“Marcha por la Dignidad Nacional. Madres que buscan a sus hijas e hijos desaparecidos”, una década de marchar el 10 de mayo

Angélica Jocelyn Soto Espinosa | CIMAC Noticias.

Lunes 10 de mayo de 2021

CIMACFoto: Angélica Jocelyn Soto Espinosa

Ciudad de México.- A 10 años de la primera “Marcha por la Dignidad Nacional. Madres que buscan a sus hijas e hijos desaparecidos”, el número de personas desaparecidas en México se multiplicó por siete al pasar de 13 mil 252 casos a 85 mil 53; mientras, nuevas madres buscadoras se suman cada año y otras muchas están muriendo sin encontrar a sus hijas e hijos. 

“Si hace 10 años se hubiera cumplido el Programa urgente de búsqueda y un Protocolo de investigación eficaz, hoy no estaríamos aquí”, sentenciaron en un pronunciamiento las cientos de madres que marcharon este 10 de mayo en la Ciudad de México para exigir la aparición con vida de sus hijas e hijos, muchos de ellos que desaparecieron hace más de una década.

CIMACFoto: Angélica Jocelyn Soto Espinosa

La “Marcha por la Dignidad Nacional. Madres en busca de sus hijas e hijos desaparecidos” cumplió este 10 de mayo una década de existir. Las iniciadoras fueron los colectivos de madres organizadas en el norte del país, donde la desaparición y asesinato de mujeres era noticia internacional y la entonces recién declarada “guerra contra el narcotráfico” por Felipe Calderón Hinojosa desató una crisis de Derechos Humanos en México, como han documentado las organizaciones de la sociedad civil.

La primera marcha de este tipo ocurrió en 2011 en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde madres de jóvenes desaparecidas conmemoraron el 10 de mayo frente a la Fiscalía de Justicia Zona Norte, en la localidad fronteriza, y exigieron que los casos de sus familiares no queden en la impunidad.

CIMACFoto: Angélica Jocelyn Soto Espinosa

Un año después, en 2012, las madres, articuladas ya en el Movimiento Nacional por Nuestros Desaparecidos, volvieron a salir pero esta vez viajaron a la Ciudad de México para elevar las demandas al ámbito federal y con el objetivo de “sensibilizar al país”.  En ese año, las primeras siete demandas de las familias fueron: 

  • Atención integral a los casos con un Programa urgente de búsqueda inmediata
  • Atracción federal inmediata de todos los casos
  • Censo de todos los reportes de desaparición, con cédula de reportes para cada caso
  • Creación de una subprocuraduría especial para la búsqueda de personas desaparecidas 
  • Protocolos de investigación homologados a toda la República 
  • Programa federal de atención a los familiares de las personas desaparecidas
  • Aceptar todas las recomendaciones del Informe del Grupo de Trabajo de la ONU por desapariciones forzadas.

“En esta décima marcha en donde han pasado por el Poder Ejecutivo tres partidos, vemos con tristeza que dichas demandas no se han cumplido, y si se han cumplido han sido a medias. Si hace 10 años se hubiera cumplido el Programa urgente de búsqueda y un Protocolo de investigación eficaz, hoy no estaríamos aquí. No fue así. El reporte del pasado 7 de abril, el subsecretario de Derechos Humanos Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez, dio a conocer que hasta ese día había 85 mil 53 reportes de personas desaparecidas. Es decir, casi siete veces más que en el 2012”, dijo una de las madres buscadoras durante la lectura del pronunciamiento.

CIMACFoto: Agélica Jocelyn Soto Espinosa

Y agregó: “desgraciadamente, esta tragedia que ahora cobija a todo el territorio mexicano, por eso no desistimos de nuestra marcha. Mientras no tengamos a nuestros seres queridos desaparecidos seguiremos diciendo, el Estado mexicano en su indolencia y omisión, es responsable de esta tragedia humanitaria (…) lamentablemente esto también nos está mermando a las familias. Se acaba de morir una compañera que tenía prácticamente 16 años buscando a su hijo y no lo encontró. Nuestra compañera Panchita, que en paz descanse, se nos acaba de ir hace un mes”.  

Aún en pandemia, las madres –provenientes de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Guanajuato, Estado de México, Ciudad de México y Chiapas– recorrieron hoy la avenida principal Paseo de la Reforma. La protesta inició en el Ángel de la Independencia y terminó en el Monumento a la Revolución. Al interior de la República, cientos de madres también organizaron marchas locales en entidades como Puebla, Veracruz, Michoacán, entre otras. 

Durante casi 2 horas de recorrido, las mujeres –muchas de ellas adultas mayores o con discapacidades físicas– gritaron las ya tradicionales consignas “hija, escucha, tu madre está en la lucha” o “¿por qué los buscamos? porque los amamos”. También cargaron lonas con cédulas de personas desaparecidas y, sobre sus pechos, todas las madres mostraron el retrato de la hija o el hijo que permanecen buscando. 

CIMACFoto: Angélica Jocelyn Soto Espinosa

Una década de búsqueda: amenazas, búsqueda y organización colectiva

Una de las iniciadoras de esta marcha es María Elena Salazar, madre de Hugo Marcelino González Salazar, que busca a su hijo desde hace 11 años. Él, un joven trabajador de 25 años de edad, desapareció el 20 de junio de 2009 en Torreón, Coahuila. 

Desde 2009, María se unió al colectivo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (FUNDEC–FUNDEM), surgido en el contexto de la guerra contrainsurgente de los años 70 en México. Cuando ocurrió la primera gran Marcha por la Dignidad Nacional, María tenía entonces 50 años de edad, hoy ya tiene casi 60 y sigue sin encontrar a su hijo. 

“Vimos que nosotras no teníamos nada qué celebrar y teníamos que salir a la calle a gritar que nuestros hijos no estaban”, en ese entonces, recordó María, eran 20 familias organizadas que, con sus propios recursos económicos y el apoyo de otras personas, pudieron venir hasta la ciudad.

La madre de Pamela Leticia Portillo Hernández, Lourdes Herández Salazar, es otra de las primeras participantes en esta marcha. Su hija desapareció en 2010, en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua, Lo último que supo Lourdes de Pamela fue que, de regreso a su casa, fue detenida por una célula policial conformada por policía municipal, vial, estatal y militares. De acuerdo con las autoridades, se trataba de una célula clonada por el crimen organizado, ya que un militar también resultó desaparecido. En 10 años de búsqueda no ha habido más información del caso.

“No quieren buscar porque toda la información que tienen ellos pero no trabajan (…) nosotras somos las que buscamos. Nos metemos en lugares que a veces no son recomendados pero lo que queremos es encontrar un indicio que nos diga dónde están nuestros hijos”. Su vida ahora está enfocada en buscar a su hija pero la investigación propia que ella ha emprendido ha puesto su vida en riesgo: por las amenazas que recibió, tuvo que cambiar de residencia y estuvo resguardada en un casa de seguridad sin poder salir durante mes y medio. 

“Yo fui quien decidí salir, porque yo estaba encerrada mientras los delincuentes seguían afuera. Tuve que pedir que no me cuidaran, porque me pusieron guardaespaldas y en realidad lo que quería el gobierno era seguir mis pasos porque”, relató. En esos años, su compañera de búsqueda, Maricela Escobedo, fue asesinada afuera del Palacio de Gobierno de Chihuahua, donde protestaba por el asesinato de su hija Rubí. 

Otra de las participantes de la primera marcha, Claudia Irasema García Mendoza, madre del estudiante Roberto Iban Hernández García, relató que su hijo desapareció en Nuevo León el 12 de marzo de 2011, luego de que un comando armado de presuntamente policías federales lo llevaran para una investigación. 

“Empezamos a salir a protestar porque el gobierno nunca nos hizo caso. De hecho han pasado presidente tras presidente pero ninguno nos ha escuchado. El tema de los desaparecidos para ellos, para ninguno es importante. Las madres decidimos organizarnos para salir a gritar justicia”, explicó Claudia sobre los inicios de esta marcha.

Sin embargo, “llevo 10 años buscando a mi hijo sin tener ninguna noticia”. Aunque ahora existe una Comisión de búsqueda, explicó Claudia, en realidad las que buscan son las propias madres, quienes llevan a las autoridades las pistas y las pruebas para que detengan a las personas implicadas y sepan la verdad sobre sus hijas e hijos. 

En su caso, a lo largo de esta década ella Claudia consiguió que los responsables de la desaparición de su hijo fueran encarcelados, sin embargo, el gobierno los dejó libres por supuesta falta de pruebas. Ahora ella teme por su vida. 

También en Nuevo León, un 20 de febrero de 2021, desapareció Juan Luis Lagunilla García, que era policía federal. Su familia, proveniente de la Ciudad de México, tuvo entonces que trasladarse hasta la entidad fronteriza para buscar directamente al joven, que recién se había convertido en padre de una niña. 

CIMACFoto: Angélica Jocelyn Soto Espinosa

En ese camino, la mamá de Juan Luis se encontró con el colectivo Buscadoras de Nuevo León, quien aún la acompaña. En ese entonces eran 20 familias buscadoras, ahora ya son más de 150. La madre de Juan, que marchó junto a su hija este 10 de mayo, viaja a Nuevo León al menos dos veces al mes para seguir buscando a su hijo, mientras el resto de la familia se encarga del cuidado de la hija de Juan, que, con 10 años de edad, sostuvo durante toda la marcha la manta de su padre desaparecido. 

21/ AJSE/LGL

“El presente artículo es propiedad de CIMAC Noticias“.

Soto Espinosa, A. J. (2021). “Marcha por la Dignidad Nacional. Madres que buscan a sus hijas e hijos desaparecidos”, una década de marchar el 10 de mayo. CIMAC Noticias. Recuperado el 11 de mayo de 2021 de: https://cimacnoticias.com.mx/2021/05/10/marcha-por-la-dignidad-nacional-madres-que-buscan-a-sus-hijas-e-hijos-desaparecidos-una-decada-de-marchar-el-10-de-mayo

Marchan colectivos de mujeres que buscan personas desaparecidas en Sonora

Silvia Núñez Esquer | CIMAC Noticias.

Martes 11 de mayo de 2021

CIMACFoto: Silvia Núñez Esquer

Hermosillo, Son. Colectivos de mujeres que buscan a sus familiares desaparecidos marcharon este 10 de mayo, Día de las madres, para refrendar que al faltarles sus seres queridos no hay nada qué festejar.

“Madres Buscadoras de Sonora”, así como “Buscadoras por la Paz” decidieron visibilizar su lucha por recuperar a sus familiares y decirle a la sociedad que no es un Día de las madres feliz, mientras no tengan de nuevo con ellas a sus hijas e hijos, esposos, hermanos, y padres desaparecidos.

Nos faltan nuestros tesoros: Madres Buscadoras de Sonora

El colectivo “Madres Buscadoras de Sonora” conmemoró también los dos años de creación, a raíz de la desaparición de Marco Antonio, hijo de Cecilia Patricia Flores Armenta, líder del grupo de búsqueda. Al 10 de mayo este colectivo ha localizado a 400 personas, y 142 con vida.

La integrante de “Madres Buscadoras de Sonora”, Baudelia Castillo, externó que las autoridades les han apoyado principalmente con respaldo en seguridad, pero no les han brindado ningún insumo, por lo que ellas deben conseguir los recursos como son vehículos para traslado y gasolina para las búsquedas, agua, herramientas, alimentos y otros, por lo que deben organizar actividades para allegarse de recursos.

“A mi me hace falta mi hijo, a ella le hace falta su hermano, nos faltan nuestros familiares”, expresó.

Madres Buscadoras de Sonora CIMACFoto: Silvia Núñez Esquer

Informó que la Comisión Estatal de Búsqueda nunca se ha acercado a ellas, por lo que no saben qué está haciendo el comisionado, José Luis González.

“No sabemos qué está haciendo con los millones que le han dado”, refiriéndose al apoyo de 36 millones 582 mil 786.24 en 2020, y los 18 millones 185 mil pesos, autorizados para 2021.

Los recursos federales han sido suministrados por la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación a través de la Comisión Nacional de Búsqueda.

“Queremos que del cielo a la tierra se escuche que nos hacen falta, tratamos de sensibilizar a las personas que saben en dónde hay una fosa clandestina, nos llamen y en forma anónima nos digan la ubicación”, clamó Patricia Flores.

Vamos a alzar la voz por los que no pueden hacerlo. 400 personas halladas en fosas clandestinas y 142 encontradas con vida, gracias a esas llamadas anónimas, recapituló.

No buscamos justicias, sólo paz, la paz para las familias. Los días felices para nosotras se acabaron en el momento en que desapareció nuestro familiar.

Madres Buscadoras de Sonora. CIMACFoto: Silvia Núñez Esquer

Patricia Flores comentó que no tienen el apoyo del Comisionado estatal de búsqueda, ni saben para qué existe esa comisión, pues el titular las ha ignorado, al grado de que las ha visto en búsqueda en campo y se ha dado la vuelta.

La líder de “Madres Buscadoras de Sonora” anunció que buscarán que la próxima vez que elijan al titular de la Comisión Estatal de Búsqueda sea una persona relacionada con las víctimas, no una persona ajena al sentimiento que genera el tener a un familiar desaparecido.

“No se ha dignado acercarse para decirnos que se quiere entrevistar con nosotras, no sabemos para qué es la comisión”, comenta indignada. Pero no lo necesitan dice, pues con comisión o sin comisión ellas continuarán con las búsquedas.

Ante el nuevo gobierno que será electo en junio, lo primero que harán es pedir que cambien al comisionado, “para que nombren a alguien que se tome de la mano con nosotras, que tenga sensibilidad”, explicó.

“¿Para qué quiere tantos millones? Compró un radar que no sabemos para qué es. Para nosotras no hay comisión de búsqueda, él (comisionado) tiene todas las comodidades, mientras nosotras hasta en uber nos hemos tenido que ir a búsqueda”, afirmó Flores.

Nadie va a escarbar la tierra con tanto amor como nosotras: Buscadoras por la paz

Cecilia Delgado Grijalva líder y fundadora de “Buscadoras por la paz”, les habló a las integrantes del colectivo exhortándolas a salir a la búsqueda y no tener miedo, pues es lo que les puede proporcionar paz al encontrar a sus familiares, como lo hizo ella cuando encontró los restos de su hijo Jesús Ramón.

Cecilia coincidió en que no hay nada que celebrar el 10 de mayo, pues les arrebataron lo que más querían que son sus hijas e hijos, por lo que con la marcha buscan hacerse notar ante la sociedad.

Buscadoras por la Paz. CIMACFoto: Silvia Núñez Esquer

A un año de formado el colectivo “Buscadoras por la paz”, el balance es de 156 personas localizadas en fosas clandestinas y 36 personas recuperadas con vida.

Ha sido un año difícil, ya que además encontró a su hijo en una fosa, no van a parar hasta recuperarlos, no buscan culpables, sólo quieren regresarlos a casa para darles un entierro digno.

En cuando a las autoridades les pide que en las pruebas de identificación genética sean más ágiles con los resultados.

De igual forma, piden que les den más información de los avances de la investigación, pues en algunas ocasiones encuentran los cuerpos, las autoridades hacen lo propio, pero ellas quieren sabe si encontraron más prendas, u otros artículos que ayuden a identificar a las personas.

Buscadoras por la paz CIMACFoto: Silvia Núñez Esquer

Enfatizó que a ellas lo que les interesa es recuperar a su familiar, no que sancionen a los responsables, pues eso se lo dejan a las autoridades judiciales.

En Hermosillo, Buscadoras de la paz está constituido por 180 integrantes de madres, esposas, hermanas e hijas de personas desaparecidas.

A las integrantes del colectivo les pide que salgan a buscarlos, que no se queden en casa, porque sólo así los encontrarán. “Nadie escarbará con tanto amor como nosotras” les dijo más adelante.

En relación al apoyo de la Comisión Estatal de Búsqueda comentó que ellas sí lo han tenido, siempre y cuando le avisen con tiempo para que las acompañe.

Es decir, la comisión estatal de búsqueda apoya si los colectivos se ajustan a la agenda de la comisión, mientras ésta ejerce los recursos, sin que hasta la fecha se haya ofrecido algún informe de las gestiones de los mismos.

La información se conoce por la Comisión Nacional de Búsqueda, pero en Sonora no se ha ofrecido un informe transparente de la dependencia.

Buscadoras por la paz. CIMACFoto: Silvia Núñez Esquer

“El presente artículo es propiedad de CIMAC Noticias”.

Núñez Esquer, S. (2021). Marchan colectivos de mujeres que buscan personas desaparecidas en Sonora. CIMAC Noticias. Recuperado el 11 de mayo de 2021 de: https://cimacnoticias.com.mx/2021/05/11/marchan-colectivos-de-mujeres-que-buscan-personas-desaparecidas-en-sonora

Exigen verdad y justicia para migrantes desaparecidos en su paso por México

Erika Lozano, Desinformémonos

10 de mayo de 2021

Ciudad de México | Desinformémonos. Familiares de personas desaparecidas realizaron una acción de memoria frente a la Fiscalía General de la República (FGR) para conmemorar el Día de las madres centroamericanas y exigieron verdad y justicia para las personas migrantes desaparecidas en su paso por México.

Desde hace casi un año, familiares de personas desaparecidas, junto al Colectivo Huellas de la Memoria, han construido un Muro de la Memoria frente a la FGR es para hacer presentes a las más de 80 mil personas que han sido desaparecidas en México.

Responsabilizaron a las autoridades federales por no atender la crisis humanitaria por la que atraviesa el país y “exponer a los migrantes a diversas violencias al militarizar las fronteras”. Explicaron que el Muro de la Memoria es un recordatorio para que las autoridades «hagan su trabajo» y busquen a todas las personas desaparecidas.

“El presente artículo es propiedad de Desinformémonos

Lozano, E. (2021). Exigen verdad y justicia para migrantes desaparecidos en su paso por México. Desinformémonos. Recuperado el 11 de mayo de 2021, de https://desinformemonos.org/exigen-verdad-y-justicia-para-migrantes-desaparecidos-en-su-paso-por-mexico/

En el Día de las Madres, exigen el regreso de hijas e hijos desaparecidos

Redacción | Desinformémonos

Lunes 10 de mayo de 2020

Fotos: Gabriela Pérez Montiel

Ciudad de México | Desinformémonos. En el marco del Día de las Madres en México, colectivas que desde hace diez años exigen el regreso a casa de sus familiares desaparecidos se unen para recordar a sus hijas e hijos y demandar justicia por ellos.

A diez años de la primera “Marcha de la Dignidad Nacional, Madres Buscando a sus Hijos e Hijas, Verdad y Justicia”, las madres de personas desaparecidas hacen presentes a sus hijas e hijos por medio de bordados e intervenciones mientras le recuerdan al Estado «su deuda pendiente: ¿dónde están?»

La organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León junto con familiares de personas desaparecidas y colectivos de Coahuila, Chihuahua y Centroamérica se dirigen a autoridades presidenciales, gobernadoras, procuradoras de justicia y comisionadas de búsqueda en lo que el presidente nombró una «prioridad del gobierno»: la presentación de las y los desaparecidos.

Los colectivos nombran más de 85,000 hogares en México que esperan el regreso de sus seres queridos desaparecidos a casa, lo que exigen al gobierno. «10 de mayo, 10 años de nada que celebrar, ¿dónde están?», concluyen.

A continuación el comunicado completo:

Monterrey, Nuevo León, México a 09 de mayo del 2021

Este 10 de mayo, como hace una década, miles de madres en Nuevo León y en México no tenemos nada que celebrar, nos arrebataron a nuestras hijas e hijas y seguimos preguntando ¿Dónde están?  

Este año se cumplen 10 años en que las Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León, junto con familiares de Personas Desaparecidas y colectivos de Coahuila, Chihuahua y Centroamérica, unimos nuestros dolores y digna rabia para convocar a una Marcha en la Ciudad de México que fue nombrada la “Marcha de la Dignidad Nacional, Madres Buscando a sus Hijos e Hijas, Verdad y Justicia”. En aquel momento hicimos siete exigencias puntuales, por las que las familias hemos luchado, también en aquel año comenzamos a bordar los nombres de nuestras hijas e hijos en color verde esperanza. Como hace diez años, hoy volvemos a bordar y volvemos a hacer presentes a nuestras hijas e hijos desaparecidos y volvemos a recordarle al estado su deuda pendiente ¿Dónde Están? 

