Tras ataque armado en Buenavista, ordena Astudillo despliegue policiaco en el Valle del Ocotito

Bernardo Torres

Chilpancingo, Guerrero.- Tras el ataque del grupo criminal “Los Ardillos” contra la Policía Comunitaria de Buenavista de la Salud, el gobernador del Estado Héctor Astudillo Flores, ordenó un despliegue policiaco en pueblos del Valle del Ocotito.

Al presidir la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, instruyó reforzar la presencia de las corporaciones de Seguridad en las zonas de Buenavista de la Salud, Mojoneras y Ocotito con el propósito de evitar acciones delictivas en esta zona rural del Municipio de Chilpancingo.

Este martes integrantes presuntos integrantes del Grupo Delincuencial “Los Ardillos” emboscaron por a miembros de la Policía Comunitaria de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) que opera en el poblado de Buenavista de la Salud.

El ataque ocurrió alrededor de las 09:30 en el camino de terracería que conduce del poblado a la Autopista del Sol, en el punto conocido como “El Zapote”, detonando un enfrentamiento y persecución que culminó con agresor muerto y varios heridos.

Los atacantes utilizaron armas de grueso calibre, AK-47 y AR-15 en contra de los comunitarios que realizaban un recorrido de rutina por la zona, y repelieron la agresión con escopetas y calibres menores.

Uno de los agresores fue abatido, su cuerpo quedó tendido sobre la brecha de terracería, vestía ropa táctica negra de alrededor de 22 años de edad, mientras que sus acompañantes, unas 15 personas más, se dieron a la fuga.

El Comandante Jerónimo, de la UPOEG, indicó que se trató de un nuevo ataque del grupo delincuencial “Los Ardillos” quienes ya tienen presencia en al menos dos poblados del Valle del Ocotito y bajo amenaza a sus habitantes.

El Comandante de la comunitaria encargado de esta zona, alertó que “Los Ardillos han amenazado en los últimos días que ingresarán al Valle entre el 25 y 30 de diciembre, y este fue uno de sus intentos.

Relató que en los últimos días han detectado retenes que instalan a la altura de los poblados de Acahuizotla, Palo Blanco, El Rincón y Cajeles, donde revisan vehículos y mandan las amenazas a través del transporte público.

Dijo que desde hace varias semanas atrás había pedido a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) a que reinstalara el módulo de vigilancia que se encontraba en el poblado de Cajeles, pues mientras la Policía Estatal estaba presente había tranquilidad en el Valle.