El número de niños migrantes en la frontera se ha triplicado en dos semanas: NYT

AP Niño en cruce Río Bravo 2.jpg
Foto/AP

Redacción Sin Fronteras | La Jornada

Houston | Miércoles 10 de Marzo del 2021 | — —

Las detenciones en la frontera de Estados Unidos han aumentado desde que Biden asumió el cargo el 20 de enero. El número de niños migrantes no acompañados detenidos a lo largo de la frontera sur se ha triplicado en las últimas dos semanas a más de 3,250 llenando instalaciones similares a cárceles mientras la administración de Biden lucha por encontrar espacio para ellos en refugios, según documentos obtenidos por el diario The New York Times.

“Más de 1.360 de los niños han sido detenidos más allá de las 72 horas permitidas por la ley antes de que un niño deba ser trasladado a un refugio, según uno de los documentos, con fecha del 8 de marzo. Las cifras destacan la creciente presión sobre el presidente Biden para abordar el aumento número de personas que intentan cruzar la frontera con la creencia de que les dará más bienvenida que el expresidente Donald J. Trump.

“Los niños están detenidos en instalaciones, administradas por la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, que fueron construidas para adultos. La agencia fronteriza ha sido objeto de críticas generalizadas por las horribles condiciones en sus centros de detención federales, en los que los niños están expuestos a enfermedades, hambre y hacinamiento”, señaló el diario neoyorkino.

Según la ley, el gobierno federal está obligado a trasladar a los niños no acompañados dentro de los tres días de las instalaciones fronterizas a los refugios administrados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos, donde se los retiene hasta que son colocados con un patrocinador. Los funcionarios de Seguridad Nacional a menudo han señalado las demoras de Salud y Servicios Humanos para recoger a los niños como una razón para la detención prolongada.

“Hasta el viernes pasado, cuando el gobierno levantó las restricciones, los albergues administrados por Salud y Servicios Humanos se encontraban a capacidad reducida debido a la pandemia. Los albergues para niños migrantes están a 13 días de la “capacidad máxima”, según los documentos. Los datos muestran el estrés en el sistema diseñado para retener a los niños migrantes mientras Biden intenta cumplir una promesa de campaña de ser más compasivo con los migrantes durante una pandemia mundial”, añade el reporte.

Las reglas son diferentes para los niños no acompañados, quienes, en lugar de ser devueltos, son puestos bajo custodia, lo que obliga a la administración a encontrar un espacio para ellos. En enero se encontraron más de 5.800 niños no acompañados en la frontera, un aumento de más de 1.000 desde octubre de 2020.

En este contexto, México ha instado a Washington a ayudar a detener el flujo proporcionando ayuda para el desarrollo en Centroamérica, de donde provienen la mayoría de los migrantes, impulsados ​​por una crisis humanitaria.

“Ven a Joe Biden como el presidente migrante, y muchos sienten que van a llegar a Estados Unidos”, dijo el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador sobre Biden la mañana después de una reunión virtual entre ambos el 1 de marzo.

“Tenemos que trabajar juntos para ordenar el flujo, porque no se puede de la noche a la mañana enfrentar este asunto”.

Detalles previamente no reportados en informes internos, basados ​​en testimonios y recopilación de inteligencia, afirman que los grupos delictivos están diversificando los métodos de trasladar y captar clientes ante las medidas estadounidenses que “incentivarán la migración”.

Las detenciones en la frontera entre Estados Unidos y México en febrero alcanzaron niveles no vistos desde mediados de 2019, y fueron las más altas para ese mes en 15 años, según mostraron datos informados por Reuters.

Entre las medidas estadounidenses que a México le preocupa que estarían alentando la migración se encuentran un trato más humanitario para las víctimas de las pandillas y la violencia, la agilización del ingreso de indocumentados en el sistema legal y la suspensión de los acuerdos de la era Trump que deportaron a cientos de personas a Centroamérica.

Las políticas mexicanas recientes también están fomentando la migración, según una evaluación, que detectó posibles incentivos en medidas como ofrecer vacunas para el COVID-19 a los migrantes y otorgar más protecciones a niños indocumentados.

