Disability Often Intersects with Domestic Violence. Here’s How to Better Help Survivors

Angela Kim, California Health Report

07 de julio de 2022

I discovered I had a disability before I realized I was in an abusive relationship, but the two were interwoven in my life for many years. 

My disability, Obsessive Compulsive Disorder, made it difficult to cope with my daily life, let alone navigate the violent relationship I was in. My habits and compulsions were gradually consuming all my time and energy. But my relationship made it much more difficult to seek treatment and stay on life-changing medications. 

Since leaving the relationship and becoming an advocate for others in similar situations, I’ve discovered that, although rarely talked about, disability and domestic violence often intersect. I was far from alone. 

I’m sharing my story in the hopes that I can help others understand the connections between disability and domestic violence, but, as a journalist, I also wanted to talk with experts in the field and those who have had similar experiences to me. 

One in 4 women will experience domestic violence at the hands of a romantic or sexual partner, according to the CDC. Similarly, 1 in 4 adults in the U.S. lives with a disability. Between these two statistics is an overlap so large it demands attention. Yet, there is little discussion or awareness that domestic violence and disability often intersect. In fact, studies from the American Psychological Association show that disabled people with disabilities are twice as likely to experience domestic violence than nondisabled people, and women with disabilities have a 40 percent greater chance of experiencing domestic violence than women without disabilities. Given this alarming reality, some domestic violence and disability rights advocates are calling for prioritization of disabled survivors in anti-violence work. This is particularly important because, even if someone doesn’t have a disability initially, domestic violence can cause both temporary and long-term physical or mental health disabilities. 

For one, there are very few agencies with staff specifically trained in how to handle and support survivors with disabilities, says Rachel McCallum, a deaf disability justice advocate diagnosed with Anaplastic Astrocytoma. In her work auditing trainings in social work spaces, she quickly noticed that inclusivity and intake trainings rarely mentioned disability, deferring instead to more common modules on race and gender. Furthermore, in California, there are only a handful of shelters that specifically cater to survivors with disabilities, and most lack accessible facilities.

The inaccessibility of resources makes survivors with disabilities more vulnerable to abusers and often extends the duration of the abuse – in some cases, starting from childhood. People with limited communication abilities or cognitive disabilities may find it more difficult to report abuse effectively to authorities. The National Coalition Against Domestic Violence estimates that 70 to 85 percent of cases of abuse against disabled people go unreported.

“We struggle with ableism on institutional, interpersonal and internal levels,” said Tom Hartig, a 26-year-old domestic violence survivor with chronic depression and complex-PTSD. “When abusers take advantage of disabilities, it can become even harder to separate self-worth and self-love with how society sees us.”

Author Angela Kim.

Firsthand experiences

When I finally sought treatment in 2013, first I brought it up with my immigrant Asian parents, who were skeptical, due to their cultural background. But my boyfriend was even more dismissive. Even after explaining it a dozen times, he thought I was pursuing therapy for the unforgivable sin of talking to someone about our relationship issues. He discouraged the notion, asserting that therapy was a sign of weakness and that it was improper to discuss “private matters” with strangers.

But I could barely cope with my life, so I decided to seek therapy anyway. It saved my life. 

I started Cognitive Behavioral Treatment for my Obsessive Compulsive Disorder. The months undergoing CBT were the best of my life. Each week, my therapist and I would focus on tackling different habits through cognitive restructuring. She’d challenge me to explore situation exposure to rewire my brain’s neural pathways. I began to see immediate improvements, yet outside of that session, I was still dealing with an abusive boyfriend.

When I went on medication to treat my OCD, my boyfriend was unforgiving about the side effects, such as fatigue, severe migraines and lowered libido. I grew incredibly fatigued and would take naps throughout the day. During these naps, my boyfriend often bombarded me with controlling calls or text messages, questioning who I was secretly with or chastising me for ignoring him.

Over time, my therapist noticed how I would always hesitate before answering her questions about my boyfriend. She also picked up on how I said that I “walked on eggshells” around him. She was the first person in my life to recognize signs of abuse and introduce the concept to me. I am forever grateful for her intervention.

Partners who act abusively often strategically exploit disabilities to flex and maintain control. Hartig had similar experiences with a partner. Hartig’s depression caused him to have pervasive feelings of worthlessness and self-doubt. His partner took advantage of his low self-esteem and began to control not just the relationship, but his life, he said. 

“She told me who I should hang out with, who in my own family wasn’t ‘good for me,’ what to do in my free time,” he recalled. “It was all about control.” 

Since memory loss is a common side effect of depression, Hartig said his partner would use it to manipulate him into questioning his own sanity, an abusive strategy known as gaslighting. 

“I used to take notes on my phone during arguments in case she insisted she or I said something different,” he said. “But I couldn’t even trust what I had written down.” 

Hartig said his partner would tell him that his depression made him “a burden on everyone else,” which only served to compound his symptoms and discourage any thought of leaving the relationship.

Lack of accessible options

According to the U.S. Department of Health & Human Services, survivors of domestic violence with disabilities can endure unique forms of abusive behaviors with complicated dynamics, such as:

  • Denying access to mobility or communication aids, food, water or medications
  • Controlling communication by acting as a communicator or caregiver
  • Threatening or harming a service animal
  • Controlling or spending disability and social security benefits

Sometimes, caregivers are the people causing the harm. People with disabilities, like those with abusive partners, are often isolated and dependent on a small circle of friends, family members and other caregivers for critical support.

Even when survivors with disabilities leave an abusive situation, it’s hard for them to find a shelter that can accommodate their needs. Most domestic violence shelters are old buildings that cannot accommodate mobility aids or larger assistive technology. This can make a survivor hesitant to leave a home that is already equipped and adapted to their needs, even if it means staying in an abusive situation.

“There aren’t many grants or funding sources that go into infrastructure building,” said Nicolle Perras, interim executive director of the Los Angeles County Domestic Violence Council. “Even if there were funding, many survivors would be hesitant to give up their shelter spaces for three to six months for renovations since DV shelters are always in high demand.” 

Tatiana Dorman, the director of development at Rainbow Services, a domestic violence agency in San Pedro, shared similar concerns. Their apartment-style shelter has only one apartment accessible to people with mobility impairments, out of 10.

Rainbow Services’ director of legal services, Brenda Magid, and her legal team have helped hundreds of survivors of employment sabotage and economic exploitation. Most of the survivors they serve are low income and do not have a high school diploma, she said. Given California’s rising rent and high living costs, survivors with disabilities often must choose between becoming homeless or staying in an abusive home. For disabled people, securing financial independence can be difficult, due to discrimination in employment and housing, Magid said. In 2021, fewer than 1 in 5 people with disabilities in the U.S. were employed, according to the U.S. Department of Labor. These challenges mean a survivor’s finances and health often continue to suffer long after the abusive relationship ends.

Photo by iStock/kieferpix.

Finding solutions

The California Health Report spoke with several domestic violence and disability rights advocates about what could help address the specific needs of survivors with disabilities. Together, they identified four primary solutions: 

Economic Empowerment

People with disabilities need a greater range of policies and programs that boost their economic and employment opportunities, advocates said. For example, the YWCA of Berkeley/Oakland offers a five-week program that coaches survivors with disabilities on credit scores, savings accounts and financial planning. The campaign incentivizes good financial habits by giving participants a small stipend to kick-start their savings account. “It might not seem like much, but it can mean the world for someone whose abuser had all financial control,” said the YWCA’s executive director, Jennifer Radics-Johnson.

Training for Service Providers

Domestic violence organizations need to better train staff on the systemic discrimination and ableism that disabled survivors face, said advocate Rachel McCallum. Greater awareness among social service staff will lead to faster improvements in accessibility and overall services for disabled survivors, she said. McCallum recommended domestic violence agencies partner with disability rights organizations in their local communities to ensure that survivors can access services.

Access and Shelter

Domestic violence shelters need to invest more in making their spaces accessible to survivors with disabilities, said Tatiana Dorman. This is starting to happen but requires more state and local funding. For example, Rainbow Services ensured that a recent renovation of its emergency shelter complied with laws governing accessibility for people with disabilities. The organization also offers survivors with disabilities the option to stay at a hotel with accessible rooms. 

Disability Justice and Pride

Inextricable from each of these, it is essential to deconstruct ingrained social myths around disabled people. Hartig explained that disabled people are often dismissed as passive, helpless, non-sexual and burdensome. Many individuals and even organizations embrace a curative view, where eradicating or curing the disability takes precedence over creating an accessible world for the disabled.

I encourage people to bring disability into their conversations not just around domestic violence, but in all facets of life. It’s counterproductive to shy away from discussing and learning about disability just because it is uncomfortable. Disability is something many Americans, especially younger people, believe you are born with or will only affect you late in life. However, this is untrue — more than a quarter of 20 year olds will become temporarily or permanently disabled before reaching retirement age.

To center and uplift people with disabilities, we must first understand the ways in which the disabled community has been historically and currently marginalized. We must understand the ways in which the disabled community is more susceptible to abuse and advocate for those with disabilities. As Hartig said, “It’s already so hard living as a disabled person in an ableist and capitalist society, so spreading support, empathy and care is the key to attaining equity.”

If you or someone you know is experiencing domestic violence and are Deaf or Hard of Hearing, contact the National Deaf Domestic Violence Hotline at 855-812-1001 (Voice/VP) for videophone calls or voice phone calls. If you have questions about legal rights related to your disability, contact Disability Rights California at 1-800-776-5746 for referrals and support.

“El presente artículo es propiedad de California Health Report

Kim, A. (2022). Disability Often Intersects with Domestic Violence. Here’s How to Better Help Survivors. California Health Report. Recuperado el 12 de agosto de 2022, de https://www.calhealthreport.org/2022/07/07/disability-often-intersects-with-domestic-violence-heres-how-to-better-help-survivors/

California indemnizará a personas con discapacidad por esterilización forzada

Al menos 600 víctimas de esta práctica podrían recibir 25 mil dólares; California se suma a iniciativas que ya se dan en estados como Virginia y Carolina del Norte. Pero la práctica sigue siendo, para muchas mujeres con discapacidad en el mundo, una violación sistemática.

Fotografía de una protesta femenina con imágenes difuminadas al fondo, en donde aparecen tres mujeres al frente, una niña de tez blanca, cabello castaño oscuro, ojos café oscuro, con expresión seria, sostiene un letrero que dice “Change Now” en traducción es “Un cambio ahora”, a su lado derecho aparece una mujer de tez morena con lentes oscuros sobre su cabeza en forma de diadema, lleva puesta una blusa de color verde y una gabardina de color beige, sostiene un letrero que dice “Need Change”, cuya traducción sería “necesitamos un cambio”, a lado izquierdo de la niña aparece otra mujer de tez blanca, cabello rubio con el puño arriba en señal de victoria.

Katia D’Artigues | Yo también

—– | Lunes 17 de Julio del 2021 | — : —

California, en Estados Unidos, ya prepara un fondo de unos 7.5 millones de dólares para reparar el daño que se le hizo, durante el siglo pasado, a por lo menos 600 mujeres y hombres con discapacidades físicas y psicosociales víctimas de esterilización forzada, con aproximadamente 25 mil dólares cada una.

Se calcula que sólo en Estados Unidos, bajo la influencia del movimiento conocido como “eugenesia” fueron esterilizadas al menos 60 mil personas sin su consentimiento. En California al menos, bajo la Ley de eugenesia promulgada en 1909 se esterilizaron a más de 20 mil personas. 

En un nota publicada por el New York Times Service y retomada por Reforma, se cuenta la historia de Leonard Bisel, ahora de 88 años, quien a sus 15 años fue esterilizado contra su voluntad. Comenta que se despertó en medio de la operación: “Fue muy doloroso. Y el médico comentó que me callara”. Bisel, quien en sus formularios médicos estaba etiquetado como “aburrido” actualmente vive en Selah, Washington, se casó, adoptó dos hijas y ahora tiene seis nietos. 

La mayoría de estos procedimientos, que ahora están claramente prohibidos y considerados violatorios de derechos humanos, sucedieron en instituciones donde personas con discapacidad vivían. No estaban obligadas, legalmente, a tener consentimiento de la persona.

Estas indemnizaciones, que sólo falta que apruebe el gobernador de la entidad, Gavin Newsom (quien, por cierto, enfrentará un referéndum revocatorio) siguen a otros esfuerzos similares en otros estados como Virginia y Carolina del Norte. 

En el siglo XX al menos treinta y dos estados de ese país tenían algún programa financiado por el Gobierno Federal que esterilizaba a la fuerza no sólo a personas con discapacidad sino a migrantes, personas afrodescendientes, Latinas, asiáticas, nativos americanos o pobres u otras etiquetadas como “indeseables” so pretexto de la salud pública. 

¿Qué es la eugenesia?

Nacida a finales del siglo XIX e inicios del XX, la eugenesia fue un movimiento político e ideológico que predicaba que se debería buscar una mejora cualitativa, biológica y natural de la población. Quien primero la bautizó así (y que quiere decir “ciencia del buen nacer») fue Sir Francis Galton, científico británico quien, por cierto, era primo de Charles Darwin. 

Según esta nota de la BBC que explica todo el movimiento eugenésico (con fotos y documentos de Estados Unidos de la época), Hitler habría aprendido de Estados Unidos la eugenesia que propondría con el Holocausto. 

“La guía del laboratorio explica que «a finales del siglo XIX y principios del XX hubo una tendencia a la reproducción selectiva. Si un humano era considerado indigno de pasar su herencia a generaciones futuras, era esterilizado contra su voluntad».

La esterilización por eugenesia fue legal durante décadas en Estados Unidos y avalada hasta por su Suprema Corte de Justicia en la discusión de Bucks vs. Bell en 1927. Puedes revisar un resumen del caso aquí.

Carrie Buck era una joven internada en una colonia estatal de Virginia para personas con epilepsia y “débiles mentales”. Su super intentente, John Bell, quería impedir que tuviera hijos. La Corte votó 8 a 1 a favor de esterilizarla; incluso dijeron que no sólo era constitucional hacerlo sino que sería irresponsable no hacerlo. 

Fotografía a blanco y negro de protesta con imágenes difuminadas, al frente una mujer afroamericana de cabello crespo, con anteojos sobre su rostro, sostiene un letrero que dice: “sterilization of mothers violates U.N. Charter Art. 25, Secc. I y II. Vote NO House Bill” cuya traducción es “La esterilización de las madres viola la Carta de las Naciones Unidas, Artículo 25, Secc. I y II. Vota NO al proyecto de ley de la Cámara”.
Protesta eugenésica en los años 70. Crédito: Southern Studies Institute

¿Ya se terminó la esterilización forzada?

Aunque la esterilizacón forzada está considerada una violación de derechos humanos, sólo en 15 códigos penales de México está prohibida, como dice este documento Grupo de Información en Reproducción Elegida, GIRE http://informe2015.gire.org.mx/#/esterilizacion-forzada

Aunque hay un caso de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que la prohíbe (el caso María Mamérita vs. Peru) de apenas 2003, todavía se documentan casos en diversos países del mundo y hasta en Estados Unidos, donde se investiga la esterilización de 34 mujeres migrantes este año, por ejemplo.

En un informe de 2017, la entonces relatora sobre los derechos de personas con discapacidad de la ONU, Catalina Devandas, presentó un informe sobre los derechos sexuales y reproductivos de mujeres con discapacidad y consideró que la esterilización forzada aún es una “violencia sistemática” en diversas partes del mundo.

En un informe alternativo presentado ante la ONU y elaborado por distintas organizaciones de la sociedad civil en 2015 se denunciaron casos de esterilización forzada a al menos 40% de 51 pacientes  con discapacidad psicosocial a intelectual en hospitales psiquiátricos de la Ciudad de México. 

Fotografía de Mamérita Mestanza, una mujer de edad adulta, tez morena, cabello color negro, lleva puesto un sombrero de paja, sueter de color azul agua y sonríe frente a la cámara. A su costado derecho aparece una lona de protesta color blanca con la frase “Contra su voluntad” en letras color rojo.
Mamérita Mestanza, un caso emblemático en Perú por la política pública del Programa de Anticoncepción Quirúrgica Voluntaria (AQV), implementado por el gobierno de Alberto Fujimori. Fuente: cejil.org

EL presente articulo es propiedad de Yo también.

Katia D’Artigues (2021) California indemnizará a personas con discapacidad por esterilización forzada. Yo también. Recuperado el 12 de Julio del 2021 en: https://www.yotambien.mx/actualidad/california-indemnizara-a-personas-con-discapacidad-por-esterilizacion-forzada/

AMLO busca ampliar becas a menores con discapacidad

El Presidente López Obrador va por la mejora de todos los apoyos sociales implementados en su gestión

El esquema para ambos programas es que 50% lo aporte el estado y el otro 50% la Federación. SUN/ARCHIVO
El esquema para ambos programas es que 50% lo aporte el estado y el otro 50% la Federación. SUN/ARCHIVO

SUN| Informador MX

25 de junio de 2021 – 16:25 hs

Durante la supervisión de las acciones para el Alto Golfo de California, así como de los Programas para el Bienestar y Zona Libre de la Frontera Norte, el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que van a mejorar todos los programas.

Adelantó que pedirá a los nuevos gobernadores que apoyen a la Federación para ampliar el programa de becas para niños y niñas con discapacidad y el programa la Escuela es Nuestra.

“Va a continuar el programa de apoyo con pensión a niñas y niños con discapacidad, y estoy hablado con los nuevos gobernadores para que el programa se amplíe, pero lo vamos a hacer a la limón, que el 50% adicional lo aporte el estado y el otro 50% la Federación”.

Antes, Carlos Torres se estrenó como nuevo coordinador de los Programas Integrales de Desarrollo al detallar el avance de los programas sociales en la entidad.

Acompañado por el gobernador Jaime Bonilla e integrantes de su gabinete, AMLO expresó que ese mismo esquema se busca para el programa a la Escuela es Nuestra, que actualmente otorga apoyos de manera directa a padres de familia para rehabilitar o dar mantenimiento a 60 mil escuelas.

“Son alrededor de 200 mil escuelas públicas en el país, entonces nos faltan 140 mil y tenemos que hacer ese esfuerzo para entregar a cada escuela su presupuesto… también vamos a buscar que haya una participación conjunta con los gobiernos estatales”.

Dijo que se actualizarán las becas de educación media. “Aquí la subsecretaria de Egresos, Victoria Rodríguez, nada más se me queda viendo, pero las vamos a hacer”.

El Presidente López Obrador destacó las acciones que se han llevado a cabo para apoyar a los pescadores de la entidad y proteger el medio ambiente sin simulaciones.

Por eso llamó a todos a ponerse de acuerdo y trabajar en armonía para con ello evitar sanciones del extranjero al país.

“El presente artículo es propiedad de Informador MX

SUN. (2021). AMLO busca ampliar becas a menores con discapacidad. Informador MX. Recuperado el 25 de junio del 2021 en: https://www.informador.mx/mexico/AMLO-va-por-la-mejora-de-programas-de-apoyo-20210625-0080.html

Familias inician batalla legal por una vacuna anticovid para pcd

Cientos de familias de personas con discapacidad pasaron a la acción ante la displicencia con que las autoridades de Salud parecen haber tomado el riesgo amplificado que les significa un posible contagio de coronavirus SARS-CoV-2.

Fotografía de una mujer adulta de pie, vestida de pantalón negro y blusa morada a lado de una joven en silla de ruedas con pantalón de mezclilla azul y suéter blanco.

Redacción | Yo También

—- | Miércoles 16 de Junio del 2021 | — : —

“Queremos ser tomadas en cuenta”, resume Edith Juárez la decisión para sumarse a una iniciativa colectiva que busca obtener un amparo para que las personas con discapacidad, incluidas quienes están entre los 15 y los 39 años, reciban la vacuna contra el COVID-19.

Edith es mamá de Abigail Guadalupe Luján Juárez, de 21 años, quien tiene parálisis cerebral infantil, pero también es una de las al menos 50 familias que ya tramitaron amparos para que las personas con discapacidad reciban la vacuna de manera urgente y prioritaria.

La decisión de estas familias tiene fundamentos médicos sólidos. Estudios internacionales han documentado cómo los riesgos de contagio y las posibles consecuencias de esta enfermedad se magnifican en este grupo poblacional, que en México está integrado por poco menos de 21 millones, según el Censo 2020 del Inegi.

En estos meses, asociaciones, activistas y personas con discapacidad emprendieron una serie de acciones para lograr que la secretaría de Salud los tomara en cuenta en la estrategia nacional de vacunación. Ello no ha ocurrido, aún.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, dijo el pasado 8 de junio que estaban “próximos a anunciar” el registro accesible para personas con discapacidad en el portal mivacuna.salud.gob.mx; una semana después, hasta este 16 de junio el sitio no ha tenido modificación alguna.

Mientras que, Ricardo Cortés Alcalá, director de Promoción de la Salud y el funcionario que ha mostrado mayor interés en escuchar a las asociaciones de personas con discapacidad,  dijo que aún faltaban por vacunar poco más de 4.4 millones de este grupo, de los poco más de los 20 millones 800 mil que tiene registradas el Inegi.

Por eso la licenciada Yasmín Rosales, del equipo especializado en atención a personas con discapacidad del Instituto Federal de la Defensoría Pública (IFDP), encabeza la cruzada legal que emprendieron las al menos 50 familias para recibir el amparo de la justicia conforme a los parámetros de protección a los y las más vulnerables establecidos.

El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, es quien actualmente lleva los casos de estas familias que no solo buscan garantizar la vacunación en este momento, sino que el Estado, como garante y firmante de la Convención internacional de los derechos de las personas con discapacidad, establezca protocolos presentes y futuros para la atención prioritaria de este grupo ante situaciones de riesgo, emergencias humanitarias (incluidas la pandemia), con énfasis en aquellas que enfrentan enfermedades crónicas asociadas.

«No queremos que sean tomados en cuenta solo para esta primera aplicación, sino para todas las aplicaciones que se llevarán a cabo cada año”, explica Edith Juárez.

“Espero y deseo que se logre. Que mi hija, este año y los demás, sea considerada para la vacuna, que sea de las primeras y no tenga que esperar su turno; no me vayan a decir cómo con la vacuna de la influenza: ‘no la necesita’”.

Las acciones legales emprendidas buscan que la vacuna sea aplicada en condiciones adecuadas, es decir, que en la atención de las personas con discapacidad se den también las siguientes condiciones:

  • Que haya barreras para mantener la higiene básica
  • Que se cuide la sana distancia
  • Que se eliminen las barreras físicas, actitudinales y de comunicación que les permitan tener información clara sobre cómo protegerse del contagio.

El presente artículo es propiedad de Yo también.

Redacción (2021) Familias inician batalla legal por una vacuna anticovid para pcd. Yo tambien. Recuperado el 16 de Junio de 2021 en: https://www.yotambien.mx/actualidad/familias-inician-batalla-legal-por-una-vacuna-anticovid-para-pcd/

Lamentan el desmantelamiento de la CNDH a 10 años de la reforma

*El reto ahora es hacer cumplir la normativa de los Derechos  para las mujeres

Desapariciones y feminicidios continúan, aumenta,  ya no es noticia la localización de las fosas clandestinas: Patricia Galeana Herrera

Elda Montiel  | Sem México

Ciudad de México | Viernes 11 de Junio del 2021 | — : —

A una década de la reforma constitucional sobre derechos humanos  de las mujeres continúan y en algunos casos crecieron por “el revanchismo machista ante la cuarta ola del feminismo” expresó la historiadora, diplomática, fundadora y directora del Museo de la Mujer, doctora Patricia Galeana Herrera. 

Esa reforma trascendente  al Artículo 1º Constitucional  constituyó un parteaguas  porque  incorporó el respeto a los derechos humanos en todos los niveles de gobierno, en el sistema judicial y la sociedad,  no obstante  las violaciones a los de las mujeres no han variado, así lo dijo en el marco de la conferencia “Balance y perspectiva a una década de la reforma constitucional en Derechos Humanos” organizado por el Museo de la Mujer.

En su turno la doctora Nashieli Ramírez  Hernández, presidenta de la Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México CDHCDMX,  señaló que la reforma fue un “giro de timón” que incorporó los principios de igualdad y no discriminación,  antes considerados un asunto  cultural. Hoy  “el reto es que las normativas se hagan realidad en la vida cotidiana” sobre todo para la  diversidad  de población como las mujeres, las indígenas,  las personas con discapacidad, la comunidad LGBTI+.

La historiadora  Patricia Galeana Herrera sostuvo  que no hemos logrado deconstruir la cultura patriarcal que establece que el hombre nace para mandar y la mujer para obedecer, y cuando desobedece es violentada, por eso se necesitan los refugios a lo largo y ancho del país.  

Abundó que la pandemia puso de relieve la desigualdad social y la desigualdad de género en particular; aumentó en 300 por ciento la violencia contra las mujeres, el aborto no está despenalizado en todo el territorio nacional; la percepción de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos es negativa.

Tenemos uno de los más altos índices de violación a los Derechos Humanos, la necesidad de estándares de derecho internacional en investigaciones de desaparición forzada. Tenemos 61 mil 637 personas desaparecidas, por ello ya no es noticia encontrar fosas clandestinas;  y la tortura sigue practicándose cotidianamente, como en el caso de la migrante detenida en Quintana Roo.  

Le resultó  preocupante el aumento de la trata de personas ante las migraciones masivas de los países llamados del triángulo centroamericano. 

Advirtió como peligroso el incremento de la presencia militar en tareas de seguridad pública y dijo que no hay justicia restaurativa; periodistas y promotores de derechos humanos siguen siendo asesinados tanto como en países en guerra como Afganistán y Siria.

En 2011 hubo mil 235 feminicidios; en 2020 hubo 2 mil 223 asesinatos de mujeres y sólo el 24.6 por ciento se investigan como feminicidio. 

La doctora Galeana Herrera, fundadora del Museo de la Mujer  también se refirió al tema del presupuesto como un reto, ya que es necesario para que las reformas legislativas se lleven a la práctica, ya que las mujeres se tienen que quedar en casa al cuidado del esposo, hijas e hijos, enfermos, en lo que se ha llamado la economía del cuidado. 

Mujeres que se enfrentan en los trabajos donde los patrones no aceptan mujeres embarazadas o que se embaracen, es otro flagelo. 

Respecto a la CNDH consideró que es necesario que atienda las quejas y haga las recomendaciones, si bien estas no tienen una obligatoriedad jurídica vinculante no deben dejar  de realizarse. 

Hizo el recuento histórico de la trayectoria de los derechos humanos y destacó que la Constitución de 1917 fue la primera en el mundo en incluir los derechos sociales, económicos y culturales, anteriormente en 1810 con Miguel Hidalgo se decretó  la abolición de la esclavitud, y en 1860 la libertad de cultos, antes que en cualquier otro país hispanoamericano.

