Martha Sánchez Néstor: Debatir y dialogar en un mundo de colores

 Esta mañana falleció, deja un legado ejemplar en la lucha por los derechos humanos de las mujeres indígenas de México

* Se opuso sistemáticamente a la militarización del país

Soledad Jarquín Edgar | Sem México

Oaxaca | Viernes 30 de julio, 2021 | — : —

Esta mañana falleció Martha Sánchez Néstor. Reproducimos una entrevista realizada en 2017, en la serie ¿Yo feminista? Para recordar a la feminista que abrió camino para sus hermanas.

Martha Sánchez Néstor, nació un 4 de febrero de 1974 en la población de Xochistlahuaca, Guerrero -“Cerro de las Flores”, como se traduce al castellano del náhuatl el nombre de la población que colinda con Oaxaca-, y suljaa’ (llanura de flores) como se traduce de la lengua ñoomdaa (lengua amuzga), hace poco más de cuatro décadas, en una familia donde la influencia de la casa materna le da a su vida responsabilidad, alegría, carencias, sonrisas, estudios, prohibiciones de visitar los pueblos cercanos, de ir a los bailes, de ir a los ríos, rigidez de formación para ser una “buena mujer”, violencia familiar y honestidad fortalecida.

Es feminista porque a través del feminismo reconoce las desigualdades entre mujeres y hombres y, lo mejor, porque ahí encontró la forma de ser actora de la transformación en el cambio colectivo, una constante búsqueda de justicia social para todos y todas.

De ahí surge Martha Sánchez Néstor quien sostiene que los feminismos le implican siempre desafíos propios, “mirar con equilibrio lo que se requiere accionar en el campo de la igualdad de género, de la igualdad social y en la lucha de las mujeres tan diversas en el mundo, mi camino sumado al de miles, el equilibrio colectivo, la otra forma de hacer feminismos de mujeres de pueblos indígenas y ahora afromexicanos”.

A pesar de las carencias económicas, Sánchez Néstor estudió una carrera técnica, con el tiempo tomó cursos sobre derechos humanos y sobre el marco jurídicos en derechos de los pueblos indígenas, sobre todo cuando muy pronto, descubre las desigualdades sociales.

En su andar se encontró con Nellys Palomo Sánchez -feminista que recorrió las zonas indígenas y afromexicanos de Guerrero, Oaxaca y Chiapas, donde trabajó incansable para denunciar y documentar la violación a los derechos humanos de las mujeres-, entonces Martha Sánchez determinó ser feminista.

Fue Nellys Palomo su inyección de energía permanente, “me mostró el camino o nos encontramos”, ella la acercó a los eventos feministas, a escuchar otras voces feministas, le mostró los documentos de que debía leer, a sentir su ser feminista en el mundo indígena para buscar lo que allá no estaba aun resuelto para el “buen vivir”.

En ese camino se encontró con otras mujeres, como Sofía Robles, y Felícitas Martínez Solano, con quienes impulsaron la Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas, otras con quienes integraron el Movimiento durante 500 años de resistencia indígena y la Asamblea Nacional Indígena Plural por la Autonomía.

Martha Sánchez tiene a sus maestras: la Comandanta Ramona, Brígida Chautla, Mirna Cunningham, Tarcila Rivera, la misma Sofía Robles, quien con los años fue la primera presidenta municipal de Santa María Tlahuitoltepec; después vendrían otras como Patricia Mercado, Marta Lamas, Marcela Lagarde, Margarita Gutiérrez, Gisela Espinosa y muchas más.

En Chilpancingo, Guerrero, inició diversas actividades los días 8 de Marzo (Día Internacional de la Mujer) y unió sus esfuerzos con otras mujeres organizadas como Mujeres Guerrerenses por la Democracia, Milenio Feministas, universitarias, militantes de los partidos políticos. Más tarde con el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, de Petateras, del Enlace Continental, Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México, del CIESAS y muchas otras organizaciones.

Para Martha Sánchez, el feminismo le permitió cambios fundamentales en su vida como la autonomía en la construcción de un plan de vida, desde lo personal hasta lo comunitario, desde lo familiar, social y lo nacional, “cambié mi forma de pensarme y decidirme a ser mujer en el ámbito social, familiar y ser mujer con liderazgo indígena en el país, cambio mi forma de pensarme en la maternidad, el matrimonio, la libertad, la participación social y política, en tantas cosas”.

El feminismo es una de las luchas que no se abandonan y como tal ha dado avances importantes: entre los tres principales enumera la Ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia; los avances en el reconocimiento al cuidado de la salud materna y prevención de los factores sociales de la muerte materna con la lucha del reconocimiento por la medicina indígena y la partería, y el reconocimiento de la diversidad de experiencias de lo femenino,  y el avance en los derechos políticos de las mujeres y la ciudadanía mas plena de todas las mujeres.

Reconocida por su trabajo en México como en el extranjero, Martha Sánchez sostiene que entre sus preocupaciones destacan los efectos de la militarización del país, la violencia en contra de los cuerpos, vida y decisión de las mujeres, en general, y, en particular, de las mujeres indígenas.

Otra de sus preocupaciones es la muerte materna, la salud materna es una garantía que aún no se puede ofrecer a las mujeres, pese a que es prevenible. Me preocupa, añade, que, pese a los avances de la cuota de género, a la paridad política, en estas elecciones siga siendo una acción que se decida solo en manos de partidos políticos y la ciudadanía de las mujeres se quede a medias así como la inclusión de las y los indígenas no sea una realidad en ésta democracia.

Me preocupa que los derechos indígenas no estén cristalizados con pleno respeto a los territorios, recursos naturales, la vida colectiva, la no criminalización de las y los luchadores sociales de las policías comunitarias como Nestora Salgado hoy presa política, apunta con toda seriedad.

Entre las distinciones obtenidas destacan el Premio al Mérito Civil Indigenista “Cuauhtémoc”, así como el “Antonia Nava”, otorgado por el Gobierno de su estado y el reconocimiento Women Deliver, entregado a cien líderes del mundo por su compromiso con otras mujeres, que junto con su trabajo le dan muchas satisfacciones, pero reconoce que falta mucho para lograr resultados, que cambien las estructuras y en esa tarea quiere estar Martha Sánchez Néstor.

Por ello propone la importancia de seguir sumando a este feminismo a las indígenas del país y reconstruyendo los feminismos, “que la pluralidad sirva como base para sumar en lo común, me siento contenta porque jamás traiciono mis principios, porque soy mujer con la frente en alto frente a su familia, amigas, organizaciones, sociedad y gobierno, siempre abonando sin poner por delante los intereses personales, sino las demandas de los pueblos indígenas y afromexicanos, siempre sirviendo nunca sirviéndome del poder desde las organizaciones hasta este encargo que tengo”.

Se propone, incluso, seguir abonando para cumplir con los objetivos del primer decenio internacional del pueblo afrodescendiente, como también hay que seguir haciéndolo en el segundo decenio de los pueblos indígenas, porque hay mucho que seguir mejorando después de la Segunda Conferencia Mundial de Pueblos Indígenas, y en Guerrero, apunta, ni se diga tenemos grandes desafíos y mucho en que seguir contribuyendo con todas las partes.

Tareas en las que el feminismo está presente, hay mucho que seguir dialogando y debatiendo para construir ese mundo de colores y de derechos que creemos es posible y necesario.

Para la feminista Martha Sánchez Néstor uno de los trabajos que más satisfacciones le ha dado es la creación del Programa de Mujeres Indígenas, en una organización feminista, el programa tiene presencia en cinco estados y una visión de articulación nacional a través del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir. Trabajo desarrollado a partir de 2010. Pero también tiene para ella un gran significado la creación de la Coordinadora Guerrerense de Mujeres Indígenas en 2004 y haber sido, en su momento, representante de la sociedad civil ante el Consejo Asesor de ONUMujeres.

Y a pesar de sus muy altos vuelos, la actual funcionaria del gobierno de Guerrero, no quita los pies de sobre la tierra. Para ella “su feminismo” tiene profundas raíces con las mujeres indígenas con quienes ha logrado dialogar y seguir recreando el feminismo que fortalece el liderazgo individual pero que forja acciones colectivas, por sus derechos y una agenda de las mujeres y de los pueblos indígenas y de los pueblos de la nación pluricultural.

Una agenda, reitera, comprometida con la lucha de los pueblos originarios y la demanda central del respeto pleno a las mujeres indígenas; de la no violencia en nombre de la tradición, eso nunca mas; jamás un México sin Nosotras las Mujeres Indígenas; la participación con respeto, dignidad; la defensora inalienable de los derechos humanos para forjar justicia e igualdad social; aliada con muchas más mujeres de todas las voces y todos los colores.

Sostiene que los institutos de mujeres son instituciones importantes, logradas por las feministas y como parte de lo logrado no debemos perderlas. Lo que tenemos que hacer es defenderlas, mejorar sus decretos, mejorar el mecanismo de participación de mujeres con perfil o perfil con mujeres con liderazgo, con respeto a la diversidad, con agendas y plataformas realistas y no solo electorales o electoreras, con diálogo abierto y proceso de inclusión, pese a las adversidades en el camino.

Entonces propone que en México tendrían que crearse también instancias propias para atender la problemática de las indígenas, porque México es un país rico en diversidad por la presencia de pueblos indígenas. Sus referentes, dice los tiene en Guatemala y otras naciones de las Américas.

Lo cierto es que es necesario continuar el trabajo para incrementar la participación de las mujeres, que las mujeres pidan cuentas y construyan también de manera propositiva estos espacios, y que acepten los desafíos estructurales que les corresponden a las demás dependencias y a los tomadores de decisiones en los gobiernos, distintos no solo a las mujeres.

Por último, la feminista Martha Sánchez habla sobre su actual compromiso en el Gobierno del Estado de Guerrero, como Secretaría de Asuntos Indígenas y Afromexicanos, cargo que asumió en noviembre de 2014 hasta que terminó el gobierno.

No soy una mujer que cree en los techos de cristal, dice sin tapujos. “Me gusta la participación política, los avances y sus desafíos, porque quise poner a la orden de los pueblos indígenas y afromexicanos lo que aprendí, dentro y fuera, porque a mis 41 años estoy lista para brindar lo mejor de mi lucha a las personas, a los colectivos, y sostener una relación de respeto y de autonomía con el gobernador de Guerrero que me invitó a colaborar en su gabinete.

Acepté porque soy indígena guerrerense forjada en la lucha de las organizaciones, feministas y ciudadanas, porque en mis planes ya estaba volver definitivamente a Guerrero de tiempo completo y lo fui pensando en mi formación y mientras trabajaba en el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir.

Es importante que las mujeres y también las indígenas estemos en la toma de decisiones de la entidad, para construir políticas públicas, sociales con nuestra cosmovisión, desde adentro o al menos intentarlo, y ver qué tanto sucede en ese ámbito sin supeditar los principios de lucha que tenemos.

Emocionada relata que tiene muchas tareas que lograr como subir la interlocución y dignificar a la Secretaría de Asuntos Indígenas;  frente a los pueblos diversificar los recursos, la estrategia de financiamiento, la coinversión, la construcción de reglas de operación menos asistencialistas, construir la unidad de género al interior, buscar mejores oportunidades como camino a garantizar los derechos de los pueblos a través de los programas de becas a estudiantes, de apoyos emergentes, de defensoría y asesoría jurídica, de proyectos productivos, de apoyo a la cultura y por supuesto de fortalecimiento a los liderazgos diversos de los pueblos indígenas en esa búsqueda de un desarrollo propio, y muchas cosas mas como la participación desde mi llegada en el proceso político de la defensa de la libertad de una mujer emblemática como Nestora Salgado y de todo esto, apunta, algún día nos podrá compartir.

Fechas

El 18 de noviembre de 2014 tomó protesta como Secretaría de Asuntos Indígenas y Afromexicanos

En 1997 realizó la marcha No están solas, en apoyo a las demandas del EZLN. 

En 1997 crea la comisión de las mujeres del Consejo Guerrerense 500 años de resistencia indígena un espacio mixto. 

Ese mismo año participa en la Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas. 

2002 fue coordinadora del Enlace Continental de Mujeres Indígenas región norte (Estados Unidos, Canadá y México) 

2004 Coordinadora General de la Asamblea Nacional Indígena Plural por la Autonomía (ANIPA) espacio mixto. 

También en 2004 coordinó la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México

2010 haber sido la fundadora del Programa de Mujeres Indígenas del Instituto de Liderazgo “Simone de Beauvoir, A.C.”

En  2001, en su estado natal, Guerrero funda el Fondo Yulcuncue en Xochistlahuaca que benefició a 600 mujeres y la Coordinadora Guerrerense de Mujeres Indígenas.

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Soledad Jarquín Edgar (2021) Martha Sánchez Néstor: Debatir y dialogar en un mundo de colores. Sem Mèxico. Recuperado el 30 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/martha-sanchez-nestor-debatir-y-dialogar-en-un-mundo-de-colores/

Se reúne jefa de gobierno con OSC para tratar Agenda Feminista de la CDMX

Gobierno de la CDMX

La Redacción  | Cima Noticias

Ciudad de México | Jueves 29 julio, 2021 | — : —

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo y la Secretaria de las Mujeres, Ingrid Gómez Saracíbar, se reunieron con organizaciones feministas para colaborar en diversos temas “que abonarán a la agenda feminista de la Ciudad de México”, entre ellos la construcción de un plan para la creación Sistema de Cuidados de la capital. 

El pasado 27 de julio, la jefa de gobierno informó en sus redes sociales que se había reunido con representantes de organizaciones de la sociedad civil (OSC). Sin dar más detalles, este 28 de julio la Secretaría de las Mujeres de la CDMX señaló a través de una tarjeta informativa que entre las participantes estuvieron las feministas la directora de la organización Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad A.C, Daptnhe Cuevas; la directora de Balance A.C. Oriana López Uribe; la subdirectora del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, Valentina Zendejas; la coordinadora para México de JASS Mesoamérica, Orfe Castillo; y la coordinadora de Católicas por el Derecho a Decidir, Aidé García.

En esta reunión también participó la directora general para una Vida Libre de Violencia y para la Igualdad Política y Social del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Anabel López Sánchez.

De acuerdo con Semujeres, durante el encuentro se acordó la colaboración en diversos temas que abonarán a la agenda feminista de la Ciudad de México “para expandir y garantizar los derechos humanos de las mujeres que habitan y transitan en la capital”.

Entre los acuerdos estuvo que, en colaboración de las organizaciones de la sociedad civil, se construiría un plan para la creación Sistema de Cuidados de la Ciudad de México, al que se sumará a otras organizaciones, además también se contempla, dice la tarjeta informativa sin precisar más, continuar la promoción de los derechos de las mujeres, principalmente el derecho a decidir, a través de acciones territoriales.

De acuerdo con Semujeres también se determinó impulsar el diálogo permanente con las organizaciones feministas para fortalecer la agenda feminista de la Ciudad de México.

Es de recordar que en julio pasado, la organización feminista “Las Constituyentes Mx” presentó ante el Instituto Electoral de la Ciudad de México UNA “Agenda Política Feminista Cuidad de México” en la que exponen y proponen alternativas para atacar las problemáticas que afectan a las mujeres y niñas en la capital, como la violencia en el hogar, la violencia sexual, feminicida, y política en razón de género, pérdida de ingresos económicos

Esta agenda pensada desde una perspectiva feminista, de género, abolicionista, incluyente e igualitaria, se divide en 5 temas sobre las mujeres y niñas: vida libre de violencia; economía y cuidados; paridad sustantiva, participación política y ciudadanía; Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (DESCA); y Estado laico, derechos sexuales y reproductivos. 

Entre las acciones propuestas está la aprobación de la “Alerta Violeta”, que es un sistema integral para la prevención, atención, investigación y eliminación de todo tipo de violencia contra las mujeres y niñas; la creación de “Casas Violeta” en todas alcaldías de la CDMX y de una Ley Reglamentaria en materia de Derechos al Cuidado para que éste sea considerado de manera universal como un aspecto que interviene en la economía del país.

AJSE/21/LGL

EL presente articulo es porpiedad de Cima Noticias.

Redaccion (2021) Se reúne jefa de gobierno con OSC para tratar Agenda Feminista de la CDMX. Cima Noticias. Recuperado el 20 de Julio del 2021 en: https://cimacnoticias.com.mx/2021/07/29/se-reune-jefa-de-gobierno-con-osc-para-tratar-agenda-feminista-de-la-cdmx

Encanto y tragedia de las mujeres Afromexicanas

Tlachinollan | Desinformémonos

——- | Martes 27 de Julio del 2021 | — : —

En el informe de la conferencia mundial contra el racismo, la discriminación racial,  la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, realizada en Durban, Sudáfrica en septiembre de 2001, la ONU  “reconoció que la esclavitud y la trata de esclavos, en particular la trata transatlántica, fueron tragedias atroces en la historia de la humanidad, no sólo por su aborrecible barbarie, sino también por su magnitud, su carácter organizado y, especialmente, su negación de la esencia de las víctimas”.  Catalogó que la esclavitud y la trata de esclavos como un crimen de lesa humanidad y que son una de las principales fuentes y manifestaciones de racismo y discriminación racial. Resaltó que los africanos y afrodescendientes, así como los asiáticos y los pueblos indígenas, fueron víctimas de esos actos y continúan siéndolo por sus consecuencias. Manifestó que el colonialismo profundizó estos tratos, al grado que formaron parte de las políticas de exterminio en América Latina. Lamentó que los efectos y la persistencia de estas estructuras y prácticas que aún prevalecen en nuestros países, sean la causa primordial de las desigualdades sociales y económicas.

Lo más grave es que estas acciones tienen repercusiones fatales en las esferas de la educación, salud, vivienda, mortalidad infantil y la esperanza de vida, entre los pueblos Afromexicanos e Indígenas, a causa de la discriminación racial, el desprecio por el color de la piel y la xenofobia, que persiste en los poderes públicos y que se reproduce en amplios sectores de la sociedad. No se reconoce su aporte cultural y su contribución al desarrollo de la humanidad, como pueblos con historia y con amplia presencia en diferentes latitudes.

Es un imperativo ético que todos los países de América y todas las demás zonas de la diáspora africana reconozcan la existencia de su población de origen Africano y sus contribuciones económicas, políticas, culturales y científicas que han hecho. Deben reconocer sus derechos a la cultura y a la propia identidad; a participar libremente y en igualdad de condiciones en la vida política, económica y cultural; a tener, mantener y fomentar sus propias formas de organización, su modo de vida; su idioma, su cultura y su religión. Al uso, disfrute y conservación de sus bienes naturales de su hábitat, y a respetar sus tierras que por centurias han conservado.

Ante la multiplicidad de luchas que han proliferado en varios continentes, un grupo de mujeres afrodescendientes de 32 países de América Latina y el Caribe, se reunieron el 25 de julio de 1992, en República Dominicana, con el fin de visibilizar sus luchas, su resistencia y trazar algunas estrategias para enfrentar el racismo y el sexismo, como las expresiones más cruentas de la violencia que padecen. En ese marco el 25 de julio se formalizó como el día internacional de la mujer Afrolatina, Afrocaribeña y de la Diáspora.

Con motivo de esta conmemoración la Red Iberoamericana de Organismos y Organizaciones contra la Discriminación (RIOOD) manifestó que “aún persisten miradas y prácticas discriminatorias que estigmatizan a la mujer afro, herederas de la historia de violencia perpetrada. Su sometimiento de género se suma a la situación de precariedad y exclusión a la que fueron sometidas, invisibilizadas y excluidas, generando una situación de múltiple vulnerabilidad en su colectivo”.

En México se ha logrado dar un paso importante con el reciente reconocimiento constitucional del Pueblo Afromexicano, que se oficializó el 10 de agosto del 2019, como parte de la composición pluricultural de la nación. Esta incorporación implica saldar la deuda que el gobierno de México tiene con esta población que enfrenta graves problemas marginación, pobreza, salud, educación, falta de oportunidades de empleo, así como discriminación y racismo.  Para que esta reforma tenga consistencia debe pasar a las constituciones locales, también se requiere redactar las leyes reglamentarias en cada entidad y modificar la estructura del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas o que se forme un Instituto propio para la población afromexicana.

Tomando como referencia los datos del INEGI, de 2015, se tiene un registro de un millón 381 mil 853 personas que se consideran afrodescendientes. Representan el 1.2 por ciento de la población nacional, siendo 705 mil mujeres y 677 mil hombres. La concentración de su población se da en los estados de Guerrero con el 8.6 por ciento, seguido de Oaxaca con el 4.7 por ciento, Baja California Sur con el 3.3, Yucatán con el 3.0 por ciento, Quintana Roo con el 2.8 y Veracruz con el 2.7 por ciento. Guerrero es el estado que sobresale por el mayor número de población afromexicana que registra 303 mil 923 personas, seguido de el estado de México con 296 mil 264, Veracruz con 215 mil 435 y Oaxaca con 194 mil 474 habitantes. Es importante resaltar que la población Afro se encuentra distribuida en los 32 estados de la república. La entidad que menos población cuenta es de 10 mil 416 personas que se reconocen como afromexicanas. Los municipios que tienen un alto porcentaje de población Afro son: Cuajinicuilapa con el 79.9; Copala con el 58.7; Juchitán con 53.8; Florencio Villareal con 51.4 y Marquelia con 43.1, todos ubicados en la costa chica de Guerrero.

La tenacidad con la que han luchado mujeres y hombres del pueblo Afro ha dado resultados tangibles. Su reconocimiento en la constitución no es una concesión graciosa de las dos cámaras, forma parte de un movimiento que está marcado por el racismo y la discriminación, por parte de los gobiernos criollos y mestizos, que en todo momento han considerado, tanto a la población indígena como Afro, como inferiores e irracionales. Han justificado el despojo de sus territorios ancestrales, han pisoteado sus derechos básicos y los han excluido del presupuesto público. A pesar de la riqueza natural que posee la población Afro, han quedado relegado como principales actores del desarrollo regional. Las tierras que conforman sus ejidos en la práctica las poseen caciques ganaderos, como pasa en Cuajinicuilapa, donde la población Afro se desempeña como peón o vaquero de los patrones, que no son Afros, sino mestizos. Las relaciones que se establecen están marcadas por el color de la piel. Los súbditos son los afros, aunque en realidad sean los dueños de las tierras ejidales. En la práctica se reproduce una relación de explotación por parte de quienes tienen el poder político y económico. Lo mismo sucede con la población indígena, forma parte del estamento social más bajo y por lo mismo es víctima del engaño, despojo y explotación económica.

Los municipios y las comunidades de la costa Chica, a pesar de que se encuentran asentadas en tierras fértiles y cuentan con un gran litoral que forma parte de la riqueza natural de Guerrero, las familias viven en condiciones deplorables; no todos tienen acceso a la educación básica, persiste la deserción escolar y un alto índice de analfabetismo en adultos mayores. Son escasos y precarios los servicios de salud. Las viviendas no cuentan con los servicios básicos de agua, luz, drenaje. Muchos pisos son de tierra y varias casas no están construidas con material duradero. Las actividades del campo son para subsistir con muchas carencias económicas. A pesar de que hay un gran potencial pesquero, las ganancias son nimias entre los pescadores, que no tienen forma de comercializar a gran escala los productos del mar. La población mestiza que ha disputado el poder político es la que se ha beneficiado del presupuesto público y la que se ha apropiado de las mejores tierras destinadas para la ganadería. En la costa Chica se han afianzado los cacicazgos en las cabeceras municipales que tienen el control del comercio, el transporte público, los productos agrocomerciales, la ganadería y la precaria infraestructura turística. En buena medida la población afro se encuentra desorganizada, dispersa en sus luchas, dependiente de los líderes políticos y subordinados a los cacicazgos regionales. Ha sido muy difícil que los jefes y jefas de familia encuentren empleos seguros y bien remunerados. No encuentran en el campo una forma de vivir dignamente y la población que vive de la pesca no le reditúa su actividad, por la competencia local que tiene un reducido número de clientes.

A pesar de que es una región que ha sabido pelear en coyunturas políticas, aún no se han podido liberar del poder caciquil y del clientelismo político que ejercen los líderes de los partidos políticos. La reivindicación de sus derechos como pueblo Afro ha alcanzado resonancia nacional por el gran aporte cultural de los pueblos y de personas que han logrado vencer los obstáculos del racismo para dar la pelea en el plano político y en el ámbito de los derechos humanos. La presencia de las mujeres afros en varios espacios nacionales y estatales, reivindicando su identidad, proyectando su historia y su riqueza cultural, así como el importante papel que desempeñan en la vida comunitaria, han mostrado el encanto de la cultura afro y su trascendencia nacional e internacional para el reconocimiento de su trabajo específico como mujeres afromexicanas que están abriendo brecha en la lucha por el reconocimiento de sus derechos, en su aporte al movimiento feminista, en su lucha tenaz que de manera cotidiana libran contra el racismo y la discriminación, que forma parte de la violencia institucionalizada y de la tragedia que padecen aún por la violencia feminicida.

Publicado originalmente en Tlachinollan

El presente articulo es propiedad de Desinformémonos.

Tlachinollan (2021) Encanto y tragedia de las mujeres Afromexicanas. Desinformémonos. Recuperado el 27 de Julio del 2021 en: https://desinformemonos.org/encanto-y-tragedia-de-las-mujeres-afromexicanas/

Prevenir y atender la violencia política contra las mujeres con un enfoque territorial

Prevenir y atender la violencia política contra las mujeres con un enfoque territorial

Muriel Salinas Díaz | Sem México

Guadalajara, Jalisco | Martes 27 de julio, 2021 | — : —

La mitad del cielo

Pese a que en las 32 entidades federativas se cuenta con un Observatorio de Participación Política de las Mujeres (OPPM), en la mayoría de los casos estos no cumplen con la función para la que fueron creados y ha sido difícil lograr que las instituciones que los conforman avancen hacia la articulación de una política pública para fortalecer la participación política de las mujeres, la democracia paritaria y el acceso de las mujeres a una participación libre de violencia.
En el caso de Guerrero el OPPM prácticamente sesiona para que las instituciones informen sobre las actividades que realizan en torno a estos temas, que se centran fundamentalmente en acciones de capacitación o eventos conmemorativos.
Sin embargo, la necesidad de avanzar hacia la consolidación de políticas públicas para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia política contra las mujeres es una tarea imprescindible que requiere de la concurrencia de las instituciones electorales, los gobiernos estatales y municipales, así como de la sociedad civil para concretarse.
Con este propósito, Equipos Feministas, A.C. llevó a cabo un proyecto para desarrollar una estrategia participativa para prevenir y atender esta modalidad de violencia contra las mujeres durante el pasado proceso electoral en el estado de Guerrero, con el apoyo del Programa Nacional de Impulso a la Participación Política de las Mujeres a través de las OSC, a cargo del INE, en su edición 2020.
El proyecto consistió en la conformación de Nodos Regionales para Prevenir y Atender la VPMRG en las regiones de Acapulco, Centro, Montaña y Norte del estado de Guerrero, para lo cual se instrumentó un curso de capacitación virtual en la materia dirigido al funcionariado de las instituciones electorales y gubernamentales, OSC’s locales, abogadas y abogados electorales, periodistas, activistas y defensoras de derechos humanos de las mujeres. Con los cuales posteriormente se conformaron los Nodos y se habilitaron para desarrollar acciones de monitoreo, registro, atención, canalización y seguimiento de casos de VPMRG durante el proceso electoral.
Derivado de este ejercicio, Equipos Feministas, A.C. y la Red para el Avance Político de las Mujeres Guerrerenses publicaron el primer Informe sobre Violencia Política contra las Mujeres en el Proceso Electoral de Guerrero 2020-2021, el pasado mes de mayo.
El informe da cuenta de un total de 45 casos de violencia política contra mujeres que participaron en el proceso electoral como precandidatas o candidatas a cargos electivos y contra militantes activas de diversos partidos políticos. De estos, 8 corresponden a denuncias presentadas ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales del estado, en tanto que 32 de estos incidentes fueron identificados a través de los Nodos Regionales e integrantes de la Red.
Estos casos fueron registrados en un total de 20 municipios de Guerrero, siendo Chilpancigo y Acapulco los que concentraron la mayoría de estos, con nueve y seis incidentes respectivamente.
En términos regionales, el 41 por ciento de los incidentes se registraron en la zona Centro de Guerrero, seguido por un 24 por ciento concentrados en la zona Norte, 16 por ciento en la zona de Acapulco, 6% en la Costa Chica, el 5 por ciento se situó en la región de la montaña y en el mismo porcentaje en la Costa Grande, en tanto que un 3 por ciento de estos casos se registraron en la Tierra Caliente.
La mayoría de los incidentes de VPMRG registrados fueron cometidos contra mujeres entre 40 y 49 años de edad, siendo 17 los casos en este grupo, seguidos por 9 casos en los que las víctimas fueron mujeres entre 30 y 39 años. Cinco casos fueron perpetrados contra mujeres entre 50 y 59 años; cuatro casos fueron cometidos contra mujeres mayores de 60 años y solo dos casos fueron cometidos contra mujeres cuyas edades oscilan entre los 18 y 29 años.
Cuatro de los casos registrados en el informe fueron perpetrados contra mujeres indígenas: Eneida Lozano Reyes, integrante de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero UPOEG, quien primero fue aspirante a diputada local por MORENA en el distrito 14 y posteriormente fue candidata a Concejala del gobierno municipal de Ayutla de los Libres, cargo para el que resultó electa. El segundo caso es el de Felicitas Martínez Solano, precandidata a la diputación local por el mismo partido en el distrito 15 con cabecera en San Luis Acatlán y el tercer caso corresponde a Edith Ramírez Santos, quien renunció a la candidatura a una regiduría por el partido Redes Sociales Progresistas en el municipio de Copalillo, por presiones y actos de hostigamiento por parte del candidato a la presidencia municipal de dicho partido político.
Exceptuando las 8 denuncias que se presentaron en la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales FEDE y de las que no se cuenta con información, de un total de 32 casos registrados a través de los Nodos Regionales, 17 cueron cometidos contra mujeres que militan en MORENA, 4 contra mujeres del Partido de la Revolución Democrática PRD, 4 contra mujeres del partido Movimiento Ciudadano, 4 del Partido Revolucionario Institucional PRI, 3 del Partido Acción Nacional PAN, dos mujeres canditatas de la coalición PRI-PRD, 1 de Redes Sociales Progresistas y 1 del Partido del Trabajo PT.
En diecinueve de los casos registrados se trata de mujeres candidatas a cargos municipales, en tanto que se identificaron seis casos en los cuales las víctimas fueron candidatas a diputaciones locales, de las cuales dos son mujeres indígenas.
Respecto del perfil de las personas perpetradoras, el 62 por ciento de estas son hombres, el 16 por ciento son hombres y mujeres, el 11por ciento son mujeres y en otro 11 por ciento de los casos no se logró identificar el sexo de las o los perpetradores.
Es importante destacar que en 40 por ciento de los casos las personas identificadas como perpetradoras son dirigentes, militantes o simpatizantes de MORENA, en tanto que en el 22 por ciento de los incidentes las víctimas señalaron a grupos del crimen organizado como los perpetradores, seguidos por un 11 por ciento de casos donde se identifica como perpetradores a personas militantes o simpatizantes del PRI, un 5 por ciento corresponde a medios de comunicación o sus integrantes y en la misma proporción se identificó a militaltes o simpatizantes del PRD. EL 3 por ciento de los casos se identifica a dirigentes, militantes o simpatizantes de MC y en el mismo porcentale a personas del partido Redes Sociales Progresistas y a una casa encuestadora.
El informe contiene además un conjunto de fichas descriptivas mediante las que se recuperan algunos de los casos documentados y un apartado que narra dos casos emblemáticos: el de Félix Salgado Macedonio y un testimonio de la Síndica de Teloloapan, Eleazar Marín Quebrado, que dan cuenta del contexto de violencia en el que se desarrolló el proceso electoral en Guerrero y cómo este afecta la participación política de las mujeres durante el mismo, así como durante el ejercicio del cargo.
Uno de los factores clave que me gustaría recuperar de esta experiencia es el haber desarrollado una estrategia de prevención y atención de la VPMRG con un enfoque territorial en Guerrero, que fue posible por iniciativa de una organización de la sociedac civil como Equipos Feministas, A.C y por la voluntad política de las instituciones electorales y gubernamentales, tanto estatales como municipales. Un proceso de este tipo sólo es posible con el apoyo de programas como el PIPPM a cargo del INE, quizá uno de los pocos programas de fomento a las actividades de las OSC que sobreviven a las medidas regresivas impuestas desde la presidencia de la república que han desaparecido prácticamente todos los programas de esta naturaleza en el país.
Entre las acciones de capacitación virtual y presencial, así como la integración y puesta en marcha de los Nodos Regionales, el monitoreo, registro, así como atención jurídica a casos de VPMRG, la organización logró beneficiar a un total de 577 mujeres y 77 hombres, desde precandidatas y candidatas a cargos electivos de diversos partidos políticos, periodistas, activistas y defensoras de derechos humanos, integrantes de colectivas feministas y OSC’s, abogadas y abogados, funcionarias y funcionarios electorales tanto locales como federales, así como servidoras y servidores públicos estatales y municipales, impactando en 35 de 81 municipios de Guerrero.
La experiencia de prevención y atención de la violencia política contra las mujeres en Guerrero representa un referente que habrá que fortalecer y consolidar en la entidad, e impulsar como un modelo replicable y susceptible de institucionalizarse para dinamizar el quehacer de los Observatorios Estatales de Participación Política de las Mujeres. Y eso también implica la defensa del Programa de Impulso a la Participación Política de las Mujeres a través de las OSC en el presupuesto de egresos de los años venideros.

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Muriel Salinas Díaz (2021) Prevenir y atender la violencia política contra las mujeres con un enfoque territorial. Sem México. Recuperado el 27 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/prevenir-y-atender-la-violencia-politica-contra-las-mujeres-con-un-enfoque-territorial/

Latinoamérica: Afrofeministas, unidas en la historia y la resistencia

 Lirians Gordillo Piña | Sem México

La Habana, Cuba | Martes 27 de julio de 2021 | — : —

La vida de las mujeres negras y mestizas de América Latina y el Caribe expresa una historia común de discriminación, resistencias y aportes sociales.

«No me di cuenta de que era negra hasta que fui a la escuela y mis maestros y compañeros me decían negra con desprecio, de una manera racista y discriminatoria», recuerda Massay Crisanto, de Honduras.

Crisanto fue una de las participantes en el panel «Mujeres negras: resistiendo para vivir. Marchando para transformar», organizado por la Marcha Mundial de las Mujeres (MMM) en Brasil.

La MMM es un movimiento mundial que reúne a colectivos y organizaciones feministas y de mujeres de todo el mundo. Fundada en 1996, la organización declara su lucha contra el patriarcado, la violencia contra las mujeres y la pobreza que genera el capitalismo.

El panel, transmitido en las redes sociales digitales, se dedicó al Día Internacional de la Mujer Afrolatina, Afrocaribeña y de la Diáspora que se celebra el 25 de julio. Desde 1992 se conmemora la fecha para llamar la atención sobre las realidades de las mujeres afrodescendientes, su historia y la necesidad de promover políticas públicas que ayuden a mejorar su calidad de vida y a erradicar el racismo y la discriminación.

Las participantes en el encuentro virtual reconocieron una historia de discriminación común que se ha expresado en las violencias sobre sus cuerpos, la expropiación de sus territorios, la explotación laboral y la invisibilización de sus aportes a lo largo de la historia.

«A esto se une el encarcelamiento de los hombres negros, el exterminio de la juventud negra y la hipersexualización de las mujeres negras. Prácticas que se mantienen hoy. Las balas perdidas encuentran siempre los mismos cuerpos, que son, en general, los de nuestros hijos», afirmó Juliana Mittelbach, de Brasil.

Mittelbach es enfermera, coordinadora de la Red de Mujeres Negras del Estado Paraná e integrante de la MMM. Durante su intervención, denunció la complicidad entre colonialismo, racismo, capitalismo y patriarcado.

«El capitalismo es un sistema que explota al pueblo y que tiene en su raíz el mantenimiento de las desigualdades con la explotación, la desvalorización, la aceptación y naturalización de la historia de esclavización. Por tanto, la población negra es una población subvalorada y puede estar en el mercado de reserva, en los peores lugares de trabajo», dijo la activista.

A partir del reconocimiento crítico de esta realidad, la MMM apuesta por una lucha interseccional contra todas las opresiones. A decir de Mariana Lacerda, de la MMM en Brasil, «no podemos darnos el lujo de renunciar a ninguna de estas luchas».

«Tenemos que intervenir en la actividad cotidiana combatiendo el racismo, en la búsqueda de una vida digna a partir de políticas públicas que puedan promover la igualdad racial. Tenemos que buscar un proyecto de sociedad antipatriarcal, antirracista y anticapitalista. Ese es el gran desafío, tener que actuar en todos esos frentes asegurando la supervivencia, a la vez que luchamos por un nuevo proyecto de sociedad», agregó Mittelbach.

Cuba, entre la historia y la transformación

La filósofa Analoy Lafargue compartió avances y desafíos de las mujeres afrodescendientes en Cuba, en representación de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

Lafargue reconoció la fortaleza de contar, desde 1961, con una organización de mujeres para impulsar la igualdad de género y la emancipación de las cubanas, a la vez que identificó vacíos y desafíos para las afrodescendientes en la nación del Caribe.

Las políticas a favor de la igualdad de género en el país impactaron positivamente en las afrocubanas, pero las investigaciones han develado que la pobreza en Cuba tiene rostro de mujer negra; ellas son mayoría entre las madres solteras jefas de hogar; están sobrerrepresentadas en el sector informal de la economía y enfrentan problemáticas como el embarazo adolescente.

Frente a estos problemas, la máster en Estudios Caribeños identificó, como una contribución, la existencia de afrofeminismos en el país y convocó a realizar acciones específicas en función de la diversidad de experiencias y realidades que viven las mujeres cubanas.

Lafargue destacó la necesidad de socializar la historia de lucha de las mujeres negras de los siglos XIX y XX. Propuso crear espacios de reflexión para generar conciencia racial y de género, de sororidad y empatía ante las diferencias y con compromiso social responsable.

En particular, planteó como un reto actual «representar con voz activa, agenda propia y articulada con la lucha antirracista, las necesidades emergentes de las mujeres afrodescendientes».

Necesitamos romper con la visión institucional de que todas las mujeres somos iguales, dijo.

«Sí, ‘somos iguales ante la ley, no iguales ante la vida’. Ello significa romper las barreras ideológicas de lo común heredado de la sociedad occidental, muy bien asumido por las sociedades occidentalizadas negando la realidad de sociedad fragmentada en la que hemos sido constituidos», reflexionó la activista cubana.

En Cuba existen el Programa Nacional contra el Racismo y toda discriminación, y el Programa Nacional para el Adelanto de las Mujeres, dos plataformas gubernamentales que, según la especialista, son fundamentales para luchar contra las desigualdades desde la interseccionalidad.

«Desde la imbricación comprometida y responsable de las plataformas nacionales creadas para hacerle frente al racismo, las discriminaciones y todas las formas de la violencia, con el acompañamiento del Estado y gobierno cubanos, las mujeres afrodescendientes con provecho de nuestras facultades podremos, en mayor o menor medida, enfrentar los desafíos históricos, sistémicos, sistemáticos, estructurales y emergentes que problematizan y condicionan nuestras vidas», concluyó la activista.

El presente articulo es propiedad en Sem México.

Lirians Gordillo Piña (2021) Latinoamérica: Afrofeministas, unidas en la historia y la resistencia. Sem México. Recuperado el 27 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/latinoamerica-afrofeministas-unidas-en-la-historia-y-la-resistencia/

Más mujeres en los cargos no significa que tengan agendas que resuelvan los problemas de género, afirma académica

CIMACFoto: Samantha Bushman

Anayeli García Martínez  |  Cima Noticias

Ciudad de México | Lunes 26 de Julio del 2021 | — : —

Esperar que las mujeres cumplan con todas las expectativas del movimiento feminista es un doble criterio de discriminación porque no existen esas expectativas hacia el trabajo legislativo de los hombres, afirmó la académica y coordinadora de la Red De Politólogas “No Sin Mujeres”, Flavia Freidenberg.

En el seminario “El Congreso que México necesita. Una reforma urgente” que realizó la Cámara de Diputados el 21 de julio, la investigadora expuso que no todas las legisladoras son iguales ni tienen los mismos intereses, pero además hay que considerar que en ocasiones enfrentan el dilema de mantener la disciplina partidaria o promover temas relacionados con las mujeres.

Al explicar cómo construir una democracia paritaria, Freidenberg señaló que las mujeres de la política tienen que defender sus agendas o ajustarlas con lo que el partido les pide y con lo que el movimiento de mujeres espera de ellas. “Más mujeres en los cargos entonces no significa más mujeres con agendas que resuelvan los problemas de las mujeres”, destacó.

De acuerdo con sus investigaciones, desde 1988 hasta 2021 en México se han elegido 6 mil diputadas y diputados, de los cuales  mil 590 han sido mujeres. Tras la elección del 6 de junio, en la Cámara de Diputados habrá 248 mujeres ocupando casi la mitad de los 500 espacios disponibles y más de 11 congresos tendrán mayoría de mujeres.

La investigadora señaló que “presencia, no significa agenda”, por ello advirtió que esperar que las mujeres cumplan con todas las expectitvas es un doble criterio de discriminación porque no existen esas expectativas hacia el trabajo legislativo de los hombres. Además, agregó ser feminista es una elección.

De las mujeres, dijo, se espera que hagan “revoluciones contra el orden divino, contra el orden patriarcal”, pero no se espera lo mismo de los hombres. No se espera que ellos hagan revoluciones porque se da por sentado y naturalizado que el poder está masculinizado. Sin embargo destacó que a las mujeres si hay que pedirles que trabajen por la igualdad.

La experta en representación política de las mujeres en México mencionó que no todas las mujeres tienen poder porque las instituciones están generalizadas. “Hay normas, hay prácticas que reproducen el predominio masculino”. 

Ejemplo de que las mujeres llegan a los cargos, pero no siempre obtienen poder es que ellas no lideran las comisiones claves, no consiguen desarticular los puntos de veto, es decir, no consiguen que sus iniciativas sean dictaminadas y no obtienen apoyo de las dirigencias partidistas para impulsar sus propuestas.

Freidenberg expuso que para hacer frente a esta situación es necesario construir parlamentos sensibles al género, centros de estudios y unidades de género que ayuden a la diputadas a hacer mejores diagnósticos y mejores políticas públicas, más legisladoras en órganos de decisión dentro de los congresos y más bancadas de mujeres.

21/AGM/LGL

El presente articulo es propiedad de Cima Noticias.

Anayeli García Martínez  (2021) Más mujeres en los cargos no significa que tengan agendas que resuelvan los problemas de género, afirma académica. Cima Noticias. Recuperado el 26 de Julio del 2021 en: https://cimacnoticias.com.mx/2021/07/26/mas-mujeres-en-los-cargos-no-significa-que-tengan-agendas-que-resuelvan-los-problemas-de-genero-afirma-academica

Delitos de homicidio a feminicidio: FGJCDMX

Delitos de homicidio a feminicidio: FGJCDMX

Luis Benítez | ContraReplica

—– | Martes 20 de Julio del 2021 | — : —

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) informó que la principal causa de feminicidios en la capital se debe a una escalada de violencia, sobre todo en el primer círculo de las mujeres.
De acuerdo con la dependencia hay alrededor de 50 carpetas de investigación que han sido reclasificadas como feminicidios ya que desde un principio se investigaron como homicidios dolosos.
“Las personas han sido detenidas por policías de investigación por un delito diverso, como narcomenudeo, y la agencia 50 será la encargada de hacer la imputación correspondiente por feminicidio, y contar por la tarde con las órdenes de aprehensión, para ejecutarlas”, expresó.
Laura Borbolla Moreno, titular de la Coordinación General de Investigación de Delitos de Género y Atención a víctimas de la FGJCDMX mencionó que la mayoría de los feminicidios son cometidos por el círculo más cercano de la víctima como parejas sentimentales, familiares, amigos y/o vecinos, incluso mencionó maestro y conserjes de escuelas.
“Esta es una constante, son los factores que intervienen y afecta en la violencia contra las mujeres”, aseguró Borbolla en conferencia de prensa. Asimismo, detalló que, desde la publicación de la Ley Olimpia en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el pasado junio ya se investigan mil 400 denuncias.
La funcionaria también comentó que en las últimas tres semanas se han vinculado a proceso 78 agresores sexuales de los cuales 29 ya fueron vinculados a proceso por violencia familiar, 31 de ellos por abuso sexual, 10 por violación, cinco por acoso, uno por violentar la intimidad sexual, otro por trata de personas y solo uno por feminicidio.
La FGJCDMX ha explicado que esta reclasificación de los delitos de homicidio doloso a feminicidio es con la finalidad de dar un acceso a la justicia a las víctimas.“La fiscalía especializada en este tema lo que ha realizado es la reclasificación de varios homicidios dolosos cometidos en contra de mujeres, entonces que son de otros años y se están actualizando o reclasificando este año, las cifras podrían decirse en términos generales son de incremento”; explicó Borbolla Moreno.
El domingo por la tarde diversos colectivos feministas se manifestaron en el Zócalo capitalino por el feminicidio de Susana Garrido, maestra de secundaria quien fue asesinada en abril por su exesposo, Jehu Carlos, en la alcaldía Magdalena Contreras.

EL presente artículo es propiedad de Contrareplica.

Luis Benítez (2021) Delitos de homicidio a feminicidio: FGJCDMX. ContrReplica. Recuperado el 20 de Julio del 2021 en: https://www.contrareplica.mx/nota-Delitos-de-homicidio-a-feminicidio-FGJCDMX-202120710

Reeducar a los hombres para enfrentar la violencia contra las mujeres: iniciativa camaral

Los marcos legales se quedan cortos para hacer justicia y garantizar la no repetición: diputada Tagle Martínez 

Se debe reconocer el feminicidio como emergencia nacional: diputada Briceño Zuloaga

Foro de análisis sobre la iniciativa en materia de trabajo reeducativo con hombres que ejercen violencias

Sara Lovera | Sem México

Ciuda de México |  Jueves 15 de Julio del 2021 | — : —

 Los marcos legales y de políticas se han quedado cortas para  integrar medidas necesarias para nombrar a los hombres que ejercen violencia contra las mujeres, hacer justicia y garantizar su no repetición, afirmó la diputada Martha Tagle Martínez, de Movimiento Ciudadano.

Así lo dijo ayer, cuando comenzaron  los trabajos del foro virtual para la presentación y análisis del Proyecto de Iniciativa legislativa en materia de trabajo reeducativo con hombres que ejercen violencias contra las mujeres.

Muy elocuente se  preguntó cuál es la responsabilidad masculina, “pues son ellos los que están sobrerrepresentados en las estadísticas como responsables de violencia en hogares, violencia sexual, feminicidios, y nosotras no podemos seguir respondiendo por ellos”. 

La iniciativa a conocer y discutir, dijo Martha Tagle Martínez explicó que  propone armonizar criterios de trabajo reeducativo con hombres que han ejercido violencia contra mujeres y niñas y responder a su complejidad. 

Se busca una transformación individual y colectiva que vaya más allá de la sanción legal y punitiva, y al mismo tiempo permita un proceso de transformación social que inicie desde los hombres. 

Añadió que la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia contempla esta medida, pero hay inconsistencias, vacíos y posibilidades de mejora para hacerla efectiva. 

Agregó que “la realidad mexicana ha comprobado ser violenta contra las mujeres en este país” y se manifiesta como expresión de las desigualdades sociales basadas en el género; además, las violencias contra mujeres y niñas configuran un abanico de espacios y culturalidades que evidencian la falta de seguridad y justicia.  

Expresó que a inicios de 2020 había 13 entidades federativas con Declaratorias de Alerta de Género por parte de la Secretaría de Gobernación, y para este año aumentaron a 18. La Red Nacional de Refugios informó que la violencia familiar alcanzó cifra récord en mayo de 2021 con casi 24 mil casos. En junio de este año el Consejo Nacional de Población reportó que 88.2 por ciento de las víctimas de violencia en los hogares fueron niñas y adolescentes.  

Además, dijo, en 2020 se alcanzó una cifra récord de delitos sexuales con más de 54 mil casos reportados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y en los primeros cinco meses de 2021 los feminicidios aumentaron 7.1 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.  

Indicó que el recrudecimiento de las violencias se ha advertido desde hace varios años, “por eso nos esforzamos en crear leyes, políticas públicas y presupuestos para cambiar de manera estructural las condiciones que posibilitan las violencias, pero frente al poder hegemónico y en medio de la pandemia, vemos con preocupación que la situación ha empeorado y nuestros esfuerzos no son suficientes”.

Se debe reconocer el feminicidio como emergencia nacional

La diputada Wendy Briceño Zuloaga (Morena), presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, señaló que debe haber una responsabilidad del Estado en estos temas, y las mujeres hemos señalado que se debe reconocer el feminicidio como emergencia nacional y colocarlo como una prioridad que atraviese todas sus acciones, instituciones y presupuestos. 

Expresó que es necesario discutir y poner en el centro “al machismo potencialmente feminicida, o al sistema patriarcal como esa emergencia que debemos discutir para empezar a atenderla en consecuencia”.  

Reconoció que se ha avanzado a través de los años, se ha generado conocimiento, debate, discusiones presupuestales, en todo lo que tiene que ver con la progresividad de derechos de niñas y mujeres, pero “necesitamos ahondar ahora en otras discusiones para avanzar socialmente”. 

Indicó que en la Legislatura que está por terminar  se buscó colocar sobre la mesa de las discusiones fundamentales los avances impostergables de las mujeres y visualizarlos, “pero cuando hablamos de violencias y generadores de las violencias, es un tema en el que ha faltado discusión”. 

Consideró que  se ha avanzado “en los temas de las mujeres”, pero se deben poner sobre la mesa las dificultades que ha entrañado la discusión sobre género, para avanzar usando todas las problemáticas, incluida la discusión sobre las masculinidades.

Contenido de la Iniciativa 

Sobre la iniciativa, el director general de Género y Desarrollo, AC (Gendes), Mauro Vargas, dijo que se define el trabajo reeducativo con hombres que ejercen violencia contra las mujeres como un proceso reeducativo, en el marco de la prevención primaria, mediante el cual los agresores trabajan para erradicar creencias, prácticas y conductas que posibilitan, justifican y sostienen el ejercicio de las violencias contra las mujeres.  

Señaló que la prevención implica procesos educativos con los niños en diferentes ámbitos de la sociedad y sectores del Estado, para propiciar la articulación de esfuerzos y que cualquier violencia cese y se garantice la no repetición, “pero no podemos hacerlo si los hombres no asumen sus procesos y su responsabilidad individual y colectiva, más allá de la que se le determine como parte de un debido proceso”. 

Participación de especialistas 

En la Mesa 1: Principales retos para la inclusión del enfoque en masculinidades en política pública, en el marco de la transversalidad de la perspectiva de género y de los liderazgos y narrativas de resistencias al cambio social, Katia Chávez León, consejera consultiva de Gendes, se refirió a los retos de la incorporación de las masculinidades en las políticas públicas y cómo lograr cambios estructurales. 

En la gestión administrativa, dijo, los retos son ejecutar recursos económicos y humanos en las instituciones, con capacitación especializada. Expresó que se deben desagregar datos para estudiar patrones y desarrollar políticas públicas basadas en evidencia; continuar con diálogos para institucionalizar acciones relevantes y cambiar paradigmas y estructuras que permitan el reconocimiento de masculinidades positivas. 

Pablo Navarrete Gutiérrez, consultor en derechos humanos y género, destacó que la reforma “descargará a las mujeres de responsabilidades y colocará la responsabilidad que nos toca a los hombres”, e incorporará el enfoque de masculinidades en las políticas de igualdad y combate a la violencia.

Propuso generar una política de Estado que se haga cargo del tema de las masculinidades y asignar recursos en un anexo del presupuesto y determinar quién la va a diseñar y coordinar, “porque se necesita la rectoría del Estado en estos temas”.

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Sara Lovera (2021) Reeducar a los hombres para enfrentar la violencia contra las mujeres: iniciativa camaral. Sem México. Recuperado el 15 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/reducar-a-los-hombres-para-enfrentar-la-violencia-contra-las-mujeres-iniciativa-camaral/

Violencia simbólica, la base de todos los tipos de violencia

Yanet Angélica Tamayo | Sem México

Querétaro | Jueves 15 de Julio del 2021 | — : —

Hace unos días me congratuló saber que una mujer a quien reconozco y admiro por su inteligencia y capacidad de empatía en temas de impartición de justicia fue nombrada jueza, posición que fue bien obtenida por su larga trayectoria dentro del poder judicial.

Sin embargo, hubo un detalle que llamó particularmente mi atención, debido a una serie de comentarios derivados de la filiación que esta tiene con una autoridad de mayor rango, la cual no es reciente, ya que ambos son un matrimonio que se a dedicado por años a la carrera judicial y quienes han contendido dentro del ámbito jurisdiccional por los puestos que hoy ostentan. 

La cuestión resulta algo compleja de explicar, debido a que implica hacer un análisis respecto de cómo se puede limitar a una persona por el estatus civil que ocupa en una posición social y laboral. 

El problema que expongo, no radica en exponer la relación filial de esta persona, ni mucho menos invisibilizar la trayectoria laboral que le permitió acceder aún puesto que históricamente ha sido socialmente asignado a hombres. 

Si no, los argumentos que un pequeño grupo de personas realizaron cómo resultado del nombramiento de la nueva juez, los cuáles sugerían la renuncia de esta mujer a sus aspiraciones y a su larga trayectoria profesional, para darle la oportunidad a su cónyuge de desarrollarse laboralmente sin incurrir en actos de nepotismo y corrupción, pues ella al ser mujer y esposa debería separarse de dicho ámbito.  

Y esto, nos lleva a considerar cómo es que las estructuras sociales a través de las cuáles nos desenvolvemos como individuos y como colectivo, imponen límites simbólicos que pretenden o restringen los derechos, ideales y aspiraciones de un determinado grupo, en este caso en específico el de las mujeres.

Colocándolas en una desventaja que es susceptible de ser reforzada por complejas prácticas sociales, prejuicios y sistemas de creencias, que son avaladas por el orden social y en ocasiones por las instituciones.

Situaciones que colocan a hombres y mujeres en distintos escenarios sociales, económicos y éticos, las cuáles los enfrentan en una competencia para acceder a oportunidades de desarrollo y de consecución de sus planes de vida, en donde lamentablemente las mujeres terminan posicionadas socialmente en un segundo plano. 

Y es precisamente esto, lo que han reflejado los comentarios hechos por ese grupo, que simbolizan esa violencia sutil e imperceptible que no utiliza la fuerza física, pero que es permitida y aceptada por personas que buscan imponer y reproducir relaciones de poder jerarquizadas por estereotipos de género.

Esta violencia simbólica al ser tan sutil, es fácil de colarse en todos los espacios tanto privados como públicos, de ahí que no sea raro que se reproduzcan en instituciones como la familia, el ámbito laboral y en los medios de comunicación.

Y es especialmente este último, el que ha sido utilizado por la sociedad de manera individual y colectiva para emitir imágenes, mensajes y “valores” que refuerzan estereotipos de género y determinan los pensamientos, percepciones y acciones de las personas dentro del grupo social al que pertenecen.

Lo que sigue contribuyendo a fortalecer estructuras sociales que favorecen la discriminación, los prejuicios negativos y por ende la desigualdad.

El tipo de violencia simbólica como la que han pretendido ejercer en el caso en comento, cuando se ejerce especialmente en un ámbito público como lo es el laboral, impide que las mujeres sean protagonistas de sus propias trayectorias vitales, al negarles el reconocimiento y oportunidades para su desarrollo, ya que al exhibir sus identidades sociopersonales como anormales y perjudiciales para la sociedad, las colocan en una subordinación social que facilita la generación de violencia.

Por ello, es muy importante ser consientes de la forma en la que interactuamos en lo individual y colectivo, si bien nuestras relaciones sociales están medidas por relaciones de poder, esto no implica que las mismas puedan ser modificadas.

La simple empatía y el reconocimiento de que todas las personas tienen habilidades y potencialidades propias, distintas a las de los demás, permitirá reinventar las estructuras institucionales y los modelos sociales establecidos.

El presente articulo es propiedad de Sem México

Yanet Angélica Tamayo (2021) Violencia simbólica, la base de todos los tipos de violencia. Sem México. Recupereado el 15 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/violencia-simbolica-la-base-de-todos-los-tipos-de-violencia/

Reforma laboral sobre violencia y acoso como establece el Convenio 190 de la OIT plantean feministas

La reforma laboral del 2019 punto de partida, pero hay que especificar

Abogadas Aleida Hernández, Andrea Medina y Dafne Anaya  autoras de la propuesta

Elda Montiel  | Sem México

Ciudad de México | Jueves 15 de Julio del 2021 |  — : —

Una iniciativa a la Ley Federal del Trabajo que busca profundizar en los problemas de la violencia y el acoso para las mujeres en el ámbito laboral, los protocolos que deben crearse, las políticas de reparación el daño y el cuidado será presentado en la próxima legislatura a iniciarse en septiembre por académicas, sindicalistas y abogadas feministas.  

La investigadora Aleida Hernández, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM, junto con las abogadas feministas Andrea Medina y Dafne Anaya presentará esta iniciativa que profundiza la reforma laboral de 2019 contra la violencia de género en el trabajo. 

Como parte de un paquete de reformas legislativas que presentaran el Observatorio Ciudadano de la Reforma Laboral (OCRL) y la Red de Mujeres Sindicalistas (RMS), uno de los principales cambios que plantean es incorporar a la Ley Federal del Trabajo los conceptos de violencia y acoso como lo señala el Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 

El artículo 1 de dicho convenio indica que la violencia y el acoso en el mundo del trabajo designan un conjunto de comportamientos y prácticas “que causen, o sean susceptibles de causar, un daño físico, psicológico, sexual o económico”. 

Indica que las agresiones pueden suceder en el lugar de trabajo, dónde se pagan, los desplazamientos de casa a trabajo y del trabajo a la casa, los eventos y viajes sociales y de formación relacionados con el trabajo.   

Que deben ser considerados como violencia laboral, y que además no solo contempla el acoso presencial sino el que perpetúan por las comunicaciones digitales.  

Consideran importante que la Ley Federal del Trabajo (LFT) lo tenga especificado, porque hasta ahora esos lugares donde ocurre la violencia han quedado sin cobertura refiere Aleida Hernández.

La reforma laboral del 2019 establece que el Articulo 132 de la LFT las empresas deben crear un protocolo para prevenir la discriminación por razones de género y atención de casos de violencia y acoso u hostigamiento sexual.   

Sin embargo, las abogadas feministas desconocen si le Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS) tienen un registro sobre los centros de trabajo que ya cuentan con un protocolo. 

Consideran que faltaría precisar también los puntos básicos que debe incluir ese protocolo para prevenir, investigar, sancionar y reparar la violencia contra las mujeres. Por ejemplo, qué instancias o qué persona dará seguimiento a los casos o qué sanciones se aplicarán, además de las medidas que tomaran para garantizar que eso no volverá a ocurrir.

Consideran que el “Modelo de Protocolo para prevenir, atender y erradicar la violencia laboral en los centros de trabajo” publicado por la Secretaria del Trabajo en el año 2020 es una sugerencia y como punto de partida está bien, pero sería mejor que se incluyera una serie de criterios mínimos dentro de la Ley Federal del Trabajo.

Considera importante prohibir explícitamente que la conciliación no se puede llevar a cabo en casos de acoso sexual o violencia, porque eso va contra los estándares internacionales. 

También mencionan que el numeral XII del Artículo 648E de la LFT dice que, para denuncias de acoso sexual, discriminación u otros actos de violencia de la víctima la autoridad conciliatoria no reunirá a la víctima con quien perpetró las agresiones sin con el representante o el apoderado.

Señalan que la víctima no se reunirá con el agresor, pero de cualquier manera se plantea un arreglo conciliatorio, lo cual va contra los estándares internacionales.  “La conciliación no se puede llevar en casos de acoso sexual o violencia”.   

Las abogadas buscaran que la ley del trabajo incorpore el concepto de “garantía de reparación del daño”. 

Han retomado la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el caso González y otras vs. México, conocido como “Caso campo algodonero”, el cual introdujo al país estándares de desagravio que hasta entonces no eran implementados. 

Cabe señalar que la abogada Andrea Medina Rosas formo parte del equipo del caso de Campo Algodonero. 

El fallo de la CIDH de 2009 tomo en cuenta la responsabilidad internacional del Estado mexicano por no investigar la desaparición y los feminicidios de Claudia Ivette González, Esmeralda Herrera Monreal y Laura Berenice Ramos Monarrez en Ciudad Juárez, Chihuahua, ocurrido en la década de los 90s.

La Ley General de Víctimas ya lo contempla sin embargo señala Aleida Hernández, cuesta mucho que se comprenda en el mundo del trabajo. La reparación del daño no solo es económica, también se trata de que la persona ubique los problemas de conducta en los que incurrió y pida perdón por ello.

El centro de trabajo debe asumir su responsabilidad, ofrecer acompañamiento psicológico, económico y laboral. Solemos concentrarnos en las autoridades y está bien, pero las empresas y los sindicatos también tienen que asumir su responsabilidad hasta donde lleguen sus competencias. 

La LFT debe establecer la obligatoriedad para empresa y sindicatos de implementar programas de formación, capacitación y sensibilización sobre la violencia y el acoso y la discriminación. Estas estrategias deben incluir un tipo de medición y seguimiento, cuyos resultados tendrán que ser de acceso público.Otro tema que integran las especialistas es el de las políticas de cuidado, un asunto que hasta ahora se ha visto como del ámbito íntimo. Pero .as leyes, los centros de trabajo y los sindicatos deben entender que esta vinculada con lo laboral.

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Elda Montiel  (2021) Reforma laboral sobre violencia y acoso como establece el Convenio 190 de la OIT plantean feministas. Sem México. Recuperado el 16 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/reforma-laboral-sobre-violencia-y-acoso-como-establece-el-convenio-190-de-la-oit-plantean-feministas/