Narrativas y memorias: hablar de las desapariciones desde el arte

Un proyecto multidisciplinario entre artistas y familiares de personas desaparecidas de Coatzacoalcos busca resignificar cómo se abordan las desapariciones a nivel social en México

Aranzazú Ayala Martínez (@aranhera), Lado B

06 de mayo de 2021

Lado B

¿Cómo hablamos de las desapariciones sin que sea un dolor constante, sin repetir una y otra vez lo mismo, sin que el peso de la ausencia nos agobie colectivamente? Con el arte; con el arte y la comunalidad. Hackeando el sistema, apropiándonos de los espacios, reescribiéndolos, sumando fuerzas.

50 familias, nueve artistas y seis periodistas junto con la organización Técnicas Rudas y la Deutsche Welle Akademie, iniciaron desde hace más de seis meses el proyecto “Narrativas y Memorias” que busca cambiar la forma en la que se habla de personas desaparecidas al convertir las obras de diferentes artistas en un megáfono para sus familias.

Este proyecto fue resultado de varias jornadas de trabajo en Puebla y Veracruz, donde las familias compartieron sus historias y su día a día como buscadoras con las y los artistas, quienes incluso las acompañaron a una búsqueda de restos humanos en campo y a jornadas de volanteo; esto sirvió para generar materiales artísticos que reflejan lo que implica desaparecer, y buscar.

Los materiales completos serán publicados el 10 de mayo en el sitio oficial del proyecto, que será lanzado ese mismo día en la víspera del aniversario del colectivo “Madres en búsqueda Coatzacoalcos”.

En dos primeros conversatorios virtuales, realizados el 3 y 5 de mayo, se presentaron algunos de los proyectos finales entre los que hay poesía, música, teatro, carteles, videos y performance. Al final, todas estas piezas tienen algo de la esencia de la búsqueda de las familias.

Por ejemplo, las canciones compuestas por Arturo Muñoz Carcará, integrante de La Trola, se inspiran directamente en cartas, pensamientos e incluso cantos de quienes integran el colectivo de Coatzacoalcos, y están dedicadas a los seres queridos que buscan.

Narrativas-y-memorias-3.jpg
Foto: Narrativas y memorias | Facebook

Los materiales creados en el proyecto le ponen nombre a las personas desaparecidas, le ponen rostro, le ponen humanidad.  En Carta para Jhonith, Carcará musicaliza una carta que el señor Vicente Enríquez le escribió a su hijo Jhonith Enríquez Orozco, desaparecido el 11 de mayo de 2015 en Coatzacoalcos. 

En uno de los encuentros del proyecto, el señor Vicente se acercó al cantautor y le compartió la carta para que la hiciera canción; en la letra, Carcará decidió mantener íntegro el mensaje  de don Vicente a su hijo por la propia fuerza de sus palabras. 

“Hijo, queremos verte pronto, regresa por favor, por qué te fuiste de mi lado; si supieras cuánto te extraño. Cada vez que suena la puerta blanca de la entrada pienso que eres tú, en las madrugadas me levanto, pienso que vas a entrar en ella. Jhonith, pídele a Jehová tú también, para que tengamos noticias de ti, hijo, por favor, te lo pido. A lo mejor tú estás bien por ahí y nosotros aquí sufriendo”.

En palabras de Carcará, “Narrativas y memorias” construyó una comunidad, al hacer un nodo de las artes y la cultura, para difundir la problemática de las desapariciones y combatir su normalización, además de luchar contra la invisibilización desde el Estado.

“Es necesario generar nuevas narrativas, generar obra que sea para uso rudo, diría yo, para que la puedan llevar las familias a donde fueran, a cualquier mitin, a cualquier marcha que pueda ayudar a la difusión de su lucha. Y, por qué no, para que se adueñen de estas obras, para que ya sean de todos y de todas y ayuden de manera directa, de manera tangible; que si es una canción se pueda cantar enfrente del palacio o del Congreso”.

Todo lo que los artistas crearon es de libre difusión. Para que se utilice no solo en Coatzacoalcos sino en otros lugares, y que logre contagiar la necesidad de hacer justicia.

Narrativas y Memorias
Foto: Narrativas y memorias | Facebook

La nueva narrativa de las y los artistas

Para Mare Advertencia Lirika, rapera zapoteca, participar en “Narrativas y Memorias” fue todo un reto, por asumir la responsabilidad de comunicar a partir de las palabras y sentires de las familias, pero también por desmentir la “verdad oficial” que siempre busca invisibilizar y criminalizar.

Mare compuso dos canciones, la primera y única que se ha publicado hasta el momento se  llama Se busca. En ella recrea la historia de lo que vive alguien cuando le desaparecen a una hija. 

En el video aparece cantando en una habitación rodeada de fichas de búsqueda. “Cada persona que no está es una ausencia que no sana”, canta con su potente voz. En los comentarios de YouTube del video hay respuestas directas de familias: Lloré, al ver la foto de mi hermano / Lloré tanto 😭 con tu canción, mi hermano está desaparecido ase 4 años y de verdad deseo k ninguna familia pase por esto nunca más 😭😭😭.

Este ejercicio de unión fue también un golpe de realidad para las y los artistas, pues casi todos estaban alejados de la problemática de las desapariciones. Y enfrentarse a lo que viven las familias que buscan a un ser querido les hizo cambiar completamente de perspectiva, además de repensar cómo se acercan al arte, y cómo este puede servir realmente a la sociedad.

Sobre esto, la dramaturga Verónica Maldonado dijo que ser parte del proyecto representó ver una realidad que muchas veces se quiere obviar, o no tener cerca. “Esta experiencia tocó mi alma, tocó mi corazón y espero firmemente que también toque mi quehacer como artista”.

Sandra Reyes, titiritera poblana, dijo a LADO B que el proyecto ha sido muy valioso porque ha generado proyectos artísticos bellísimos a partir de un tema tan doloroso como las desapariciones. “Estoy clara de que el arte sirve para denunciar, visibilizar e incomodar».

***

Algunas de las piezas realizadas pueden verse en estos links, y el 10 de mayo todos los materiales estarán disponibles en el sitio del proyecto.

Video de la canción “Se busca”, hecho por Mare Advertencia, rapera zapoteca:

Video de la canción “Búsqueda”, por Arturo Muñoz Carcará:

Poema de Judith Santopietro:

Obra de teatro “Xuxe entre los xantiles”, de Verónica Maldonado:

Libro “Zurcir la ausencia”, de Rosa Borrás:

*Foto de portada: Arturo Flama | Facebook de Narrativas y memorias

“El presente artículo es propiedad de Lado B

Ayala Martínez, A. (2021). Narrativas y memorias: hablar de las desapariciones desde el arte. Lado B. Recuperado el 07 de mayo de 2021, de https://www.ladobe.com.mx/2021/05/narrativas-y-memorias-hablar-de-las-desapariciones-desde-el-arte/

Fausto Carrasco Echeverría, el niño ikoots que donó 50 mil libros a su comunidad

Diana Manzo, IstmoPress, recuperado de Desinformémonos

26 de abril de 2021

Un niño de 8 años de edad piensa en juegos y juguetes, Fausto Carrasco Echeverría además de todo eso, ama leer y escribir cuentos bilingües – ombeyiüts y castellano- ; así comienza la historia de este pequeño que ganó un concurso de cuento organizado por el Centro de las Artesa San Agustín (CaSa) y como premio pidió libros y donó 50 mil ejemplares a San Mateo del Mar, Oaxaca, una localidad ikoots asentada en el Istmo de Tehuantepec.

Su libro favorito, es de los dinosaurios, y le atraen porque le hubiera gustado vivir en la época en que existieron, pero por fortuna existen los libros y Fausto los hojea infinidad de veces, además de dibujarlos.

Los 50 mil ejemplares literarios llegaron el pasado 19 de abril la Biblioteca Municipal “Margarita Maza de Juárez” de San Mateo del Mar, único espacio donde los niños y jóvenes de esta localidad pueden consultar un libro de forma física, aunque la idea original de Fausto es donarlos a su escuela, porque no cuenta con una biblioteca escolar y así sus compañeros tengan acceso a los libros y aprendan a recrearse de historias del mundo entero.

“Me siento feliz, porque llegaron los libros y ahora ya puedo ir a la biblioteca a leer los libros todos los días” expresó Fausto al compartir que él y sus compañeros podrán introducirse al mundo de los libros y aprender más historias, para después dibujarlas.

De carácter alegre, risueño y muy platicador, el estudiante de tercero de primaria de la escuela bilingüe “Adolfo López Mateos” señaló que su sueño es que su escuela que se ubica en un espacio alterno, tenga una biblioteca, porque para él significa un espacio de imaginación, donde los libros lo transportan con historias no vistas ni conocidas, pero que le gustan.

Fausto fue motivado por su madre, Gloria Mbajnüx Echeverría Palafox para que participara en el concurso de cuento que organizó el año pasado el CaSa, pero le advirtió que de ganar, él pediría libros y no dinero en efectivo.

El cuento que escribió y ganó el concurso se llama: “Mitiüüd nine lil” (El camino del pequeño camaleón)” retrata la vida de un camaleón que va en busca de su madre, y en ese encuentro aparece una serpiente y como piensa que se lo comerá, cambia de color a verde y conforme va caminando va adoptando los colores de un árbol, después gris como la arena, hasta llegar nuevamente al encuentro con su madre”.

Fausto espera que pronto regrese a clases presenciales para que los maestros y directivos habiliten un espacio para la biblioteca escolar y así trasladar los ejemplares, con la intención de que sus compañeros puedan apreciarlos todos los días.

Su madre Gloria, que es profesora de primaria explicó que por fortuna, en la institución donde imparte clases qué es la misma donde Fausto acude todos los días, le ha inculcado a las niñas y niños el amor por la literatura, por lo que estos libros que recién llegados, serán el mejor conocimiento que se les puede compartir.

*Heredero del ombeyiüts

Fausto Gael trae el arte en sus arterias, de su madre Gloria Mbajnüx Echeverria Palafox y maestro bilingüe e impulsor de la lengua heredó su lengua madre, sus primeros años de vida convivió con su idioma, del cual está orgulloso de hablar y escribir.

En San Mateo del Mar , los profesores como la mamá de Fausto impulsan esta herencia lingüística en las escuelas primarias, a ellos se les reconoce que esta lengua siga creciendo en el número de hablantes y de escritores.

Ella reconoce que esa herencia lingüística es la que motivó a Fausto a escribir cuentos y convertirse en un escritor infantil.

“De mi padre lo heredé yo y ahora estamos motivamos a Fausto para que lea y escriba en nuestra lengua, y eso me da mucho gusto, porque al menos tenemos la esperanza de que lo nuestro, lo que tanto cuidamos y protegemos seguirá vivo y resistirá”.

También reconoció que dentro de las instituciones educativas también se fomenta la cultura, la escritura y la lengua de primero a sexto grado, porque quieren que su cultura siga viva por varias generaciones más.

“A mi hijo le gusta inventar historias de figuras y personajes fantásticos, entonces la idea era ayudarlo, y pues el resultado es que ganó el concurso, estamos contentos, porque la motivación del premio fue que donamos los libros y lo haremos, por fin tendremos nuestra biblioteca escolar”.

Todas las noches Fausto Gael lee un libro acompañado de su madre, y al día siguiente lo plasma en papel por medio de dibujos, después les pone texto, así transcurren sus días de este pequeño que nunca soñó en convertirse en escritor, y que ahora lo es.

Este material se comparte con autorización de IstmoPress

“El presente artículo es propiedad de IstmoPress, recuperado de Desinformémonos

Manzo, D. (2021). Fausto Carrasco Echeverría, el niño ikoots que donó 50 mil libros a su comunidad. IstmoPress. Recuperado el 27 de abril de 2021, de https://desinformemonos.org/fausto-carrasco-echeverria-el-nino-ikoots-que-dono-50-mil-libros-a-su-comunidad/

Una antología bilingüe para conocer el sentir de infancias y jóvenes de pueblos originarios

Los poemas y cuentos que participaron en el primer concurso de Creación Literaria en Lenguas Originarias de Gusanos de la Memoria, fueron publicados en una antología que puede ser leída de manera gratuita; los trabajo muestran los sentires de la juventud en pueblos originarios

Fernando Merino Noriega (@FerMerinoN), Lado B

15 de abril de 2021

*Ilustración de portada: Gogo

Soy pequeña, / los niños de la escuela / dicen que tengo cuerpo de cucaracha, 

pies de palo y una cara sucia.  / Dicen que ellos son grandes,

 no saben que soy una niña que piensa. / No me enojo si me llaman cucaracha, 

una cucaracha con alas, / antenas para sentir, / que vive muchos años. 

Prefiero eso a ser como ellos, / que se sienten grandes / sin cabeza ni pensamiento.

