Inclusión en la industria del juguete, más que un juego de niñas y niños

Asesoría de expertos en diseño de prótesis y sillas de ruedas fueron parte fundamental para el equipo que participó en la creación de nuevos modelos para la colección de una de las muñecas más icónicas del mundo, la Barbie

Fotografía de siete muñecas de la colección Barbie Fashionistas, en la que se aprecia la diversidad de modelos por tonos de piel y cabello, pero también donde ya se aprecia a Barbie usuaria de silla de ruedas y a otra de las muñecas con una prótesis en la pierna. La primera de la muñecas tiene un vestido estampado verde y blanco y cabello largo color miel, la segunda piel morena y cabello corto rizado color negro; la tercera, es la Barbie en una silla de rueda moderna, completamente a escala y en color azul, le sigue otra muñeca con cabello largo color café; en seguida está la muñeca con prótesis en la pierna izquierda, ella tiene el cabello al hombro, color oscuro y lleva un vestido corto, color azul cielo; le sigue el Ken con bermudas gris y playera amarilla, y al final otra muñeca de cabello largo y negro.

Ivett Rangel | Yo También

—- | Lunes 12 de Julio del 2021 | — : —

¿Aún crees que Barbie es una muñeca delgada de piel blanca, ojos azules y cabello rubio? 

Quizá no has dado un vistazo a la colección Fashionistas, en la que Barbie, además de tener cinco versiones de cuerpo, entre ellas “petite” y “curvy”; también tiene 22 tonos de piel, incluso con vitiligo; 94 colores de cabello, luce increíble en color lavanda o tipo afro, y con 13 colores de ojos, ya no solo azules. 

Y destacan especialmente las Barbies con discapacidades físicas, en sillas de ruedas o con prótesis. 

De acuerdo con Entrepreneur, las ventas de la muñeca Barbie se dispararon en 2020, sus acciones aumentaron su valor en un 50 por ciento y Wall Street augura años de crecimiento para Mattel, empresa propietaria de la muñeca.

Fotografía de cuatro de los modelos de la colección Barbie Fashionistas. La muñeca rubia está de pie a un costado, con su brazo izquierdo doblado y posa su mano en la cadera, lleva puesta una falda con estampado animal print y una playera de color negro con la palabra "Rock" en ella; en el centro, en una silla de ruedas moderna, en color negro, rojo y plateado, una modelo de piel oscura, con cabello muy largo, color café y rizado, sostiene con unos lentes rosa en su cabeza, como si fueran una diadema y lleva un vestido de colores a rayas horizontales. A su derecha están dos modelos varones, uno de piel oscura con un conjunto de playera y short color lila y una par de figuras geométricas de colores pastel y otro muñeco de cabello rubio y tes blanca, lleva puesta una sudadera rojo con azul y un short color azul. Los cuatro modelos llevan atuendos de moda en colores fosforescentes y alegres. (Foto: Barbie Mattel).
Otros modelos de la colección donde se aprecia la diversidad e inclusión que son ya elementos claves de la icónica muñeca.

Y fue Mattel la que confirmó que los modelos inclusivos son los que han registrado un mejor desempeño que otras líneas. De hecho, durante 2020 el número uno en ventas fue la Barbie que viene con una silla de ruedas.

La línea Barbie Fashionistas se lanzó en otoño de 2016 y, tres años después, integró la primera muñeca en silla de ruedas y otra más con una prótesis. 

La colección 2021 incluye dos Barbies en silla de ruedas y, ahora, también un Ken. 

Barbie Fashionistas, de acuerdo con Mattel, tiene como propósito reflejar con mayor exactitud el mundo que las niñas ven a su alrededor y es su manera de apostar por la diversidad e inclusión. 

“Durante 60 años, Barbie ha sido un reflejo de la cultura y de la moda y estamos enfocados en evolucionar para seguir siendo la línea de muñecas más diversa en el mercado. La adición de las muñecas con discapacidades físicas representa una mejor manera en la que los niños ven el mundo. 

“Nuestro compromiso con la diversidad es clave a la hora de diseñar y estamos orgullosos de que las niñas de hoy conozcan una imagen diferente de la marca”, contó en su momento Kim Culmone, vicepresidenta de diseño de Barbie.

Para lograr las figuras con discapacidad, el equipo de Barbie trabajó de la mano de expertos del UCLA Mattel Children’s Hospital y de especialistas en el diseño de sillas de ruedas para crear un accesorio más apegado a la realidad. 

Imagen en donde se aprecian dos de los principales personajes de la colección Fashionistas. La muñeca Barbie, rubia y con cola de cabello, lleva un vestido de hombro caído, color azul, estampado, corto y con botines azules. Mientras Ken, a la izquierda, es un usuario de silla de ruedas. Viste pantalón oscuro, botines negros, y una camisa que combina un estampado a cuadros, en color rojo, amarillo y blanco, con las mangas azul claro. Ken sostiene en sus manos una guitarra. En la imagen también aparecen tres perritos de diferentes tonalidades de color café, uno de ellos se encuentra junto a una fogata. Y hay una tienda de campaña atrás de Barbie. Hay también una mochila al lado de la silla de ruedas de Ken y un banquito color rosa con una linterna de gas color naranja a lado de la pierna derecha de Barbie. (Fotografía: Barbie Mattel).
Ken en silla de ruedas es otro de los modelos de la colección que ha sido bien recibida por niñas y niños.

En cuanto al diseño de la pierna de prótesis, Mattel trabajó en 2019 con Jordan Reeves, una niña de entonces 12 años, cofundadora de la Fundación Born Just Right, que busca soluciones para que los niños con discapacidades vivan la vida de una manera más alegre.

La empresa también ha explicado que busca que los niños vean las historias que pueden encontrar en el mundo que les rodea y, así, redefinir lo que significa «parecerse a Barbie».

Barbie Fashionistas cuenta con más de 175 looks, y se ha posicionado como la línea de muñecas más diversa e inclusiva en el mundo.

El presente artículo es propiedad de Yo También.

Ivett Rangel (2021) Inclusión en la industria del juguete, más que un juego de niñas y niños. Yo También. Recuperado el 12 de Julio del 2021 en: https://www.yotambien.mx/actualidad/inclusion-en-la-industria-del-juguete-mas-que-un-juego-de-ninas-y-ninos/

448 personas de la población LGBT+ participaron en las elecciones en Oaxaca

  • Nancy Benítez, persona no binaria, ganó una diputación local.
  • Oaxaca, junto con Sinaloa, Sonora, Guanajuato, Aguascalientes, Michoacán, Edomex y CDMX contará con una diputada lesbiana

Patricia Birseño | Sem México

Oaxaca | Lunes 28 de Junio del 2021 | — : —

En cumplimiento a la resolución del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO) que estableció modificar los lineamientos en materia de paridad de género en favor del sector de la población LGBT+, 448 personas participaron en el proceso electoral pasado bajo esta cuota.

Como resultado de las acciones afirmativas y adscritos como personas LGBT+ incluyendo la categoría no binaria, Nancy Benítez y Froylán Medina Santos «Cachito», consiguieron una curul local y la alcaldía de Santiago Niltepec, abanderados de Morena .

Para el defensor de derechos humanos, José Alejandro Sandoval “la acción afirmativa contribuyó a revertir en el ámbito electoral la desigualdad en la representación del movimiento social de la diversidad, en la integración de ayuntamientos y diputaciones en Oaxaca”.

“De esta forma se concretiza esta identidad colectiva sexogenérica, que es la participación política de manera directa y en la toma de decisiones”, consideró

“Oaxaca, junto con Sinaloa, Sonora, Guanajuato, Aguascalientes, Michoacán, Edomex y CDMX contará con una diputada lesbiana, por lo que una vez más, la entidad oaxaqueña vuelve a marcar la pauta por el reconocimiento de los derechos de las personas LGBT+”, consideró.

El también coordinador de proyectos de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca refirió que, si bien son una minoría, frente a un Congreso del Estado y cabildo cisgénero (mujeres y hombres), ahora son visibles, con presencia social y política para concretar eventuales acciones incluyentes.

A su vez, Nashielly Aquino Luis, empresaria, activista y lesbiana se pronunció porque “el trabajo de los nuevos representantes populares, autoadscritos como homosexuales, trabajen por la inclusión, por la igualdad y la no discriminación, pues deben de trabajar para todas y todos (transversal), pero sin dejar de lado la agenda LGBT+.

“Tienen como responsabilidad atender a las necesidades que se han expresado durante años como personas LGBT+: seguridad, sistemas estatales de salud eficientes, oportunidades laborales y educativas”, asentó.

Por ejemplo, en el tema de seguridad, deben de revisar el estatus de carpetas iniciadas por los casos de crímenes de odio y homofobia. “La urgencia de contar con un protocolo de atención y acompañamiento a familiares de las víctimas”, consideró la fundadora de la cerveza artesanal Muxe.

Es largo el camino, para llegar a la representación LGBT+

Las acciones afirmativas que inciden a favor de las poblaciones afromexicanas, indígenas, con discapacidad y de la diversidad sexual, en el caso de Oaxaca, tiene su antecedente en los lineamientos de paridad que reconocieron a las personas trans, intersexuales y muxe en 2017.

En aquel entonces se llevó a un registro inédito de candidaturas trans, sin embargo, a partir de las denuncias de colectivos y defensores de derechos humanos, la autoridad jurisdiccional ordenó la cancelación definitiva de 17 candidaturas denunciadas como de hombres que simularon (mintieron) ser muxes, y que pretendían contender para presidencias municipales en dicho proceso electoral. En aquella ocasión sólo participaron dos candidatas muxes, abanderadas por el PRD: Felina Santiago y Mística Sánchez.

Jessica Jazzibe Hernández García, consejera del Instituto Estatal Electoral de Oaxaca y de Participación Ciudadana (IEEPCO) consideró que lo sucedido en el pasado proceso electoral, del 6 de junio, favoreció establecer esquemas que ayudan a revertir en el ámbito electoral la desigualdad en la representación de grupos vulnerados en la integración de ayuntamientos y diputaciones en Oaxaca, “sin que ello implique una transgresión a la vida interna de los partidos políticos”

Ahora el siguiente paso es que las personas LGBT+ puedan ejercer sus derechos sin discriminación, deben de hacerse visibles. “Es decir, no solo autoabscribirse, sino asumirse, para que la comunidad se sienta representada”, opinó.

SEM/pb/sj

El presente articulo es propiedad de Sem México

Patricia Birseño (2021) 448 personas de la población LGBT+ participaron en las elecciones en Oaxaca. Sem México. Recuperado el 28 de Junio del 2021 en: https://www.semmexico.mx/448-personas-de-la-poblacion-lgbt-participaron-en-las-elecciones-en-oaxaca/

En las elecciones, las mujeres con discapacidad reclamamos poca accesibilidad y personal capacitado

Un recuento desde mi silla de ruedas de una jornada electoral histórica por la cantidad de mujeres habilitadas para votar, como funcionarias de casilla, observadoras y candidatas.

Collage de dos fotografías de mujeres con discapacidad, a la izquierda aparece una mujer con playera de color verde, de fútbol, de la Selección Mexicana, con discapacidad motriz, tiene amputado el brazo izquierdo, con el brazo derecho enseña su dedo pulgar con una marca negra sobre el indicando que votó en las elecciones de México de 2021, la mujer de cabello castaño lleva puestos lentes oscuros sobre su rostro y una coleta con una trenza de lado, sonrí frente a la cámara. De lado derecho aparece la fotografía de una mujer de cabello castaño, corto, cubrebocas de color gris y playera blanca que se encuentra frente a un portón con un letrero del Instituto Nacional Electoral.

Jenny Bautista | Yo tambien

—- | Miércoles 9 de Junio del 2021 | — : —

No hay fecha que no se cumpla y al fin llegó el domingo 6 de junio: las elecciones más grandes en la historia de México, un proceso en el que la presencia de las personas con discapacidad sería más visible. 

Con eso en mente, desde temprano fui a votar a la casilla en la sección 4684, en la alcaldía de Cuauhtémoc, y desde ahí empezaron las situaciones ambivalentes: si bien había rampas, las casillas no estaban a una altura adecuada para una persona usuaria de silla de ruedas como yo. Pasé rápido, no había gente. 

Cuando pregunté a los funcionarios electorales por el registro de personas con discapacidad (pcd), no sabían nada al respecto. Les mencioné que esperaría a que lo encontraran, porque no pensaba irme sin anotarme, y que reportaría a la casilla por no estar registrando a las pcd. Tardaron unos minutos, pero encontraron las hojas y me registré. Vi a otra mujer con discapacidad votar, la esperé para preguntarle si le habían ofrecido la hoja y no fue así, así que regresó a pedirla. Ese hecho me lleva a pensar que, al menos en mi casilla, seguramente no registraron a todas las pcd que votaron. ¡Otra vez no nos contaron!

El derecho al voto significa que debe ser accesible, inclusivo y no discriminatorio desde toda la experiencia como ciudadanos y ciudadanas, así empieza Maryangel García el hilo en el que cuenta su experiencia en Nuevo León. Como dice Juana: ¡Nuestro voto cuenta y cuenta mucho!

Así como los resultados de las elecciones, las experiencias de accesibilidad en las casillas están divididas. Algunas fueron muy buenas y otras, con muchas áreas de oportunidad.  Pese a las adecuaciones que habían sido anunciadas para garantizar la accesibilidad en estos comicios, hubo innumerables fallas que lo impidieron y de ello dan cuenta diversas mujeres con discapacidad:

●     Desconocimiento por parte de los funcionarios de casillas acerca del registro para las personas con discapacidad, así lo comentan: Britanny, SaraíAndreaGuillerminaGabrielaDulce y Teresa.

●     Casillas en las que no había planillas en braille, o solo algunas pocas, como lo comparte Silvia

●     Casillas muy altas para usuarios de silla de ruedas, como le pasó a Shanen en su página Educación Accesible  y también lo comenta Brenda.

●     La casilla móvil no favorece a la privacidad. Zula comparte que aunque la atención que recibió fue excelente, su casilla móvil parecía queso con hoyos.

●     Casillas sin ningún tipo de accesibilidad, como lo comparte María José en una publicación en su cuenta personal.

Así vivieron la jornada las mujeres con discapacidad visual y auditiva

Sandy comparte: “Siento que con las plantillas braille uno tiene más independencia para hacerlo, y pues pude hacerlo de manera autónoma. #TengoDiscapacidadyVoté.

Moni: En la casilla donde emití mi sufragio no contaban con lupa ni con el registro de personas con discapacidad. ¿O el registro solo era para CDMX? Porque aquí en #Huajuapan dijeron que no tenían conocimiento.

Hilda Laura Vázquez, quien también fue candidata a diputada federal por el Movimiento Ciudadano comentó: “Yo acudí a votar en compañía de mi esposo, también una persona con discapacidad visual, y en nuestra casilla no había material en sistema braille, eso sí muy buena atención, no nos pidieron que nos formáramos, pero de accesibilidad nada”

O, como también lo reclama en su publicación Elizabeth, «¿De qué sirve que tengan las plantillas en braille, si no hay mecanismos que hagan denotar en que pinche cajita tengo que depositar?

La participación de las mujeres con discapacidad auditiva sigue fuera de las prioridades, tanto por la falta de apoyo de intérpretes de lengua de señas mexicanas como en el uso de cubrebocas transparentes en la zona de la boca, para apoyar a quienes pueden leer los labios.

Y ¿las funcionarias de casilla con discapacidad?

«Soy de Nayarit. En las elecciones del 2018 me tocó ser funcionaria de casilla, escrutadora. En la capacitación no se tocó ningún tema sobre discapacidad ni nada. Había una plantilla en braille que permaneció guardada en el paquete electoral. Este año me agradó que se actualizarán las guías, teniendo un apartado de discapacidad y varios protocolos de atención a este sector. Pero mi experiencia fue regular: el personal no estaba capacitado para atenderme, no sabían cómo adaptar la casilla. Sin embargo, me alegra que en el sector se está visibilizando”, me contó Shanen Uribe.  

Diana por su parte dijo que “fui funcionaria de casilla y noté que muchas personas con discapacidad como yo no tenían idea de la hoja de registro, y lo que hice fue mencionarles la importancia a cada persona que iba de registrarse. Al empezar a montar la casilla traté de que respetaran los espacios de accesibilidad para las pcd y, aunque no fueron muchas personas a votar, la accesibilidad es importante y considero que sería bueno que también nosotros nos incluyéramos más en las casillas. Para hacer ese cambio, que se hagan respetar nuestros derechos y necesidades y no hay mejor que nosotros mismos mostrarles a la gente cómo se tiene que hacer”.

En el caso de Leslie, me dijo que ella (con discapacidad motriz) “no me afectó realizar todo lo que se necesité durante las elecciones. Me alegró saber que el INE proporcionó plantillas braille por si alguna persona con discapacidad visual llegase a votar. En la casilla no había rampas pero sí  algunos escalones bastante pronunciados. Por eso -creo- no vi a ninguna persona en silla de ruedas. Falta más conciencia por parte del INE para asegurar una accesibilidad real en todas las casillas”.

Diana Arocena es una decana en estos temas porque ya es la segunda vez que es nombrada Observadora Electoral con Discapacidad por la fundación Los Dos Mexicanos AC. Su función es que las pcd y las personas mayores reciban un trato digno. A ella le tocó estar en una casilla en Pantitlán, donde todo transcurrió de manera correcta.

Collage de dos fotografías de mujeres con discapacidad, a la izquierda aparece una mujer con sombrero ancho de color negro y playera gris que se encuentra sentada en una silla de ruedas frente a una casilla electoral de color blanca, se aprecia que no alcanza a escribir porque la casilla queda demasiado alta para ella. A la derecha, la misma mujer se encuentra en un salón para niños, con mesas de tamaño pequeño, en donde puede escribir sobre las boletas electorales para ejercer su voto.

“¿Por qué no fui a votar?”

Las mujeres con discapacidad que no participaron en las elecciones del 6 de junio dijeron claramente en redes sociales las razones de su ausencia:

  1. Enfermedad, como dijo Michell
  2. Por tener su INE vencida (hacer estos trámites tampoco es sencillo ni accesible).
  3. Mujeres adultas mayores que nunca tuvieron INE.
  4. Falta de accesibilidad, como relató Susana.

Se habla mucho de la amabilidad de los ciudadanos que fungieron como funcionarios de casilla y se agradece; sin embargo, la buena voluntad no es suficiente para garantizar el cumplimiento de nuestros derechos, es por eso que comparto el link del cuestionario realizado por Libre Acceso AC para que puedan evaluar si sus casillas fueron accesibles o no.

Gracias al uso del hashtag #TengoDiscapacidadYVoté. Ayudó a visibilizar la participación ciudadana de las personas con discapacidad.

Si bien fuimos testigos de mejoras de una elección a otra,  aún faltan más apoyos, una mayor difusión de las acciones afirmativas que permiten presentarse como candidatos y una mayor cobertura nacional (no es lo mismo la información en la CDMX que en el resto de los estados).

Solo me queda una duda con las promesas de campaña de quienes ganaron, ¿las mujeres con discapacidad podremos experimentar realmente el cumplimiento de alguna de esas promesas que nos beneficie?

El presente articulo es propiedad de Yo tambien.

Jenny Bautista (2021) En las elecciones, las mujeres con discapacidad reclamamos poca accesibilidad y personal capacitado. Yo tambien. Recuperado el 9 de Junio del 2021 en: https://www.yotambien.mx/actualidad/en-las-elecciones-las-mujeres-con-discapacidad-reclamamos-poca-accesibilidad-y-personal-capacitado/

Los casos de éxito de inclusión educativa durante la pandemia son posibles

Captura de pantalla de un evento por la plataforma de videollamadas Zoom la Licenciatura en Pedagogía e Innovación Educativa de la Universidad Intercontinental en donde aparecen aproximadamente 25 personas en pantalla, doce mujeres y trece hombres.

— | Yo también.

—- | Viernes 28 de Mayo del 2021 | — : —

La Universidad Intercontinental convocó a docentes y estudiantes a una jornada para compartir y evaluar el aprendizaje de personas con discapacidad intelectual obtenido en las clases a distancia debido a medidas de prevención sanitaria para reducir contagios de coronavirus SARS-CoV-2.

A 14 meses de que el planeta cambió por la presencia de un virus y se modificaron las actividades cotidianas, la Licenciatura en Pedagogía e Innovación Educativa de la Universidad Intercontinental (UIC) convocó a su comunidad a reunirse y evaluar la experiencia y el aprendizaje que se adquirió, con un foco específico en las personas con discapacidad intelectual.

La “Jornada de inclusión educativa para personas con discapacidad durante la pandemia: prácticas docentes y experiencias estudiantiles” fue el espacio para que las y los participantes compartieran cómo vivieron las clases a distancia y el trabajo que les significó.

En este cometido fue fundamental la intervención del maestro Juan Bribiesca y la licenciada Cynthia Martínez, quienes son los facilitadores en la UIC para el programa Construyendo Puentes–CAPYS (Centro de Autonomía Personal y Social), creado en 2012 para la inclusión a la vida universitaria de jóvenes con discapacidad intelectual.

En su oportunidad, compartieron cómo estructuraron un programa emergente a distancia para continuar con el desarrollo de las habilidades entre las y los estudiantes, a través del correo electrónico, Whatsapp, video llamadas y plataformas de comunicación.

“Conforme pasaron las semanas y se prolongaba el trabajo remoto, trasladamos los objetivos del curso y los talleres al modo virtual; aprendimos a usar distintas plataformas para las clases interactivas y realizamos manuales que hicieran más sencillo su uso entre las y los jóvenes. El apoyo de sus familias ha sido clave para que cuenten con equipos de cómputo y herramientas de trabajo desde casa”, narró Bribiesca.

En su oportunidad, Martínez mencionó que pese a la pandemia, los integrantes de Construyendo Puentes han continuado en las clases inclusivas: “Desde que el programa se incorporó a la Universidad hace 8 años, han tenido las puertas abiertas para asistir a los eventos escolares y a clases en licenciaturas como Pedagogía, Mercadotecnia o Nutrición, brindándoles las adecuaciones pertinentes y dando seguimiento, y ahora continúan participando a distancia”, expuso.

Desde la UIC, los facilitadores también dan continuidad a quienes egresan de Construyendo Puentes a través del programa Servicios de Apoyo para la Vida Independiente (SAVI), cuyo objetivo es la inclusión plena en la comunidad y en el aspecto laboral. Quienes ya trabajaban antes de la pandemia, siguieron con sus labores desde casa a través del “home office” y los facilitadores implementaron acciones de acompañamiento con la ayuda de practicantes profesionales y de servicio social.

Experiencias ganadoras

Durante el evento, dos jóvenes de Construyendo Puentes expresaron cómo ha sido su experiencia educativa y laboral durante la pandemia. Andrea Vázquez tiene 25 años y está por terminar el último semestre del programa; toma clases vía Zoom, ve a los amigos por videollamada, ha aprendido a escribir en la computadora, a mandar mensajes y correos y a ver películas; ayuda en casa y dentro de sus pasatiempos están escribir, hacer matemáticas, colorear mandalas, bailar, ayudar a hacer la comida y jugar con sus perros.

“Me he sentido contenta y feliz, aunque me da un poco de miedo contagiarme del coronavirus… extraño a mis amigos, me gustaría verlos, salir a la calle y a lugares como antes”, mencionó en su intervención. Expresó que se ha sentido incluida en la UIC con las actividades escolares y también en su trabajo a distancia en la biblioteca de un colegio particular.

Por su parte, Francisco Miranda de 22 años cursa 4º semestre del programa y dentro de sus pasatiempos se encuentran los videojuegos y hacer ejercicio en la caminadora, jugar con su perro y reunirse con sus familiares. “Durante la pandemia me he sentido un poco estresado, pero tranquilo al mismo tiempo; no he sentido miedo. Puedo disfrutar más de mis familiares y despertarme más tarde pero extraño no poder ir a la universidad”, expresó.

Ha aprendido a usar distintas plataformas como Microsoft teams, Zoom y Google Meet y se está capacitando para obtener un empleo. En Google sheet hace tablas en las que tiene que poner errores que encuentra de una página. Le gusta platicar de las cosas que hace el fin de semana, los juegos de mesa y ayudar a lavar los coches. En la UIC se ha sentido incluido y le agrada el apoyo de sus facilitadores.

Inclusión e integración son posibles

Juan y Cynthia dieron a conocer que por más de 40 años, CAPYS A.C se ha dedicado a facilitar la integración, inclusión y participación en la comunidad de niñas, niños, adolescentes y adultos con discapacidad intelectual para apoyarlos junto con sus familias, en el conocimiento y ejercicio de sus derechos.

“En CAPYS es prioridad sensibilizar e informar a la comunidad universitaria sobre los derechos de participación de las personas con discapacidad al tiempo de generar una actitud empática, solidaria y de colaboración, que impulse el desarrollo de una política de universidad incluyente para eliminar barreras físicas, culturales y sociales e impactar la conciencia pública”, explicaron.

Durante el panel también expusieron su experiencia docentes del Centro de Atención de Estudiantes con Discapacidad, CAED-CETIS-19, como el licenciado Iván Velázquez, el licenciado Alejandro Ramos y la maestra Areli Mercado Morales, junto con Esmeralda Benítez, quien vive con discapacidad visual y estudia sexto semestre de bachillerato general, y Adrián Díaz de cuarto semestre quien es una persona con discapacidad intelectual.

Cerró el evento la maestra Mariela Cañete Alavés, de Domus, Instituto de Autismo, quien también es docente de la UIC e intervinieron la maestra Milena Pavas, directora de la Licenciatura en Pedagogía e Innovación Educativa, el maestro Omar de la Rosa, docente de la carrera y Valentina Jiménez, quien fungió como moderadora.

El presente articulo es propiedad de Yo también.

—- (2021) Los casos de éxito de inclusión educativa durante la pandemia son posibles. Yo también. Recuperado el 28 de Mayo del 2021 en: https://www.yotambien.mx/actualidad/los-casos-de-exito-de-inclusion-educativa-durante-la-pandemia-son-posibles/

España modifica su Constitución para reemplazar el término disminuido por persona con discapacidad

Redacción | Yo También

Lunes 17 de mayo de 2021

Fotografía de un libro de pasta negra sobre una mesa de madera, a un costado aparece un mazo de juez, ambos elementos pretenden representar gráficamente la idea de justicia.

El gobierno español se sube a la definición que recomienda la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, el tratado escrito por el mexicano Gilberto Rincón Gallardo hace 13 años.

El Consejo de Ministros de España aprobó la reforma al artículo 49 de la Constitución para eliminar el término ‘disminuido’ y comenzar a utilizar ‘personas con discapacidad’. 

Muchas organizaciones de la sociedad civil festejaron esta iniciativa de reforma, aprobada el martes 11 de mayo, que es la primera en cuatro décadas que tiene un claro contenido social. 

Como recomienda la  Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas (el primer gran tratado para esta minoría que México impulsó gracias a su autor, Gilberto Rincón Gallardo), el enfoque ahora en España de la discapacidad será una cuestión de derechos humanos. Con este cambio se termina por desterrar la concepción médico-rehabilitadora para poner el énfasis sobre los derechos y deberes de todos los españoles que viven con alguna discapacidad.

Debes leer: Opinión: Carta abierta al señor Presidente de la República

Pero no se trata solo de una cuestión semántica, sino de una serie de cambios que esta definición trae consigo: se comienzan a aplicar cuestiones menos asistencialistas y se prohíbe expresamente cualquier tipo de discriminación. La reforma obliga además a los poderes públicos a “garantizar su plena autonomía e inclusión social, respetando sus preferencias y libertad de elección”. 

Un punto no menor que lleva esta modificación constitucional en España es sumar una perspectiva de género que atienda la situación particular de las mujeres y niñas con discapacidad, que son víctimas de discriminación múltiple. 

Se estima que en España viven 4.12 millones de personas con discapacidad, lo que representa aproximadamente el 9% de la población total. Para este año 2021, el Instituto Nacional de Estadística (INE) de ese país publicará una nueva encuesta ‘Discapacidad, Autonomía Personas y situaciones de Dependencia’, para actualizar los datos, ya que el último estudio se publicó en 2008 con cifras de 2007.

“El presente artículo es propiedad de Yo También“.

Redacción (2021). España modifica su Constitución para reemplazar el término disminuido por persona con discapacidad. Yo También. Recuperado el 19 de mayo de 2021 de: https://www.yotambien.mx/actualidad/espana-modifica-su-constitucion-para-reemplazar-el-termino-disminuido-por-persona-con-discapacidad/

Fundamental las redes de apoyo para las LGBTTTIQ+ en tiempos de pandemia en América Latina

Elda Montiel, SemMéxico

17 de mayo de 2021

  • Vulnerabilidad económica, reconfiguración política del mapa en la región por los gobiernos conservadores.
  • Análisis inicial en tres países realizado por el Fondo Mujeres del Sur en el 17 de mayo

Elda Montiel
SemMéxico, Cd. de México, 17 de mayo 2021.- La crisis desatada por la pandemia del Covid 19 reveló la profunda vulnerabilidad socioeconómica de la comunidad trans/trasvesti en Argentina, Paraguay y Uruguay, países que han tenido avances desiguales en la ampliación de derechos.

La reconfiguración del mapa latinoamericano en términos políticos, con la llegada de gobiernos conservadores de derecha, en estos países plantea incertidumbre en cuanto al avance del pleno reconocimiento de derechos de la población LGBTTTIQ+. Y también la posible sanción de leyes con efecto retroactivo que borren lo conquistado.

La emergencia sumó la tarea asistencial y el desafío de mantener el encuentro mediante redes y streaming, sin que se debiliten los espacios construidos. Dado que el activismo se ha movilizado en los últimos años con demandas sostenidas por mejoras concretas en salud, trabajo, vivienda, educación y una vida libre de violencias.

En un estudio exploratorio realizado para el Fondo Mujeres del Sur (FMS) por Guadalupe Allione Riba, Fidel Azarian, Candela Conmmeres Benejam, Melina Deangeli y Ana Fiol, concluyen que es complejo pensar en una agenda política postpandemia -porque no se avizora el final de la emergencia sanitaria-, aunque les parece claro que mantener las redes de apoyo, aun en su modalidad virtual, la contención afectiva y emocional son las prioridades del momento.

Cabe recordar que el Fondo de Mujeres del Sur (FMS), es una fundación que, desde el 2007, brinda apoyo financiero y acompañamiento a organizaciones que promueven los derechos de las mujeres y personas LBTIQ+, principalmente en Argentina, Uruguay y Paraguay.

Señala el estudio que Argentina y Uruguay son países con claras políticas de reconocimiento de derechos y garantías. En cambio, Paraguay no produjo avances favorables en materia legislativa y cuenta con una oposición activa en movimientos “provida” y “profamilia”. Sus discursos han permeado las cámaras legislativas, impidiendo el tratamiento de leyes de ampliación de derechos.

Mientras los feminismos y organizaciones LGBTTTIQ+ han ganado terreno y logrado, con su activismo, la ampliación de derechos y garantías, también crecen oposiciones con raíz religiosa, aliadas de partidos conservadores, con fuerte apoyo ciudadano y que han alcanzado escaños parlamentarios por medio del voto o por designaciones en reparticiones clave. Estas son las tensiones que atraviesan América Latina

Matrimonio igualitario

Argentina se convirtió en un país pionero en la región al sancionar en 2010 la Ley de Matrimonio Igualitario. Uruguay también tiene Ley de Matrimonio Igualitario y las parejas del mismo sexo pueden adoptar.

Brasil, Colombia y algunos estados en México legislaron normativas similares. Chile ha dado media sanción al proyecto de matrimonio igualitario.

Ya lo dictaminó la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Opinión consultiva, 2017): se debe reconocer el pleno derecho de los vínculos familiares entre dos personas del mismo sexo. De modo que los veinte países que reconocen a la OEA deben aceptar el mandato.

Identidad de Género

En cuanto a la Identidad de Género, la Argentina reconoce legalmente el género autopercibido sin necesidad de cirugías, tratamientos hormonales o médicos de otra índole con una ley aprobada en 2012.

Con otros matices, existen normativas similares en Uruguay, Colombia, Bolivia, Ecuador y Perú. En Venezuela, se requieren diferentes elementos de prueba para el reconocimiento legal.

Brasil –escenario de crecimiento de movimientos conservadores y antiderechos– estableció en 2018 la posibilidad del cambio de nombre en registros civiles para personas transexuales y transgénero mayores de 21 años y sin intervención quirúrgica.

En Paraguay, la autorización al cambio de nombre, aunque establecido en el Código Civil, ocurre en casos excepcionales y es controversial para personas trans.
Belice despenalizó recién en 2016 los actos sexuales consentidos entre personas del mismo sexo.

Tensiones por la diversidad en América Latina

Se advierte que grupos fundamentalistas han calado hondo con sus denuncias descalificadoras de “Ideología de género” ante lo que representa diversidad. Con el permiso de los gobernantes de turno, propagan y legitiman discursos de odio. La presión de estos grupos conservadores se observa en Argentina, con su férrea oposición a la Ley de Educación Integral (ESI) y su participación durante el debate de la ley de interrupción legal del embarazo.

En Brasil, con discurso oficial a favor de la familia tradicional y la designación en puestos clave de religiosxs que proponen hasta “terapias de cura homosexual”.
Uruguay y Paraguay, con algunas diferencias, también muestran estas tensiones. En Uruguay, pese a su alto porcentaje de secularización y con separación de Iglesia y Estado, la llegada de un gobierno conservador empieza a exhibir el crecimiento de grupos -religiosos y laicos- en franca oposición a los feminismos y activismos LGBTTTIQ+.

Paraguay cedió frente a estos grupos al prohibir la circulación de materiales de educación sexual de las escuelas, orden que provino directamente del Ministerio de Educación y Ciencia, cuyo titular entonces (2017) era Enrique Riera

Uno de los grandes desafíos es avanzar hacia un marco legal de plenos derechos de las poblaciones LGBTTTIQ+ y, sobre todo, de las personas travestis y trans en materia de inclusión laboral, previsional y acceso a la salud.

Impacto del Covid 19 en Argentina, Uruguay y Paraguay

En Argentina la restricción de circulación impactó de manera dramática en la población trans/travesti (el 95 por ciento de las mujeres trans ejerce trabajo sexual). Más de 50 mujeres trans/travestis, trabajadoras sexuales de CABA, provincia de Buenos Aires y Córdoba sufrieron intentos de desalojo pese a la prohibición gubernamental de desalojar dispuesta en la pandemia.

Mediante el trabajo de agrupaciones trans/travestis y LGBTTTIQ+ con organizaciones políticas y sociales surgieron alternativas -al contar con maquinaria, materiales y espacios físicos-, como la producción y ventas de barbijos, emprendimientos autogestivos de producción de alimentos y productos de primera necesidad.

En las zonas alejadas a los centros urbanos, a pesar de que no todxs lxs activistas tienen acceso a redes, se realizaron actividades en diversas plataformas y las organizaciones realizaron colectas de dinero y se las hicieron llegar.

En Uruguay las organizaciones LGBTTTIQ+ reconocen que la emergencia no marcó una diferencia en el acceso a la salud; no hay denuncias recibidas por falta de atención de salud sexual y (no) reproductiva, o vinculados a tratamientos de VIH y hormonizaciones. Sí muestran una preocupación extrema por el nuevo ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, conservador y cercano a las fuerzas armadas, firme opositor a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

Los esfuerzos del activismo en pandemia se volcaron a la asistencia material de la
población más vulnerable: ollas populares, entregas de bolsones con alimentos a
personas del colectivo trans/travesti y a otrxs, también vulnerables, no pertenecientes a la comunidad LGBTTTIQ+. Se asistió con fondos de donaciones a compañeros o compañeras trans/travestis para mantener la vivienda y el pago de servicios básicos.

La violencia familiar y de género aumentó en todas las identidades del colectivo. La organización lésbica consultada puso especial acento en la violencia entre lesbianas, que requiere una respuesta estatal: las denunciantes son revictimizadas en las comisarías a las que acuden en busca de protección.

Los discursos de odio en los medios no cesaron durante la pandemia y dos programas de televisión: “El repasador”, por Canal 13 y “El Gran Debate”, de Unicanal, fueron señalados como reproductores de estos discursos y por prestar su espacio a referentes conservadores y fundamentalistas.

Aún en pandemia se consolidaron redes de trabajo entre organizaciones, algunas
con espacios de Argentina vinculados a los derechos laborales de las trabajadoras
sexuales. Las organizaciones lésbicas continuaron su trabajo con espacios de comunicadoras feministas y con la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (CODHEUPY); siguieron con las presentaciones judiciales por el derecho a visitas íntimas para lesbianas privadas de su libertad. Hubo actividad en centros culturales con personal de la música invitados e invitadas.

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

Montiel, E. (2021). Fundamental las redes de apoyo para las LGBTTTIQ+ en tiempos de pandemia en América Latina. SemMéxico. Recuperado el 18 de mayo de 2021, de https://www.semmexico.mx/fundamental-las-redes-de-apoyo-para-las-lgbtttiq-en-tiempos-de-pandemia-en-america-latina/

Nueve pesos diarios pueden ayudar a fondear estudios universitarios

La Universidad Ibero Puebla lanzó un programa de fondeo para recabar 10 millones de pesos y mantener los apoyos económicos que reciben seis de cada diez alumnos

Viridiana Rodríguez (@Viridia36252241 ), Lado B (@ladobemx)

12 de mayo de 2021

Lado B
*Foto de portada: cortesía Ibero

Una beca al 100 por ciento, la beca Arrupe, fue la llave que le permitió a Eliel Sánchez cursar sus estudios universitarios, graduarse como abogado y posteriormente estudiar un doctorado en Ciencias Jurídicas en la Universidad de Harvard; en el caso de Marcos Shilon, la beca le permitió estudiar Derecho para dedicarse a la asesoría de organismos internacionales en asuntos relacionados con pueblos originarios, y de esta manera honrar sus orígenes. 

Ambos forman parte de las miles de personas beneficiadas por el programa de becas de la Universidad Iberoamericana, que durante mucho tiempo se sostuvo con recursos propios y que hoy, ante el aumento de solicitudes que trajo la pandemia, requiere de la conformación de un fondo de 10 millones de pesos para garantizar su continuidad.

Así, para nutrir el Fondo Sigue Adelante, se ideó un programa de donantes recurrentes que pueden hacer una aportación mensual de 250 pesos, es decir, menos de nueve pesos diarios que permitirán continuar con el apoyo a 2 mil 500 estudiantes.

También existen esquemas de participación para las empresas que, dependiendo del monto aportado, tienen acceso a una serie de beneficios, como capacitaciones y talleres que requiera su personal, por ejemplo, sobre trabajo remoto.

Mónica Almanza, coordinadora de Procuración de Fondos, comenta que, actualmente en el campus, seis de cada diez jóvenes universitarios reciben algún tipo de apoyo económico o beca (que puede ir del 20 hasta el 100 por ciento dependiendo la necesidad económica y promedio académico).

Con el Fondo Sigue Adelante, la Ibero Puebla recabar 10 millones de pesos y mantener los apoyos económicos que reciben las y los alumnos
Foto: Cortesía Ibero

Y destaca la importancia que este tipo de programas tienen en el aspecto social, debido a que el acceso a la educación disminuye la violencia en las poblaciones, promueve la equidad de género e incluso aleja a la juventud del crimen organizado.

“[Cuando] le damos una oportunidad a chicos como Eliel (…) les [estamos] mostrando alternativas, [estamos] mejorando su calidad de vida y la de su entorno”, dice Almanza.

Por último, la coordinadora comenta que, la filosofía de la Universidad es, además de dar educación de excelencia, que esta sea incluyente: “eso beneficia a chicos [y chicas] que vienen de comunidades muy pobres, que no cuentan con los recursos propios para fondear sus estudios pero que tienen un ímpetu grandísimo y que están decididos a estudiar y a cambiar su realidad y la de su entorno”.

Si te interesa donar para este Fondo da clic aquí.

