Declaración de áreas protegidas en Sierras La Giganta y Guadalupe suman 6 años de retraso

Alan Flores Ramos, Diario El Independiente. Inforural.

04 de noviembre de 2020

El productor Raúl Avilés dijo que los 2 titulares pasados de Semarnat del Gobierno de AMLO han sido omisos y agregó que este decreto, fue posiblemente “frenado” debido a intereses del gobierno estatal, en específico, de Rodrigo Andrés de los Ríos Luna, subsecretario de la Secretaría de Turismo, Economía y Sustentabilidad.

LA PAZ, Baja California Sur. Acusan de omiso al Gobierno de México por no decretar la Reserva de la Biosfera en las sierras La Giganta y Guadalupe, en Baja California Sur (BCS), anunciada hace 6 años y que “nunca” llegó al Diario Oficial de la Federación (DOF); pidieron entonces realizar una “consulta ejidal”.

Raúl Avilés Geraldo, presidente de la “Promotora de Manejo para el Desarrollo y Conservación de las Sierras”, informó haber solicitado, sin éxito, apoyo de María Luisa Albores González, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para exponerle la necesidad. Aseguró que el decreto sigue “atorado” a pesar del cambio de administración de Enrique Peña Nieto a la fecha; expuso que los últimos 2 secretarios,  Josefa González-Blanco Ortiz-Mena y Víctor Manuel Toledo Manzur, “no le echaron ganas” al proyecto.

“Sigue atorado por la misma situación. No lo vieron. Con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas [Conanp] se hicieron otros recorridos, consultas, pero eran cuestiones esporádicas. Se le da un entre, se deja y se queda (sic) […] El principal obstáculo […] es la solicitud del gobierno de BCS, a través de Andrés de los Ríos para que no haya autorización de los ejidos […] Que se busque consultar y que autoricen los propios ejidos (sic)”, dijo ante los micrófonos de este matutino.

Declaró Avilés Geraldo que, este decreto, fue posiblemente “frenado” debido a intereses del gobierno estatal, en específico, de Rodrigo Andrés de los Ríos Luna, subsecretario de la Secretaría de Turismo, Economía y Sustentabilidad (Setues), a quien acusó de “engañar” a los locales. Dijo que con Eligio Soto López, a su vez desempeñándose como titular de la Procuraduría Agraria, citó a los comisarios ejidales en Tepentú, ejido en La Paz, para advertirles que el decreto les “iba a causar problemas con la tenencia de la tierra”.

“Fueron a decirles que les iban a expropiar, que no iban a poder tener cabras, que iban a tener limitantes para sociedad productiva y cualquier negocio para compra-venta de las tierras. Firmaron un pacto que le llamaron ‘Contra de la Reserva’, para que no se declarara”, expuso. “A los secretarios de Semarnat, más bien no les ha interesado, pero el señor Andrés de los Ríos, ha seguido insistiendo. No es igual que antes, pero sí hay un interés del gobierno que no se haga en BCS. No sé qué intereses tengan”, dijo además Raúl Avilés Geraldo.

El objetivo “principal” del Área Natural Protegida (ANP), aseguró, es impulsar la regulación del rescate de acuíferos con programas internacionales, como el de Santo Domingo, que abastece a Comondú, y que está por el momento “sobreexplotado” por la actividad agrícola.

“Necesitamos recuperar agua, que la poca agua que llueve se infiltre. Salió un decreto en enero de 2019, que el acuífero de Santo Domingo, tiene un déficit de 30 millones de metros cúbicos anuales”, explicó a Diario El Independiente. “Sería reducir, equilibrar el déficit. También hacer obras para recarga del acuífero, porque tenemos posibilidad de que se incremente y se mantenga el equilibrio del acuífero”, apuntó.

Esto permitirá desarrollar la agricultura y ganadería en dichas zonas, aseguró, ya que, dijo, “hay gente que está sufriendo la sequía” y “no tienen agua ni para tomar, menos para los animales. Hay gente que tiene que salirse de la tierra, año con año”, agregó, y consideró que con la Reserva de la Biosfera para estas áreas, habrá una “figura reconocida” ante organismos internacionales, para financiar el desarrollo sustentable de las comunidades y obras de recarga.

Opinó que, con la política de apoyos directos a la población del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, será difícil canalizar recursos federales a través de asociaciones civiles para este fin.

“Pero hay organizaciones privadas que lo pueden [financiar], asociaciones y productores. La idea es que ya tenemos la asociación, los productores y habitantes de la sierra para hacerlo”, dijo Avilés Geraldo. 15 productores sustentables de la sierra de Loreto, Mulegé y Comondú, firmaron una solicitud dirigida a la titular de Semarnat; pidieron que “esclarezca” dichos mitos ante los locales, que asegura, fueron mal informados.

“Procederemos a asesorarnos legal y técnicamente para en el corto plazo, nosotros mismos organizar reuniones y responder lo necesario para la creación de la reserva”, finalizó la entrevista.

El oficio fue enviado por productores de artículos artesanales como ganaderos holísticos, rancheros, habitantes, caprinocultores, agricultores, artesanos talabarteros, conservacionistas y propietarios rurales; además, firmó el cronista municipal de Comondú, José Soto Molina.

El área natural pretendida consiste en 1,624,286-25-00 hectáreas, en los municipios de La Paz, Loreto, Comondú y Mulegé, el área completa donde se encuentran las formaciones montañosas. El 71.57 por ciento de la superficie del ANP, de acuerdo a los estudios realizados, está en Mulegé y Comondú y en menor proporción, los municipios de Loreto y de La Paz.

Las sierras están formadas principalmente por rocas del arco miocénico conocido como provincia Geológica Faja Volcánica de La Giganta, incluye la formación Comondú y las rocas pos- Comondú. Se formó en el Mioceno, que comprende la era geológica de hace 23.03 millones de años hasta hace 5.332 millones de años. Se considera posterior a la provincia geológica Sierra Madre Occidental.

El arco volcánico formó la Faja Volcánica de la Giganta, como consecuencia del reacomodo de las placas tectónicas que provocó una migración del magmatismo hacia el oeste y su desarrollo, de acuerdo al doctor investigador Dr. Emigdio Z. Flores Wolfskill, en 2010.

Especies protegidas

En la flora, destacan “sujetas a protección especial” como la Zaya (Amoreuxia palmatifida), Senita (Lophocereus schottii y Lophocereus schottii var. schottii f. mieckleyanus), la Biznaga de isla Santa Cruz (Mammillaria albicans), Palo Fierro (Olneya tesota), así como la Biznaga (Ferocactus rectispinus Biznaga), actualmente en estatus de “amenazada”, entre otras.

La fauna de la Sierra de la Giganta-Guadalupe, de acuerdo al estudio técnico justificativo elaborado por la Conanp, está compuesta por alrededor de 323 especies de peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos enlistados en la NOM-059-SEMARNAT-2010 con alguna protección.

Se encuentran en alguna categoría “en peligro de extinción” especies como la Sardinilla peninsular (Fundulus lima), la Cucharita de baja (Lithobates). En categoría de “protección especial” están la cuija occidental (Coleonyx variegatus), la salamanquesa del Cabo (Phyllodactylus xanti), la iguana espinosa de Sonora (Ctenosaura hemilopha), la iguana de pared (Sauromalus ater Cuckwalla).

En especies “amenazadas” destacan la lagartija cachora (Callisaurus draconoides), la lagartija de piedra de Baja California (Petrosaurus thalassinus), la lagartija escamosa (Sceloporus zosteromus), entre otras culebras y reptiles. También aves y mamíferos, amenazados como el rabijunco pico rojo (Phaethon aethereus), o bien bajo protección especial como el bobo pata azul (Sula nebouxii), el pelícano moreno (Pelecanus occidentalis californicus), garza tigre rojiza (otaurus lentiginosus), la avetoro mínimo (Ixobrychus exilis), y la garza colorada melenuda rojiza (Egretta rufescens).

Se contempla al gavilán de Cooper (Accipiter cooperii) en protección especial también, así como al gavilán pecho rojo (Accipiter striatus), la aguililla rojinegra (Parabuteo unicinctus), la aguililla pecho rojo (Buteo lineatus) y el aura (Buteo albonotatus). El águila real (Aquila chrysaetos) se encuentra “amenazada”, la aguililla cola blanca (Buteo albicaudatus), el halcón mexicano (Falco mexicanus) y el halcón peregrino (Falco peregrinus).

El búho llanero (Athene cunicularia hypugaea) tiene protección especial, mientras que la musaraña desértica norteña (Geothlypis beldingi) está en peligro de extinción. Murciélagos (Choeronycteris mexicana), tejones (Taxidea taxus) y borregos cimarrones (Ovis canadensis) en el lugar, también cuentan con categoría de “protección especial”.

“El presente artículo es propiedad de Diario El Independiente, encontrado en Inforural“.

Flores Ramos, A. (2020). Declaración de áreas protegidas en Sierras La Giganta y Guadalupe suman 6 años de retraso. Diario El Independiente. Recuperado el 04 de noviembre de 2020, de https://www.inforural.com.mx/declaracion-de-areas-protegidas-en-sierras-la-giganta-y-guadalupe-suman-6-anos-de-retraso/