No matan las neuronas: Hugo López-Gatell descartó que termómetros infrarrojos para detectar coronavirus dañen el cerebro

El funcionario también llamó a la población no confiarse plenamente de este tipo de dispositivos, pues su diagnóstico no es concluyente.

Este elemento ha sido común desde que inició la emergencia sanitaria por coronavirus. (Foto: Henry Romero/Reuters)
Este elemento ha sido común desde que inició la emergencia sanitaria por coronavirus. (Foto: Henry Romero/Reuters)

Infobae

Desde el inicio de la pandemia por el nuevo coronavirus, los termómetros infrarrojos se convirtieron en uno de los elementos más comunes en las áreas públicas para dar indicios de si alguien padece la enfermedad; sin embargo, mencionó que la gente no debe confiarse de estos dispositivos, pues su eficacia no es total y aclaró que no matan las neuronas, como se ha dicho en redes sociales.

Durante la conferencia vespertina de este 27 de junio, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, habló de los archivos de audio que se popularizaron en las plataformas digitales respecto a que estas herramientas en forma de pistolas causan daño a las retinas o incluso matan las neuronas en el cerebro de las personas.

“Te están radiando precisamente en la cabezaHoy te matan mil neuronas, mañana mil, pasado mañana otras mil y eso a la larga trae un sinnúmero de afectaciones a tu sistema nervioso central y nunca vas a saber que fue con esa lamparita”, se oye en una de las grabaciones difundidas.

Al respecto, el funcionario sentenció: “Sobre esta preocupante idea de que pudieran matar neuronas, contundentemente puedo decir que no es el caso. Este tipo de termometría ha sido estudiada por mucho tiempo y no hay evidencia alguna que sugiera un daño a las neuronas”.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, explicó que algunas personas con coronavirus no presentan fiebre. (Foto: Presidencia de México/EFE)
El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, explicó que algunas personas con coronavirus no presentan fiebre. (Foto: Presidencia de México/EFE)

Además, pidió a la población no tener confianza excesiva en este tipo de dispositivos para detectar la COVID-19, pues tienen limitaciones y no representan un elemento concluyente para el diagnóstico.

“Una importante es que se descalibran, esto nos lo advirtió el Centro Nacional de Metrología y Normalización de México. Tienen una gran proporción a descalibrarse y dar señal que al cabo de v arias semanas de uso, no necesariamente refleja una señal válida”, explicó el funcionario.

López-Gatell, quien no dio pie a malinterpretaciones, pues aclaró no estar en contra de este tipo de dispositivos, también dijo que la técnica empleada para medir la temperatura puede ser susceptible a la calidad de la lectura y puntualizó que no es un elemento concluyente, ya que muchas personas con la COVID-19 no presentan fiebre u otros síntomas.

Aunque no se declaró un experto en la materia, detalló que el funcionamiento de los termómetros se basa en detectar los cambios de coloración que se producen en la piel al estar a distintas temperaturas. Esto lo logran por medio de la luz infrarroja que emiten.

En este sentido, el portal Animal Político consultó a empresas encargadas de la elaboración de este tipo de dispositivos y confirmaron que no representan un peligro para la población, pues no funcionan a partir de Rayos X y la única radiación que emiten es la de las baterías.

Los dispositivos se pueden descalibrar y perder efectividad. (José Luis González/Reuters)
Los dispositivos se pueden descalibrar y perder efectividad. (José Luis González/Reuters)

Respecto al daño a los ojos, los expertos mencionaron que los termómetros emiten una señal similar a la de los controles de televisión, la cual es imperceptible para este órgano del cuerpo.

Sobre la situación epidemiológica del país, Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, informó que para la semana del 29 de junio al 5 de julio, 14 estados de México permanecerán en color rojo (máximo riesgo) del semáforo, mientras que las 18 restantes estarán en naranja (alto riesgo).

El semáforo, explicó se compone de cuatro indicadorestendencia de síndrome COVID-19, tendencia de hospitalizados, positividad al nuevo coronavirus y la ocupación hospitalaria.

Una de las incorporaciones más destacadas al color naranja fue la de Ciudad de México. En contraste, los estados que aún presentan un máximo riesgo son Baja California, Colima, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Sonora, Tabasco y Tlaxcala.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *