AMLO defiende política energética ante críticas de embajada de EU

López Obrador las criticas de empresas y del embajador estadunidense en el sentido de que hay incertidumbre que espanta la inversión en México son normales.

Proceso

Para el presidente Andrés Manuel López Obrador las críticas de empresas y del embajador estadunidense en el sentido de que hay incertidumbre que espanta la inversión en México, son normales en una sociedad democrática, pero –dijo– se trata de poner orden en el sector energético para evitar el lucro indebido y la corrupción.

En su conferencia de prensa matutina, realizada esta vez en Morelia, Michoacán, el mandatario sostuvo que las acciones emprendidas por su gobierno no violan ningún ordenamiento legal y, sin mención específica al embajador estadunidense Christopher Landau, atribuyó la inconformidad a “algunas empresas que no están conformes con la nueva política” del gobierno respecto a petróleo y electricidad.

Al abordar el asunto, López Obrador recordó que, en el periodo de transición, la representación de su gabinete participaba en calidad de observador, y ante un largo capítulo en materia energética, decidieron levantarse de la mesa y retirarse de la negociación. Un capítulo que, una vez iniciado su gobierno, terminó eliminado y sustituido con dos párrafos en los que se estableció la independencia y soberanía energética del país.

“Es de las cosas que le tengo que reconocer, entre otras, al presidente Donald Trump.

“Nosotros no estamos violando ningún ordenamiento legal, estamos poniendo orden porque sentimos que hubo excesos, que hubo mucha corrupción en el sector energético. Es de dominio público que empresas extranjeras y nacionales, hicieron jugosos negocios al amparo del poder público que hubo contubernio, complicidades”, dijo.

Estamos poniendo orden

El mandatario ejemplificó con los escándalos de corrupción por Odebrecht, así como por la compra de la planta de Agronitrogenados y agregó:

“Estamos poniendo orden porque no vamos a permitir que sigan haciéndose estos negocios que permiten lucrar y afectan el interés general”.

Agregó que, por la corrupción en la Comisión Federal de Electricidad y Pemex, “se afectó mucho al pueblo de México” porque se sostenía en el cobro de tarifas elevadas en energía eléctrica y los llamados gasolinazos.

“El pueblo pagaba los platos rotos, se está poniendo orden y los vamos a seguir haciendo, desde luego respetando el marco legal, apegándonos a lo que establecen los acuerdos comerciales”.

Respecto a las consideraciones de la representación diplomática estadunidense y de las empresas inconformes, el presidente mexicano consideró:

“Lo que creo está pasando –y repito es legal y legítimo—es la defensa de intereses por mantener las mismas condiciones que consideramos muy favorables para las empresas y desfavorables para le pueblo de México”.

Además, aseguró que el plan de los gobiernos anteriores era privatizar por completo CFE y Pemex, mientras que su oferta era el fortalecimiento del sector.

Sin embargo, el titular del Poder Ejecutivo, se dijo abierto al diálogo para alcanzar acuerdos.

“Es lo que está sucediendo, es legal, legítima, la controversia y nosotros vamos a defender lo que consideramos justo”, concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *