Mundo moderno ha olvidado al medio ambiente como factor de salud humana: Toledo

El secretario del Medio Ambiente, Víctor Toledo, durante su participación en el webinario internacional. Imagen tomada de la transmisión por Facebook

Arturo Sánchez Jiménez|Forbes

La salud humana no puede pensarse sin considerar la salud del medio ambiente. Pero en el mundo moderno esto se ha olvidado, dijo Víctor Manuel Toledo, titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). 

En la segunda jornada del webinario internacional “Pos Covid, pos neoliberalismo. La pandemia y el futuro de América Latina”, organizado por el Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que la Covid-19 es producto de grandes desequilibrios ecológicos. En México, ejemplificó, el 80 por ciento de las muertes por esta pandemia se han registrado en las seis regiones más contaminadas del país. 

En una conferencia transmitida vía internet, agregó que en las últimas décadas el modelo neoliberal, capitalista y patriarcal ha traído una “acumulación sobre acumulación de desequilibrios ecológicos” cuya mayor expresión es el cambio climático. 

Propuesto que en estos momentos es necesario develar los ambientalismos legítimos de los falsos ambientalismos. “Se ha creado una clase de ambientalistas en el mundo que hablan mucho de sustentabilidad y de cambiar las energías, pero que en el fondo siguen en la misma tesitura” que el neoliberalismo. 

Se trata, dijo, de “sectores elitistas, fundamentalmente urbanos, que no asumen una crítica al capitalismo y una crítica a los interese voraces del capital y que siguen manteniendo tesis como la economía verde y el capital natural, que esconden mecanismos de mercantilización de la naturaleza”. 

La COVID-19, dijo, es una enfermedad que está relacionada con los sistemas insanos y agroindustriales de producción de alimentos, los cuales “se siguen enarbolando por el neoliberalismo para combatir el hambre, lo que es falso. Está demostrado que el 75 por ciento de los alimentos que se consumen en el mundo vienen de los pequeños campesinos”. 

La civilización moderna, dijo, “ha sido acompañada de una visión del mundo que conceptualiza a la naturaleza como un sistema mecánico, como un “ecosistema”. El capitalismo necesitaba a la naturaleza mecánica y muerta como fuente recursos para aceitar sus mecanismos de acumulación y concentración de riqueza”. 

Maristella Svampa, coordinadora del Grupo de Estudios Críticos e Interdisciplinarios sobre la Problemática Energética, de Argentina, señaló que la pandemia del COVID-19 ha mostrado el fracaso del neoliberalismo y ha puesto al desnudo y potenciado las desigualdades sociales y económicas en todo el mundo. 

Ante esto, planteó que es un nuevo pacto ecosocial. La investigadora de la Universidad Nacional de La Plata habló de su proyecto ecológico que incluye una agenda amplia, que toma aspectos vinculados a la salud, a la distribución justa de la riqueza. 

Su propuesta, que es impulsada por más de medio millar de intelectuales latinoamericanos desde hace varias semanas, es un Pacto Ecosocial, Económico e Intercultural con cinco puntos: ingreso universal, reforma tributaria progresiva, suspensión del pago y auditoría de la deuda externa, paradigma del cuidado y reforma socioecológica radical (energética, productiva, alimentaria y urbana). 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *