Trabajo sexual aumentó 100 por ciento con la pandemia: XXIV Encuentro de la Red Mexicana de Trabajo Sexual

———- | Desinformémonos. 

Ciudad de México | Jueves 29 de Julio del 2021 | — : —

Por la crisis derivada de la pandemia, el trabajo sexual aumentó hasta 100 por ciento en 25 de los 27 estados del país en los que trabaja la Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer “Elisa Martínez”, informó la organización durante el XXIV Encuentro de la Red Mexicana de Trabajo Sexual, que se realizó el pasado 22 de julio.

“Mucho de lo que habíamos ganado en los últimos años lo hemos perdido, no porque se haya dejado de trabajar en la calle, sino porque las instituciones no se han involucrado realmente. Las trabajadoras sexuales por necesidad no dejarán esta labor; al contrario, su número ha aumentado”, indicó Elvira Madrid Romero, presidenta de la Brigada de la Callejera, durante la apertura del evento en el que se reunieron trabajadoras sexuales, colectivos y defensores de derechos humanos.

En el Encuentro, organizado por la Red Mexicana de Trabajo Sexual y la Brigada Callejera, las trabajadoras y colectivos denunciaron que con la pandemia aumentó la extorsión por parte de la delincuencia organizada y las autoridades, así como se vive “mayor violencia en las calles”, un incremento en los casos de trata de personas y en los contagios de VIH.

Durante el Encuentro participaron trabajadoras sexuales de Chihuahua, Yucatán, Jalisco, Chiapas, Veracruz y la Ciudad de México, quienes denunciaron los retos y atropellos por parte de las autoridades contra su trabajo.

En Chihuahua, por ejemplo, acusaron que las restricciones por la pandemia de coronavirus obligó a las trabajadoras a ejercer su trabajo en la clandestinidad, por lo que han protestado para exigir la reapertura de bares, cantinas y centros nocturnos.

Sobre Mérida, señalaron que la cantidad de trabajadoras sexuales en el barrio de San Cristóbal se duplicó luego de que el Tribunal Colegiado en materia civil y administrativo otorgara a finales de abril un amparo “para poder trabajar de manera libre sin que la policía las pudiera detener”. No obstante, agregaron, las trabajadoras sexuales en Yucatán son de las más afectadas por el confinamiento, además de que “continúan siendo víctimas de discriminación, estigmatización, contagio del VIH y violencia por parte de clientes, autoridades y de proxenetas”.

Durante el Encuentro, compartieron que en Chiapas “han aumentado las agresiones por parte de clientes”, así como incrementó el número de trabajadoras sexuales extranjeras, sobre todo centroamericanas “que no se acercan a denunciar por miedo a ser deportadas”.

“La policía municipal, en lugar de brindarles ayuda o seguridad, únicamente les quitan el dinero que es el sustento de sus hogares, porque la mayoría son madres solteras”, denunciaron sobre la situación en Chiapas, donde se encuentra el Centro Comunitario Jaime Montejano que acompaña a las trabajadoras.

En Veracruz, señaló el colectivo Cihuatlahtolli, “con la pandemia se ha negado la posibilidad de acceder a la salud sexual”, pues el estado dejó de repartir condones del sector salud y, por el contrario, los funcionarios comenzaron a “vender los condones u ofrecerlos a cambio de servicios sexuales sin paga”.

Además, las trabajadoras sexuales en Veracruz no son atendidas cuando denuncian una situación de violencia por parte de funcionarios o la delincuencia organizada, y denunciaron que los apoyos del gobierno “han sido nulos”.

Sobre Guadalajara, las trabajadoras sexuales destacaron el resultado de un diagnóstico entre personas de 18 a 35 años, de las cuales 80 por ciento refirió síntomas significativos de depresión, 61 por ciento sufría ansiedad, 30 por ciento indicó un abuso del alcohol y 22 por ciento reconoció el consumo de drogas. Además de ello, las trabajadoras en Guadalajara tampoco cuentan con apoyos del gobierno, así como reportaron el “desabasto” de condones masculinos y femeninos.

Finalmente, en la Ciudad de México se reportó un incremento en las violaciones a los derechos humanos de las trabajadoras sexuales en Tlalpan, la Merced, Pino Suárez, Xochimilco y Revolución, así como aumentó la delincuencia organizada “que extorsiona e impide que salgan a laborar sin miedo”, siendo afectadas por el cobro de piso, la discriminación y la violencia.

“Este Encuentro lo vivimos con más retos, coraje y más compañeras que necesitan ser visibilizadas”, agregó Elvira Madrid, quien desde Brigada Callejera exigió al gobierno mexicano “una batalla efectiva” contra la delincuencia organizada, la violencia sistemática y las desapariciones, así como apoyos para cubrir las necesidades básicas y mecanismos de prevención y atención médica frente al incremento de casos de VIH. “El odio y la despreocupación de las autoridades debe terminar”, sentenció.

El Encuentro también contó con la participación de especialistas médicos, abogados y activistas que denunciaron cómo la pandemia ha afectado el trabajo sexual en México y ha vulnerado los derechos de las trabajadoras, así como reafirmaron la importancia de “hacer trabajo en la calle” y en comunidad para impulsar el reconocimiento de su trabajo.

Lee el boletín del Encuentro aquí:

https://desinformemonos.org/trabajo-sexual-aumento-100-por-ciento-con-la-pandemia-xxiv-encuentro-de-la-red-mexicana-de-trabajo-sexual/

El presente artículo es propiedad de Desinormémonos.

—— (2021) Trabajo sexual aumentó 100 por ciento con la pandemia: XXIV Encuentro de la Red Mexicana de Trabajo Sexual. Desinformémonos. Recuperado el 29 de Julio del 2021 en: https://desinformemonos.org/trabajo-sexual-aumento-100-por-ciento-con-la-pandemia-xxiv-encuentro-de-la-red-mexicana-de-trabajo-sexual/

Delito grave la explotación laboral de las mujeres

Mujeres y niñas el 99 por ciento de la trata con fines de explotación sexual

Elda Montiel | Sem México

Ciudad de México | Miércoles 28 de Julio del 2021 | — : —

Campañas masivas para frenar la trata de personas con fines de explotación laboral y tratarlo como un delito grave, principalmente de las mujeres. Que no haya a quién vender y a quién explotar y mencionarlo y decirlo, porque lo que no se dice no existe, en el tema laboral también, demando Patricia Hernández de la Confederación de Trabajadores de México.

Dijo que existe cierta tolerancia social que no distingue del marco de la economía sumergida en el empleo irregular de lo que es un delito contra los derechos humanos.  El empleo irregular es delito.

Los retos son informar sobre los derechos humanos en especial para las mujeres, niñas y adolescentes; eliminar los usos y costumbres; fortalecer las zonas indígenas y marginadas con programas de trabajo decente; establecer un sistema ágil y eficiente para la búsqueda de personas desaparecidas; monitoreo de medios de comunicación para que no difundan anuncios que fomenten la trata de personas, y la prohibición del trabajo infantil e incentivar la denuncia.

En el marco del segundo día de los conversatorios en conmemoración del Día Mundial contra la Trata de Personas organizado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y del Delito (UNODC) y la agencia de las Naciones Unidas para la Migración (OIM México) con el tema “Trata de personas con fines de explotación laboral: Sumando perspectivas”.

La sindicalista señalo que la trata de personas con fines de explotación laboral es una de las violaciones más graves de los derechos humanos muy difícil de detectar no solo por los entornos donde ocurre sino por la falta de concientización de la sociedad, de la falta de información y de instrumento específicos que la aborden.

En la actividad sindical cotidiana encontramos trabajadoras y trabajadores que pueden ser víctimas por lo que es necesario dotarlas de nociones básicas, acota.  

Refirió que la explotación laboral se da en algunas maquiladoras donde muchas mujeres y madres de familia del centro y sur del país son atraídas hacia el norte con la ilusión de tener mejores condiciones de vida para sus familias y sus hijos y son vulnerables incluso a la explotación sexual.

No se les permite el acercamiento con sindicalistas y ellas tienen miedo de avisar que son víctimas por el temor a represalias.

Por lo que llamo a focalizar el tema de las mujeres que es necesario generar un ambiente de confianza y un entorno seguro donde puedan expresar su problemática para la prevención de la violencia contra la mujer.

En los campos agrícolas la explotación se da con los jornaleros que viven situaciones insalubres, amenazados, hostigados que se mantienen callados por amenazas. Además, los mismos enganchadores le consiguen trabajo a la esposa a los hijos que caen en el trabajo infantil.

Señalo que la CTM desde el 2014 viene realizando junto con el gobierno federal  programas de prevención de la violencia contra la mujer. 

Durante el conversatorio moderado por Mariana Alegret de UNODC los panelistas empresariales manifestaron la disposición de colaborar con el gobierno, los sindicalistas y la sociedad civil para que se apliquen los convenios 29 y 105 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que prohíben cualquier forma de trabajo forzoso.

Llamaron a que haya políticas públicas y un esfuerzo colectivo para dotar a los migrantes y a adultos de documentos de identificación, y tengan acceso a contratos legales.

99 por ciento de los 4.8 millones de personas en explotación sexual son mujeres y niñas

Thais Dumet de la Organización Internacional del trabajo (OIT) destaco que de acuerdo al informe del 2016 son 40.3 millones de personas sometidas a la esclavitud moderna, de los cuales 24.8 millones están en el trabajo forzoso, de esos 6 millones en el sector privado, 4.8 millones se refieren a la explotación sexual y el 99 por ciento de la explotación sexual son mujeres y niñas mientras que las principales víctimas de explotación laboral son los hombres.  

Un muro no va a detener la trata

Por otra parte, Andrea Rojas de la organización Polaris la organización no gubernamental que aplica la  tecnología para tener los datos de la trata para combatir y prevenir el tráfico sexual y laboral en América del Norte, señalo que desde 2007 han ayudado a miles de víctimas de trata a través de la Línea Nacional en los Estados Unidos.

De 2016 y 2020 identifico más de 10 mil potenciales víctimas de trata en México en distintas industrias.

Destaco que se ha tenido la idea errónea en los Estados Unidos que las personas migrantes son los que ingresan ilegalmente y carecen de documentos.

Sin embargo, señalo que todos los años entran miles de personas con visa temporal de trabajo y pueden caer víctimas de la trata, por lo que dijo que “un muro no va a detener la trata si están entrando legalmente al país con visas temporales”.

Señalo también que los medios más utilizados son el abuso de poder, situación de vulnerabilidad, concepción o recepción de pagos.

El presente artículo es propiedad de Sem México

Elda Montiel (2021) Delito grave la explotación laboral de las mujeres. Sem México. Recuperado el 28 de Julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/delito-grave-la-explotacion-laboral-de-las-mujeres/

El trabajo doméstico remunerado y no remunerado sin reconocimiento: el Senado no aprueba el Sistema Nacional de Cuidados

  • Un millón 300 mil mujeres perdieron el empleo: 300 mil empleadas trabajadoras del hogar y un millón obligadas por el trabajo de cuidados
  • La ENOE  sostiene que el  primer trimestre 2021, en México hay 2.2 millones de personas  ocupadas  trabajo doméstico remunerado: sin IMSS

Sara Lovera | Sem México

Ciudad de México |  Julio del 2021 | — : —

La pandemia generó que unos  300 mil  puestos de trabajo de las  trabajadoras domésticas, se perdieran. Según el INEGI al terminar  2019 se contabilizaron  2.5 millones de personas que  se desempeñaban en el trabajo doméstico remunerado. Un año y tres meses después, en el primer trimestre del 2021, este número se redujo a 2.2 millones de trabajadoras, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo ENOE.

La ENOE 2021, estima que 84 millones de personas de 15 y más años realizan trabajo doméstico no remunerado en a su hogar, en tanto que 2.2 millones de personas en el mismo rango de edad, están ocupadas en actividades de trabajo doméstico de forma remunerada, pero precisa que son mujeres  1.9 millones que ocupan 88 por ciento  de los puestos de trabajo en esta ocupación, mientras que los hombres cubren el restante 12 por ciento de las plazas laborales en esta ocupación.

Las estadísticas se dieron a conocer hoy con motivo del Día Internacional del Trabajo Doméstico declarado oficialmente en 1983 para celebrarse  cada 22 de julio y su conmemoración pretende hacer un reconocimiento a las aportaciones económicas y sociales del trabajo al interior de los hogares, tanto remunerado como no remunerado, que en México significa una aportación hasta del 25 por ciento del Producto Interno Bruto.

Las estadísticas difundidas pretenden dar  un panorama de los aspectos sociodemográficos y de las condiciones laborales de las personas ocupadas en el trabajo doméstico remunerado en México, sin embargo el no remunerado que se pone en primer plano cada julio revela que el 74.8 por ciento  de las horas dedicadas al trabajo doméstico y de cuidados no remunerado son aportadas por las mujeres  en casa y equivale  63.7 horas semanales, frente a 21.5 horas que se  asignan los hombres.

Para reconocer y resolver la sobre carga a las mujeres en casa, en la Cámara de Diputados se analizaron tres iniciativas  para crear el Sistema Nacional de Cuidados, y se aprobó una general, que ahora está  en la cancha del Senado de la República como una de 67 iniciativas a favor de la vida y libertad de las mujeres que está pendiente.

El trabajo doméstico trabajo de mujeres

El trabajo doméstico consiste en actividades que se realizan dentro de los hogares y son necesarias para el bienestar de los integrantes. Este tipo de trabajo puede ser no remunerado y/o remunerado; el primero de ellos se refiere al realizado para el mismo hogar del que forman parte los individuos sin que exista un pago, en tanto que el remunerado se realiza en el marco de una relación laboral, mediante un pago determinado, ya sea para el mismo hogar de residencia o para otro, explica Inegi en comunicado oficial.

Luego detalla que la ENOE 2021, estima que 84 millones de personas de 15 y más años realizan trabajo doméstico no remunerado para su hogar, en tanto que 2.2 millones de personas en el mismo rango de edad, están ocupadas en actividades de trabajo doméstico de forma remunerada.

Hoy dos  preguntas acuciantes es ¿cuándo se acordará el Sistema Nacional? frente a la propuesta de una iniciativa de la Secretaría de Hacienda que hará nuevos recortes y el candado de la iniciativa para no crear ninguna institución ni contrataciones para la sistema.

Y la otra pregunta ¿Cuándo se recuperarán estos 300 mil  empleos perdidos? Según el director del diario El Economista  estamos ante la primera reducción drástica de este tipo de empleo en México de la que se tenga registro y reflexiona señalando que el Inegi publica anualmente esta cifra para conmemorar el Día Internacional del Trabajo Doméstico, el 22 de julio. Eran 1 millón 580,000 trabajadoras remuneradas en México en 2009 y cada año de la década anterior esta cifra se incrementó en 90 mil  personas en promedio.

El Inegi señala que los trabajos domésticos  remunerados y no remunerados lo hacen las mujeres. Las que reciben un salario son predominantemente  mujeres. Son 96 por ciento del total, cerca de  2 millones de mujeres. Los hombres representan apenas 4 por ciento en este mercado y ellos se dedican principalmente a tareas como chofer y personal de vigilancia o seguridad.

En México, nueve de cada 100 mujeres económicamente activas se desempeñan como trabajadoras domésticas remuneradas. Por eso, asomarnos a sus condiciones de trabajo es una manera de entender uno de los mayores retos en materia de justicia económica para la sociedad mexicana. Aquí no hablamos de las mujeres que rompen el techo de cristal, sino de las que recogen los cristales del piso.

Según la ENOE 2021 en promedio, una trabajadora doméstica tiene un salario de 3 mil 200 pesos mensuales, 70 por ciento  de ellas no tienen ningún tipo de prestaciones y 96 por ciento de ellas se desempeña en la economía informal, no tiene ningún tipo de contrato que haga explícita su relación laboral.

Los derechos de las trabajadoras domésticas sigue siendo  una asignatura pendiente, aunque quizá deberíamos decir que se trata de una asignatura donde estamos reprobados.

En abril de 2019 se aprobó por unanimidad en el Congreso una iniciativa que otorgaba derechos laborales básicos para las trabajadoras del hogar y establecía obligaciones para sus empleadores. Esta reforma era parte de las obligaciones que México contrajo en el marco del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo. Se dio un periodo de 18 meses para su implementación, que en teoría concluyó en octubre del 2020. El plazo llegó y no pasó casi nada, afirma el director de El Economista y agrega que lo peor de todo es que el tema se relegó hasta el punto de quedar en los márgenes.

 El hecho es que el número de trabajadoras domésticas registradas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, en diciembre del año pasado, era de 27,640, alrededor de 1.3 por ciento  del total. El salario registrado ante el instituto es de 5,180 pesos mensuales en promedio.

¿Qué pasó con el 98% restante, las que no están registradas en el IMSS?  Sería bueno saberlo. Podemos suponer que sigue en el purgatorio laboral. Si la situación era difícil, se volvió aún más complicada con la pandemia. Muchas patronas y patrones no pudieron mantener su empleo y, a la vez, prescindieron de los servicios de las trabajadoras domésticas. En esos casos, la indemnización, más que un derecho se volvió un acto de clemencia, sujeto al criterio del empleador.

Aquellas que mantuvieron su puesto de trabajo debieron asumir los riesgos para la salud que implicaban los traslados en el transporte público. ¿Cuántas trabajadoras domésticas se contagiaron de Covid-19? Imposible saberlo. Esa es una de las desventajas de ser casi invisibles.

Estadísticas difundidas por INEGI

Dentro del trabajo doméstico remunerado se incluyen las siguientes ocupaciones: empleados y cocineros domésticos; cuidadores de niños, personas ancianas o enfermas en casas particulares; jardineros, lavanderos y planchadores domésticos; choferes, vigilantes y porteros en casas particulares.

En México se estiman 2.2 millones de personas de 15 y más años ocupadas en el trabajo doméstico remunerado. Esta cantidad representa 4% de los 53 millones de personas ocupadas en el país.

El trabajo doméstico remunerado es una ocupación predominantemente femenina: 1.9 millones de mujeres de 15 y más años ocupan 88% de los puestos de trabajo en esta ocupación, mientras que los hombres cubren el restante 12% de las plazas laborales en esta ocupación.

Este empleo tiene una mayor significancia para la población femenina, ya que corresponde a 9% de las mujeres en la población económicamente activa ocupada, pero para los hombres es menos del 1 por ciento.

Otra característica del trabajo doméstico remunerado es que las diferentes actividades que lo componen están claramente diferenciadas según el sexo, pues mientras las mujeres se ocupan en actividades de limpieza y de orden, cuidado de personas, cocinar, lavar y planchar, entre los hombres predominan las actividades de jardinería, conducción de vehículos y vigilancia.

Históricamente, el trabajo doméstico remunerado es una de las ocupaciones con mayor proporción de empleo informal. La ENOE primer trimestre de 2021 estima que 96 por ciento  (dos millones) de las personas ocupadas en trabajo doméstico remunerado pertenecen al sector informal. De ellas, nueve de cada 10 son asalariados informales; 3 por ciento son trabajadores informales por cuenta propia y 0.7 por ciento  son trabajadoras informales con percepciones no salariales.

De acuerdo con la ENOE primer trimestre 2021, las personas ocupadas en el trabajo doméstico remunerado perciben ingresos mensuales promedio de 3 300 pesos. Los hombres (4 200) obtienen en promedio mil pesos más que las mujeres (3 200) ocupadas en el trabajo doméstico. Esto se relaciona con que las ocupaciones donde predominan los hombres como la jardinería, vigilantes y choferes, tienen en promedio mayores ingresos mensuales.

La palabra de las remuneradas y no remuneradas

¿Qué hacemos? Cuarenta  y 5 años después de la primera conferencia de la mujer, donde el trabajo doméstico remunerado no estaba en la ley y apenas atisbaba lo que significa para todas las mujeres el trabajo de cuidados en México la condición del trabajo doméstico no ha cambiado: miles de mujeres, la mayoría jóvenes y migrantes, que además de limpiar, cocinar, servir la comida y lavar ropa, terminan involucradas en la crianza de bebés y niños, el cuidado médico de personas de la tercera edad y mascotas, en una intimidad tal que pronto reciben el nombre de “miembros de la familia”, si bien, la realidad del trato dista mucho de ello.

El tema masivo apareció tras la difusión de la película Roma, donde los comentarios en redes sociales en torno a la historia de Cleo ha servido para repensar este tema desde al menos tres ejes: trato de confianza que oculta maltrato y violencia, la falta de seguridad social y derechos laborales y el racismo. Al tiempo que el nuevo gobierno federal ya ratificó  el Convenio  189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre trabajo digno para las trabajadoras domésticas, documento firmado hace casi ocho años, el 16 de junio de 2011.

De sirvientas a trabajadoras

Se calcula que hoy existen, a nivel mundial, 67 millones de personas dedicadas al trabajo doméstico. La gran mayoría son mujeres, indígenas o menores de edad, “muchas de ellas se encuentran en condiciones de mayor vulnerabilidad por su origen étnico, por su estatus migratorio y que viven en condiciones precarias. Todas estas dimensiones las mantienen atrapadas en un contexto de desigualdad motivado por la falta de reconocimiento y valoración” señalaba Oxfam México, una de las organizaciones internacionales que se ha sumado a revisar este tema en nuestro país.

Una de cada cinco mujeres comenzó a trabajar siendo menor edad, en parte la razón por la que la mayoría sólo tienen algunos años de educación, por lo general hasta primaria. Muchas mujeres con raíces indígenas abandonan el campo y llegan a la ciudad para trabajar.

Hablar una lengua indígena o el español como segunda lengua es una razón para otras formas de discriminación y burla, donde las patronas asumen cierta jerarquía, además, de educadoras.

Eres como de la familia

Lo que algunos patrones todavía no entienden es que no les hacen un favor a las trabajadoras si les dan un trabajo mal pagado y sin prestaciones sociales, porque solo resulta en una forma de esclavitud moderna, y hasta ahora es un fracaso incluirlas en el IMSS, entre otras cosas por la falta de difusión y exceso de burocracia. Muchas familias han hecho intentos inútiles para registrar a su trabajadora del hogar.

 Las trabajadoras del hogar no buscan ser adoptadas por las familias donde trabajan porque ser consideradas como parte de la familia anula los derechos por cuales luchan. Así las trabajadoras están expuestas a jornadas largas, ninguna seguridad, abusos e incluso acoso de sus empleadores, lo cual a su vez significa un alto grado de vulnerabilidad. Además, la complicada relación de confianza en estas situaciones ambivalentes puede llevar un abuso de autoridad de los empleadores. Más bien, las trabajadoras buscan un trabajo justo y digno donde puedan trabajar en condiciones humanas y cuidarse a sí mismas y a sus familias.

Según las Naciones Unidas, 78% de las trabajadoras domésticas en América Latina y el Caribe trabajan de manera informal. Es un sector invisible dónde las condiciones del trabajo no solo son precarias, sino más catastróficas. Sin derechos, sin contrato del trabajo, sin beneficios y con días largos de trabajo sin vacaciones.

 Sólo 5% de las trabajadoras domésticas tienen un contrato escrito y en su gran mayoría, no gozan de seguridad social. En México, 2.2 millones personas trabajan en este sector, antes 2.5, menos los 300 mil puestos perdidos entre 2020 y 2021, de ellas el  95 por ciento, son  mujeres y la mayoría reciben salarios tan bajos que no les alcanza para satisfacer sus necesidades básicas. Así que es desvalorizado porque el trabajo de las mujeres, carece de valor y esta precarización del trabajo es una forma particular de violencia de género.

La dirigente  de CACEH, Marcelina Bautista, y los avances, tanto del sindicato como el acuerdo del IMS es un paso hacia obtener la igualdad en condiciones laborales.  Ella trabaja por  hacer visible lo invisible, comenzando por no aceptar las malas condiciones del trabajo doméstico en México: “Lo que nosotras queremos, es lo que cualquier trabajador tiene. Seguridad social, vacaciones, aguinaldo, días de descanso, trato digno y salario justo.”

Pero no se hace justicia a  las mujeres

El 19 de mayo último la diputada Dulce María Sauri Riancho, del Grupo Parlamentario del PRI, presentó una iniciativa para que el Sistema Nacional de Cuidados cuente con recursos económicos suficientes que permitan su operación, tomando en cuenta el candado que se agregó a la iniciativa aprobada, de que no requerirá de fondos adicionales.

Entonces advirtió que la reforma quedará  en letra muerta si no hay recursos, y lamentó entonces que el Sistema no se ha aprobado en el Senado, tras 6 meses desde su aprobación y reforma Constitucional.

El texto de la reforma que presentó la también presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados,  deja en claro que los recursos que se otorguen año con año nunca disminuyan; y que las dependencias y entidades encargadas de poner en marcha al  Sistema puedan solicitar aumentos anuales, con base en las necesidades o vicisitudes que adviertan.

La iniciativa, de la que SemMéxico tiene copia, reforma y adiciona los artículos 25 y 42 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, para garantizar el destino de recursos para hacer efectivo el Sistema Nacional de Cuidados.

En la reforma constitucional del Sistema Nacional de Cuidados desde el l 18 de noviembre de 2020,  se determinó que el sistema nacional de cuidados no debía generar ninguna estructura orgánica nueva ni compromisos económicos adicionales; si no debían aprovecharse las instituciones ya existentes de los diversos órdenes parciales de gobierno, esto a pesar de que diversos grupos parlamentarios hicieron énfasis en la necesidad de que un sistema de esta naturaleza, dada su complejidad requiere recursos para su correcta implementación.

Sauri Riancho afirmó que la reforma constitucional  es  trascendental para la vida de las personas.  El Sistema Nacional de Cuidados, defendido en París y sistemáticamente en discursos por el Instituto Nacional de las Mujeres, no podría quedar sólo en palabras. En todos los países del sistema americano, se camina en ese sentido, incluso por las recomendaciones de la CEPAL, tras lo devastadores efectos de la pandemia y la pérdida de empleo de las mujeres. Asunto reconocido y discutido en todos los países.

El  trabajo de cuidados es uno de los obstáculos  que enfrentan las mujeres al tratar de incorporarse al trabajo remunerado, y en consecuencia, avanzar en su grado de autonomía. De acuerdo con el INEGI, la pandemia de COVID-19 tuvo un impacto desproporcionado sobre las mujeres.

Más de un millón tuvo que dejar de trabajar por un ingreso; 84 por ciento salió de la fuerza de trabajo de la denominada población económicamente activa, mientras que 7 de cada 10 personas de los 2.1 millones que ya no están ocupadas, también eran mujeres.

Otro dato contundente  muestra que de los casi 30 millones de mujeres de 15 años y más, que están fuera de la fuerza laboral, apenas 17 por ciento asegura estar disponible para trabajar, y 80 por ciento señala que tiene otras actividades y/o vive en un contexto que les dificulta trabajar.

La pandemia dejó enormes consecuencias sociales y económicas en el caso de las mujeres, éstas pasan por el estrés, los efectos psicológicos y la fatiga que ha dejado el trabajo de cuidados, como, por ejemplo, cumplir el rol de madre combinado con el de asistentes educativas, cuidar personas enfermas y lidiar con una mayor densidad de trabajo doméstico durante el confinamiento. Todo esto tiene efectos sobre su autonomía económica y su calidad de vida.

El presente articulo es propiedad de Sem México.

Sara Lovera (2021) El trabajo doméstico remunerado y no remunerado sin reconocimiento: el Senado no aprueba el Sistema Nacional de Cuidados. Sem México. Recuperado el 22 de julio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/el-trabajo-domestico-remunerado-y-no-remunerado-sin-reconocimiento-el-senado-no-aprueba-el-sistema-nacional-de-cuidados/

Mercado laboral en México es una fábrica de pobreza

Hasta 96% de la población, en los estados del país, está marginada del empleo formal; o tiene un trabajo precario y mal pagado, que le impide alimentar a su familia

El ingreso de millones de trabajores no alcanza ni para comprar dos canastas básicas de alimentos / Foto: Cuartocuro

MARIO MENDOZA ROJAS | Publimetro

—- | Julio del 2021 | — : —

El mercado laboral en México “es una fábrica de pobreza”, donde 66 millones de personas, equivalentes a 88% de la población en edad de trabajar; están “marginadas de un empleo formal”, que les ofrezca ingresos para alimentar a su familia.

Así lo señaló el coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, Rogelio Gómez Hermosillo, quien refirió que las cifras del Inegi muestran que entre 73% y 96% de los habitantes del país, en condiciones de laborar, enfrentan dicha realidad.

Señaló que Nuevo León es la entidad “menos mal” en dicha materia, con una tasa de trabajo formal de 26.6%; contra 73.4% que está desempleadano puede trabajar porque está al cuidado de su familia o tienen una ocupación carente de Seguro Social e ingresos insuficientes para comprar dos canastas alimentarias.

Refirió que, del lado contrario, están Puebla y Morelos, donde apenas 4.9% y 3.8% de la población en edad de trabajar tiene empleo formal; mientras 95.1 y 96.2% enfrenan condiciones de precariedad o pobreza.

Mercado formal y precarización

Al presentar el Ranking de Trabajo Digno en México, Gómez Hermosillo explicó que al contrastar los indicadores mencionados, Puebla es el mercado laboral con los peores resultados; debido a que por cada persona con trabajo formal; existen 11 más en precariedad.

Detrás, apuntó, se ubicaron Guerrero, Morelos, Tlaxcala y Chiapas; donde por cada empleado en la formalidad; existen 10, 9, 8.3 y 8 personas más que no disponen de las condiciones laborales mínimas y su ingreso no alcanza a cubrir los gastos básicos de su hogar.

En tanto, que Nuevo León es el estado con la menor desproporción de trabajo formal y precario; con un índice de 1.4%, que implica que por cada 100 empleados contratados bajo los términos de ley, hay 1.4 en precariedad laboral.

Aunque esto último no exime a la entidad de que alrededor de 73% de su población en edad de trabajar está fuera del mercado laboral formal; en desempleo, sin trabajar por cuidar a su familia o por hacer quehaceres domésticos; además de sus habitantes en precariedad.

Mayor exclusión laboral

Los estados con mayor exclusión laboral: desempleados, que no pueden trabajar o que esperan una oportunidad de trabajo:

  • Chiapas: 38.5%
  • Tabasco: 37.9%
  • Veracruz: 37.8%
  • Hidalgo: 37.7%
  • Estado de México: 35.9%

Trabajadores formales

Entidades con las tasas más bajas de empleo formal:

  • Morelos: 3.8%
  • Puebla: 4.9%
  • Guerrero: 5.4%
  • Tlaxcala: 6.2%
  • Estado de México: 6.6%  

Precarios vs formales

Las entidades con la mayor desproporción entre trabajo formal y precario: 

  • Puebla: 11.2%
  • Guerrero: 10.4%
  • Morelos: 9.5%
  • Tlaxcala 8.3%
  • Chiapas: 8.0%

EL presete articulo es propiedad de Publimetro.

MARIO MENDOZA ROJAS (2021) Mercado laboral en México es una fábrica de pobreza. Publimetro. Recuperado el 21 de julio del 2021 en: https://www.publimetro.com.mx/mx/noticias/2021/07/20/mercado-laboral-mexicano-fabrica-de-pobreza.html

“Sería como en un sismo”: el colapso telefónico por la inminente huelga en Telmex

Alberto Nájar y Ernesto Ledesma | Pie de página

Jueves 13 de mayo de 2021

Telmex mantiene inamovible su planteamiento de cancelar el derecho a la jubilación de los trabajadores de nuevo ingreso, por lo que el sindicato de telefonistas cerraría operaciones la próxima semana con un impacto directo en al menos una tercera parte de los usuarios de la empresa, advirtió en entrevista el líder sindical Francisco Hernández Juárez

Foto: Saúl López / Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO.- Hay una huelga en el horizonte cercano de Teléfonos de México.

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) mantiene dos emplazamientos para cerrar operaciones de la telefónica, que están programadas a cumplirse la próxima semana.

La empresa y el sindicato están en negociaciones para evitar el paro.

Pero si las pláticas no progresan Telmex dejará de operar en todas sus áreas, lo cual impactaría severamente a la red de telecomunicaciones del país.

Hasta el momento, reconoce el secretario general del STRM, Francisco Hernández Juárez, no parece existir un buen ambiente para alcanzar un acuerdo.

“Estamos tratando de terminar el arreglo esta semana. Pero la verdad lo veo muy complicado, no hemos logrado avanzar lo suficiente y el vencimiento es la semana próxima. Sí veo altas posibilidades de conflicto”, dice el líder sindical.

La raíz del problema es que la empresa mantiene inamovible su planteamiento de cancelar el derecho a la jubilación de los trabajadores de nuevo ingreso.

El Sindicato ha planteado varias alternativas para conservar esa cláusula del contrato colectivo de trabajo.

Las propuestas no han sido atendidas. Las consecuencias de una huelga -si el gobierno federal no aplica una requisa en Telmex- serían graves para el país. 

“Sería como en un sismo”, advierte Francico Hernández Juárez.

“No dejaremos de apoyar al sindicato de Notimex”

El líder de los telefonistas revela la crisis de Teléfonos de México durante una larga conversación en el noticiero Momentum, formado por la alianza entre Pie de Página y Rompeviento TV.

Hernández Juárez explica la historia de las dificultades financieras en la empresa que fue el puerto del que zarpó el barco de la enorme fortuna de Carlos Slim, su propietario.

Responde a las denuncias de la dirección de Notimex, la agencia de noticias del Estado Mexicano que señala al STRM de financiar la huelga que el SUTNOTIMEX mantiene desde hace más de un año.

“No los vamos a dejar de apoyar, si a la señora (Sanjuana Martínez, directora de Notimex) no le gusta, pues lo lamento”, advierte.

“No puede pretender correr a la gente y no tener consecuencias de ello. Que demande. Que nos disculpe la señora pero no vamos a dejar de apoyar a los trabajadores”.

Y ante los cuestionamientos sobre su largo período al frente del Sindicato, el dirigente se compromete:

En la próxima elección del secretario general no aceptará un nuevo mandato. “Aquí lo dejo firmado con ustedes”, jura.

Pero la mayor parte de la entrevista se concentra en la huelga que puede estallar dentro de unos días.

De hecho, informa, existen dos emplazamientos hacia Telmex que se negocian desde hace varios meses. 

Uno se refiere al intento de violación al contrato colectivo de trabajo con la intención de cancelar el derecho de jubilación a los nuevos trabajadores.

Y el otro es la revisión salarial que cada año se lleva a cabo, y que legalmente debe reclamarse con un emplazamiento a huelga.

La situación actual es compleja por el entorno en que se encuentra la compañía, que en algún momento se consideró como un modelo de empresa telefónica.

Los emplazamientos a huelga vencen el 19 y el 20 de mayo.

Hernández Juárez hace un recuento de lo ocurrido en la empresa telefónica desde su privatización hasta estos últimos años, en que aparece en números rojos. 

Entre las normas y obligaciones establecidas con la privatización de 1990, estaba invertir 2 mil millones de dólares al año, tener crecimiento de 10% anual, llevar el servicio telefónico a todas las poblaciones de más de 500 habitantes.

Los derechos de los trabajadores en el contrato colectivo se mantendrían sin afectar, lo mismo que la plantilla de los trabajadores.

A partir de 2000, señala el sindicalista, Grupo Carso utilizó a Telmex como plataforma para convertirse en el grupo financiero más poderoso del país.

«Empieza un desmantelamiento de Telmex, empezaron a sacar los servicios más rentables; les parecía que nuestro contrato y nómina era muy caros. Obviamente los ingresos de la empresa se cayeron. Además, dejaron de ponerse los recursos que se requerían para el fondo de pensiones».

Las finanzas de la empresa comenzaron a tener problemas.

«Viene una nueva ley de telecomunicaciones en el gobierno de Peña Nieto donde el Ifetel le impone una serie de sanciones a Telmex que hace que caigan más sus ingresos. Las malas decisiones por tratar de no incluir a los trabajadores en el servicio de la empresa para evitar pagar el costo del contrato colectivo de trabajo hacen que la situación de la empresa se dificulte», continúa.

Luego de algunas concesiones por parte de los trabajadores, llegó un desacuerdo cuando la empresa propuso que los nuevos trabajadores carezcan de jubilación.

«La empresa unilateralmente para tratar de obligarnos a aceptar el acuerdo ha dejado de contratar personal, y para ello nosotros estamos utilizando los recursos que la ley nos permite con un emplazamiento a huelga por violaciones al contrato que traemos arrastrando hace tres años y ahora con la revisión salarial que nos corresponde. Estamos tratando de terminar el arreglo esta semana, pero la verdad yo lo veo muy complicado, no hemos logrado avanzar lo suficiente y el vencimiento es la semana próxima. Y sí veo altas posibilidades de conflicto. Si no logramos un acuerdo es probable que tengamos que ir a esa decisión, pero la asamblea se va a instalar el lunes 18 presencialmente… Ahí valoraremos la situación, pero la verdad las posibilidades de un conflicto son muy altas.

¿Qué implicaría una huelga en Telmex?

-Tenemos alrededor de 22 millones de clientes con línea telefónica, tenemos 300 mil kilómetros de fibra óptica, es la principal del país, podría decir que la otra parte de los clientes que no están en Telmex se tienen que comunicar a través de la red de Teléfonos de México.

– ¿De qué pasivo hablamos en Telmex?

-Nosotros somos 63 mil telefonistas. El pasivo laboral es de 240 mil millones; comparado contra el de Pemex o la CFE no es de esa dimensión. En realidad la empresa sólo ha puesto 140 mil millones, no ha puesto todo el pasivo que la ley le obliga.

Como cambiaron las reglas de contabilidad, una empresa que no tiene completa la bolsa, antes eso no pasaba, ahora con estas disposiciones sí, la cantidad que falta se lo apuntan en sus finanzas y con ese faltante no hay finanzas que resistan. Si tuviera la bolsa completa no tendría este problema, si no hubiera sacado los servicios más rentables, tampoco, y con lo que hemos ayudado la situación de la empresa sería inmejorable…

Estamos tratando de llegar  a un acuerdo para que el pasivo disminuya, que los trabajadores cambien una parte de su pasivo laboral, una parte de su salario, por un paquete accionario por el mismo valor de lo que ellos quieran hacer. Es voluntario, es en el porcentaje que quieran, ese paquete accionario es permanente. Cuando se jubila un compañero y fallece se acaba el ingreso, no le queda nada a su familia, el paquete accionario le queda a la familia y lo puede vender, queda como un patrimonio.

Está la propuesta literalmente armada, sí tratamos de llegar a un acuerdo con la empresa…

Cada año le debieron hacer aportaciones al fondo para que se tuviera la cantidad que se requiere, no lo hicieron, lo invirtieron en la red, bueno, no está mal tener una red como la que tenemos ahora pero no lo pusieron en el fondo de pensiones, no lo pusieron, no está…¡Telmex tiene tres años con pérdidas?

Dos, va para el tercero, pero por esa nueva contabilidad cargan ese pasivo a sus finanzas y eso pone en números rojos. No es porque la empresa pierda, es porque contablemente al cargar lo que le falta de fondo de pensiones aparece en números rojos. La empresa tiene ingresos para salir adelante.

Para no complicarnos, ¿el dinero está, que no lo quieran destinar a lo que plantean que forma parte del contrato es otra cosa?

Así es.

¿Ha participado Slim en las negociaciones?

-Sí he tenido reuniones con él…

¿Cuál es el impacto que tendría una huelga en las telecomunicaciones?

-En la primera huelga bajamos el switch y no hubo servicio telefónico. En la segunda huelga no fue posible, el gobierno requisó la empresa y no nos dejó bajar el switch, y con eso tuvimos que trabajar, el servicio no se suspendió, pero nosotros sí dejamos de trabajar.

No sabemos qué va a hacer el gobierno, si no requisa se suspende el servicio telefónico, y con el internet, la fibra óptica, hay muchos servicios que van a ser automáticos, esos no suspenden, pero los otro sí se suspendería. Ahí depende lo que haga el gobierno, pero este gobierno dice que no tiene intención de requisar este recurso. Creo que en estos días nos van a mandar llamar para que intervenga el gobierno y ayudarnos a solucionar el problema…

De manera concreta, específica para un usuario de la telefonía, ¿cómo afectaría la huelga?

-Tendría dificultades para conectarse, de todas maneras habría posibilidades de conectarse pero sería como esos momentos de sismo, cuando se saturan las llamadas las comunicaciones y se empieza a dificultar. No moriría totalmente hay otras empresas, otras redes, pero impactaría cuando menos a la tercera parte de los usuarios. La otra parte se saturaría y se alentaría, espero que no tengamos que llegar a eso.

Usted dice que en el siguiente período de elección de secretario ya no va a participar.

-Así es. Por eso si a la empresa le interesa que me vaya me debería ayudar a resolver el problema, si el gobierno quiere que me vaya que ayude a resolver el problema, aquí lo dejo firmado con ustedes.

Aquí puedes ver la entrevista completa en

“El presente artículo es propiedad de Pie de Página

Ledesma, E.; Nájar, A. (2021). “Sería como en un sismo”: el colapso telefónico por la inminente huelga en Telmex. Pie de Página. Recuperado el 13 de mayo de 2021 de: https://piedepagina.mx/seria-como-en-un-sismo-el-colapso-telefonico-por-la-inminente-huelga-en-telmex/

Empleados de todo el mundo esperan poder seguir trabajando en casa

El home office ha permitido a miles de mujeres llevar consigo su labor de madres y su desempeño profesional.
El home office ha permitido a miles de mujeres llevar consigo su labor de madres y su desempeño profesional. Foto Cuartoscuro

AFP | La Jornada

Jueves 6 de mayo del 2021

La crisis del covid-19 ha revolucionado la forma de trabajar y en lugares como San Francisco, Ámsterdam, Londres, Singapur o París muchos esperan seguir trabajando en casa en el futuro, según una encuesta internacional presentada el martes.

La encuesta fue encargada por Actineo, un observatorio de la calidad de vida en el trabajo, creado en 2005 por la industria francesa del mueble.

Se llevó a cabo en cinco grandes ciudades o grupos de ciudades: Gran París (12 millones de personas), Gran Londres (9,3 millones de personas), Ámsterdam-Rotterdam-La Haya (7,5 millones de personas), San Francisco-Seattle (11,2 millones de personas) y Singapur (5,7 millones de personas).

Entre enero y febrero se interrogó a unos 3 mil empleados y autónomos, que representaban diferentes sectores, grupos de edad y tamaños de empresa.

El 85% de los encuestados afirma que el trabajo desde casa se convertirá en una parte cada vez más importante de su vida laboral en el futuro, independientemente de que tengan experiencia previa, y que la situación ideal sería “dos o tres días a la semana”.

Alrededor del 24% de ellos querría incluso trabajar a tiempo completo desde casa, una forma de trabajo que consideran “bien percibida y fomentada” por su empresa en un 67%, e incluso “muy fomentada” según el 24% de los encuestados.

Los principales obstáculos para el teletrabajo, aparte de las tareas que no se adaptan (26%), son un empleador que no lo apoya mucho, según el 29% de los encuestados

Otros no quieren teletrabajar por la interferencia de su vida laboral en su esfera privada (22%).

La mayoría de los encuestados admiten que les resulta difícil mantener el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, o que no tienen el equipo o el espacio adecuados en casa.

El presente articulo es propiedad de La Jornada.

AFP. (2021). Empleados de todo el mundo esperan poder seguir trabajando en casa. La Jornada. Recuperado el 6 de mayo del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/notas/2021/05/04/sociedad/empleados-de-todo-el-mundo-esperan-poder-seguir-trabajando-en-casa/