 7 por ciento de las familias reciben divisas desde el extranjero, principalmente de Estados Unidos.

En tanto, en el segundo quintil, 6.7 por ciento de los hogares reciben remesas; en el tercero baja a 6 por ciento, en el cuarto 4.3 por ciento y en el quinto sólo 4.3 por ciento.

Lo anterior, de acuerdo con el BdeM, es una muestra de que en los sectores más pobres de la población hay un mayor porcentaje de familias que dependen de manera importante de la recepción de remesas por parte de un familiar que ha emigrado del país.

Al enfocarse sólo en los hogares que reciben remesas, según el análisis del instituto central, se observa que el efecto de esos envíos es más importante en los quintiles con menores niveles de ingresos.

Por ejemplo, los hogares del primer quintil que reciben remesas, éstas representan más de 40 por ciento de sus ingresos totales. Es decir, de cada 100 pesos que tienen estos hogares, 40 pesos son producto del dinero que reciben de sus familiares en otro país.

En cambio, en los hogares del quinto quintil que reciben remesas, éstas representan únicamente 15 por ciento de sus ingresos totales.

“Las remesas recaen mayoritariamente en las familias más pobres y representan más del ingreso de los hogares a medida que nos vamos hacia las regiones y lugares ubicados con menores ingresos de sus habitantes”, enfatizó el BdeM.

Además, entre el primer y el tercer quintil de la población, 30 por ciento de su consumo es financiado por remesas, lo que expone su importancia si se toma en cuenta que a escala nacional estas divisas únicamente representan 1 por ciento del consumo total.

Según el BdeM, durante 2020 el flujo acumulado de remesas recibidas en México alcanzó un monto histórico de 40 mil 607 millones de dólares, 11.4 por ciento más en comparación con los 36 mil 439 millones de dólares de 2019.

Las divisas que llegaron al país en 2020 se incrementaron respecto a 2019 en cada una de las regiones del país. Por ejemplo, en la región norte de México, las remesas acumuladas durante 2020 alcanzaron un nivel de 5 mil 902 millones de dólares, aumento de 14.6 por ciento respecto al monto de 2019.

En tanto, en la región centro-norte (donde más migración se registra) las remesas crecieron 12.3 por ciento anual al llegar a 14 mil 500 millones de dólares; en el centro subieron 10.4 por ciento al alcanzar 12 mil 726 millones y en el sur (donde está la población con menores ingresos) se elevaron 9.2 por ciento al ubicarse en 7 mil 475 millones de dólares.

El BdeM resaltó la importancia de las remesas en un año atípico como 2020, dado que jugaron un papel contracíclico ante las afectaciones de la pandemia de Covid-19.

“El presente artículo es propiedad de La Jornada

Carbajal, B. (2021). Salvan remesas a hogares más pobres. La Jornada. Recuperado el 22 de marzo de 2021, de https://www.jornada.com.mx/notas/2021/03/22/economia/salvan-remesas-a-hogares-mas-pobres/

Acceso a educación superior, restringido para jóvenes en situación de pobreza

Pedro Rendón | Desinformémonos.

Miércoles 17 de marzo de 2021.

Del año 2000 a la fecha en México, se duplicó el número de jóvenes que asisten a la educación superior, al aumentar la matrícula de dos millones a poco más de cuatro millones de estudiantes. Sin embargo, este crecimiento es insuficiente, pues sólo cuatro de cada diez mexicanos/as en edad de asistir a la educación superior lo están haciendo, cuando en otros países con un nivel de desarrollo equiparable, como Argentina y Chile, se tiene una cobertura del 90%, señaló la Dra. Marisol Silva Laya, directora de la División de Investigación y Posgrado (DINVP) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Al hablar de los Retos de la equidad educativa en educación superior en México, en el foro virtual Inversión social y equidad en educación superior: retos ante la pandemia, dijo que aunque es notable la expansión de la matrícula, se debe seguir exigiendo la ampliación del acceso, porque no todos los sectores de la población se benefician de este bien común. La masificación de este nivel educativo amplió las oportunidades para los sectores sociales más favorecidos y ocasionó  “una subrepresentación de jóvenes de sectores vulnerables en la matrícula”.

Para dar cuenta de ese acceso restringido a estudiantes de sectores desfavorecidos detalló que, si se divide a las y los jóvenes de 18 a 23 años (edad típica para asistir a la educación superior) por el ingreso económico de sus familias, se encuentra que en el primer decil, el de ingreso más bajo, se halla el 10.3% de mexicanos/as en esa edad; pero sólo representan  el 2.7% del total de la matrícula de educación superior, es decir, no están representados proporcionalmente; hay un volumen importante de jóvenes de este sector que están quedando excluidos.

Esta menor atención al estudiantado proveniente de los sectores más pobres de la sociedad no se limita a su falta de acceso a la educación superior, sino que se agrava por el hecho de que muchos de ellos/as, que sí están estudiando una carrera, no lo hacen en un programa de calidad acreditada. De hecho, solamente el 50% de los universitarios/as en México (dos millones) están inscritos en programas de calidad.

Esto significa que en la educación superior en México “sí se le está dando acceso a jóvenes que habían sido excluidos tradicionalmente, pero falta asegurar que asistan a programas de calidad que promuevan el desarrollo integral de sus capacidades para que ejerzan plenamente su derecho a la educación”. Es preciso evitar que se profundice una desigualdad educativa cualitativa.

La permanencia

Asimismo, la Dra. Silva Laya comentó que no basta con masificar el acceso a la educación superior, sino que se debe atender la permanencia del estudiantado, por lo que las universidades e instituciones de educación superior tienen que comprometerse a apoyar el desarrollo de trayectorias exitosas entre las y los jóvenes.

En esto resulta crítico el primer año en la educación superior, un momento importante en la toma de decisiones que las y los estudiantes inician con gran motivación y compromiso, y que cuenta con periodos clave de transición durante los cuales los universitarios necesitan integrarse a entornos muy distintos a su trayectoria escolar previa.

La Directora de la DINVP señaló que ese primer año es particularmente difícil para aquellos/as jóvenes que son la primera generación de sus familias en llegar a la universidad, porque hay prácticas educativas ajenas a sus códigos culturales, necesidades e intereses. También enfrentan muchas dificultades académicas, porque en la medida en que no desarrollaron competencias básicas durante sus primeros años de escolaridad fueron acumulando desventajas, que en la educación superior se pueden convertir en barreras infranqueables.

Por otra parte, Silva comentó que se han diagnosticado diferentes razones por las que se da un desajuste entre las expectativas del estudiantado y las expectativas de la universidad. Una de ellas es que las culturas académicas han tendido a rigidizarse, tienen escasa innovación pedagógica y en lugar de mostrar flexibilidad curricular, para favorecer la adaptación de nuevos perfiles estudiantiles, se mantienen con la idea de un/a estudiante estándar.

“Las universidades no hemos sido capaces de responder a esa diversidad y de enriquecernos con esa diversidad de quienes se enfrentan por primera vez a la educación superior, y que también traen consigo un cúmulo de culturas, de conocimientos, de talentos, que pueden enriquecer notablemente la vida de las universidades”.

Revertir los niveles de inequidad

La académica de la IBERO, universidad jesuita de la Ciudad de México, agregó: “Tenemos que pensar cómo vamos a revertir estos niveles de inequidad que ya existían y que se están profundizando, es decir, tendríamos que hacer las cosas de manera distinta para atender una agenda que es del pasado y que también es para el futuro inmediato”.

Las políticas de equidad implementadas en México han puesto el acento en el acceso, pero no es suficiente. Es imperativo pensar la equidad de una manera integral e incorporar diferentes dimensiones. La económica, exige compensar las necesidades de las y los estudiantes de los sectores de menores ingresos. “La lógica en México ha sido dar menos a quienes menos tienen, y es una lógica que hay que cambiar, para dar más a los que menos tienen”. Para revertir los niveles de desigualdad se precisa una redistribución de recursos en procesos e infraestructuras educativas que fomenten el desarrollo de capacidades.

Desde una dimensión pedagógica, hay que atender profundamente los procesos de aprendizaje, para hacer de éste un espacio de gozo, lo que implica que exista un compromiso de la institución educativa y de su profesorado por innovar y por desarrollar una pedagogía propia de la educación superior.

Es así que para la Dra. Silva el derecho a la educación superior debe definirse a partir de una concepción multidimensional que incluya lo económico, lo político, lo cultural y lo pedagógico, en la que educación superior signifique: articular recursos y procesos educativos en espacios universitarios inclusivos, para ofrecer una educación relevante y pertinente a las personas (incluidas las provenientes de los estratos socioeconómicos desfavorecidos), donde participen con plena titularidad de su derecho, para desarrollar aprendizajes significativos que les permitan ampliar sus capacidades y mejorar sus condiciones de vida.

Esa definición tiene de fondo la aspiración de hacer posible el poder transformador de la educación, “que pueda llegarse al empoderamiento de nuestros estudiantes, para tomar decisiones relacionadas con su propia vida y también con su desenvolvimiento como ciudadanos en la construcción de una sociedad más democrática”.

Entonces, una definición operativa de equidad en la educación superior implica un acceso efectivo, es decir, aquel donde haya opciones educativas relevantes, donde haya calidad en la educación y donde no haya una segmentación educativa, o sea, una inclusión estratificada.

Además, es fundamental atender la permanencia, para favorecer trayectorias escolares exitosas, evitando que la puerta de entrada se convierta en una giratoria. Permanencia que conlleva asegurar la consecución de los resultados esperados por las y los estudiantes, que tiene que ver con la ampliación de sus capacidades.

Dentro de los grandes retos para lograr lo anterior están: el diseño e implementación de nuevas políticas de equidad basadas en esa visión multidimensional e integral; y destinar el financiamiento necesario para garantizar un ejercicio efectivo del derecho a la educación. “Gratuidad y obligatoriedad, que se acaban de decretar en la reciente reforma educativa en México, no son suficientes. El discurso se puede quedar en retórica si esto no se respalda con las condiciones necesarias para ofrecer calidad a todos nuestros estudiantes”.

Otro reto es la diversificación de los mecanismos de ingreso, pues “el principio meritocrático esconde y enmascara las desigualdades y el solapamiento de esas desigualdades”. Es así que se tendría que pensar en beneficiar a los estudiantes de sectores desfavorecidos con acciones afirmativas, como asegurar cuotas de participación para ciertos sectores de la población y acompañamiento con procesos educativos significativos.

Evidentemente, es preciso “superar la visión del déficit y más bien enriquecernos de la diversidad, y ser capaces de ser flexibles para adaptarnos a esos diferentes perfiles de estudiantes que están ingresando a las aulas universitarias”.

Y, por último, “poner mucho más énfasis en las pedagogías de la educación superior. En pedagogías justas que promuevan el derecho a aprender y no solamente el derecho a entrar a una universidad, sino la posibilidad de empoderarse y de ampliar las capacidades de acuerdo con los propios planes y aspiraciones que tienen nuestros estudiantes”.

Inversión social y equidad en educación superior

El Patronato de la IBERO, el Centro de Inversión Social, el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) y la Dirección de Formación Ignaciana organizaron el foro virtual Inversión social y equidad en educación superior: retos ante la pandemia.

El foro, donde se profundizó en el problema de la inequidad educativa, “representó también el inicio de la iniciativa Alianzas que transforman: juntxs por la equidad educativa, que invita a empresas y personas  a sumarse a una red de la IBERO, que permita incorporar a más jóvenes en condiciones de vulnerabilidad a la comunidad universitaria, y garantizar su permanencia en ella”, a decir de la Lic. Adriana de la Peza Vignau, coordinadora del Centro de Inversión Social.

“Si quieres sumar a tu institución o empresa a Alianzas que transforman,  puedes hacerlo poniéndote en contacto conimpulsa@ibero.mx. También puedes sumarte a la Red de inversionistas sociales por la equidad educativa por medio de una donación única o recurrente a través de nuestra plataforma,  en: dona.ibero.mx”, añadió De la Peza.

Este material se comparte con autorización de la IBERO

“El presente artículo es propiedad de Desinformémonos“.

Rendón, P. (2021). Acceso a educación superior, restringido para jóvenes en situación de pobreza. Desinformémonos. Recuperado el 17 de marzo de 2021 de: https://desinformemonos.org/acceso-a-educacion-superior-restringido-para-jovenes-en-situacion-de-pobreza/

Pandemia de covid amenaza a toda una generación, alerta Unicef

La pandemia retrasó el desarrollo infantil y amenaza a una generación, alerta la Unicef.

Pandemia de covid amenaza a toda una generación, alerta Unicef
Pandemia de covid amenaza a toda una generación, alerta Unicef

AFP | Excelsior

ESTADOS UNIDOS | Miercoles 10 de Marzo del 2021 | 21:15 

Funcionarios del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertaron que la pandemia de covid provoca retraso en el desarrollo infantil, además de ser una amenaza para toda una generación.

Escuelas cerradas, pobreza creciente, matrimonios forzados y depresión: después de un año de pandemia, todos los indicadores que miden el desarrollo infantil y adolescente han retrocedido, un revés que presagia un estigma duradero para toda una generación, advirtió este jueves Unicef. 

Ha aumentado el número de niños que pasan hambre, que están aislados, maltratados, ansiosos, que viven en la pobreza y que se han visto obligados a casarse”, dijo Henrietta Fore, directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), en un comunicado emitido al cumplirse un año de que la Organización Mundial de la Salud declarara la pandemia de covid-19.

Su acceso a la educación, la socialización y los servicios esenciales que incluyen salud, nutrición y protección ha disminuido. Las señales de que los niños llevarán las cicatrices de la pandemia en los próximos años son inconfundibles”, dijo Fore en la nota.

Ante tales efectos “devastadores“, la directiva de Unicef instó a poner a los niños “en el centro de los esfuerzos de recuperación”, en particular “dando prioridad a las escuelas en los planes de reapertura”.

Unicef citó una serie de cifras preocupantes en apoyo de las palabras de Fore. 

Si bien la pandemia ha golpeado sobre todo a adultos mayores, los niños y adolescentes menores de 20 años representan el 13% de los 71 millones de casos de coronavirus reportados en los 107 países que proporcionaron datos específicos por edad. 

En los países en desarrollo, las proyecciones muestran un aumento del 15% en la pobreza infantil. 

Entre seis y siete millones más de niños podrían sufrir desnutrición en 2020, un aumento del 14% que podría traducirse en más de 10.000 muertes adicionales por mes, principalmente en África subsahariana y el sur de Asia.

Para 168 millones de estudiantes en el mundo, las escuelas han estado cerradas durante casi un año. Un tercio de ellos no tiene acceso a la educación en línea. 

Como resultado del cierre de escuelas y el empeoramiento de la situación económica, la pandemia también podría llevar al matrimonio de 10 millones de niños para 2030, lo que se suma a los 100 millones de niñas que ya se consideraban en riesgo de matrimonio para entonces. 

Además, al menos uno de cada siete niños o adolescentes ha pasado la mayor parte del año pasado bajo órdenes de encierro, lo que aumenta la ansiedad, la depresión y el aislamiento. 

Por otra parte, el coronavirus también ha provocado la suspensión de las campañas de vacunación contra otras enfermedades, como el sarampión, en 26 países, lo que aumenta las amenazas para la salud de aquellos no inmunizados.

El presente articulo es propiedad de Excelsior.

AFP (2021) Pandemia de covid amenaza a toda una generación, alerta Unicef. Excelsior. Recuperado el 10 de Marzo del 2021 en: https://www.excelsior.com.mx/global/pandemia-de-covid-amenaza-a-toda-una-generacion-alerta-unicef/1437178

Gobiernos «dejan que nos maten por ser indígenas y pobres», denuncian pueblos de Guerrero

Redacción | Desinformémonos.

Lunes 22 de febrero de 2021

Foto tomada de Contralínea

Ciudad de México | Desinformémonos. El Concejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata (CIPOG-EZ) responsabilizó a los gobiernos federal y estatal de permitir la violencia narco-paramilitar por la que 40 integrantes de base, promotores, delegados y concejales han sido asesinados.

«Nos dejan que nos maten por ser indígenas y pobres y además rebeldes, que no nos dejamos dominar por los grupos criminales y que además estamos en la lucha del CNI-CIG (Congreso Nacional Indígena – Concejo Indígena de Gobierno)», denunciaron los integrantes del CIPOEG-EZ.

En el marco de la «Jornada por la Vida, contra los Megaproyectos y por Samir Flores», el Concejo acusó que las autoridades del gobierno son «cómplices» de la violencia contra los pueblos de Guerrero que luchan junto al CNI-CIG y a las comunidades del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

«Los malos gobiernos estatal y federal actúan de forma cruel, inhumana y contraria a su llamada legalidad y los derechos humanos», señaló el CIPOG-EZ.

Los pueblos aseguraron que a pesar del panorama continuarán en su lucha por romper el cerco narco-paramilitar, impuesto desde hace más de un año en sus comunidades.

A continuación el comunicado completo:

A las mujeres que luchan por la vida

Al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional
A los pueblos zapatistas
Al Congreso Nacional Indígena – Concejo Indígena de Gobierno
A las redes de apoyo
A la Sexta Nacional e Internacional
A los periodistas honestos
A los medios libres, autónomos o como se llamen

Como hombres, mujeres, niños, niñas, abuelos y abuelas de nuestras comunidades indígenas Nahua que estamos organizados en el Concejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata (CIPOG-EZ), en conjunto con nuestros pueblos hermanos de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (O.C.S.S.), nos sumamos a la Jornada por la vida, contra los Megaproyectos y por nuestro hermano Samir Flores.

Porque en Guerrero los jefes narco-paramilitares que han asesinado a 40 de nuestras y nuestros compañeros de base, promotores, delegados y concejales del CIPOG-EZ, y CNI-CIG, y siguen libres y riéndose de nosotros y de la justicia. El gobierno federal sabe bien quiénes son y no hacen nada por que llegue la justicia a las familias y el castigo a todos los responsables. O están de cómplices, así bien organizados entre ellos, todos los niveles de gobierno o están de cómplices, dejando que nos maten para no lidiar con nuestras demandas y por ser parte del CNI-CIG y hermanarnos con los pueblos zapatistas del EZLN. En cualquier caso, los malos gobiernos estatal y federal actúan de forma cruel, inhumana y contraria a su llamada legalidad y los derechos humanos.

Desde esta movilización de los pueblos del CIPOG-EZ, le decimos al gobierno de López Obrador y de Astudillo Flores que son ustedes y nadie más quienes están dejando que ocurra este etnocidio, porque nos están dejando ser asesinados por ser indígenas, porque en este México del siglo XXI sí hay racismo y está bien fuerte, nos dejan que nos maten por ser indígenas y pobres y además rebeldes, que no nos dejamos dominar por los grupos criminales y que además estamos en la lucha del CNI-CIG. Si fuéramos de los que a todo decimos que si, si fuéramos banco de votos para MORENA, el PAN o el PRI otra cosa seria. Pero sépanlo bien nuestras hermanas y hermanos de todo el mundo aquí seguiremos resistiendo, sin vendernos, ni rendirnos.

Nuestros hermanos y hermanas Zapatistas del EZLN no están solos, no están solas, desde Guerrero las comunidades del CIPOG-EZ continuamos rompiendo el cerco narco-paramilitar que desde hace más de un año nos impusieron en nuestras comunidades y exigiremos un !Alto a la guerra contra las comunidades Zapatistas y del Congreso Nacional Indígena. Alto a la guerra narco-paramilitar contra el CIPOG-EZ! ¡Justicia para Samir Flores Soberanes!

ATENTAMENTE:
Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata(CIPOG-EZ)
Regiones: Costa Chica, Costa Montaña, Montaña Alta y Montaña Baja de Guerrero,
Organización Campesina de la Sierra del Sur (O.C.S.S.).
¡Alto a la Guerra paramilitar contra las comunidades Zapatistas del EZLN!
¡Alto a la Guerra narco-paramilitar contra las comunidades indígenas del CNI-CIG!
¡Justicia para todos nuestros presos, asesinados y desaparecidos del CNI-CIG!
¡Nunca más un México sin nosotros!

“El presente artículo es propiedad de Desinformémonos“.

Redacción (2021). Gobiernos «dejan que nos maten por ser indígenas y pobres», denuncian pueblos de Guerrero. Desinformémonos. Recuperado el 22 de febrero de 2021 de: https://desinformemonos.org/gobiernos-dejan-que-nos-maten-por-ser-indigenas-y-pobres-denuncian-pueblos-de-guerrero/

Llegan las vacunas chinas y rusas; se aplican en Ecatepec, Tláhuac, Iztacalco y Xochimilco

Arturo Contreras Camero y Daniela Pastrana | Pie de Página

Lunes 22 de febrero de 2021

En un Boeing 747 proveniente de Beijing llegaron a México las primeras dosis de la vacuna china CureVac, fabricado por el laboratorio Sinovac Life Sciences Co., Ltd

400 mil vacunas desarrolladas en China y Rusia se distribuyen en el Valle de México. Las de la china Sinovac comenzaron a aplicarse este lunes en Ecatepec, el municipio más poblado del Estado de México; las Sputnik V se aplicarán desde el miércoles 24 en tres alcaldías periféricas de la capital

Texto: Arturo Contreras Camero y Daniela Pastrana

Fotos: Arturo Contreras y María Fernanda Ruíz

Fotos: Especial

Actualización 22 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO.- Las primeras vacunas de procedencia china llegaron a México la mañana de este sábado 20 de febrero. Estas 200 mil dosis de la vacuna CureVac fabricada por el laboratorio Sinovac se aplicarán en el municipio de Ecatepec, en el Estado de México, por ser el municipio urbano del país que cumple con tres características: presentar una tasa alta marginación, de mortalidad por covid-19 y de densidad poblacional.

En total México contrató la compra de 10 millones de dosis de esta vacuna para aplicarla a 5 millones de personas; requiere de una doble dosis. El 28 de febrero llegarán 800 mil dosis más y mensualmente, hasta completar 3 millones de dosis en mayo. 

El  anuncio de los municipios a los que se destinarán estas vacunas estaba fijado para este sábado. Sin embargo, la fecha fue pospuesta para el lunes 22 de febrero, cuando comenzó la aplicación en ese municipio.

Las vacunas llegaron con un retraso de 3 horas, debido al mal tiempo. En la logística, traslado y seguridad de este embarque participaron 62 elementos del Ejército Mexicano

El sábado, el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell. confirmó su contagio de covid-19. 

Virus inactivo

La CureVac se aplicará, como dicta el plan nacional de vacunación, primero a la población de adultos mayores a 60 años. Esta es una vacuna de virus inactivado, es decir que ha perdido completamente su capacidad para inducir la enfermedad, pero conserva la de inducir una respuesta inmune contra el virus SARS-CoV-2. Hasta el momento a México habían llegado vacunas de los laboratorios Pfizer-BioNtech y Astra-Zéneca; ambas funcionan con una tecnología de ARN mensajero, diferente a las de la vacuna china. 

El cargamento con las primeras 200 mil dosis de esta vacuna, proveniente de Beijing, cruzó el Atlántico por Alaska, haciendo una escala en el aeropuerto de Anchorage y después otra en Los Ángeles. Finalmente aterrizó en la Ciudad de México a las ocho de la mañana con cuarenta minutos; tres horas y diez minutos después de lo planeado, debido a las malas condiciones meteorológicas. 

A diferencia de la vacuna de Pfizer-BioNTech, ésta puede conservarse en una red de frío normal; su temperatura se debe mantener entre los 2 y los 8 grados celsius y puede usarse hasta por un periodo de 6 meses después de su producción. 

En la recepción de la vacuna estuvieron presentes la subsecretaria de asuntos multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Martha Delgado; el director general del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda y el embajador de China en México, Zhu QingqiaoZhu Qingqiao

Según los datos arrojados por los estudios de fase 3 de la vacuna china, realizados en Turquía,  se demostró que la eficacia de esta vacuna, después de la aplicación de la segunda dosis fue de 91.25 por ciento; esto es, similar al 95 por ciento de la vacuna de Pfizer y mayor al 63 de la de Astra-Zéneca. 

La CoronaVac no se debe aplicar en personas que recientemente hayan presentado covid-19 y aún no se recuperen. En cambio las personas con antecedente de alergia leve pueden vacunarse. Incluso las personas con alergias graves, de reacción anafiláctica, podrían vacunarse si la alergia no está relacionada con algún componente de esta vacuna. También se puede aplicar a mujeres que lactan.

Zhu Qingqiao , embajador de China en México recordó la postura de su país, que aboga para que las vacunas sean bienes públicos accesibles y asequibles para todos. “Vacunas verdaderamente para todos los pueblos», aseguró.

La vacuna rusa en camino

Las primeras 200 mil dosis de la vacuna rusa Sputnik V, que llegarán este lunes 23 de febrero a la medianoche, se distriburán en tres alcaldías de la Ciudad de México, confirmó la Jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheimbaun

La alcaldías que recibirán las vacunas son Tláhuac, Xochimilco e Iztacalco. Todas tienen altos niveles de contagio y conurbación con el Estado de México. Las personas de estas alcaldías podrán vacunarse del 24 de febrero al 5 de marzo.

La jefa de gobierno explicó que, debido a que éstas vacunas requieren una congelación de -20 grados celsius, la logística de aplicación será distinta a la de Astra Zéneca. En este caso se instalaran 6 grandes unidades vacunadoras y se tiene previsto que se apliquen 20 mil dosis diarias en cada una.

También habrá unidades móviles para acudir a domicilios donde haya personas que por alguna incapacidad no puedan llegar a las unidades vacunadoras.

“La vacuna Sputnik debe estar preservada a menos 20 grados centígrados, entre menos 20 y menos 18, y en su momento puede ser utilizada, pero el tiempo de utilización es corto, es considerablemente corto, entonces también por esa razón es muy conveniente que sea utilizada en la ciudad donde la pondremos”, aseguró al respecto López-Gatell el viernes. 

Para este biológico se acordó la compra de 24 millones de dosis, correspondientes a 12 millones de personas, pues también requiere de un esquema de dosis doble. Su eficacia es de 92 por ciento; y a diferencia de otras vacunas, su aplicación no se puede intercambiar, pues la composición química entre la primera y la segunda dosis es diferente. Actualmente hay estudios que sugieren que algunas vacunas, como las de Pfizer y la de Astra, podrían ser intercambiables en la segunda dosis, es decir recibir primero una de un laboratorio y después otra. 

Las sedes

Las sedes de Iztacalco serán Palacio de los Deportes (entrando por la puerta cinco) y Escuela Nacional de Educación Física. Estas unidades vacunadoras tienen una capacidad máxima de 5 mil 400 dosis diarias.

En Tláhuac, se aplicará la vacuna en el Bosque de Tláhuac y el hospital general «Tláhuac» del ISSSTE; ahí la capacidad máxima es de 3 mil 600 dosis.

En Xochimilco, las sedes son la Escuela Nacional Preparatoria Número 1 «Gabino Barrera», con una capacidad máxima de 4 mil 200 dosis diarias.

Como en la ocasión anterior, la organización de las aplicaciones será conforme a la primera letra del apellido paterno, en este orden:

  • A,B – 24 de febrero
  • C,D – 25 de febrero
  • E,F,G – 26 de febrero
  • H,I,J,K,L – 27 de febrero
  • M – 28 de febrero
  • N,Ñ,O,P,Q – 1 de marzo
  • R – 2 de marzo
  • S,T,U -3 de marzo
  • V,W,X,Y,Z, sin apellido paterno – 4 de marzo
  • Rezagados y faltantes – 5 de marzo

Las personas registradas recibirán un SMS con nombre, sede de vacunación, día y horario de aplicación. Quienes tengan dudas pueden consultaron en la plataforma vacunacion.cdmx.gob.mx

Para ser vacunado es necesario acreditar edad (se pide identificación oficial o acta de nacimiento), y domicilio en la alcaldía

En Tláhuac se prevé vacunar a 49 mil 816 personas; en Iztacalco a 79 mil 595 personas; y en Xochimilco a 65 mil 169, para un total de 194 mil 580 vacunados.

“El presente artículo es propiedad de Pie de Página“.

Contreras Camero, A.; Pastrana, D. (2021). Llegan las vacunas chinas y rusas; se aplican en Ecatepec, Tláhuac, Iztacalco y Xochimilco. Pie de página. Recuperado el 22 de febrero de 2021 de: https://piedepagina.mx/llegan-las-vacunas-chinas-y-rusas-se-aplicaran-en-ecatepec-tlahuac-iztacalco-y-xochimilco/

México debe aplicar moratoria contra desalojos, piden organizaciones

Daniela Rea | Pie de página

Lunes 25 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO, 29NOVIEMBRE2020.- Tres familias que habitaban departamentos en el edificio marcado con el número 261 de la calle Puebla, en la colonia Roma Norte, , fueron desalojadas debido a la ejecución de una orden judicial. FOTO: CRISTIAN HERNÁNDEZ CRUZ /CUARTOSCURO.COM

Las consecuencias económicas de la pandemia han dejado a familias sin casa. El gobierno no ha otorgado apoyos económicos ni alternativas legales para evitarlo. Organizaciones de derecho a la vivienda solicitan que se apliquen moratorias, como ya sucedió en otros países

Texto: Daniela Rea

Fotos: María Ruiz

CIUDAD DE MÉXICO.- “Estoy casada y tengo un hijo de 6 años, antes de la pandemia mi esposo trabajaba de bar tender en un antro y yo en una ONG. Se quedó sin trabajo mucho antes de que empezaran a cerrar antros, los dueños del lugar decidieron cerrar anticipadamente y pues el sueldo de Ricardo era el que compensaba los pagos de la renta. Vivíamos en Iztapalapa donde la renta no es tan cara, pagábamos 4 mil 500. Sin su sueldo empezamos a vivir al día, era una situación difícil y estresante, pedíamos dinero para terminar los gastos del mes y tomamos la decisión de dejar la casa porque ya no podíamos pagar la renta”.

Éste es el relato de Pamela, una joven que recién comenzaba su vida independiente, con su familia, y por las consecuencias económicas de la pandemia tuvo que dejar el departamento que rentaba, y volver a la casa familiar. En un breve sondeo a través de redes sociales Pie de Página puede acceder a su relato, el de otras personas que dejaron la casa por falta de pago y una más que fueron desalojados por deudas.

“Desde que Ricardo se quedó sin trabajo en marzo yo sostenía la casa, sabíamos que esto no iba a mejorar y en junio decidimos movernos con mis suegros, que nos prestaron un cuarto en Neza. Ha sido complicado porque es una decisión que nos aleja de lo que eran nuestros trabajos presenciales, de nuestra independencia. Las redes familiares nos ayudaron pero seguimos con deudas”. 

¿Cuál es el impacto de la pandemia en el derecho a la vivienda en México? Es difícil saberlo aún. La Encuesta de Seguimiento de los Efectos del covid-19 publicada en junio del año pasado advierte que la pandemia podría llevar a la pobreza al 76.2 por ciento de la población, esto es 95.2 millones de personas. 

Entonces la encuesta advertía que 14 por ciento de la población económicamente activa se encontraba desempleada o descansada sin goce de sueldo; 65 por ciento tenía sus ingresos reducidos y un 30 por ciento reportaba reducción de más de la mitad de su ingreso.

Silvia Emanuelli, coordinadora de la Coalición Internacional para el Hábitat,  señala que los datos de desalojos (y de quienes han tenido que dejar su casa o departamento sin desalojo) aún no están disponibles.

“Los resultados de los tribunales van retrasados, un juicio de arriendo tarda en promedio un año en resolverse, así que aún no tenemos esos datos de desalojos. Por otro lado están quienes no a fuerzas han vivido desalojo judicial sino que han decidido irse del lugar donde vivían porque ya no tienen posibilidad de pagar la renta, y han tenido que volver a su ciudad de origen, con los padres; otros han logrado acuerdos”.

Pamela relata que antes de la pandemia estaban estables económicamente; destinaban el 30 por ciento del sueldo de su compañero para pagar la renta y comenzaron a adquirir deuda para comprar muebles de su casa. “Somos una pareja joven y cuando nació mi hijo vivimos dos años con mis papás. Tener un departamento propio significaba independencia, tomar las riendas de nuestra familia y de la crianza de nuestro hijo. Pareciera que volver a una cosa familiar era dar un pasito atrás de lo que habíamos consolidado”. 

La ONU recomienda que se destine máximo el 30 por ciento del ingreso a la renta, sin embargo en el país este porcentaje sube hasta un 50 por ciento.

Pamela enfermó de covid-19, se recuperó en el cuarto en el que duermen ella, su pareja e hijo. Sacaron la cama matrimonial a la sala para evitar contagios y ella durmió durante su cuarentena en la cama de su hijo pequeño. / Foto: María Ruiz

Dejar la casa

La Coalición para el Hábitat realizó un cuestionario a 1498 personas entre 1° y el 12 de mayo, para conocer cuál era el impacto de la pandemia en el derecho a la vivienda. Si bien se trata de una muestra que no se puede generalizar al conjunto de la población, explica Silvia Emanuelli, permitió poner sobre la discusión qué está pasando.

Una tercera parte de las personas encuestadas vive en departamentos o casas independientes; el resto se reparte casi por partes iguales entre vivir en vecindades, casas de interés social, en un cuarto en una vivienda más amplia; y en menor medida en un cuarto de azotea.

De los encuestados 44% son propietarios de la vivienda, casi 40% la rentan, 11% es prestada y 3% viven en casa de algún familiar.

En los resultados encontraron que se realizaron 56 desalojos que afectaron a 256 personas. De las personas desalojadas, una tercera parte vivía en Iztapalapa, el resto en Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero y Coyoacán.

El 59% de las personas desalojadas dijeron que fue por la imposibilidad del pago del alquiler por falta de recursos económicos atribuidos a la pandemia; el 14% a que el propietario dejó de prestar o pedir que cuiden su vivienda y el 7% fueron desalojados por riesgo de contagio.

Toda una vida se fue con el préstamo

Este relato lo hace Carola. Hasta finales del año pasado su hija vivía con su papá, en un departamento propio. Sin embargo, las consecuencias económicas de la pandemia le impidieron pagar un préstamo del cual el departamento estaba en garantía. El 25 de noviembre del 2020 fueron desalojados por el banco. El hogar se perdió.

“Mi hija y su papá vivían en un departamento en la colonia Juárez donde vivían desde hace 20 años, desde que ella nació. El papá pidió un préstamo, el trabajo fue mal, no se pudo pagar el préstamo, el departamento quedó como garantía. Se había dicho que no habría desalojos en la pandemia, incluso él fue a hablar a jurídico del banco y le dijeron que no, pero no fue así. El 25 de noviembre en la mañana llegaron seis hombres con sellos y ganchos a informar que iban a desalojar y tomar posesión del departamento, que le pertenecía al banco. Mi hija y su papá no se resistieron, era un departamento que estaba valorado en 3 millones de pesos.

“De mi hija pudimos recuperar su ropa, cosas de la escuela, pero no hubo dinero para rentar una bodega y poner los muebles, los regalamos a unas personas que están  acampando a la vuelta en la colonia Juárez que también fueron desalojadas hace años, ahí quedó esa historia de 20 años, 25 años de ese departamento”.

“Ahora mi hija vive conmigo, el papá no tiene casa, se quedó sin nada, solo una bolsa negra con ropa y zapatos. Lamentablemente es una historia muy común. Uno queda tan mal emocionalmente que no está listo para enfrentar una acción, no le alcanza a rentar, está en casa de amigos. No sabe qué va a hacer”.

Renta

En México el 16 por ciento de la población accede a la vivienda a través de la renta, que equivale a 5 millones de viviendas, según el INEGI. Kalycho Escoffié, directora en el Centro de Derechos Humanos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, explica que la renta  es el medio por el cual la clase media accede a la vivienda, la clase media joven, generaciones que tienen obstáculos para alcanzar un inmueble, sobre todo en ciudades donde el suelo es excesivamente caro.

Sólo el 41 por ciento de los contratos de arrendamientos en México cuenta con un contrato escrito, el resto pone en desprotección a los propietarios como a los inquilinos, agrega Escoffié.

En la encuesta que realizó Hic-Al se refiere a que 597 hogares de los  mil 498 entrevistados pagan renta, el 62 por ciento afirmó tener dificultades para asumir el pago y el 37 por ciento afirmó no tener dificultades para seguir haciéndolo.

De las personas que afirmaron tener dificultades para pagar, dos terceras partes no han podido llegar a un acuerdo con el dueño; y el resto que sí pudo llegar a un acuerdo las opciones fueron varias como reducir el precio de la renta, condonar o aplazar el pago.

Algo que advierte la encuesta es la dificultad creciente para mantener el pago:  dos terceras partes de las personas encuestadas dijeron que había posibilidades de no poder pagar la renta los próximos meses.

La encuesta retoma datos de la organización civil El Caracol, según la cual en la ciudad de México hay 6 mil 700 personas en situación de calle, por lo que se recomienda destinar recursos para garantizarles un hogar en la emergencia sanitaria, ya sea en albergues o acceso a los hoteles o vivienda temporal.

Foto: CuartoscuroFOTO: Luis Carbayo / Cuartoscuro

La red familiar ante la omisión gubernamental

“Soy Alfonso Sierra, tengo 30, estudio un doctorado (sexto semestre) en la UNAM con beca de CONACyT, soy papá soltero y mi beca termina en un año. Tuve que dejar mi casa y regresar con mis papás como una medida para ahorrar esa renta para el futuro.

“Mis papás tienen 60 años, mi mamá es pensionada y mi papá maneja un autobús de pasajeros, mi papá es diabético y con obesidad, su trabajo es de alta exposición al virus y preferimos que dejara de trabajar, esto fue desde marzo hasta noviembre, entonces los ingresos en su casa fueron muy escasos. Yo les ayudaba prácticamente con la mitad de sus ingresos. Acordamos que era mejor mantener una sola casa y ahorrar parte de mi beca ante la incertidumbre del fin de la pandemia.

“Sé que mi caso no es una tragedia, que hay historias horribles. Pero finalmente, sí, la pandemia me obligó a dejar mi casa donde era muy feliz solo.

“¿Qué significó para mí dejar mi casa? Fue triste, pero más que nada incómodo… perder mi privacidad, mi espacio y mis reglas para volver a mis 30 años al espacio familiar. Además era una renta relativamente baja por una casita muy muy linda, ubicada en un pueblo de usos y costumbres entre Cuernavaca y Tepoztlán. Procuro que este cambio imprevisto me afecte lo menos posible en mi plan a largo plazo, que es terminar el doctorado para establecerme en Alemania, viéndolo de este modo aún puedo recuperar algo de lo perdido”.

Moratorias, la alternativa en otros países

En abril del 2020 la ONU recomendó a los países cancelar los desalojos hasta el final de la pandemia, pues justo el hogar con acceso a servicios como el agua potable es uno de los espacios que permite comenzar a cuidarse del coronavirus.

Estados Unidos aplicó por decreto federal una moratoria sobre desalojos de vivienda que expiró el 31 de diciembre; el gobierno de Nueva York los extenderá hasta el 1 de mayo. Otros países que las han aplicado son Alemania,  Argentina,  Australia, Austria, Chile, Colombia, España, Francia, India, Italia, Malasia, Reino Unido y Sudáfrica.

En México, sin embargo, el gobierno federal y el gobierno de la Ciudad de México han sido omisos en generar apoyos para la atención a los problemas de vivienda que ha dejado la pandemia, advierten Silvia Emanuelli y Kalycho Escoffié.

“Lo único que han dado en apoyo: aprobar permisos de construcción y facilitar créditos para comprar casa, es decir se está rescatando al sector de la construcción, no es un tema de respuesta social”, dice Escoffié.

“El gobierno no está sacando recursos para hacerse cargo de esta situación, no asume gastos específicos sino que pide a la sociedad una solidaridad. Habíamos planteado que el gobierno estableciera moratoria de desalojos: evitar los desalojos hasta que dure la pandemia. Hay países que han hecho esto y otros que han previsto medidas para el pequeño propietario que depende de su renta”, explica Emanuelli.

Kalycho Escoffié señala que no hay un manual de lo que cada país debe hacer para proteger el derecho a la vivienda en la pandemia, de acuerdo con su contexto.

“Pero la moratoria de desalojos ha sido una de las medidas más utilizadas: esto no implica amnistía al pago, es decir, no implica que te perdonen la deuda, sino que frente a la contingencia una moratoria lo que puede ayudar es que la gente no se vea en situación de calle en un contexto en el que de por sí hay más oferta de vivienda. Es decir, permitir desalojos no solo pone en riesgo a las personas, tampoco es garantía de que las personas van a conseguir rentar sus departamentos”.

Kalycho explica que además de la moratoria hay otros mecanismos que ayudan a complementar los apoyos, por ejemplo en Ontario, Canadá, se dio apoyo para la vivienda de alquiler. Si se vence ese tiempo en que les dan el apoyo entran en moratoria; en Los Ángeles, por ejemplo, el gobierno local rentó hoteles para que las personas sin hogar pudieran pernoctar.

Silvia Emanuelli señala que desde la sociedad civil plantearon al gobierno de Ciudad de México impulsar las moratorias de desalojo. En junio (del 2020) presentaron una iniciativa de reforma al código civil de la ciudad para lograr un desequilibrio entre arrendador y arrendatario, y plantear elementos de justicia alternativa cuando hay conflicto entre las partes, como la mediación, la justicia alternativa, pero en agosto la iniciativa se fue a la congeladora dos meses después.

“Quisimos el debate y ni oportunidad del debate nos dieron, estaba representados los notarios, la empresa privada, pero no la sociedad, se trataba de una propuesta de izquierda que no fue retomada por la izquierda”, dice Emanuelli.

Pamela tuvo que mudarse a la casa de sus suegros. En ésta vive también su cuñada. La
única entrada a la azotea, dónde toda la familia lava ropa, es por el espacio que les
prestaron a Pamela y a su familia para vivir. Cuando enfermó de covid-19, para evitarcontagios, nadie subió y nadie pudo lavar ropa. / Fotos: María Ruiz

Perder la independencia

La señora Lupita tiene 55 años y vive en Toluca. Ella rentaba un espacio en el centro de Toluca, cerca de su trabajo en un restaurante, el cual pensaba compartir con alguna estudiante. Llegó en febrero del 2020 y para marzo ya estaba el acuerdo de compartir el espacio, lo cual no se concretó por el inicio del confinamiento.

Para junio, la situación económica estaba mal. Lupita recibió apoyo económico de su familia, pero para septiembre ya no fue posible. Lupita intentó un acuerdo con la casera, pero éste duró hasta diciembre. En enero Lupita dejó el departamento que rentó para tener su independencia y se fue a Ciudad de México a casa de su hija.

“Ella trabajaba en un restaurante de Toluca, pero sus patrones no apoyaron a los empleados de ninguna manera, de hecho solicitaron el apoyo de los empleados para que laboraran con el sueldo mínimo y que esperaran de manera indefinida sus pagos, la mitad fue despedida, se aprovecharon de esos despidos para abrir vacantes y hacer lo de semana de prueba y no contratarlos”, relata una hija de Lupita.

“Para mí el haber dejado mi casa no es un retroceso, es frustración, tengo conflictos emocionales. Vivir sola y ser independiente me generaba una gran satisfacción, tener algo propio. Hay mucha incertidumbre, no sabes qué va a pasar, tienes miedo de enfermarte, de la situación económica; en mi caso la mitad de mi sueldo se me iba en renta y subía hasta el 65 por ciento si incluía los servicios. Tengo sentimientos encontrados de si no he tomado las mejores decisiones. Me siento aliviada y acompañada, tengo incertidumbre, hace mucho tiempo que no vivía una situación así”.

 Yeudiel Infante

“Soy músico, me llamo Yeudiel Infante. Me dedico profesionalmente a la composición y producción musical. En febrero de 2020 me mudé a rentar con mi novia. Todos mis ingresos venían de la industria musical, del teatro y de la docencia. Iniciado el confinamiento se vino todo abajo. De un mes a otro dejé de tener entradas de dinero. Mi campo laboral es muy inestable, entonces no tenía muchos ahorros y cerca de abril me quedé en ceros. 

“Mi familia me apoyó para terminar de pagar las rentas que restaban en mi contrato y la pude llevar para sobrevivir gracias a algunos alumnos que aceptaron mudarse al Zoom y a una beca de la UNAM que tengo porque formo parte de la Unidad de Investigaciones Periodísticas.

“Pero para agosto tuve que volver a casa de mis padres. Ahí sigo por ahora. La renta la pagaba a mitades con mi novia, eso era una gran ayuda. De ingresos totales en promedio se me iba como un 40% en renta.

“La situación para mí ha representado, sobre todo, un fuerte desajuste de las pocas cosas estables que consideraba en mi vida acá en CDMX. Prácticamente todo en lo que trabajo cambió y sigue cambiando”.

Recomendaciones

Coalición para el Hábitat presentó a las autoridades una lista de propuestas para atender el derecho a la vivienda en el contexto de la pandemia.

  1. Establecer medidas legales que permitan parcializar, reducir o suspender y prorrogar sin ninguna penalización, pagos de rentas de inmuebles usados para viviendas o micro y pequeños negocios familiares a solicitud de la persona que compruebe su situación de necesidad.
  2. Regular el precio de los alquileres. Evitar que los precios incrementen considerando la pérdida de ingresos en las familias.
  3. Suspender todos los desalojos -tanto los judiciales como los extra judiciales- por el riesgo sanitario que implica quedarse sin un lugar para resguardarse.
  4. Legislar en materia de alquileres para garantizar adecuadamente los derechos de arrendadores y arrendatarios.
  5. Garantizar vivienda alternativa y refugios temporales para las personas que los necesiten, en condiciones dignas y salubres, como viviendas vacías, subutilizadas, abandonadas o terrenos baldíos que se adecuen como vivienda de emergencia o refugio, con base en el principio de la función social de la propiedad. 
  6. Garantizar agua, saneamiento y alimentos y otros apoyos a las personas que carecen de ellos.

“El presente artículo es propiedad de Pie de página

Rea, D. (2021). México debe aplicar moratoria contra desalojos, piden organizaciones. Pie de página. Recuperado el 25 de enero de 2021 de: https://piedepagina.mx/mexico-debe-aplicar-moratoria-contra-desalojos-la-pandemia-lo-exige/