Campesinas le dieron la vuelta al destino con su cooperativa Progreso y Dignidad

Patricia Briseño, SemMéxico

10 de marzo de 2021

  • Dejan atrás pobreza y violencia para sumarse a un proyecto productivo
  • La cooperativa ya tiene su primer sello de la marca ‘Noparely

SemMéxico, Oaxaca, 9 de marzo, 2021.- Alfonsina tocó desesperada la puerta metálica, huía de su marido quien, con machete en mano, pretendía seguir golpeándola o, de plano, asesinarla. La casa vecina le abrió las puertas, le sirvió de refugio temporal, fue arropada por sus pares e integrada a la Cooperativa Progreso y Dignidad de la Mujer, una asociación civil ubicada en la zona poniente de la ciudad de Oaxaca.

Araceli Flor Hernández García, contadora y fundadora de esa Cooperativa comentó que hace una década mujeres campesinas, algunas víctimas de violencia en el hogar como madres solteras, jubiladas y migrantes, cansadas de su labor invisible y no remunerada, decidieron aprovechar sus conocimientos en las tareas del campo.

“Las campesinas sufren de manera desproporcionada la pobreza y el abandono. Pese a ser tan productivas y buenas gestoras, no disponen del mismo acceso a la tierra, créditos, materiales agrícolas, mercados o cadenas de productos cultivados de alto valor, además de padecer en silencio violencia por razón de género”, anotó.

Pero, las cooperativistas, decidieron darle la vuelta a su destino. Las campesinas de Magdalena Etla, Ejutla de Crespo y las agencias de Trinidad de Viguera y Pueblo Nuevo del municipio de Oaxaca se dedicaron a trabajar con su cosecha de nopal, como alimento, y sustraer la grana cochinilla, para el teñido de textiles, pero su producción era limitada.

“Llegamos a tener unas tres mil pencas de grana, pero resultó insuficiente para la demanda de los artesanos, además no era bien remunerado nuestro esfuerzo”, recordó.

En alguna ocasión, el grupo tuvo acceso a información de que en España habían desarrollado un champú a base del nopal. “La verdad –refirió– nos quedamos sorprendidas, de que, en ese país, cultivaran nopales. Después nos acercamos a un grupo de jóvenes, egresados de la carrera de Ingeniería Química, para conocer los probables derivados de la planta”.

Tras aplicar para conseguir un crédito, con la entonces, Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) las cooperativistas entre 2012 y 2013 arrancaron los primeros ensayos del producto para lavar el cabello, tomando como base el mucílago del nopal y la sábila.

 “Fue a partir del acierto y error, que logramos conseguir la fórmula, y envasar el champú, con el sello de la marca ‘Noparely, refirió Araceli Flor.

Hoy, las socias de la Cooperativa Progreso y Dignidad de la Mujer tienen una línea de 14 productos, entre, artículos para el cuidado personal y cosméticos, además tampoco han dejado la producción de nopal, lograron hacer vasos y platos desechables, asimismo, incursionaron en la deshidratación de frutas.

Ellas se encargan de la siembra de las plantas hasta la transformación de cada uno de sus productos, los cuales son elaborados artesanalmente bajo conocimientos tradicionales sobre el uso de la herbolaria, esencias y extractos naturales.

Además del champú a base de plantas, cuyo principal ingrediente es el mucílago de nopal, poseen una línea de cremas para el cuerpo y rostro (a base de caléndula, nopal y sábila, manzanilla, tepezcohuite, por mencionar algunas plantas); repelente de mosquitos; pomada para los dolores musculares; jabones; enjuague; desodorante; spray bucal; pomada para labios y loción refrescante. Durante la pandemia por la covid-19, introdujeron un antibacterial de base de alcohol y extractos de plantas que no irritan la piel.

 “Al principio la publicidad fue de boca a boca a cargo de las mismas participantes; la muestra del producto se obsequió a amistades y público para convencer, y empezar a comercializar en línea, apoyada por redes sociales y plataformas digitales”.

Actualmente, la marca Noparely tiene representantes en ocho regiones de Oaxaca, 10 entidades del país, tres ciudades de Estados Unidos (Washington D.C.,Pensilvania y Los Ángeles).

La también presidenta del sistema producto nopal, en Oaxaca, comentó que, en octubre del año pasado, “un grupo de jóvenes emprendedores alemanes visitaron los cultivos de nopal, conocieron el proceso de transformación y se proponen distribuir nuestros productos en su país, y abrir una línea de cosméticos con banderas germano-mexicana”.

En la actualidad, Alfonsina, la mujer que huía de los golpes de su marido, con la que empezamos esta historia de emprendedurismo, es parte de la estructura de la Cooperativa, destaca por su trabajo consiste en Noparely, consiguió su autonomía física y económica, y ha contribuido significativamente al desarrollo de otras mujeres rurales e indígenas, promoviendo el empoderamiento femenino a partir de una perspectiva de fortalecimiento del trabajo colectivo.

“El presente artículo es propiedad de SemMéxico

Briseño, P. (2021). Campesinas le dieron la vuelta al destino con su cooperativa Progreso y Dignidad. SemMéxico. Recuperado el 11 de marzo de 2021, de https://www.semmexico.mx/?p=33091