Sólo 949 personas en prisión preventiva harán efectivo su derecho a votar

Asilegal | Desinformémonos.

Miércoles 19 de mayo de 2021

Este 17 de mayo arrancó la jornada electoral para 148 mujeres y 801 hombres en prisión preventiva. Continúa la duda sobre qué estrategias de difusión y campañas informativas fueron implementadas en los centros penitenciarios para que las 949 seleccionadas hagan un voto informado.

Derivado de la sentencia de 2018 donde la Sala Superior del Tribunal Electoral encontró responsable al Estado mexicano de no contar con los mecanismos necesarios para que las personas privadas de libertad en prisión preventiva tuvieran derecho al sufragio, el pasado lunes el Instituto Nacional de Electoral (INE) comenzó la jornada electoral en cinco centros penitenciarios del país mediante la modalidad anticipada.

Se trata de 949 personas en prisión preventiva que, durante el 17, 18 y 19 de mayo ejercerán este derecho político por primera vez en México.

Cabe recordar que en enero de 2021, el INE dio a conocer los detalles del Modelo de operación de la prueba piloto del Voto de Personas en Prisión Preventiva”en donde informaba que serían 2 mil 699 personas privadas de libertad en prisión preventiva las seleccionadas para participar en este programa piloto, sin embargo, de acuerdo al último informe del INE sobre la conformación de la lista nominal de electores de personas que se encuentran en prisión preventiva, la lista final quedó integrada por solo 148 mujeres y 801 hombres de los CPS de Sonora, Guanajuato, Chiapas, Morelos y Michoacán.

Durante estos tres días, funcionarios del INE en coordinación con personal de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) visitarán los centros penitenciarios mencionadas para que las personas contempladas en esta lista nominal voten en sobres cerrados personalizados. Sus boletas serán resguardadas y finalmente computarizadas para contabilizarse durante la jornada electoral del 6 de junio.

Estos hechos se vuelven históricos dado que en México aún prevalecen fuertes estigmas y prejuicios contra las personas privadas de libertad que constantemente les priva de derechos; por tanto, que se reconozca que no existe justificación alguna para negarles este derecho político electoral es un avance significativo hacia la efectiva reinserción social.

Sin embargo a pesar de ello, las dudas sobre la efectividad de este programa continúan: 

  • La lista nominal final indica que solo harán efectivo su derecho el 1% de la población en prisión preventiva, por lo que el INE tiene solo tres años para garantizar que el 99% restante pueda votar en 2024.
  • La conformación final de la lista nominal fue recortada de 2 mil 699 a 949 personas, lo cual comienza a vislumbrar retos importantes para brindar a las personas privadas de libertad en prisión preventiva los mecanismos suficientes para hacer exigibles sus derechos.
  • Continúa la duda sobre qué estrategias de difusión y campañas informativas fueron implementadas en los centros penitenciarios para que las 949 seleccionadas hagan un voto informado.
  • El INE no ha realizado ningún exhorto a las y los candidatos para integrar en sus campañas a esta población en situación de vulnerabilidad, no hay conocimiento de propuestas de políticas públicas enfocadas a esta población o a sus familiares. Es decir, en concreto, la población penitenciaria continúa siendo invisible. 


Los retos que se le han presentado al INE durante la implementación de este programa piloto nos brindan un panorama del nivel de complejidad que tendrá el proceso electoral en 2024: el Instituto tiene que garantizar que más de 90 mil personas en prisión puedan ejercer su derecho a votar. Y no solo eso, el sistema penitenciario y las autoridades corresponsables deben mejorar sus mecanismos de articulación para informar, mediante campañas de concientización dirigidas a las personas privadas de libertad y a sus familias, sobre la importancia de hacer uso de este derecho como vía para hacer exigibles el resto de sus derechos.

La organización ASILEGAL observa esta jornada electoral en aras de coadyuvar a garantizar los derechos humanos de las personas privadas de libertad, asimismo, refuerza su compromiso con la sociedad civil para continuar brindando un análisis objetivo de los logros y desaciertos de este programa piloto. 

Publicado originalmente en ASILEGAL

Asilegal (2021). Sólo 949 personas en prisión preventiva harán efectivo su derecho a votar. Desinformémonos. Recuperado el 19 de mayo de 2021 de: https://desinformemonos.org/solo-949-personas-en-prision-preventiva-haran-efectivo-su-derecho-a-votar/

Recolectores: el eslabón olvidado en el negocio del reciclaje

La recolección de residuos y el reciclaje ha permitido a las empresas generar ganancias mientras reutilizan materiales. Sin embargo, los primeros en participar en esta cadena de ganancias son los menos beneficiados: las y los recolectores voluntarios

Ray Ricardez (@RayRicardez), Lado B

11 de mayo de 2021

Lado B
*Foto de portada: Al Piso No, Recolectores Voluntarios

Desde temprano, antes de que pase el camión de la basural, “calle por calle y montonera por montonera”, procurando no “hacer un regadero” para que las y los vecinos de la colonia no se molesten con él, Don Eugenio García busca su sustento en los desechos de la gente.

Así empieza el proceso de reciclaje, que tiene a las y los recolectores voluntarios (también llamados “pepenadores”) como último eslabón de un proceso que ayuda al medio ambiente pero que les mantiene en la precariedad, sin reconocimiento ni apoyos gubernamentales, con empleos informales y atrapados en una cadena de ganancias en la que los centros de acopio y las empresas son los más beneficiados.  

Eugenio García, quien se ha dedicado a esta labor en la ciudad de Puebla desde hace 30 años, se levanta desde las cinco de la mañana, de lunes a sábado, para recorrer calle por calle en busca de basura que pueda reciclarse (cartón, vidrio, plástico, entre otros). Sus compañeros y él ganan en promedio 60 pesos al día (menos que el salario mínimo de este país), de acuerdo con Claudia Cruz, presidenta de la asociación Al piso no, Recolectores Voluntarios. 

Mientras tanto, el mercado de residuos reciclables en el estado de Puebla generó en 2020 un promedio de 798 millones 883 mil 524 pesos, es decir, una ganancia diaria de 2 millones 188 mil 721 pesos, de acuerdo con el Diagnóstico Básico para la Gestión Integral de los Residuos elaborado por la Secretaría del Medio Ambiente del gobierno federal. A nivel nacional, esta industria produjo más de 16 mil millones de pesos. 

Pese a que la recolección de estos materiales, según García y Cruz, permite ampliar el tiempo de vida de los rellenos sanitarios y fomentar el reuso, esta actividad es poco redituable económicamente para las y los recolectores debido a que existe todo un esquema de distribución de compraventa de materiales en donde, al ser el primer contacto con los residuos, reciben las menores ganancias. 

“Los recolectores son los últimos de la cadena de reciclaje, a pesar de que ellos hacen el trabajo más fuerte porque son los que hacen la separación, el recuperamiento de este material y luego lo venden a un centro de acopio que les compra muy barato”, cuenta Cruz.

Esta cadena se gesta en una industria en donde la recolección de materiales adquiere un valor agregado para quienes tienen la capacidad de almacenar más producto, tratarlo y venderlo a las grandes empresas, mientras la o el recolector, que no recoge más de 20 kilos al día  —de acuerdo con Cruz— y que no tiene las herramientas para resanar el producto, recibe un pago mínimo y en la informalidad, sin acceso a derechos laborales.

Y es que la recolección es poco reconocida por gobiernos, empresas y sociedad en general. Tan solo en el municipio de Puebla, la actividad de la pepena está prohibida si es que el Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL) no la autoriza. Cruz explica que es por esto que se hacen llamar recolectores voluntarios y no “pepenadores”; y si bien asegura que en este aspecto no se han sentido hostigados por el ayuntamiento, sí fomenta la invisibilización de este sector frente a gobierno y empresas. 

María Eugenia Ibarrarán, economista ambiental y directora del Instituto de Investigaciones en el Medio Ambiente, Xabier Gorostiaga, de la Universidad Iberoamericana Puebla, explica que estas personas son quienes menos ganan en esta actividad, ya que no tienen siquiera algún contrato, ni tampoco un apoyo económico o programa desde gobierno que les beneficie. “Son una población sumamente vulnerable”, sentencia.

Además, tienen que exponerse a los riesgos que implica intervenir en los residuos, como cortarse, picarse con una jeringa o adquirir alguna enfermedad. Eugenio García cuenta que a esto se suma el peligro de ser víctima de un asalto, ya que a varios de sus compañeros les han robado sus carritos y dinero. 

Cruz también detalla que hay quienes trabajan en familia y en sus casas van juntando materiales para venderlos el fin de semana, llegando a obtener 500 pesos por el trabajo de aproximadamente tres personas.

Su trabajo lo realizan, además, en un país en donde los gobiernos poco hacen por fomentar la separación y reciclaje de los residuos, dificultando aún más su labor, explica Paola Figueroa, Ingeniera Química y estudiante de Ingeniería Ambiental en la Universidad de las Américas Puebla.

El recolector contra la cadena de intermediarios

Recolectores voluntarios: el eslabón olvidado en el negocio del reciclaje
Foto: Al Piso No, Recolectores Voluntarios

La cadena inicia, por lo general, cuando el recolector o recolectora lleva sus materiales a centros de acopio clandestinos (lugares sin mucho espacio y sin registro oficial). Ahí les compran el material muy barato. Este primer centro es pequeño y construido de manera improvisada, cuenta Cruz, y es ahí en donde la mayoría de recolectores deja sus productos, ya que pueden hacerlo en cantidades pequeñas y sin necesidad de limpiarlos o tratarlos de alguna forma. 

Estos centros clandestinos, explica la presidenta de Al Piso No, explotan a los recolectores. Incluso, asegura que en la pandemia han bajado los precios en los que compran el producto a las y los recolectores, afectándoles aún más. 

Posteriormente, estos lugares acumulan mayor cantidad de basura y la venden a centros de acopio con más capacidad para que después lleguen a uno oficial (más espacioso y con permiso de gobierno para operar), en donde se organizan y limpian para que finalmente las empresas la compren a un mejor precio y en grandes cantidades para reciclarla. 

Son cuatro o cinco eslabones entre el recolector y la empresa para que el material llegue y se recicle. Y es que las corporaciones no aceptan el material como el recolector lo organiza, ya que esperan que los centros de acopio lo limpien o adecúen para dárselos como indican. Es ahí donde aumenta su valor. 

“En estos eslabones incluso se va hasta duplicando el precio”, asegura Cruz. Al final, explica, la empresa no se acerca al recolector, sino a estos centros, donde está la ganancia más grande. Las empresas, además, esperan comprar en toneladas. 

Por su parte, los Puntos Verdes y centros de acopio del ayuntamiento eliminan del proceso a las y los recolectores. Eugenio García explica que cuando una persona dona sus materiales separados a estos sitios, estos los venden posteriormente a las empresas y la ganancia se queda en el gobierno. Por ello, detalla que recolectores han solicitado a las autoridades el permiso para recolectar los residuos generados en centros comerciales y zonas residenciales, pero que no han recibido respuesta.

Al final, de acuerdo con Cruz, los recolectores hacen la labor pesada, ganan poco y de manera informal y las empresas y centros de acopio se benefician más. 

Una industria desigual

Recolectores voluntarios: el eslabón olvidado en el negocio del reciclaje
Foto: Al Piso No, Recolectores Voluntarios

Mientras tanto, la estructura de reciclado sigue teniendo como base a las y los recolectores. De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Latinoamérica el 80 por ciento de los residuos son recogidos por este sector. “Son un elemento clave en todo el tratamiento de residuos y disposición final”, asegura Figueroa.

A nivel nacional, “la industria del reciclaje tiene un valor de 100 mil millones de pesos; sin embargo, los recolectores son los últimos en la cadena de ganancias”, escribió Cruz en el documento Gestión de los residuos sólidos urbanos: Experiencias en América Latina y Austria, publicado este año. En entrevista para LADO B, asegura que a pesar de que las personas recolectoras trabajan para el cuidado del medioambiente, nunca les volteamos a ver como sociedad. “Tienen un nombre y un apellido, y son cabezas de familia que viven de esto”, sentencia. 

De acuerdo con este documento, en México hay alrededor de 800 mil recolectores (el 0.7 por ciento de la población del país), de los cuales, 60 por ciento son mujeres y 10 por ciento son menores de edad. Y en promedio, cada recolector o recolectora gana únicamente tres mil 200 pesos mensuales, a pesar de que ellas y ellos separan 90 por ciento de los residuos que serán reciclados en centros de acopio y empresas. A su vez, la Secretaría de Medio Ambiente informó que en 2020 el reciclaje generó más de 16 mil millones de pesos en el país. 

Tan solo en la ciudad de Puebla, los recolectores han realizado jornadas de limpieza y recolección en diferentes colonias, limpiando 110 kilómetros de calles y avenidas principales, levantado alrededor de 45 toneladas de materiales en conjunto por día.

Y mientras los recolectores ganan poco en la informalidad, las grandes empresas encuentran los mayores beneficios económicos. De acuerdo con Greenpeace México, en su publicación ¿Quién gana con el negocio del reciclaje?las corporaciones ganan millones de pesos por los residuos que reciclan. Asimismo, informan que en 2018, el Foro Económico Mundial y la Fundación Ellen MacArthur, reportaron en La nueva economía de los plásticos que el sector privado podría recuperar entre 80 mil y 120 mil millones de dólares al reciclar únicamente los plásticos que producen. 

Integrar a recolectores desde el reciclaje incluyente 

recolectores voluntarios
Foto: Al Piso No, Recolectores Voluntarios

Es importante que las empresas, los gobiernos y la sociedad asuman su papel en el proceso de reciclado desde la perspectiva del reciclaje incluyente en favor de las y los recolectores, explica Figueroa. Este movimiento ha tomado fuerza en Latinoamérica y apela a dignificar la labor de las personas involucradas en la reutilización de los materiales. 

La Doctora Ibarragán asegura que está bien que el reciclaje exista y sea un negocio, ya que ayuda a que las empresas destinen esfuerzos en recolectar residuos. Sin embargo, advierte que esto debe hacerse desde la economía circular, generando cooperativas de economía social, en donde las y los recolectores, así como todos los actores involucrados, participen como socios (no desde la informalidad), obteniendo mejores resultados y ganancias en esta labor.

Una opción es la creación de una cooperativa conformada por recolectores en donde se almacenen los materiales, se separen, se limpien y se envíen a las empresas, cuenta Cruz. En un espacio como este, detalla, las y los jóvenes podrían salir a recolectar mientras las personas mayores separan el producto en el establecimiento. 

Figueroa también explica que como sociedad podríamos colaborar separando y organizando nuestros residuos para dárselos cotidianamente a los recolectores, ayudándoles en su labor y ganancias.

La presidenta de Al Piso No espera que ya se pueda acotar esta cadena para que las empresas integren a las y los recolectores en el proceso de una manera digna y con una mejor ganancia para ellas y ellos, así como los gobiernos volteen a ver la labor tan importante que hacen, otorgándoles herramientas y protegiéndoles.

*Foto de portada: Al Piso No, Recolectores Voluntarios

“El presente artículo es propiedad de Lado B

Ricardez, R. (2021). Recolectores: el eslabón olvidado en el negocio del reciclaje. Lado B. Recuperado el 12 de mayo de 2021, de https://www.ladobe.com.mx/2021/05/recolectores-el-eslabon-olvidado-en-el-negocio-del-reciclaje/

Convocan a participar en Primer Congreso de mujeres de Ecatepec

Aline Espinosa Gutiérrez | CIMAC Noticias.

Jueves 22 de abril de 2021

Ciudad de México. Integrantes de diversas organizaciones de Ecatepec, Estado de México, presentaron esta mañana la convocatoria para el primer Congreso de mujeres de este municipio con el fin de generar una agenda política que visibilice sus necesidades desde sus voces y experiencias y que esperan darla a conocer el 20 de mayo de 2021 para después entregarla a diputadas. 

En un evento virtual, Elsa Arroyo Hernández, Carmen Zapata Vázquez, Jessica García Puertos, Angélica Cedillo Sánchez, Sonia Gutierrez Olvera y Marlen Torres Álvarez, organizadoras de este congreso, explicaron que esta agenda servirá como un instrumento de guía para que se conozca y atiendan las problemáticas que las aquejan y que las autoridades desarrollen acciones afirmativas relacionadas con ello.

“El municipio sigue concentrado altos indices de violencia contra las mujeres. Lo que hemos visto es que a nivel del municipio no existe una política pública para reducir la violencia y los casos de feminicidio. Los datos que existen tenemos la sospecha que no son reales, ya que algunos casos de feminicidio no se clasifican como tales, sino como homicidios culposos, dolosos o imprudenciales”, detalló Elsa Arroyo.  

Ante este panorama, añadieron, el congreso busca demostrar que desde hace 10 años las cifras de feminicidio y desaparición de mujeres y niñas no han disminuido. “Esperamos que este proyecto incite a que surjan más grupos de mujeres que puedan trabajar dentro de su comunidad para que puedan prevenir la violencia”, apuntaron. 

De enero a febrero de 2021, el Estado de México sigue registrando los mayores casos de feminicidio con con 26 hasta el momento, a este le sigue Veracruz con 14, Chiapas con 9, Morelos con 7, Nuevo León con 7, Sinaloa con 7, Chihuahua con 6, Ciudad de México con 6, San Luis Potosí con 6, entre otros. Los estados sin ningún caso son Tabasco, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas, de acuerdo con el informe sobre violencia contra las mujeres del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica. 

Durante 2020, en México se registraron 940 casos de feminicidio, de los cuales 150 ocurrieron en el Estado de México, 84 en Veracruz, 67 en Nuevo León, 66 en Jalisco y 64 en la Ciudad de México, según el informe de violencia contra la mujer del Secretariado Ejecutivo.

Las feministas explicaron que el Congreso también es impulsado por integrantes de las organizaciones “Mujeres, Democracia y Ciudadanía”; la “Red Internacional Comisión Huairou”; la “Plataforma Global Feminista por la Tierra y los Territorios”; “ Defensoras y Defensores Populares por los Derechos de Ecatepec” y “Urban@s: Por Nuestro Derecho a la Ciudad”.

El evento se realizará el próximo 17 de mayo de manera virtual y en él podrán participar mujeres de 15 a 95 años, organizaciones, académicas, investigadoras, lideresas comunitarias, sociedad civil y empresarias que residan o no en Ecatepec.

“Es una convocatoria abierta para mujeres feministas o no feministas y tendremos un espacio para mujeres que vivan fuera de Ecatepec. Si la situación de la pandemia cambia, el congreso podrá ser realizado de manera presencial. En caso de que las mujeres no tengan acceso a internet se pueden comunicar a los teléfonos que compartimos y nosotras iremos hasta sus comunidades”, agregaron. 

Quienes deseen participar deberán presentar un trabajo escrito u oral bajo las siguientes temáticas: “Mujer y pobreza en el ámbito municipal o en comunidad”, “Mujer y salud en el ámbito municipal o en comunidad” y “Acceso de las mujeres y niñas a la Educación y el Arte en el ámbito municipal o en comunidad”. 

Otro temas que se pueden abordar serán “La violencia contra las mujeres, las jóvenes, y las niñas en el ámbito municipal o en comunidad”; “La mujer, la economía y la recuperación post Covid-19 en el ámbito municipal o en comunidad”; “La mujer en el ejercicio en el poder y la adopción de decisiones en el ámbito municipal o en comunidad”; y “Los Derechos Humanos de la mujer, el medio ambiente y los servicios públicos en el ámbito municipal o en comunidad”. 

Todos los materiales deben contener un análisis profundo sobre el contexto municipal y proponer estrategias para mejorar la problemática que elijan. La convocatoria para entregar los trabajos cierra hasta el 13 de mayo de 2020. Por último, llamaron a que las mujeres de todo el país se animen a formar parte de este Congreso y la sociedad se enfoque en la grave situación de violencia en Ecatepec, municipio que cuenta con Alerta de Violencia de Género por feminicidio desde 2015. 

21/AEG/LGL

“El presente artículo es propiedad de CIMAC Noticias“.

Espinosa Gutiérrez, A. (2021). Convocan a participar en Primer Congreso de mujeres de Ecatepec. CIMAC Noticias. Recuperado el 23 de abril de 2021 de: https://cimacnoticias.com.mx/2021/04/22/convocan-a-participar-en-primer-congreso-de-mujeres-de-ecatepec

Museo Cabañas para personas con discapacidad visual o auditiva

Ivett Rangel | Yo También.

Miércoles 21 de abril de 2021

Fotografía en donde aparecen las dos manos de un hombre adulto, tocando una tablilla de madera en sistema braille, una parte del traslado de la obra de José Clemente Orozco.

Los icónicos murales del jalisciense José Clemente Orozco ahora son accesibles en sistema braille y en Lengua de Señas Mexicana.

El Museo Cabañas trasladó a sistema braille y a Lengua de Señas Mexicana la obra de José Clemente Orozco para que las personas con discapacidad visual o auditiva puedan conocer los murales del célebre mexicano.

Desde 1997, el Instituto Cultural Cabañas, ubicado en el corazón de Guadalajara, es Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco por su imponente arquitectura neoclásica y por resguardar las piezas más destacadas de Orozco, figura fundamental del movimiento muralista en México.

En sus paredes, bóvedas y el tambor de la cúpula están plasmados frescos que abordan temas relacionados con la cultura mexicana, como la época prehispánica, las raíces indígenas y la Conquista, entre otros.

La pieza central de todo el complejo: El hombre de fuego, ubicado en la Capilla Mayor, ahora también es accesible a personas con discapacidad. 

“Es un sitio Patrimonio de la Humanidad, es decir que es de todos, pero carecíamos de un programa de inclusión, así que a partir de 2019 buscamos un primer proyecto que incluyera la diversidad funcional para que más personas pudieran venir y conocer nuestros contenidos.

“Ya en 2020, a puerta cerrada por la pandemia, desarrollamos todos estos nuevos materiales para que sea una experiencia más sensible y completa”, cuenta Laura Bordes, directora de educación del Museo Cabañas.

Para las personas con discapacidad visual hay un piso podotáctil desde la entrada principal del museo y pasa por el área de atención a visitantes. Ahí, pueden solicitarse las audiodescripciones para conocer el significado de los murales, así como su contexto histórico y artístico. 

También se entrega un kit con láminas, a manera de un rompecabezas, que tienen textura y sistema braille que permiten conocer la composición de los murales; este material didáctico se solicita a préstamo, sólo hay que dejar una identificación a cambio. 