Detalló que en 1857 la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos estableció en su artículo primero  que “los derechos del hombre son la base y el objeto de las instituciones sociales”. En la Constitución de 1917 se cambia la redacción por “todo individuo gozará de las garantías que otorga esta Constitución las cuales no podrán restringirse ni suspenderse, sino en los casos y las condiciones que ella misma establece”. 

La reforma en el 2011, la más completa,  modificó la ley de amparo, institución protectora de los derechos fundamentales y se reconoce que todos los tratados internacionales que el gobierno  firma y ratifica forman parte del derecho constitucional mexicano. 

Con la reforma al Artículo primero, además, explicó se establece  “la progresividad de los derechos humanos, mediante el principio pro persona como rector de la interpretación y aplicación de las normas jurídicas, en aquellas que favorezcan y brinden mayor protección a las personas. 

Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, independencia, indivisibilidad y progresividad.

El Estado debe prevenir, investigar, sancionar y reparar violaciones a derechos humanos, en los términos que establece la ley”. 

Pendientes el Sistema Nacional de Cuidados y la reforma a la Igualdad sustantiva 

La reforma al Artículo primero  de la Constitución Política sentó las bases de una nueva exigibilidad con los principios pro persona y la igualdad y no discriminación en opinión de la presidenta de la Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México (Cdhcdmx), doctora Nasheli Ramírez Hernández. 

También señaló que la Constitución Política de la Ciudad de México no hubiera sido posible sin los antecedentes de esta reforma que cambio el paradigma de personas vulnerables a grupos de atención prioritaria, lo que benefició normativamente a grupos de mujeres en toda su diversidad, indígenas, persona con discapacidad, comunidad LGBTI+, entre otros. 

Asimismo, fortaleció el sistema no jurisdiccional de las Comisiones de Derechos Humanos en las entidades federativas. 

El principio de pro persona que es quizá uno de los más relevantes que más ha aportado a la transformación de la respuesta jurisdiccional y no jurisdiccional de estado. Junto con el principio de igualdad y no discriminación, así como el de progresividad han permitido concretar una atención reforzada las personas. 

Como ejemplo señaló que se refuerza una garantía presupuestaria del derecho a la salud de personas con VIH, o en un despido por embarazo, se invierte la carga de prueba para que sea el empleador quien pruebe que no hubo discriminación. En la aplicación de legislación más favorable para recibir pensión de fuerzas armadas a viuda de integrante del ejército, como ejemplo de pro persona. 

Explicó que enfoque diferencial permite reconocer las diferencias entre las personas en función de categorías como género, edad, identidad indígena, condición de salud, discapacidad, entre otras. 

Hizo el balance de las agendas específicas  para  las mujeres, como la interrupción legal del embarazo, avance en la agenda de derechos sexuales y reproductivos, paridad de género, reconocimiento de trabajo remunerado en las relaciones domésticas y familiares (aplicables para repartir el patrimonio conyugal con criterios de equidad).

Avance en el desarrollo normativo del derecho a las mujeres a una vida libre de violencia que incluye un gran abanico de expresiones y ámbitos. 

El reconocimiento de las poblaciones afromexicanas, el matrimonio igualitario para la comunidad LGBTI+, el reconocimiento del derecho a la identidad de género por medio de trámite administrativo y no de juicio, seguridad social sin discriminación.

Para las personas con discapacidad se reforma la Ley General de Educación para añadir el modelo de educación inclusiva conforme las observaciones del Comité de Derechos de Personas con Discapacidad de la ONU.

Así como el reconocimiento al derecho de la consulta y participación.

Como pendientes quedan la aprobación constitucional del sistema nacional de cuidados, y la igualdad sustantiva que modifica diversos artículos, transversaliza la perspectiva de género en la Constitución.  

También expresó que la Constitución Política es un texto vivo, que debe evolucionar entre personas gobernadas y gobernantes. 

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Elda Montiel  (2021) Lamentan el desmantelamiento de la CNDH a 10 años de la reforma. Sem México. Recuperado el 11 de Junio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/lamentan-el-desmantelamiento-de-la-cndh-a-10-anos-de-la-reforma/