A Eréndira Cruz, una joven tutunakú de 12 años de Zapotiltlán de Méndez, Puebla, le gustan las cosas que a toda niña de su edad: estar con sus amigos y amigas, ir a la escuela y salir a jugar, pero además le gusta escribir poesía, algo que su hermano y su hermana mayores comparten con ella desde que era más pequeña. “[La poesía me sirve] para expresar mis sentimientos, por eso me nació la idea de escribir”, dice con firmeza.

Misma firmeza con la que decidió mandar a concursar su poema Xumpip tsumat —Niña cucaracha en español— al primer concurso de Creación Literaria en Lenguas Originarias de México, organizado por Gusanos de la Memoria, un proyecto que surgió hace diez años en la región de La Montaña en Guerrero, con la idea de que “la creación literaria es una herramienta que permite pensarnos a nosotros mismos”.

Después de un año, el cuento de Eréndira se encuentra incluido en la Antología bilingüe de poesía y cuento, que reúne el trabajo de otros niños, niñas y jóvenes que, como ella, comparten la idea de que a través de la escritura es posible amplificar su voz: contarle al mundo sus pensamientos e inquietudes.

Así, Gaudencio Lucas y Cruz Alejandra Lucas, hermanos de Eréndira; Anastacio Gálvez, Melina López y Angélica Mendoza de Guerrero; Sótera Cruz y Fernando Valdivieso, provenientes de Oaxaca; Juan Caamal de Yucatán y Elivia López de Chiapas, han podido llevar sus obras más allá de sus cuadernos; ahora las ven reunidas en esta antología que reúne cinco cuentos y seis poemas, escritos en chinanteco, ch’ol, diidxazá (zapoteco), maya, mè’phàà (tlapaneco), mixe, náhuatl, otomí, tutunakú (totonaco), tu’un savi (mixteco).

Durante esta convocatoria se recibieron en total 26 trabajos y un comité fue el que deliberó qué trabajos se iban a incluir en esta antología, y aunque el concurso estaba abierto para personas de hasta 25 años, una gran mayoría de participantes tenían 18 años e incluso eran más jóvenes, como es el caso de Eréndira Cruz. 

La elaboración de la antología estuvo a cargo de la editorial XospaTronik que dirige la artista visual nahua Isela Xospa —oriunda la región de Milpa Alta en la Ciudad de México—, quien además se encargó de la identidad visual de cada uno de los textos que se incluyen en la publicación, con lo cual buscó dignificar la ilustración de los textos escritos por personas de pueblos originarios, pues reconoce que muchas de “las publicaciones que se hacen en lengua indígena están llenas de estereotipos y clichés”, por lo que este libro tiene una personalidad propia.

Las vetas literarias de las y los escritores y sus motivos para escribir

Antologia 4
Ilustración: Isela Xospa | Antología bilingüe de cuento y poesía

Los temas que aborda cada trabajo dan cuenta de la cosmovisión particular de cada pueblo originario, pero también de los pensamientos y situaciones que experimentan las infancias y adolescencias, entre ellas el amor y la resiliencia frente a situaciones difíciles; otros de los textos que se incluyen en la antología, escritos por jóvenes adultos, también dan cuenta de sus vivencias. 

Por ejemplo, el cuento en náhuatl Ti Motlajpiyaskej —Nos cuidaremos— está enfocado en explicar a  niñas y niños lo que es una pandemia y cómo se le puede hacer frente; y el poema en tutunakú Putsapan kinkachikin —Pueblo maquila— narra la transformación de lo pueblos con la llegada de las costumbres citadinas que van rezagando las tradiciones. 

Por su parte, Sótera Cruz dice a LADO B que ella se inspira en la melancolía y nostalgia del pasado, y elige escribir en soledad para estar tranquila y aterrizar sus ideas en una libreta.

En su poema, escrito en diidxazá, Bicache’ laa’be —Lo enterré, en español—, la escritora habla de la ausencia de una persona amada en ciertos lugares geográficos: un árbol, una playa o un cerro; lugares que compartió con alguien que no está más. Pero que también siente en su interior: una ausencia que pesa en el corazón y las entrañas. 

Además de la nostalgia y melancolía, otras vetas literarias a las que recurre Sótera son los lugares que ha visitado, la naturaleza, colores y tradiciones características de Juchitán, Oaxaca. El escribir le ha servido como una forma de “liberarse completamente cuando [tiene] acumulados los sentimientos”, pues es a través de la pluma que le da orden a sus ideas y pensamientos. 

Por otro lado, Eréndira Cruz narra a LADO B que el poema que escribió en totonakú, fue una forma de catarsis, pues en su escuela algunos de sus compañeros y compañeras de mayor edad le decían de forma despectiva cucaracha por ser más pequeña que ellos.

Esto en un principio la hacía sentir mal, pero después resignificó la palabra porque se dio cuenta —gracias a su hermana Cruz, su hermano Gaudencio y sus amigos y amigas— que, fuera de la imagen que se tiene de estas, las cucarachas tienen habilidades impresionantes, pues pueden volar y son resilientes: son capaces de vivir durante muchos años y son el único animal que puede sobrevivir a contextos muy complicados.

Después de entender que la analogía de la cucaracha y sus virtudes se podían aplicar en ella, fue a un lugar en el campo y  bajo un árbol encontró el lugar indicado para escribir el poema que se incluye en la antología. 

El futuro de las y los jóvenes escritores

Antologia 2
Ilustración: Isela Xospa | Antología bilingüe de cuento y poesía

Más allá de la escritura como hobby, Sótera, Eréndira y Gaudencio piensan continuar escribiendo: la primera piensa trasladar su quehacer literario más allá de la poesía, pues le gustaría incursionar en el cine como guionista, aunque también quiere profesionalizarse en la actuación, pues recientemente participó en un película grabada en Juchitán.

La segunda aún no ha pensado si le gustaría dedicarse de manera profesional a la poesía, aunque continúa sentándose bajo un árbol a escribir lo que sus ojos ven y sus oídos escuchan, lo que pasa en su pueblo y las historias de las personas que la rodean y que le comparten. 

Eréndira comparte que le gustaría escribir sobre el proceso del duelo, de la tristeza que viene cuando un ser querido fallece y cómo esa ausencia pesa no solo en una familia sino en toda la comunidad, pues recientemente en su pueblo unos niños se ahogaron en el río y ese suceso ha marcado a todos y todas las habitantes.

Por su parte, Gaudencio, quien ganó el concurso en la categoría de cuento con su texto “Pulkincio chu Kiwikgolo’”, dijo durante la presentación de la antología que busca seguir escribiendo sobre las tradiciones de su pueblo, las cuales se han transmitido de generación en generación a través de las historias que cuentan las y los abuelos a las personas más jóvenes de la comunidad. Esta tradición oral encuentra en el cuento y la poesía una forma de prevalecer frente al paso del tiempo. 

Sobre el cuento que le hizo acreedor al premio, Gaudencio reconoce que le gustaría hacer un libro en donde cuente más historias sobre el dios totonakú Kiwikgolo´ —árbol viejo en español— al que, de acuerdo con la cosmovisión de su comunidad, las personas tienen que pedirle permiso para entrar al bosque y al que él considera un protector durante sus recorridos en los senderos de Zapotitlán. 

La historia narrada en su texto estuvo inspirada en algo que el padre de su cuñado le contó, un relato en el que un hombre tiene un encuentro con este personaje, de acuerdo con una entrevista que Gaudencio otorgó a LADO B hace unos meses. El joven creador considera que hay mucho material para seguir escribiendo para mostrar a otras personas “lo bonito que suena el totonaco”, mientras continúa enfocado en sus estudios.

Las y los participantes coincidieron en que otra de las razones para seguir escribiendo es porque, a través de la producción literaria, le pueden dar uso a sus lenguas, en especial a aquellas que tienen pocos hablantes. E invitaron a que otras personas se animen a enviar sus trabajos. 

***

El concurso se encuentra abierto nuevamente y pueden participar jóvenes de hasta 17 años que escriban en alguna de las 68 lenguas originarias y sus 364 variantes que se hablan en México. 

Los textos tienen que ser inéditos y deben ser enviados hasta el 20 de mayo al correo gusanosdelamemoria@gmail.com con dos documentos: uno con los dos datos del autor o autora, y otro con el cuento o poema con el que deseen concursar. Toda la convocatoria se puede consultar en las redes sociales de Gusanos de la Memoria

Si quieres leer la Antología bilingüe de poesía y cuento puedes descargarla aquí

*Ilustración de portada: Gogo

“El presente artículo es propiedad de Lado B

Merino Noriega, F. (2021). Una antología bilingüe para conocer el sentir de infancias y jóvenes de pueblos originarios. Lado B. Recuperado el 16 de abril de 2021, de https://www.ladobe.com.mx/2021/04/una-antologia-bilingue-para-conocer-el-sentir-de-infancias-y-jovenes-de-pueblos-originarios/

La artesanía en manos de las mujeres el 65 por ciento de quienes participaban en sus distintas ramas

Lizbeth Álvarez Martínez, SemMéxico

23 de marzo de 2021

En el día dedicado a la artesanía y a su producción que en México significa el  3 por ciento del PIB

SemMéxico, Cd. de México, 23 de marzo, 2021.- La Secretaria Ejecutiva de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM), Nancy Pérez García, hizo un llamado a visibilizar y valorar el trabajo de mujeres y hombres artesanos que crean bellezas con sus manos.

Al inaugurar el Conversatorio por el Día Internacional del Artesano, organizado por la Red de Artesanos Anáhuac y la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en México y este Organismo, la funcionaria confirmó que hoy más que nunca es fundamental visibilizar su labor, sus necesidades y su visión del mundo.

La funcionaria señaló que las creaciones de las y los artesanos mexicanos reflejan sus valores, además de que ellas y ellos son principales promotores de la cultura nacional.

Destacó que la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI) y la UNESCO reconocieron a la Ciudad de México como Capital Cultural de Iberoamérica, y el Conversatorio celebró dicho reconocimiento y buscó reflexionar sobre los desafíos en el contexto de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

Nancy Pérez García aseveró que la CDHCM, tiene el compromiso de realizar difusión, investigación y acciones que favorezcan y protejan la diversidad cultural del país.

Explicó  que la Constitución Política de la Ciudad de México reconoce el acceso a la cultura y, en consecuencia, el derecho de toda persona, grupo o comunidad a elegir y expresar su identidad cultural.

Dijo que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo Cultural de México 2012 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las mujeres participan en mayor medida en el campo de las artesanías, desde materiales de cartón y papel, cerámica, madera, pintura, metal y vidrio, entre otros.

“Para 2012 las mujeres representaban el 65% de las personas que participaban en distintas ramas artesanales. Un grueso de esta población se dedica específicamente a las ramas del textil de las artesanías”, subrayó.

Exhortó a reflexionar como sociedad el papel que tienen las y los artesanos en la conservación del patrimonio cultural de país y a replantear a los pueblos originarios como sujetos de derechos.

En su oportunidad, el Coordinador de la Red de Artesanos Anáhuac, Israel Mondragón Ayala, también pidió visibilizar a las y los artesanos porque históricamente han sido apartados de la vida cultural y económica del país.

“No sólo se trata de vender o festejar, sino construir en lo colectivo como artesanos y hay que perderle el miedo a ello”, manifestó.

A su vez, el Representante de la Oficina de la UNESCO en México, Frédéric Vacheron, consideró necesario vincular el trabajo artesanal al tema de los derechos humanos, sobre todo en lo que tiene que ver con los derechos de autor, para poder avanzar en este aspecto en las comunidades indígenas de México.

Además, resaltó que la economía creativa es una herramienta fundamental para el futuro económico de las naciones, pues hoy en día represente el 3  por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

Álvarez Martínez, L. (2021). La artesanía en manos de las mujeres el 65 por ciento de quienes participaban en sus distintas ramas. SemMéxico. Recuperado el 24 de marzo de 2021, de https://www.semmexico.mx/?p=33562

Diferentes, pero nos cuidamos igual: la campaña en Costa Rica

Débora Montesinos | Yo También.

Sábado 20 de marzo de 2021

Presidente de Costa Rica con integrantes de fundación.

Además de los calcetines diversos y multicolores, personas con síndrome de Down impulsan una acción muy acorde a este tiempo de pandemia.


Integrantes de la Fundación Yo puedo, ¿y vos?, con sede en Costa Rica, lanzó una campaña que ha causado sensación en ese país: el uso de cubrebocas diversos, es decir, realizados con materiales, telas y colores diferentes que les dan una imagen fresca y divertida.

El mensaje de fondo es semejante a la popular campaña de calcetines para todos, que se impulsa a nivel global en ocasión del Día Mundial del Síndrome de Down, este 21 de marzo, como lo hace Yo También en México, pero los cubrebocas la llevan más allá.

“Las llevamos diferentes, pero nos cuidamos igual”, dice el lema de la iniciativa.

Y las y los jóvenes de la fundación la promueven en el país y la han llevado hasta la casa presidencial de Costa Rica, donde el jefe de Estado, Carlos Alvarado Quesada, la primera dama, Claudia Dobles, y el vicepresidente Marvín Rodríguez, los recibieron y posaron entusiastas con sus cubrebocas diversos.

En el proceso creativo de la campaña participaron 16 niñas, niños, jóvenes y adultos con síndrome de Down, y en cada una de las piezas que elaboraron reflejaron sus gustos y talento artístico.

“Con esta colección celebramos la creatividad y abogamos por la importancia de expresarse y ser auténticos. En cada diseño podemos ver reflejada la personalidad de cada uno de sus diseñadores, con diferentes colores, variedad de figuras, tamaños y mostrando la realidad de la inclusión y la diversidad que hay en cada persona”, expresó Johanna Castro, directora ejecutiva de la Fundación Yo puedo, ¿y vos?

Esta organización sin fines de lucro surgió en el año 2013 para impulsar, financiar y promover la inclusión educativa y laboral de las personas con síndrome de Down, además de crear redes de apoyo para concientizar sobre sus capacidades y desarrollo en la sociedad.

Las mascarillas se venden en diversos puntos de Costa Rica y la empresa textil Red Point se comprometió con la fundación a donarles un porcentaje por cada protector que se comercialice. 

“El presente artículo es propiedad de Yo También“.

Montesinos, D. (2021). Diferentes, pero nos cuidamos igual: la campaña en Costa Rica. Yo También. Recuperado el 22 de marzo de 2021 de: https://www.yotambien.mx/actualidad/diferentes-pero-nos-cuidamos-igual-la-campana-en-costa-rica/

Mujeres indígenas cineastas, su legado protege lenguas e identidad

Alianza de Medios | Página 3

Lunes 22 de febrero de 2021

Hace 35 años las mujeres ikoots de San Mateo del Mar se volvieron directoras de la película de su propia historia. Fue el inicio de la autorrepresentación de los pueblos en el cine. Pasaron los años y, como ellas, mujeres indígenas de distintas latitudes mexicanas crearon un legado audiovisual de identidad para futuras generaciones

Texto y fotos: María Ruiz / Pie de Página

CIUDAD DE MÉXICO.- Este domingo fueron presentados tres peliculas documentales realizadas por directoras indígenas. Los filmes forman parte del acervo de cine y video Alfonso Muñoz. Su rescate es fundamental para fomentar la autorrepresentación de los pueblos indígenas mexicanos en un país en el que las lenguas maternas van desapareciendo paulatinamente.

Dentro de las proyecciones se estrenó el cortometraje Teat Monteok (El cuento del dios rayo) realizado hace 35 años por mujeres ikoots de San Mateo del Mar en el primer taller de Cine Indígena.

“Finalmente salieron del olvido al que fueron condenados”, compartió el director de cine Luis Lupone, quien encabezó el taller en 1985. Antes del taller eran “objetos de estudio no autoras de sus historias”, añadió en el marco de la celeración del Día internacional de las lenguas maternas, realizado por el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

La película hecha por las mujeres ikoots fue dirigida por Elvira Palafox, quien en ese entonces tenía 21 años y logró convencer a sus conocidos y familiares de participar. Junto a ella, cinco mujeres más participaron en el taller: Timotea Michelin, Justina Escandón, Guadalupe Escandón, Juana Canseco y Teófila Palafox, hermana de Elvira. Antes del cine ya eran narradoras con sus bordados y eran parte de la Asociación Fernando Gómez Sandoval, junto a 120 artesanas en San Mateo del Mar.

“Si hemos de visualizar un futuro persiste mi sueño inicial de hace 40 años. De un país donde existan productores, realizadores, camarógrafos, editores, que trabajen en televisoras, estaciones de radio, de prensa, que tengan una cinematografía propia dentro de las comunidades indígenas, hacia dentro y hacia afuera de las mismas. Falta mucho para que esto suceda y estas mujeres nos han enseñado a dar el primer paso. Toca a las nuevas generaciones seguir su ejemplo”, expresó Lupone.

A tantos años de la realización este domingo Teófila Palafox vivió el estreno de uno de los documentales que realizaron y compartió su sentir:

“Nos da alegría ver cuando se termina porque son cosas que costó para llevar a cabo y se guardó, pero ahora vemos que sí van a salir todas y nos da gusto. Lo único que yo pienso es que muchas de mis compañeras no viven porque ha pasado mucho tiempo, pero como son registros que quedan, quedan para los jóvenes que no vieron el pueblo cómo era, ahora lo van a ver de una manera diferente. Creo que es necesario el trabajo porque nosotras ahí hablamos en lengua materna. Nosotros nos gustó hacer así porque es lo normal, así vivimos y hablamos en lengua materna”.

La artesana y primera cineasta indígena de México comparte que, más de tres décadas después, su comunidad ha cambiado: “Las cosas que vemos son cosas que se registraron hace años, que hoy si vemos esa calle no la reconocemos. Esa duna que se veía, ya no está; si hoy vemos a estos chamaquitos que estaban jugando ahí, ahorita no están ahí, viven en una ciudad. Ha cambiado el lugar” agregó.En el filme Timotea Michelin, la “Mum Vida” (la abuela), quien se encargaba de los rituales del pueblo, relata a sus nietas el cuento del dios rayo, parte de la cosmovisión ikoots. La abuela participó en el taller también en guiones e iluminación.

Pensando en las películas, ella soñó con rodear al santo de la iglesia de iguanas. Las mujeres comentaron que eso no se podía filmar porque el sacerdote no daría permiso.

El taller dio como resultado tres cortos y un largometraje documental: Teat Monteok (El cuento del dios rayo), Angoch tanomb (Una boda antigua), Leaw amangoch tinden nop ikoods (La vida de una familia ikoods) y Tejiendo mar y viento.

La realización de este taller es fundamental para promover la autorepresentación, que los y las realizadoras indígenas sean quienes proyecten y documenten sus realidades. El INPI busca que al publicar en su totalidad estos cortos se vuelvan inspiración para las futuras generaciones, que se miren a sí mismas y muestren desde su perspectiva.

En el filme Timotea Michelin, la “Mum Vida” (la abuela), quien se encargaba de los rituales del pueblo, relata a sus nietas el cuento del dios rayo, parte de la cosmovisión ikoots. La abuela participó en el taller también en guiones e iluminación.

Pensando en las películas, ella soñó con rodear al santo de la iglesia de iguanas. Las mujeres comentaron que eso no se podía filmar porque el sacerdote no daría permiso.

El taller dio como resultado tres cortos y un largometraje documental: Teat Monteok (El cuento del dios rayo), Angoch tanomb (Una boda antigua), Leaw amangoch tinden nop ikoods (La vida de una familia ikoods) y Tejiendo mar y viento.

La realización de este taller es fundamental para promover la autorepresentación, que los y las realizadoras indígenas sean quienes proyecten y documenten sus realidades. El INPI busca que al publicar en su totalidad estos cortos se vuelvan inspiración para las futuras generaciones, que se miren a sí mismas y muestren desde su perspectiva.

Leer nota completa: https://raichali.com/2021/02/22/mujeres-indigenas-cineastas/

“El presente artículo es propiedad de Página 3“.

Alianza de Medios (2021). Mujeres indígenas cineastas, su legado protege lenguas e identidad. Página 3. recuperado el 23 de febrero de 2021 de: https://pagina3.mx/2021/02/mujeres-indigenas-cineastas-su-legado-protege-lenguas-e-identidad/

INPI lamenta reducción del número de hablantes de lenguas indígenas

José Antonio Román, La Jornada

21 de febrero de 2021, 15:57

Adelfo Regino, director general del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas.
Adelfo Regino, director general del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas. Foto José Antonio López/Archivo

Ciudad de México. En la última década, en el país se ha reducido el porcentaje de personas que hablan una lengua indígena, al pasar de 6.6 por ciento en 2010 a 6.1 en el 2020, lamentó el director general del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes.

Además, anunció la creación de la Universidad de la Lengua Indígena, la cual será la única en su tipo, dedicada exclusivamente a los procesos de enseñanza-aprendizaje de las 68 lenguas indígenas que hay en el país.

En el evento donde el INPI celebró al Día Internacional de la Lengua Materna, iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) adoptada en 1999, se citó que en el mundo hay alrededor de 7 mil lenguas, de las cuales la mitad de ellas están en riesgo de desaparición.

Respecto al caso particular de México, se indicó que en el país existen 68 lenguas indígenas, únicas y distintas, pero todas con diferentes niveles de riesgo de desaparición.

En su mensaje vía remota, el director general del INPI citó las recientes cifras del Censo de Vivienda y Población 2020, levantado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el cual indica que actualmente hay 7 millones 364 mil 645 personas mayores de 3 años de edad que hablan alguna lengua indígena.

Aunque en números absolutos hay un ligero aumento de personas que hablan alguna lengua, en el porcentaje del total de la población del país representa una disminución del 0.5 por ciento, lo cual genera preocupación y también debe ser un desafío para la sociedad mexicana, dijo Regino Montes, durante el evento, realizado también de manera presencial, con asistencia reducida, en el Museo Indígena, ubicado en la colonia Peralvillo.

El director general del INPI expresó su preocupación por el lamentable deterioro paulatino de nuestras lenguas indígenas y la difícil realidad que enfrentan. Por ello, dijo, el gobierno de México se ha propuesto promover la valorización y uso de estas lenguas en espacios públicos, sobre todo en el ámbito educativo y en los medios de comunicación.

Detalló algunas de las acciones que se realizan desde el INPI, entre ellas la revisión, junto con la Secretaría de Educación Pública (SEP), de los planes y programas de estudio, a fin de incluir en los libros de texto gratuito y en todo el sistema, las lenguas indígenas. Actualmente se lleva a cabo un programa piloto en el Pueblo Yaqui, con el objetivo de replicar dicho esquema con otras lenguas.

También citó la integración del Sistema de Radiodifusoras Culturales Indígenas y ahora la creación de la Universidad de la Lengua Indígena, para la cual se prevé que para agosto próximo se emita el decreto correspondiente.

En el evento se realizó la Premier del cortometraje Teat Monteok (El cuento del dios del rayo), de Mujer ikoots, realizado por cineastas indígenas.

“El presente artículo es propiedad de La Jornada

Román, J. (2021). INPI lamenta reducción del número de hablantes de lenguas indígenas. La Jornada. Recuperado el 22 de febrero de 2021, de https://www.jornada.com.mx/notas/2021/02/21/sociedad/inpi-lamenta-reduccion-del-numero-de-hablantes-de-lenguas-indigenas/

Primer “Festival Chicas en Ciencia y Tecnología” organizado por la UNAM y Epic Queen

Redacción, SemMéxico

10 de febrero de 2021

Investigadoras, académicas y profesionistas líderes en México y América Latina darán talleres y conferencias gratuitas para combatir la brecha de género

SemMéxico/AmecoPress. Cd. de México, 10 de febrero 2021.- En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se celebra el 11 de febrero, la Universidad Nacional Autónoma de México, a través de la Coordinación para la Igualdad de Género, y Epic Queen llevarán a cabo el Festival Chicas en Ciencia y Tecnología, evento gratuito en el que alumnas de bachillerato tendrán un acercamiento con académicas, científicas y profesionistas líderes en sus campos, con el objetivo de inspirarlas y contribuir a reducir la brecha de género en las STEM (Ciencia, Tecnología, Ingenierías y Matemáticas).

De acuerdo con datos de la Coordinación para la Igualdad de Género de la máxima casa de estudios, la participación de mujeres en programas de licenciatura, maestría y doctorado, así como en la planta académica de las entidades de nivel superior en áreas relacionadas con ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas es menor a 40%.

Por ejemplo, en la licenciatura en Ingeniería Mecánica solo 9.1% del total de alumnos son mujeres, en Ingeniería Eléctrica y Electrónica la cifra es de 11.2%; a nivel posgrado, en doctorado y maestría en Ciencias (Física) solo hay 10.1% y 11.8% de estudiantes mujeres respectivamente.

PNG

En el caso de los centros de estudios también hay una baja representación femenina, en el Instituto de Ciencias Físicas solo 11.5% de la comunidad científica son mujeres, mientras que en el Centro de Ciencias Matemáticas sube apenas a 12.9%; de ahí la importancia de promover estas disciplinas entre las jóvenes, para cerrar la brecha de género en los espacios científicos de la universidad.


El Festival Chicas en Ciencia y Tecnología se realizará el 11 y 12 de febrero, está abierto al público en general y convocará a más de 17 mil estudiantes de los 14 planteles de educación media superior de la UNAM, quienes podrán participar en este programa de iniciación científica y recibir mentorías de más de 40 mujeres expertas en áreas STEM, como Julieta Fierro, divulgadora científica y astrónoma; Anasofía Sánchez, CEO de Waze México; Paola Escalante, Head of Creative Shop Facebook; Ana Elena Escalante, directora del Instituto de Ecología de la UNAM; Pilar Carreón, directora del Instituto de Ciencias Nucleares y Catalina Stern, directora de la Facultad de Ciencias, entre otras brillantes mujeres.

“Aunque cada vez más mujeres eligen carreras tecnológicas o científicas, sigue siendo insuficiente; necesitamos despertar el interés y vocación de las alumnas hacia estas áreas para acabar con los estereotipos y acelerar la igualdad de género en todos los campos”, afirma Ana Karen Ramírez, fundadora y CEO de Epic Queen, empresa social que inspira a niñas y mujeres a ser curiosas y valientes a través de educación STEM.

El Festival Chicas en Ciencia y Tecnología se realizará vía streaming a través de aquí los días 11 y 12 de febrero a partir de las 10:00 am, con un ciclo de talleres, paneles y conferencias, entre las que destaca el panel Científicas que trabajan por la vacuna contra el COVID-19, con investigadoras de los institutos de Biotecnología, Investigaciones Biomédicas y Biotecnología de la UNAM; además de la conferencia ¿Cómo llegué a ser una ejecutiva en empresas de tecnología? con la participación de ejecutivas de Waze y Facebook.

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

Redacción. (2021). Primer “Festival Chicas en Ciencia y Tecnología” organizado por la UNAM y Epic Queen. SemMéxico. Recuperado el 11 de febrero de 2021, de https://www.semmexico.mx/?p=31651

This article was edited with Grammarly. Visit the link to obtain their editing software for your needs.

Universidades necesitan voluntad política para avanzar en temas de género: experta

Valentina González | Desinformémonos

Jueves 19 de noviembre de 2020

Las universidades deben tener voluntad política y un presupuesto designado a transversalizar la perspectiva de género en todo el quehacer universitario, en la formación de su comunidad, en fomentar diálogos y acuerdos para resolver conflictos y, de esta forma, avanzar en temas de género, seguridad y construcción de paz, señaló la coordinadora del Programa de Género e Inclusión de la IBERO, la Dra. Elvia González del Pliego Dorantes.

“La construcción de la paz involucra la realización de acuerdos que ayuden a la transformación de los conflictos, así como acciones para la prevención y no repetición de la violencia, la atención y reconocimiento del daño causado, la sanación del trauma provocado por esa violencia, la utilización del diálogo, el respeto a los derechos humanos, el acceso a la justicia, la utilización de la justicia restaurativa, si las víctimas así lo deciden, entre otros.  Y en todo esto es fundamental la perspectiva de género y feminista”, dijo la académica.

Añadió que la construcción de paz también tiene una importante dimensión en el trabajo individual y el colectivo para restaurar el tejido social, lo cual incluye los distintos esfuerzos que se hacen desde las células más pequeñas de la sociedad: la familia, la escuela, la universidad; los colectivos de mujeres y LGBTTTIQA que se organizan para intervenir en diferentes violencias que los aquejan y que los han impactado de manera directa o indirecta.

Durante su intervención en el panel Acciones e incidencia para la construcción de paz desde las universidades que formó parte del 4º Congreso Internacional de Construcción de Paz con Perspectiva de Género, que realizó la IBERO a través del Programa de Género e Inclusión, González Del Pliego Dorantes destacó que existe todo un marco regulatorio, convenciones y leyes que mandatan revisar estos temas de género, por lo cual la voluntad política tiene que ser muy clara respecto a ellos.

Recordó que desde la década de los setenta diversos organismos han emitido recomendaciones dirigidas a aumentar el reconocimiento y ejercicio de los derechos humanos de las mujeres y sus oportunidades. Por ejemplo: las conferencias mundiales de la mujer México 1975, Copenhague 1980, Nairobi 1985 y Beijing 1995.

“En Beijing, los gobiernos se comprometieron a impulsar las Estrategias de Nairobi (1985), para eliminar los obstáculos a la participación de las mujeres en todas las esferas de la vida pública y privada, y garantizar el éxito de la Declaración y la Plataforma de Acción que adoptaron”, explicó.

Comentó que la Plataforma de Acción de Beijing (1995) fue adoptada por 189 gobiernos, que se comprometieron a actuar en 12 esferas de especial preocupación: pobreza, educación y capacitación; niñas, salud, violencia, conflictos armados, economía, poder y toma de decisiones; mecanismos institucionales, derechos humanos, medios de comunicación y medio ambiente.

Sobre el marco normativo nacional e internacional, enumeró:

  • Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés).
  • Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer.
  • Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Belém Do Pará).
  • Convención Interamericana contra toda forma de Discriminación e Intolerancia.
  • Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM).

La especialista comentó que la IBERO ha tenido la voluntad de abordar el tema y priorizarlo, pero es fundamental que todas las universidades lo hagan, porque se traduce en presupuesto; de lo contrario, sólo se queda en buenas intenciones, pues se tiene que abarcar todo el quehacer universitario para tener acciones concretas para atender estos temas.

Compartió que en la Política Institucional de Igualdad y Equidad de Género de la IBERO  y el  Protocolo para la Prevención y Atención de la Violencia de Género, muy innovador para el año en el que se hizo, incluyó de forma clara a la comunidad LGBT, mientras que la Política incorpora las áreas que tienen que ver con la cultura institucional e incidencia social con perspectiva de género; formación a estudiantes,  personal académico y administrativo en temas de género; gestión académica y administrativa con perspectiva de género; estudios con perspectiva de género; así como la prevención y atención a la violencia de género y discriminación en los ámbitos académico y laboral. 

Para lograrlo, debe ser desde la médula normativa de la institución, el respeto a los derechos humanos, la igualdad entre los géneros, el respeto a la diversidad sexogenérica.

“La política de igualdad y equidad de género es muy clara y tendría que ser obligatoria, pero más allá existe una normativa superior que también tendría que trabajar en la parte de la violencia cultural para deconstruir las miradas de privilegio. Lo que pasa en la universidad es un reflejo de que está pasando afuera”, expresó.

La experta, destacó las líneas estratégicas del Programa de Género e Inclusión:

  1. Transversalización de la perspectiva de género en el quehacer universitario: congresos, cursos, capacitación, proyectos académicos con estudiantes, campañas, elaboración y revisión de documentos institucionales (política y protocolo), acompañamiento, impulso y participación en la transversalización de la perspectiva de género en los planes de estudio y actividades sustantivas de la universidad, realización de diagnósticos, etcétera.
  2. Incidencia social: proyectos con distintas poblaciones y el involucramiento de estudiantes.
  3. Vinculación: participación en distintas redes de universidades como son RENIES y RUGEDS, así como organizaciones nacionales e internacionales.
  4. Incidencia en la realidad social de México: Observatorio de Género y Juventud.

González del Pliego Dorantes explicó que con esto se busca desarrollar acciones que coadyuven a identificar y desarticular la violencia cultural que normaliza e invisibiliza la violencia directa contra las mujeres y la diversidad sexogenérica.

“Para el programa es importante incidir en favor de la igualdad entre los géneros y el acceso de las mujeres a una vida libre de violencias. Incidir en la violencia estructural (injusticia social). Así como integrar y formar redes que permitan aprender y compartir acciones, investigaciones, estrategias, conocimientos, experiencias, para la construcción de la paz con una perspectiva de género y feminista. Así como promover la vinculación con las diversas áreas de la Universidad”, añadió.

Por esta razón, trabajan en la búsqueda de generar ambientes inclusivos, respetuosos de la diversidad social, sexual y sexogenérica. Han promovido la política institucional de igualdad y equidad de género, que incluye de manera muy clara a la comunidad LGBT porque es la más violentada.

“Durante esta pandemia, ha sido claro que ha incrementado la violencia contra las mujeres y la comunidad LGBT, lo cual sucede porque hay personas que creen que lo pueden hacer, porque hay todo un tema de violencia cultural que justifica esa violencia”, explicó.

Este material se comparte con autorización de la IBERO

“El presente artículo es propiedad de Desinformémonos”.

González, V. (2020). Universidades necesitan voluntad política para avanzar en temas de género: experta. Desinformémonos. Recuperado el 19 de noviembre de 2020 de: https://desinformemonos.org/universidades-necesitan-voluntad-politica-para-avanzar-en-temas-de-genero-experta/

Mujeres crean ‘El cambiadero’, espacio en favor de la moda sostenible

Valentina González, IBERO. Desinformémonos.

13 de noviembre de 2020

Dos egresadas, una estudiante y una académica de la comunidad de la Universidad Iberoamericana crearon El cambiadero, un espacio de intercambio que busca concientizar a las personas respecto a un consumo más sostenible de la ropa y los accesorios.

La iniciativa fue impulsada por Llinloe Contreras Casasola, alumna de Diseño Industrial de la IBERO; Azyadet Contreras Casasola y Gabriela Cecilia Gutiérrez Sandoval, egresadas de la Licenciatura en Comunicación; y la Mtra. Cynthia Gómez, coordinadora de Proyectos Vinculados del Departamento de Diseño. También participó la mercadóloga Athziri Contreras Casasola.

Azyadet Contreras señaló que con esta iniciativa se busca generar conciencia en mujeres y hombres acerca de la reutilización de las prendas y que conozcan las bondades de intercambiar ropa y accesorios que no se utilizan. Uno de los objetivos es darles una segunda oportunidad y así contar con una industria más sostenible.

Por su parte, la Mtra. Cynthia Gómez platicó que en la moda sostenible hay una metodología conocida como swaparty, que consiste en un intercambio de ropa y accesorios que ya no se utilizan, pero que se encuentra en buen estado y se llevan a espacios para ser el truque. Esta acción genera conciencia del no consumo.

Al respecto, añadió que, además de cuidar el medio ambiente con la acción del intercambio, también interviene el diseño emocional, una teoría de Donald Norman (profesor emérito de ciencia cognitiva en la Universidad de California) que habla sobre lo que genera la compra de un objeto: muchas veces puede ser un sentimiento de nostalgia por tiempos pasados o de querer estar a la moda, pero la compra va ligada totalmente a las emociones.

Para Norman, en el diseño emocional se demuestra, por primera vez, que siempre que nos encontramos con un objeto, nuestra reacción viene determinada no sólo por lo bien que pueda funcionar, sino por el aspecto que tiene, si nos parece atractivo e, incluso, por la nostalgia que suscita en nosotros. Cuando un producto es, en términos estéticos, agradable, y halaga las ideas que tenemos de nosotros mismos y de la sociedad, lo que experimentamos es positivo.

“Con El cambiadero buscamos cubrir esa emoción que genera una nueva compra que se puede obtener a partir del intercambio de otro producto que está en excelentes condiciones y que te generará esa emoción”, señaló Gómez.

De acuerdo con la diseñadora, las personas que compran una prenda nueva, sólo la utilizan entre cinco y siete veces, después la olvidan. Por esta razón, las integrantes de esta iniciativa buscan dar la vuelta a las compras y generar la misma emoción al intercambiar prendas de calidad que son de alguien que las cuidó.

Al respecto, Llinloe Contreras reconoció el compromiso de la IBERO, a través de sus docentes, con esta iniciativa, pues les ofrece a los estudiantes el impulso de hacer cosas diferentes.

Además, agregó que la IBERO enseña a crear productos utilitarios para las personas a través de un proceso de diseño, de ser conscientes acerca de cómo son los productos y del objetivo final del producto. “Apostamos a hacer cambios”, afirmó.

La Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) señala que la industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo, pues el rubro del vestido utiliza cada año 93 mil millones de metros cúbicos de agua, un volumen suficiente para satisfacer las necesidades de cinco millones de personas. Además, cada año se tiran al mar medio millón de toneladas de microfibra, lo que equivale a tres millones de barriles de petróleo.

De acuerdo con este organismo, el modelo dominante en el sector es el de la ‘moda rápida’, que ofrece a los consumidores cambios constantes de colecciones a bajos precios y alienta a comprar y desechar ropa frecuentemente.

Como consecuencia, la producción de prendas de vestir se duplicó entre 2000 y 2014. Muchos expertos, incluidos los especialistas de la ONU, consideran que esta tendencia es responsable de una amplia gama de efectos negativos en el ámbito social, económico y ambiental, y subrayan la importancia de garantizar que la ropa se fabrique de la manera más sostenible y ética posible.

El próximo fin de semana se llevará a cabo la segunda edición de El cambiadero, en donde la Mtra. Cynthia Gómez ofrecerá una conferencia acerca de cómo consumir moda de forma sostenible.

Para más información sigue sus redes sociales:

En instagram @elcambiadero

En Facebook @espacioelcambiadero

Este material se comparte con autorización de la IBERO

“El presente artículo es propiedad de la IBERO, encontrado en Desinformémonos

González, V. (2020). Mujeres crean ‘El cambiadero’, espacio en favor de la moda sostenible. IBERO. Recuperado el 13 de noviembre de 2020, de https://desinformemonos.org/mujeres-crean-el-cambiadero-espacio-en-favor-de-la-moda-sostenible/