Un funcionario mexicano familiarizado con los desarrollos migratorios, que habló bajo condición de anonimato, dijo que el crimen organizado comenzó a cambiar su modus operandi “desde el día en que Biden tomó posesión” y ahora exhibía niveles de sofisticación “inéditos”.

Eso incluye informar a los clientes sobre las últimas reglas de inmigración, usar la tecnología para burlar a las autoridades y camuflar las operaciones de tráfico de migrantes como agencias de viajes, mostraron las evaluaciones.

“El migrante se vuelve un bien”, dijo el funcionario, argumentando que ahora son tan valiosos como las drogas para los carteles. “Si un paquete de drogas se pierde en el mar, se pierde. Si se pierden migrantes, estamos hablando de seres humanos”.

La Secretaría de Seguridad, la de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de Migración de México no respondieron a las solicitudes de comentarios para esta historia. La Casa Blanca y el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense no contestaron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Las mayores concentraciones de migrantes en las zonas fronterizas han alentado a los carteles a reclutar a algunos como mulas de la droga y a secuestrar a otros por dinero, dijo César Peniche, fiscal general de Chihuahua, el estado con el tramo más largo de la frontera con Estados Unidos.

Tanto la política mexicana como la estadounidense deberían ser más claras para no estimular la inmigración ilegal, sostuvo en diálogo con Reuters.

México ha elogiado a Biden por ofrecer un camino hacia la ciudadanía a millones de residentes estadounidenses de origen mexicano y por hacer retroceder las políticas de la era Trump que enviaron a los solicitantes de asilo estadounidenses de regreso al sur de la frontera para esperar sus audiencias judiciales.

REDES SOCIALES

Para evitar ser detectados, los migrantes ahora a menudo viajan en grupos pequeños en lugar de en caravanas y cada vez siguen rutas más peligrosas y menos transitadas, dijo el funcionario mexicano.

Al comunicarse a través de redes sociales como Facebook, WhatsApp, Instagram y YouTube, los traficantes actualizan a los migrantes sobre los puntos de control inminentes, cuándo pueden saltar los trenes de carga, dónde alojarse y cómo navegar por las leyes de inmigración, agregó el funcionario.

Para facilitar su paso, los traficantes aconsejan a los clientes centroamericanos que presenten denuncias ante las autoridades diciendo que han sido víctimas de extorsión o, en el caso de los hombres jóvenes, que han enfrentado amenazas de muerte por parte de pandillas, según muestran las evaluaciones.

Y, como en años anteriores, se les pide a los migrantes que traigan niños para facilitar la solicitud de asilo.

La inteligencia mexicana muestra que los costos de tránsito de los que trafican varían ampliamente. Una evaluación dijo que un menor centroamericano no acompañado podría obtener un pasaje a la frontera de Estados Unidos por alrededor de 3,250 dólares. Para los viajeros africanos, en cambio, la tarifa fue de 20,000 dólares. Los asiáticos también deben pagar más.

Una evaluación detalló las preocupaciones de que podría haber una afluencia significativa de migrantes de fuera de la región (el Caribe, Asia, África y Medio Oriente) a medida que las restricciones fronterizas provocadas por el coronavirus comienzan a disminuir.

Incluso cuando los mexicanos celebran la cancelación de Biden de los trabajos en el muro fronterizo de Trump, algunos funcionarios dicen que es hora de que México vuelva a una idea que el gobierno planteó en 2019: mejorar la infraestructura a lo largo de su propia frontera sur con Guatemala.

“México en cada oleada de migrantes gasta más de lo que costaría esto”, dijo otro funcionario. “Debemos de hacerlo.”

con información del NYT y agencias

El presente articulo es propiedad de La Jornada

Redacción Sin Fronteras (2021) El número de niños migrantes en la frontera se ha triplicado en dos semanas: NYT. La Jornada. Recuperado el 10 de Marzo del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/sin-fronteras/2021/03/10/el-numero-de-ninos-migrantes-en-la-frontera-se-ha-triplicado-en-dos-semanas-nyt-4434.html

Microsoft apoya que los motores de búsqueda paguen por las noticias

FOTO: PIXABAY

AFP  | Excelsior

CIUDAD DE MÉXICO | Viernes 12 de Febrero del 2021 | 09:39

Microsoft presionó el jueves para que otros países sigan el ejemplo de Australia de pedir que se pague a los medios de comunicación por los contenidos informativos publicados en línea, una medida a la que se oponen Facebook y Google.

