La embajada de EEUU en México reinició los trámites de visa

Después de tres meses de inactividad por la crisis sanitaria de coronavirus, la embajada de EEUU en México reinició los trámites de visas de forma limitada.

Christopher Landau, embajador de Estados Unidos en México, confirmó en su cuenta de Twitter que el servicio está de nuevo vigente, aunque de forma limitada.

“¡EXCELENTE NOTICIA! Por fin vamos a comenzar a reanudar, de forma limitada, los trámites de renovación de las visas. Si tu visa sigue vigente, o se venció en los últimos 12 meses, ahora la podrás renovar”, escribió el embajador en su cuenta de Twitter.

La Sección de Visas se reserva el derecho a entrevistar a cualquier solicitante. Cuando se requiera una entrevista, un representante de la Sección de Visas contactará a la persona para hacer una cita en la Embajada o Consulado.

Si su visa fue negada, cancelada o robada, será necesario que el solicitante se presente a una entrevista. Si renovó su visa pero esta fue negada, o si su visa fue cancelada, también será necesario presentarse a entrevista.

Estos trámites habían sido suspendidos en la Embajada de EEUU en México desde mediados de marzo por la pandemia de COVID-19, limitando las operaciones solo a servicios de emergencia disponibles.

Además de la suspensión del trámite de visas, los cruces fronterizos de México a Estados Unidos, así como de Canadá a Estados Unidos, fueron restringidos desde el pasado 20 de marzo ante el temor de la propagación del coronavirus.

Los gobiernos de EEUU, México y Canadá acordaron extender el cierre parcial al menos hasta el 21 de septiembre.

Vientos de Hanna afectan parte del muro fronterizo entre México y EEUU

La tormenta tropical Hanna derrumbó una parte del muro fronterizo que divide a México de Estados Unidos en el transcurso de la tarde del domingo 26 de julio.

Los fuertes vientos y la lluvia de la tormenta debilitaron la estructura de la valla que divide ambos países.

Cabe resaltar que Hanna era considerado un huracán categoría 1, pero al llegar a tierra firme perdió potencia y se degradó a tormenta tropical.

A través de un comunicado, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que en la mañana de este domingo el centro de la tormenta se localizaba a 10 kilómetros al oeste-suroeste de Ciudad Camargo, Tamaulipas, y a 105 kilómetros al este-sureste de Monterrey, Nuevo León; por lo que se se han registrado fuertes precipitaciones en las comunidades aledañas a estas ciudades fronterizas.

A pesar de ser un fenómeno meteorológico, este suceso tiene un peso político, aseguran analistas, pues el muro en la frontera sur de EEUU es una de las promesas de campaña de Donald Trump, quien busca la reelección en los próximos comicios a celebrarse exactamente, en 100 días. También se debe de considerar el capital invertido para esta obra, pues de acuerdo con el presidente de EEUU, se está fabricando con una aleación de metales específica que no debería de recibir mantenimiento y se consideraba prácticamente indestructible ante el paso del tiempo.

Aunado a esto, el gobierno de Donald Trump anunció el jueves 2 de julio la puesta en marcha de un sofisticado sistema de vigilancia en las zonas despobladas de la frontera con México que funcionará por medio de inteligencia artificial. Para conseguirlo, la administración trumpista comisionó a la empresa Anduril, junto con IA, la fabricación de torres de vigilancia y radares para reforzar la vigilancia en el muro.

A esto se le llamó “muro virtual” y proveerá cientos de torres de vigilancia que operarán con luz solar y que serán capaces de identificar vehículos, personas o animales.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) explicó que este sistema de radares detecta el movimiento y analiza los datos usando algoritmos para identificar si vale la pena alertar a las patrullas.

Las autoridades tienen planeado instalar 200 de estas torres de vigilancia para 2022 y destacaron que esta tecnología opera con energías renovables.

En cuanto al paso de la tormenta, el SMN advirtió que aún es un fenómeno poderoso, y se espera que impacte con fuerza en los estados del noreste del país y puede traer “lluvias intensas a torrenciales en Nuevo León y Tamaulipas; lluvias muy fuertes a intensas en Coahuila, y lluvias fuertes a muy fuertes en San Luis Potosí”, escribió el organismo climático. “Las lluvias podrían generar aumento en los niveles de ríos y arroyos, e inundaciones en zonas bajas”.

De conformidad con el pronóstico de trayectoria, se estima que en el domingo 26 de julio el sistema atravesará los estados de Nuevo León y Coahuila; y en la madrugada del lunes 27 de julio se degradará a Depresión Tropical y avanzará por Zacatecas hasta convertirse a mediodía en Baja Presión Remanente. Debido a las severas condiciones meteorológicas que causará Hanna, el SMN instó a la población a extremar las precauciones. Para la mañana de este domingo, emitieron una alerta de vigilancia por tormenta tropical para las zonas ubicadas entre Barra el Mezquital, Tamaulipas, y la frontera con EEUU, en la desembocadura del Río Bravo.

Estados Unidos sancionó a otras 11 empresas chinas por su rol en la violación de los derechos humanos de la minoría uigur

Estados Unidos sancionó este lunes a otras once empresas chinas por su vínculo con la violación sistemática de los derechos humanos por parte del régimen chino sobre la minoría étnica uigur en la provincia de Xinjiang, en la región oeste del país.

En concreto, el departamento de Comercio de la administración de Donald Trump anunció que estas once empresas verán limitado su acceso a tecnología y productos estadounidenses como consecuencia de su accionar.

“Están involucradas en violaciones de derechos humanos vinculadas a la implementación de la campaña de represión, encarcelamiento masivo, trabajo forzado, recolección involuntaria de datos biométricos y análisis genéticos dirigidos a las minorías musulmanas en la región autónoma uigur de Xinjiang”, expresó el ministerio en un comunicado.

Las empresas a las que refiere el comunicado son Changji Esquel Textile, Hefei Bitland Information Technology, Hefei Meiling, Hetian Haolin Hair Accessories, Hetian Taida Apparel, KTK Group, Nanjing Synergy Textiles, Nanchang O-Film Tech y Tanyuan Technology.

Las dos compañías restantes, Xinjiang Silk Road y Beijing Liuhe, figuran en la lista debido a sus análisis genéticos que “sirven para reprimir a los uigures y otras minorías musulmanas”, se indicó. No son las primeras en integrar la lista, sino que se agregan a una lista ya existente, que también incluye funcionarios del Partido Comunista chino.

De hecho, las últimas sanciones relacionadas a este asunto tuvieron lugar el pasado 9 de julio, cuando Estados Unidos indicó que rechazaría la solicitud de visado de tres altos funcionarios chinos y sus familias como consecuencia de su involucramiento en él.

Entre ellos figura Chen Quanguo, el secretario del Partido Comunista para la región de Xinjiang, a quien se considera el arquitecto de las políticas de línea dura de Beijing contra estas minorías étnicas y religiosas.

Además, el departamento de Estado dijo que se están imponiendo restricciones adicionales a los visados de otros funcionarios del Partido Comunista Chino que se cree que son responsables o cómplices de la injusta detención o el abuso de los uigures, los kazakos étnicos y los miembros de otros grupos minoritarios.

Como represalia, el Partido Comunista sancionó a un diplomático y tres congresistas estadounidenses, entre los que se cuentan los senadores republicanos Ted Cruz (Texas) y Marco Rubio (Florida). Beijing expresó que tomó la decisión “en respuesta a las equivocadas acciones de Estados Unidos”.

El régimen de Xi Jinping ya había anticipado a finales de la semana pasada que tomaría “medidas equivalentes” por las sanciones adoptadas por Estados Unidos. “Si Estados Unidos sigue actuando de forma arrogante, sin duda China contraatacará”, aseguró el un vocero del gobierno antes de pedir a Washington “revocar de inmediato la decisión equivocada y detener cualquier palabra y acción que interfiera en los asuntos internos de China y dañe los intereses del país”.

No obstante, Estados Unidos está lejos de ser la única nación que ha denunciado la detención e internamiento de al menos un millón de uigures en campos y prisiones, en los que se les obliga a denunciar su religión y su idioma y se les maltrata físicamente, al punto de que ha habido reportes sobre esterilizaciones forzadas.

El pasado domingo, el secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, acusó a Beijing de cometer “graves y escandalosos abusos contra los derechos humanos” contra los uigures. “Es profundamente, profundamente impactante. Queremos una relación seria (con China), pero no podemos ver tal comportamiento sin denunciarlo”, agregó el funcionario.

Al igual que ha sucedido con Estados Unidos, el embajador de China en el Reino Unido, Liu Xiaoming, advirtió ante la BBC que Beijing responderá de manera “resuelta” si Londres impone sanciones a funcionarios chinos respecto a la situación en Xinjiang.

La otra cara de la COVID-19: la inseguridad alimentaria en el sur de Florida

Los más de 100 voluntarios del banco de alimentos Feeding South Florida y su director, Paco Vélez, crecen el número de personas que buscan su ayuda a medida que la pandemia se extiende. Hoy son más de 1,3 millones y la “desesperacion“.

Vélez, nacido en Eagle Pass, en la frontera de Texas con México, de donde procede su familia, dirige desde hace ocho años este banco de alimentos que distribuye 4 millones de libras (1,8 millones de kilos) de alimentos a la semana en la zona que hoy en día es el epicentro de la COVID-19 en Estados Unidos.

“Desgraciadamente” la inseguridad alimentaria no es algo que haya surgido con el nuevo coronavirus en los condados de Miami-Dade, Broward, Palm Beach y Monroe. Siempre ha habido “necesidad”, señala en una entrevista con Efe.

Antes de la pandemia, Feeding South Florida, una organización benéfica existente desde 1981, proporcionaba alimentos a unas 760.000 personas y ahora son 1,3 millones y la cifra va en aumento.

De los 10.347 nuevos casos de COVID-19 contabilizados hoy en Florida, 2.797 corresponden a Miami-Dade, 1.625 a Broward y 641 a Palm Beach, y 32 de las últimas 90 vidas que se cobró la enfermedad se produjeron en esos tres condados.

La cuenta total de la enfermedad en Florida desde el 1 de marzo se sitúa en 360.394 casos positivos y 5.181 fallecimientos.

Esas cifras son solo una cara de la pandemia. La otra es el deterioro de las condiciones de vida de miles de personas que han perdido sus empleos en el torbellino económico causado por el coronavirus.

Su situación aún puede empeorar, pues por ahora se benefician de una moratoria en los desahucios por no pagar alquileres o hipotecas en Florida y de las ayudas del Gobierno.

Esas ayudas finalizarán el 31 de julio si no se aprueba otro paquete y la moratoria de deudas inmobiliarias no va a ser eterna.

“Aproximadamente la mitad de las personas que recibimos son latinos y un 45 % del total son personas que antes de la pandemia no habían tenido que recibir ayuda alimentaria”, subraya Vélez, de 46 años, quien, antes de venir a Florida, trabajó 12 años en un banco de alimentos en San Antonio (Texas).

Antes fue parte del servicio de atención al cliente en la cadena Walmart y de niño monaguillo para una parroquia católica. Servir a los demás es su “destino”, algo que lleva dentro y que, según dice, le da muchas satisfacciones pero también algunas “frustraciones”.

“Hay mucho que hacer y no tenemos los suficientes recursos”, dice Vélez, quien un día tuvo que rechazar 200 o 300 automóviles porque no había suficientes alimentos, aunque eso no volvió a pasar nunca más, según recuerda con pesar.

Para evitar contagios del nuevo coronavirus, las personas que necesitan ayuda de Feeding South Florida tienen que hacer fila con sus vehículos en los lugares anunciados, a veces durante muchas horas, y los voluntarios les ponen en el baúl los alimentos sin que ellos se bajen siquiera.

Vélez dice que no sabe de ningún voluntario contagiado. Todos cumplen con las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Sí han tenido que cerrar algunas oficinas repartidas por el sur de Florida debido a una posible exposición al virus.

Los donantes son agencias del Gobierno, las fincas agrícolas de la zona y supermercados y otras compañías, además de particulares que donan efectivo, con el que Feeding South Florida sale a comprar alimentos por todo el país.

Vélez dice que la última compra fue por un millón de dólares.

Cuando se le pregunta si están escasos de donaciones, Vélez responde: “En este momento todavía no, podemos estarlo en cuatro o seis semanas si no continúan las donaciones como hasta ahora”.

“La desesperación y el miedo, más que la vergüenza, se ven en las caras de los que llegan por primera vez” a las filas de reparto, dice el director de Feeding South Florida.

Son cabezas de familia que han perdido uno o los dos sueldos que percibían y no saben cuándo van a poder volver al trabajo ni cómo van a poder pagar las cuentas del hogar, relata. “Es un momento muy difícil para ellos”, agrega.

Vélez pide por ello a los que aun tienen “la suerte de tener trabajo que ayuden a la familias que están sufriendo”. La mejor manera de hacerlo es siendo voluntario, pero donar dinero también sirve.

Cuando se le pregunta cuánto cree que durará esta situación de emergencia afirma que puede “continuar hasta octubre o noviembre”, pero advierte que las familias del sur de Florida van a sentir los efectos por “otros 12 o 18 meses”, una vez terminada la pandemia.

“Nos va a afectar como nos afectó la recesión de 2008”, asevera.

Feeding South Florida no solo entrega alimentos, también ha creado una cocina en la que se preparan comidas para personas de la tercera edad, enfermos y otras personas que no pueden hacerlo por si mismas.

Se inauguró a comienzos de este mes en Boynton Beach (Palm Beach) y ya hay planes para abrir otras en Miami-Dade y Broward.

La cocina de Feeding South Florida sirve también para formar a personas que quieren trabajar en restaurantes o poner su propio establecimiento de comidas cuando termine la pandemia. “No solo les damos pescado, les enseñamos a pescar”, dice con orgullo.

Florida se convierte en el nuevo foco del coronavirus en Estados Unidos

Florida es el nuevo foco de la epidemia de coronavirus en Estados Unidos y se perfila como un campo de batalla clave en la lucha política a nivel nacional sobre la reapertura de las escuelas en el otoño boreal.

Durante las últimas 24, Estados Unidos acumuló casi 950 muertes, con lo que ya supera las 138,000 muertes por coronavirus, y un un número récord de nuevos infectados por encima de los 77,0000 en la jornada, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

El estado de Florida, cuyo gobernador Ron DeSantis presumía de haber conseguido exitosamente una reapertura de la economía temprana, lidera al resto del país en cuanto a nuevos contagios (11.466), muertes (128) y hospitalizaciones (unas 400 diarias de media).

El principal epidemiólogo de Estados Unidos el doctor Anthony Fauci, dijo hoy que algunos estados “se saltaron una o varias métricas” para avanzar de fase en el proceso de reapertura, pese a que el equipo de la Casa Blanca encargado de luchar contra la pandemia publicó guías sobre ello.

En opinión del director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas, pese a que se emitieron recomendaciones, la ciudadanía en algunos casos no escuchó y se congregó en los primeros días del verano en bares y playas sin máscaras, algo que “al menos en parte, tiene que ver con el resurgimiento de los casos que estamos viendo”, añadió.

Según un informe del grupo operativo del coronavirus de la Casa Blanca no publicado oficialmente pero divulgado hoy por el Centro de Integridad Pública, Florida es uno de los 18 estados que se encuentra en la “zona roja” de la COVID-19 y que debería implementar medidas de protección más restrictivas.

La mayoría de estos estados en “zona roja” se encuentran en el sur e incluyen, además de Florida, a Texas y California, donde residen más de 90 millones de personas.

Los líderes demócratas de Florida han pedido a DeSantis nuevas restricciones para contener la pandemia, mientras que autoridades de condados y municipios del estado analizan la posibilidad de imponer una nueva cuarentena en sus jurisdicciones.

El alcalde de Miami, Francis Suárez, tiene previsto reunirse en las próximas horas con empresarios y propietarios de negocios para tratar el asunto por las consecuencias que el cierre tendría para la ya maltrecha economía de la ciudad.

Encuentro Trump-AMLO es sobre economía y también política

El encuentro del presidente Donald Trump con su colega mexicano Andrés Manuel López Obrador fue anunciado como un festejo de los lazos económicos y el nuevo acuerdo comercial norteamericano, pero los detractores en México temen que se use a su mandatario como peón político para reforzar la campaña de reelección del estadounidense.

López Obrador inició su primer viaje al exterior como presidente con visitas al monumento a Abraham Lincoln y la estatua del expresidente y héroe mexicano Benito Juárez. Por la tarde llegó a la Casa Blanca y más tarde habrá una cena de trabajo con empresarios.

La agenda incluye el nuevo acuerdo comercial Estados Unidos-México-Canadá, o T-MEC, que entró en vigor el 1 de julio. Reemplazó al antiguo Tratado de Libre Comercio de América del Norte, al que se culpó por el hecho de que empresas estadounidenses trasladaron su manufactura a México. Trump podría aprovechar la ocasión para atacar a su rival demócrata Joe Biden, quien votó a favor del TLCAN cuando era senador.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo que los mandatarios firmarán una declaración conjunta de amistad y cooperación. Sostuvo que el acuerdo beneficiará a la industria, la agricultura, la producción láctea y la ganadería.

“En la medida que los tres países respeten este acuerdo habrá una explosión de emprendimientos y nueva innovación en América del Norte”, dijo Kudlow al canal Fox News. “Un punto porcentual del PIB anual cuando esto se ponga en marcha, un par de cientos de miles de empleos. No sé por qué la gente no le presta más atención. Anticipamos crecimiento después de la pandemia”.

Una exembajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, criticó el momento de la visita y la decisión de México de no reunirse con demócratas. En una carta a Trump la semana pasada, una docena de legisladores demócratas, miembros del Bloque Legislativo Hispano, denunció la reunión con el presidente mexicano como un intento de distraer a los votantes del aumento de casos de coronavirus en Estados Unidos y un “intento flagrante” de politizar las relaciones entre los aliados.

Jacobson, embajadora de 2016 a 2018, dijo que no veía motivos para que López Obrador viajara a Washington. El primer ministro canadiense Justin Trudeau, rival de Trump en la escena internacional, decidió no viajar a Washington a festejar el acuerdo por tener, dijo, otros compromisos.

La diplomática destacó que los demócratas, cuyo apoyo fue necesario para la aprobación del acuerdo, no fueron invitados a la Casa Blanca para la firma.

Jacobson prevé que le dirán a López Obrador que debe mejorar el clima para las inversiones en México, porque sin ello el acuerdo por sí solo no sacará a su país de la recesión.

En momentos que Estados Unidos busca reducir su cadena de suministros en China, México está en buena posición para ocupar ese vacío, dijeron altos funcionarios de Washington en una llamada sobre la visita. La cooperación bilateral permitió que continuara el paso de mercancías a través de la frontera a pesar de las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19.

Los mexicanos recelan de Trump, quien ha atacado reiteradamente a su país y a los migrantes mexicanos para animar a sus seguidores más fieles. Ha amenazado a México con aranceles para obligarlo a cumplir un papel en la política de inmigración estadounidense e insiste en que pagará el muro que quiere erigir en la frontera para impedir el paso de migrantes.

Pero López Obrador ha evitado enfrentarse con Trump y los dos mantienen una relación sorprendentemente cordial a pesar de pertenecer a extremos opuestos del espectro político. A López Obrador, un veterano izquierdista, le complace destacar que Trump ayudó a México a llegar a un acuerdo con otros países productores de petróleo para reducir la producción y le dio respiradores para enfrentar la pandemia. Los dos presidentes hablan de una amistad floreciente aparentemente derivada de sus agendas abiertamente nacionalistas.

Cuáles son las restricciones de viaje vigentes por COVID-19 entre México y EEUU

La contingencia sanitaria por coronavirus ha modificado las dinámicas de movilidad entre distintas naciones, pues para evitar la propagación del virus SARS-CoV-2, los gobiernos han optado por restringir el acceso y la salida de sus habitantes a su territorio.

Este es el caso de la frontera entre México y Estados Unidos, la cual desde el pasado 21 de marzo está limitada únicamente a los viajes de carácter esencial. Dicha disposición ha sido extendida por tres veces y estará vigente hasta el 21 de julio de 2020.

“Basado en el éxito de las restricciones existentes y la aparición de puntos críticos globales adicionales de COVID-19, el Departamento continuará limitando los viajes no esenciales en nuestros puertos de entrada terrestres con Canadá y México. Esta extensión protege a los estadounidenses mientras mantiene el comercio y los viajes esenciales que fluyen a medida que reabrimos la economía estadounidense.”, explica un comunicado emitido a nombre del secretario de Seguridad Interino de Estados Unidos, Chad Wolf.

En este sentido, resulta importante considerar cuáles son las restricciones y a quiénes afectan, pues de acuerdo con el comunicado emitido por la Embajada de Estados Unidos en México, la resolución aplica únicamente para los viajes terrestres, lo que incluye trenes suburbanos y ferris.

De manera temporal y bajo esta disposición, los viajes por turismo, recreación, apuestas o de asistencia a eventos culturales en los Estados Unidos, no estarán permitidos hasta que las autoridades de Estados Unidos y México pongan fin a la restricción.

Una “explosión de covid-19” en hospitales de EE.UU.

Dentro de un hospital de Houston transformado en parte en una unidad especializada en coronavirus, un médico dice que espera alcanzar su capacidad en los próximos 14 días.

“En las últimas tres semanas, he visto más ingresos y pacientes más enfermos que en las 10 semanas anteriores”, dice el Dr. Joseph Varon, director médico del United Memorial Medical Center. “Ha sido un aumento exponencial en la gravedad de la enfermedad y en la cantidad de casos que admitimos”.

Al menos 12 estados están viendo un aumento en las hospitalizaciones diarias, dijo esta semana el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

La tendencia es preocupante: un fuerte aumento en los pacientes puede abrumar una vez más a los hospitales, lo que hace que los recursos críticos, incluidos el personal, las camas y los ventiladores sean escasos.

Algunos hospitales ya están tan inundados que han trasladado pacientes a otros lugares, mientras que otros están tomando medidas para prepararse para un aumento repentino.

Los aumentos se producen semanas después de que muchos estados comenzaron a reabrir sus economías después de cierres prolongados destinados a frenar la propagación del coronavirus.

Las medidas relajadas alimentaron la rápida propagación del virus y la afluencia de nuevos pacientes que necesitan hospitalización, dicen algunos médicos.

“Vivo cerca de una playa, y puedes ver que es como una fiesta todos los días”, dice el Dr. David De La Zerda, director médico de la UCI y neumólogo en el Jackson Memorial Hospital de Miami.

Según los pronósticos publicados por los CDC, entre los estados que experimentaron un aumento se encuentran Florida y Texas, que esperan ver casi 2.000 nuevas hospitalizaciones por día a mediados de julio. En Arizona y California, los pronósticos proyectan alrededor de 1.500 pacientes nuevos cada día en las próximas dos semanas.

Un estadounidense fue detenido en la frontera con Sonora con miles de balas

Elementos de la Guardia Nacional, en coordinación con personal del Servicio de Administración Tributaria (SAT), detuvieron a un ciudadano estadounidense en posesión de 32,740 cartuchos de grueso calibre en el cruce fronterizo Garita III Mariposa en Nogales, Sonora.

La detención ocurrió cuando el conductor de una camioneta cruzó el recinto fiscal a exceso de velocidad para evadir el filtro de seguridad, pero metros adelante se impactó y volcó.

El conductor fue atendido de inmediato sin presentar lesiones graves y al realizar una inspección en el lugar, los guardias nacionales ubicaron diversos cartuchos dentro de la camioneta y otros más dispersos sobre la cinta asfáltica.

El conductor junto con lo asegurado quedó a disposición de la Fiscalía General de la República en la entidad.

México y EU extienden cierre de fronteras a viajes no esenciales hasta el 21 de julio

México y Estados Unidos acordaron extender hasta el 21 de julio el cierre de la frontera a viajes no esenciales, tras revisar el desarrollo de la propagación de COVID-19 en ambos países.

En su cuenta de Twitter, la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana dijo que las restricciones al tránsito terrestre estarán vigentes 30 días más.

“Ambos países continuarán buscando coordinar las medidas sanitarias en la región fronteriza. Las medidas estarán vigentes hasta el 21 de julio de 2020”.

La medida, que buscaba reducir la propagación del COVID-19, entró en vigor el 21 de marzo, cuando EU también cerró su frontera para ese tipo de viajes con Canadá. Las restricciones se extendieron en abril y mayo.

En marzo, el presidente estadounidense, Donald Trump, informó la suspensión de “viajes no esenciales” en la frontera con ambos países.

Por su parte, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, indicó ese día que los viajes “no esenciales” incluyen aquellos que se consideran de naturaleza turística o recreativa.