“Es un material palpable que permite recorrer el museo de manera autónoma y acceder a detalles extra”, dice Bordes. 

Para las personas con discapacidad auditiva hay videos informativos y explicativos en Lengua de Señas Mexicana y con subtítulos (Signoguías) debajo de cada mural. Duran entre tres y cinco minutos y operan mediante códigos QR. 

Si se desea recorrer el museo en compañía de un guía, debe hacerse una solicitud al correo visitantes museocabanas@gmail.com o al teléfono 33 3818 2800 ext. 31009. 

También hay préstamo de sillas de ruedas para quienes lo requieran. 

El costo de entrada para personas con discapacidad es de 30 pesos. 

El Museo Cabañas está abierto de martes a domingo de 11:00 a 17:00 horas. 

El Instituto Cultural Cabañas, junto con la Catedral de Guadalajara, la Glorieta Minerva, el Teatro Degollado y los Arcos de Guadalajara, exige una escala en cualquier itinerario por la Perla Tapatía. 

Collage con cuatro fotografías de diferentes partes del Museo Cabañas, un hombre haciendo uso de las placas de la obra en sistema braille, una mujer sanitizando las piezas, un código QR sobre una pared del museo y un par de manos de mujer haciendo uso de las piezas en sistema braille.
Fotografías proporcionadas por la Secretaría de Cultura de Jalisco.

“El presente artículo es propiedad de Yo También“.

Rangel, I. (2021). Museo Cabañas para personas con discapacidad visual o auditiva- Yo También. Recuperado el 23 de abril de 2021 de: https://www.yotambien.mx/actualidad/museo-cabanas-para-personas-con-discapacidad-visual-o-auditiva/

Denuncian desplazamiento forzado de centro comunitario para mujeres y disidencias en Tijuana

Redacción Desinformémonos

13 de abril de 2021

Ciudad de México | Desinormémonos. La Tía: Gestora Cultural, organización de mujeres y personas disidentes de género, informó que fue orillada a desplazarse de su centro comunitario «debido a situaciones de violencia patriarcal, clasista y LGTBfoba».

La organización emergente de Zona Este, Tijuana, denunció el pasado lunes el desplazamiento forzado de su centro comunitario que brinda apoyo a mujeres empobrecidas, personas racializadas, infantes, personas en situación de calle o de drogadicción y otras comunidades vulneradas y que realiza actividades comunitarias gratuitas como talleres de oficios, huertos y recaudación y distribución de donaciones.

El centro comunitario se organiza de manera autogestiva, solidaria y horizontal y recibe apoyo en forma de voluntariado, difusión de contenido y donaciones de alimentos, vestimenta, libros y herramientas de construcción, explican en su página de Instagram. Ahora están en búsqueda de un nuevo espacio para ubicar su centro comunitario y “seguir apoyando comunidades vulneradas en Zona Este, Tijuana”.

Entre los otros proyectos de La Tía está gestionar actividades culturales, artísticas, ambientales y comunitarias en Zona Este, Tijuana. La organización también hace divulgación de contenido digital sobre cultura y tiene un podcast colaborativo titulado “Chamoyadas”.

“El presente artículo es propiedad de Desinformémonos

Redacción Desinformémonos. (2021). Denuncian desplazamiento forzado de centro comunitario para mujeres y disidencias en Tijuana. Desinformémonos. Recuperado el 14 de abril de 2021, de https://desinformemonos.org/denuncian-desplazamiento-forzado-de-centro-comunitario-para-mujeres-y-disidencias-en-tijuana/

Mujeres indígenas y afro de Oaxaca ganan batalla al PT; tendrán representatividad en elecciones 2021

Citlali López Velázquez | CIMAC Noticias

Lunes 29 de marzo de 2021

elecciones29ObsDerechosPolíticosdelasMujeresGuerrerenses
Imagen retomada del Observatorio de los Derechos políticos de la mujer

Oaxaca, Oax. Mujeres indígenas y afro de Oaxaca ganaron la batalla al Partido del Trabajo (PT) ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quien determinó validar las acciones afirmativas del Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) impugnadas por el partido de izquierda.

Los lineamientos que intentaron ser frenados por el PT, instituto político que en la entidad dirige Benjamín Robles Montoya, mandatan a los partidos políticos y coaliciones electorales a registrar candidatas y candidatos con autoadscripción indígena o afromexicana calificadas, personas con discapacidad permanente, personas LGBTTIQ+, mayores de 60 años y juventudes.

En rueda de prensa, Karina López Regalado, precandidata a la diputación del distrito de Juchitán y una de las tres promotoras de la impugnación a la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO) y de la Sala Xalapa, por medio de la cual se revocaron las acciones afirmativas contenidas en los artículos 8 y 11 párrafo 6 de los Lineamientos en materia de Paridad de Género, los cuales fueron aprobados por el Consejo General del IEEPCO, destacó que la resolución es motivo de fiesta y celebración porque por primera vez en la historia de Oaxaca las mujeres indígenas y afro estarán representadas.

De esta manera los partidos políticos estarán obligados a registrar a las diputaciones de mayoría relativa, cinco fórmulas de candidatas y candidatos con autoadscripción indígena o afromexicana calificadas; una fórmula de personas con discapacidad permanente física o sensorial; una fórmula de personas mayores de 60 años, y; una fórmula de personas jóvenes.

En cuanto a las planillas de candidaturas a los ayuntamientos, mandatan que por cada segmento de competitividad deberán postular 35 por ciento de candidaturas, con autoadscripción indígena y/o afromexicana calificadas; 5 por ciento de candidaturas de personas con discapacidad permanente física o sensorial; 10 por ciento de personas mayores de sesenta años, y; 10 por ciento de personas jóvenes.

Fue este 24 de marzo cuando la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocó la resolución de la Sala Regional Xalapa, que a su vez confirmó la sentencia del Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO), por medio de la cual se revocaron las acciones afirmativas.

La integrante de “Las Constituyentes”, Diana Luz Vázquez, destacó que los lineamientos son de avanzada y después de la ciudad de México es la segunda entidad en tener garantizadas las cuotas a la población antes mencionada. “Esto marca un precedente en Oaxaca que sienta jurisprudencia para todos los pueblos indígenas del país, es decir que todas las mujeres indígenas de México, a partir de esta resolución van a poder exigir en sus partidos las cuotas indígenas que les corresponden y les han negado, que decir de las mujeres afromexicanas”, destacó.

21/CLV/LGL

“El presente artículo es propiedad de CIMAC Noticias.”

López Velázquez, C. (2021). Mujeres indígenas y afro de Oaxaca ganan batalla al PT; tendrán representatividad en elecciones 2021. CIMAC Noticias. Recuperado el 29 de marzo de 2021 de: https://cimacnoticias.com.mx/2021/03/29/mujeres-indigenas-y-afro-de-oaxaca-ganan-batalla-al-pt-tendran-representatividad-en-elecciones-2021

Migrantes, entre los más afectados por la Covid-19

Antonio Sierra García | Desinformémonos

Miércoles 24 de marzo de 2021

La pandemia ha afectado a todas las personas alrededor del globo, pero el impacto ha sido mayor en los grupos en condiciones de vulnerabilidad, como las personas migrantes, los solicitantes de asilo y los refugiados. El impacto es diferenciado dependiendo del grupo humano al cual se refiere, dado que hay personas con mayor fragilidad, por ejemplo: mujeres, niños, niñas, adolescentes, migrantes con alguna discapacidad, personas LGBT y migrantes indígenas.

La Covid 19 obligó a cerrar la mayor parte de los sistemas migratorios y sus procedimientos de asilo. De acuerdo con Elisa Ortega Velázquez, investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ), “esto no se impuso ni con los ataques terroristas de 2001 o la gran crisis migratoria de 2015-2016. Fueron pocos los países que, en esta pandemia, continuaron con sus procedimientos de asilo o procedimientos migratorios”.

Lo anterior afectó a las personas migrantes, a los refugiados y a los solicitantes de asilo. Se debe recordar que muchos quedaron varados en los países de los que querían huir. Elisa Ortega dijo que Estados Unidos empezó con procedimientos sumarios de deportación, ayudados por países como México. “Muchos regresaron al lugar del cual habían huido. Esto se realizó sin seguir protocolos sanitarios y diseminando el COVID. Los regresaron a países con sistemas sanitarios quebrados y esto generó un círculo vicioso”.

El COVID ha afectado de diferente manera a los adultos, a los adultos mayores o a personas con comorbilidades (es decir, que sufren dos o más trastornos), pero para las niñas y niños migrantes, los impactos socioeconómicos son graves. “Aumenta todo tipo de violencia, el trabajo infantil y la deserción escolar. El acceso a la educación hoy es casi impensable para estas poblaciones, porque la educación se lleva de manera virtual. Si estas poblaciones antes estaban marginadas, ahora la brecha se hace mayor”, advirtió la investigadora del IIJ.

Recordó que desde hace más de 30 años, México ha sido un brazo más de la política migratoria y de asilo de Estados Unidos. “A partir de 2020, con la pandemia, el país se alineó y cerró las fronteras, no sólo con Estados Unidos sino de manera general; también suspendió los procedimientos de migración y asilo”.

“Lo que pasa allá impacta acá de manera relevante. En el caso de Estados Unidos, el cierre de los procedimientos de asilo en su frontera sur fue dado por temas de corte racial y clasista, porque sólo se aplicaron a migrantes irregulares, solicitantes de asilo y niños migrantes no acompañados que llegaran por vía terrestre por la frontera sur de Estados Unidos. El argumento fue que se trataba de un asunto de seguridad Nacional, que podrían ser portadoras del virus y traer un riesgo para su nación.”

“Los migrantes y solicitantes de asilo comenzaron a ser vistos como riesgos biológicos. México se alineó con esa política y facilitó los procedimientos de deportación exprés. En el caso de niñas y niños comenzó a colaborar con Estados Unidos para deportar a quienes no estaban acompañados, incluso los enviaron a países de los cuales no son nacionales, sin hacer revisiones básicas, de verificar que hubiera alguien que recibiera a estos niños no acompañados. Se les regresó a la boca del lobo. Los niños venían huyendo de peligro, de la amenaza contra su vida, contra su seguridad, y se les volvió justo a estos lugares.”

En el contexto actual, habrá nuevos migrantes con mayor vulnerabilidad. Sobre todo, una migración de retorno. También aumentará el trabajo de lo que se denomina nómadas digitales. Ahora será una fuerza laboral más precarizada y masificada, porque habrá muchos trabajadores digitales que ocuparán ciudades.

De acuerdo con Ariadna Estévez, investigadora del Centro de Investigaciones Sobre América del Norte (CISAN), a raíz de la pandemia han muerto muchas personas que estaban haciendo trabajos manuales de cuello azul, es decir, aquellos que trabajan en fábricas y talleres. Pero ahora será el momento de regularizar a esta gente que podrá llenar la pérdida de fuerza laboral. Sin embargo, esto obedece a un contexto más que a buenas voluntades. “Lo estamos viendo en Estados Unidos, pero también en Italia. Se podría pensar que son oportunidades que surgieron con la pandemia, pero hay un interés estructural que va más allá de esto. Veremos que estarán admitiendo y regularizando a los migrantes, pero en la medida de su conveniencia”.

Ariadna Estévez coordina junto con Elisa Ortega el Seminario de Estudios Críticos del Derecho y Migraciones. “El seminario lo iniciamos pensando en llenar un nicho de estudio que consideramos no se había abordado. Nos interesa presentar estudios sobre cómo el derecho ve las migraciones y cómo el derecho afecta las migraciones, partiendo de la idea de que tanto el derecho y la migración son fenómenos que están atravesados por clase, género, raza, etnia, nacionalidad, edad, orientación sexual, etcétera. Estamos interesadas en estos grupos vulnerables”.

Publicado originalmente en Gaceta UNAM

“El presente artículo es propiedad de Desinformémonos“.

Sierra García, A. (2021). Migrantes, entre los más afectados por la Covid-19. Desinformémonos. Recuperado el 24 de marzo de 2021 de: https://desinformemonos.org/migrantes-entre-los-mas-afectados-por-la-covid-19/

Cuando no es posible Aprender en casa: enseñar a leer, escribir y sumar en los cruceros viales

Alejandro Ruiz | Pie de Página

Miércoles 24 de marzo de 2021

Mientras la deserción estudiantil crece por la pandemia, una maestra decidió dar clases en los cruceros a niños sin internet ni un televisor para aprender en casa. Casi un año después, a su estrategia se han sumado decenas de voluntarios. Lo grave, destaca la docente, es que cada día encuentran a más estudiantes en estas condiciones de precariedad

Texto y fotos: Alejandro Ruiz

QUERÉTARO.- El ruido de la retroexcavadora rompiendo el asfalto ensordece a los cláxones y motores que circulan por la calle. La tierra levantada por el viento llena los parabrisas de polvo, mientras camiones y autos avanzan lentamente por la avenida Cimatario hacia el cruce con la carretera 57. El semáforo está en rojo.  

Mientras el tiempo discurre entre el minuto y medio que tarda en llegar el “siga”, Rocío y su familia, quienes desde hace más de 7 años migraron de Santiago Mexquititlán hacia la capital queretana, avanzan precavidos entre los automóviles. Ofrecen mazapanes y bolsas de basura a los conductores, mientras que en el camellón que delimita la vuelta continua. Sus hijos aguardan pacientes a que su mamá termine la venta del día.

“Primero nos venimos mi esposo y yo”, dice la mamá de 29 años de edad, “nos vinimos a buscar trabajo y a vender cosas aquí en el crucero. Dejábamos a los niños con mi mamá en el pueblo, es hasta hace un año y medio que decidimos traerlos aquí con nosotros”.

Antes de la pandemia, Rocío llevaba a sus hijos a una de las primarias del DIF ubicadas en el Centro Histórico de la capital queretana, lo cual le permitía poder realizar su trabajo como vendedora ambulante sin exponerlos a los riesgos que implica estar en las calles. 

Tras el confinamiento, para miles de familias, como la de Rocío que carece de acceso a internet o a la televisión, la educación de sus hijos pende de un hilo.

“Para poder sacar algo para comer tenemos que estar aquí en el crucero de 6 a 7 horas, y no puedo dejar a mis hijos solos todo ese momento. Me los traigo aquí. Yo quiero que ellos continúen estudiando para que no estén en una situación como nosotros, pero no tenemos internet ni televisión, y en la escuela sólo los reciben dos días a la semana. Tengo miedo de que se rezaguen o quieran dejar de estudiar”.

Rocío, comerciante.

Al crucero donde trabaja Rocío con sus hijos, llegó la maestra Jemima Peláez, para enseñarles lo que antes aprendían en el aula.

En el semáforo, una alternativa

Jemima Peláez es maestra de educación especial en el municipio de Jalpan de Serra, y aunque su labor se ha visto afectada por la pandemia ella sigue dando clases frente a un grupo de 30 niñas y niños en la comunidad. 

“Tras la suspensión de las clases presenciales me tuve que regresar aquí a la ciudad, y voy una vez al mes para Jalpan para atender a mis niños, yo me esfuerzo para que ellos no se rezaguen” puntualiza. 

Día con día, cuando Jemima salía a correr por su colonia, se percató de que las y los niños que trabajaban en los semáforos habían incrementado y se preocupó por su continuidad educativa. 

“Yo me pregunté ¿cómo le están haciendo estos niños con las escuelas cerradas? Y la verdad es que como maestro tu vocación es enseñar, y al ver a tantos niños en esta situación no podía quedarme quieta”, relata. “Decidí salir con algunos materiales didácticos y hablando con las mamás de los niños les propuse darles clase ahí en el semáforo, apoyarles con sus tareas y darle seguimiento a los contenidos de la SEP, y es así como nace En el Semáforo se aprende.” 

La iniciativa de Jemima inició en un semáforo a un costado de la carretera federal No.57, y ahí comenzó a atender a un grupo de 5 niñas y niños que acompañaban a sus padres en la venta del día, poco a poco la iniciativa fue expandiéndose en diversos cruceros de la ciudad, hasta cubrir 28 puntos de la zona metropolitana. 

“El proyecto comenzó a llamar la atención de mucha gente, muchos medios de comunicación se acercaron para entrevistarnos y aplaudir la iniciativa, yo estoy muy agradecida por eso, pues poco a poco una red de voluntarios se fueron sumando, nutriólogas, biólogos, gente profesionista que vio las mismas necesidades que yo vi cuando en noviembre comenzamos a dar clases” señala. 

A la par que una red de voluntarios se fue sumando al proyecto que abandera la maestra Jemima, donaciones de gente y empresas fueron llegando para que pudiera haber una continuidad en la iniciativa. Asimismo, las autoridades de la Unidad de Servicios para la Educación Básica en el Estado de Querétaro (USEBEQ) se acercaron a la maestra para dotar de clave escolar a su proyecto y que pudiera certificar de grado a sus alumnos. 

Para Jemima esto representó un avance, pues varias personas la fueron contactando a través de su página de Facebook para que la iniciativa pudiera implementarse en otras comunidades de la entidad. 

“Actualmente tenemos tres centros educativos en Santiago Mexquititlán, Vizarrón y La Griega. Asimismo sumamos 76 voluntarios quienes a diario trabajamos con los grupos que ya se abrieron. Estoy muy contenta, pero a la vez muy preocupada, pues la necesidad de este proyecto refleja una problemática social: cada vez hay más niños en situación de calle o trabajando en los semáforos”.

Para la docente de educación especial, lejos de felicitar la iniciativa de su asociación, lo que en verdad preocupa a quienes integran En El Semáforo Se Aprende es la realidad educativa que atraviesan miles de niñas y niños en el estado, pues la pandemia ha acrecentado la migración de las comunidades campesinas hacia las ciudades, lo que ha orillado a que cad vez existan más familias habitando y trabajando en los cruces peatonales del estado.

“Estamos abiertos a que recibamos más voluntarios y donaciones, pero creo que la tarea que tenemos es combatir las condiciones estructurales que orillan a alguien a desplazarse, a estar tomando clases en un semáforo, a trabajar cuando deberían de estar estudiando, es algo que me entristece mucho”, agrega.

Durante los primeros meses del 2021 la iniciativa de la maestra Jemima se vio pausada por la contingencia sanitaria, pues al estar la entidad en semáforo rojo el equipo de En el Semáforo se aprende decidió pausar actividades para evitar contagios entre las y los niños y el equipo de voluntarios. 

“Ahorita que regresamos contabilizamos a 110 niños que están recibiendo atención, y pues ha incrementado, lo cual refleja que cada vez hay más gente que se enfrenta a estas condiciones”, relata.

“Nosotros vamos a seguir hasta donde podamos, ya estamos por obtener la acreditación por parte de Conafe. Y cada vez nos llegan más donaciones y avisos de gente que quiere que repliquemos la iniciativa en sus comunidades, nos da gusto eso, que nos solidarizemos y avanzemos. Lo que me preocupa, recalco, es que esto sea una necesidad.” 

Como Jemima, cientos de maestros en la entidad han innovado en su labor con estrategias que permitan hacerle frente al rezago y deserción escolar en las poblaciones más vulnerables. Sin embargo, el acceso desigual a la educación sigue siendo un tema pendiente en todo el país que la pandemia sólo puso en relieve.

Los retos pedagógicos durante la pandemia

De acuerdo con el informe La política social en el contexto de la pandemia por el virus SARS-CoV2 (covid-19) en Méxicopublicado por el Coneval en mayo del 2020, el sistema Aprende en Casa profundiza la brecha en el acceso a la educación para los 20.8 millones de hogares que carecen de conectividad a internet, lo cual representa el 59.7% de la población en el país.

Además, al trasladar gran parte del proceso de enseñanza hacia el núcleo familiar -y al no contemplar factores como la ocupación, disponibilidad de tiempo, o el grado de escolaridad de los padres o tutores- no hay una garantía de que el aprendizaje en el nivel de educación básica sea significativo para las nuevas generaciones que se encuentran dentro del sistema de educación pública. 

“A nosotros se nos dificulta ayudarle a nuestros hijos con sus tareas” señala Rocío “y aunque en la escuela a la que asisten les dan una guía mensual para que la llenen, la dejaban incompleta o mal hecha ya que hay cosas que nosotros no conocemos, o no tenemos el tiempo de ayudarle a nuestros hijos.” 

Rezago educativo y deserción escolar

De acuerdo con Estela Hernández, doctora en pedagogía y docente frente a grupo en la comunidad de Santiago Mexquititlán, la pandemia por covid-19 ha propiciado que se acreciente el rezago educativo en las comunidades indígenas de la entidad, pues al no contemplar las particularidades socioeconómicas y lingüísticas en la implementación de modelos educativos homogéneos se está excluyendo del acceso a la educación a miles de niñas y niños.

“Creo que hay que generar nuevos indicadores”, señala, “pues no podemos explicar las consecuencias de esta pandemia en la educación solo con la deserción escolar, hay un rezago mayor al 90%, y eso no se refleja en que un niño deje de ir a la escuela, pues con el lastre que venimos arrastrando de la reforma educativa peñista algunos profesores pasan de grado a los alumnos sin medir realmente el aprendizaje que los niños están teniendo en la escuela”.

“Entonces tenemos a niños”, continúa, “que ya en cuarto o quinto de primaria no saben leer, escribir o sumar. Por ejemplo una de las cartillas que diseñó la USEBEQ contemplaba aspectos de trigonometría avanzada, cuando los niños apenas y saben sumar, es realmente preocupante”.

Aunque la USEBEQ declaró que aún no se tienen registros de la deserción escolar durante el ciclo 2019-2020, de acuerdo con información presentada por esta dependencia, en esta entidad, al término del ciclo escolar 2018-2019, se registró un índice de deserción escolar del -0.2% en educación primaria, 4.6% en educación secundaria y de 11.3% en nivel medio superior.

Aunado a esto, durante el segundo semestre del 2020 la Secretaría de Educación Pública (SEP) estimó que durante esta pandemia ha habido una deserción escolar en el nivel básico del 10%, lo que se traduce en dos millones 525 mil 330 alumnos de preescolar, primaria y secundaria en todo el país. 

También, de acuerdo con la Encuesta para la medición del impacto covid-19 en la educación (ECOVID-ED) 2020, a nivel nacional, 5.2 millones de personas, de 3 a 29 años de edad, no se inscribieron al ciclo escolar 2020-2021 a causa de la pandemia o por falta de dinero.

“Esto es un problema gravísimo”, puntualizó Estela Hernández “pues estamos viendo que muchos niños dejan la escuela al no comprender los contenidos que se están viendo en las clases y prefieren irse a trabajar a las fábricas o a la ciudad”.

“Además”, agrega, “las autoridades educativas estatales y federales no han implementado alternativas reales para atender este problema ni en la ciudad ni en las comunidades indígenas, pues cuando algún profesor muestra iniciativa para atender a sus grupos, se les penaliza o despide injustificadamente, no hay un diálogo.” 

De acuerdo con información solicitada a la USEBEQ, en Querétaro se están implementando diversas estrategias que refuerzan los contenidos de “Aprende en Casa”, las cuales hacen uso de las nuevas tecnologías y medios de comunicación, así como la elaboración de cartillas de trabajo que se hacen llegar a las comunidades a través de las estructuras administrativas de los municipios y las autoridades escolares. 

Asimismo, aseguran, se han destinado estrategias de acompañamiento para las y los estudiantes en situación de vulnerabilidad como visitas domiciliarias, ajustes curriculares en los contenidos educativos dando primacía a los aprendizajes clave y priorizando a la evaluación del alumno como un elemento formativo. 

Sin embargo, y pese a los esfuerzos institucionales y de colectivos pedagógicos independientes por atender la educación en tiempos de pandemia, diversas organizaciones y asociaciones de profesoras y profesores han optado por otras alternativas para atender a las y los alumnos en población vulnerable.

“El presente artículo es propiedad de Pie de página“.

Ruiz, A. (2021). Cuando no es posible Aprender en casa: enseñar a leer, escribir y sumar en los cruceros viales. Pie de Página. Recuperado el 24 de marzo de 2021 de: https://piedepagina.mx/cuando-no-es-posible-aprender-en-casa-ensenar-a-leer-escribir-y-sumar-en-los-cruceros-viales/

Salvan remesas a hogares más pobres

Braulio Carbajal, La Jornada

22 de marzo de 2021, 07:28

Según el Banco de México, durante 2020 las remesas totalizaron 40 mil 607 millones de dólares, 11.4 por ciento más en comparación con los 36 mil 439 millones de dólares enviados en 2019. El Banco Mundial estima que en 2021 caerán.
Según el Banco de México, durante 2020 las remesas totalizaron 40 mil 607 millones de dólares, 11.4 por ciento más en comparación con los 36 mil 439 millones de dólares enviados en 2019. El Banco Mundial estima que en 2021 caerán. Foto Luis Castillo / Archivo

Ciudad de México. Las remesas, que en 2020 alcanzaron un monto sin precedente, se han convertido en un auténtico salvavidas para las familias mexicanas con menores ingresos, pues de acuerdo con estimaciones del Banco de México (BdeM) llegan a representar hasta 40 por ciento de sus ingresos totales.

Según un análisis del banco central, en el primer quintil de la población, que es la de menores ingresos del país, 7 por ciento de las familias reciben divisas desde el extranjero, principalmente de Estados Unidos.

En tanto, en el segundo quintil, 6.7 por ciento de los hogares reciben remesas; en el tercero baja a 6 por ciento, en el cuarto 4.3 por ciento y en el quinto sólo 4.3 por ciento.

Lo anterior, de acuerdo con el BdeM, es una muestra de que en los sectores más pobres de la población hay un mayor porcentaje de familias que dependen de manera importante de la recepción de remesas por parte de un familiar que ha emigrado del país.

Al enfocarse sólo en los hogares que reciben remesas, según el análisis del instituto central, se observa que el efecto de esos envíos es más importante en los quintiles con menores niveles de ingresos.

Por ejemplo, los hogares del primer quintil que reciben remesas, éstas representan más de 40 por ciento de sus ingresos totales. Es decir, de cada 100 pesos que tienen estos hogares, 40 pesos son producto del dinero que reciben de sus familiares en otro país.

En cambio, en los hogares del quinto quintil que reciben remesas, éstas representan únicamente 15 por ciento de sus ingresos totales.

“Las remesas recaen mayoritariamente en las familias más pobres y representan más del ingreso de los hogares a medida que nos vamos hacia las regiones y lugares ubicados con menores ingresos de sus habitantes”, enfatizó el BdeM.

Además, entre el primer y el tercer quintil de la población, 30 por ciento de su consumo es financiado por remesas, lo que expone su importancia si se toma en cuenta que a escala nacional estas divisas únicamente representan 1 por ciento del consumo total.

Según el BdeM, durante 2020 el flujo acumulado de remesas recibidas en México alcanzó un monto histórico de 40 mil 607 millones de dólares, 11.4 por ciento más en comparación con los 36 mil 439 millones de dólares de 2019.

Las divisas que llegaron al país en 2020 se incrementaron respecto a 2019 en cada una de las regiones del país. Por ejemplo, en la región norte de México, las remesas acumuladas durante 2020 alcanzaron un nivel de 5 mil 902 millones de dólares, aumento de 14.6 por ciento respecto al monto de 2019.

En tanto, en la región centro-norte (donde más migración se registra) las remesas crecieron 12.3 por ciento anual al llegar a 14 mil 500 millones de dólares; en el centro subieron 10.4 por ciento al alcanzar 12 mil 726 millones y en el sur (donde está la población con menores ingresos) se elevaron 9.2 por ciento al ubicarse en 7 mil 475 millones de dólares.

El BdeM resaltó la importancia de las remesas en un año atípico como 2020, dado que jugaron un papel contracíclico ante las afectaciones de la pandemia de Covid-19.

“El presente artículo es propiedad de La Jornada

Carbajal, B. (2021). Salvan remesas a hogares más pobres. La Jornada. Recuperado el 22 de marzo de 2021, de https://www.jornada.com.mx/notas/2021/03/22/economia/salvan-remesas-a-hogares-mas-pobres/

Acceso a educación superior, restringido para jóvenes en situación de pobreza

Pedro Rendón | Desinformémonos.

Miércoles 17 de marzo de 2021.

Del año 2000 a la fecha en México, se duplicó el número de jóvenes que asisten a la educación superior, al aumentar la matrícula de dos millones a poco más de cuatro millones de estudiantes. Sin embargo, este crecimiento es insuficiente, pues sólo cuatro de cada diez mexicanos/as en edad de asistir a la educación superior lo están haciendo, cuando en otros países con un nivel de desarrollo equiparable, como Argentina y Chile, se tiene una cobertura del 90%, señaló la Dra. Marisol Silva Laya, directora de la División de Investigación y Posgrado (DINVP) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Al hablar de los Retos de la equidad educativa en educación superior en México, en el foro virtual Inversión social y equidad en educación superior: retos ante la pandemia, dijo que aunque es notable la expansión de la matrícula, se debe seguir exigiendo la ampliación del acceso, porque no todos los sectores de la población se benefician de este bien común. La masificación de este nivel educativo amplió las oportunidades para los sectores sociales más favorecidos y ocasionó  “una subrepresentación de jóvenes de sectores vulnerables en la matrícula”.

Para dar cuenta de ese acceso restringido a estudiantes de sectores desfavorecidos detalló que, si se divide a las y los jóvenes de 18 a 23 años (edad típica para asistir a la educación superior) por el ingreso económico de sus familias, se encuentra que en el primer decil, el de ingreso más bajo, se halla el 10.3% de mexicanos/as en esa edad; pero sólo representan  el 2.7% del total de la matrícula de educación superior, es decir, no están representados proporcionalmente; hay un volumen importante de jóvenes de este sector que están quedando excluidos.

Esta menor atención al estudiantado proveniente de los sectores más pobres de la sociedad no se limita a su falta de acceso a la educación superior, sino que se agrava por el hecho de que muchos de ellos/as, que sí están estudiando una carrera, no lo hacen en un programa de calidad acreditada. De hecho, solamente el 50% de los universitarios/as en México (dos millones) están inscritos en programas de calidad.

Esto significa que en la educación superior en México “sí se le está dando acceso a jóvenes que habían sido excluidos tradicionalmente, pero falta asegurar que asistan a programas de calidad que promuevan el desarrollo integral de sus capacidades para que ejerzan plenamente su derecho a la educación”. Es preciso evitar que se profundice una desigualdad educativa cualitativa.

La permanencia

Asimismo, la Dra. Silva Laya comentó que no basta con masificar el acceso a la educación superior, sino que se debe atender la permanencia del estudiantado, por lo que las universidades e instituciones de educación superior tienen que comprometerse a apoyar el desarrollo de trayectorias exitosas entre las y los jóvenes.

En esto resulta crítico el primer año en la educación superior, un momento importante en la toma de decisiones que las y los estudiantes inician con gran motivación y compromiso, y que cuenta con periodos clave de transición durante los cuales los universitarios necesitan integrarse a entornos muy distintos a su trayectoria escolar previa.

La Directora de la DINVP señaló que ese primer año es particularmente difícil para aquellos/as jóvenes que son la primera generación de sus familias en llegar a la universidad, porque hay prácticas educativas ajenas a sus códigos culturales, necesidades e intereses. También enfrentan muchas dificultades académicas, porque en la medida en que no desarrollaron competencias básicas durante sus primeros años de escolaridad fueron acumulando desventajas, que en la educación superior se pueden convertir en barreras infranqueables.

Por otra parte, Silva comentó que se han diagnosticado diferentes razones por las que se da un desajuste entre las expectativas del estudiantado y las expectativas de la universidad. Una de ellas es que las culturas académicas han tendido a rigidizarse, tienen escasa innovación pedagógica y en lugar de mostrar flexibilidad curricular, para favorecer la adaptación de nuevos perfiles estudiantiles, se mantienen con la idea de un/a estudiante estándar.

“Las universidades no hemos sido capaces de responder a esa diversidad y de enriquecernos con esa diversidad de quienes se enfrentan por primera vez a la educación superior, y que también traen consigo un cúmulo de culturas, de conocimientos, de talentos, que pueden enriquecer notablemente la vida de las universidades”.

Revertir los niveles de inequidad

La académica de la IBERO, universidad jesuita de la Ciudad de México, agregó: “Tenemos que pensar cómo vamos a revertir estos niveles de inequidad que ya existían y que se están profundizando, es decir, tendríamos que hacer las cosas de manera distinta para atender una agenda que es del pasado y que también es para el futuro inmediato”.

Las políticas de equidad implementadas en México han puesto el acento en el acceso, pero no es suficiente. Es imperativo pensar la equidad de una manera integral e incorporar diferentes dimensiones. La económica, exige compensar las necesidades de las y los estudiantes de los sectores de menores ingresos. “La lógica en México ha sido dar menos a quienes menos tienen, y es una lógica que hay que cambiar, para dar más a los que menos tienen”. Para revertir los niveles de desigualdad se precisa una redistribución de recursos en procesos e infraestructuras educativas que fomenten el desarrollo de capacidades.

Desde una dimensión pedagógica, hay que atender profundamente los procesos de aprendizaje, para hacer de éste un espacio de gozo, lo que implica que exista un compromiso de la institución educativa y de su profesorado por innovar y por desarrollar una pedagogía propia de la educación superior.

Es así que para la Dra. Silva el derecho a la educación superior debe definirse a partir de una concepción multidimensional que incluya lo económico, lo político, lo cultural y lo pedagógico, en la que educación superior signifique: articular recursos y procesos educativos en espacios universitarios inclusivos, para ofrecer una educación relevante y pertinente a las personas (incluidas las provenientes de los estratos socioeconómicos desfavorecidos), donde participen con plena titularidad de su derecho, para desarrollar aprendizajes significativos que les permitan ampliar sus capacidades y mejorar sus condiciones de vida.

Esa definición tiene de fondo la aspiración de hacer posible el poder transformador de la educación, “que pueda llegarse al empoderamiento de nuestros estudiantes, para tomar decisiones relacionadas con su propia vida y también con su desenvolvimiento como ciudadanos en la construcción de una sociedad más democrática”.

Entonces, una definición operativa de equidad en la educación superior implica un acceso efectivo, es decir, aquel donde haya opciones educativas relevantes, donde haya calidad en la educación y donde no haya una segmentación educativa, o sea, una inclusión estratificada.

Además, es fundamental atender la permanencia, para favorecer trayectorias escolares exitosas, evitando que la puerta de entrada se convierta en una giratoria. Permanencia que conlleva asegurar la consecución de los resultados esperados por las y los estudiantes, que tiene que ver con la ampliación de sus capacidades.

Dentro de los grandes retos para lograr lo anterior están: el diseño e implementación de nuevas políticas de equidad basadas en esa visión multidimensional e integral; y destinar el financiamiento necesario para garantizar un ejercicio efectivo del derecho a la educación. “Gratuidad y obligatoriedad, que se acaban de decretar en la reciente reforma educativa en México, no son suficientes. El discurso se puede quedar en retórica si esto no se respalda con las condiciones necesarias para ofrecer calidad a todos nuestros estudiantes”.

Otro reto es la diversificación de los mecanismos de ingreso, pues “el principio meritocrático esconde y enmascara las desigualdades y el solapamiento de esas desigualdades”. Es así que se tendría que pensar en beneficiar a los estudiantes de sectores desfavorecidos con acciones afirmativas, como asegurar cuotas de participación para ciertos sectores de la población y acompañamiento con procesos educativos significativos.

Evidentemente, es preciso “superar la visión del déficit y más bien enriquecernos de la diversidad, y ser capaces de ser flexibles para adaptarnos a esos diferentes perfiles de estudiantes que están ingresando a las aulas universitarias”.

Y, por último, “poner mucho más énfasis en las pedagogías de la educación superior. En pedagogías justas que promuevan el derecho a aprender y no solamente el derecho a entrar a una universidad, sino la posibilidad de empoderarse y de ampliar las capacidades de acuerdo con los propios planes y aspiraciones que tienen nuestros estudiantes”.

Inversión social y equidad en educación superior

El Patronato de la IBERO, el Centro de Inversión Social, el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE) y la Dirección de Formación Ignaciana organizaron el foro virtual Inversión social y equidad en educación superior: retos ante la pandemia.

El foro, donde se profundizó en el problema de la inequidad educativa, “representó también el inicio de la iniciativa Alianzas que transforman: juntxs por la equidad educativa, que invita a empresas y personas  a sumarse a una red de la IBERO, que permita incorporar a más jóvenes en condiciones de vulnerabilidad a la comunidad universitaria, y garantizar su permanencia en ella”, a decir de la Lic. Adriana de la Peza Vignau, coordinadora del Centro de Inversión Social.

“Si quieres sumar a tu institución o empresa a Alianzas que transforman,  puedes hacerlo poniéndote en contacto conimpulsa@ibero.mx. También puedes sumarte a la Red de inversionistas sociales por la equidad educativa por medio de una donación única o recurrente a través de nuestra plataforma,  en: dona.ibero.mx”, añadió De la Peza.

Este material se comparte con autorización de la IBERO

“El presente artículo es propiedad de Desinformémonos“.

Rendón, P. (2021). Acceso a educación superior, restringido para jóvenes en situación de pobreza. Desinformémonos. Recuperado el 17 de marzo de 2021 de: https://desinformemonos.org/acceso-a-educacion-superior-restringido-para-jovenes-en-situacion-de-pobreza/