Microsoft ofreció la semana pasada cubrir el vacío si su rival Google cumple con la amenaza de deshabilitar su motor de búsqueda en Australia si sigue adelante con su plan de aprobar una ley que establezca tal norma.

El presidente de Microsoft, Brad Smith, dijo en un comunicado que la compañía apoya plenamente la legislación propuesta en Australia que obligaría a Google y Facebook a compensar a los medios por su periodismo.

Esto ha provocado una división inusual dentro del sector de la tecnología, y hemos escuchado a personas que preguntan si Microsoft apoyaría una propuesta similar en Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y otros países”, dijo Smith en una publicación de blog.

La respuesta corta es sí”.

Facebook y Google han amenazado con bloquear servicios clave en Australia si las reglas, que se encuentran ahora en el Parlamento, se convierten en ley tal como están redactadas.

La situación plantea la cuestión de si el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tomará distancia de la objeción de su predecesor, Donald Trump, respecto a la propuesta de Australia.

Mientras Estados Unidos hace balance de los eventos del 6 de enero, es hora de ampliar la apertura”, dijo Smith, refiriéndose al asalto del edificio del Capitolio por parte de una turba de partidarios de Trump para anular los resultados de las elecciones.

La pregunta fundamental es a qué valores queremos que sirva el sector tecnológico y el periodismo independiente”.

Smith argumentó que las plataformas de Internet que no han compensado previamente a las empresas de noticias deberían ahora dar un paso al frente para revivir el periodismo independiente que “va al corazón de nuestras libertades democráticas”.

Estados Unidos no debería objetar una propuesta australiana creativa que fortalece la democracia al exigir a las empresas de tecnología que apoyen una prensa libre”, dijo Smith. “En lugar de eso, debería copiarla”.

La ley propuesta en Australia regirá las relaciones entre los medios de comunicación tradicionales, en dificultades financieras, y los gigantes que dominan Internet y capturan una parte significativa de los ingresos publicitarios.

El motor de búsqueda de Microsoft, Bing, representa menos del 5% del mercado en Australia y entre el 15% y el 20% del mercado en Estados Unidos, según el gigante tecnológico con sede en el estado de Washington.

Con una perspectiva realista de ganar participación con el uso, estamos seguros de que podemos construir el servicio que los australianos quieren y necesitan”, dijo Smith.

Y a diferencia de Google, si podemos crecer, estamos preparados para acogernos a las obligaciones de la nueva ley, incluido el reparto de ingresos propuesto con las organizaciones de noticias”.

El presente articulo es propiedad de Excelsior

AFP  (2021) Microsoft apoya que los motores de búsqueda paguen por las noticias. Excelsior. Recuperado el 12 de Febrero del 2021 en: https://m.excelsior.com.mx/hacker/microsoft-apoya-que-los-motores-de-busqueda-paguen-por-las-noticias/1432373

Juicio político a Trump por incitar la insurrección

Este martes inicia el juicio contra Donald Trump por “incitar la insurrección”.
Este martes inicia el juicio contra Donald Trump por “incitar la insurrección”. Foto Afp / Archivo

David Brooks, corresponsal  | La Jornada

———— | Lunes 8 de Febrero del 2021 | 20:27

El juicio político de Donald Trump, acusado de “incitar la insurrección” y representar “una amenaza a la democracia”, arranca con la interrogante de si el ex presidente quedará una vez más impune por sus acciones para mantenerse en el poder aún si eso incluía provocar una crisis constitucional y promover la violencia armada de agrupaciones neofascistas en una intentona de golpe de Estado.

El juicio -sin precedente por ser el segundo contra un mismo presidente- se realizará en el Capitolio que fue tomado por asalto el 6 de enero y que hoy permanece resguardado por miles de tropas de la Guardia Nacional -o sea, la sede del juicio es a la vez zona de crimen- inicia este martes y aunque no tiene fecha para concluir, se espera que durará por lo menos una semana.

