Aprendizaje sin fronteras

Karina González Fauerman | Yo También

Viernes 11 de septiembre de 2020

La Fundación Mosaico Down ideó un programa de clases a distancia para que alumnos con síndrome de Down y discapacidad intelectual continúen con su desarrollo académico y socioemocional durante la pandemia

Fotografía de una maestra parada dando su clase. Sostiene un cuaderno en las manos.

Debido al riesgo de contagio por la pandemia de coronavirus, el Homeschooling o educación en casa para niños es cada vez más popular en distintos países del mundo.  Aunque este sistema no es reconocido en México por la SEP, muchos padres que optan por esta forma de aprendizaje se basan en el artículo 3 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, que dicta que toda persona tiene derecho a recibir educación.

Para que los alumnos con síndrome de Down o discapacidad intelectual leve y moderada no se queden sin educación y continúen con su desarrollo durante esta etapa, la Fundación Mosaico Down ideó el programa “Mosaico sin Fronteras”. El objetivo es que las maestras, certificadas con licenciatura en pedagogía, psicología educativa o educación especial, en conjunto con los padres de familia, guíen a los alumnos a través de clases impartidas vía Zoom o Youtube.

“Actualmente tenemos 125 alumnos (desde lactantes de 1 a 4 años hasta los prelaborales de 18 años en adelante) que toman clases a distancia con duración de tres horas al día. Las actividades que se realizan varían de acuerdo al desarrollo de habilidades académicas como matemáticas, lectoescritura y terapias de lenguaje; además hay otras que estimulan su independencia y sociabilidad, entre ellas gastronomía, taekwondo y encuadernación”, explica Yesenia Escudero, directora de la Fundación Mosaico Down.

Según Escudero, uno de los mayores retos a los que se enfrentan con este sistema remoto es la disponibilidad de horario y la constancia requerida por los padres de familia (quienes tienen dificultades para conectarse a las sesiones reciben videos), así como la capacitación conjunta (familia y maestros) para dominar las herramientas tecnológicas.

Otro desafío es mantener la atención de los niños con síndrome de Down, pues sus periodos de concentración son muy cortos y tienden a distraerse fácilmente. En ese sentido, las clases deben ser divertidas y lúdicas para favorecer y estimular habilidades.

Desde su punto de vista, las clases a distancia no solo deberían tratarse de impartir un temario frente a una pantalla sino construir una alternativa bien estructurada con metodologías apropiadas al contexto y características socioculturales de cada persona; además, deberían ser económicamente accesibles.

“Ninguno de nuestros alumnos requiere de apoyo de sombra ya que todos los programas son adecuados en función de sus necesidades y habilidades.

“En Fundación Mosaico Down creemos que, más que un certificado que valida estudios, es importante para una persona con discapacidad intelectual tener los conocimientos prácticos para llevar una vida independiente que le permita incluirse plenamente en el ámbito social y laboral”, afirmó Escudero.

A tomar en cuenta:

-Para validar ante instancias oficiales los conocimientos aprendidos en casa a través del método homeschooling y obtener un certificado oficial de primaria y secundaria es posible realizar los exámenes del Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA). 

-El homeschooling comenzó a popularizarse a nivel mundial por distintas razones: la primera, aumento de violencia y atentados con armas de fuego; la segunda, el incremento en los casos de acoso escolar en las instituciones (bullying), y la tercera, el atraso en innovación educativa.

-En Estados Unidos, el homeschooling es una alternativa reconocida y bastante extendida; en algunos países de Europa también reconocen el derecho a la modalidad de escolarización en casa: Italia, Francia, Noruega, Finlandia, Bélgica, Hungría, Eslovenia, Reino Unido, Luxemburgo, Portugal, Austria, Suiza, Dinamarca e Irlanda. En otros destinos como Australia, Nueva Zelanda o Indonesia, también es una modalidad legal.-En México, menos de 1 % del presupuesto se destina para educación especial. Solo el 28% de las personas con discapacidad se incorpora en educación media superior y superior.

“El presente artículo es propiedad de Yo También

González Fauerman, K. (2020). Aprendizaje sin fronteras. Yo También. Recuperado el 14 de septiembre de 2020 de: https://yotambien.mx/aprendizaje-sin-fronteras/

Si eres una persona migrante o chicana que reside o trabaja en California y quieres contarnos sobre tu experiencia durante la pandemia de la Covid-19, te invitamos a contestar el siguiente formulario: https://forms.gle/WsvgX5ssfwjZWuCH7

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *