Semillas nativas: identidad, comunidad y resistencia

La Casa del maíz Tlajomulco, la Comunidad Creativa Entreflores, el Colectivo Agroecológico Teocintle y el Huerto Comunitario Tlacuache Huentitán trabajan por la preservación de recursos y saberes locales.

Por Karina Abigail Peña Mendoza / @KarinaPeña

Alianza de Medios | Página 3

—– | Julio 2021 | — : —

En el pueblo San Juan Evangelista, ubicado en el municipio Tlajomulco de Zúñiga, una familia lleva más de 17 años rescatando diversidad a través de la conservación, almacenamiento, producción y uso de semillas nativas. Este proyecto familiar y de conservación se llama La Casa del Maíz Tlajomulco.

Inspirado por su abuelo, Ezequiel Cárdenas comenzó con este proyecto para mantener el cuidado de su familia a través de la unión entre su relación con la tierra y una alimentación saludable, en su caminar encontró su gran pasión: el maíz. Su labor ha sido tan significativa que fue nombrado como “Guardián del maíz” y la Red de Alternativas Sustentables Agropecuarias(RASA), reconoció su casa como la segunda reserva de semillas más importante de la red al proteger más de 25 variedades de maíz, más de 18 variedades de frijol y 3 variedades de calabaza. 

Las semillas nativas son resultado del trabajo de muchas generaciones de agricultores que las han domesticado, mejorado, reproducido e intercambiado a través del tiempo. Esta conservación requiere conocimiento y paciencia tal como nos describe el encargado del banco de Semillas de la Comunidad Creativa Entreflores ubicada en Nextipac, en el municipio de Zapopan, conocido como Tito:

“Identificas las lechugas que tienen una característica que te interesa, por ejemplo, creció rápido, no la atacaron los insectos, tuvo hojas rojas, y las marcas. Después las tapas para que se reproduzcan entre ellas y una vez hecha la cruza esperas su maduración para poder cosechar su semilla”.

Este es el proceso de producción de semillas de lechuga que se da a través de una polinización abierta sin alterar su naturaleza.

Forma en que marcan las plantas para semilla en la Comunidad Creativa Entreflores

Fotografía por Ulises Brambila

Cuando llega el momento de la cosecha de semillas también hay ciertos pasos que seguir, como lo cuenta Tito: “Tienes que observar si la flor de la planta ya se preparó para la transformación hacia la semilla, verificar que esté bien seca y comenzar a recolectarlas, después separas la semilla de los restos de flor a través de tamices o con ayuda del viento”.

En la Comunidad Creativa Entreflores almacenan las semillas en frascos de vidrio reciclados e identificados con nombre y códigos, los guardan en la oscuridad y procuran sellar bien los frascos para que el oxígeno no limite la vida de las semillas.

Semillas de brócoli en el banco de semillas de la Comunidad Creativa Entreflores

Fotografía por Ulises Brambila

Banco de Semillas de la Comunidad Creativa Entreflores

Fotografía por Ulises Brambila

Este proceso es el mismo que siguen para las 200 especies que se siembran en esta comunidad, tomando en cuenta las características y necesidades de cada variedad de planta. Ahí siembran desde plantas medicinales como equinácea, caléndula, epazote y manzanilla; pasando por frutos como amaranto dorado gigante, calabacita bola y variedades de maíces; hasta hojas y flores comestibles como la flor guadalajara, malva real, mastuerzo, arúgula, acelgas y quelites.

Variedad de cultivos en la Comunidad Creativa Entreflores

Fotografía por Ulises Brambila

Sin embargo, estos proyectos se ven amenazados por la industria agroalimentaria que ha desplazado los recursos y saberes locales por nuevas tecnologías y semillas “mejoradas” bajo el discurso de tener cultivos más productivos, lo que pone en riesgo la posibilidad de las personas de consumir alimentos limpios, sanos y adecuados conforme a su cultura.

“Junto con el avance de las técnicas para aumentar la productividad del campo, llegó también la proliferación de semillas patentadas (y otros organismos genéticamente modificados), poniendo en riesgo la diversidad de alimentos, la cultura alimentaria y la soberanía de los pueblos”.

Es así como lo describe el Observatorio del Derecho a la Alimentación ¿Qué comemos? en su  Primer Informe de Políticas Públicas. Este observatorio es una iniciativa del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, (ITESO), que busca analizar y presentar información sobre los problemas que obstaculizan la plena realización del Derecho Humano a la Alimentación Adecuada en los municipios al interior de Jalisco, además pretende formar opinión pública para despertar el interés por la investigación e incidencia en este tema. Esta iniciativa también reconoce e impulsa el trabajo de los pequeños productores, organizaciones y colectivos que promueven una alimentación sana y agroecológica.

Tal es el caso del Colectivo Agroecológico Teocintle que enseña que tejiendo lazos entre la comunidad es posible mantener sistemas alimentarios sostenibles. Todo esto pese a que la gigantesca industria alimentaria insista en que el campo y la agricultura deben ser modernos, con semillas modificadas y basados en la producción masiva de alimentos.

Este colectivo tiene su lugar de encuentro en el Parque Agroecológico de Zapopan, ubicado en la colonia Santa Margarita. Blanca, integrante de este colectivo desde su fundación, afirma que es un espacio intergeneracional donde hay actividades para todos y todas sin importar la edad. Hay un niño de dos años  que está presente en todas las tareas que hacemos”, comenta entusiasmada.

La historia de Paola es similar. Ella comenzó a participar desde hace 8 años, cuando apenas tenía 10 y considera que además es un lugar que transmite tranquilidad: a pesar de estar en medio de la ciudad llegas aquí y piensas que sales a respirar naturaleza”.

Polinizadores en el Parque Agroecológico de Zapopan

Fotografía por Ulises Brambila

Trabajo comunitario del Colectivo Agroecológico Teocintle

Fotografía por Karina Peña

En palabras de Ángeles, una mujer con gran espíritu revolucionario y cautivada por el trabajo que hacen en Teocintle, ellos cultivan amor a la tierra, rescate  del espacio y producción de alimentos limpios, características que se replican al intercambiar trabajo y conocimiento entre los colectivos que conforman la Red de Agricultura Urbana, (RAU), de la Zona Metropolitana de Guadalajara. “Cada mes visitamos un huerto diferente para apoyarnos en las diferentes actividades, es bonito recibir gente, convivir y compartir saberes”, comparte Blanca.

Jassiel explica las zonas amenazadas por la privatización del espacio

Fotografía por Ulises Brambila

Mantenimiento en las camas del Huerto comunitario Tlacuache Huentitán

Fotografía por Ulises Brambila

A su vez, Mario, biólogo e integrante del Huerto Tlacuache, identifica el espacio como protagonista para implementar nuevas formas de participación e incidencia en la ciudadanía. Esta estrategia permite permanecer en colectividad y hacer milpa. A través del texto titulado “Milpa y Resistencia” Mario describe que este sistema de cultivo representa una verdadera hazaña biocultural patrimonio de México:

La milpa es una verdadera proeza agronómica y alimentaria: el frijol le da al suelo el nitrógeno que el maíz requiere en gran cantidad, cuando es guía se enreda del tallo del maíz que le da sostén, a su vez, las anchas hojas de la calabaza favorecen la conservación de la humedad en el suelo. Por si fuera poco, combinados en la misma comida son un grandioso alimento”. Este fragmento nos remonta al trabajo de Ezequiel sobre la protección de variedades de estos elementos que conforman la milpa, reiterando así la importancia de sumar como sociedad para que estos proyectos sigan en pie.

Fotografía por Ulises Brambila

Mario comparte su texto Milpa y resistencia

Fotografía por Ulises Brambila

Las semillas son síntesis de historias. En voz de los colectivos, significan vida, herencia ancestral, inspiración, unión y buena alimentación. En estos tiempos, en los que su conservación se ha vuelto cada vez más complicada por las constantes amenazas de la industria, le dan significado a la resistencia y son punto de partida para volver a los saberes comunitarios, que mantienen la posibilidad tangible de alcanzar una autonomía alimentaria.

Integrantes del Huerto comunitario Tlacuache Huentitán

Fotografía por Ulises Brambila

Colectivo Agroecológico Teocintle

Fotografía por Ulises Brambila

Ezequiel es fundador de la Casa del Maíz Tlajomulco

Fotografía por Ulises Brambila

Conversación con Tito de Comunidad Creativa Entreflores

Fotografía por Ulises Brambila

El presente articulo es propiedad de Página 3.

Alianza de Medios (2021) Semillas nativas: identidad, comunidad y resistencia. Página3. Recuperado el 20 de Julio del 2021 en: https://pagina3.mx/2021/07/semillas-nativas-identidad-comunidad-y-resistencia/

Frente a la represión y el despojo contra los pueblos, otomís convocan al Encuentro de Resistencias y Rebeldías

Redacción Desinformémonos | Desinformémonos

Ciudad de México | Lunes 7 de Junio del 2021 | — : —

La comunidad otomí residente en la Ciudad de México convocó a un Encuentro de Resistencias y Rebeldías en la toma del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) para denunciar «los despojos, los dolores y las rabias que el sistema capitalista impone», así como para reivindicar las luchas por el territorio y la vida que encabezan los pueblos originarios.

El objetivo, explicó la comunidad, «es reiterar que mientras allá arriba nos reprimen, nos encarcelan, nos torturan, nos asesinan y nos desaparecen, acá abajo nuestra lucha es por la vida».

Los otomís indicaron que algunos de los temas e interrogantes que se plantearán en el Encuentro serán el balance frente a la explotación, el despojo, la represión y el desprecio que impone el capitalismo y el gobierno federal; dónde están los derechos humanos mientras se militariza el país y se incrementa el número de presos, desaparecidos y asesinados; y qué significa para las luchas de resistencia y rebeldía la gira zapatista por Europa y el resto del mundo.

«Este Encuentro tiene también como objetivo construir una agenda común, colectiva según nuestros calendarios y geografías, que nos permitan seguir resistiendo y seguir organizándonos, como semilleros que somos, de frente al Capitalismo y al Patriarcado, y frente a una ‘tranformación’ que nunca llegará», explicaron los otomís es un comunicado.

Señalaron que entre los invitados al Encuentro estarán María de Jesús Patricio, Marichuy, vocera del Concejo Indígena de Gobierno; Teresa Castellanos, activista y defensora de Huexca contra el Proyecto Integral Morelos (PIM); Liliana Velázquez, activista contra el PIM y compañera del defensor asesinado Samir Flores; así como los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, entre otros.

El Encuentro se realizará el próximo 9 de junio a las 11 horas en las intalaciones del INPI, que desde el 12 de octubre de 2020 fueron tomadas por la comunidad otomí frente a la falta de atención de las autoridades hacia sus demandas de vivienda y vida digna.

Toma del INPI, Encuentro de Resistencias y Rebeldías, 9 de junio de 2021 |  Enlace Zapatista

A continuación el comunicado completo:

Al CCRI-CG del EZLN
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
Al Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno
A su Vocera María de Jesús Patricio Martínez
A la Sexta Nacional e Internacional
A las Redes de Resistencia y Rebeldía
A los Pueblos del mundo
Al Pueblo de México
A los medios de comunicación, independientes, alternativos o como se llamen.

Herman@s tod@s

Miramos y escuchamos un mundo enfermo en su vida social, fragmentado en millones de personas ajenas entre sí, empeñadas en su supervivencia individual, pero unidas bajo la opresión de un sistema dispuesto a todo para saciar su sed de ganancias, aún y cuando es claro que su camino va en contra de la existencia del planeta Tierra.
Sexta parte: UNA MONTAÑA EN ALTA MAR. Subcomandante Insurgente Moisés.
México, octubre del 2020.

Compañer@s y colectivos de las muy distintas Resistencia y Rebeldías que luchan por la vida según sus calendarios y geografías, les saludamos deseando se encuentren bien y siempre con ese gran espíritu de lucha, al mismo tiempo, agradecemos su participación y hacemos de su conocimiento la siguiente:

INVITACIÓN

PORQUE NUESTROS SUEÑOS NO CABEN EN SUS URNAS,
TAMPOCO NUESTRXS MUERTXS, PRESXS Y DESAPARECIDXS
ENCUENTRO DE RESISTENCIAS Y REBELDÍAS
Sede: #TomaDelINPI. 9 de junio de 2021, 11:0 Hrs. Av. México-Coyoacán, 343, Col. Xoco. Benito Juárez

Compañer@s tod@s, frente a la simulación hecha gobierno, ¿cuál es el balance frente a la Explotación, Despojo, Represión y Desprecio que impone el Capitalismo y la “Cuarta Transformación”?; ¿qué expectativas tienen los movimientos de resistencia y rebeldía que luchan en defensa de la Madre Tierra, el Territorio y la Vida?; ¿dónde están los Derechos Humanos, mientras se militariza el País, se incrementa el número de Presxs y Desaparecidxs e incluso asesinadxs?; ¿por qué la la criminalización de la protesta social es la respuesta a las luchas por educación, salud, trabajo, alimentación, vivienda, democracia, libertad y justicia e imposición de megaproyectos?; ¿qué significa para nuestras luchas de resistencia y rebeldía, la Gira Zapatista por Europa y el Resto del mundo?

Compañer@s. El objetivo de este ENCUENTRO es, que las distintas resistencia y rebeldías nos encontremos y denunciemos los despojos, los dolores, las rabias que el sistema capitalista impone; pero, sobre todo reiterar que mientras allá arriba nos reprimen, nos encarcelan, nos torturan, nos asesinan y nos desaparecen, acá abajo nuestra Lucha es por la Vida y la Travesía por la Vida, Va.

Este Encuentro tiene también como Objetivo, construir una agenda común, colectiva según nuestros calendarios y geografías, que nos permitan seguir resistiendo y seguir organizándonos, como semilleros que somos, de frente al Capitalismo y al Patriarcado, y frente a una “tranformación” que nunca llegará.

Dicho evento se llevará acabo el día miércoles 9 de junio a partir de las 11:00 Hrs. En la sede conocida como la #TomaDelINPI, ubicado en Av. México Coyoacán 343, Col. Xoco. Benito Juárez. Así mismo, les informamos que el evento será presencial y para el caso de quienes no puedan asistir, podrán hacerlo de manera virtual. Por lo que adjunto al presente sirvanse encontrar las liga correspondidnte: https://meet.jit.si/encuentroderesistencias

Dinámica del Encuentro: Por la mañana iniciaremos con la participación de l@s invitad@s. Por la tarde y después de la comida: Conclusiones y una agenda común y colectiva frente al Despojo y la Represión del Sistema Capitalista.

Nota: 11:30 Hrs. estarán citados los medios de comunicación para tomar nota de las denuncias de nuestras rabias y dolores, pero también de nuestra convicción de lucha por la vida. Debido a la contingencia de la Pandemia, que no cede, aunque en los próximos días nos digan que ya estamos en #SemáforoVerde, nosotr@s no bajamos la guardia y será necesario, para participar, traer, cubrebocas.

Atentamente.

¡Zapata Vive y Samir Viven, La Lucha Sigue!
¡Frente al despojo y la represión, la Solidaridad!
Por la reconstitución integral de nuestros Pueblos
Viva el Congreso Nacional Indígena, CNI-CIG
Viva el Ejército Zapatista de Liberación Nacional
Viva el Escuadrón 421, Semilleros de Resistencia y Rebeldía
La Travesía por la Vida, Va

Desde la Toma del INPI, Comunidad Indígena Otomí residente en la CDMX
e integrante del CNI-CIG, en Resistencia y Rebeldía

Mayor información comunícate al correo:
comunicacionotomi@gmail.com, o llamar al tel. Cel. 55 5453 7569

PD. Se adjunta la lista de nuestr@s Invitad@s

PORQUE NUESTROS SUEÑOS NO CABEN EN SUS URNAS,
TAMPOCO NUESTRXS MUERTXS, PRESXS Y DESAPARECIDXS
ENCUENTRO DE RESISTENCIAS Y REBELDÍAS
Sede: #TomaDelINPI. 9 de junio de 2021, 11:0 Hrs. Av. México-Coyoacán, 343, Col. Xoco. Benito Juárez

INVITAD@S

María de Jesús Patricio Martínez, MariChuy, Vocera del CNI-CIG
Compañer@s del Plantón de BONAFONT, Puebla.
Teresa Castellanos, Plantón de HUEXCA, Morelos,
Compañer@s del Plantón del Pozo, Santiago Mexquititlán, Querétaro
Compañer@s de la Resistencia contra el INTEROCEÁNICO, ISTMO, Oaxaca
Compañer@s de la Resistencia contra el Tren Maya, Peníncula, Yucatán
Articulación por la vida, los valles centrales contra la Minería, Oaxaca
Padres y Madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero
Estudiantes de la Normal Rural de Mactumactzá, Chiapas
Liliana Velázquez, Esposa de Samir Flores, Amilcingo, Morelos
Frente de Pueblos en defensa de la Tierra y el Agua, MPT
Compañer@s de 12 Pueblos Originarios de Tecamac, Estado de México
Compañer@s de la resistencia Mexicali Resiste, BCN
Doña Fili, Pedregales de Coyoacán, CDMX
Coordinación Metropolitana Anticapitalista y Antipatriarcal con el CIG, CDMX
Comunidad Indígena Otomí residente en la CDMX, CDMX

Mayor información comunícate al correo:
comunicacionotomi@gmail.com, o llamar al tel. Cel. 55 5453 7569

El presente articulo es propiedad de Desinformémonos.

Redacción Desinformémonos (2021) Frente a la represión y el despojo contra los pueblos, otomís convocan al Encuentro de Resistencias y Rebeldías. Desinformémonos. Recuperado el 7 de Junio del 2021 en: https://desinformemonos.org/frente-a-la-represion-y-el-despojo-contra-los-pueblos-otomis-convocan-al-encuentro-de-resistencias-y-rebeldias/

Clausura Ayuntamiento planta de Bonafont en Juan C. Bonilla; habitantes denuncian simulación

El 14 de mayo el ayuntamiento de Juan C. Bonilla clausuró la planta de Bonafont después de que durante casi dos meses habitantes cerraran las instalaciones denunciando la falta de agua a causa del extractivismo de la embotelladora

Aranzazú Ayala Martínez (@aranhera), Lado B

18 de mayo de 2021

Lado B
*Foto de portada: Olga Valeria Hernández

Aunque desde el 22 de marzo habitantes del municipio de Juan C. Bonilla cerraron la planta de Bonafont, y señalaron a la embotelladora por extraer más agua de la permitida y provocar desabasto en los pozos noria de las comunidades, apenas este fin de semana el Ayuntamiento clausuró las instalaciones.

Integrados en la organización “Pueblos Unidos”, vecinos de las comunidades de Zacatepec, Cuanalá y más del municipio, respaldadas por otras de la región de las Cholulas, dieron este martes 18 una rueda de prensa donde informaron que el viernes 14 de mayo el ayuntamiento llegó de manera irregular a poner los sellos de clausura.

Fue personal de Protección Civil quien llegó a poner los sellos pero solo en la entrada principal; se negaron a ponerlos en la puerta trasera, pues argumentaron que ahí nadie los vería. Ese día, los trabajadores del ayuntamiento dijeron a quienes estaban en el plantón que la clausura era por una falta fiscal, debido a un supuesto adeudo de la empresa.

Durante la conferencia de prensa, los pobladores defensores del agua dijeron que consideran que esta acción busca que el plantón, que estará de manera indefinida hasta que se vaya la empresa, “pierda credibilidad y fuerza”, y que tiene que ver con el tema electoral y estrategias de campaña.

Esto porque desde el inicio del conflicto el 22 de marzo de este año, el gobierno municipal no se había presentado ni formado parte de los diálogos, lo cual también señaló la propia Bonafont en una entrevista para LADO B.

Joel Lozano Alameda, actual alcalde de Juan C. Bonilla, ya ha sido denunciado por los habitantes al menos desde 2019, cuando ocurrió el conflicto por la defensa del río Metlapanapa para evitar que las empresas textiles descargaran aguas negras en su cauce. En ese momento, Lozano fue señalado de no querer dialogar con los habitantes inconformes, y apoyar a las empresas.

Lo que llevó a la clausura

Clausura Ayuntamiento planta de Bonafont en Juan C. Bonilla; habitantes denuncian simulación
Foto: Olga Valeria Hernández

El gobierno municipal envió el mismo día de la rueda de prensa de Pueblos Unidos, este martes 18, un comunicado donde explica que llevó a cabo siete acciones jurídicas, supuestamente iniciadas desde 2019, que derivaron en la clausura de Bonafont.

De acuerdo con la versión del municipio, el 10 de febrero de 2019 se pidió a la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial una inspección del impacto ambiental de Bonafont; el 29 de marzo de 2021 (más de dos años más tarde) le pidieron al representante legal de la embotelladora que diera copia de los permisos de impacto ambiental, las cuales aseguran que no fueron presentadas. 

El comunicado, firmado por Joel Lozano, dice que ese mismo 29 de marzo, una semana después del inicio del plantón, se le pidió a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) inspeccionar el tema de impacto ambiental, y a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) clausurar la embotelladora ubicada sobre la carretera federal a Huejotzingo. El 7 de abril el municipio pidió a Conagua otra inspección, y el 8 de abril una más a Profepa.

Conagua explicó a LADO B que el 26 de marzo, inspectores de la delegación de Puebla acudieron a Bonafont pero por el bloqueo no pudieron hacer su trabajo, lo cual informaron el 5 de abril al edil Joel Lozano. 

Clausura Ayuntamiento planta de Bonafont en Juan C. Bonilla; habitantes denuncian simulación
Foto: Olga Valeria Hernández

La dependencia agregó que el ayuntamiento no puede pedir a Conagua que clausure si no hay condiciones ni siquiera para hacer la inspección, y que será hasta que puedan realizarla cuando determinen si se infringió alguna norma o ley. Mediante su enlace de prensa, Conagua aclaró que las inspecciones se harán “todo en apego a derecho y siguiendo nuestros procedimientos establecidos en la Ley, no por que alguien diga que se debe clausurar.”

En el comunicado, el municipio dijo también que la clausura de Bonafont fue “motivada en procedimientos administrativos en la dirección de protección civil y tesorería municipal”. Mediante su enlace de prensa, el ayuntamiento aseguró que la empresa no se ha acercado a ellos, y dijeron que aclararían a que se refieren con el tema de tesorería municipal pero al cierre de esta edición no hay respuesta aún. 

Por su parte, la persona encargada de medios de Bonafont dijo a LADO B que estaban revisando la información; al momento de esta publicación no se habían tenido noticias de la empresa. 

Al respecto, los integrantes de Pueblos Unidos recordaron que seguirán en el plantón y tomarán sus decisiones mediante asambleas, con base en la organización comunitaria.

*Foto de portada: Olga Valeria Hernández

“El presente artículo es propiedad de Lado B

Ayala Martínez, A. (2021). Clausura Ayuntamiento planta de Bonafont en Juan C. Bonilla; habitantes denuncian simulación. Lado B. Recuperado el 20 de mayo de 2021, de https://www.ladobe.com.mx/2021/05/clausura-ayuntamiento-planta-de-bonafont-en-juan-c-bonilla-habitantes-denuncian-simulacion/

España modifica su Constitución para reemplazar el término disminuido por persona con discapacidad

Redacción | Yo También

Lunes 17 de mayo de 2021

Fotografía de un libro de pasta negra sobre una mesa de madera, a un costado aparece un mazo de juez, ambos elementos pretenden representar gráficamente la idea de justicia.

El gobierno español se sube a la definición que recomienda la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, el tratado escrito por el mexicano Gilberto Rincón Gallardo hace 13 años.

El Consejo de Ministros de España aprobó la reforma al artículo 49 de la Constitución para eliminar el término ‘disminuido’ y comenzar a utilizar ‘personas con discapacidad’. 

Muchas organizaciones de la sociedad civil festejaron esta iniciativa de reforma, aprobada el martes 11 de mayo, que es la primera en cuatro décadas que tiene un claro contenido social. 

Como recomienda la  Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas (el primer gran tratado para esta minoría que México impulsó gracias a su autor, Gilberto Rincón Gallardo), el enfoque ahora en España de la discapacidad será una cuestión de derechos humanos. Con este cambio se termina por desterrar la concepción médico-rehabilitadora para poner el énfasis sobre los derechos y deberes de todos los españoles que viven con alguna discapacidad.

Debes leer: Opinión: Carta abierta al señor Presidente de la República

Pero no se trata solo de una cuestión semántica, sino de una serie de cambios que esta definición trae consigo: se comienzan a aplicar cuestiones menos asistencialistas y se prohíbe expresamente cualquier tipo de discriminación. La reforma obliga además a los poderes públicos a “garantizar su plena autonomía e inclusión social, respetando sus preferencias y libertad de elección”. 

Un punto no menor que lleva esta modificación constitucional en España es sumar una perspectiva de género que atienda la situación particular de las mujeres y niñas con discapacidad, que son víctimas de discriminación múltiple. 

Se estima que en España viven 4.12 millones de personas con discapacidad, lo que representa aproximadamente el 9% de la población total. Para este año 2021, el Instituto Nacional de Estadística (INE) de ese país publicará una nueva encuesta ‘Discapacidad, Autonomía Personas y situaciones de Dependencia’, para actualizar los datos, ya que el último estudio se publicó en 2008 con cifras de 2007.

“El presente artículo es propiedad de Yo También“.

Redacción (2021). España modifica su Constitución para reemplazar el término disminuido por persona con discapacidad. Yo También. Recuperado el 19 de mayo de 2021 de: https://www.yotambien.mx/actualidad/espana-modifica-su-constitucion-para-reemplazar-el-termino-disminuido-por-persona-con-discapacidad/

Cierran federal a Atlixco: habitantes de Tlaxcalancingo exigen salida de Junghanns

Vecinos de la junta auxiliar de San Bernardino Tlaxcalancingo cerraron la carretera en ambos sentidos para exigir que no se otorguen permisos para extracción de agua en la zona

Aranzazú Ayala Martínez (@aranhera), Lado B

17 de mayo de 2021

Lado B
*Foto de portada: Aranzazú Ayala

Los integrantes del “Comité en defensa del agua de la calle Guadalupe Victoria, Tlaxcalancingo”, convocaron este lunes a una rueda de prensa e hicieron un cierre de la carretera federal a Atlixco para denunciar las irregularidades y omisiones de las autoridades y la empresa Junghanns, que pretendía perforar un pozo en la comunidad. El cierre duró de mediodía hasta las cuatro de la tarde, cuando terminó el diálogo con los representantes del Ayuntamiento de San Andrés Cholula que llegaron a las dos y media de la tarde.

Junghans-3.jpg
Foto: Aranzazú Ayala

El conflicto empezó el 26 de abril, cuando vecinos se dieron cuenta que se estaba rascando un pozo profundo en la calle Guadalupe Victoria #211, dentro de una bodega industrial, casi a un costado del periférico. A partir de ahí crearon el Comité y juntaron firmas para exigir, tanto al gobierno como a la empresa, que se clausurara la obra, por lo que fueron personalmente tanto al ayuntamiento de San Andrés Cholula como a la delegación estatal de la Conagua. Pese a que la empresa dijo a los vecinos que tenían todos los permisos correspondientes, el 29 de abril la obra fue clausurada por el ayuntamiento, por no contar con ningún permiso.

El 4 de mayo un representante de Conagua fue a la bodega para hacer una inspección y verificar el estatus del pozo, pero no pudo entrar pues el inmueble estaba clausurado con sellos de Protección Civil. 

El mismo día por la noche, el Comité se reunió con la presidencia, y acordaron que la empresa tenía 48 horas para quitar la maquinaria, y que el ayuntamiento tendría que enviar a personal de Protección Civil a que retirara los sellos y Conagua pudiera hacer la inspección. Además, pidieron que se tapara el pozo; para esto tendría que estar también la Conagua y un “pozero” del pueblo, para cerciorarse cuánto se había rascado realmente de profundidad.

Fue hasta el lunes 10 de mayo cuando se pudo hacer la inspección por parte de Conagua, y se encontró que la empresa ya había tapado el pozo. Esto significa que no respetaron el sello de clausura de la bodega, pues entraron pese a que no podían.

El Comité denunció que también esto puede ser una estrategia para evadir una posible multa de Conagua por extraer agua sin tener los permisos correspondientes.

El jueves 13 de mayo se organizó una asamblea vecinal, en la cual decidieron que no quieren que la empresa Junghanns esté en la comunidad. Al día siguiente, los vecinos se reunieron con autoridades municipales, pero no obtuvieron una respuesta concreta de su parte. 

Pese a que en teoría la obra sigue clausurada, los vecinos han visto entrar y salir a trabajadores, así como camionetas con garrafones de agua.

En la rueda de prensa los integrantes del Comité reiteraron que no son representados por ningún partido. Además, denunciaron la falta de actuación de las autoridades, y exigieron que todos los permisos que tenga la empresa Junghanns para trabajar en Tlaxcalancingo se cancelen definitivamente y no se otorguen nuevos, ni a esa ni a ninguna otra empresa, para cuidar el agua.

A la rueda de prensa asistieron también como apoyo habitantes de Juan C. Bonilla, quienes desde hace meses están en un plantón afuera de la sede de la empresa Bonafont, la cual clausuraron para denunciar que la extracción hídrica de la compañía ha provocado escasez de agua en los pueblos aledaños.

Al término del evento para medios, los vecinos hicieron una pequeña asamblea donde decidieron cerrar la carretera federal a Atlixco en ambos sentidos, para presionar a las autoridades a darles una respuesta clara.

Junghans-4.jpg
Foto: Aranzazú Ayala

A las dos y media de la tarde llegaron autoridades y se inició un diálogo entre servidores públicos del ayuntamiento de San Andrés Cholula y el comisionado de la Dirección General del Gobierno del Estado. Cerca de las cuatro de la tarde se reabrió la carretera, después de llegar a acuerdos entre ambas partes. Las autoridades firmaron un documento en el que se comprometieron a no otorgar permisos para la instalación de Junghanns y/o a cualquier otra compañía con el mismo giro, además de designar una unidad de seguridad pública para vigilar la bodega y evitar que se entre a la misma y/o se haga cualquier trabajo en ella.

También se comprometieron a interponer una denuncia penal contra Junghanns por ingresar a la bodega a tapar el pozo cuando todavía estaban los sellos de clausura del ayuntamiento.

Asimismo, las autoridades darán seguimiento ante la Conagua para comprobar que el pozo sea tapado definitivamente, y organizarán un cabildo abierto este martes 18 de mayo para volver a dialogar.

WhatsApp-Image-2021-05-17-at-19.23.06.jpeg

*Foto de portada: Aranzazú Ayala

“El presente artículo es propiedad de Lado B

Ayala Martínez, A. (2021). Cierran federal a Atlixco: habitantes de Tlaxcalancingo exigen salida de Junghanns. Lado B. Recuperado el 18 de mayo de 2021, de https://www.ladobe.com.mx/2021/05/cierran-federal-a-atlixco-habitantes-de-tlaxcalancingo-exigen-salida-de-junghanns/

Reiteran demandas de justicia por crimen de Javier Valdez en cuarto aniversario luctuoso

Anabel Ibáñez, Ríodoce recuperado de Desinformémonos

17 de mayo de 2021

A cuatro años del homicidio del periodista Javier Valdez, familiares y amigos develaron un memorial en su honor en la Plazuela Obregón, en Culiacán, Sinaloa, el pasado 15 de mayo.

A nombre de la familia, su esposa Griselda Triana, advirtió que ella y  sus hijos no van a desistir ni poner límites en la búsqueda de justicia para que el crimen no quede impune.

La ceremonia congregó a familiares, amigos y representantes de organismos nacionales e internacionales de protección de periodistas.

Los representantes de Reporteros sin fronteras, Balbina Flores; Gabriela Gorjón, oficial de Información Pública de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en México; así como Jan Albert Hootsen, representante del Comité de Protección a Periodistas (CPJ), se sumaron a las demandas de justicia en el crimen de Javier Valdez.

Durante la ceremonia tanto Balbina Flores como Ismael Bojórquez, director de Ríodoce, lamentaron que no se les haya permitido entregar una carta durante la conferencia mañanera del pasado viernes del presidente Andrés Manuel López Obrador, en donde demandan justicia para el caso de Javier Valdez y los periodistas asesinados, 20 de ellos durante el gobierno federal actual.

Publicado originalmente en Ríodoce

“El presente artículo es propiedad de Ríodoce, recuperado de Desinformémonos

Ibáñez, A. (2021). Reiteran demandas de justicia por crimen de Javier Valdez en cuarto aniversario luctuoso. Desinformémonos. Recuperado el 18 de mayo de 2021, de https://desinformemonos.org/reiteran-demandas-de-justicia-por-crimen-de-javier-valdez-en-cuarto-aniversario-luctuoso/

Nos obligaron a dejar nuestros trabajos: mujeres luchan con el desempleo que dejó la COVID

Entre enero y marzo de 2020, 1.6 millones de personas salieron de la fuerza laboral, de las cuales el 84% corresponde a mujeres.

Dalila Sarabia (@Dalila_Sarabia), Animal Político

18 de mayo de 2021

Cuartoscuro

Como cualquier día, Marimar Salinas llegó a su trabajo en una empresa transnacional de venta de cosméticos por catálogo. En el corporativo ella era la encargada de toda la parte de comunicación en Latinoamérica. Era noviembre de 2020.

 Apenas se había sentado en su escritorio y un mail llegó a su bandeja de entrada: habría una reunión de trabajo a las 17:00 horas. Desde ese momento supo que algo no estaba bien.

Continuó con sus tareas y a la hora marcada fue a la oficina de su jefe. “Ahí me dijo que me iban a liquidar”, dice Marimar de 44 años en entrevista.

 “Íbamos bien hasta que empezó la pandemia porque empezaron a recortar poco a poco personal de todos los niveles (…) el primer recorte fue muy grande y después cada quince días veías que se iba uno, se iba otro”.

 Al momento de notificarle que se quedaría sin empleo le dieron la opción de decidir cuánto tiempo más quería permanecer en su puesto, mientras arreglaba los pendientes que tuviera.

En un acto de profesionalismo les indicó a sus jefes que se quedaría el tiempo necesario mientras capacitaba a quien ocuparía su lugar.

 “Yo les dije que si querían que capacitara a alguien que se fuera a quedar con mis labores porque no iban a contratar a nadie, entre varias personas iban a asumir lo que yo hacía, entonces yo les dije, ‘les entrego el área, les entrego todo y capacito a quien tenga que capacitar y después ya me voy’”, comparte.

 ¿Por qué hacerlo y no tomar tus cosas y ese mismo día dejar tu trabajo?

“Viéndolo en retrospectiva ya veo que mejor hubiera hecho eso, pero no, la verdad es que finalmente está la responsabilidad y la parte profesional de cada persona, dices ‘no quiero quedar mal’ y finalmente hay que dejar las puertas abiertas, aunque te estén despidiendo y no haya opción de regreso”. Ella estaba por cumplir seis años en su trabajo.

Desde hace seis meses Marimar no tiene un empleo formal. Desde que fue liquidada buscó a un amigo que estaba emprendiendo en el campo de los detergentes y sanitizantes biodegradables con quien se asoció. 

Ahora ese es su trabajo. Juntos desarrollaron un sanitizante para patitas de mascotas y sus accesorios, así como un sanitizante para accesorios de bebé.

Sabe que los frutos de este emprendimiento, con suerte, se verán en tres años, pero no es algo que la detenga porque sabe que tiene que mantener a su familia.

“Claro que es difícil. Mucha gente dice que es horrible, pero finalmente el ser empleado te da la comodidad y seguridad de tener tu dinero cada quincena, que si en diciembre tienes un poco de deudas sabes que va a llegar el aguinaldo, o el fondo de ahorro en las empresas que lo dan. Por supuesto que da una tranquilidad enorme, ahorita yo que estoy emprendiendo pues no estoy percibiendo nada porque en el inicio de un emprendimiento es pura inversión”, subraya.

Con el dinero que le dieron por su liquidación es que ha seguido aportando para la casa y para cubrir las necesidades de sus dos hijos -de ocho y seis años, respectivamente-, y aunque su esposo también trabaja, recalca que desde hace mucho tiempo “en México ya es difícil vivir con un solo sueldo”.

La pandemia de COVID-19 ha impactado en todos los niveles y sectores imaginables, sin embargo, el impacto que ha tenido entre las mujeres trabajadoras es preocupante.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo Nueva Edición (ENOEN) del Inegi, entre enero y marzo de 2020, 1.6 millones de personas salieron de la fuerza laboral, de las cuales el 84% corresponde a mujeres.

Se trata, lamentablemente, de una tendencia que se viene registrando desde el inicio de la pandemia.

En octubre de 2020, Animal Político publicó, con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que, para marzo de 2020 -cuando inició la crisis sanitaria-, la tasa de desocupación de las mujeres era del 3%, unas 688 mil mujeres sin empleo y que estaban en busca de uno.

Sin embargo, conforme pasaron los meses, la situación se fue recrudeciendo.

Para julio, el desempleo entre las mujeres ya se ubicaba en el 6.34%, un incremento del 110%.

Y aunque para agosto de 2020 la tasa de desempleo había tenido una ligera reducción al ubicarse en el 5.16%, es claro que las mujeres trabajadoras habían sufrido en mayor grado la crisis sanitaria al quedarse sin empleo.

“Nos están obligando a tomar una pausa laboral que no queríamos”, lamenta Marimar. “Esto va a implicar un retroceso al país, al mundo laboral y a las mujeres como fuerza laboral. Y si estábamos buscando una igualdad laboral, híjole, pues es empezar desde cero (…) con el hecho de despedir sobre todo a mujeres se reafirma el hecho de que las mujeres deben estar en casa y son las que menos se necesitan en la oficina”.

La mujer está clara en que destinará todo su trabajo y empeño en el emprendimiento de detergentes y sanitizantes biodegradables que tiene con su amigo.

No descarta que en algún momento pueda buscar algún trabajo formal, pero de momento no es su prioridad. Ya lo vivió y con la crisis sanitaria es momento de tomar otras decisiones para bien de su familia.

“Yo tuve la suerte de hacer un emprendimiento muy rápido, pero hay muchas (mujeres) que están en la búsqueda y obviamente está súper difícil”, agregó.

Tengo la esperanza de que me llamen

Andrea de 25 años estudió ingeniería textil en el Instituto Politécnico Nacional (IPN). En junio de 2019 la joven se graduó y luego de buscar y buscar, en noviembre de ese mismo año encontró un empleo como auxiliar de graduación en una empresa de ropa para mujer. Cuatro meses después de terminar su carrera había conseguido un trabajo formal con las prestaciones mínimas de ley.

Cuenta que estaba muy contenta, era un empleo que le gustaba y le permitía no solo poner en práctica los conocimientos adquiridos en la universidad, sino tener un aprendizaje continuo.

Ya que su horario laboral era de lunes a viernes también tuvo la posibilidad de inscribirse a la especialidad de diseño de modas que estudia los sábados. Con su sueldo le alcanzaba para cubrir sus necesidades y pagar su preparación profesional.

Sin embargo, la crisis sanitaria por el COVID-19 comenzó y poco a poco vio cómo lo que había construido comenzaba a desmoronarse.

“Me salvé de varios recortes, como de tres, porque desde que mandaron a confinamiento empezaron a recortar. Yo regreso (al trabajo presencial) en junio y en agosto es cuando me dicen que ya no voy a poder continuar ahí”, comparte la joven.

“Mi jefe me dijo que lamentaba perder mi ayuda porque yo era un buen elemento, porque tenía todo a tiempo. Yo todavía sigo con la esperanza de que algún día me llame (para volver)”.

Cuando fue a recursos humanos, detalla, el encargado le dijo que lo mejor era liquidarla en ese momento, de lo contrario más adelante ni siquiera tendrían para pagarle lo que por ley le correspondía por prescindir de sus servicios. La empresa pasaba por el peor momento.

Afortunadamente tenía un poco de dinero ahorrado y con ello pudo seguir pagando sus estudios, pero para diciembre -cuatro meses después de quedarse sin empleo-, la situación volvió a complicarse.

Por más que buscaba, las opciones laborales que encontraba eran inviables, no solo por la ubicación, sino por los salarios que ofrecían.

“Los sueldos están muy bajos. Hay lugares en los que me ofrecen menos -siendo yo la encargada- de lo que ganaba en mi antiguo trabajo siendo auxiliar; con un horario más extenso, con más días de trabajo, con menos beneficios… todo a cambio de un salario mucho menor”, lamenta Andrea.

Un día en diciembre, de esos que no tenía mucho qué hacer, decidió subir una foto de ella en pijama al Instagram “presumiendo” su outfit de pandemia y sin empleo. Ahí fue que una de sus tías se enteró que la joven se había quedado sin trabajo.

La mujer tiene algunos locales comerciales dentro del Metro de la Ciudad de México y ofreció a Andrea a que le ayudara en la atención de uno de ellos.

Con un salario 70% menor de lo que ganaba en la fábrica de ropa, sin prestaciones, y con un horario laboral de domingo a viernes, la joven no tuvo mayor opción que aceptarlo porque ya no le era posible seguir pagando su especialidad en diseño de modas.

“Yo estoy muy consciente de que yo sí quiero regresar a un empleo formal, o sea, yo no me quiero quedar en el empleo que tengo ahorita o algo similar, pero mientras es lo que voy a tener que hacer porque no quiero dejar por nada mi especialidad porque sé que eso me va a servir mucho para trabajar en lo que yo quiero”, sentencia la joven.

¿Por hay tanta gente trabajando y yo no?

Hace un año, justamente el 15 de mayo de 2020, María José recibió su última quincena. La agencia en la que trabajaba la liquidó. Con el confinamiento instruido por las autoridades, no era posible sostener la plantilla de empleados que tenían, así que poco a poco comenzaron a prescindir de sus empleados.

“Ahí vino lo más duro, independientemente de si la liquidación fue buena o fue mala. Yo empiezo a buscar trabajo de nuevo, pero ya éramos muchos en esa situación (de desempleo), mucha gente y sobre todo muchas mujeres buscando trabajo”, recuerda la ejecutiva de cuentas.

‘¿Qué aceptar?’ era la pregunta. Un empleo con un sueldo “humillante” pero dentro de tu rama de conocimiento, o lanzarse a la aventura por un sueldo mayor en un área que no conocía. La respuesta no era fácil, solo tenía la certeza de que necesitaba encontrar un nuevo empleo lo más rápido posible.

 “Empecé a trabajar en un sitio (web) con unos conocidos que me dijeron ‘ven con nosotros’ y también, de buenas a primeras, después de casi un mes, ‘qué crees, que se nos fueron los clientes; vamos a cerrar, la situación nos pegó muy duro’, y ahí sí me sentí peor porque de andar de atorada y aceptar lo primero que me saliera me fui a perder tiempo que pude haber usado buscando mejores oportunidades”, reclama Majo.

Julio, agosto, septiembre y octubre y principios de noviembre estuvo desempleada. Durante este tiempo echó mano de la comunidad virtual que se fue construyendo en torno a la búsqueda de empleo.

Ahí observó que los despidos y liquidaciones, principalmente a mujeres, no era una situación exclusiva de México

 “En verdad no le saqué nada a eso, no conseguí trabajo (a través de estos grupos), pero era como una vía un poco para escapar. De alguna manera sabes que no es tu culpa, que todo obedece a una situación global, que no era algo de desempeño, pero al mismo tiempo te preguntas ‘¿por qué hay tanta gente trabajando y yo no?, empezaban estos cuestionamientos de por qué ellos sí y yo no’”.

 Después de meses de turbulencia en noviembre pasado por fin encontró un trabajo. Ahora es productora.

“Algo que ha estado muy de manifiesto es que muchos buscamos no salirnos de nuestra área, pero muchas otras sí fue de ‘no, yo tengo una familia’ (…) y todas se pusieron a hacer algo y más que nunca veías en las redes sociales venta de comida o cualquier cantidad de cosas que no eran usualmente su trabajo, pero se trata de cubrir la necesidad. Ese ser protector inevitable que se junta con el ser profesional”, resaltó Majo.

“El presente artículo es propiedad de Animal Político

Sarabia, D. (2021). Nos obligaron a dejar nuestros trabajos: mujeres luchan con el desempleo que dejó la COVID. Animal Político. Recuperado el 18 de mayo de 2021, de https://www.animalpolitico.com/2021/05/trabajos-mujeres-desempleo-covid/

Fundamental las redes de apoyo para las LGBTTTIQ+ en tiempos de pandemia en América Latina

Elda Montiel, SemMéxico

17 de mayo de 2021

  • Vulnerabilidad económica, reconfiguración política del mapa en la región por los gobiernos conservadores.
  • Análisis inicial en tres países realizado por el Fondo Mujeres del Sur en el 17 de mayo

Elda Montiel
SemMéxico, Cd. de México, 17 de mayo 2021.- La crisis desatada por la pandemia del Covid 19 reveló la profunda vulnerabilidad socioeconómica de la comunidad trans/trasvesti en Argentina, Paraguay y Uruguay, países que han tenido avances desiguales en la ampliación de derechos.

La reconfiguración del mapa latinoamericano en términos políticos, con la llegada de gobiernos conservadores de derecha, en estos países plantea incertidumbre en cuanto al avance del pleno reconocimiento de derechos de la población LGBTTTIQ+. Y también la posible sanción de leyes con efecto retroactivo que borren lo conquistado.

La emergencia sumó la tarea asistencial y el desafío de mantener el encuentro mediante redes y streaming, sin que se debiliten los espacios construidos. Dado que el activismo se ha movilizado en los últimos años con demandas sostenidas por mejoras concretas en salud, trabajo, vivienda, educación y una vida libre de violencias.

En un estudio exploratorio realizado para el Fondo Mujeres del Sur (FMS) por Guadalupe Allione Riba, Fidel Azarian, Candela Conmmeres Benejam, Melina Deangeli y Ana Fiol, concluyen que es complejo pensar en una agenda política postpandemia -porque no se avizora el final de la emergencia sanitaria-, aunque les parece claro que mantener las redes de apoyo, aun en su modalidad virtual, la contención afectiva y emocional son las prioridades del momento.

Cabe recordar que el Fondo de Mujeres del Sur (FMS), es una fundación que, desde el 2007, brinda apoyo financiero y acompañamiento a organizaciones que promueven los derechos de las mujeres y personas LBTIQ+, principalmente en Argentina, Uruguay y Paraguay.

Señala el estudio que Argentina y Uruguay son países con claras políticas de reconocimiento de derechos y garantías. En cambio, Paraguay no produjo avances favorables en materia legislativa y cuenta con una oposición activa en movimientos “provida” y “profamilia”. Sus discursos han permeado las cámaras legislativas, impidiendo el tratamiento de leyes de ampliación de derechos.

Mientras los feminismos y organizaciones LGBTTTIQ+ han ganado terreno y logrado, con su activismo, la ampliación de derechos y garantías, también crecen oposiciones con raíz religiosa, aliadas de partidos conservadores, con fuerte apoyo ciudadano y que han alcanzado escaños parlamentarios por medio del voto o por designaciones en reparticiones clave. Estas son las tensiones que atraviesan América Latina

Matrimonio igualitario

Argentina se convirtió en un país pionero en la región al sancionar en 2010 la Ley de Matrimonio Igualitario. Uruguay también tiene Ley de Matrimonio Igualitario y las parejas del mismo sexo pueden adoptar.

Brasil, Colombia y algunos estados en México legislaron normativas similares. Chile ha dado media sanción al proyecto de matrimonio igualitario.

Ya lo dictaminó la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Opinión consultiva, 2017): se debe reconocer el pleno derecho de los vínculos familiares entre dos personas del mismo sexo. De modo que los veinte países que reconocen a la OEA deben aceptar el mandato.

Identidad de Género

En cuanto a la Identidad de Género, la Argentina reconoce legalmente el género autopercibido sin necesidad de cirugías, tratamientos hormonales o médicos de otra índole con una ley aprobada en 2012.

Con otros matices, existen normativas similares en Uruguay, Colombia, Bolivia, Ecuador y Perú. En Venezuela, se requieren diferentes elementos de prueba para el reconocimiento legal.

Brasil –escenario de crecimiento de movimientos conservadores y antiderechos– estableció en 2018 la posibilidad del cambio de nombre en registros civiles para personas transexuales y transgénero mayores de 21 años y sin intervención quirúrgica.

En Paraguay, la autorización al cambio de nombre, aunque establecido en el Código Civil, ocurre en casos excepcionales y es controversial para personas trans.
Belice despenalizó recién en 2016 los actos sexuales consentidos entre personas del mismo sexo.

Tensiones por la diversidad en América Latina

Se advierte que grupos fundamentalistas han calado hondo con sus denuncias descalificadoras de “Ideología de género” ante lo que representa diversidad. Con el permiso de los gobernantes de turno, propagan y legitiman discursos de odio. La presión de estos grupos conservadores se observa en Argentina, con su férrea oposición a la Ley de Educación Integral (ESI) y su participación durante el debate de la ley de interrupción legal del embarazo.

En Brasil, con discurso oficial a favor de la familia tradicional y la designación en puestos clave de religiosxs que proponen hasta “terapias de cura homosexual”.
Uruguay y Paraguay, con algunas diferencias, también muestran estas tensiones. En Uruguay, pese a su alto porcentaje de secularización y con separación de Iglesia y Estado, la llegada de un gobierno conservador empieza a exhibir el crecimiento de grupos -religiosos y laicos- en franca oposición a los feminismos y activismos LGBTTTIQ+.

Paraguay cedió frente a estos grupos al prohibir la circulación de materiales de educación sexual de las escuelas, orden que provino directamente del Ministerio de Educación y Ciencia, cuyo titular entonces (2017) era Enrique Riera

Uno de los grandes desafíos es avanzar hacia un marco legal de plenos derechos de las poblaciones LGBTTTIQ+ y, sobre todo, de las personas travestis y trans en materia de inclusión laboral, previsional y acceso a la salud.

Impacto del Covid 19 en Argentina, Uruguay y Paraguay

En Argentina la restricción de circulación impactó de manera dramática en la población trans/travesti (el 95 por ciento de las mujeres trans ejerce trabajo sexual). Más de 50 mujeres trans/travestis, trabajadoras sexuales de CABA, provincia de Buenos Aires y Córdoba sufrieron intentos de desalojo pese a la prohibición gubernamental de desalojar dispuesta en la pandemia.

Mediante el trabajo de agrupaciones trans/travestis y LGBTTTIQ+ con organizaciones políticas y sociales surgieron alternativas -al contar con maquinaria, materiales y espacios físicos-, como la producción y ventas de barbijos, emprendimientos autogestivos de producción de alimentos y productos de primera necesidad.

En las zonas alejadas a los centros urbanos, a pesar de que no todxs lxs activistas tienen acceso a redes, se realizaron actividades en diversas plataformas y las organizaciones realizaron colectas de dinero y se las hicieron llegar.

En Uruguay las organizaciones LGBTTTIQ+ reconocen que la emergencia no marcó una diferencia en el acceso a la salud; no hay denuncias recibidas por falta de atención de salud sexual y (no) reproductiva, o vinculados a tratamientos de VIH y hormonizaciones. Sí muestran una preocupación extrema por el nuevo ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, conservador y cercano a las fuerzas armadas, firme opositor a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

Los esfuerzos del activismo en pandemia se volcaron a la asistencia material de la
población más vulnerable: ollas populares, entregas de bolsones con alimentos a
personas del colectivo trans/travesti y a otrxs, también vulnerables, no pertenecientes a la comunidad LGBTTTIQ+. Se asistió con fondos de donaciones a compañeros o compañeras trans/travestis para mantener la vivienda y el pago de servicios básicos.

La violencia familiar y de género aumentó en todas las identidades del colectivo. La organización lésbica consultada puso especial acento en la violencia entre lesbianas, que requiere una respuesta estatal: las denunciantes son revictimizadas en las comisarías a las que acuden en busca de protección.

Los discursos de odio en los medios no cesaron durante la pandemia y dos programas de televisión: “El repasador”, por Canal 13 y “El Gran Debate”, de Unicanal, fueron señalados como reproductores de estos discursos y por prestar su espacio a referentes conservadores y fundamentalistas.

Aún en pandemia se consolidaron redes de trabajo entre organizaciones, algunas
con espacios de Argentina vinculados a los derechos laborales de las trabajadoras
sexuales. Las organizaciones lésbicas continuaron su trabajo con espacios de comunicadoras feministas y con la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (CODHEUPY); siguieron con las presentaciones judiciales por el derecho a visitas íntimas para lesbianas privadas de su libertad. Hubo actividad en centros culturales con personal de la música invitados e invitadas.

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

Montiel, E. (2021). Fundamental las redes de apoyo para las LGBTTTIQ+ en tiempos de pandemia en América Latina. SemMéxico. Recuperado el 18 de mayo de 2021, de https://www.semmexico.mx/fundamental-las-redes-de-apoyo-para-las-lgbtttiq-en-tiempos-de-pandemia-en-america-latina/

Encubren medios colombianos violencia contra mujeres en Paro Nacional, denuncian defensoras

Aline Espinosa Gutiérrez | CIMAC Noticias.

Lunes 17 de mayo de 2021

banderacolombia_geocolombia9a_blogspot_com
Imagen retomada del blog geocolombia

Ciudad de México. En Colombia, los medios de comunicación locales encubren los actos de extrema violencia que realiza la policía de este país contra las defensoras de Derechos Humanos (DH) y jóvenes al tergiversar la información y calificarlas como “vándalas” cuando ellas ejercen su derecho a la protesta en las movilizaciones del Paro Nacional, que hoy cumple 19 días en pie. 

Así lo afirmaron defensoras de DH de organizaciones feministas de Cali, capital del departamento del Valle del Cauca al suroeste de Bogotá, durante una conferencia de prensa virtual para evidenciar que a la prensa de su país no le interesa hablar de los casos de violencia sexual y agresiones por parte de la policía contra defensoras y jóvenes, en vez de ello, hace montajes que las muestran como “delincuentes” y así justificar que si la policía las encarceló, usó extrema fuerza o armas contras ellas, fue de forma legítima. 

En suma, dijeron, los medios de comunicación responsabilizan a las víctimas de sus agresiones, deslegitiman los motivos que originaron el Paro Nacional y el por qué éste continua, no reconocen que la violencia policiaca se concentra en los cuerpos de las mujeres y niegan la presencia de las defensoras y jóvenes en la primera línea de las protestas al no nombrarlas ni incluir su voz en las noticias. 

El 28 de abril, el Paro Nacional inició con el fin de que el presidente de Colombia, Iván Duque, retirara su reforma tributaria que pretendía subir los costos de la gasolina, la renta y la canasta básica. Este proyecto fue eliminado el 2 de mayo, pero las y los colombianos siguen en las calles porque exigen que su gobierno no deje de pagarles el acceso pleno a servicios de salud, un salario digno, oportunidades de trabajo, educación, y también exigieron un alto a la violencia contra las mujeres y una reforma que desmantele el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD). 

Resaltaron que muchas defensoras han sido detenidas de forma arbitraria, a pesar de que portaban la vestimenta de las organizaciones donde trabajan o presentaron su carnet que avala su cargo. “Hay 2 defensoras que sufrieron amenazas de muerte y de violencia sexual en una estación de policía. Las golpearon y fueron impactadas con armas del ESMAD de manera directa en sus cuerpos, a pesar de ello, aquí estamos, resistiendo”. 

A estos 2 casos se sumó el de la defensora conocida como Libertad de la “Colectiva Reparando Ausencias”, quien relató que el 29 de abril intentó denunciar que un joven era agredido por casi 20 policías, los cuales se abalanzaron contra ella al ver lo que hacía y le dijeron que estaba detenida, aunque mostró su identificación. Ella forcejeó contra ellos, pero la encapsularon, violentaron sexualmente y golpearon para subirla a un vehículo. 

La llevaron a una estación de policía donde declaró a las demás autoridades de ese lugar que había sido víctima de violencia, pero éstas le respondieron que “se lo había buscado” y la amenazaron con culparla de terrorista. Gracias a que una compañera de ella pudo dar con su paradero y junto a la demanda de su familia y más sociedad civil fue liberada.

“Grité como nunca en mi vida. Grité como si se me fuera el alma porque sabía que no iba a volver. Ese día me rompieron. El alma está rota, porque nunca somos las mismas después de una agresión sexual. Por eso la chica de Popayán no se suicidó, la mató la policía”, recalcó. 

Jessica Amaya, una joven, coincidió con las declaraciones de Libertad. El 28 de abril, ella participó en un bloqueo en Cali, al cual un gran número de policías llegó, los emboscaron y replegaron. Comenzó a correr cuando una de los policías la señaló, pero no pudo escapar, se hizo bolita en el suelo, sintió alrededor de 45 golpes en su cabeza, luego de un rato perdió la conciencia. 

Al despertar se dio cuenta que la habían colocado debajo de unos arbustos, no veía bien de un ojo y tenía la ropa rasgada. Escuchó disparos a su alrededor y decidió hacerse la muerta por miedo a que volvieran por ella. Regresó a su casa y se quedo ahí, por su parte, su hermana quiso regresar a la calle, pero en una horas terminó en el hospital al recibir un impacto de bala en el brazo. 

Recordaron que según las leyes de su país la policía tiene como objetivo proteger a la ciudadanía y los militares deben defender las fronteras y no estar en las calles, pero eso es sólo una ilusión que se queda en el papel. “¿A quiénes están cuidando la vida estas autoridades?, ¿acaso somos nosotras y nosotros enemigos de guerra? Exigimos que paren de matar”, demandaron las defensoras afrocolombianas de la “Red de Madres del Oriente de Cali”

Estas defensoras explicaron que en el oriente de Cali, donde ellas residen, la violencia de género es más grave, y a ella se le suma el racismo. Por ser mujeres afrocolombianas sus únicas opciones laborales es trabajar limpiando casas, por lo que nunca ganan lo suficiente para enviar a sus hijas e hijos a escuela o trasladarse a otra ciudad.