El equipo de nueve diputados que ejerce el papel de fiscales en el proceso presentará la evidencia por el solo cargo -llamado “artículo de impeachment”- aprobado por la cámara baja en el juicio realizado ante un Senado transformado en tribunal y cuyos integrantes se convierten en jurado. El ex presidente está acusado de “incitar violencia contra el gobierno de Estados Unidos” el 6 de enero como parte de su “conducta con el objetivo de subvertir y obstruir los resultados electorales” desde las elecciones del 3 de noviembre.

El artículo de impeachment afirma que el ahora presidente “ha demostrado que permanecerá como una amenaza a la seguridad nacional, la democracia y la Constitución”, que ha actuado de una manera “incompatible” con el imperio de la ley y por lo tanto “amerita… ser descalificado para obtener y disfrutar cualquier puesto de honor, confianza o lucrativo bajo (el gobierno de) Estados Unidos”.

Los diputados-fiscales han advertido que si el Senado fracasa en condenar a Trump, eso “envalentonará a líderes futuros para intentar mantenerse en el poder por cualquier y todo medio -y sugiere que no hay ninguna línea que un presidente no pueda cruzar”.

Los argumentos de los abogados de defensa de Trump fueron detallados este lunes y argumentan que el proceso mismo es inconstitucional, que la acusación viola la libertad de expresión de su defendido y que el Senado no tiene la facultad para condenar a un ex presidente.

Sin embargo, el presidente fue impeached -formalmente acusado- cuando aún estaba en la Casa Blanca y la Constitución no hace referencia a cuando se puede usar el impeachment y entrega al Senado una amplia latitud para establecer las reglas de cómo proceder en estos casos.

Se requiere de una mayoría de dos tercios para condenar al ex presidente y aunque el primer castigo de tal proceso, la destitución, es nulo porque el acusado ya no está en su puesto, la segunda es la prohibición para que ocupe un puesto electoral federal en el futuro -por ejemplo, no podría postularse como candidato presidencial una vez más.

Pero para llegar a los dos tercios, los 50 senadores demócratas necesitan que se sumen 17 republicanos, algo que muchos consideran poco probable, pero dependiendo de cómo procede el juicio, no imposible.

¿Habrá impunidad?

Unos 400 asesores y asistentes legislativos enviaron una carta al Senado sobre el trauma que sufrieron durante el asalto al Capitolio el 6 de enero e instan a que declaren culpable a Trump por provocar eso. Varios legisladores incluyendo Rashida Tlaib y Alexandra Ocasio Cortez ofrecieron discursos emotivos sobre el peligro a sus vidas que enfrentaron ese día, cuando algunos de sus colegas llamaron a sus familias para despedirse. El Washington Post y una amplia gana de comentaristas -incluso varios republicanos- han exigido que el Senado declare culpable al ex mandatario.

Un 56 por ciento de los estadunidenses opina que Trump debería de ser declarado culpable y prohibirle ocupar todo puesto público, según la encuesta más reciente de ABC News/Ipsos difundida el fin de semana.

La evidencia que los acusadores presentarán -gran parte de ella visual- será la de un presidente incitando a una intentona de golpe de Estado, un esfuerzo que inició antes de la elección presidencial del 3 de noviembre, cuando Trump había advertido que si no ganaba, no aceptaría el resultado ya que eso sólo sería posible si hubo fraude.

Se espera que los fiscales documentarán cómo después de la elección él y sus cómplices desataron una campaña de engaño afirmando, sin nunca presentar pruebas, que hubo un magno fraude. De hecho, su campaña presentó más de 50 demandas judiciales, una de las cuales llegó hasta la Suprema Corte, y todas fueron finalmente descartadas por jueces estatales y federales.

Ante ese fracaso, Trump y su equipo intentaron presionar incluso con amenazas a funcionarios electorales estatales en varios estados para que descartaran o modificaran los resultados.

Se espera que se recuerde que el 6 de enero, en el último paso del proceso electoral cuando el Congreso recibe, cuenta y certifica el voto electoral en el Capitolio, hubo un último intento por descarrilar el proceso con presiones de Trump para que su vicepresidente Mike Pence -en su calidad de presidente de esa sesión- desechara el voto y unos 139 diputados y ocho senadores republicanos continuaban rechazando el resultado.

Mientras procedía ese proceso, Trump, Rudolph Giuliani y otros estaban ante un mitin que habían convocado desde semanas antes, donde el entonces presidente concluyó su discurso instruyendo a sus seguidores a avanzar hacia el Capitolio advirtiendo que “si no luchan como el infierno, ya no tendrán un país”. Así, miles fueron al Capitolio, algunos al grito de muerte a legisladores y hasta “cuelguen a Pence” por “traicionar”, donde irrumpieron rompiendo puertas y ventanas invadiendo las salas principales del símbolo de la democracia estadunidense mientras los legisladores suspendían el proceso de conteo para huir a “lugares seguros”. Muchos de los manifestantes han declarado que estaban siguiendo las órdenes de Trump.

Trump y sus cómplices rechazan que ser responsables del asalto y los actos de violencia que llevaron a la muerte de por lo menos cinco personas y decenas de heridos,

incluyendo policías.

Los republicanos, con muy pocas excepciones (vale recordar que solo cinco de los 50 senadores republicanos votaron por proceder con el juicio político), han buscado descalificar el proceso sólo como una maniobra política demócrata o han dicho que aun si es válido, es hora de “superar” lo ocurrido y no dividir más el país con este proceso “partidista”.

Más aún, algunos han sugerido que todo fue parte de un complot anti Trump. Ayer, Giuliani se atrevió ha acusar que “Antifa y BLM (en referencia a la red informal de activistas que se identifican como antifascistas y al movimiento Black Lives Matter) atacan a DC (Washington) ayudaron a organizar los ataques del 6 de enero sobre el Congreso. Sin embargo, hasta ahora, su papel se está ocultando”.

Mientras tanto, más de 235 personas -todos simpatizantes de Trump y Giuliani- han sido arrestadas hasta la fecha por el asalto al Capitolio, incluyendo integrantes de agrupaciones derechistas oficialmente designadas como “terroristas domésticos” al proceder una de las investigaciones más grandes de la historia de las autoridades de seguridad pública de Estados Unidos.

El veredicto de este juicio político, indican varios analistas e historiadores, ofrecerá una indicación sobre el futuro del llamado “experimento democrático” de Estados Unidos.

David Brooks, corresponsal  (2021) Juicio político a Trump por incitar la insurrección. La Jornada. Recuperado el 8 de Febrero del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/notas/2021/02/08/mundo/juicio-politico-a-trump-por-incitar-la-insurreccion/

Acusado de “incitar la insurreción”, Trump enfrenta segundo juicio político

Donald Trump es el primer presidente de EU en enfrentar dos juicios políticos para ser destituido.
Donald Trump es el primer presidente de EU en enfrentar dos juicios políticos para ser destituido. Foto Afp

David Brooks, corresponsal  | La Jornada

Nueva York | Miércoles 13 de Enero del 2021 | 18:19

Donald Trump fue acusado formalmente por la Cámara de Representantes de “incitación de insurrección” contra el gobierno de Estados Unidos y es ahora el primer presidente en la historia en enfrentar un segundo juicio político en una capital ahora protegida de sus enemigos internos por más tropas estadunidenses que las desplegadas en Irán y Afganistán.

Por un voto de 232 contra 197 fue aprobado el cargo formal contra el presidente por fomentar lo que sus acusadores llaman un “golpe de Estado” al convocar y promover el asalto al Capitolio el 6 de enero pasado en su intento de frenar el proceso constitucional de certificación del resultado de la elección presidencial.

Todos los demócratas votaron a favor pero fue aún más notable que una decena de republicanos se sumaron en contra del presidente.

Así, Trump se convirtió esta tarde en el primer presidente en ser “impeached” (formalmente acusado para ser destituido) por segunda vez. El juicio político se realizará próximamente -tal vez tan pronto como la próxima semana- en el Senado aunque aún no hay fecha; puede continuar aún después de que Trump abandone la Casa Blanca.

La presidenta de la cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi, inició el proceso al declarar que el presidente Trump “incitó esta insurrección, esta rebelión armada, contra nuestro país en común. Es un peligro claro y presente a la nación que todos amamos”.

En el debate esta tarde, el diputado demócrata Jim McGovern resumió el sentir de sus colegas al declarar que lo ocurrido el miércoles pasado “no fue una protesta. fue una insurrección, un ataque bien planeado sobre nuestro país que fue incitado por Donald Trump”. Concluyó: “nuestro país fue atacado no por una nación extranjera sino desde adentro. Estos no eran manifestantes, no eran patriotas. Eran traidores. Estos eran terroristas domésticos… y estaban actuando bajo órdenes de Donald Trump”.

Algunos legisladores republicanos que se inclinaban a votar a favor del impeachment, no lo hicieron, comentaron en privado, por temores de que serían sujetos a ataques físicos por seguidores de Trump, reportó CNN.

El diputado demócrata Seth Moulton, en sus declaraciones ante el pleno antes de la votación, señalo que “hay más tropas ahora mismo en Washington DC que en Afganistán. Están aquí para defendernos contra el comandante en jefe, el presidente de Estados Unidos y su turba”.

De hecho, podrían llegar a Washington más del triple que el total de tropas estadunidenses en Afganistán e Irak combinados.

Hasta 20 mil tropas de la Guardia Nacional podrían ser desplegadas en Washington -habrá ya más de 10 mil este fin de semana- junto con miles agentes de seguridad pública para mantener el orden en la capital desde ahora hasta la toma de posesión del presidente electo Joe Biden y su vicepresidenta Kamala Harris, informaron autoridades municipales.

Durante el voto sobre el impeachment, cientos de tropas de la Guardia Nacional armadas estaban desplegadas en diferentes puntos, dentro y fuera, del Capitolio. El nivel de alerta permanece “muy alto”, indicó un funcionario del Departamento de Defensa a CBS News.

Algunas tropas están alojadas dentro y alrededor del Capitolio, e incluso pernoctaron en los pasillos. Es la primera vez desde la Guerra Civil que tropas se alojan dentro del Capitolio, según reportó Bloomberg News. Todo para garantizar lo que debe ser “una transición pacífica del poder”.

Mientras tanto, la investigación federal sobre los actos violentos de la semana pasada procede y ya hay más de 170 casos abiertos, número que se elevará, y con decenas de acusados de diversos delitos. Algunos posiblemente serán acusados de delitos mayores incluyendo de homicidio y sedición. La caza de cientos de sospechosos, identificados a veces por las imágenes que ellos mismos difundieron en las redes de su participación, sigue por todo el país en lo que el fiscal federal Michael Sherwin calificó como una operación sin par en la historia del país. Declaró que la zona del Capitolio es “una escena de crimen”.

Cada día más relatos de lo vivido por legisladores y sus equipos dentro del Capitolio son compartido. La diputada Alexandria Ocasio-Cortez, tal vez la líder más reconocida del ala progresista de la Cámara, comentó que “pensaba que moriría” ese día, y evitando dar demasiados detalles por las investigaciones en curso, añadió que hubo un momento en el que estuvo en peligro su vida y la de su equipo. “No es exageración decir que muchos miembros de la cámara fueron casi asesinados”. Aún más grave, comentó, “no me sentí segura alrededor de algunos otros legisladores” derechistas, incluso simpatizantes de supremacistas blancos, que podrían haberla expuesto a peligro.

El veterano periodista Dan Rather apuntó: “nunca he visto y nadie vivo hoy día ha visto un ataque frontal desde adentro sobre nuestra democracia”.

El ex oficial antiterrorista de la CIA John Kiriakou, un filtrador acusado por el gobierno de Barak Obama por divulgar información al público sobre el programa de tortura del gobierno de Bush, escribió en Reader Supported News que lo que oficiales de inteligencia extranjeros observaron en los últimos días fue “igual como lo que ocurre en una república bananera”, concluyendo que “lo que observamos el miércoles pasado fue por cierto un intento de golpe. Fue mal planeado y pobremente ejecutado, pero fue un intento de golpe. Probablemente no será el último. Necesitamos estar preparados para el próximo evento”.

Por su parte y mientras se debatía su impeachment, el acusado de incitar la violencia y el asalto al Capitolio emitió una declaración afirmando que “a la luz de más informes sobre más manifestaciones, insto a que NO haya violencia, NO violación de la ley y nada de vandalismo de cualquier tipo. Yo no represento eso, y no es lo que representa America. Llamo a todos los estadunidenses a reducir tensiones y calmar temperamentos. Gracias”.

Mientras tanto, el nivel de aprobación de Trump se ha venido desplomando desde el pasado miércoles, en algunas encuestas hasta por 10 puntos. En el sondeo de Politico/Morning Consult su aprobación está en su punto más bajo en sus cuatro años, a sólo 34 por ciento. Un 63 por ciento lo reprueba.

David Brooks, corresponsal  (2021) Acusado de “incitar la insurreción”, Trump enfrenta segundo juicio político. La Jornada. Recuperado el 13 de Enero del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/notas/2021/01/13/mundo/acusado-de-incitar-la-insurrecion-trump-enfrenta-segundo-juicio-politico/

Se abstiene AMLO de opinar sobre asalto al Capitolio; lamenta muertes

Alonso Urrutia y Roberto Garduño  | La Jornada

Ciudad de México | Jueves 07 de Enero del 2021 | 8:04pm

Ante los sucesos ocurridos ayer en el Capitolio estadunidense para tratar de impedir la ratificación del triunfo del demócrata Joe Biden en la elección presidencial en Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó la pérdida de vidas pero aseveró que la postura de su gobierno es que en materia de política interna se rige, con base en la Constitución, con base en el principio de la autodeterminación de los pueblos.

“Esa es nuestra política, es lo que puedo comentar. Siempre es muy lamentable el que se pierdan vidas humanas, en eso si podemos expresarnos, siempre hemos buscado que todos los conflictos, esto aplica para política exterior y política interna, se resuelvan mediante el dialogo la via pacífica, la Constitución establece en conflictos internacionales la solución pacífica de las controversias”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa.

Sin abundar mayormente, fue insistente en que sean los estadunidenses los que deben resolver sus asuntos internos, “nosotros no vamos a intervenir en esos asuntos” porque así lo establece la Constitución mexicana. “Por lo demás deseamos que siempre haya paz, que prevalezca la democracia que es el poder del pueblo. Y que haya libertades, eso es todo”.

A pregunta expresa de si asistirá a la toma de protesta, no he salido mucho, solo he hecho un viaje porque era muy importante que se iniciará lo del tratado del libre comercio. No tengo invitación pero siempre “he pensado que la mejor política exterior es la interior, noles gusta mucho a los diplomáticos de carrera porque como es natural su trabajo es la diplomacia”

López Obrador confió que la embajadora de México en Washington, Martha Bárcena y el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, lo estuvieran informando constantemente de lo que sucedía en la capital estadounidense.

Al desestimar la relevancia de una eventual asistencia a la toma de posesión de Biden, el presidente dijo que “tenemos muy buena relación con todos los gobiernos, tenemos muy buena relación con el presidente Trump y consideramos que no vamos a tener ninguna diferencia, no vamos a tener problemas, con el presidente Biden. No vamos a tener problemas, tiene que haber entendimiento, no podemos ser vecinos distantes, tiene que ver política de buena vecindad. Por muchas razones son 38 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos, es la comunidad hispana más importante en Estados Unidos.

Además, en México vive un millón de estadunidenses, el país donde viven más fuera de su país. Además, dijo, hay buena relación con economías de estados de la Unión Americana que son en sí mismo economías sólidas como California o Texas.

Para López Obrador si se hacen bien las cosas en México, nos van a respetar afuera, si se acaba la corrupción en México, si no hay impunidad, si se atiende al pueblo, si hay producción, para que el mexicano no se vea obligado a emigrar, si tenemos paz y tranquilidad, nos van a respetar afuera, “Vamos a ser respetables y respetados en el mundo. Eso lo logramos sin necesidad de estar viajando tanto. Antes se llevaban hasta el perico”

El Estado Mayor Presidencial hacía y deshacía, importaban hasta el yogurth que se comían y así otras extravagancias. En el último viaje, a Argentina, lo que costó el viaje fueron millones de pesos. Solo cobraron por servicio de Internet 7 millones de pesos. Increíble. Nosotros fuimos en viaje comercial a Washginton, fuimos a Atlanta tenemos muy buenos diplomáticos, ese es su trabajo”

Alonso Urrutia y Roberto Garduño  (2021) Se abstiene AMLO de opinar sobre asalto al Capitolio; lamenta muertes. La Jornada. Recuperado el 07 de Enero del 2021 en: https://www.jornada.com.mx/notas/2021/01/07/politica/lamenta-amlo-muertes-ayer-en-conflicto-en-el-capitolio/