***Contenido patrocinado***

*Foto de portada: cortesía Ibero

“El presente artículo es propiedad de Lado B

Rodríguez, V. (2021). Nueve pesos diarios pueden ayudar a fondear estudios universitarios. Lado B. Recuperado el 14 de mayo de 2021, de https://www.ladobe.com.mx/2021/05/nueve-pesos-diarios-pueden-ayudar-a-fondear-estudios-universitarios/

Por un semestre, y a evaluar, aceptan a Antonio en Colegios Residenciales de la UDLAP

Katia D’Artigues | Yo También

Lunes 10 de mayo de 2021

Luis Alberto Flores Camacho, vestido con ropa deportiva, está sentado en su silla de ruedas mientras levanta pesas con los brazos como parte de los entrenamientos que realiza para mantener su condición física y poder participar en competencias.

El joven estudiante y su familia agradecen el apoyo que recibieron de miles de personas, después de que Yo También dio a conocer su petición a las autoridades de la universidad.

Tras que el miércoles pasado en Yo También contamos la historia de Luis Antonio Flores Camacho, un estudiante ya aceptado en la Universidad de las Américas, en Puebla (UDLAP), al que se le había negado, por considerarlo “un riesgo” para él mismo, vivir en una de las residencias universitarias, llamadas “Colegios Universitarios”, la Universidad reconsideró.

Antonio, quien comenzará a estudiar Ingeniería Mecatrónica, es un atleta de Cross Fit internacional, vive con una discapacidad motriz, camina tramos cortos y es usuario en silla de ruedas y lo único que pedía era una habitación en planta baja. Su historia la puedes leer aquí.

El viernes 7 de mayo, dos días después de nuestra publicación, recibió una carta firmada por Abigail Villaseñor García, directora de Colegios Residenciales, quien le da la noticia de que estará asignado al Colegio José Gaos, que cuenta con un dormitorio en planta baja “y cuyos servicios sanitarios (regadera y WC) son más adecuados a tus necesidades”.

Sin embargo, la funcionaria universitaria declara que esto será sólo por un semestre, tras el cual “serán valorados los resultados de tu estancia”. 

Consideran que la inclusión de Antonio es una “excepción”. Y además añade: “Es importante mencionar que dicha estancia es bajo tu propio riesgo y con el conocimiento pleno de las condiciones en las que se encuentran las habitaciones e instalaciones del inmueble referido”.

 La carta la puedes ver aquí:

Copia de la carta en la que autoridades universitarias notifican a Luis Antonio que podrá instalarse en una residencia universitaria durante un semestre; después, analizarán su caso.
Carta que enviaron las autoridades de la UDLAP a Luis Antonio para notificarlo que será aceptado en una de las residencias universitarias, aunque solo durante un semestre. Después, de ese lapso analizarán si puede continuar o no.

Ha sido una experiencia de un gran aprendizaje: Antonio

“Toda esta experiencia ha sido un gran aprendizaje y verdaderamente puedo decir que me abrió los ojos, pues no fue algo que había vivido de primera mano.

“Cuando recibí esa carta definitivamente me sentí muy feliz y muy agradecido con la oportunidad que se me brinda, sin embargo, también me hizo darme cuenta aún más de la realidad de la UDLAP”, comenta el propio Antonio.

“Una, en la que se creen los encargados de juzgar qué es lo mejor para mí, cuando yo en ningún momento solicité nada más que un cuarto en planta baja. La inclusión en ningún momento se trata de pedir o dar un trato especial, sino de incorporar”.

Su madre, Isabel Camacho manda un mensaje de agradecimiento a todas las personas que contribuyeron a compartir, comentar la historia de Antonio y lograr este cambio en la UDLAP: “Es en la adversidad y en la dificultad cuando se descubren nuevos caminos, personas, habilidades y capacidades, que nos hacen llegar al logro de objetivos, no siempre los que queríamos, pero siempre para ser mejores. Hoy sin duda somos mejores como familia y como personas. Gracias a todos”.

Lo cierto es que Antonio, en cuanto haya regreso escolar presencial, comenzará a estudiar y vivirá ahí. Y esa es, por lo pronto, una buena noticia. Una gran victoria.

 Fotografía de un sonriente Luis Alberto Flores Camacho, quien viste una camiseta oscura y lleva el cabello largo recogido en una coleta. A su espalda se aprecian los rayos del sol y hay un par de cortinas blancas.

 Luis Antonio Flores Camacho logró la oportunidad que pidió a las autoridades de la UDLAP: ser aceptado en una residencia universitaria para cursar la carrera de Ingeniería Mecatrónica, para la que aprobó exámenes.

“El presente artículo es propiedad de Yo También“.

D’Artigues, K. (2021). Por un semestre, y a evaluar, aceptan a Antonio en Colegios Residenciales de la UDLAP. Yo También. Recuperado el 10 de mayo de 2021 de: https://www.yotambien.mx/actualidad/por-un-semestre-y-a-evaluar-aceptan-a-antonio-en-colegios-residenciales-de-la-udlap/

Llaman a la paz y la inclusión con instalación en el Zócalo

Redacción | Yo También.

Miércoles 5 de mayo de 2021

Fotografía que muestra a varias mujeres que se inclinan para iluminar una imagen gigante del símbolo de internacional de accesibilidad de la ONU. La imagen se colocó en la plancha del Zócalo de Ciudad de México y fue recorrido con velas.
En ocasión del 13° aniversario de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad iluminan el símbolo internacional de la accesibilidad.

Una respuesta emotiva y esperanzadora fue la que encontró la convocatoria de la Alianza por la Discapacidad México-Internacional (Adimex) para conmemorar el lunes pasado el 13° aniversario de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

“Hagamos conciencia social e Iluminemos el mundo con amor, armonía y solidaridad, para hacer visible que las personas con discapacidad están presentes aquí y ahora, en todas y cada una de las actividades cotidianas”, exhortó la convocatoria de Adimex que circuló en redes sociales.

Fotografía de  varias decenas de personas, entre ellas algunas usuarias de sillas de ruedas, colocadas de espaldas al edificio de Palacio Nacional, mientras observan a un hombre con discapacidad motriz y a otro joven con gorro colocados sobre una representación gigante del símbolo internacional de la accesibilidad de la ONU.  Las líneas de ese símbolo fueron trazadas con velas que se encendieron para iluminar la noche.
Personas con discapacidad, amigos y familiares acudieron a la convocatoria para reunirse en paz en el 13° de la Convención, celebrado el lunes en el Zócalo.

La organización pidió a pcd y sus familiares, organizaciones de la sociedad civil, amigos y profesionales de la salud que se reunieran en plazas públicas para iluminar el logotipo Internacional de Accesibilidad de la ONU y en Ciudad de México se obtuvieron las primeras respuestas.

Así, a las 20 horas del lunes, unas 80 personas con discapacidad se reunieron en el Zócalo de la capital mexicana, donde fue colocado el símbolo internacional y lo iluminaron con velas, cuya luz fue posible apreciar desde lo alto en un símil de la urgencia de visibilizar a las pcd, que integran la minoría más grande del planeta con al menos 15% de la población mundial.

“No era y no fue una protesta. Solo era conmemorar el día desde un espacio pacífico y  emotivo”, resumió Laura Bermejo, de la asociación Libre Acceso, una de las asistentes.

Fotografía de un grupo de cinco personas colocadas en fila a unos metros de Palacio Nacional, que se alcanza a apreciar al fondo. Las dos primeras son mujeres que usan cubrebocas mientras conversan. Junto a ellas están tres personas, dos de ellas usuarias de sillas de ruedas. La primera ve un equipo que sostiene en las manos, mientras un hombre que está de pie la mira.
Representantes de asociaciones y personas con discapacidad conversan durante una reunión en el Zócalo de Ciudad de México.

Junto a ella había representantes o integrantes de otros grupos, como Sin Colectivo y  Conecta, además de  Marcela Tárano, de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

“Fue emotivo y esperanzador volver a reunirnos y ver que sí hubo respuesta a la convocatoria”, comentó Bermejo.

La activista destacó que conforme transcurría la instalación personas que estaban en el Zócalo, muchas de ellas turistas, se acercaron a ese sitio y también unieron su intención a la que motivó la jornada.

Lo interesante es que en todas las personas asistentes estaba la conciencia de la prevención: se guardó una sana distancia porque aún está la pandemia y el espacio abierto permitía que el viento corriera libremente.La postal que se creó con el viento apagando o impidiendo que las velas permanecieran encendidas, permitió a Bermejo hacer una alegoría de lo que aún ocurre con la inclusión y visibilidad de las personas con discapacidad.

“Las velas eran como los derechos de las personas con discapacidad y cómo el gobierno y factores externos hacían todo para apagarlos; pero las personas éramos la sociedad civil que no se cansa y no se cansó de encenderlas. Se insistió en todo momento. No nos cansamos. Era una ardua necesidad de insistir en prender y pasar esa luz”, resumió.

Fotografía que muestra distintos planos de una celebración por el aniversario de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. El primer plano es ocupado por varios hombres y mujeres que están de rodillas prendiendo velas alrededor del símbolo internacional de la accesibilidad.  Esas personas son observadas por un grupo de personas en actitud solidaria paradas frente a los edificios del Zócalo capitalino.

En ocasión del aniversario de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, un grupo de activistas convocó a una emotiva ceremonia en el Zócalo de Ciudad de México.

“El presente artículo es propiedad de Yo También“.

Redacción (2021). Llaman a la paz y la inclusión con instalación en el Zócalo. Yo También. Recuperado el 7 de mayo de 2021 de: https://www.yotambien.mx/actualidad/llaman-a-la-paz-y-la-inclusion-con-instalacion-en-el-zocalo/

El desolador 13° aniversario de la Convención sobre los derechos de las pcd

Katia D’Artigues | Yo También.

Lunes 3 de mayo de 2021.

Fotografía de las manos de una mujer de edad adulta, recargadas sobre un bastón de madera, en la imagen se puede apreciar que lleva puesta una blusa de color blanca.

Contradicciones, olvidos y desidia a 13 años de la Convención de Discapacidad.

Hoy deberíamos de estar de manteles largos en México. Al menos en el papel, hoy hace 13 años que en nuestro país entró en vigor una Convención, la de los derechos de las personas con discapacidad (CDPD) que está llamada a cambiar la cultura y la forma en que vemos a las personas con discapacidad en el mundo. Además, orgullo nacional, es una Convención internacional que ¡México propuso al mundo, vía la ONU, gracias a un compatriota, Gilberto Rincón Gallardo!

Pero hoy a una década y tres años de distancia de este cambio paradigmático -que ya han firmado y ratificado 187 países en el mundo-  hay mucho qué poner en la mesa y poco qué festejar. Incluso tras el cambio Constitucional en Derechos Humanos de junio de 2011 que obliga a todos nuestros servidores públicos a tomar todas las convenciones del tema que México ha firmado como parte, nada menos, que ¡del mismo texto de la Constitución!

Lo bueno de esta Convención, considerada el primer gran tratado de derechos humanos del siglo XXI, es que tiene un mecanismo de seguimiento y de recomendaciones que México está -en el papel, ojalá que en la realidad también- obligado a cumplir.

¿Cuál es el estatus de la Convención hoy?

Es un misterio difícil de reportear porque todas las instancias involucradas en reportar y hacer cumplir la CDPD se ‘echan la bolita’ unas a otras. Incluso mandan documentos que se contradicen unos con otros. 

Históricamente, las Convenciones de derechos humanos que tienen mecanismos de seguimiento son sustentadas por México ante la ONU por la secretaría de Relaciones Exteriores. Claro, con el apoyo del resto de la administración que tiene que contribuir a reportar sus acciones hacia la población con discapacidad: todos tienen algo que hacer.

No está de más repetir el círculo al que nos comprometimos como país al firmar la Convención y su Protocolo Facultativo y que ya habíamos reproducido en algunas otras notas de Yo También para dejarlo más claro:

Infografía en forma de reloj con flechas de color morado y lila, la imagen tiene el logotipo de las naciones unidas, en color azul al centro. 

Texto en la imagen: 1 Estado (en este caso México) firmó y ratificó la CDPD.
2 Estado entrega a la ONU su Informe Oficial.
3 Sociedad civil e instituciones entregan Informes Alternativos o sugerencias para la “Lista de Cuestiones” (una serie de preguntas sobre cómo se está implementando la CDPD).
4 ONU emite la “Lista de Cuestiones” al Estado.
5 Estado responde por escrito a la “Lista de Cuestiones” de la ONU.
6 ONU y Estado establecen diálogo interactivo en Ginebra, Suiza. Participan también organizaciones de la sociedad civil de y para personas con discapacidad.
7 ONU emite sus observaciones finales o recomendaciones
8 Estado da seguimiento y aplica las recomendaciones de la ONU

México ratificó por unanimidad hace 13 años la Convención. Ya se hizo todo el círculo una vez y recibimos recomendaciones, mismas que por cierto no hemos cumplido, en 2014.

En esta segunda vuelta, estamos de nuevo en el punto 5 tras que la ONU mandó la “Lista de Cuestiones” (que son preguntas, pero por lo general se usa el anglicismo) y que puedes leer aquí en una traducción accesible que hicimos o bien en la página oficial de la ONU acá, en octubre de 2019. Nuestro país respondió a estas preguntas formalmente hasta el ¡30 de septiembre de 2020! 

¿Qué contestó México? 

En la secretaría de Relaciones Exteriores, Christopher Ballinas, director de Derechos Humanos de la secretaría de Relaciones Exteriores, me mandó una presentación de siete páginas -sí, siete- donde tras esta enorme lista de preguntas o cuestiones que mandó la ONU reportan cuatro -sí, cuatro- avances en las recomendaciones que tenemos desde 2014. Una presentación, que, por cierto, tiene de fecha abril de 2021 y que puedes ver aquí.

  1. Que se hicieron reformas a la Ley General para la inclusión de las personas con discapacidad referentes al reconocimiento de su capacidad jurídica, accesibilidad universal y derecho a la consulta (Aclaración: es una iniciativa aún y NO una ley).
  2. “Propuesta de creación de una Ley General de Accesibilidad”. (Aclaración: Es una iniciativa que no se ha dictaminado aún de la senadora priista Claudia Ruiz Massieu que primero tiene que cambiar un artículo de la Constitución para que el Poder Legislativo pueda regular el tema, para luego hacer una “Ley General de Accesibilidad”. No está ni cerca de ser una realidad). 
  3. Programas: la creación del Programa Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de personas con discapacidad (Aclaración: que la secretaría de Bienestar hizo sin consulta, es un “programa” que tiene 17 páginas y que analizó aquí Agustín de Pavía).
  4. Y la implementación de la Pensión para el Bienestar de las personas con discapacidad permanente, “cuyo objetivo es contribuir al bienestar de la población con discapacidad y promover en el corto plazo la disminución de la brecha de desigualdad en el ingreso”. 

Hay que recordar que este programa, que ha sido criticado lo mismo por Coneval que por la Función Pública, tiene como meta atender a 1 millón de personas con discapacidad cuando en el Censo 2020, se reportaron más de 20 millones de personas con limitaciones para cosas de la vida diaria.

Y ya, esas son las acciones. Hay una más que no pongo como tal porque me parece cebollazo que en realidad nos debería dar vergüenza:  “En 2006, México fue el principal promotor de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad y su protocolo facultativo”. 

Más preocupante es la lista, mucho más grande, de las 21 instituciones que, como dice la misma presentación “están en falta de reportar acciones”: la Fiscalía General de la República, la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, el Consejo Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de Personas con discapacidad (CONADIS, con 16 recomendaciones); las Cámaras de diputados y senadores, la Conferencia Nacional de Gobernadores, la Conferencia Permanente de Congresos Locales, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

También las secretarías de Gobernación, Función Pública, Seguridad y Protección ciudadana, la de Educación Pública, de Trabajo y Previsión Social, la de Salud, la de Cultura y la de Bienestar (con cinco recomendaciones).

También El Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, el Instituto Nacional de las Mujeres, el Instituto Nacional de Migración, el Instituto Nacional de los Puueblos Indígenas y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.

Ballinas me cuenta que pidieron que la reunión entre organizaciones de personas con discapacidad, el Estado Mexicano y los expertos del Comité sobre los derechos de las personas con discapacidad (el paso 6 de la infografía que luego da paso a nuevas recomendaciones), que se realiza en Ginebra, fuera hecha a distancia, por la pandemia. “El comité no aceptó y será hasta que haya condiciones de hacerla de manera presencial”, me respondió por whatsapp en un intercambio que tuvimos sobre cómo va todo el proceso.

Por cierto, hay una página en la que Relaciones Exteriores ha hecho una lista de tooodas las recomendaciones (de todos los tratados de Derechos Humanos) de las que ha recibido recomendaciones. Hay 3 mil 549 recomendaciones a la fecha, hechas por 33 entidades emisoras, en 34 temas y con 2 mil 367 acciones reportadas.

La página se llama Sistema de Seguimiento y Atención de Recomendaciones Internacionales en materia de Derechos Humanos (SERIDH) . Ahí se puede observar que hay 79 recomendaciones al CONADIS, que es una institución que prácticamente ha desaparecido; 152 al CONAPRED, que está casi en las mismas, esta semana el mismo presidente dijo que quería desaparecerla; 68 a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (que es una de las encargadas de seguir cómo se aplica la Convención). Eso a vuelo de pájaro.

¿Qué pasa en el fondo? Nadie se hace cargo del tema

En una entrevista sincera que le hice en el 2019, la subsecretaria Martha Delgado, encargada de Derechos Humanos y Relaciones Multilaterales de la secretaría de Relaciones Exteriores, aceptó que había que buscar “un campeón” dentro de la administración amloísta que se quiera encargar del tema de la discapacidad. La entrevista la puedes leer aquí, es de agosto de 2019. 

Esto tras que en la ONU, durante una reunión formal de la propia Convención, el mismo Ballinas había dicho, el 11 de junio de 2019, -ante la falta de titular del CONADIS, que no ha tenido cabeza en todo el sexenio- dijo, sin dar más detalles, que México analizaba crear un “Sistema” para la atención de la discapacidad, tipo el de Infancia y adolescencia, es decir el SIPINNA. 

No ha pasado nada desde entonces. Peor aún, esta semana el presidente insistió en que hará una “Reforma administrativa del gobierno” que planea desaparecer muchos organismos autónomos e incluso algunos adscritos a Gobernación como CONAPRED. Ya no digamos CONADIS aunque formalmente es una institución a la que nos obliga el Artículo 33 de la Convención y que es la “garantía” de la aplicación de la Convención y que prácticamente no existe. 

¿Por qué el tema no está en Gobernación?

Aunque los temas de las personas con discapacidad son derechos humanos y casi todas las instituciones relacionadas con derechos humanos están bajo el paraguas de la secretaría de Gobernación, no es así en el caso de personas con discapacidad, lo que tendría que ser un diseño institucional básico.

Sí, se trata de derechos humanos y deberían estar a cargo en particular del subsecretario del ramo, Alejandro Encinas, pero no es así. Los derechos humanos de personas con discapacidad están, formalmente en la secretaría de Bienestar (antes SEDESOL)

En corto, el propio subsecretario ha sido claro en que está sobrepasado. Incluso cuando en una conferencia de prensa a la que asistí donde hizo un reporte de su primer año de trabajo, y le pregunté sobre los derechos humanos de las personas con discapacidad, él dijo algo relevante: con un gesto que abarcaba a todos los responsables de las áreas que tiene a su cargo (lo mismo las miles de personas desaparecidas, que infancia, no discriminación, violencia contra las mujeres, migración) dio a entender que estaba sobrepasado en responsabilidades. Incluso -lo dijo- es público,

Pidió en ese momento -ante mi petición como reportera y activista- que la aún titular de Conapred, Mónica Maccise (que luego renunciaría y nadie se ha hecho cargo de la dependencia más que como ‘encargada del despacho’), hiciera un reporte de las acciones hechas a favor de las personas con discapacidad en el sexenio y que me lo hicieran llegar. Pero nunca lo recibí. ¿Se hizo? No lo sé. 

Es cierto: esta administración se ha puesto a ‘dieta’ de instituciones y recursos -y eso aunque suena bien en principio-  en un país con tantas crisis simultáneas de derechos humanos es difícil que pueda ‘apagar’ tantos fuegos con tan pocos funcionarios a cargo. 

Suena hasta humano, pero aún así injusto para 20 millones de personas con alguna limitación de la vida cotidiana que necesitan que alguien -quien sea, pero de manera seria- impulse políticas públicas al respecto en toda la administración.

¿Y la secretaría de Bienestar?

López Obrador decidió, desde el inicio del sexenio, que el tema de la discapacidad estaría a cargo no sólo de una secretaría diferente sino de una persona en particular: Ariadna Montiel, subsecretaria de Bienestar. AMLO ha dicho en múltiples ocasiones que, para él, “más vale el encargo que el cargo”. Y así ha sido: o si no vean la multitud de responsabilidades, que no le corresponden, pero que le ha dado, por ejemplo al Ejército: hasta construcción de bancos y aeropuertos.

Montiel ha dicho en múltiples ocasiones que el presidente le ha pedido que primero acabe de dar el millón de pensiones y que luego haga más cosas para favorecer a este grupo que necesita acciones en todas las secretarías. 

A inicios del sexenio dijo que quería que CONADIS -que no ha desaparecido, pero es casi un zombie- fuera una dirección a cargo de su secretaría. No ha sido así de manera institucional formal, pero casi: ya no tiene sede, tiene cada vez menos presupuesto y menos personas que hacen lo que deberían hacer: concientizar y apoyar a todas las dependencias a que vean a las pcd.

Aunque Montiel, quien también es cercana personalmente al mundo de la discapacidad, ha dicho que el tema es de “altísima prioridad” y que el presidente será un “gran aliado” en el tema, pues no ha sido así. Aquí hay una entrevista con ella donde así lo asegura. Ahí están sus palabras. 

Incluso también México ha incumplido al ni siquiera responder en tiempo y forma a una recomendación histórica sobre la violación a derechos humanos de una persona en particular (es un mecanismo que también permite la Convención). Se trata del caso de Arturo Medina Vela, que litigó Documenta y que exige que el Estado Mexicano reconozca, como lo ha hecho en otros casos, que violó sus derechos humanos, le ofrezca una disculpa pública, lo indemnice y también se tomen acciones para su no repetición. Aquí puedes leer un resumen del caso de Medina Viela. 

Hay que seguir exigiendo

Pese a que en Yo También hicimos un cuestionario que pedimos que contestaran, en 2018, todos los y la candidata a la presidencia sobre acciones que tomarían hacia personas con discapacidad y nuestro actual presidente lo respondió aquí, lo que prometió -y nos hizo llegar vía su coordinadora de campaña, Tatiana Clouthier, no se ha cumplido ni de cerca. 

En cuanto llegó al poder, lo que hizo fue apostar todo por las Pensiones para el Bienestar de las personas con discapacidad y comenzar a desmantelar las instituciones que se hacían cargo de impulsar desde el interior del gobierno todas las acciones y políticas públicas que hay que promover para lograr una verdadera inclusión de personas con discapacidad y el cumplimiento de la Convención sobre sus derechos que hoy, de manera triste cumple 13 años.

Cuando comenzamos la aventura de hacer Yo También, hoy hace 2 años en honor justo al aniversario de la Convención, entrevisté brevemente en nuestro primerísimo newsletter a Lídice Rincón Gallardo sobre su padre y el papel que tuvo en que se negociara y lograra la Convención. Recuerdo sus palabras sobre el día en que al fin se firmó y ratificó:

“Reconocía el gran trabajo de ponerse de acuerdo tantas naciones, personas, culturas en un solo rubro. Estaba inmensamente feliz, pero me dijo: ‘Lo difícil viene ahora. Ya está la normativa, ahora hay que aplicarla. ¿Cómo lo vamos a aterrizar, cómo se va a armonizar, cómo se va a aplicar?’”.

En eso seguimos, pero con graves retrocesos. Olvido y desidia institucional. Abandono.

Pero para no terminar deprimida, mejor termino citando una frase del que fue presidente del Comité Especial de la Convención, el neozelandés Don MacKay, quien dijo:

“La simple existencia de la convención da a las personas con discapacidad y a sus organizaciones la facultad para que le digan a sus gobiernos: ‘ustedes han aceptado estas obligaciones’, e insistir en que las cumplan”.

Y eso seguiremos haciendo.

“El presente artículo es propiedad de Yo También“.

D’Artigues, K. (2021). El desolador 13° aniversario de la Convención sobre los derechos de las pcd. Yo También. Recuperado el 3 de mayo de 2021 de: https://www.yotambien.mx/actualidad/el-desolador-13-aniversario-de-la-convencion-sobre-los-derechos-de-las-pcd/