Presidentes, Gobernadores, Alcaldes, Procuradores de Justicia, Comisionados de Búsqueda han pasado de puesto en puesto ¿y nuestros Desaparecidos? ¿y nuestras Desaparecidas?

El Presidente Andrés Manuel López Obrador ha mencionado que el tema de los Desaparecidos es prioridad en su gobierno, aún estamos a tiempo para que dé un golpe de timón y cambie el rumbo, para ser recordado como el presidente que trajo a las y los desaparecidos a casa y no pasar a la historia como sus antecesores.

Más de 85,000 hogares en México estamos esperando cada día ver regresar a nuestros seres queridos desaparecidos a casa. Y esa es nuestra principal exigencia.

¡Regrésenme a mi hijo! ¡Regrésenme a mi hija! ¡Regresen a nuestros hijos e hijas a casa! ¿Dónde Están?

Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León, A.C.

“El presente artículo es propiedad de Desinformémonos“.

Redacción (2021). En el Día de las Madres, exigen el regreso de hijas e hijos desaparecidos. Desinformémonos. Recuperado el 10 de mayo de 2021 de: https://desinformemonos.org/en-el-dia-de-las-madres-exigen-el-regreso-de-hijas-e-hijos-desaparecidos/

Estudiantes y profesores crean la “Brigada Cali Resiste” tras represión en Colombia

Camila Pizaña Aréchiga | Desinformémonos.

Miércoles 5 de mayo de 2021

Ciudad de México | Desinformémonos. Estudiantes y profesores crearon la “Brigada Cali Resiste”, colectivo de comunicación emergente que se dedica a visibilizar las vulneraciones a los derechos humanos ejercidas por parte de fuerzas públicas y militares en Colombia.

La brigada, que surgió a partir de las masacres por parte del gobierno colombiano desde el pasado 28 de abril en el marco del Paro Nacional en Colombia, usa las redes sociales para “dar visibilidad a todo lo que los medios tradicionales y hegemónicos no muestran”, comentó a Desinformémonos uno de los estudiantes que crearon el colectivo.

https://www.instagram.com/p/CObSpucl2Ck/?utm_source=ig_embed

Las y los estudiantes y profesores universitarios de Comunicación Social y Periodismo que conforman la “Brigada Cali Resiste” trabajan de la mano con organizaciones locales de defensa de derechos humanos, quienes han hecho trabajos de monitoreo y seguimiento de las vulneraciones realizadas en Colombia, con el recordatorio de que la ciudad de Cali es el epicentro de los golpes recibidos por parte del gobierno, explicó el integrante del colectivo.

El objetivo de la brigada como medio alternativo es recopilar información y dar a conocer los hechos represivos que, en palabras del estudiante, el gobierno no reconoce y cuya responsabilidad no asume. Comentan que su preocupación es que, debido a la censura gubernamental y de los medios tradicionales, gran parte de la comunidad internacional no sabe que el gobierno colombiano está vulnerando los derechos humanos y que, por lo tanto, no se le está llamando la atención a los hechos.

https://www.facebook.com/brigadacaliresiste/photos/a.102405848685185/103183278607442/?type=3

A través de sus páginas en Facebook e Instagram, los y las compañeras producen textos, imágenes y videos con información concreta que se enfoca en dar alertas en torno a la situación que se vive en este momento en Colombia. Además, la brigada está en proceso de realizar un trabajo investigativo a profundidad de análisis de medios y discursos, anticipó el joven participante.

La Brigada Cali Resiste busca enlazarse con otros medios y con la comunidad internacional para que la gente se dé cuenta de que “en Colombia nos están matando”, afirmó el joven organizado en el colectivo de comunicaciones.

https://www.instagram.com/p/COeUYdMBxwc/?utm_source=ig_embed