Las agresiones contra su población son tantas, que las y los jóvenes se frustran al ver que no pueden hacer uso de sus derechos en ninguna parte de Colombia, por ejemplo, un joven joven quiso suicidarse al darse cuenta que por más que trabajara nunca le iba a dar el salario que merecería, en consecuencia, su madres tendría que regrese a laborar en casas. 

Datos citados por las defensoras registraron 33 desapariciones de mujeres (3 en el Valle de Cauca y 20 a nivel nacional); 16 agresiones sexuales (3 de ellas fueron a menores de edad en Popayán, municipio colombiano); y 24 asesinatos de mujeres (2 de ellos fueron menores de edad) del 28 de abril al 9 de mayo, pero prevén que sean mayores, ya que no todas las mujeres y jóvenes denuncian ante las autoridades o evidencian sus casos en redes sociales. 

Cabe recordar que el 14 de mayo, cientos de mujeres, defensoras y sociedad civil salieron a las calles en distintas ciudades de Colombia para exigir justicia por los 3 casos de menores de edad que fueron agredidas sexualmente por policías en Popayán; una de ellas decidió suicidarse luego de vivir estos actos violentos.

Ante la desinformación de la prensa, llamaron a que más defensoras de otras organizaciones de Cali u otras ciudades se sumen a la red de apoyo que ellas intentan crear para impulsar las voz de las mujeres y jóvenes, a través de sus redes sociales y espacios, se continue registrando los casos de violencia contra ellas, se sientan acompañadas, y entre todas luchen porque las víctimas accedan a la justicia. 

Demandaron el despido del presidente de Colombia y del Ministro de Defensa, Diego Molano, y que se les incluya en la creación de las nuevas reformas que el Paro Nacional busca promover. “Cuántas veces me mataron, sin embargo, estoy aquí resucitando” cantaron las defensoras y las mujeres que estuvieron presentes al finalizar la conferencia.

En ese evento también participaron defensoras del pueblo “Misak”, conocido también como el l pueblo Guambiano que se ubica al sur de Colombia en el departamento del Cauca, de la “Fundación Ana María” y del “Taller Colectivo Político”. 

“El presente artículo es propiedad de CIMAC Noticias“.

Espinosa Gutiérrez, A. (2021). Encubren medios colombianos violencia contra mujeres en Paro Nacional, denuncian defensoras. CIMAC Noticias. Recuperado el 17 de mayo de 2021 de: https://cimacnoticias.com.mx/2021/05/17/encubren-medios-colombianos-violencia-contra-mujeres-en-paro-nacional-denuncian-defensoras

‘Estamos hartos de puertas cerradas’: familias de desaparecidos hacen plantón en Ciudad Victoria, Tamaulipas

Denuncian la lentitud en los procesos de búsqueda y la falta de investigación cuando hay autoridades involucradas.

Alberto Pradilla (@albertopradilla), Animal Político

15 de mayo de 2021

Especial

Marco Antonio Guerrero Gumercindo cumplía 25 años el día en el que desapareció de Altamira, Tamaulipas. Fue el 25 de febrero de 2018 y su madre, Ruth Gumercindo, tenía la fiesta preparada cuando el joven salió de la casa para hacer una recarga al celular. Nunca regresó. “Pasan muchas cosas por la mente. Al principio no puse denuncia por miedo, luego ya me decidí, pero hasta la fecha, nada”, explica, en conversación telefónica. Desde hace más de tres años Gumercindo no sabe nada de su hijo. En el proceso de búsqueda se ha encontrado con la pasividad de las autoridades, a las que acusa de no mover un dedo para buscar al joven. “Lo único que hay en el expediente es lo que aportamos a la familia”, dice. 

La mujer es una de las familiares de desaparecidos y víctimas de la violencia que desde hace días mantienen un plantón de protesta ante el palacio de gobierno de Tamaulipas, en Ciudad Victoria. Salieron a marchar el 10 de mayo, con motivo del Día de la Madre, que en decenas de municipios mexicanos se convirtió en jornada de reivindicación para exigir búsquedas más eficaces y justicia para las víctimas. Sin embargo, al llegar a las oficinas estatales decidieron quedarse para denunciar la falta de voluntad del gobierno estatal en resolver sus casos.

Cada noche, Gumercindo monta su tienda de campaña y junto a otros tres compañeros, duerme frente al edificio oficial. 

Ella busca a su hijo, Marco Antonio. Está Martina, que busca a su hijo Ricardo. También José, que busca a su hermano Miguel. Y Guillermo, tras los pasos de su hija Raquel.

Con más de 11 mil desaparecidos, según la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), Tamaulipas es el segundo estado con más personas que faltan de sus casas, solo superado por Jalisco, con más de 12 mil. En total, México tiene contabilizados más de 87 mil personas a las que se busca, pero la cifra aumenta cada día. Este es uno de los estados con mayor presencia del crimen organizado, con el Cártel del Golfo y el Cártel del Noreste (escisión de los antiguos Zetas) disputándose el territorio. Además, aquí son continuas las denuncias de violaciones a los derechos humanos perpetradas por Ejército, Guardia Nacional, Marina o policía estatal.

Ruth, Martina, José y Guillermo son cuatro entre esos 11 mil. Comparten el dolor por la ausencia, la incertidumbre sobre qué habrá ocurrido y la desesperación ante unas autoridades que, a su juicio, poco hacen para encontrar a sus familiares. 

“No hay investigación. Me dijeron que no tenían elementos, que no tenían policías, que son muchos los casos, que somos pocos y que no llegan a todo”, dice Ruth.

Por eso están en plantón. Porque están hartos de ejercer como investigadores y encontrarse siempre con evasivas o puertas cerradas.

“Exigimos a las autoridades involucradas en la investigación de desaparición que dejen de simular y hagan su trabajo, incluyendo al procurador del estado, comisión de Derechos Humanos, comisionado estatal de búsqueda y departamento de víctimas. Pedimos un avance en los expedientes que por años han sido dilatados y entorpecidos por el hecho de haber autoridades involucradas”. Estos son los dos primeros puntos del pliego de peticiones formulado por los familiares para abandonar el plantón. Los otros dos son establecer políticas públicas para disminuir y acabar con las desapariciones y priorizar la búsqueda en vida. 

Hasta el momento no han recibido respuesta. Cada día ven cómo los funcionarios del gobierno estatal acuden a su puesto de trabajo frente a ellos, pero nadie les dice nada.

Animal Político se puso en contacto con el gobierno estatal y con la Fiscalía general de justicia del Estado para pedirles una valoración. Al cierre de la edición no había recibido respuesta. 

“Mi expediente tiene cuatro años pero no hay avances”, dice José, hermano de Miguel, que tenia 41 años cuando desapareció en Nuevo Laredo, 500 kilómetros al norte de Ciudad Victoria. El hombre asegura que denunció a quien considera responsable, pero que las autoridades han dilatado el procedimiento. No ofrece más detalles, aunque los tiene, por miedo a que un desliz en una entrevista sirva al sospechoso para tumbar la investigación. 

“Cuando hay señalamientos, simple y sencillo no le avanzan. Saben que están protegiendo a los culpables. Por eso decidimos hacer el plantón”, asegura.

Ellos cuatro son los irreductibles, los que no están dispuestos a moverse bajo ningún concepto. Diariamente reciben el acompañamiento de otros integrantes del colectivo, personas que, como ellos, siguen buscando a un familiar. 

Reconoce Ruth que no se sienten seguros. Tamaulipas es un estado peligroso y quien pregunta puede encontrarse con el rechazo del crimen organizado o de las autoridades. Por eso exige protección.

Las tiendas de campaña y los carteles con rostros de desaparecidos se mantienen en el palacio de gobierno como símbolo de la desesperación de las familias. Del otro lado, hasta ahora solo han encontrado indiferencia.

“El presente artículo es propiedad de Animal Político

Pradilla, A. (2021). ‘Estamos hartos de puertas cerradas’: familias de desaparecidos hacen plantón en Ciudad Victoria, Tamaulipas. Animal Político. Recuperado el 17 de mayo de 2021, de https://www.animalpolitico.com/2021/05/desaparecidos-familias-planton-ciudad-victoria-tamaulipas/